A C U E R D O
En la ciudad de La Plata, a 12 de
marzo
de
2008,
habiéndose
establecido,
de
conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá
observarse el siguiente orden de votación: doctores Negri,
Hitters,
Pettigiani,
Kogan,
de
Lázzari,
se
reúnen
los
señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo
ordinario para dictar sentencia definitiva en la causa B.
69.009, "Intendente municipal interino de Mercedes contra
Concejo
Deliberante
de
Mercedes.
Conflicto
art.
196,
Constitución provincial".
A N T E C E D E N T E S
I. El Intendente municipal interino de Mercedes
promueve
el
presente
conflicto
de
poderes,
contra
el
Concejo Deliberante de esa comuna, en los términos de los
arts. 196 de la Constitución de la Provincia de Buenos
Aires y 261 y sgtes. del decreto ley 6769/1958.
Relata que el Departamento Ejecutivo elaboró, en
cumplimiento de lo establecido en el art. 109 del decreto ley
6769/1958, el proyecto de Presupuesto General de Gastos y
Cálculo
de
remuneraciones
recursos
del
para
personal
el
año
municipal
2007,
en
la
fijándose
"Planilla
las
de
Detalles de Personal Destajista y Jornalizado" de conformidad
con los arts. 19 inc. "a" de la ley 11.757 (modificado por la
ley 11.853) y 104.
Sostiene que el Concejo Deliberante al sancionar
la ordenanza 6287/06, efectuó modificaciones al proyecto
elevado
oportunamente
por
el
Departamento
Ejecutivo,
invadiendo ilegalmente su exclusiva zona de reserva.
Expresa que tales modificaciones fueron vetadas
por
el
Ejecutivo
mediante
el
decreto
28/2007,
posteriormente rechazado por el Concejo Deliberante.
Alega que el legislativo carece de competencia
legal
para
modificar
los
artículos
referidos
a
la
remuneración del personal de la comuna.
Para
ello
cita
y
transcribe
doctrina
de
este
Tribunal que considera aplicable en la especie.
En
sustento
al
fundamento
legal
de
su
presentación, recuerda que la aparente contradicción entre
los
arts.
19
inc.
"a"
y
104
de
la
ley
11.757
en
su
redacción originaria se superó a partir de la modificación
del primero de los artículos por parte de la ley 11.853,
quedando, de ese modo, claramente determinada la facultad
del
Poder
Ejecutivo
municipal
de
fijar
las
escalas
salariales del personal por vía reglamentaria.
En tal sentido, afirma que si es la Legislatura
provincial
la
que,
de
acuerdo
a
la
Constitución
de
la
Provincia, otorga a los distintos departamentos municipales
su órbita de atribuciones, responsabilidades y facultades
no
puede
el
Concejo
Deliberante,
contradiciendo
tal
normativa,
arrogarse
la
facultad
de
imponer
un
sueldo
básico al agente municipal, cuando la misma está reservada
por la ley provincial al Departamento Ejecutivo.
Solicita,
en
consecuencia,
que
se
decrete
la
nulidad de las modificaciones efectuadas por el Concejo
Deliberante a los arts. 4, 7, 9, 10, 11, 12, 13, 22, 31 y
en
la
planilla
del
detalle
del
personal
jornalizado
y
destajista del proyecto de Presupuesto elaborado por el
Ejecutivo.
Por
Deliberante
Orgánica
ha
otro
lado,
violado,
Municipal
denuncia
también,
al
el
sancionar
que
el
Concejo
art.
38
de
la
Ley
las
modificaciones
impugnadas, lo que por sí solo justifica la declaración de
nulidad solicitada.
Respecto
a
ello,
da
cuenta
de
que
el
Concejo
Deliberante de Mercedes se compone de dieciocho ediles,
encontrándose
presentes
en
la
sesión
extraordinaria
convocada para el nuevo tratamiento de la ordenanza 6287/06
(vetada por el Ejecutivo el día 17-I-2007) un total de
diecisiete concejales.
Manifiesta que la votación fue de once ediles por
la afirmativa para ratificar la ordenanza y cinco por la
negativa,
alcanzaron
absteniéndose
los
dos
exigidos al efecto.
el
tercios
restante,
de
los
por
lo
miembros
que
no
se
presentes
Alega que lo expuesto concuerda con la posición
que sustentara la Asesoría General de Gobierno.
Finalmente
solicita
como
medida
cautelar
la
suspensión de las modificaciones referenciadas, hasta tanto
se
resuelva
la
cuestión
y
la
habilitación
de
la
feria
judicial.
II. A fs. 17 se resuelve no hacer lugar a este
último
pedido
de
habilitación
por
no
encontrarse
justificadas las razones de urgencia y a fs. 19 -finalizado
el
receso
conflicto
de
verano-
denunciado
se
al
requieren
los
Departamento
antecedentes
del
Deliberativo
de
Mercedes.
III.
El
Presidente
del
Concejo
Deliberante
contesta el traslado solicitando el rechazo del conflicto y
planteando
la
inconstitucionalidad
provinciales
11.757
y
11.853,
como
de
así
las
también
leyes
"de
la
sección séptima ‘Del Régimen Municipal’, Capítulo Único,
arts. 190 a 197 de la Constitución de la Provincia de
Buenos Aires" (sic).
En cuanto a la postulada violación del art. 38
del
decreto
ley
6769/1958
por
parte
del
Concejo
al
ratificar la ordenanza impugnada alega que el Intendente
carece de legitimación activa para su planteamiento.
A su entender, la vía prevista en el art. 196 de
la
Constitución
provincial,
que
regula
los
conflictos
internos
del
Concejo,
puede
articularse
sólo
por
los
concejales que forman parte del cuerpo.
IV. A fs. 258/261 se presentan Juan Manuel Torres
y
Luis
Eusebio
Colao,
en
su
carácter
de
concejales
integrantes del bloque de la Unión Cívica Radical de la
ciudad de Mercedes, contestando el conflicto y postulando
su rechazo.
V.
El
Presidente
de
este
Tribunal
dispone
convocar a estos últimos ediles y al Presidente del Concejo
Deliberante a una audiencia a los efectos que unifiquen su
representación, la cual se lleva a cabo el día 9 de marzo
de 2007 (conf. fs. 270).
Como
consecuencia
de
ello,
se
efectúa
la
presentación conjunta que obra a fs. 272/287 invocando las
facultades
del
art.
48
del
Código
Procesal
Civil
y
Comercial
VI. No habiendo acompañado la ratificación de la
referida presentación en tiempo oportuno, se dispuso su
desglose y entrega a la parte interesada (fs. 320).
VII. Por su parte, el señor Intendente municipal
desiste
contesta
a
fs.
el
289
de
traslado
la
medida
conferido
cautelar
respecto
solicitada
del
pedido
y
de
inconstitucionalidad efectuado por el Concejo Deliberante
(fs. 291/301).
VIII. Corrida la vista a la señora Procuradora
General,
dictaminó
aconsejando
hacer
lugar
al
conflicto
planteado.
Considera
que
la
democracia,
como
medio
de
producción de derecho, establece procedimientos y fórmulas
para la creación de sus normas, determinando en cuanto las
segundas, sobre todo en las democracias representativas,
qué
número
de
votos
deben
exigirse
para
arribar
a
una
decisión válida.
Recuerda que la Constitución de la Provincia de
Buenos
Aires
establece
que
a
los
fines
de
aprobar
el
Presupuesto municipal por insistencia, siendo éste el caso,
lo deberá hacer por dos tercios de los votos.
Agrega que el art. 38 del decreto ley 6769/1958
regla
que
en
los
casos
de
veto
total
o
parcial
del
Presupuesto, el Concejo le conferirá aprobación definitiva,
de insistir en su votación anterior, con los dos tercios de
los concejales presentes.
Teniendo
en
cuenta
lo
expuesto
y
los
hechos
relatados por el Intendente, la señora Procuradora General
considera que la ordenanza dictada adolece de nulidad y por
ende debe ser descalificada a tenor de lo dispuesto en el
art.
195
de
la
Constitución
de
la
Provincia
de
Buenos
Aires.
Alega que el presente conflicto, en cuanto al
punto
del
quórum,
guarda
sustancial
analogía
con
lo
resuelto
por
este
Tribunal
en
los
autos
B.
64.827,
caratulados "Intendente Municipal del Partido de Las Flores
contra Concejo Deliberante de Las Flores sobre Conflicto
art. 196 de la Constitución de la Provincia", resolución
del 27-XI-2002.
En cuanto al fondo de la cuestión denunciada se
remite a lo dictaminado en la causa B. 68.552, "Intendente
Municipal de Lincoln".
IX. En este estado el Tribunal decidió plantear y
votar la siguiente
C U E S T I O N
¿Es
fundada
la
presentación
por
la
que
se
promueve el conflicto?
V O T A C I O N
A la cuestión planteada, el señor Juez doctor
Negri dijo:
I.
antecedentes
Efectuada
de
este
de
tal
conflicto
modo
y
las
la
reseña
posiciones
de
los
de
las
partes y lo dictaminado por la señora Procuradora General,
se
aprecia
que
la
cuestión
planteada
por
el
señor
Intendente interino de Mercedes es de aquéllas que este
Tribunal está llamado a decidir por el art. 196 de la
Constitución de la Provincia, ya que, como se ha resuelto,
la competencia que le confiere ese artículo comprende a las
contiendas
que
involucren
a
los
dos
departamentos
que
componen el poder municipal, siempre y cuando se susciten
con motivo de sus respectivas atribuciones, como cuando uno
desconoce al otro la facultad que éste se atribuye o invade
directa o indirectamente la esfera del otro ("Acuerdos y
Sentencias", serie 9ª, t. 85, p. 429; t. 186, p. 542; 1974III-623; causas B. 51.873, res. del 26-IV-1988; B. 53.253,
res.
del
4-IX-1990;
B.
54.089,
res.
del
26-XI-1991;
B.
58.988, "Ríos", res. del 21-IV-1998; B. 62.928, res. del 7XI-2001; B. 63.420, res. del 24-IV-2002; entre otras).
Siendo ello así, advierto que el núcleo de la
situación de conflicto traída a esta Suprema Corte, radica
en
determinar
facultado
si
para
modificaciones
el
Concejo
efectuar
señaladas
en
Deliberante
-tal
como
el
proyecto
se
lo
encontraba
hizo-
de
las
Presupuesto
remitido por el Ejecutivo.
II. Ahora bien, en primer lugar considero que
deben
ser
desestimados
los
planteos
formulados
por
el
Presidente del Concejo Deliberante de Mercedes al contestar
el traslado de la presentación inicial, en cuanto aduce la
falta
de
interino
legitimación
para
activa
pretender,
en
por
el
parte
marco
del
del
Intendente
presente
conflicto, la declaración de nulidad de las modificaciones
que efectuara el Concejo al proyecto de Presupuesto por
violación
al
art.
38
del
decreto
ley
6769/1958
y
incompetencia del Tribunal para pronunciarse al respecto.
la
Ello,
toda
vez
que
esta
Suprema
Corte
no
ha
encontrado obstáculo en declarar la nulidad de ordenanzas
dictadas
por
el
Concejo
Deliberante
interfiriendo
en
atribuciones privativas del Departamento Ejecutivo (causas
B. 58.402, "Intendente Municipal de Lincoln", res. del 16IX-1997; entre muchas otras), o bien, como se alega en la
especie, cuando no han sido sancionadas de acuerdo a las
mayorías
requeridas
por
el
plexo
normativo
(B.
64.827,
"Intendente Municipal del Partido de Las Flores", res. del
27-XI-2002), ya que a tales actos les alcanza la sanción de
nulidad que el art. 240 del decreto ley 6769/1958 prevé
para
los
actos
jurídicos
del
intendente,
concejales
o
empleados de las municipalidades que no estén constituidos
según la competencia, forma y contenidos determinados en
él.
III. Sentado ello, corresponde tratar en forma
preliminar,
la
denuncia
que
efectúa
el
Departamento
Ejecutivo, respecto de la posible violación al art. 38 del
decreto ley 6769/1958.
En tal sentido, cabe señalar que la Constitución
provincial establece que es atribución inherente al régimen
municipal el votar anualmente su Presupuesto y los recursos
para
costearlo,
Ejecutivo
aprobación,
su
siendo
proyección
impidiéndole
competencia
y
del
del
Concejo
expresamente
Departamento
Deliberante
a
este
su
último
"aumentar
parcial
su
monto
del
deliberante
total".
Ejecutivo
En
cuanto
dispone
insistiera
por
que
dos
al
veto
"...
si
tercios
de
el
total
o
concejo
votos,
el
intendente estará obligado a promulgarlo..." (conf. art.
192 inc. 5º).
A su vez, el art. 38 del decreto ley 6769/1958
prevé
que
en
el
supuesto
de
veto
total
o
parcial
del
Presupuesto, el Concejo le conferirá aprobación definitiva,
de insistir en su votación anterior, con los dos tercios de
los concejales presentes.
De la documentación acompañada por el Intendente
interino en su presentación inicial no surge que el Concejo
Deliberante haya puesto en duda la exigibilidad de dicho
requisito.
De
pertenecientes
las
a
los
presentaciones
concejales
del
de
fs.
Bloque
de
258/261,
la
Unión
Cívica Radical de Mercedes, se vislumbra que el fundamento
para el rechazo de la denuncia del Intendente es -además de
su improponibilidad en la vía del conflicto de poderes- que
el cómputo de los dos tercios debe realizarse sobre un
total de dieciséis (16) concejales presentes, sin contar
para ello al edil que se abstuvo de participar en el debate
y votación.
Entiendo que es evidente que no puede equipararse
la situación de aquel edil que se abstiene de participar en
la votación con el que no concurre -ausente- a conformar el
quórum, pues solo puede adoptar la primera conducta aquel
concejal que habiendo concurrido a la sesión no emite voto
ni por la afirmativa ni por la negativa.
Por
lo
tanto,
considero
que
siendo
diecisiete
(17) el número de concejales presentes en la sesión del día
17 de enero del 2007, conforme surge de lo expuesto, la
postura adoptada por el Concejo Deliberante de Mercedes no
resulta válida.
Es
divisible
obvio
por
que
tres,
diecisiete
por
lo
(17)
que
es
sus
un
dos
número
no
tercios
no
constituyen un número entero; ni siquiera matemáticamente
puede
decirse
que
once
sea
las
dos
terceras
partes
de
diecisiete, dado que once es un número inferior a once
enteros con treinta y tres centésimos, que es la expresión
matemática de esas dos terceras partes. Si a ello se suma
el hecho más evidente aún de que no existen fracciones de
personas, como el órgano colegiado está constituido por un
conjunto de éstas, para que exista el quórum de dos tercios
sobre un total de diecisiete individuos que en este caso se
encontraban
presentes
en
el
recinto,
es
necesaria
la
reunión de doce voluntades.
De tal modo, siendo que el art. 38 del decreto
ley 6769/1958 exige el concurso de los dos tercios de los
concejales
presentes
para
la
insistencia
sobre
el
veto
total o parcial que el Ejecutivo efectuara al proyecto de
Presupuesto, corresponde declarar la nulidad del acto por
el
cual
se
tiene
por
aprobadas
las
modificaciones
efectuadas por el Concejo Deliberante, en tanto carecen de
un requisito esencial para su validez.
Mas aún: se trata de un acto inexistente, porque
un grupo de concejales que no constituye las dos terceras
partes
de
los
atribución
presentes
que
en
en
la
este
sesión,
caso
carece
ejerció,
de
la
violando
flagrantemente la ley aplicable (doctr. causa B. 64.827,
"Intendente Municipal del Partido de Las Flores" cit.).
Resuelta
autos,
considero
de
tal
que
el
modo
la
cuestión
tratamiento
del
debatida
resto
de
en
los
planteos efectuados en la causa ha quedado desplazado.
IV.
Por
las
razones
expuestas
y
conforme
el
dictamen emitido por la señora Procuradora General de esta
Suprema
Corte,
corresponde
poderes
promovido
localidad
de
ordenanza
6287/06,
por
Mercedes,
el
y
hacer
lugar
Intendente
declarar
sancionada
la
al
conflicto
de
municipal
de
la
nulidad
de
la
por
el
definitivamente
Honorable Concejo Deliberante en la sesión extraordinaria
del día 17 de enero de 2007.
Así lo voto.
A la cuestión planteada, el señor Juez doctor
Hitters dijo:
I- Si bien comparto el relato de antecedentes y
la
solución
propuesta
por
mi
distinguido
colega
preopinante, doctor Negri, lo hago en virtud del siguiente
desarrollo argumental.
II- En esencia, el Intendente municipal interino
de Mercedes denuncia que el departamento deliberativo de
dicha comuna, al sancionar la ordenanza 6287/06, modificó
los arts. 4, 7, 9, 10, 11, 12, 13, 22 y 31 y planilla de
detalle del personal jornalizado y destajista del proyecto
de Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos para
el
año
2007
(normas
que
fijaban
las
remuneraciones
personal
municipal)
que
oportunamente
términos
del
109
de
la
ley
6769/1958).
art.
Municipalidades
(decreto
Ley
del
elevara
en
los
Orgánica
de
las
Que
luego
de
sancionada la aludida ordenanza, al serle remitida vetó las
modificaciones apuntadas a través del decreto 28/2007 y que
comunicada dicha decisión al Cuerpo Deliberativo, éste lo
rechazó con fecha 18-I-2007.
Dos son las razones fundantes de la denuncia:
i) la falta de competencia legal del Concejo
Deliberante
para
modificar
la
política
salarial
municipal (arts. 19 inc. "a" y 104, ley 11.757, modif.
ley 11.853);
ii)
la
violación
del
art.
38
del
decreto
ley
6769/1958 en tanto, siendo que el Concejo Deliberante de
Mercedes se compone de dieciocho ediles y encontrándose
presentes
en
la
ratificación
de
sesión
la
del
17-I-2007
ordenanza
diecisiete,
modificada
fue
la
votada
afirmativamente por sólo once concejales, habiéndolo hecho
por la negativa cinco y absteniéndose uno.
III- Al contestar el traslado, el Presidente del
Concejo
Deliberante
de
Mercedes
requiere
se
rechace
el
conflicto de poderes planteado; subsidiariamente requiere
se declare la inconstitucionalidad de las leyes 11.757 y
11.853,
así
como
la
Sección
Séptima
de
la
Constitución
provincial (del régimen municipal [arts. 190 a 197]).
Finalmente
legitimación
plantea
activa
e
excepciones
incompetencia
de
falta
respecto
de
de
la
violación del art. 38 del decreto ley 6769/1958.
Para fundar la pretensión principal sostiene que
tanto
el
Departamento
Deliberativo
al
sancionar
la
ordenanza cuestionada, sin que se hubiere dispuesto aumento
alguno respecto a su monto total, como el Ejecutivo, al
vetarla,
han
actuado
dentro
de
la
esfera
de
las
atribuciones que el ordenamiento les confiere. Según su
parecer, la pretensión del Intendente interino no se dirige
a
dirimir
un
conflicto
sino
a
impugnar
la
validez
de
algunos de los artículos de la Ordenanza de Presupuesto
General de Gastos y Cálculo de Recursos, aprobada por este
último en términos de insistencia. Por tal razón sostiene
que
debió
haberse
promovido
una
acción
de
inconstitucionalidad, trámite que requiere le sea impuesto
a estos autos.
Para abonar el planteo subsidiario señala que se
encuentra puesta en crisis la autonomía municipal, exigida
por la Constitución federal desde el año 1994 (art. 123).
En relación al art. 38 del decreto ley 6769/1958,
los argumentos que ensaya en relación a la pretendida falta
de legitimación activa parten de considerar, a todo evento,
que
el
conflicto
Departamento
promovido
habría
ocurrido
Deliberativo,
por
aquellos
por
lo
concejales
en
el
cual
seno
sólo
que
pudo
votaran
por
del
ser
la
negativa y de ningún modo por el Departamento Ejecutivo.
Por otra parte, según su entender, la incompetencia del
Tribunal
surge
ni
bien
se
atienda
al
fundamento
de
la
nulidad de la insistencia (art. 240 de la Ley Orgánica para
las Municipalidades), lo que deja en evidencia que se debió
acudir al fuero contencioso administrativo.
IVConstitución
Conforme
lo
provincial
establece
es
el
art.
atribución
196
de
la
originaria
y
exclusiva de esta Corte dirimir los conflictos internos de
las
municipalidades,
sea
que
se
produzcan
entre
los
departamentos ejecutivo y deliberativo, sea que ocurran en
el seno de este último.
En
consecuencia,
corresponde
a
este
Tribunal
resolver
las
contiendas
que
involucran
a
los
dos
departamentos que componen el poder municipal, siempre y
cuando
se
susciten
con
motivo
de
sus
respectivas
atribuciones, como cuando uno desconoce al otro la facultad
que éste se atribuye o invade directa o indirectamente la
esfera del otro ("Acuerdos y Sentencias", serie 9º,t. 85,
pág. 429; t. 186, pág. 542; 1974-III-623; causas B. 51.873,
res.
del
26-IV-1988;
B.
53.253,
res.
del
4-IX-1990;
B.
54.089, res. del 26-XI-1991; B. 58.988, res. del 21-IV1998; B. 62.298, res. del 7-XI-2001; B. 63.420, res. del
24-IV-2002; entre otras).
V- Como tuve oportunidad de sostener al votar la
causa I. 2027, "Sindicato de Trabajadores Municipales de
Necochea",
sent.
inherentes
al
del
régimen
13-XII-2000,
municipal
son
dictar
atribuciones
ordenanzas
y
reglamentos dentro de las competencias que se asigna a los
municipios (art. 192 inc. 6, Const. prov.), correspondiendo
el deslinde de las atribuciones y responsabilidades de cada
Departamento a la Legislatura, la que deberá conferirles
las facultades necesarias para que ellos puedan atender
eficazmente a todos los intereses y servicios locales (art.
191, Const. prov.).
En su redacción originaria la Ley Orgánica de las
Municipalidades
(decreto
ley
6769/1958)
estableció
como
atribución del Concejo Deliberante, en su art. 63 inc. 4,
la de organizar la carrera administrativa.
La ley 11.757 (publicada en el B.O.P. el 2-II1996), a la par que derogó el artículo citado (art. 106),
sancionó
el
Estatuto
para
el
Personal
de
las
Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires.
En lo que al tema salarial interesa estableció en
su art. 19 que "El agente tiene derecho a la retribución de
sus servicios, de acuerdo con su ubicación en la carrera o
en las demás situaciones previstas en este Estatuto y que
deban ser remuneradas, conforme el principio que a igual
situación
servicios,
de
revista
gozará
y
de
de
modalidades
idéntica
de
prestación
remuneración,
la
que
de
se
integrará con los siguientes conceptos...".
El inciso a) contempló como uno de los rubros que
componen el salario al sueldo, disponiendo que el mismo se
determinará por ordenanza para la categoría correspondiente
a cada agrupamiento en que reviste.
En octubre de 1996 fue publicada en el Boletín
Oficial la ley 11.853, cuyo art. 1º modificó el aludido
inc. a) del art. 19, prescribiendo que el sueldo de cada
categoría
salarial
sería
fijado
por
el
Departamento
Ejecutivo.
Por
su
parte
el
art.
104
de
la
ley
11.757
confirió al mismo la atribución de reglamentar el escalafón
y las nóminas salariales.
VI- De la reseña normativa que antecede, y tal
como lo ha advertido este Tribunal en causas que guardan
esencial analogía con la presente (B. 64.183, "Intendente
Municipal
de
Morón",
res.
del
21-VIII-2002;
B.
67.596,
"Intendente Municipal de General San Martín", sent. del 7VII-2004;
B.
68.552,
"Intendente
Municipal
de
Lincoln",
sent. del 22-XI-2006), el Estatuto para el Personal de las
Municipalidades
introdujo
modificaciones
sustanciales
en
punto a las atribuciones de los departamentos que integran
los municipios bonaerenses con relación a la organización y
regulación de la carrera administrativa de sus agentes.
No
cabe
apuntadas,
el
Intendente
la
hesitación
legislador
facultad
de
ha
que
tras
las
colocado
determinar
en
y
reformas
manos
conformar
del
la
remuneración de los agentes municipales.
Así las cosas, al modificar los arts. 4, 7, 9,
10, 11, 12, 13, 22 y 31 y planilla de detalle del personal
jornalizado
y
destajista
del
proyecto
de
Presupuesto
General de Gastos y Cálculo de Recursos para el año 2007
(normas
que
fijaban
las
remuneraciones
del
personal
municipal), el Concejo Deliberante ha invadido la esfera de
actuación propia del Departamento Ejecutivo.
VII-
En
cuanto
al
planteo
subsidiario
de
inconstitucionalidad, tanto de las leyes 11.757 y 11.853,
así como la Sección Séptima de la Constitución provincial
(del régimen municipal [arts. 190 a 197]), cabe reparar en
las razones que desarrollara al votar la causa B. 67.594,
"Gobernador Provincia de Buenos Aires", sent. del 25-II2004, en la cual sostuve que "las reglas emanadas de los
artículos 689 y 690 [del C.P.C.C.] son sólo hábiles para
resolver
públicos
problemas
de
la
de
competencia
Provincia
(art.
689),
entre
pero
los
poderes
nunca
pueden
tener la finalidad principal de abortar una normativa del
Poder Legislativo" ... "... no es posible descabezar una
ley sino por los carriles del debido proceso legal, que
debe
llevarse
a
cabo
a
través
de
trámite
de
amplio
conocimiento donde las 'partes' pueden ser oídas y proponer
las
probanzas
que
consideren
pertinentes
(art.
687,
C.P.C.C.)".
Si bien en aquella oportunidad se trataba de un
conflicto
provincial,
entiendo
que
tal
arquitectura
argumental resulta enteramente aplicable al supuesto bajo
examen, viéndose aún potenciada: adviértase, en el estrecho
marco de un conflicto municipal se pretende poner en crisis
normativa constitucional y legal provincial, sin la más
mínima participación del Asesor General de Gobierno (arts.
1, decreto ley 8019; 686 inc. 1, C.P.C.C.).
VIII- Lo hasta aquí expuesto es suficiente para
sellar la suerte favorable del conflicto, lo cual me exime
de analizar la cuestión vinculada a la violación del art.
38 de la Ley Orgánica de las Municipalidades.
IX-
Por
las
razones
expuestas,
entiendo
que
corresponde hacer lugar al conflicto de poderes promovido
por el Intendente municipal interino de Mercedes y declarar
nulos los arts. 4, 7, 9, 10, 11, 12, 13, 22 y 31 y planilla
de
detalle
ordenanza
del
personal
6287/06
de
jornalizado
Presupuesto
y
destajista
General
de
de
Gastos
la
y
Cálculo de Recursos para el año 2007 de la Municipalidad de
Mercedes,
sancionada
definitivamente
en
la
sesión
extraordinaria del día 17-I-2007 (arts. 191, 192 y 196,
Const.
prov.;
261,
264
y
conc.,
Ley
Orgánica
de
las
Municipalidades, decreto ley 6769/1958; 14 inc. "p", 19
inc. "a", 104 y 106, ley 11.757).
Costas
por
su
orden
(art.
68
inc.
2
del
C.P.C.C.).
Voto por la afirmativa.
A la cuestión planteada, el señor Juez doctor
Pettigiani dijo:
Adhiero al voto del doctor Negri.
1.
Nos
encontramos
frente
a
un
supuesto
de
connotaciones peculiares desde que si bien se plantea un
típico
Conflicto
de
Poderes
en
base
a
la
denuncia
de
invasión ilegal por parte del Concejo Deliberante de la
zona que se pretende de reserva del Ejecutivo, como lo es
fijar la remuneración del personal de la comuna (arts. 19
inc. a -mod. ley 11.853- y 104 de la ley 11.757), a su vez
también se cuestiona el proceso de formación de la voluntad
legislativa
de
parcial
Presupuesto
del
la
insistencia
de
General
de
aquél,
ante
Gastos
y
el
veto
Cálculo
de
Recursos para el año 2007 (art. 192 inc. 5 -segundo párrafo
in fine- de la C.P.B.A.).
2.
Desde
esa
plataforma
cognoscitiva
si
bien
tengo para mí que, en principio, la vía del Conflicto de
Poderes
no
es
constitucionalidad
alcanzado
la
constitucional
la
de
mayoría
adecuada
una
ordenanza
agravada
(S.C.B.A.,
para
cuestionar
por
no
establecida
doct.
en
causa
la
haberse
el
B.
texto
67.594,
"Gobernador de la Provincia de Buenos Aires", sent. del 25II-2004), ello no empece que en supuestos como el que nos
ocupa, donde otro Departamento Comunal pretende para sí la
potestad ejercida, sea dable acumular ambas pretensiones en
un
mismo
proceso,
máxime
que
se
trata
de
competencia
originaria de este Tribunal, que las pretensiones no se
excluyen entre sí y que su trámite conjunto garantiza el
debido proceso adjetivo y la inviolabilidad del derecho de
defensa
en
juicio
(arts.
161
inc.
1,
196
y
15
de
la
Constitución de la Provincia y 87 del C.P.C.C.).
3.
Que
habiendo
la
accionada
planteado
la
inconstitucionalidad de las leyes 11.757 y 11.853 y de la
Sección Séptima de la Constitución local, Capítulo Único
referido
al
régimen
municipal,
en
cuanto
a
su
entender
violan la autonomía municipal (conf. arts. 5, 28, 31 y 123
de
la
Constitución
nacional),
siendo
la
declaración
de
inconstitucionalidad de una norma la última ratio, por la
gravedad institucional que ello trae aparejado, es dable
abordar en primer lugar la cuestión referida a la violación
de lo dispuesto en el art. 38 de la Ley Orgánica de las
Municipalidades (art. 192 inc. 5 de la Constitución de la
Provincia
de
Buenos
Aires),
en
relación
a
la
mayoría
requerida para efectuar un acto de insistencia frente al
veto -total o parcial- de una ordenanza.
Con el alcance indicado doy también mi voto por
la afirmativa.
Los señores jueces doctores Kogan y de Lázzari,
por
los
fundamentos
expuestos
por
el
señor
Juez
doctor
Negri, votaron en igual sentido.
Con
lo
que
terminó
el
acuerdo,
dictándose
la
siguiente
S E N T E N C I A
Por lo expuesto en el acuerdo que antecede, el
Tribunal resuelve hacer lugar al conflicto deducido por el
Intendente
municipal
de
la
localidad
de
Mercedes,
y
declarar la nulidad de la ordenanza 6287/06, sancionada
definitivamente por el Concejo Deliberante de esa comuna,
en la sesión extraordinaria del día 17 de enero de 2007
(arts. 196 de la Constitución provincial; 261 y conc. del
decreto ley 6769/1958).
Las costas se imponen por su orden (art. 68 inc.
2 del C.P.C.C.).
Regístrese y notifíquese.
Descargar

A C U E R D O