es lo poco con justicia que la
muche
:
Dr. MILTON RAY GUEVARA Honorable Magistrado
Presidente y a los demás jueces que integran el
Tribunal Constitucional Dominicano.
Vía
:
Secretaria.
Asunto
:
Acción Directa de Inconstitucionalidad Parcial contra
los artículos 107, 108, 109 y 110 de la ley 550-14, que
instituye un nuevo Código Penal en la República
Dominicana.
Infracción alegada
:
Inconstitucionalidad derivada de la colisión entre el
texto de la Constitución artículos 6, 7, 37,76, 93, 102
103 y 112, y el contenido y procedimiento utilizado
para aprobar las observaciones al Código Penal.
Base legal
:
Constitución de la República, artículos 2, 7, 75, 139,
184, 185 y la Ley 137-11, orgánica del Tribunal
Constitucional, de los Procedimientos Constitucionales
(LOTCPC), G. O. Núm. 10622, del 15 de junio de 2011.
Accionante
:
FUNDACIÓN JUSTICIA Y TRANSPARENCIA (FJT).
Abogados
:
TRAJANO VIDAL POTENTINI A., JOSÉ ERNESTO
MARTE PIANTINI, D’ANYELIZ VILORIO RAMOS Y
HERIBERTO RIVAS RIVAS.
Anexos
:
Copia de la ley 550-14 promulgada por el Poder
Ejecutivo en fecha 19 de diciembre del 2014.
Página
Al
1
INSTANCIA INTRODUCTIVA DE ACCION DIRECTA DE INCONSTITUCIONALIDAD
PARCIAL CONTRA LA LEY 550-14 QUE INSTITUYE EL NUEVO CÓDIGO PENAL
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
es lo poco con justicia que la
muche
Honorables Magistrados:
La Fundación Justicia y Transparencia (FJT), Asociación sin fines de lucro,
organizada de conformidad con la Ley No. 520, de fecha 16 de Julio del 1920,
derogada por la Ley 122-05, de fecha 3 de Mayo del 2005, que regula y fomenta Las
Asociaciones sin Fines de Lucro, incorporada mediante decreto del Poder Ejecutivo
No. 1593-04, de fecha dieciséis (16) de diciembre de 2004, provista del registro
nacional del contribuyente (RNC), No. 4-30-15983-2, Registrada en el Centro
Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones Sin Fines de Lucro, con el No.
6,256 de fecha 22 de agosto del 2014, con sus oficinas y domicilio social en la Calle
Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional,
República Dominicana, debidamente representada en la doble calidad de abogado
constituido y presidente de la fundación, Lic. Trajano Vidal Potentini Adames,
dominicano, mayor de edad, soltero, titular de la cédula de identidad y electoral No.
001-0372783-0, y conjuntamente con los Licdos. José Ernesto Marte Piantini,
dominicano, mayor de edad, casado, titular de la cédula de identidad y electoral No.
001-0526893-2, D’anyeliz Vilorio Ramos, dominicana, mayor de edad, soltera,
titular de la cédula de identidad y electoral No. 229-0005433-3, y Heriberto Rivas
Rivas, dominicano, mayor de edad, casado, titular de la cédula de identidad y
electoral No. 078-0006954-9, abogados de los tribunales de la República, todos con
domicilio y residencia en esta ciudad de Santo Domingo, quienes para todos los fines
y consecuencias legales del presente acto hacen formal elección de domicilio en el
local y dirección de la Fundación Justicia y Transparencia, acto mediante el cual
tenemos a bien interponer formalmente la presente acción directa de
inconstitucionalidad parcial en contra de los artículos 107, 108, 109 y 110 de la
ley 550-14, que instituye un nuevo Código Penal en la República Dominicana, todo
ello en atención a los dictados de la Constitución de la República y de la Ley 137-11,
orgánica del Tribunal Constitucional y de los Procedimientos Constitucionales
(LOTCPC), G. O. Núm. 10622, del 15 de junio de 2011, como se expone a
continuación:
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que el accionante, Fundación Justicia y Transparencia (FJT) es una
entidad de la sociedad civil, debidamente organizada de conformidad con la leyes de
la República Dominicana, tal como se afirma en la primera parte de esta misma
instancia, la cual tiene como fines y propósitos fundamentales, entre otros el de
2
I. CALIDAD Y LEGITIMIDAD PARA ACTUAR
es lo poco con justicia que la
muche
velar por la promoción y fiel cumplimiento de la Constitución de la República y de
todas aquellas leyes dictadas para proteger y beneficiar a la sociedad dominicana en
el reconocimiento efectivo de sus derechos ciudadanos y en especial velar y hacer
votos para que prevalezca y se respete la institucionalidad.
ATENDIDO: A que la nueva Constitución dominicana empodera a la ciudadanía con
diversas herramientas de participación popular y control social, en el marco del
denominado Estado Social y Democrático de Derecho, previsto en el artículo 7, y con
ello el tránsito de una democracia representativa a una democracia participativa,
todo ello en atención al artículo 2, el cual prevé lo siguiente:
“Soberanía popular. La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, de quien emanan
todos los poderes, los cuales ejerce por medio de sus representantes o en forma directa,
en los términos que establecen esta Constitución y las leyes”.
ATENDIDO: A que el artículo 139 de la Constitución de la República faculta a los
ciudadanos-para exigir por intermedio de los tribunales de la República, el
sometimiento pleno a la legalidad de la administración pública en todos sus actos.
ATENDIDO: A que la Constitución dominicana establece en su artículo 75 los
llamados deberes fundamentales, inherentes a todos los dominicanos, como una
función deontológica e imperativa, de cara a un compromiso y deber cívico con la
patria, previendo en sus numerales 1 y 12 lo siguiente:
75.1 Acatar y cumplir la Constitución y las leyes, respetar y obedecer las autoridades
establecidas por ellas;
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que la jurisprudencia internacional ha consagrado la facultad social
de control democrático del poder, lo que se realiza, en palabras de la Corte
Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por parte de la sociedad a través de la
opinión pública, lo que de hecho […] fomenta la transparencia de las actividades
estatales y promueve la responsabilidad de los funcionarios sobre su gestión pública
(sentencia de fecha 19 de septiembre de 2006 (caso Claude Reyes y otros Vs. Chile,
párrafo 87).
3
75.12 Velar por el fortalecimiento y la calidad de la democracia, el respeto del
patrimonio público y el ejercicio transparente de la función pública.
es lo poco con justicia que la
muche
ATENDIDO: A que no obstante lo anterior, tanto la Constitución en su Art. 185.1
como la Ley No. 137-11, en su Art. 37, exigen al accionante la acreditación de su
legitimación activa para promover una acción directa de inconstitucionalidad, la
cual se tiene en cualquiera de los tres supuestos siguientes:
1. Al ser Presidente de la República.
2. Al alcanzar la tercera parte de los miembros del Senado o de la Cámara de
Diputados.
3. Al ser una persona con un interés legítimo y jurídicamente protegido.
ATENDIDO: A que la Suprema Corte de Justicia, en funciones de Corte de Casación,
ha entendido que una parte tiene interés legítimo y jurídicamente protegido bajo el
abrigo y concepto de “parte interesada” y al respeto, la jurisprudencia constitucional
nos dice lo siguiente:
“Parte interesada, particularmente en cuanto al “derecho a demandar la
inconstitucionalidad de la ley por vía directa”, es necesariamente … aquella que figure
como tal en una instancia, contestación o controversia de carácter administrativo o
judicial, o contra la cual se realice un acto por uno de los poderes públicos, basado en
una disposición legal, pretendidamente inconstitucional, o que justifique un interés
legítimo, directo y actual, jurídicamente protegido, o que actúe como denunciante de
la inconstitucionalidad de la ley, decreto, resolución o acto, para lo cual se requerirá
que la denuncia sea grave y seria”.
Página
En el caso de la especie, el accionante es la Fundación Justicia y Transparencia, y
reiteramos se trata de una entidad creada acorde la legislación dominicana y con
capacidad jurídica para actuar en justicia, cuya misión es velar por el respeto la
institucionalidad, el estado de derecho, el imperio de la ley, la democracia y la
transparencia en el manejo de la cosa pública.
4
Aún más, el Tribunal Constitucional actual por sentencia con carácter vinculante
como todas sus decisiones ha recuperado la validez de la figura del denunciante de
la inconstitucionalidad como parte autorizada para la interposición del recurso.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
es lo poco con justicia que la
muche
No obstante lo anterior, ha sido doctrinalmente admitido que cualquier persona
física o jurídica tiene legitimación activa para impugnar una norma que atenta
contra el orden constitucional, partiendo de que la acción directa de
constitucionalidad es una verdadera acción popular, ya que todos los ciudadanos
tenemos derecho a la tutela del orden constitucional.
En referencia a la acción de inconstitucionalidad, la Sala Constitucional del Tribunal
Supremo de Venezuela, mediante sentencia No. 1077, emitida en fecha 22 de
septiembre de 2000, sostuvo que:
"Cualquier persona capaz procesalmente tiene interés procesal y jurídico para
proponerla, sin necesidad de un hecho histórico concreto que lesione la esfera jurídica
privada del accionante". En este caso, el accionante hace las veces de "un tutor de la
constitucionalidad y esa tutela le da el interés para actuar, haya sufrido o no un daño
proveniente de la inconstitucionalidad de una ley". Este criterio fue complementado
mediante sentencia No. 37 del 27 de enero de 2004, al referir que: “La inadmisión, de
darse, se producirá normalmente a causa de la evidencia de que el demandante carece
del más mínimo interés, toda vez que las acciones judiciales deben tener una
justificación que no sea la meramente teórica”.
ATENDIDO: A que uno de los principios rectores de la justicia constitucional es la
accesibilidad, en tal sentido, el Art. 7.1 de la Ley No. 137-11, refiere que: “La
jurisdicción debe estar libre de obstáculos, impedimentos, formalismos o ritualismos
que limiten irrazonablemente la accesibilidad y oportunidad de la justicia”.
II. RELACIÓN DE HECHOS Y ACONTECIMIENTOS
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que como se recordará, se hizo hincapié en la probable
responsabilidad civil y penal de los médicos que se vieren obligados a practicar
abortos, alegatos que no se quedaron en la etapa de discusión del proyecto de
reforma constitucional sino que, actualmente siguen siendo objeto de reiterada
5
ATENDIDO: A que la consagración del “derecho a la vida desde la concepción”, tal
como figura en el artículo 37 constitucional, provocó ásperas confrontaciones
teóricas entre los diferentes sectores de la vida nacional que propugnaban por
posiciones encontradas respecto al alcance constitucional que debería tener este
derecho fundamental.
es lo poco con justicia que la
muche
exposición, como ha podido apreciarse en las constantes y actuales confrontaciones
con el recién observado, y ya hoy aprobado y promulgado Código Penal.
ATENDIDO: A que constituía una necesidad imperiosa, el renovar el actual Código
Penal con más de 130 años de vigencia, en el entendido de que ello vendría a
complementar la reforma procesal penal, además de ser indispensable para la
eficiente ejecución de la política criminal del Estado dominicano.
ATENDIDO: A que el nuevo Código Penal establece una clasificación bipartita de la
infracción, diferente a la actual, de factura aun francesa que se sustenta en el viejo
ordenamiento de juzgamiento criminal, hoy día ya descontextualizado del vigente
código procesal penal, además y como razón fundamental de nuestro pedido el
hecho de que el Código Penal varía sustancialmente el régimen de las penas y con
ello algunos de los elementos que sirven de base al código procesal penal.
ATENDIDO: A que de igual manera se hace indispensable para el sistema jurídico
penal de la República Dominicana armonizar y actualizar los instrumentos de
política criminal, en razón de los nuevos tipos penales, aun sin previsión legal en
nuestra legislación, tales como el sicariato, el feminicidio, el autor intelectual el
necesario cúmulo de penas, entre otros delitos y situaciones a la que el Código Penal
viene a darle repuesta.
ATENDIDO: A que hace 14 años que la reforma al Código Penal fue depositada en el
Congreso Nacional, sin que hasta el momento se haya conseguido una repuesta
cónsona con la constitución y nuestro ordenamiento jurídico, además de la funesta y
fallida experiencia del 2006, cuando fruto de presiones y situaciones similares a las
acaecidas con el tema del aborto se dejó en un limbo jurídico al entonces aprobado
Código Penal.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A en fecha 18 de noviembre del 2014, la Cámara de Diputados de la
República Dominicana- aprobó el nuevo “Código Penal de la República Dominicana”;
contando con el voto favorable de 132 diputados y tres votos en contra, lo cual
6
ATENDIDO: A que no obstante las virtudes y necesidad de remozar la legislación
penal dominicana, es indispensable que se haga con apego irrestricto a la
institucionalidad, respetando y observando los dictados constitucionales, como
única forma de garantizarle al nuevo Código Penal su permanencia y legitimidad.
es lo poco con justicia que la
muche
constituye una mayoría calificada cumpliendo con las disposiciones del artículo 112
de la constitución, que lista las materias propias de las leyes orgánicas, lo mismo ya
había sido observado por el Senado de la República, cuando también casi a
unanimidad aprobó el proyecto de ley del Código Penal con 16 votos a favor de los
17 senadores presentes, con la abstención del representante de Santiago, Julio César
Valentín, en fecha (02)dos de julio del año 2014.
ATENDIDO: A que fruto de la referida aprobación, donde cabe anotar se cumplieron
con todos los trámites constitucionales, dotando al país hasta ese momento de un
código sancionado como ley, solo a la espera de la promulgación presidencial, en
cuya espera se gestaron en el país movimientos y opiniones divergentes a favor y en
contra del código, grupos de mucho arraigo religioso de un lado, y movimientos
feministas del otro lado, además de sectores sociales y medios de comunicación
también con pareceres divididos.
ATENDIDO: A que producto de la presión y los intereses encontrados, el Poder
Ejecutivo formuló algunas observaciones al Código Penal, devolviéndolo a la Cámara
de Diputados, refiriéndose exclusivamente al articulado que prevé las regulaciones
relativas al aborto, contenidas en los artículos 107, 108, 109 y 110 de la referida
pieza legislativa.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que, luego de que una ley o código es aprobado por el congreso y
remitido al ejecutivo para su promulgación, y este lo observa como en el presente
contexto, el congreso podrá, una vez apoderado de las observaciones en los
términos de los artículos 101, 102 y 103 de la constitución, acogerlas o rechazarlas
para lo que necesitará de mayoría calificada, máxime que se trata de una ley
orgánica como lo es el caso del Código Penal, y en el caso de no obtemperar en
7
ATENDIDO: A que, las observaciones hechas por el Poder Ejecutivo se limitaron a
una serie de consideraciones generales, incluso impracticables al tenor de la
Constitución dominicana, y más aún sin presentar la redacción concreta o alterna de
sus propuestas, dejando a la discreción del congreso la posibilidad o no de ampliar
la cobertura del aborto, pese a conocer el ejecutivo que la Constitución, ni los
Tratados sobre Derechos Humanos, dan espacio a su despenalización, salvo el
exclusivo caso del aborto terapéutico previsto en el artículo 42.3 de la Carta Magna,
o en su defecto el Tribunal Constitucional a partir de un ejercicio de ponderación
sobre derechos fundamentales en conflictos como veremos más adelante.
es lo poco con justicia que la
muche
ninguno de los sentidos planteados y transcurridas dos legislaturas ordinarias sin
respuesta, serán entonces acogidas automáticamente las observaciones del
presidente.
ATENDIDO: A que al tenor de lo expresado en el párrafo anterior, de acogerse las
observaciones del presidente por inercia de las cámaras legislativas, se desprende
que constitucionalmente el Poder Ejecutivo tiene la inequívoca obligación de
plantear concretamente los puntos observados, no solamente motivaciones, sino
además la redacción clara y precisa de su propuesta, cosa que no ha ocurrido con el
Código Penal, donde solo vimos consideraciones generales e incluso al margen de
las posibilidades constitucionales.
ATENDIDO: A que las observaciones presidenciales procuraron en términos
generales la posibilidad de establecer tres excepciones no contempladas en la
penalización del aborto, específicamente en los casos de violación sexual, incesto y
malformación del feto.
ATENDIDO: A que los diputados solo se limitaron a conocer única y exclusivamente
de las observaciones del Poder Ejecutivo, en razón de que objetivamente el resto del
código no había sido cuestionado, operando así una especie de cosa juzgada sobre el
resto del contenido del código aprobado válidamente, sin la necesidad de volver
sobre sus pasos, quedando los legisladores solo atados a los observaciones del
ejecutivo, que precisamente era de lo que estaban apoderado.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que pese a las inobservancias y violaciones de tipo legal y
constitucional, verificadas en el proceso de sanción legislativa, el Poder Ejecutivo
promulgó el nuevo Código Penal- bajo la Ley No. 550-14, del 19 de diciembre de
2014.
8
ATENDIDO: A que la Cámara de Diputados suplió con un texto alterno las
observaciones hechas por el Poder Ejecutivo, y con ello aprobando el Código Penal
el 16 de diciembre del 2014, con 93 votos a favor, 69 en contra y 12 no votaron, lo
cual constituye una mayoría simple, contraria a la Constitución como explicaremos
más adelante, e inmediatamente enviándolo al Poder Ejecutivo para su
promulgación, todo ello sin pasar por la cámara del Senado para refrendar con
mayoría calificada por tratarse de una ley orgánica su aprobación.
es lo poco con justicia que la
muche
ATENDIDO: A que resulta inaceptable para la Fundación Justicia y Transparencia, al
margen incluso de la necesidad de la entrada en vigencia del Código Penal, el validar
y permitir que se haya atropellado la institucionalidad y la Constitución de la
República- al aprobarlo violando la Constitución y el procedimiento legislativo,
además de Tratados Internacionales en materia de Derechos Humanos, como
veremos más adelante.
III. ASPECTOS JURÍDICOS PROCESALES
1. Competencia y Jurisdicción
ATENDIDO: A que en el ordenamiento jurídico dominicano el Tribunal
Constitucional está llamado a garantizar la supremacía de la Constitución, la defensa
del orden constitucional y la protección de los derechos fundamentales (Art. 184 de
la Constitución), siendo una de sus atribuciones conocer en única instancia de las
acciones directas de inconstitucionalidad contra las leyes, decretos, reglamentos,
resoluciones y ordenanzas, que infrinjan por acción u omisión, alguna norma
sustantiva, a instancia del Presidente de la República, de una tercera parte de los
miembros del Senado o de la Cámara de Diputados y de cualquier persona con
interés legítimo y jurídicamente protegido (Arts. 185.1 de la Constitución, 36 y 37de
la Ley 137-11).
ATENDIDO: A que La acción directa en inconstitucionalidad, como proceso
constitucional, está reservada para la impugnación de aquellos actos estatales de
carácter normativo y alcance general (Sentencia TC/0051/12 d/f 19/10/2012).
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que el Tribunal Constitucional dominicano ha interpretado, en
calidad de precedente, que como institución fue creada por la Constitución del 26 de
enero de 2010, con la finalidad de tutelar los derechos y garantías fundamentales y
mantener la supremacía de la Constitución. (Sentencia TC/0026/12, Expediente TC04-2012-0010).
9
ATENDIDO: A que de lo anterior se desprende que el Tribunal Constitucional es
competente para conocer de la presente acción directa de inconstitucionalidad
contra una norma emanada del Congreso Nacional la cual tiene y surte efectos con
carácter general por tratarse de una ley.
es lo poco con justicia que la
muche
ATENDIDO: A que al respecto, vale observar que el concepto de supremacía
constitucional implica la subordinación a sus disposiciones de todos los actos
emanados de los poderes constituidos que forman el gobierno ordinario, al menos
en dos vertientes estrechamente interconectadas: la concepción de la ley como regla
general, que obliga a todos y que no puede ser vulnerada en los actos de su
aplicación, y la concepción plural del poder.
ATENDIDO: A que, en efecto, esa interpretación es acorde con el artículo 1 de la Ley
No. 137-11, Orgánica del Tribunal Constitucional y de los Procedimientos
Constitucionales (LOTCPC), en virtud del cual se dispone que “El Tribunal
Constitucional-es el órgano supremo de interpretación y control de la
constitucionalidad. Es autónomo de los poderes públicos y de los demás órganos del
Estado”.
ATENDIDO: A que el Tribunal Constitucional es garante y promotor del Estado
Social y Democrático de Derecho, que de acuerdo al artículo 7 de la Carta Magna,
está fundado en el respeto de la dignidad humana, los derechos fundamentales, el
trabajo, la soberanía popular y la separación e independencia de los poderes
públicos.
ATENDIDO: A que es función esencial del Estado, la protección efectiva de los
derechos de la persona, el respeto de su dignidad y la obtención de los medios que le
permitan perfeccionarse de forma igualitaria, equitativa y progresiva, dentro de un
marco de libertad individual y de justicia social, compatibles con el orden público, el
bienestar general y los derechos de todos y todas. (Art. 8 de la Constitución).
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que existe infracción constitucional cuando haya contradicción del
texto de la norma, acto u omisión cuestionado, de sus efectos o de su interpretación
o aplicación con los valores, principios y reglas contenidos en la Constitución y en
los tratados internacionales sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la
República Dominicana o cuando los mismos tengan como consecuencia restar
10
ATENDIDO: A que la mejor doctrina sobre la justicia constitucional afirma que el
Tribunal Constitucional no enjuicia hechos concretos sino que se limita a controlar
la compatibilidad entre dos normas igualmente abstractas, las dos: la Constitución y
la Ley, eliminando la norma incompatible mediante una sentencia constitutiva.
es lo poco con justicia que la
muche
efectividad a los principios y mandatos contenidos en los mismos, como se ha
demostrado en la especie.
2. Procedimiento
La Constitución, en su artículo 189 delega en la ley la regulación de los
procedimientos constitucionales. En tal sentido, la Ley No. 137-11 establece en el
artículo 38 que el escrito contentivo de la acción directa de inconstitucionalidad es
presentado ante la Secretaría del Tribunal Constitucional y debe exponer sus
fundamentos en forma clara y precisa, con cita concreta de las disposiciones
constitucionales que se consideren vulneradas.
Según el artículo 37, de la referida ley LOTCPC, “La Acción directa en
inconstitucionalidad podrá ser interpuesta, a instancias del Presidente de la República,
de una tercera parte de los miembros del Senado o de la Cámara de Diputados y de
cualquier persona con un interés legítimo jurídicamente protegido”.
Así mismo, el artículo 36 dispone que: “La Acción Directa de Inconstitucionalidad se
interpone ante el Tribunal Constitucional contra las leyes, decretos, reglamentos,
resoluciones y ordenanzas, que infrinjan por acción u omisión, alguna norma
sustantiva”.
Página
De acuerdo con el artículo 41: “Una vez vencido el plazo, se convocará a una
audiencia oral y pública, a fin de que el accionante, la autoridad de la que emana la
norma o el acto cuestionado, y el Procurador General de la República, presenten sus
conclusiones. Y la no comparecencia de las partes no impide el fallo de la Acción en
Inconstitucionalidad”.
11
Al tenor del contenido del artículo 39: “Si el Presidente del Tribunal Constitucional
considerare que se han cumplido los requisitos precedentemente indicados, notificará
el escrito al Procurador General de la República y a la autoridad de la que emane la
norma o acto cuestionado, para que en el plazo de treinta días, a partir de su
recepción, manifiesten su opinión. La falta de dictamen del Procurador o de las
observaciones de la autoridad cuya norma o acto se cuestione no impide la
tramitación y fallo de la acción en Inconstitucionalidad”.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
es lo poco con justicia que la
muche
Conforme lo prescribe el artículo 43: “El Tribunal Constitucional deberá resolver la
Acción en Inconstitucionalidad dentro de un término máximo de cuatro meses, a partir
de la fecha en que concluya la vista”.
El artículo 45 dispone: “Las sentencias que declaren la Inconstitucionalidad y
pronuncien la anulación consecuente de la norma o los actos impugnados, producirán
cosa juzgada y eliminaran la norma o acto del ordenamiento. Esa eliminación regirá a
partir de la publicación de la sentencia”.
Conforme con el artículo 46: “Las sentencia que declare la Inconstitucionalidad de
una norma o disposición general, declarará también la de cualquier precepto de la
misma o de cualquier otra norma o disposición cuya anulación resulte evidentemente
necesaria por conexidad, así como la de los actos de aplicación cuestionados”.
El Tribunal Constitucional, al dictar sus sentencias, puede tomar las providencias
necesarias para que la ejecución de las mismas sea eficaz.
De acuerdo con el artículo 50, de la referida Ley No. 137-11: “El Tribunal dispondrá
en la sentencia o en actos posteriores, el responsable de ejecutarla y en su caso,
resolver las incidencias de la ejecución conforme las disposiciones del artículo 89 de la
presente Ley”.
ATENDIDO: A que la Ley No. 137-11 en su artículo 6 establece que se tendrá por
infringida la Constitución cuando haya contradicción del texto de la norma, acto u
omisión cuestionado, de sus efectos o de su interpretación o aplicación con los
valores, principios y reglas contenidos en la Constitución y en los tratados
internacionales sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la República
Dominicana o cuando los mismos tengan como consecuencia restar efectividad a los
principios y mandatos contenidos en los mismos.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que el Artículo 6 de la Constitución bajo el epígrafe de “Supremacía
de la Constitución”, establece que: “Todas las personas y los órganos que ejercen
potestades públicas están sujetos a la Constitución, norma suprema y fundamento del
ordenamiento jurídico del Estado. Son nulos de pleno derecho toda ley, decreto,
resolución, reglamento o acto contrarios a esta Constitución”.
12
IV. RELACIÓN Y MOTIVACIONES DE DERECHO
es lo poco con justicia que la
muche
ATENDIDO: A que, conforme al artículo 37 de la Constitución establece:
“El derecho a la vida es inalienable desde la concepción hasta la muerte. No podrá
establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte”. Es decir,
que en la Carta Magna no se dejó ningún resquicio para el reconocimiento de
dispensas en materia de abortos.
ATENDIDO: A que, de igual manera, acuerdos y tratados internacionales suscritos
por la República Dominicana dan mayor cobertura a dicha protección, al contemplar
al feto como un sujeto de derecho; es por ello que el artículo 4 de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José), del 22 de noviembre de
1969 dispone, y cito:
“Artículo 4. Derecho a la vida. 1. Toda persona tiene derecho a que se respete su vida.
Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la
concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”.
Página
ATENDIDO: A que los derechos no se tienen después del nacimiento, sino antes, tal
como se desprende del artículo 715 del Código Civil, al disponer, en sentido general,
que para heredar basta con estar concebido al momento de la apertura de la
sucesión. No cabría esperar, por tanto, que sea posible heredar pero no se tengan
otros derechos, particularmente el de la vida, cuyo respeto es lo que hace posible
otros derechos. La conclusión necesaria es que el producto o feto sí tiene derechos,
entre ellos el de la integridad personal.
13
ATENDIDO: A que la Convención Americana sobre Derechos Humanos, tiene fuerza
de ley y valor vinculante con rango constitucional para el país, esto así de
conformidad con el denominado bloque de la constitucionalidad, el cual fue
establecido por jurisprudencia constante de nuestra Suprema Corte de Justicia (y
por la Resolución 1920/2003, del mismo órgano judicial), además de diversas
sentencias del Tribunal Constitucional, que priorizan los tratados internacionales
sobre derechos humanos como equivalentes a las normas y los preceptos
constitucionales, esto así en los términos del artículo 74.3 de la Constitución
dominicana, cuando le asigna a los mismos un valor vinculante para todos los
poderes públicos.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
es lo poco con justicia que la
muche
ATENDIDO: A que en el curso del conocimiento de las observaciones hechas por el
Poder Ejecutivo, la Cámara de Diputados, incurrió en diversas violaciones de
carácter legal y constitucional en materia de la formación de las leyes, entre las
cuales, pueden citarse:
a) Violación al Reglamento Interno de la Cámara de Diputados, pasando por encima
a la Comisión de Justicia, a la que se había encomendado el estudio de las
observaciones presidenciales, eludiendo su conocimiento e impidiendo el debate de
su propuesta;
b) Violación a la disposición que le ordena dejar la conducción de la sesión en
manos de la vicepresidencia de la Cámara de Diputados, cuando se conozca un
proyecto del Presidente de la Cámara, y ante las objeciones de algunos miembros,
obviando además la consulta al plenario;
c) Se ignoró el proyecto que en la sesión anterior había sometido la diputada
GUADALUPE VALDEZ para convertir en ley las observaciones presidenciales al
Código Penal, violentando el derecho de esa legisladora;
d) Se aprobó solo una parte de las observaciones del Poder Ejecutivo, puesto que, en
lugar de someter a votación separada la acogida o no de las observaciones
presidenciales, en cambio, el presidente de la cámara presentó y sometió a votación
su propio proyecto, es decir, de los tres (3) casos de aborto en los cuales el
Presidente de la República pedía que se exceptuaran de las sanciones penales; en las
circunstancias en que peligra la vida de la madre, en caso de violación o incesto, y
cuando el feto en formación presentara malformación incompatible con la vida, la
Cámara de Diputados solo aprobó la primera, remitiéndose las otras dos
excepciones a la elaboración de una ley especial, de modo que se terminó
modificando la propuesta de observación presidencial; tal y como se puede apreciar
en el texto alterno integro presentado y aprobado como sigue a continuación:
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
Artículo 107. Aborto. Salvo lo previsto en el artículo 110, quien mediante alimentos,
brebajes, medicamentos, sondeos, tratamientos o por cualquier otro medio cause la
14
Texto Aprobado. (Tomado de http://www.elcaribe.com.do/2014/12/16/diputadosacogen-observaciones-danilo-codigo-enal#sthash.4WVVZpUt.dpuf)
es lo poco con justicia que la
muche
interrupción del embarazo de una mujer o coopera con dicho propósito, aun cuando
esta lo consienta, será sancionado con dos o tres años de prisión menor.
Párrafo I: La misma pena se impondrá a la mujer que se provoque un aborto o que
consienta en hacer uso de las sustancias que ese objeto se le indiquen o administren, o
que consienta en someterse a los medios abortivos antes indicados, siempre que el
aborto se haya efectuado.
Párrafo II: Si no se produce el aborto pero se causa al feto una lesión o enfermedad
que perjudique de forma grave su normal desarrollo u origine en él una severa tara
física o síquica, el autor será sancionado con uno a dos años de prisión menor.
Artículo 108. Penas a profesionales médicos o parteras. Los médicos, enfermeras,
farmacéuticos y otros profesionales de la medicina, así como las parteras, que,
abusando de su profesión u oficio, causen o ayuden a causar el aborto serán
sancionados con cuatro a diez años de prisión mayor.
Artículo 109. Penas por muerte de la mujer. Si los hechos incriminados en los
artículos 107 y 108 de este código causan la muerte de la mujer, el culpable será
sancionado con diez a veinte años de prisión mayor.
Artículo 110. Eximentes. La interrupción del embarazo practicado por personal
médico especializado en establecimiento de salud, públicos o privados, no es punible si
se agotan todos los medios científicos y técnicos disponibles para salvar las dos vidas,
hasta donde sea posible.
Página
e) El presidente de la Cámara de Diputados, sometió a voto una propuesta de
redacción, de la cual no se tenía ni conocimiento, ni noticia alguna, conjuntamente
con las observaciones, y de paso desconociendo otras redacciones formuladas por
miembros del hemiciclo, en franca y abierta transgresión a su propio reglamento
interno, específicamente en el artículo 98, cuando dispone que:
15
Párrafo. La interrupción del embarazo por causa de violación, incesto, o el originado
en malformaciones del embrión incompatible con la vida clínicamente comprobada,
estarán sujetos a los requisitos que se establezcan mediante ley especial.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
es lo poco con justicia que la
muche
“Cuando se esté discutiendo un asunto, a fin de conservar rigurosamente la unidad del
debate, no podrá presentarse moción alguna sobre la misma materia mientras no se
haya resuelto al respecto”.
ATENDIDO: A que, las leyes que instituyen un Código Penal o las que lo modifica, es
orgánicas, puesto que restringen las libertades fundamentales de la personas, ya
que conllevan incluso la prisión de las personas; además de que su contenido
desarrolla algunos temas relacionados directamente con los derechos
fundamentales, tales como el propio derecho a la vida y la libertad de expresión,
entre otros.
ATENDIDO: A que según el artículo 102, de la Constitución:
“Si el Poder Ejecutivo observa la ley que le fuere remitida, la devolverá a la cámara de
donde procede en el término de diez días, a contar de la fecha en que fue recibida. Si el
asunto fue declarado de urgencia, hará sus observaciones en el término de cinco días a
partir de ser recibida. El Poder Ejecutivo remitirá sus observaciones indicando los
artículos sobre los cuales recaen y motivando las razones de la observación. La cámara
que hubiere recibido las observaciones las hará consignar en el orden del día de la
próxima sesión y discutirá de nuevo la ley en única lectura. Si después de esta
discusión, las dos terceras partes de los miembros presentes de dicha cámara la
aprobaren de nuevo, será remitida a la otra cámara; y si ésta la aprobare por igual
mayoría, se considerará definitivamente ley y se promulgará y publicará en los plazos
establecidos en el artículo 101”.
ATENDIDO: A que en ese mismo sentido, la Constitución dispone en su artículo
93.b- que:
“El Congreso Nacional legisla y fiscaliza en representación del pueblo, posee
atribuciones en materia legislativa.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que, la Constitución dominicana, en su artículo 76- establece el
sistema bicameral en la República Dominicana, cuando reza: “El Poder Legislativo se
ejerce en nombre del pueblo por el Congreso Nacional, conformado por el Senado de la
República y la Cámara de Diputados”.
16
b) Conocer de las observaciones que el Poder Ejecutivo haga a las leyes”.
es lo poco con justicia que la
muche
ATENDIDO: A que al introducir algunas modificaciones a las observaciones del
Poder Ejecutivo, la Cámara de Diputados estaba en la obligación de remitir el
Proyecto a la Cámara del Senado, lo que no hizo, puesto que decidió prescindir del
Senado de la República, y en cambio, remitió el proyecto de ley, directamente al
Poder Ejecutivo, incurriendo así en otra violación constitucional, ya que aprobó un
texto de ley, diferente al aprobado originalmente por el Senado, sin darle a este
ultimo la oportunidad de sancionarlo.
ATENDIDO: A que el artículo 112 de la Constitución establece que:
“Las leyes orgánicas son aquellas que por su naturaleza regulan los derechos
fundamentales; la estructura y organización de los poderes públicos; la función
pública; el régimen electoral ;el régimen económico financiero; el presupuesto;
planificación e inversión pública; la organización territorial; los procedimientos
constitucionales; la seguridad y defensa; las materia expresamente referidas por la
constitución y otras de igual naturaleza. Para su aprobación o modificación
requerirán de voto favorable de las dos terceras partes de los presentes en ambas
Cámaras”.
ATENDIDO: A que en el presente caso, en el proceso de la observación presidencial,
la Cámara de Diputados aprobó el Código Penal con una mayoría indebida (mayoría
absoluta, mitad más uno), cuando lo que correspondía era sancionarlo con mayoría
calificada de dos terceras partes de los miembros presentes de dicha cámara y luego
remitirlo al Senado para que este lo sancionara con igual mayoría en caso de
aprobarlo.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
ATENDIDO: A que dentro del derecho comparado tiene mucha vigencia tanto a
nivel doctrinal como jurisdiccional la utilización de las llamadas sentencias
manipulativas, también denominadas creativas, integradoras, paralegislativas o
17
ATENDIDO: A que el Tribunal Constitucional en los términos de la ley orgánica del
tribunal constitucional y de los procedimientos constitucionales No 137-11 y sus
modificaciones contenidas en la ley 145-11, en su artículo 47, prevé las sentencias
interpretativas, las cuales podrán ser adictivas, así como también quedara a
discreción de los jueces constitucionales el adoptar en la modalidad que consideren,
las denominadas sentencias exhortativas y cualquier otra que sea admitida por la
practica constitucional comparada.
es lo poco con justicia que la
muche
normativas, las cuales tienen como objeto según explica Javier Vecina, apoyándose
en Zagrebelsky y Pizzorusso, suponen realizar esfuerzos de interpretación y
adaptación de la norma legal acusada de inconstitucional para buscar hacerla
compatible con la Constitución, “salvando” así la vigencia de la ley pero también su
subordinación y conformidad con el texto constitucional. Sostiene el autor citado
que estas sentencias:
Tienen como finalidad inmediata restablecer el orden constitucional vulnerado a
través de la transformación del significado de la ley. En ocasiones esta
transformación puede llevarse a cabo mediante una reducción del alcance
normativo de la disposición legal impugnada, bien declarando la nulidad de una o
varias palabras, sin las cuales cambia radicalmente el contenido normativo del
enunciado legal, bien eliminando una de las normas que expresamente se derivan
de la disposición impugnada. En otras, sin embargo, la adecuación a la
Constitución del precepto legal no puede llevarse a cabo a través de una actividad
hablatoria, sino antes al contrario mediante una actividad reconstructiva, o lo que
es igual, mediante un enriquecimiento del alcance normativo que presenta la
disposición recurrida.
ATENDIDO: A que la clasificación de las denominadas sentencias manipulativas
prevén un conjunto de sentencias que bien servirían a los propósitos del presente
recurso, a saber;
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
b) Sentencias aditivas o acumulativas, aquellas que indican que un artículo es
inconstitucional “en cuanto no prevé...”, o “no incluye...”, o “excluye...” “algo” que
debería incluir para ser completamente conforme a la Constitución. Se trata en este
caso se una inconstitucionalidad “por defecto”, pero que tampoco implica la
inconstitucionalidad de inciso alguno del texto. Son aquellas que tienen lugar como
resultado del examen que realiza el Tribunal Constitucional de una norma cuya
redacción cuenta con un contenido normativo “menor” del exigible
constitucionalmente.
18
a) Sentencias reductoras, son las que señalan que el precepto es inconstitucional
“en la parte en que...” o “en cuanto...” prevé o incluye “algo” contrario a la norma
fundamental. En este caso, la inconstitucionalidad no afecta al texto, pero sí al
contenido normativo, que puede considerarse inconstitucional “por exceso”.
es lo poco con justicia que la
muche
c) Sentencias sustitutivas, cuyo fallo afirma que el precepto es inconstitucional “en
cuanto prevé...” o señala “algo”, “en lugar de” otra cosa que debería prever para ser
constitucional. En este tipo de sentencias, el tribunal, además de declarar la
inconstitucionalidad de la ley cuestionada y de las normas no escritas deducibles del
texto, se pronuncia indicando la regla que debe de sustituirla a fin de hacer
conforme dicho texto a la Constitución.
d) Sentencias exhortativas, o sentencias de recomendación al legislador, son
aquellas en virtud de las cuales, al advertirse una manifestación de
inconstitucionalidad en un determinado dispositivo legal, sin embargo, el Tribunal
Constitucional sólo declara su mera incompatibilidad y exhorta al legislador para
que, en un plazo razonable, introduzca aquello que es necesario para subsanar el
vicio declarado y no sancionado.
ATENDIDO: A que la trascendencia en términos jurídicos, sociales y religiosos del
caso ocurrente, nos lleva a considerar la necesidad de que el Tribunal Constitucional
en razón de su imperio y de lo que permite la norma, procure bajo el amparo de una
de las sentencias referidas dar repuesta al caos institucional generado con la
aprobación del Código Penal.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
Ciertamente como ya hemos apuntado el artículo 37 de la constitución consagra el
derecho a la vida como un derecho fundamental, no dejando espacio para que el
legislador ordinario pueda contrariar o pautar excepciones, no obstante podemos
afirmar que de manera excepcional existe cobertura constitucional y legal suficiente
para permitir el aborto terapéutico, si se acepta que en virtud de la integridad
personal prevista por el artículo 42.3 de la Carta Magna: Nadie puede ser sometido,
sin consentimiento previo, a experimentos y procedimientos que no se ajusten a las
normas científicas y bioéticas internacionalmente reconocidas. Tampoco a
exámenes o procedimientos médicos, excepto cuando se encuentre en peligro su
vida. Indudablemente el aborto es un procedimiento al que se puede dar
consentimiento previo y que puede colocar la vida del paciente en peligro. Por
supuesto, se debería entender fácilmente que el aborto terapéutico está incluido
dentro de los procedimientos médicos que pueden implementarse para evitar el
peligro mortal, y más aún, que una ley al respecto es innecesaria, aun cuando queda
19
1. Posibles derechos fundamentales en conflicto y necesidad de un ejercicio de
ponderación del Tribunal Constitucional para su armonización.
es lo poco con justicia que la
muche
fuera de discusión el hecho de que el aprobado Código Penal le da cobertura legal a
la referida posibilidad, bajo la modalidad del estado de necesidad como un eximente
de la responsabilidad penal.
De ahí que entendemos que la responsabilidad de los profesionales de la medicina
es de medios, no de resultados, pues no es posible obligar al médico a “devolver” la
salud sino a emplear su mejor conocimiento, equipos y entrenamiento para lograrlo,
quedando entonces los médicos en el deber de impedir daños a la madre, derivados
del embarazo.
De hecho, en sus artículos 2 y 3, la Ley General de Salud No. 42-01 categorizó la
salud como un derecho prioritario, el cual ha sido reconocido por el artículo 61
(numerales 1 y 2) de la Constitución, como derecho fundamental, poniendo a cargo
del Estado la obligación de proveer asistencia médica y hospitalaria gratuita a
quienes lo soliciten. Debe entenderse, por tanto, que en caso de compromiso de su
salud, la madre puede asistir a un hospital y debe recibir allí las atenciones
diligentes, necesarias y suficientes como para evitar daños ulteriores, incluyendo el
aborto como procedimiento médico, si se estima necesario para salvar la vida.
Página
Otro dato a considerar, en esta necesaria ponderación que conjuntamente con esta
acción solicitamos al Tribunal Constitucional, lo constituye la medición dada a
conocer el pasado 16 de diciembre, en diversos medios de comunicación impresos y
digitales, por el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta,
cuando aseguró que el 85.7% de la población apoya las observaciones hechas por el
presidente de la República al Código Penal, en relación a contemplar casos
excepcionales donde se contemple el aborto.
20
En tal sentido no se trata de aprobar o desaprobar el aborto, o de un problema
ideológico, filosófico o religioso, estamos en presencia de un tema de configuración
jurídica e institucional, con trabas constitucionales y convencionales, como ya
hemos explicado en los atendidos iniciales, y en tal sentido reiteramos que no se
advierte constitucionalmente posibilidad de integrar otras modalidades de aborto,
salvo la del aborto terapéutico, que si está contemplado y permitido en el artículo
42.3 de la constitución.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
es lo poco con justicia que la
muche
De igual manera fueron notorios los desacuerdos entre miembros y autoridades de
las iglesias, unos favoreciendo la despenalización del aborto bajo algunos supuestos,
y otros en contra.
Asimismo el sector profesional de los médicos abogó por mayores niveles de
garantías a la hora de prestar sus servicios a mujeres en estado de embarazo, y
pusieron de manifiesto conjuntamente con otros sectores el componente social y
drama humano de que son víctimas mujeres menores de edad y sus familias, así
como la imposibilidad material y económica de futuras madres solteras, sin ayuda ni
asistencia alguna del Estado dominicano, argumentos que bien podrían ser
considerados a la hora de dar respuesta a la problemática planteada.
La fundación no está ajena a la inminente necesidad de avocarse a una discusión y
consenso que viabilice otras modalidades de aborto, tales como el aborto por
violación sexual, el aborto fruto de relaciones incestuosa y el aborto por
malformaciones congénitas, para dar repuesta a varias urgencias sociales, pero
siempre buscando el amparo y salida institucional, hoy en manos exclusivamente
del Tribunal Constitucional, como único armador y garante del respeto y armonía de
los derechos fundamentales de las personas. De ahí y reiteramos que ante las
actuales circunstancia, el único órgano facultado legal y constitucionalmente para
extender y ampliar la cobertura y supuestos posibles para la despenalización del
aborto, lo es el Tribunal Constitucional, realidad que nos lleva en las conclusiones de
este acto a impetrar de esa alta corte, el pronunciarse sobre el particular a través de
una sentencia exhortativa para que trace las pautas y criterios para las diferentes
excepciones en materia de abortos.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
Durante todo el proceso de discusión y aprobación del Código Penal, fueron notorios
los análisis y opiniones encontradas por parte de legisladores, e incluso de juristas
entendidos en la materia constitucional, asistiendo a una especie de torre de babel,
con diversas interrogantes sobre el procedimiento y las posibles eventualidades
para conocer de las observaciones al Código Penal, denotando así un vacío
21
2.-Necesidad de que el Tribunal Constitucional en función de la facultad que le
acuerda el principio de oficiosidad y el vacío existente en los artículos 102 y
103 de la constitución, establezca las pautas y criterios para el procedimiento
de observación de las leyes.
es lo poco con justicia que la
muche
constitucional en relación a las disposiciones de los artículos 102 y 103 de la
Constitución.
Vimos cómo algunos diputados plantearon la necesidad de que el presidente de la
República remitiera un texto alterno de las observaciones, constituyéndose ello en
un escollo para abordar el tema.
Asimismo fue de preocupación para la fundación que se recurriera a la práctica
legislativa de antaño, desconociendo el contexto constitucional presente a la hora de
dar respuesta a las exigencias procedimentales para el conocimiento de la ley
observada.
En fin, asistimos a un espectáculo de mal gusto, aprobando irregularmente un
Código Penal, carente de legitimidad suficiente, violatorio de la Constitución y
mostrando desprecio por las más elementales disposiciones del Reglamento Interno
de la Cámara de Diputados.
Este recuento a título de reflexiones- nos lleva a considerar la inminente necesidad
de que el Tribunal Constitucional también se avoque en función del principio de
oficiosidad (Ley No. 137-11, Art. 7.11)- a establecer los criterios y pautas que
clarifiquen el procedimiento en materia de observación a las leyes, todo ello en
razón de la inconstitucionalidad sobrevenida del Código Penal por la inobservancia
de los artículos 102 y 112 de la Constitución.
V. CONCLUSIONES Y PEDIMENTOS FINALES
Página
PRIMERO: ADMITIR la presente acción directa en declaración de
inconstitucionalidad parcial interpuesta en contra de los artículos 107, 108, 109 y
110 de la ley 550-14 que instituye un nuevo código penal; por haberse realizado con
apego a las normas de forma y fondo que rigen la materia (Constitución de la
República y la Ley No. 137-11, orgánica del Tribunal Constitucional y de los
procedimientos constitucionales).
22
Por tales motivos la Fundación Justicia y Transparencia (FJT), por nuestro
conducto, tiene a bien solicitaros lo que sigue:
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
es lo poco con justicia que la
muche
SEGUNDO: DECLARAR la inconstitucionalidad de los artículos citados de Ley 55014, mediante los cuales se establecieron algunas excepciones a la penalidad del
aborto, por inobservancia del procedimiento legislativo y de los artículo 102 y 112
de la Constitución, en ocasión del proceso de conocimiento de las observaciones del
Poder Ejecutivo.
TERCERO: dejar a cargo del Congreso Nacional la responsabilidad de la ejecución de
la sentencia que declare la inconstitucionalidad del referido articulado, sin perjuicio
de su independencia y facultades constitucionales como poder fundamental del
estado.
Página
De igual forma exhortar o recomendar al Congreso Nacional el incluir y desarrollar,
ya sea en el mismo código o en una ley especial de abortos, a partir del derecho
comparado las condiciones y posibles plazos en que se podría practicar el aborto, así
como las circunstancias en que se podría considerar la violación sexual, sin la
existencia de sentencia definitiva y sin vulnerar la presunción de inocencia.
23
CUARTO: solicitar de ese honorable tribunal, el emitir una de las sentencias que la
norma permite de acuerdo a su clasificación y al derecho comparado, en
consonancia con las disposiciones contenidas en el artículo 47 de la ley 137-11
LOTCPC, y en consecuencia proceder de conformidad con sus facultades y
discrecionalidad,
anulando
disposiciones
conexas
o
declarando
la
inconstitucionalidad parcial de la norma recurrida, o aplicando la solución más
favorable al interés de los recurrentes de acuerdo al Derecho que pueda suplir. En
este sentido, se solicita la emisión de una sentencia exhortativa o manipulativa,
donde luego de un ejercicio de ponderación de esa alta corte (Tribunal
Constitucional) se armonicen los derechos fundamentales en posible conflictos,
derecho a la vida versus dignidad humana, derecho a la salud y autodeterminación,
permitiéndole entonces al Congreso Nacional (Cámaras de Diputados y del Senado),
que en razón de su imperio como Poder del Estado pueda en consonancia con la
Constitución incorporar las necesarias enmiendas y correcciones al Código Penal, en
atención estrictamente a las pautas y criterios plasmados en la sentencia a
intervenir, incluyendo si así lo manda el Tribunal Constitucional los posibles
supuesto, ante casos excepcionales y reglados, para el aborto por violación sexual,
por incesto y por malformaciones.
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
es lo poco con justicia que la
muche
QUINTO: Asimismo y en razón del principio de oficiosidad contenido en el artículo
7.11 de la ley 137-11, orgánica del Tribunal Constitucional y de los procedimientos
constitucionales (LOTCPC), como uno de los principios rectores que guían y
orientan todo el accionar de la justicia constitucional, disponer en la misma
sentencia exhortativa, los criterios y recomendaciones para subsanar las
ambigüedades y oscuridades presente en el texto constitucional, dejando a la
discreción del congreso nacional si así lo estima, el encauzar en sus reglamentos
internos la solución de los siguientes puntos y posibles problemas.
1.- Las eventualidades que pudieran presentarse en ocasión del procedimiento para
la observación presidencial en cuanto a la obligación, o no de presentar un texto
alterno para las observaciones que este tenga a bien presentar, y sobre todo de cara
a la posibilidad de que dichas observaciones tengan que ser acogidas por inercia del
congreso luego de dos legislaturas ordinarias sin ponerse los legisladores de
acuerdo, 2.-Establecer la mayoría requerida en el supuesto de que los legisladores
decidan rechazar las observaciones que se le hayan hecho a una ley ordinaria,
puesto que la constitución en el artículo 102 no hace ninguna referencia sobre el
particular.
SEXTO: Declarar la presente acción libre de costas, de acuerdo con lo establecido en
los artículos 7 y 66 de la referida Ley No.137-11, LOTCPC.
SEXPTIMO: Disponer la publicación de la sentencia a intervenir en el Boletín del
Tribunal Constitucional.
ES DE DERECHO Y ES JUSTO LO QUE SE LES PIDE
En la ciudad de Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional, capital de la República
Dominicana, a los seis días (06), del mes de enero, del año dos mil quince(2015).
Dr. José E. Marte Piantini
Abogado
Licda. D’anyeliz Vilorio Ramos
Abogada
Lic. Heriberto Rivas Rivas
Abogado
“Mejor es lo poco con justicia que la muchedumbre de frutos sin derechos. Proverbios 16:8”
C/ Juan Sánchez Ramírez #21, Edif. Grace Sofía, Apto. # 301, Gazcue, Distrito Nacional, República Dominicana
Tel.: 809-476-7172 • Fax.: 809-238-5975
www.justiciaytransparencia.org • e-mail: [email protected]
Página
Lic. Trajano Vidal Potentini A.
Abogado
24
Firmado por:
Descargar

accion inconstitucionalidad codigo penal

EXAMEN DERECHO CONSTITUCIONAL I, JUNIO 2007:

EXAMEN DERECHO CONSTITUCIONAL I, JUNIO 2007:

LegislaciónDerecho constitucionalTribunal Constitucional

FORMACIÓN CÍVICA Y ÉTICA NOMBRE DEL ALUMNO:_______________________________________________________________

FORMACIÓN CÍVICA Y ÉTICA NOMBRE DEL ALUMNO:_______________________________________________________________

Historia moderna y contemporánea mexicanaFormación cívica y éticaPersonajes históricosAcontecimientosInstituciones

Derechos de autor en México

Derechos de autor en México

Legislación mexicanaConstitución económicaPropiedad intelectualAntecedentesRegulación

Acceso a archivos y registros administrativos

Acceso a archivos y registros administrativos

Derecho AdministrativoOrganización archivística administrativaMestre DelgadoTransparencia de actuación administrativa