Montoya tiene luz verde para trabar embargos sin orden judicial
Así lo determinó en segunda instancia la Cámara de Apelación en lo Contencioso
Administrativo de San Martín, que revocó la sentencia de inconstitucionalidad. De esta
forma, el fisco bonaerense obtuvo una ratificación de los superpoderes que le permiten
tomar medidas cautelares frente a deudores
”Luz verde para embargar sin orden judicial previa”, es la respuesta que la Justicia le
dio al titular del fisco bonaerense, Santiago Montoya, tras fallar a su favor en una
reciente causa en la que el organismo de recaudación inmovilizó las cuentas bancarias
de un contribuyente.
Puntos Importantes
Santiago Montoya podrá trabar embargos a deudores fiscales sin una orden judicial
previa
La Cámara de San Isidro revocó la decisión de la Justicia de primera instancia y avaló
el accionar del fisco de inhabilitar cuentas bancarias
La determinación se dio a conocer cuando aún resta que la Corte Suprema de Justicia
se expida sobre las facultades de la AFIP de realizar embargos
La buena noticia para el titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA)
ratifica el aval de la Justicia para llevar adelante ese tipo de medidas, aunque para los
especialistas “vulnera indudablemente el derecho de propiedad”.
La decisión de la Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo de San
Martín se dio a conocer en momentos en los que la Corte Suprema de Justicia de la
Nación también debe resolver si los embargos que realiza la Administración Federal
de Ingresos Públicos (AFIP) son una medida constitucional.
Esto es así porque tanto a nivel provincial como nacional, los embargos por deudas
fiscales representan una de las herramientas más temidas por los contribuyentes y
que mayor alarma despiertan entre las empresas, que podrían llegar a ver afectado el
curso normal de sus negocios.
En ese marco, el fallo de cámara, revirtió la decisión del juez de primera instancia en lo
Contencioso y Administrativo de San Isidro que había determinado que se levanten los
embargos dispuestos por el fisco bonaerense.
Los fundamentos de la cámara
El nuevo aval de la Justicia para los embargos llevados adelante por Montoya, se
centró principalmente en la constitucionalidad del artículo 13 del Código Fiscal en
relación con el derecho a la propiedad sobre el fallo “Fisco de la Provincia de Buenos
Aires c/ Gutiérrez Zulema Aurora s/ apremio”.
De acuerdo con lo argumentado por la jueza Ana María Bezzi, dicho artículo “sólo
prevé la posibilidad de que la autoridad administrativa trabe una medida cautelar, que
por su provisionalidad y naturaleza preventiva, no implica desapoderamiento alguno,
razón por la cual no afecta el derecho de propiedad, siendo sólo una restricción
razonable”.
En el mismo sentido, el juez Hugo Jorge Echarri, expresó que “el artículo 13 bis del
Código Fiscal no delega propiamente facultades jurisdiccionales al fisco provincial, por
cuanto no es éste el encargado de dirimir la contienda por el cobro de la deuda
tributaria sino el juez natural, en el caso la Justicia contencioso administrativa
competente territorialmente”.
Echarri agregó también, en favor de las acciones del organismo recaudador que: “La
facultad otorgada al fisco provincial por el Poder Legislativo circunscripta
exclusivamente a tratar de cautelar, con celeridad y eficacia, su crédito tributario -en el
marco de un proceso judicial- no viola el principio de división de poderes, sino por el
contrario, procura los créditos impagos por tributos y agilizar el trámite de recupero de
los mismos”.
Entre los fundamentos del fallo, uno de los principales argumentos es el que se refiere
al papel de la Justicia ante una acción de la Agencia de Recaudación para trabar un
embargo. Sobre ese aspecto, uno de los fundamentos de la mayoría afirma “en primer
lugar, para que el fisco provincial pueda disponer una medida cautelar debe existir,
como primer presupuesto, no sólo el acto administrativo que determina o indica la
deuda del contribuyente, sino el juicio de apremio previamente iniciado ante autoridad
judicial”.
Voces
A pesar de los argumentos expresados por los jueces en segunda instancia,
especialistas consultados por este medio opinaron en sentido contrario.
Tomás Wilson-Rae, socio de Wilson-Rae, Luna Requena & Fernández Borzese
Abogados, se refirió a la confirmación realizada por la cámara de San Martín de la
constitucionalidad del cuestionado artículo 13 bis.
Sobre ese aspecto puntualizó: “En mi opinión esta norma viola la división de poderes
dándole al organismo de recaudación, ARBA, facultades que sólo deberían ostentar
los organismos jurisdiccionales para evitar de esa manera el avance del fisco sobre los
derechos constitucionales, en este caso, la propiedad”.
”Claro está que en todas las causas mencionadas los jueces se refieren a que no se
afecta el derecho de propiedad dado que no hay ‘desapoderamiento’. En mi opinión,
cualquier medida que afecte la libre disposición del patrimonio, embargos e
inhibiciones, vulnera indudablemente el derecho de propiedad”.
Anteriormente, la Justicia ya se había expedido en el mismo sentido que la Cámara de
San Isidro, respaldando las acciones impulsadas por organismo recaudador. Lea más:
(Montoya podrá embargar sin orden judicial previa).
Causa
De acuerdo con lo explicado en le fallo, el fisco de la provincia de Buenos Aires
promovió en octubre de 2006 un juicio de apremio contra Zulema Gutiérrez, a fin de
reclamar la deuda que tiene en concepto del pago del Impuesto sobre los Ingresos
Brutos.
La contribuyente detalló que se habían trabado embargo general de fondos y valores
en sistema financiero, precisamente en el Banco de Galicia y Buenos Aires S.A.;
HSBC Bank Argentina S.A. y Banco Río de la Plata S.A.
Ante estos hechos, el juez de primera instancia en lo Contencioso Administrativo de
San Isidro, declaró la inconstitucionalidad del artículo 13 bis del Código Fiscal y, en
consecuencia, ordenó levantar los embargos trabados por el fisco provincial en la
cuenta que la demandada tenía abierta en el Banco de Galicia y en Buenos Aires S.A.
y HSBC Bank Argentina S.A. y finalmente impuso el pago de las costas a la
contribuyente.
De esta forma, el magistrado concluyó en que el artículo 13 bis es inconstitucional,
toda vez que viola la división de poderes, al atribuirle al Poder Ejecutivo, facultades
propias del Poder Judicial. Además, subrayó que no se puede afectar la disponibilidad
de los bienes por una orden que no sea judicial.
Posteriormente, la causa fue reconsiderada por la cámara de San Isidro que
finalmente obró a favor del organismo recaudador tal como fue explicado mediante sus
fundamentos.
Medidas cautelares
Es preciso recordar que las facultades que tiene el fisco para llevar adelante medidas
cautelares, están explicitadas en el polémico artículo 13 bis del Código Fiscal
bonaerense.
En él se determina que el organismo recaudador está facultado para: “trabar por las
sumas reclamadas las medidas precautorias indicadas en el inicio del escrito del juicio
de apremio o que indicare en posteriores presentaciones al Juez interviniente la
Fiscalía de Estado (...) podrá decretar el embargo de cuentas bancarias, fondos y
valores depositados en entidades financieras, o de bienes de cualquier tipo de
naturaleza, inhibiciones generales de bienes y adoptar otras medidas cautelares
tendientes a garantizar el recupero de la deuda en ejecución”.
La Corte Suprema
La decisión de la Cámara de San Isidro se conoció en medio de indefiniciones en el
escenario nacional, ya que la Corte Suprema de Justicia de la Nación debe tomar una
determinación sobre la facultad que tiene la AFIP para trabar embargos a los
contribuyentes sin que exista una orden judicial previa.
Así, ante estas potestades, tributaristas consultados manifestaron que “es reprochable
que se otorgue al poder administrador funciones de naturaleza judicial”. De esta
manera, “se vulnera el derecho de propiedad de los contribuyentes, pues ya no
interviene el juez en el procedimiento de otorgamiento y alcance de las medidas
cautelares”.
En igual sentido, se manifestó oportunamente Enrique Scalone, vicepresidente 1º de la
IFA -International Fiscal Association- y titular del estudio que lleva su nombre, quien
advirtió que “es elogioso que la AFIP apele a sus mayores esfuerzos para asegurar la
recaudación fiscal, y más aún cuando se trata de tributos presuntamente adeudados”,
pero al mismo tiempo remarcó que “dichos esfuerzos no pueden llegar al extremo de
embargarles cuentas bancarias o bienes a los contribuyentes sin siquiera
comunicarles la situación a los afectados". Lea más: (Montoya se une a la AFIP para
defender la política de embargos fiscales).
Descargar

Leer la nota completa