Expte. nº 10509/13 “GCBA s/
queja
por
recurso
de
inconstitucionalidad denegado en: Derbiz, Alberto Manuel
c/ GCBA s/ amparo (art. 14
CCABA)”
Buenos Aires,
04
de noviembre de 2014
Visto: el expediente citado en el epígrafe,
resulta:
1. A fs. 246/247 vuelta de los autos principales —a los que
corresponderá la foliatura que en lo sucesivo se mencione, excepto
indicación expresa— la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo
Contencioso Administrativo y Tributario rechazó parcialmente el
recurso de apelación interpuesto por el demandado y, en
consecuencia, confirmó la sentencia de grado —con excepción de la
imposición de costas— que había resuelto hacer lugar a la acción de
amparo y ordenar al GCBA que incorpore al Sr. Alberto Manuel Derbiz
en el plan habitacional previsto por el decreto 690-GCBA-06
(modificado por decreto 960-GCBA-08 y decreto 167-GCBA-11), o en
su caso cualquier otro plan o medida concreta que garantice
efectivamente su derecho a la vivienda (fs. 205/208).
Contra esa decisión, el GCBA interpuso recurso de
inconstitucionalidad (fs. 254/267), que fue contestado por la parte
actora (fs. 291/309).
2. A fs. 323 el Sr. juez de Cámara Fernando Juan Lima dictó la
siguiente providencia: “Hágase saber que el impulso del trámite ante
esta instancia de los presentes actuados corresponde a las partes y
que, oportunamente, el llamado de autos a resolver o al acuerdo
deberá ser solicitado por la parte interesada”.
Luego, la parte actora acusó caducidad de instancia (fs. 324/325
vuelta), la cual fue contestada por el GCBA (fs. 330/332 vuelta).
A su turno, la Cámara resolvió declarar operada la caducidad del
recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el GCBA, con costas
(art. 62 CCAyT) (fs. 334/334 vuelta). Para así decidir, entendió que “…
desde la providencia en la que tuvo por contestado el traslado
conferido a la parte actora (v. fs. 310), hasta el planteo de caducidad de
fs. 324/325 vta., y aún considerando la providencia de fs. 323,
transcurrió el plazo de treinta (30) días previsto en el artículo 24 de la
ley Nº2145” (fs. 334 vuelta).
“2014. Año de las letras argentinas”
1
3. Contra dicha resolución, el GCBA interpuso un nuevo recurso
de inconstitucionalidad (fs. 337/347), que fue contestado por la parte
actora (fs. 352/361), y declarado inadmisible por la Cámara (fs.
364/365).
Ante dicho rechazo, el GCBA articuló la presente queja, obrante
a fs. 123/133 vuelta del incidente nº 10509.
4. A fs. 171/172 vuelta del referido incidente, la Sra. Fiscal
General Adjunta propició un pronunciamiento que rechace el recurso
directo interpuesto por la parte demandada.
Fundamentos:
La jueza Ana María Conde dijo:
1. El recurso de queja fue interpuesto en legal tiempo y forma, y
contiene una crítica suficiente del auto denegatorio del recurso de
inconstitucionalidad.
Contrariamente a lo manifestado por la Cámara en el aludido
auto denegatorio, en su recurso de inconstitucionalidad el GCBA
planteó un genuino caso constitucional en torno a la afectación de su
derecho a la defensa en juicio, que produjo la Cámara al denegarle
arbitrariamente el acceso a esta instancia para la revisión de la
sentencia de fondo dictada en autos.
A ello cabe agregar que la sentencia impugnada mediante el
presente recurso extraordinario local —que había declarado operada la
caducidad de instancia del recurso de inconstitucionalidad deducido por
el GCBA contra la sentencia de fondo dictada a fs. 246/247 vta. de los
autos principales—, si bien no constituye técnicamente la sentencia
definitiva susceptible de revisión en los términos del art. 27 de la ley
402, resulta equiparable a tal por el gravamen irreparable que causa, al
dejar firme la sentencia condenatoria de la Cámara e imposibilitarle al
GCBA continuar discutiendo la cuestión de fondo.
Por estos motivos, la queja debe ser admitida a los efectos de
analizar el recurso de inconstitucionalidad subyacente.
2. La Cámara declaró operada la caducidad de instancia del
recurso de inconstitucionalidad deducido contra la sentencia de fondo,
por considerar que entre la providencia que tuvo por contestado el
traslado de dicha impugnación (fs. 310 de los autos principales) y el
planteo de caducidad (fs. 324/325 vta. de los autos principales), aun
considerando la providencia de fs. 323 de los autos principales, había
2
Expte. nº 10509/13
transcurrido el plazo de treinta (30) días previsto en el art. 24 de la ley
2145.
Cabe aclarar que el mencionado auto de fs. 323, que no fue
notificado por cédula ni personalmente, dispuso —en lo pertinente— lo
siguiente: “(H)ágase saber que el impulso del trámite ante esta
instancia de los presentes actuados corresponde a las partes y que,
oportunamente, el llamado de autos a resolver o al acuerdo deberá ser
solicitado por la parte interesada”.
Al impugnar la declaración de caducidad de instancia, el GCBA
alegó que la Sala II incumplió con su deber de resolver la causa, y
criticó la providencia de fs. 323, por entender que una vez que la causa
se encuentra en estado de ser decidida, no es necesaria la petición de
la parte, por tratarse de una actividad del Tribunal. En este sentido,
concluyó que la instancia recursiva no había sido impulsada por una
causa atribuible a la Cámara, por lo que la caducidad era improcedente
conforme el art. 263, incs. 2 y 3, del CCAyT.
Tal como ha quedado planteada la controversia, no hay
discusión sobre el efectivo transcurso del plazo de caducidad previsto
en el art. 24 de la ley 2145. Por lo tanto, la cuestión a resolver radica en
determinar si dicha inactividad es imputable al recurrente (GCBA) o al
tribunal, para lo cual debemos analizar también la incidencia de la
providencia de fs. 323.
3. Al reglamentar el trámite del recurso de inconstitucionalidad
local, el art. 28 de la ley nº 402 establece que “(E)l recurso se interpone
por escrito, fundamentado, ante el tribunal que ha dictado la resolución
que lo motiva y dentro del plazo de diez (10) días contados a partir de
su notificación.// De la presentación en que se deduce el recurso, se da
traslado por diez (10) días a las partes interesadas, notificándolas
personalmente o por cédula. Contestado el traslado, o vencido el plazo
para hacerlo, el tribunal de la causa decide sobre la admisibilidad del
recurso, en resolución debidamente fundamentada…”
La norma transcripta le impone al tribunal competente la
obligación de resolver inmediatamente la admisibilidad del recurso de
inconstitucionalidad cuando se constata una de las siguientes dos
hipótesis: (i) contestación del traslado o (ii) vencimiento del plazo para
hacerlo. Además del traslado del recurso de inconstitucionalidad, la
normativa no contempla ningún otro trámite previo a la decisión sobre
la admisibilidad, ni mucho menos exige que dicha resolución sea
dictada “a pedido de parte”.
Por lo tanto, la providencia de fs. 323, en cuanto exige a las
partes que peticionen el llamado de autos a resolver, no solo carece de
sustento jurídico —pues entra en contradicción con el art. 28 de la ley
402—, sino también de razonabilidad, pues no se entiende para qué
“2014. Año de las letras argentinas”
3
establecer un trámite adicional —el pedido de parte— totalmente
innecesario, ya que al haber sido contestado el traslado el tribunal
estaba en condiciones de resolver inmediatamente la admisibilidad del
recurso de inconstitucionalidad.
Por otra parte, no podemos considerar que el GCBA haya
consentido tácitamente dicha providencia, pues una decisión que
implica modificar el procedimiento previsto en la normativa aplicable e
imponerle una carga procesal no prevista a las partes, no puede
considerarse notificada “ministerio legis”, sino que debió haber sido
notificada por cédula o personalmente, cosa que no se hizo.
En consecuencia, la caducidad de instancia peticionada —e
indebidamente decretada por la Cámara— resulta improcedente en los
términos del art. 263, inc. 2, del CCAyT, pues luego de contestado el
traslado del recurso de inconstitucionalidad, la siguiente y única
actividad procesal pendiente debía ser cumplida por la Cámara: el
dictado de la resolución sobre la admisibilidad de dicho recurso.
4. En mérito a lo anteriormente expuesto, voto por hacer lugar a
los recursos de queja e inconstitucionalidad deducidos por el GCBA,
revocar la decisión de fs. 334 y vuelta de los autos principales —en
tanto declaró operada la caducidad del recurso de inconstitucionalidad
de fs. 254/267—, y devolver el expediente principal a la Sala II a fin de
que se expida sobre su admisibilidad, de acuerdo con lo establecido en
el art. 28 de la ley nº 402. Costas por su orden, habida cuenta que el
accionante, ante el dictado de la providencia de fs. 323, podía
considerarse con razones valederas para resistir el recurso de
inconstitucionalidad deducido por el GCBA (conf.art. 62, segundo
párrafo, CCAyT).
El juez Luis Francisco Lozano dijo:
1. Coincido con mi colega preopinante en que corresponde
hacer lugar a los recursos de queja e inconstitucionalidad entablados
por el GCBA, porque, si bien la decisión cuestionada —aquella que
declaró operada la caducidad de instancia del recurso de
inconstitucionalidad— no es la sentencia definitiva a que se refiere el
art. 27 de la ley 402, resulta equiparable a una de esa especie en tanto
los planteos de la recurrente muestran la arbitrariedad de la decisión
que, por principio, impide a este Tribunal la revisión del
pronunciamiento de fondo a cuyo respecto la recurrente controvierte la
inteligencia que cabe asignar al art. 31 CCBA, en condiciones en que,
dado el limitado margen de precisión habilitado en el contexto
4
Expte. nº 10509/13
descripto, involucraría la competencia extraordinaria de este Tribunal
(cf. art. 113.3 CCBA).
En efecto, para sustentar la declaración de caducidad del
recurso de inconstitucionalidad, los jueces de mérito señalaron que “…
desde la providencia en la que tuvo por contestado el traslado
conferido a la parte actora (v. fs. 310), hasta el planteo de caducidad de
fs. 324/325 vta., y aún considerando la providencia de fs. 323,
transcurrió el plazo de treinta (30) días previsto en el artículo 24 de la
ley N°2145” (fs. 107vuelta de los autos principales), en cuyo contexto
dieron especial relevancia a que “[c]ontestado que fue a fs. 291/309
vta. el remedio interpuesto, el tribunal hizo saber que el impulso del
trámite ante esta instancia correspondía a las partes y que,
oportunamente, el llamado de autos a resolver o al acuerdo debía ser
solicitado por la parte interesada (fs. 323)” (fs. 107 de los autos
principales).
2. En tales condiciones, asiste razón al GCBA cuando objeta la
decisión con sustento en que desplazó arbitrariamente la carga del
impulso del proceso, y la hizo pesar, sin razones válidas, en su parte.
El art. 24 de la ley n° 2145 prevé, al respecto, que “[s]e producirá
la caducidad de la instancia del proceso cuando no se instare el curso
del procedimiento dentro del plazo de treinta (30) días, o de sesenta
(60) días en el caso de amparo colectivo. La caducidad puede ser
declarada de oficio o a pedido de parte.// Dicho plazo se computará
desde la fecha de la última petición de las partes o resolución o
actuación del/la Juez/a que tenga por objeto impulsar el proceso. El
plazo correrá durante días inhábiles, salvo los que correspondan a la
feria judicial.// Para el cómputo del plazo se descontará el tiempo en
que el proceso hubiere estado suspendido por acuerdo de las partes o
por disposición del/la Juez/a siempre que la reanudación del trámite no
quedare supeditada a actos procesales que debe cumplir la parte a
quien incumbe impulsar el proceso” (sin subrayado en el original).
A su turno, el art. 263 CCAT (cuyas disposiciones son
supletoriamente aplicables, en los términos del art. 28 de la ley n°
2145) contempla como excepción a la perención de instancia el
supuesto en que “… los procesos estén pendientes de alguna
resolución y la demora en dictarla fuere imputable al tribunal, o la
prosecución del trámite dependiere de una actividad que este código o
las reglamentaciones que dicte el Consejo de la Magistratura imponen
al/la Secretario/a o al/la Prosecretario/a administrativo/a”.
3. La cuestión, entonces, imponía establecer, primeramente,
sobre quién recaía la carga de impulsar el proceso.
“2014. Año de las letras argentinas”
5
En este orden de ideas, no viene debatido que el GCBA había
deducido recurso de inconstitucionalidad contra la sentencia de fondo
pronunciada por la Sala II a raíz del recurso de apelación deducido
también por el GCBA contra la decisión de primera instancia; y que la
parte actora había contestado el traslado de dicho recurso de
inconstitucionalidad, oportunidad en la que peticionó “[a] la Sala II: se
tenga por contestado en tiempo y forma el traslado del recurso de
inconstitucionalidad deducido por el GCBA y, en su oportunidad, se lo
declare inadmisible, con expresa imposición de costas” (fs. 309 de los
autos principales). Ello así, la providencia a que hicieron referencia los
jueces de mérito para sustentar que el pedido de pase de autos al
acuerdo debía ser requerido “… por la parte interesada” nada agrega
en este contexto en el que, reitero, medió tal pedido.
Lo dicho, en suma, conduce a señalar que, cualquiera sea el
mérito de la providencia en que el a quo buscó apoyo para alterar el
trámite reglado por la ley, las constancias no controvertidas de la causa
muestran que, requerido el pedido de resolución acerca de la
admisibilidad del recurso de inconstitucionalidad, la única actividad
pendiente se encontraba a cargo del Tribunal, razón por la cual no es
posible entender que, de acuerdo a la regla del art. 263 CCAT,
estuviera corriendo el plazo de caducidad de instancia.
4. Por lo dicho, voto por hacer lugar a la queja de fs.
123/133vuelta y al recurso de inconstitucionalidad que vino a defender,
revocar la decisión de fs. 107/107vuelta, y reenviar la causa al a quo
para que resuelva acerca de la admisibilidad del recurso de
inconstitucionalidad de fs. 254/267 de los autos principales.
El juez José Osvaldo Casás dijo:
Comparto —en lo sustancial— los desarrollos concordantes
contenidos en los votos de los jueces Ana María Conde y Luis
Francisco Lozano y, en consecuencia, a ellos remito en homenaje a la
brevedad.
Por lo expuesto, suscribo también la solución que propician mis
aludidos colegas.
Así lo voto.
La juez Inés M. Weinberg dijo:
6
Expte. nº 10509/13
1. De forma coincidente con lo expresado por mis colegas Ana
María Conde y Luis Francisco Lozano, la caducidad declarada por la
Alzada resulta improcedente toda vez que no puede imputarse al
recurrente la inactividad en que se fundamenta su decisión.
La Ley 402 —al reglamentar el trámite del recurso de
inconstitucionalidad por ante este Tribunal— expresamente indica que
“contestado el traslado, o vencido el plazo para hacerlo, el tribunal de la
causa decide sobre la admisibilidad del recurso, en resolución
debidamente fundamentada” (conf. art 28).
No se advierte de ello que —contrariamente a lo sostenido por la
Cámara— corresponda a la parte interesada solicitar el llamado de
autos a resolver. Es precisamente el tribunal de la causa quien debió
expedirse acerca de la admisibilidad del recurso inmediatamente
después de contestado el traslado —obrante a fs. 291/309—, sin que
exista un respaldo legal para exigir del apelante una petición expresa a
tal fin.
Se trata entonces de una actividad que concierne a la Cámara,
razón por lo que la providencia de fs. 323 de autos principales que
desplaza la carga del impulso del proceso a la parte interesada —
notificada por ministerio legis—, carece de todo respaldo jurídico.
2. Asimismo, si bien el plazo para decretar la caducidad de la
instancia se computa desde la fecha de la última petición de las partes
o actuación del magistrado que tenga por objeto impulsar el proceso
(conf. art. 24 ley 2145), el art. 263 CCAyT —de aplicación supletoria
conf. art. 28 ley 2145— establece que la caducidad no se produce
cuando se halle pendiente alguna resolución y que la demora en
dictarla fuera imputable al propio tribunal.
Tal como se desprende de lo actuado, no pudo operarse la
perención de la instancia al no expedirse el ad quem acerca de la
admisibilidad del recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el
GCBA, actividad ésta a cargo de la Cámara.
3. En virtud de lo expuesto, voto por hacer lugar a la queja
impetrada por el GCBA, y al recurso de inconstitucionalidad planteado
y, en consecuencia, revocar la sentencia de fs. 107 y vuelta,
reenviando el expediente principal a la Sala II para que se expida sobre
la admisibilidad del recurso de inconstitucionalidad interpuesto.
Así lo voto.
La jueza Alicia E. C. Ruiz dijo:
“2014. Año de las letras argentinas”
7
1. Frente a la declaración de caducidad de la instancia del
recurso de inconstitucionalidad que la Ciudad planteara contra el fallo
de Cámara que había confirmado parcialmente la sentencia de grado
que acogiera la acción de amparo iniciada por Alberto Manuel Derbiz,
el GCBA debió presentarse en queja ante el Tribunal en el plazo de dos
días establecido en el artículo 23 de la ley nº 2145, computados a partir
de la notificación practicada el 26/08/2013 (fs. 336 y vuelta, autos
principales) de la decisión pronunciada por la alzada el 20/08/2013 (fs.
334 y vuelta, autos principales).
El cargo obrante en la queja está fechado el 17/12/2013 (fs. 133
vuelta del expediente n° 10509). Por ello, el recurso de hecho del
Gobierno fue presentado vencido en exceso el plazo para hacerlo, lo
que sella su suerte adversa.
2. Por lo expuesto, voto por rechazar la queja intentada.
Por ello, emitido el dictamen por la Sra. Fiscal General Adjunta,
por mayoría,
el Tribunal Superior de Justicia
resuelve:
1. Admitir la queja y hacer lugar al recurso de
inconstitucionalidad interpuesto por el Gobierno de la Ciudad Autónoma
de Buenos Aires.
2. Revocar la sentencia de fs. 364/365 de los autos principales y
reenviar las actuaciones a la Sala II de la Cámara de Apelaciones en
lo Contencioso Administrativo y Tributario para que resuelva acerca de
la admisibilidad del recurso de inconstitucionalidad de fs. 254/267 de
esas actuaciones.
3. Mandar que se registre, se notifique, se agregue la queja al
principal y, oportunamente, se devuelva al tribunal remitente.
8
Expte. nº 10509/13
“2014. Año de las letras argentinas”
9
Descargar

Expte. nº 10509/13 “GCBA s/ queja por recurso

EXAMEN DERECHO CONSTITUCIONAL I, JUNIO 2007:

EXAMEN DERECHO CONSTITUCIONAL I, JUNIO 2007:

LegislaciónDerecho constitucionalTribunal Constitucional

TEMA 38: Concepto, organización y atribuciones básicas. I.− Concepto:

TEMA 38: Concepto, organización y atribuciones básicas. I.− Concepto:

Derecho Constitucional españolInterpretación de la Constitución española de 1978ComposiciónRecurso de amparoControl de leyesAtribución

EXAMEN: DERECHO CONSTITUCIONAL II. FEBRERO 2006

EXAMEN: DERECHO CONSTITUCIONAL II. FEBRERO 2006

Derechos FundamentalesLegislaciónDerecho constitucionalComunidades Autónomas

Sentencia:

Sentencia:

Síntesis SentenciaAntecedemtesFundamentos jurídicosFallo

Incidente abandono procedimiento

Incidente abandono procedimiento

Práctica forenseDesistimiento procesoDerecho Procesal Chileno