JUICIO ESPECIAL LABORAL
EXPEDIENTE: TEDF-JLI-002/2012
ACTOR:
************
************
DEMANDADO:
ELECTORAL
FEDERAL
DEL
************
INSTITUTO
DISTRITO
MAGISTRADA PONENTE:
MACEDO BARCEINAS
AIDÉ
SECRETARIOS:
MARBELLA
LILIANA RODRÍGUEZ OROZCO Y
ALFREDO SOTO RODRÍGUEZ
México, Distrito Federal, a veinte de diciembre de dos mil
doce.
VISTOS para resolver en definitiva los autos del expediente
identificado con la clave TEDF-JLI-002/2012, integrado con
motivo de la demanda laboral presentada por ************
********* ***********, en contra del Instituto Electoral del Distrito
Federal, mediante la cual reclama el pago de diversas
prestaciones. Lo anterior en cumplimiento de la sentencia de
amparo DT.-912/2012.
RESULTANDO
I. DEMANDA: El veintiuno de marzo de dos mil doce, se
recibió en la Oficialía de Partes de este Tribunal Electoral el
escrito de demanda signado por el actor, mediante el cual
TEDF-JLI-002/2012
2
promueve juicio para dirimir los conflictos laborales entre el
Instituto Electoral del Distrito Federal y sus servidores,
reclamando el cumplimiento y pago de diversas prestaciones.
II. TURNO: Mediante acuerdo de veintiuno de marzo del
presente año, emitido por el Magistrado Presidente de este
órgano jurisdiccional, se ordenó turnar a la ponencia de la
Magistrada Aidé Macedo Barceinas, el expediente TEDF-JLI002/2012, a efecto de que se realizaran los actos jurídicos y
diligencias procesales necesarios para su sustanciación y, en
su oportunidad, se formulara el proyecto de resolución
correspondiente. Lo anterior se cumplimentó mediante oficio
TEDF/SG/0295/2012,
del
mismo
día,
signado
por
el
Secretario General de este Tribunal.
III. SUSTANCIACIÓN: 1. Mediante proveído de veintitrés de
marzo de dos mil doce, la Magistrada Instructora admitió la
demanda y ordenó correr traslado al Instituto Electoral del
Distrito Federal, señalando las once horas con treinta minutos
del nueve de abril de dos mil doce, para que tuviera
verificativo
la
audiencia
de
conciliación,
demanda
y
excepciones, ofrecimiento y admisión de pruebas.
2. El nueve de abril del año en curso, se celebró la audiencia
de conciliación, demanda y excepciones, ofrecimiento y
admisión de pruebas, y en virtud de que las partes no
llegaron a una conciliación, se continuó a la etapa de
demanda y excepciones, en la cual el apoderado de la parte
actora previo a ratificar la demanda, hizo una ampliación de la
TEDF-JLI-002/2012
3
misma, incluyendo diversas prestaciones. Acto continuo la
apoderada legal del Instituto Electoral del Distrito Federal,
solicitó se suspendiera la audiencia con la finalidad de que
pudiera dar la debida contestación y oponer las defensas y
excepciones de manera integral a la demanda ampliada, por
lo que se suspendió y se fijó el veintitrés siguiente para su
continuación.
3. Concluida la audiencia de conciliación, demanda y
excepciones mediante proveído de veintiséis de abril del año
en curso, la Magistrada Instructora se pronunció sobre la
admisión de las pruebas ofrecidas por las partes, señalando
fecha y hora para su desahogo para la audiencia respectiva.
4. El siete de mayo del presente año, se realizó la audiencia
de desahogo de pruebas, llevando a cabo las confesionales
admitidas, así como las documentales, presuncionales e
instrumentales; declarando cerrada la etapa de desahogo
referida y concediéndoles a las partes un término para el
efecto de que presentaran sus alegatos por escrito,
apercibidas de que en caso de no presentar escrito alguno,
se les tendría por perdido su derecho.
5. El veinticinco de mayo del presente año, la parte
demandada, formuló los alegatos que estimó convenientes.
IV. CIERRE DE INSTRUCCIÓN. Mediante proveído de
veintinueve de mayo del actual, se declaró cerrada la
instrucción, dejando el expediente en estado de resolución.
TEDF-JLI-002/2012
4
V. SENTENCIA. El seis de julio de dos mi doce, este Tribunal
electoral emitió la resolución correspondiente en el juicio
laboral citado al rubro, en el sentido de absolver
al
demandado de diversas prestaciones y condenar al pago de
ocho horas de tiempo extraordinario.
VI. JUICIOS DE AMPARO. En contra de la resolución
precisada en el numeral anterior, el actor y el Instituto
Electoral del Distrito Federal promovieron sendos juicios de
amparo directo, mismos que fueron registrados con las claves
DT.-912/2012 y D.T.-913/2012, respectivamente.
VII. SENTENCIAS DE AMPARO. El veintiséis de noviembre
de dos mil doce, el Tercer Tribunal Colegiado en Materia de
Trabajo del Primer Circuito, resolvió los juicios indicados en el
numeral precedente, en el sentido de negar el amparo al
Instituto Electoral del Distrito Federal y conceder el amparo a
*********** ******** ***********, únicamente por cuanto hace a la
cuantificación del pago de horas extra, por lo que ordenó
dejar insubsistente la sentencia de seis de julio pasado y
dictar una nueva bajo los lineamientos precisados en su
ejecutoria.
Las sentencias de amparo fueron notificadas a este Tribunal
el once de diciembre de dos mil doce.
VIII. ACUERDO DE INSUBSISTENCIA. El once de diciembre
de
dos
mil
doce,
este
Tribunal
dictó
acuerdo
de
TEDF-JLI-002/2012
5
insubsistencia de la sentencia emitida el seis de julio del
mismo año en el juicio laboral citado al rubro y se instruyó a
la Magistrada instructora, la elaboración del proyecto de
resolución atendiendo los lineamientos de la ejecutoria de
amparo, la cual se emite al tenor de las siguientes:
RAZONES Y FUNDAMENTOS JURÍDICOS
PRIMERO. COMPETENCIA.
El Pleno del Tribunal Electoral del Distrito Federal es
competente para conocer y resolver el presente juicio, con
fundamento en lo dispuesto por los artículos 17, 116, fracción
IV, inciso c) de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos; 128, 129, fracción V, y 130 del Estatuto de
Gobierno del Distrito Federal; 157, fracción V, del Código de
Instituciones y Procedimientos Electorales del Distrito Federal;
así como 99, 100, 143 y 144 de la Ley Procesal Electoral
para el Distrito Federal, por tratarse de un conflicto laboral
suscitado entre el Instituto Electoral del Distrito Federal y el
ciudadano *********** *********** ***********, quien se ostenta
como ex trabajador del Instituto demandado, mediante el cual
reclama el pago de diversas prestaciones de índole laboral.
SEGUNDO. RÉGIMEN JURÍDICO APLICABLE.
De conformidad con lo dispuesto en el artículo 100 de la Ley
Procesal Electoral para el Distrito Federal, en los juicios que
TEDF-JLI-002/2012
6
tengan por objeto la resolución de los conflictos laborales
entre el Instituto Electoral del Distrito Federal y sus
servidores, son aplicables, además de los ordenamientos
internos del propio Instituto, en forma supletoria y en el
siguiente orden: a) La Ley Federal del Trabajo; b) La Ley
Federal de los Trabajadores al Servicio de Estado; c) El
Código Federal de Procedimientos Civiles; d) Las leyes del
orden común; e) Los principios generales de Derecho y f) La
equidad.
En tal virtud, este Tribunal Electoral al momento de resolver,
aplicará la normatividad antes referida, así como, en los
casos de interpretación, se estará a la más favorable al actor.
Lo anterior en términos de la última parte del párrafo tercero
del artículo 99 de la referida Ley Procesal Electoral para el
Distrito Federal.
TERCERO. PROCEDENCIA.
Previo al estudio de fondo de la acción ejercitada por el actor,
corresponde a este Tribunal verificar que se encuentren
satisfechos los presupuestos para el ejercicio de la acción
intentada, cuyo examen es de oficio y preferente por ser una
cuestión de orden público, en términos del artículo 1 del
Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del
Distrito Federal, pues de no ser así, existiría un impedimento
para la sustanciación del juicio y, en su caso, para dictar
sentencia, aun cuando la parte demandada se hubiera
defendido defectuosamente o, inclusive, no hubiera opuesto
excepción alguna. Sirve de criterio orientador, la tesis
TEDF-JLI-002/2012
7
relevante sustentada por la Sala Superior del Tribunal
Electoral del Poder Judicial de la Federación, que establece
lo siguiente:
ACCIONES. SU PROCEDENCIA ES OBJETO DE
ESTUDIO OFICIOSO. Es principio general de derecho que
la resolución de los asuntos debe examinarse,
prioritariamente, si los presupuestos de las acciones
intentadas se encuentran colmados, ya que de no ser así,
existiría impedimento para dictar sentencia condenatoria, a
pesar de que la parte demandada se haya defendido
defectuosamente o inclusive, ninguna excepción haya
opuesto.
Sala Superior. S3LA 001/97.
Juicio para dirimir los conflictos o diferencias laborales entre
el Instituto Federal Electoral y sus servidores. SUP-JLI021/97.- Unanimidad de votos. Ponente: Alfonsina Berta
Navarro Hidalgo.
Del análisis de las constancias que integran el expediente en
que se actúa, se desprende que se encuentran satisfechos
los presupuestos para el ejercicio de la acción intentada por
*********** *********** **********, por los razonamientos jurídicos
siguientes:
1. Competencia.
Tal
como
quedó
explicado
en
el
Considerando Primero de esta resolución, en el caso se surte
la competencia de este órgano jurisdiccional para conocer y
resolver el presente juicio.
2. Oportunidad. Por lo que hace a la oportunidad en el
ejercicio de la acción, debe señalarse que ésta se encuentra
vinculada con la excepción de prescripción de la acción que
hizo valer el Instituto demandado, por lo que no se decidirá
esta cuestión en la procedencia del juicio, ya que implicaría
TEDF-JLI-002/2012
8
prejuzgar sobre la actualización o no de la prescripción, en
ese sentido se reserva el análisis de la oportunidad por
guardar relación directa con aspectos que serán estudiados
al resolver el fondo del presente asunto.
3. Legitimación y personería. Por cuanto hace a la
capacidad procesal de las partes, se encuentra satisfecha en
términos de lo dispuesto por el artículo 103 de la Ley
Procesal Electoral para el Distrito Federal, mismo que en lo
que interesa, establece lo siguiente:
Ley Procesal Electoral para el Distrito Federal
Artículo 103. Las partes podrán comparecer al juicio
especial laboral en forma directa o por conducto de
apoderado legalmente autorizado.
Tratándose de apoderado, la personería se acreditará
conforme a las siguientes reglas:
I. Cuando el compareciente actúe como apoderado de un
servidor del Instituto o del propio Tribunal, podrá hacerlo
mediante poder notarial o carta poder firmada por el
otorgante ante dos testigos, sin necesidad de ser ratificada
ante el magistrado instructor o ante la Comisión de
Conciliación y Arbitraje, en el entendido de que dicho poder
se entenderá conferido para demandar todas las
prestaciones principales y accesorias que correspondan, y
las acciones procedentes aunque no se expresen en el
mismo; y
II. Cuando el apoderado actúe como representante legal del
Instituto o del Tribunal deberá exhibir el testimonio notarial
respectivo que así lo acredite.
Los representantes o apoderados podrán acreditar su
personería conforme a los lineamientos anteriores, en cada
uno de los juicios especiales en los que comparezcan,
exhibiendo copia simple fotostática para su cotejo con el
documento original o certificado, el cual les será devuelto de
inmediato, quedando en autos la copia exhibida.
TEDF-JLI-002/2012
9
Del numeral anteriormente transcrito, claramente se advierte
que para que una persona se encuentre debidamente
autorizada como apoderado de alguna de las partes, si se
trata de una persona física, bastará que se le otorguen
facultades en un poder notarial o carta poder, firmada por el
otorgante ante dos testigos, sin necesidad de ser ratificada
ante el Magistrado Instructor, en el entendido de que dicho
poder se estará conferido para demandar todas las
prestaciones principales y accesorias que correspondan, y las
acciones procedentes aunque no se expresen en el mismo.
En la especie, se trata de una controversia laboral promovida
por un ciudadano que se ostenta como un ex trabajador del
Instituto Electoral del Distrito Federal, el cual mediante carta
poder de quince de febrero del año en curso, acompañó a su
escrito de demanda en la que ********** ********** **********,
designó como su apoderado al Licenciado ********** **********
********* **********, asimismo en la audiencia de siete de mayo
del año en curso, con fundamento en el artículo 103, fracción
IV de la Ley Procesal Electoral para el Distrito Federal,
designó también como su apoderada a ******** **********
**********. De ahí que la legitimación de la parte actora y la
personería
de
sus
apoderados
legales
quedaron
debidamente acreditadas en autos.
Por su parte, el Instituto Electoral del Distrito Federal, en su
calidad de demandado, compareció al presente juicio por
conducto de la Licenciada ********* ******* ** ********* *********,
en su carácter de apoderada, en términos del referido artículo
TEDF-JLI-002/2012
10
103 de la Ley Procesal Electoral para el Distrito Federal,
quien acreditó su personería con la copia certificada del
testimonio notarial número ******** * **** **** *************
********** * ***, instrumento notarial expedido por el Notario
Público ************ ********* * ****** del Distrito Federal, la cual
le fue reconocida en términos del proveído de veintitrés de
marzo de dos mil doce.
4. Finalmente, el interés que asiste al promovente para
demandar la tutela jurisdiccional, se encuentra plenamente
acreditado, dado que se trata de un ciudadano que se ostenta
como ex-trabajador del Instituto Electoral del Distrito Federal,
el cual refiere que se desempeñaba con el cargo de “Asesor”,
reclamando el pago y cumplimiento de diversas prestaciones
de índole laboral.
CUARTO. EXCEPCIONES Y DEFENSAS.
En lo que corresponde a las excepciones y defensas, es
pertinente señalar que la excepción corresponde al derecho
subjetivo con que cuenta la parte demandada, o bien la parte
reconvenida, para intentar neutralizar o destruir la acción
intentada por la actora a fin de paralizar el proceso u obtener
una sentencia favorable de manera total o parcial.
En ese sentido, la doctrina ha clasificado las excepciones en
procesales y sustantivas, siendo las primeras las que recaen
en los presupuestos del proceso; verbigracia, la excepción de
incompetencia del juez; en tanto que las segundas, afectan el
TEDF-JLI-002/2012
11
derecho sustantivo del demandante, por lo que se vinculan
con el fondo del asunto.
De igual manera, la defensa implica meras negaciones
formuladas por el demandado, respecto de los hechos o el
derecho invocados por la parte actora; es decir, la defensa
existe cuando el demandado se limita a negar el derecho
pretendido por la actora, o los hechos en que éste se apoya,
o su exigibilidad o eficacia en el proceso.
Sentado lo anterior, del escrito de contestación a la demanda
se desprende que el Instituto Electoral del Distrito Federal
planteó como excepciones y defensas las siguientes: a) la
falta de acción y derecho; b) excepción de prescripción
de la acción; y la excepción de pago.
En consecuencia, se procede a efectuar el pronunciamiento
atinente a las excepciones al tenor siguiente:
1. Falta de acción y derecho.
Con relación a la excepción de falta de acción y derecho que
plantea la parte demandada, se determina que es indebido
que sea analizada previamente a abordar el estudio de fondo
del presente asunto, ya que ello implicaría dejar al actor en
estado de indefensión, por encontrarse esta cuestión
íntimamente relacionada con las prestaciones reclamadas por
el actor.
TEDF-JLI-002/2012
12
En efecto, el Instituto demando sostiene entre otros aspectos
que el actor carece de acción y derecho para demandar del
Instituto Electoral del Distrito Federal las prestaciones
reclamadas, en virtud que el demandante en el cargo de
Asesor de la Secretaria Administrativa, al momento de dar
por concluida la relación laboral que le unía con el referido
Instituto, le fueron pagados los conceptos a los que tuvo
derecho, como son tres meses de salario bruto, doce días por
cada año de servicio prestado; así como las que por ley le
correspondían, tales como aguinaldo bruto, prima vacacional,
prima de antigüedad y vacaciones por lo que considera que
es procedente la excepción tanto para el escrito inicial de
demanda, como su ampliación y modificación realizada en la
audiencia de nueve de abril del año en curso.
En tal virtud, el análisis de dicha excepción debe hacerse al
momento de abordar el estudio de fondo del presente asunto,
pues guarda íntima relación con la parte sustancial de la
controversia planteada.
2. Excepción de prescripción de la acción.
Esta excepción la hace valer el Instituto Electoral del Distrito
Federal, con fundamento en el artículo 112, de la Ley
Procesal Electoral para el Distrito Federal, precisando, que el
hoy actor al haberse desempeñado como Asesor adscrito a la
Secretaria Administrativa no registraba un horario en el
Sistema Automático de Gestión para Puntualidad y Asistencia
del Personal del Instituto Electoral del Distrito Federal, toda
TEDF-JLI-002/2012
13
vez que realizaba actividades de gran relevancia para el
Instituto Electoral, por lo que al contar el actor con el carácter
de alto directivo no tenía que registrar entrada y salida de las
labores prestadas en consecuencia, el Instituto demandado
señala que es al accionante a quien le correspondería
acreditar las horas extras que dice haber laborado.
En ese sentido el actor en su escrito de demanda señala que
el reclamo de horas extras lo realiza por el tiempo que duró la
relación laboral con el Instituto Electoral citado, esto a partir
del dieciséis de enero de dos mil nueve al veintitrés de marzo
de dos mil once, sin embargo el instituto demandado estima
que la acción prescribió al año de conformidad a lo
establecido por el artículo 112 de la Ley Procesal Electoral
para el Distrito Federal, toda vez que si la relación de trabajo
se dio por terminada el veintitrés de marzo de dos mil once,
mediante convenio firmado entre las partes mismo que fue
exhibido ante este órgano jurisdiccional, ratificado el cuatro
de mayo de dos mil once y elevado a sentencia el once
siguiente, en consecuencia el actor tenía a partir del día
siguiente al veintitrés de mayo de dos mil once, para ejercer
su derecho, circunstancia que aconteció hasta el veintiuno de
marzo de dos mil doce, en consecuencia aduce que el
periodo reclamado se encuentra prescrito.
En ese contexto, el análisis de dicha excepción debe hacerse
al momento de abordar el estudio de fondo de las acciones y
prestaciones que reclama el actor, para determinar si el
periodo de horas extra que señaló en su demanda el actor
TEDF-JLI-002/2012
14
habrán de cubrirse o, en su caso, absolver del pago al
enjuiciado.
3. Excepción de pago.
El Instituto demandado aduce que los actos jurídicos que
legalmente generó el actor le fueron pagados en tiempo y
forma por el Instituto Electoral, por lo que no se le adeuda
concepto alguno y que se le liquidó con el salario que
legalmente le correspondía, por lo que considera que es
procedente la excepción tanto para el escrito inicial de
demanda, como su ampliación realizada en la audiencia de
nueve de abril del año en curso, situación que se analizará en
el fondo del presente asunto, por estar vinculado de manera
directa con la materia de pronunciamiento en el fondo.
QUINTO. FIJACIÓN DE LA LITIS.
Con base en lo anteriormente precisado, toda vez que no
existen excepciones procesales de previo y especial
pronunciamiento que resolver, se procede realizar el estudio
de fondo del presente juicio, para lo cual, es menester fijar la
litis con base en lo expuesto por las partes en la demanda y
contestación respectiva.
De los hechos expuestos por el actor en su escrito inicial de
demanda éste manifestó:
HECHOS
TEDF-JLI-002/2012
15
1.- El suscrito ingresó a laborar al servicio del Instituto
Electoral del Distrito Federal, bajo las condiciones laborales
siguientes:
********** ******* **********
FECHA DE INGRESO: ** DE ********** DE ****
JORNADA LABORAL: De **:** a **:** horas de ******* a
*******
CARGO O PUESTO DESEMPEÑADO: ******
SALARIO MENSUAL BRUTO: $**,***.**
ADSCRIPCIÓN: ********* ***************** *** *********
********** *** ********* *********.
Durante el tiempo que preste mis servicios para el Instituto
demandado lo hice siempre con la calidad, cuidado y esmero
propios del trabajo contratado, velando en todo momento por
los intereses de mi empleador, quien recibió a su entera
satisfacción los servicios, tan es así que nuestra relación
laboral fue fija, continua y permanente por varios años.
2.- Ahora bien, es el caso que con motivo de la supuesta
restructuración llevada a cabo dentro del Instituto Electoral
del Distrito Federal, fui “invitado” a celebrar convenio de
terminación de la relación laboral con efectos al 23 de marzo
de 2011, a lo cual se me entregó con posterioridad un
finiquito por la referida terminación, pero el mismo no incluía
diversas prestaciones que por Ley corresponden, y que son
las que por esta vía reclamo.
3.- Asimismo, no obstante que le suscrito fui contratado con
el horario señalado en el hecho 1, durante todo el tiempo
que preste mis servicios para dicho instituto me vi obligado a
trabajar de las 09:00 a las 22:00 horas de lunes a viernes, e
incluso los sábados, sin que en ningún momento se
efectuara el pago de las horas extraordinarias que labore,
como se demostrará en el momento procesal oportuno.
Es importante resaltar que la prestación relativa al pago de
horas extras tiene un carácter autónomo, es decir, su
exigencia no deriva necesariamente de la ruptura de la
relación de trabajo.
A más de lo anterior, el Estatuto de Gobierno del Distrito
Federal, Código Electoral del Distrito Federal, Estatuto del
TEDF-JLI-002/2012
16
Servicio Profesional Electoral y demás Personal que labore
en el IEDF y, Reglamento Interior del IEDF, como leyes
locales, pueden mejorar los derechos de los trabajadores,
pero de ninguna manera pueden reducirlos, ni estar por
encima de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del
Estado y, Ley Federal del Trabajo, de aplicación supletoria,
no sólo por el “Principio de Jerarquía de Leyes”, sino porque
contravendría los Principios Rectores del Derecho Laboral
como son: “La irrenunciabilidad de derechos de los
trabajadores” y, “El contenido de la Ley Laboral, es el
mínimo de derechos a favor de los trabajadores”.
En este sentido, la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos ordena:
Artículo 123. B. I (se transcribe)
Artículo 1. (se transcribe)
Artículo 26. (se transcribe)
Artículo 112. (se transcribe)
Al respecto, la Ley Federal del Trabajo, de aplicación
supletoria, dispone:
Artículo 65. (se transcribe)
Artículo 66. (se transcribe)
Artículo 67. (se transcribe)
Artículo 68. (se transcribe)
Artículo 516. (se transcribe)
Del mismo modo, el tercer párrafo del artículo 132 del
Código Electoral del Distrito Federal prescribe:
Artículo 132. (se transcribe)
Y el Estatuto del Servicio Profesional Electoral y demás
Personal que Labore en el IEDF, señala:
TEDF-JLI-002/2012
17
Artículo 20, fracción XIV (se transcribe)
De esta manera, es claro que al haber prestado mis
servicios en exceso de la jornada laboral y en beneficio del
Instituto demandado tengo derecho al pago del tiempo
extraordinario correspondiente, teniendo por mandato de las
Leyes Federales, un año para reclamar su pago, habida
cuenta que conforme a lo establecido en el apartado “A”,
fracción XXVII y, apartado “B”, fracción IX del artículo 123 de
la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
artículos 11, 46 y 46 bis de la Ley Federal de los
Trabajadores al Servicio del Estado y, artículos 2, 17, 18, 35,
784 y, 804 de la Ley Federal del Trabajo, de aplicación
supletoria, artículos 325, 333, 133 y, 327 del Código
Electoral del Distrito Federal y, 4 y 5 del Estatuto del Servicio
Profesional Electoral y demás Personal que Labore en el
IEDF, corresponde al Instituto demandado la carga de la
prueba en cuanto a la duración de la jornada de trabajo y el
monto y pago del salario.
De igual manera y por lo que hace a las demás prestaciones
reclamadas, también me encuentro en mi derecho de
reclamarlas por esta vía, no obstante el haber firmado de
recibido el finiquito señalado con anterioridad, ello es así,
merced a que el salario es un derecho irrenunciable,
conforme al marco jurídico que a continuación se pasa a
reproducir:
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
dispone en su artículo 123, apartado B, fracción XIV lo
siguiente:
Artículo 123, apartado B, fracción XIV (se transcribe)
La Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado
(de aplicación supletoria conforme al artículo 100 de la Ley
Procesal Electoral), señala en su artículo 10 lo siguiente:
Artículo 10. (se transcribe)
La Ley Federal del Trabajo (de aplicación supletoria
conforme al artículo 100 de la Ley Procesal Electoral),
establece en su artículo 33 lo siguiente:
TEDF-JLI-002/2012
18
Artículo 33. (se transcribe)
Siendo aplicables al presente negocio jurídico los criterios
jurisprudenciales siguientes:
TRABAJADORES DE CONFIANZA AL SERVICIO DEL
ESTADO. TIENEN DERECHO AL PAGO DE TIEMPO
EXTRAORDINARIO, EN TÉRMINOS DE LA FRACCIÓN
XIV DEL APARTADO B DEL ARTÍCULO 123 DE LA
CONSTITUCIÓN FEDERAL. (se transcribe)
CONVENIO DE TERMINACIÓN DE LA RELACIÓN
LABORAL. LA CLÁUSULA DE NO ADEUDO INCLUIDA
EN ÉL, NO IMPLICA NECESARIAMENTE, EL PAGO
CORRECTO DE LAS PRESTACIONES DERIVADAS DEL
VÍNCULO. (se transcribe)
CONVENIO (FINIQUITO) EN MATERIA
ALCANCES DEL. (se transcribe)
LABORAL.
HORAS EXTRAS. CUANDO LOS TRABAJADORES
SERVICIO DEL ESTADO RECLAMAN SU PAGO Y
TITULAR CONTROVIERTE LA DURACIÓN DE
JORNADA, A ÉSTE LE CORRESPONDE LA CARGA
ACREDITAR QUE ÚNICAMENTE LABORABAN
LEGAL. (se transcribe)
AL
EL
LA
DE
LA
HORAS EXTRAS, CARGA DE LA PRUEBA CUANDO SE
CONTROVIERTE EL HORARIO. (se transcribe)
SALARIOS DEVENGADOS. CORRESPONDE AL PATRÓN
DEMOSTRAR SU PAGO. (se transcribe)
HORAS EXTRAORDINARIAS. CARGA DE LA PRUEBA.
(se transcribe)
Dicho lo apuntado, es menester dejar sentado que por
disposición constitucional y legal el pago de horas extras a
que condenen sus Señorías al Instituto Electoral demandado
debe ser al 200%, acordes con lo que ordena el artículo 39
de la Ley Federal Burocrática, de aplicación supletoria al
Código Electoral local, que a la letra dispone:
Articulo 39. (se transcribe)
TEDF-JLI-002/2012
19
Lo anterior, en correlación con lo que establece el artículo 68
de la Ley Federal del Trabajo, al sostener que la
prolongación del tiempo extraordinario que exceda de 9
horas a la semana, se debe pagar con el 200% más del
salario asignado a las horas de trabajo ordinarias.
Preceptos legales que encajan perfectamente a la hipótesis
en estudio, dado que si el signante laboraba 4 horas extras
diariamente, las que multiplicadas por 5 días (de lunes a
viernes) nos da un total de 20 horas extras acumuladas a la
semana, mismas que exceden por mucho las 9 horas extras
a la semana que prevé la ley, susceptibles de liquidarse en
un 200% más del salario asignado a las horas de trabajo
laboradas ordinariamente, es decir, de 9:00 a 18:00
diariamente.
En tal sentido se ha pronunciado igualmente, el Poder
Judicial de la Federación al aprobar la tesis por contradicción
que a continuación se reproduce:
TRABAJADORES AL SERVICIO DEL ESTADO. EL
ARTÍCULO 68 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO
ES
APLICABLE
SUPLETORIAMENTE
AL
ORDENAMIENTO BUROCRÁTICO RELATIVO, EN LO
QUE RESPECTA AL TIEMPO EXTRAORDINARIO QUE
EXCEDE DE NUEVE HORAS A LA SEMANA. (se
transcribe).
Es así que al haber prestado mis servicios en exceso de la
jomada laboral y en beneficio del Instituto demandado, el
suscrito tiene derecho al pago de tiempo extraordinario
correspondiente, habida cuenta que conforme a lo
establecido en el apartado "A", fracción XXVII y, apartado
"B", fracción IX del artículo 123 de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos, artículos 2, 17, 18, 784 y,
804 de la Ley Federal del Trabajo, de aplicación supletoria a
la materia, artículo 124 de la Ley Procesal Electoral para el
Distrito Federal y, numerales 4 y 5 Estatuto del Servicio
Profesional Electoral y demás Personal que Labore en el
IEDF, corresponde al Instituto demandado la carga de la
prueba en cuanto a la duración de la jornada de trabajo y el
monto y pago del salario.
4.- Por lo que hace al concepto, identificado con la letra B en
el Capítulo de PRESTACIONES del presente ocurso,
TEDF-JLI-002/2012
20
consistente en "diferencias en el finiquito", respectivamente,
es menester señalar lo siguiente:
Como podrán observar sus Señorías dicha prestación, al
encontrarse englobadas dentro del concepto de salario y,
que por virtud, de lo dispuestos en el artículo 123, apartado
B, fracción XIV de la Norma Fundamental del País, el salario
es un derecho que se encuentra debidamente protegido en
favor de los trabajadores, lo que por disposición legal,
adquiere el carácter de un derecho irrenunciable a la luz de
lo previsto en los artículos 10 de la Ley Federal Burocrática y
99 de la Ley Obrera, en consecuencia, si las prestaciones
reclamadas integran el salario, luego entonces, se tornan en
derechos irrenunciables, lo que implica que cualquier
acuerdo de voluntades entre las partes que contenga
renuncia al pago de tales conceptos, es nulo y, por ende,
ineficaz.
Ello, cobra mayor fuerza con lo argumentos hechos valer en
líneas precedentes y que en obvio de repeticiones
innecesarias, solicito a sus Señorías se tenga por
reproducido como si a la letra se insertarán.
La solicitud señalada, la realizo en atención a que es de
explorado derecho que los derechos laborales son
irrenunciables y atendiendo al hecho de que los montos a
que tenía derecho por las prestaciones arriba indicadas, no
quedaron comprendidas en su totalidad.
Y derivado de ello, reclama las siguientes:
PRESTACIONES
A.- El pago del Tiempo Extraordinario, a razón de cuatro
horas diarias laboradas durante todo el tiempo que labore
para el Instituto Electoral del Distrito Federal, de las 18:00
(dieciocho) a las 22:00 (veintidós) horas de lunes a viernes
de cada semana e incluso los sábados de 10:00 a 14:00
horas; lo anterior, con fundamento en el artículo 26 de la Ley
Federal de Trabajadores al Servicio del Estado, los
dispositivos 154, párrafo primero, 166, fracción I, inciso a) y
168 segunda parte del Código Electoral del Distrito Federal,
y los artículos 7 y 19 fracción V del Estatuto del Servicio
Profesional Electoral y demás personal que labore en el
Instituto Electoral del Distrito Federal.
TEDF-JLI-002/2012
21
B.- El pago de las diferencias salariales y de finiquito que
faltaron en cubrirse al momento del cálculo del finiquito que
nos fue otorgado.
Asimismo, el actor por conducto de su apoderado legal en la
audiencia de nueve de abril del presente año, amplió su
demanda, en los siguientes términos:
que previo a ratificar el escrito inicial de demanda y en
términos del artículo 138 fracción I de la Ley Procesal
Electoral para el Distrito Federal, me permito modificar y
agregar lo siguiente: por lo que hace al capítulo de
prestaciones se demanda C.- EL PAGO DEL AGUINALDO Y
COMPLEMENTO DE AGUINALDO EN SU PARTE
PROPORCIONAL AL AÑO DOS MIL ONCE, MISMO QUE
TIENE DERECHO EL HOY ACTOR POR HABERSE
CUBIERTO EN SU MOMENTO A TODOS Y CADA UNO DE
LOS TRABAJADORES DEL INSTITUTO ELECTORAL DEL
DISTRITO FEDERAL. D.- EL PAGO DE LOS VALES DE
DESPENSA EN SU PARTE PROPORCIONAL AL AÑO DOS
MIL ONCE, PRESTACIÓN QUE LE CORRESPONDE AL
ACTOR YA QUE LA MISMA DE IGUAL FORMA FUE
OTORGADA A TODOS Y CADA UNO DE LOS
TRABAJADORES DEL INSTITUTO ELECTORAL DEL
DISTRITO FEDERAL; E.- EL PAGO EN SU PARTE
PROPORCIONAL A LA PRESTACIÓN DENOMINADA
CARGA DE TRABAJO, QUE CORRESPONDE AL ACTOR
POR EL TIEMPO LABORADO EN EL AÑO DOS MIL ONCE,
PRESTACIÓN QUE DE IGUAL FORMA FUE ENTREGADA
A TODOS Y CADA UNO DE LOS TRABAJADORES DEL
INSTITUTO DEMANDADO. Por lo que hace al Capítulo de
Hechos, se agrega lo siguiente: 5. Es de señalar que el
instituto demandado otorga a sus trabajadores diversas
prestaciones de forma continua y permanente, situación que
por sí mismo las vuelve prestaciones ordinarias, ya que
como se demostrará en el momento procesal oportuno las
mismas año con año le son otorgadas a todos los servidores
de dicho instituto, resaltando la importancia de desahogar en
todos sus términos las probanzas que en su momento se
ofrecerán, ya que con las mismas quedará debidamente
acreditado la procedencia de todas y cada una de las
prestaciones que en el presente negocio jurídico se
demanda, con lo anterior se ratifica y reproduce en todos sus
términos el escrito inicial de demanda de fecha nueve de
marzo del año dos mil doce y que obra a fojas de la 001 a la
TEDF-JLI-002/2012
22
011 de los autos, lo anterior para los efectos legales a que
haya lugar.
Ante esta ampliación la apoderada legal del Instituto Electoral
del Distrito Federal, solicitó se suspendiera la audiencia con
la finalidad de que pudiera dar la debida contestación y
oponer las defensas y excepciones de manera integral a la
demanda ampliada, por lo que se suspendió y se fijó el
veintitrés de abril del año en curso, para la continuación de
dicha audiencia.
En ese sentido, el Instituto demandado en la continuación
citada, el Instituto demandado al dar contestación a la
demanda manifestó lo siguiente:
HECHOS
1. El correlativo que se contesta es parcialmente cierto,
en virtud de que el actor efectivamente ingresó a trabajar al
Instituto Electoral del Distrito Federal, en la fecha que indica,
es decir el ** de ******* de ****, en el domicilio de mi
poderdante, con la categoría de Asesor adscrito a la
Secretaría Administrativa y percibiendo como pago de sus
servicios mensuales la cantidad que indica, es decir de
$**,***.** (******* ** ******* *** ************ ******* ** *******
pesos ***/100 M.N.), solamente aclarando que dicha
cantidad es bruta y que a la misma se le deducían los
impuestos correspondientes.
Se hace notar a su Señoría que, el actor menciona que su
jornada laboral comprendía de las 9:00 a 18:00 horas de
lunes a viernes, sin embargo, es falso lo que asevera puesto
que el horario de labores que debe cubrir el personal de este
Instituto es de 9:00 a 17:00 horas, con un máximo de
tolerancia para checar hasta las 17:30 horas, con una hora
para comer afuera de sus instalaciones, en términos de lo
dispuesto por la Circular número 63, de 23 de junio de 2010,
emitida por el Lic. ********* ********* *********, Secretario
Ejecutivo del Instituto Electoral del Distrito Federal. Tal y
como se acreditara en el momento procesal que oportuno.
Ahora bien, referente a que:
TEDF-JLI-002/2012
23
“Durante el tiempo que preste mis servicios para el Instituto
demandado lo hice siempre con calidad, cuidado y esmero
propios del trabajo contratado…”
Lo transcrito, ni se afirma ni se niega al no tratarse de un
hecho, en razón de que son simples manifestaciones
unilaterales del actor, que en su caso correspondería al
demandante comprobar.
2. Por lo que corresponde a este hecho que se contesta,
es parcialmente cierto, puesto que indica:
“…es el caso que con motivo de la supuesta restructuración
llevada a cabo dentro del Instituto Electoral del Distrito
Federal, fui ‘invitado’ a celebrar convenio de terminación de
la relación laboral con efectos al 23 de marzo de 2011,…”
Al respecto, se manifiesta que efectivamente existió una
restructuración y con el fin de evitar un detrimento en sus
derechos laborales, fue “invitado” a celebrar un convenio
para dar por terminada la relación jurídica y dicha invitación
la aceptó, otorgándole una indemnización de tres meses de
salario bruto y 20 días por cada año laborado, más parte
proporcional de aguinaldo, vacaciones, prima vacacional y
prima de antigüedad; lo anterior, se puede corroborar
fehacientemente
en
el
convenio
de
referencia,
específicamente en el quinto punto del capítulo de
antecedentes, documento que se encuentra anexo al
expediente Paraprocesal identificado como TEDF-PP13/2011, mediante el cual se exhibió el convenio que dio por
terminada la relación laboral que lo unía al Instituto Electoral
del Distrito Federal, ratificándolo ambas partes el 4 de mayo
de 2011, así como también entregándole el título de crédito
que amparó las prestaciones convenidas, y elevado a laudo
ejecutoriado el 11 de mayo de 2011. Posteriormente indica
que:
“…a la cual se me entregó con posterioridad un finiquito por
la referida terminación, pero el mismo no incluía diversas
prestaciones que por Ley corresponden,…”
La anterior manifestación es falsa, y se niega el contenido de
la misma. Debido a que al momento de dar por terminada la
relación laboral fue liquidado conforme a derecho,
entregándole todas y cada una de las prestaciones,
conforme a la legislación laboral, lo que se comprobará en el
momento procesal atinente.
3. Por lo que hace a este correlativo que se contesta se
niega; puesto que manifiesta lo siguiente:
TEDF-JLI-002/2012
24
“Asimismo, no obstante que el suscrito fui contratado con los
horarios señalados en el hecho 1 que antecede, durante
todo el tiempo que presté mis servicios para dicho instituto
me vi obligado a trabajar de las 9:00 a las 22:00 horas de
lunes a viernes, e incluso los sábados,…”
Tocante al mismo, se reitera que es falso lo que narra el
actor, puesto que como se mencionó en el hecho primero de
la presente contestación, dicho horario no es el que
corresponde para las labores que se realizan en este
Instituto, sino el de 9:00 a 17:00 horas, con un máximo de
tolerancia para checar hasta las 17:30 horas y con una hora
para comer, en concordancia con lo dispuesto por la Circular
número 63, de 23 de junio 2010, emitida por el Lic *********
******* *********, Secretario Ejecutivo del Instituto Electoral del
Distrito Federal.
Aunado a ello, es importante mencionar que el C. **********
********** **********, al haberse desempeñado como Asesor
adscrito a la Secretaría Administrativa no registraba un
horario en el Sistema Automático de Gestión para
Puntualidad y Asistencia del Personal del Instituto
Electoral del Distrito Federal, por lo tanto estaba exento de
hacerlo, de conformidad con lo establecido en la circular
invocada, que específicamente en el punto 10, dispone:
“10. Excepción de la obligación de registrar entrada y salida
de la jornada laboral y horario de comida.
De conformidad con lo dispuesto por el artículo 154,
segundo párrafo, del Código Electoral del Distrito Federal,
quedan exceptuados de la obligación de registrar
entrada y salida de la jornada laboral y horario de
comida, los servidores públicos de mandos superiores
que ocupen los siguientes cargos: Consejero Presidente,
Consejero Electoral, Secretario Ejecutivo, Secretario
Administrativo, Contralor General, Titular de la Unidad
Técnica Especializada de Fiscalización, Director Ejecutivo y
Titular de Unidad. Adicionalmente, los mandos
homólogos por su nivel jerárquico, que ocupen los
siguientes cargos: Coordinador de Asesores y Secretario
Particular; por la naturaleza de sus funciones quedan
exceptuados también los servidores públicos con
puesto de, Subcontralor, Director de Área, Coordinador
Distrital, Asesor, Asistente Ejecutivo y el personal adscrito a
las oficinas de los Consejeros Electorales, así como los
choferes de los mandos referidos previamente.”
Nota. Lo puesto en negritas es propio.
Lo anterior, obedece a que el actor como Asesor de la
Secretaria Administrativa realizaba actividades de gran
TEDF-JLI-002/2012
25
relevancia para este Instituto Electoral local, amén de que
basta con apreciar el salario que percibía para darse cuenta
que recibía uno de los más altos ingresos como funcionario
de este Instituto, es en ese sentido y al contar el actor con el
carácter de alto directivo, que no tenía que registrar entrada
y salida de las labores prestadas, en consecuencia es al
accionante, a quien le corresponde acreditar las horas
extras que dice haber laborado, de acuerdo con el
contenido de las tesis que a continuación se transcriben:
TIEMPO EXTRAORDINARIO. LA CARGA DE LA PRUEBA
LE CORRESPONDE AL TRABAJADOR CUANDO NO
ESTÁ SUJETO A UN HORARIO Y SE DESEMPEÑA SIN
LA SUPERVISIÓN DEL PATRÓN, POR SER UN ALTO
DIRECTIVO. (se transcribe)
TIEMPO EXTRAORDINARIO, PAGO IMPROCEDENTE.
TRATÁNDOSE
DE
TRABAJADORES
DE
ALTA
JERARQUÍA. (se transcribe)
Ahora bien, en su escrito manifiesta que el reclamo lo realiza
durante todo el tiempo que duró la relación laboral; si
tomamos en cuenta que ingresó a laborar al Instituto
Electoral del Distrito Federal, a partir del 16 de enero de
2009, e interpone su demanda el 21 marzo de 2012, las
supuestas horas extras correspondientes del 16 de enero de
2009 al 21 de marzo de 2011, se encuentran prescritas de
conformidad a lo dispuesto en el artículo 112 de la Ley
Procesal Electoral para el Distrito Federal, puesto que la
acción prescribe al año de que la obligación se hace
exigible, por lo que las horas extras que en su caso hubiera
trabajado el actor antes de esa fecha, ya se encuentran
prescritas. Dicho artículo dispone en la parte que interesa:
Artículo 112. (se transcribe)
Si consideramos que la prescripción es un fenómeno jurídico
que actúa por disposición de la ley mediante el simple
transcurso del tiempo; la doctrina al respecto indica que
existen dos vertientes, esto es por un lado, la adquisitiva y
por otro la pérdida de un derecho, en ese orden se observa
que en materia laboral únicamente se contempla el segundo
supuesto, es decir, la prescripción negativa o pérdida de un
derecho por no ejercerse oportunamente.
Es en este supuesto, que se invoca la prescripción, puesto
que del sello de recibido de la oficialía de partes de ese H.
Tribunal se aprecia que la demanda fue interpuesta el 21 de
marzo de 2012, y la relación de trabajo se dio por terminada
el 23 de marzo de 2011, mediante convenio firmado entre
las partes, mismo que fue exhibido ante el Tribunal Electoral
del Distrito Federal, posteriormente fue ratificado el 4 de
TEDF-JLI-002/2012
26
mayo de 2011 y elevado a sentencia ejecutoriada el 11 del
mismo mes y año, en consecuencia, el actor tenía a partir
del día siguiente al 23 de marzo de 2011, esto es del 24 del
año en cita, para ejercer su derecho ante ese órgano
jurisdiccional, circunstancia que no aconteció, hasta el 21 de
marzo de 2012, en consecuencia, ha transcurrido en exceso
el término de un año que indica el artículo 112 de la Ley
Procesal Electoral para el Distrito Federal, por lo que, se
adecúa la hipótesis de los hechos a la normativa invocada,
razón jurídica suficiente para considerar que el periodo del
reclamo del 16 de enero de 2009 al 21 de marzo de 2011, se
encuentra prescrito. Para dar base a lo anterior, se invocan
las siguientes jurisprudencias:
PRESCRIPCIÓN LABORAL. PARA EL CÓMPUTO
RESPECTIVO, LOS MESES SE REGULAN POR EL
NÚMERO DE DÍAS QUE LES CORRESPONDAN. (se
transcribe).
PRESCRIPCIÓN EN MATERIA LABORAL. LA PARTE
QUE LA OPONGA DEBE PARTICULARIZAR LOS
ELEMENTOS DE LA MISMA, PARA QUE PUEDA SER
ESTUDIADA POR LA JUNTA DE CONCILIACIÓN Y
ARBITRAJE. (se transcribe)
Esto es así, ya que debe tomarse en cuenta que la
prestación que nos ocupa tiene un carácter autónomo, es
decir, su exigencia no deriva necesariamente de la ruptura
de la relación de trabajo, (tal y como lo aceptan en su
escrito, específicamente en este punto) por lo que el plazo
de un año para reclamarlas empieza a correr a partir del día
siguiente a la fecha en que se actualiza el interés jurídico del
servidor, lo que acontece desde el momento en que la
prestación pudo exigirse, pues en todo caso, las labores
extraordinarias son de consumación inmediata y
debieron haberse reclamado a más tardar el día de pago de
la quincena en que se hayan trabajado, de manera que, de
no satisfacerse dicha remuneración en la quincena
correspondiente, a partir de ese momento surge la
afectación del interés jurídico del trabajador y el derecho
para ejercitar su acción a partir del día siguiente.
En consecuencia, la prescripción ha de computarse a partir
del día siguiente en que su pago era exigible, y al no
efectuarse éste se convierte en un adeudo, susceptible de
prescribir en el término de un año, de no ser cobrado ni
demandado en el término señalado en el artículo 112,
párrafo primero, de la Ley Procesal Electoral para el Distrito
Federal.
Por lo que es claro, que lo afirmado por el hoy actor en su
escrito de demanda resulta falso, de mala fe y carente de
TEDF-JLI-002/2012
27
sustentación jurídica. Sirve de apoyo a lo anteriormente
manifestado la exacta aplicabilidad de las siguientes tesis y
jurisprudencia:
PRESCRIPCIÓN DE ACCIONES PROVENIENTES DE
HECHOS CONOCIDOS POR EL ACTOR. (se transcribe)
SALARIOS,
GRATIFICACIONES,
ETCÉTERA,
PRESCRIPCIÓN DE LAS ACCIONES PARA EXIGIR EL
PAGO. (se transcribe)
Por lo que respecta, al reclamo de horas extras comprendido
del 22 de marzo de 2011 al 21 de marzo de 2012, (fecha en
la que el actor presentó su demanda), es importante aclarar
lo siguiente: que la relación de trabajo culminó el 23 de
marzo de 2011, tal y como se había indicado en párrafos
anteriores, por lo que si tomamos los periodos indicados, su
reclamo sólo consiste del 22 al 23 de marzo de 2011, es
decir dos días, mismos que no laboró un horario
extraordinario como lo alega, con lo cual se hace evidente el
doloso manejo de la información por parte del hoy
demandante, con la probable pretensión de obtener recursos
públicos que no le corresponden. (Circunstancia que se
comprobará en el momento procesal oportuno).
Posteriormente, el actor invoca diferentes disposiciones
normativas como son la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, la Ley Federal de los Trabajadores al
Servicio del Estado, Ley Federal del Trabajo, (ambas leyes
de aplicación supletoria a la ley de la materia), el Estatuto de
Gobierno del Distrito Federal, Código Electoral del Distrito
Federal y el Estatuto del Servicio Profesional Electoral, y
demás personal que labore en el IEDF y el Reglamento
Interior de este Instituto, que según su criterio serían
aplicables a su reclamo de horas extras, así como a sus
derechos laborales.
En cuanto a las mismas, se manifiesta que dicha legislación
le serían aplicables, en el caso de que el actor hubiera
laborado un horario extraordinario, o se hubieran violentado
sus derechos como trabajador de este Instituto; lo que no
acontece, toda vez que son falsos sus reclamos y los
acontecimientos que narra; puesto que no se ajustan a las
condiciones y requisitos de las hipótesis legales que hay que
cumplir para su aplicación, lo que en su momento se
comprobará. En igual circunstancia, acontece con las tesis
que menciona en este hecho el actor, es decir, no son
ajustables a los reclamos que realiza.
TEDF-JLI-002/2012
28
Es necesario, hacer notar a su Señoría que la legislación
que invoca el demandante, alguna de ella no es aplicable al
juicio que nos ocupa, como por ejemplo, el artículo 65 y el
primer párrafo del artículo 67 de la Ley Federal del Trabajo
de aplicación supletoria a la Ley de la materia, puesto que
basta leer dichos artículos para considerarlo así, debido a
que no ha ocurrido algún siniestro o riesgo inminente, o que
peligre la vida del patrón o de sus compañeros, que son los
supuestos que incluyen dichos artículos, por lo que es
evidente que su invocación no es ajustable a sus reclamos.
Asimismo, invoca el artículo 516, de la Ley ya mencionada,
el cual se refiere a que las acciones de trabajo prescriben en
un año, lo que implica que las horas extras que reclama,
estarían prescritas, dándole la razón y sustento jurídico a lo
indicado por este Instituto. Siendo notoriamente falso el
hecho que se contesta.
4. Atinente a este hecho se niega puesto que se
encuentra fuera de todo contexto jurídico, debido a que
cuando se dio por terminada la relación laboral con el actor,
se le pagó todas y cada una de las prestaciones a las cuales
tenían derecho, conforme a la cantidad mensual bruta que
percibía de $**,***.*** (*********** * ********* *** **********
********** * ********** presos **/**** M.N.). Ahora bien, en el
momento procesal oportuno, se demostrará que la cantidad
indicada, (concuerda con aquella mediante la cual se
realizaron los cálculos correspondientes de los conceptos
que integraron su finiquito), misma que a su vez se
encuentra ubicada en los tabuladores que en su momento
fueron emitidos por mi poderdante y de los cuales de derivó
el salario con el cual se realizaron los cálculos
correspondientes de las prestaciones a las que tenían
derecho.
Aunado a lo anterior, y de considerarse por ese H. Tribunal
lo contrario, se manifiesta que su reclamo se encuentra
prescrito, puesto que la relación de trabajo culminó el 23 de
marzo de 2011, mediante convenio firmado entre las partes,
en consecuencia el actor tenía a partir del día siguiente al 23
de marzo de 2011, esto es del 24 del año en cita, para
ejercer su derecho ante ese órgano jurisdiccional,
circunstancia que no aconteció, hasta el 21 de marzo de
2012, en consecuencia, ha transcurrido en exceso el término
de un año que indica el artículo 112 de la Ley Procesal
Electoral para el Distrito Federal, por lo que, se adecúa la
hipótesis de los hechos a la normativa invocada, razón
jurídica suficiente para considerar que el periodo del reclamo
del 16 de enero de 2009 al 21 de marzo de 2011, se
encuentra prescrito.
TEDF-JLI-002/2012
29
Por lo que respecta, al reclamo comprendido del 22 de
marzo de 2011 al 21 de marzo de 2012, (fecha en la que el
actor presentó su demanda), se hace notar que sí la relación
de trabajo culminó el 23 de marzo de 2011, su reclamo sólo
consiste del 22 al 23 de marzo de 2011, es decir dos días.
De igual forma, se hace notar que en la audiencia efectuada
el 4 de mayo de 2011, dentro del expediente Paraprocesal
TEDF-PP-013/2011 ante ese H. Tribunal mediante la cual
ratificó el convenio respectivo y recibió de conformidad el
título de crédito correspondiente, no realizó manifestación
alguna, referente a que no estuviera de acuerdo con la
cuantificación de las prestaciones incluidas en el convenio y
posteriormente pagadas en cheque, como se puede
comprobar en el acta de la referida audiencia. Sirve de base
a lo anterior, la siguiente jurisprudencia, que al efecto se
invoca:
CONVENIOS, NULIDAD DE LOS. PRESCRIPCIÓN. (se
transcribe)
PRESTACIONES
A). Es improcedente el reclamo que hace consistir el
actor en el pago de tiempo extraordinario a razón de 4
horas extraordinarias durante todo el tiempo que laboró
de las 18:00 a las 22:00 horas de lunes a viernes de cada
semana, e incluso los sábados de las 10:00 a las 14:00
horas; por las razones ya expuestas en la presente
contestación, por lo que se solicita a su Señoría que
considere como si estuviera inserto a la letra el contenido de
la contestación al hecho número 3.
Aunado a lo anterior y suponiendo sin conceder la existencia
de dicho reclamo, no basta hacer creer en forma dolosa que
hubiere laborado, sino que es necesario que lo sustente en
hechos y consideraciones de derecho, puesto que el horario
extra manifestado en su escrito de demanda, resulta
humanamente imposible e inverosímil, pues hasta el
momento no existe persona alguna que pueda desarrollar
una actividad física o mental sin descansar ni tomar
alimentos, esto es, no es creíble que una persona labore
en esas condiciones sin disfrutar del tiempo suficiente
para reposar, comer y reponer energías, sin que se vea
vulnerada de manera notoria su salud, puesto que indica que
laboraba un horario de las 9 de la mañana a las 22 horas,
todos los días de la semana, e inclusive si consideramos el
día viernes, con el horario indicado, y que al día siguiente
que es sábado, dice que lo laboraba de las 10:00 a las 14:00
horas, durante todo el tiempo que duró la relación de trabajo,
es decir, casi sin descanso, por lo que resulta poco creíble
su reclamo. Sirve de apoyo a lo anterior, por la exacta
TEDF-JLI-002/2012
30
aplicabilidad de la tesis de jurisprudencia en contradicción
que a la letra ordena:
HORAS EXTRAS. RECLAMACIONES INVEROSÍMILES.
(se transcribe)
B). También es improcedente el pago de diferencias
salariales del finiquito que expone en este punto el
actor, por los siguientes argumentos; como se puede
apreciar en su escrito de demanda, específicamente en el
hecho número 1, el C. ********** ********* **********, indica
que percibió la cantidad mensual bruta de $**,***.**
(********* * ******** *** ********** ******** * ******** pesos
**/**** M.N.). Ahora bien, en el momento procesal oportuno,
se demostrará que la cantidad indicada, (concuerda con
aquella mediante la cual se realizaron los cálculos
correspondientes de los conceptos que integraron su
finiquito), misma que a su vez se encuentra ubicada en los
tabuladores que en su momento fueron emitidos por mi
poderdante y de los cuales se derivó el salario con el cual
se realizaron los cálculos correspondientes de las
prestaciones a las que tenía derecho.
Por lo que, suponiendo sin conceder que así fuera el caso,
tenía el derecho de manifestarlo en la audiencia de 4 de
mayo de 2011, mediante la cual ratificó el convenio
respectivo y recibió de conformidad el título de crédito
correspondiente, circunstancia que no aconteció, como se
puede comprobar en el acta de la referida audiencia, en
donde en la parte que interesa menciona:
“---En uso de la palabra el ciudadano ********** **********
********** manifestó: ‘Solicito a esta autoridad que me sea
entregado el cheque que exhibió la apoderada legal del
Instituto Electoral del Distrito Federal, respecto del cual
expreso mi absoluta conformidad porque contiene la
cantidad consignada en el convenio que he ratificado en este
acto, por lo que me doy por pagado de todos y cada uno de
los conceptos expresados en la clausulas primera y segunda
del mismo, derivados de mi relación de trabajo con el citado
instituto,…”
Nota. El resaltado es nuestro.
Como se desprende de la cita anterior, el actor acepto no
sólo las condiciones y contenido del convenio, lo ratificó y
recibió de conformidad el cheque correspondiente, lo que
significaría que afirmar lo contrario sería apartase de la
legalidad del convenio suscrito y ratificado por el mismo ante
el Tribunal de mérito, lo cual, podría implicar que el hoy actor
hubiera falseado sus declaraciones (lo que configuraría un
delito, puesto que la realizó ante una autoridad jurisdiccional,
TEDF-JLI-002/2012
31
como lo es el Tribunal Electoral del Distrito Federal) y a su
vez pretender en forma indebida el pago de prestaciones a
las que asegura tener derecho. Por lo que, puede arribarse a
la convicción de que el actor no le asiste la razón ni en su
manifestación, ni en su reclamo.
Aunado a ello, ese H. Tribunal es el garante en este sentido
de velar por los derechos laborales y en consecuencia de
revisar y asegurar que no exista renuncia de los mismos y
que no hubiera menoscabado a la esfera jurídica de los
trabajadores del Instituto Electoral del Distrito Federal.
Porque si era necesario, podría en base a las facultades que
le otorga la Ley a ese H. Tribunal Electoral local, no haber
autorizado que se continuara con el desarrollo del
procedimiento paraprocesal, debido a alguna violación del
derecho del extrabajador; sin embargo, ello no aconteció y
elevó a sentencia ejecutoriada el convenio de referencia. En
consecuencia, es falso que se le adeude pago por
diferencias salariales, como lo esgrime en esta
prestación. Solicitando a su Señoría, que en obvio de
repeticiones innecesarias y por economía procesal,
considere inserta como si a la letra estuviera la
jurisprudencia que se encuentra ubicada en la contestación
al hecho 4.
De todo lo anterior, se advierte que el Instituto Electoral
del Distrito Federal, le pago todas y cada una de las
prestaciones a las que tenía derecho; por lo tanto el
promovente trata de sorprender la buena fe de su
Señoría para lograr obtener un lucro indebido con dicha
reclamación.
CONTESTACIÓN A LA ACLARACIÓN Y MODIFICACIÓN
QUE REALIZÓ EL ACTOR, EN LA AUDIENCIA DE 9 DE
ABRIL DE 2012.
El demandante agregó en su capítulo de prestaciones lo
siguiente:
“C.- EL PAGO DEL AGUINALDO Y COMPLEMENTO DE
AGUINALDO EN SU PARTE PROPORCIONAL AL AÑO
DOS MIL ONCE.”
Referente al reclamo del aguinaldo de 2011, es
improcedente, en razón de que el actor recibió conforme a
derecho la parte proporcional del aguinaldo del año indicado
que le correspondería por sus servicios prestados a este
Instituto, al momento de dar por terminada la relación laboral
que le unía con mi poderdante.
De conformidad con el artículo 42 bis de la Ley Federal de
los Trabajadores al Servicio del Estado, que a la letra indica:
TEDF-JLI-002/2012
32
Artículo 42 Bis. (se transcribe)
En ese orden de ideas, el artículo 12, fracción IV del Estatuto
del Servicio Profesional Electoral y demás personal que
labore en el Instituto Electoral del Distrito Federal, ordena lo
siguiente:
Artículo 12, fracción IV (se transcribe)
Como se aprecia, de las disposiciones en comento, se
desprende que el patrón, en este caso mi poderdante, se
encuentra obligado a otorgar a sus trabajadores el
equivalente a 40 días de salario y en el caso de que no
hubieren prestado sus servicios durante todo el año, la parte
proporcional que concierna, circunstancia que aconteció con
el hoy actor, debido a que recibió conforme a derecho la
parte proporcional de aguinaldo de 2011, del 1° de enero al
23 de marzo del año mencionado, fecha esta última en la
que se dio de común acuerdo la terminación de la relación
laboral que le unía con este Instituto, y la cantidad que
percibió por el concepto de aguinaldo, fue proporcional al
lapso laborado, es decir el aguinaldo que legalmente le
correspondería.
Lo
que
se
puede
comprobar
fehacientemente en el convenio que se encuentra anexo, en
el expediente Paraprocesal TEDF-PP-13/2011, que
promovió mi poderdante ante ese H. Tribunal, ratificándolo
ambas partes el 4 de mayo de 2011 y entregándole al actor
el título de crédito que amparó las prestaciones convenidas,
(entre ellas la relativa al aguinaldo) y elevado a laudo
ejecutoriado el 11 de mayo de 2011, por lo tanto, se pagó el
mismo.
Ahora bien, por lo que se refiere al reclamo del pago del
complemento del aguinaldo proporcional al año 2011, el
mismo es improcedente. Ello, debido al siguiente
argumento:
La Junta Administrativa de este Instituto, en su Décimo
Cuarta Sesión Urgente del 18 de noviembre de 2011,
mediante Acuerdo identificado con la clave alfanumérica
JA145-11, autorizó un pago equivalente a 20 días de
salario bruto, de los puestos desempeñados durante el
año sin deducción alguna, de manera exclusiva al
personal que se encontrara activo al 31 de diciembre de
2011."
Posteriormente, el 5 de diciembre de 2011, el *****. **********
**. ********* *********, en su calidad de Encargado del
Despacho de la Secretaría Administrativa y la *.*. *********
********* ***********, Directora de Recursos Humanos y
TEDF-JLI-002/2012
33
Financieros, ambos funcionarios de este Instituto, emitieron:
"Los Criterios para el Pago de las Prestaciones de Fin de
año 2011", ello con fundamento en el artículo 69 fracciones I
y IV, del Código de Instituciones y Procedimientos
Electorales del Distrito Federal, que a la letra indica:
Articulo 69, fracciones I y IV (se transcribe)
Como se puede apreciar, es un pago extraordinario e
independiente del derecho que tiene todo trabajador de
percibir una prestación denominada aguinaldo a partir del
mes de diciembre del año de que se trate, por lo que
jurídicamente es una prestación de carácter extraordinario,
que en su caso el extrabajador que la pretende, no
cumple con el requisito que se consideró para su pago,
puesto que se hizo efectivo para aquellos trabajadores
que estuvieran en activo al momento de su cobro,
condición que no reúne el actor, por haberse terminado
la relación jurídica Instituto, varios meses antes de que
se otorgara dicho pago, con todas las consecuencias
jurídicas inherentes a la misma.
Lo que reviste una gran importancia, si se considera que
fue el propio actor que coartó su derecho a recibir la
prestación extralegal en comento, toda vez que decidió
optar por dar por terminada la relación laboral el 23 de
marzo de 2011, y un requisito indispensable para
obtenerla, era el estar como trabajador en activo de este
Instituto al mes de diciembre del año 2011.
Aunado a ello, si las prestaciones extralegales, se definen
como el pago de aquellos derechos que son superiores a los
mínimos establecidos en el artículo 123 apartados A y B, de
la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y
sus leyes reglamentarias, que tienen su origen en el acuerdo
común de las partes, y que se pueden considerar como
provenientes de un acto voluntario del patrón, el cubrir el
pago de prestaciones que no se encuentran reguladas en las
leyes respectivas, por consiguiente, para que proceda la
reclamación de algún concepto que merezca el calificativo
de extralegal, es necesario que los trabajadores acrediten
que tienen derecho al mismo, ya que se trata de un acto
voluntario del patrón, en este caso de mi poderdante,
por lo que en consecuencia y debido a su decisión, no
tiene derecho a reclamar la prestación extralegal de
mérito.
Posteriormente reclama:
TEDF-JLI-002/2012
34
"D).- EL PAGO DE VALES DE DESPENSA EN SU PARTE
PROPORCIONAL AL AÑO DOS MIL ONCE..."
Atinente al presente reclamo, se manifiesta que no tiene
derecho al mismo, debido a que como se ha manifestado a
través de este escrito, fue por decisión propia del hoy actor
dar por terminada la relación laboral que le unía a mi
poderdante con efectos a partir del 23 de marzo de 2011,
mediante la firma y ratificación de un convenio y posterior
entrega de parte de este Instituto de un cheque que
amparaba los conceptos a los cuales tenía derecho y que
recibió de conformidad, según consta ante ese H. Tribunal
en el Procedimiento Paraprocesal TEDF-PP-13/2011, que
para tal efecto promovió mi poderdante.
Lo anterior, implica que el mismo argumento que da
contestación al reclamo del pago del complemento del
aguinaldo en su parte proporcional de 2011, se solicita a su
Señoría que lo considere inserto como si a la letra estuviera,
por economía procesal y a fin de evitar innecesarias
repeticiones. Solamente se adecúa en lo siguiente:
Que en "Los Criterios para el Pago de las Prestaciones de
Fin de año 2011", (documento al ya se ha referido en esta
contestación), en la parte que interesa, la Junta
Administrativa de este Instituto en su Octava Sesión
Ordinaria del 19 de agosto de 2011, mediante Acuerdo
identificado con la clave alfanumérica JA098-11, (documento
que en el momento oportuno se exhibirá) autorizó lo
siguiente:
"VALES DE DESPENSA DE FIN DE AÑO Para los
servidores públicos de estructura que se encuentren en
activo al 31 de diciembre de 2011, por un monto neto de
$**,***.** (****** *** *********** pesos **/***** M.N.)
proporcional al tiempo laborado, conforme..."
Nota. Lo puesto en negritas es propio.
Ahora bien, la prestación que se reclama tiene el carácter de
extralegal, puesto que la misma no se encuentra ubicada en
la legislación laboral aplicable a este Instituto y a sus
trabajadores, esto es, porque es por decisión propia del
patrón el otorgarla o no, además de que deriva de que
existan remanentes del presupuesto que maneja el Instituto
Electoral del Distrito Federal y que sea propuesta ante la
Junta Administrativa, quien como órgano facultado puede o
TEDF-JLI-002/2012
35
no considerar dicha propuesta. Circunstancia que aconteció,
tal y como lo indica el contenido del Acuerdo JA098-11,
referido en párrafos anteriores.
Unificado a ello y como se desprende de la transcripción que
se hace de: "Los Criterios para el Pago de las Prestaciones
de Fin de año 2011", específicamente en lo que se refiere a
los vales de fin de año, se indica con claridad que dicha
prestación, después de ser aprobada por la Junta
Administrativa, será otorgada a aquellos servidores públicos
que se encuentren activos al 31 de diciembre de 2011,
presupuesto que no cumple el actor, puesto que tomó la
decisión de dar por terminada la relación jurídica (laboral)
que le unía con mi poderdante, con efectos a partir del 23 de
marzo del año mencionado, (varios meses antes de que se
aprobará otorgar la prestación extralegal que se indica)
teniendo como consecuencia jurídica que dejó de percibir
aquellos beneficios extralegales que por voluntad del patrón
(Instituto Electoral del Distrito Federal) otorgó en ese año a
sus trabajadores, como fue el caso, razón jurídica suficiente
para que se determine que el demandante no tiene derecho
a la misma.
Por lo que, al ser una prestación de carácter extralegal, es al
actor a quien le corresponde va no la existencia, sino el
acreditar que tiene el derecho a ella. Invocando para tal
efecto las siguientes tesis y jurisprudencia:
PRESTACIONES
EXTRALEGALES.
CORRESPONDE
ACREDITAR SU PROCEDENCIA A QUIEN PRETENDE SU
PAGO. (se transcribe)
PRESTACIONES EXTRALEGALES,
PRUEBA. (se transcribe)
CARGA
DE
LA
SUPLENCIA DE LA QUEJA EN MATERIA LABORAL. NO
EXIME A LA PARTE TRABAJADORA DE OFRECER LAS
PRUEBAS QUE TIENE OBLIGACIÓN DE EXHIBIR PARA
DEMOSTRAR PRESTACIONES EXTRALEGALES. (se
transcribe)
Posteriormente agrega:
" E - El PAGO EN SU PARTE PROPORCIONAL A LA
PRESTACIÓN DENOMINADA CARGA DE TRABAJO, QUE
TEDF-JLI-002/2012
36
CORRESPONDE AL ACTOR POR EL TIEMPO LABORADO
EN EL AÑO DOS MIL ONCE."
Al respecto, se manifiesta que es improcedente su
reclamo, debido a que como ha quedado establecido la
relación laboral terminó el 23 de marzo de 2011 y el reclamo
lo realiza el actor del 1o de enero al día indicado, por lo que
es un hecho notorio para ese H. Tribunal, que en el periodo
que reclama el actor no hubo ningún proceso electoral,
puesto que el inicio del proceso electoral para elegir Jefe de
Gobierno, Jefes Delegacionales y Diputados a la Asamblea
2011-2012, fue a partir de 7 de octubre de 2011, (lo que se
comprobará en el momento procesal oportuno, no obstante
que es un hecho notorio para ese H. Tribunal), por lo que
resulta evidente que su reclamo es desacertado, puesto que
no participó activamente en dicho proceso electoral, en
consecuencia, es patente su mala fe al pretender el cobro
indebido de una prestación que únicamente tiene su origen
en la apertura de un proceso electoral local, con el fin de
compensar el esfuerzo físico y mental al trabajador que lo
realiza, de conformidad con lo establecido en el artículo 122
del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del
Distrito Federal, que a la letra dispone:
Artículo 122. (se transcribe)
En resumen de todo lo anteriormente expresado, queda
debidamente comprobado que los reclamos que el actor
formula
son
insubsistentes,
improcedentes
e
infundados.
Por último, en cuanto al capítulo de hechos añade:
"5. Es de señalar que el instituto demandado otorga a sus
trabajadores diversas prestaciones de forma continua y
permanente, situación que por sí mismo las vuelve
prestaciones ordinarias, ya que como se demostrara en el
momento procesal oportuno las mismas años con año le son
otorgadas a todos los servidores de dicho instituto,
resaltando la importancia de desahogar en todos sus
términos que en su momento se ofrecerán, ya que con las
mismas quedará debidamente acreditado la procedencia de
todas y cada una de las prestaciones."
Referente al mismo, se manifiesta que no es un hecho,
en razón de que su Señoría podrá apreciar, no se relata
algún acontecimiento que hubiera padecido el actor, más
bien son declaraciones subjetivas, desprovistas de algún
TEDF-JLI-002/2012
37
contenido jurídico. Sin embargo, con el fin de no dejar en
estado de indefensión a mi poderdante, se manifiesta:
Que el Instituto Electoral del Distrito Federal, otorga a sus
trabajadores las prestaciones legales, que establece nuestra
Carta Magna, específicamente, en su artículo 123 apartado
"B", tales como aguinaldo, prima vacacional, etc; es decir,
cumple con las obligaciones inherentes cuando ostenta la
calidad de patrón. Ahora bien, el reclamo de las diversas
prestaciones que refiere el actor, revisten el carácter de
extralegales, puesto que no se encuentran contempladas
como derechos en la legislación laboral, por lo tanto, mi
poderdante no está obligado a otorgarlas, por lo que dada su
naturaleza corresponde a la reclamante acreditar que tiene
derecho a ellas.
EXCEPCIONES Y DEFENSAS
1. LA DE FALTA DE ACCIÓN Y DE DERECHO. El actor
carece de acción y derecho para demandar del Instituto
Electoral del Distrito Federal las prestaciones reclamadas,
en virtud de que el demandante en el cargo de Asesor de la
Secretaría Administrativa, al momento de dar por concluida
la relación laboral que le unía a este Instituto, le fueron
pagados los conceptos a los que tuvo derecho, como son,
los tres meses de salario bruto, doce días por cada año de
servicio prestado; así como aquellas que de acuerdo con la
ley les correspondían, tales como aguinaldo bruto, prima
vacacional, prima de antigüedad y vacaciones. Bajo ese
tenor, es procedente la excepción que se hace valer, tanto
para el escrito inicial de demanda, como para su ampliación
y modificación realizada en audiencia de 9 de abril de 2012.
2. L A EXCEPCIÓN DE PRESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN.
Con fundamento en el artículo 112, de la Ley Procesal
Electoral para el Distrito Federal, se hace valer la
prescripción para el acto del reclamo de las horas extras y el
pago de diferencias salariales en el finiquito que recibió, en
los términos expresados en este ocurso y que por economía
procesal se solicita a su Señoría que los considere como si
estuvieran insertos como si a la letra estuvieran en este
capítulo y que declare procedente esta excepción, para el
escrito inicial de demanda, así como para su ampliación y
modificación realizada en audiencia de 9 de abril de 2012.
TEDF-JLI-002/2012
38
3. LA DE EXCEPCIÓN DE PAGO. En virtud de que los
actos jurídicos que legalmente generó el C. ********** ********
********** le fueron pagados en tiempo y forma por mi
poderdante, por lo que no se le adeuda concepto alguno y
de igual forma se le liquidó con el salario que legalmente le
correspondería, circunstancia que en el momento procesal
oportuno se comprobará, con las copias certificadas que al
efecto se exhiben. Por lo que también, es procedente la
excepción que se hace valer, en estos términos, tanto para
el escrito inicial de demanda, así como para su ampliación y
modificación realizada en audiencia de 9 de abril de 2012.
Por su parte, en la misma audiencia, el apoderado del actor
en ejercicio de su derecho de réplica manifestó lo siguiente:
En este acto solicito se desestime lo señalado por el instituto
demando en su escrito de contestación, ya que en el mismo
obran apreciaciones subjetivas carentes de fundamentación
legal, ya que como este H. Tribunal Electoral se cerciorará al
momento de desahogar las probanzas correspondientes y
emitir su resolución, quedará debidamente acreditado la
petición de mi representado, por lo cual insisto, solicito se
desestime lo señalado por mi contraparte.
El demandado Instituto Electoral del Distrito Federal por voz
de su apoderada manifestó a contrarréplica, lo siguiente:
Basta leer las manifestaciones vertidas por mi contraparte para
apreciar que las mismas son exclusivamente declaraciones sin
sentido vacías y sin ningún contenido jurídico y no como
dolosamente lo afirma referente a la contestación que ha dado
mi poderdante a los reclamos que ha efectuado la parte actora,
y en consecuencia se puede llegar a la conclusión de que
realmente no realizó una réplica por lo tanto solicito a su
señoría que sea tomado en cuenta al momento de resolver el
presente asunto que mi contraparte no tuvo argumentos
jurídicos suficientes para desvirtuar el contenido de la
contestación en la demanda así como su ampliación y
modificación, lo anterior para los efectos de derecho que
corresponda.
En ese contexto, para dilucidar el conflicto laboral, serán
analizados y valorados los medios probatorios que las partes
TEDF-JLI-002/2012
39
ofrecieron para sustentar sus afirmaciones, mismos que les
fueron admitidos mediante proveído de veintiséis de abril del
año en curso y, en su oportunidad, quedaron desahogados
la instrumental de actuaciones y la presuncional legal y
humana, así como:
De la parte actora:
1. La confesional, a cargo de la apoderada legal del Instituto
Electoral demandado;
2. La documental, consistente en:
a)
Listados
de recepción de vales
de fin de año
correspondientes al mes de diciembre de los años 2009,2010
y 2011, así como de recepción de aguinaldo y complementos
de aguinaldo correspondientes a los años 2009, 2010 y 2011
b) Registro de entrada y salida de la jornada laboral y horario
de comida del personal de estructura exento de firma
adscrito a la Secretaria Administrativa del Instituto Electoral
del Distrito Federal correspondiente a los años 2009, 2010 y
2011.
De la parte demandada:
1. La confesional, a cargo de ********** ******* **********;
2. Las documentales consistentes en:
TEDF-JLI-002/2012
40
a) Original del expediente paraprocesal identificado con la
clave TEDF-PP-13/2011.
b) Copia certificada de la Circular número 67, de veintitrés de
junio de dos mil diez, emitida por el Secretario Ejecutivo del
Instituto Electoral del Distrito Federal.
c) Copia certificada del acuerdo de la Junta Administrativa del
Instituto Electoral del Distrito Federal, por el que se aprueban
los Tabuladores y Remuneraciones Definitivos aplicables al
personal del Instituto Electoral del Distrito Federal, para el
Ejercicio
Fiscal
2011,
que
presenta
la
Secretaria
Administrativa (Acuerdo JA-008-11) y sus anexos.
d) Copia certificada del Acuerdo de la Junta Administrativa
del Instituto Electoral del Distrito Federal, por el que se
aprueba
la
actualización
de
los
Tabuladores
y
Remuneraciones aplicables al personal del Instituto Electoral
del Distrito Federal, de acuerdo a la nueva estructura
aprobada por el Consejo General del instituto mencionado
(Acuerdo JA-023-11) y su anexo.
e) Copia certificada del Acuerdo del Consejo General por el
que se aprueban el ajuste al presupuesto de egresos del
Instituto Electoral del Distrito Federal para el ejercicio dos mil
once y las modificaciones al programa operativo anual del
propio Instituto, aprobado en sesión pública de veintiocho de
marzo de dos mil once (ACU-26-11).
TEDF-JLI-002/2012
41
f) Copia certificada del documento denominado “Criterios
para el Pago de Prestaciones de Fin de Año 2011” emitido
por
el
Encargado
del
Despacho
de
la
Secretaria
Administrativa y la Directora de Recursos Humanos y
Financieros, ambos funcionarios del instituto demandado.
g) Copia certificada del Acuerdo del Consejo General del
Instituto Electoral del Distrito Federal, por el que se aprueba
la convocatoria dirigida a la Ciudadanía y Partidos Políticos a
participar en el Proceso Electoral Ordinario 2011-2012, para
elegir Jefe de Gobierno, Diputados a la Asamblea Legislativa
y Jefes Delegacionales, cuya Jornada Electoral se celebrara
el primero de julio del dos mil doce (ACU-50-11) y su anexo.
h) Copia certificada del Acuerdo de la Junta Administrativa
del Instituto Electoral del Distrito Federal, por el que se
aprueba la solicitud de nuevas necesidades formuladas por la
Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación
Cívica, Unidad Técnica del Centro de Formación y Desarrollo
y la Dirección de Recursos Humanos y Financieros de la
Secretaria Administrativa (Acuerdo JA098-11) y su anexo.
Es de señalarse que todas estas probanzas quedaron
debidamente desahogadas en la audiencia a que se refieren
los artículos 136, 139, fracción V, y 142 de la Ley Procesal
Electoral para el Distrito Federal, como consta en las actas
respectivas que obran en autos. Así, la valoración de las
mismas se hace en términos de lo dispuesto en el artículo
TEDF-JLI-002/2012
42
118 del mismo ordenamiento, esto es, atendiendo a las
reglas de la lógica y de la experiencia, así como del sano
raciocinio, a fin de determinar su alcance probatorio y arribar
a la convicción respecto a determinar si se acreditan o no los
hechos que con ellas se pretende demostrar.
De manera semejante, el artículo 841 de la Ley Federal del
Trabajo señala que: “Los laudos se dictarán a verdad sabida
y buena fe guardada y apreciando los hechos en conciencia,
sin necesidad de sujetarse a reglas o formulismos sobre
estimación de las pruebas, pero expresarán los motivos y
fundamentos jurídicos en que se apoyen.”
Por su parte, el diverso 885, fracción III, de la ley en cita
dispone que el proyecto de resolución deberá contener: “Una
relación de las pruebas admitidas y desahogadas, y su
apreciación en conciencia, señalando los hechos que deban
considerarse probados.”
El artículo 137 de la Ley Federal de los Trabajadores al
Servicio del Estado de aplicación supletoria establece: “El
Tribunal apreciará en conciencia las pruebas que se le
presenten, sin sujetarse a reglas fijas para su estimación, y
resolverá los asuntos a verdad sabida y buena fe guardada,
debiendo expresar en su laudo las consideraciones en que
funde su decisión.”
De lo anterior, se colige que tanto la Ley Procesal Electoral
para el Distrito Federal, como las legislaciones laborales
TEDF-JLI-002/2012
43
citadas, disponen un sistema de valoración de prueba libre,
pues éste no otorga ningún valor probatorio determinado a
cada prueba, lo que caracteriza al sistema tasado o de
prueba positiva, sino que dejan en libertad al órgano
competente para que asigne a los elementos probatorios el
valor que a su juicio les corresponda según las peculiaridades
del caso, para lo cual deberán atender a los demás
elementos que obran en el expediente, las afirmaciones de
las partes, a la verdad conocida y al recto raciocinio de la
relación que guardan entre sí, de tal forma que sólo una vez
efectuado este análisis, dichos elementos le generen
convicción sobre la veracidad de los hechos afirmados, podrá
otorgarles valor probatorio pleno.
En consecuencia, en los juicios laborales es menester
realizar un examen acucioso y exhaustivo de las probanzas,
así como el ejercicio intelectivo lógico, racional, crítico y
apoyado en la experiencia, para estar en aptitud de atribuir el
alcance probatorio que corresponda a los medios de
convicción aportados por las partes.
Tal circunstancia, implica efectuar una confrontación de los
distintos elementos probatorios a fin de determinar el grado
en que se complementan o robustecen, así como la medida
en que se contraponen, de tal forma que sólo mediante su
análisis conjunto y nunca aislado pueda arribarse con certeza
al valor y alcance probatorio que les corresponde.
Así lo corroboran la tesis y jurisprudencia, sostenidas por los
TEDF-JLI-002/2012
44
Tribunales del Poder Judicial de la Federación, con el rubro,
texto y datos de identificación siguientes:
Novena Época.
Instancia: DÉCIMO SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN
MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta.
Tomo: XIII, Abril de 2001.
Tesis: I. 12o.T.7 L.
Página: 1086.
JUNTAS DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE, FACULTAD
DE LAS. DE APRECIAR LOS HECHOS EN CONCIENCIA.
La potestad con que cuentan las Juntas de Conciliación y
Arbitraje de apreciar en conciencia los hechos de la
demanda y las pruebas aportadas por las partes a que alude
el artículo 841 de la Ley Federal del Trabajo, conlleva a
evaluar, con justo criterio lógico, tales hechos conjuntamente
con los demás datos del expediente, sin el rigorismo de las
reglas preestablecidas, lo que obliga a no estimarlos en su
literalidad y en forma aislada, menos a suponer situaciones
que carezcan de sustento en las constancias de autos.”
DÉCIMO SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA
DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.
Amparo directo 23952/2000. ******* ***** **********. 18 de
enero de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: José Manuel
Hernández Saldaña. Secretaria: Alma Ruby Villarreal Reyes.
Novena Época.
Instancia: PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA
DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo: II, Noviembre de 1995.
Tesis: I.1o.T. J/11.
Página: 392.
JUNTA DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE, APRECIACIÓN
DE LOS HECHOS EN CONCIENCIA. Tal facultad se
encuentra contemplada en el artículo 841 de la Ley Federal
del Trabajo y consiste en la potestad de que goza el
juzgador para apreciar, según las reglas de la sana crítica,
las pruebas, y también la de resolver la controversia de
acuerdo con los dictados de su conciencia sin atenerse al
rigor de la ley. Esto no es otra cosa que el llamado arbitrio
judicial, que es propio de la autoridad de instancia, y se
ejerce con independencia de los argumentos de las partes.
Su uso se puede censurar en el juicio de amparo, si se
TEDF-JLI-002/2012
45
advierte que se ejerció en forma arbitraria o caprichosa, lo
que acontece cuando se alteran los hechos, o el
razonamiento en que pretende apoyarse es contrario a las
reglas de la lógica.
PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO
TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.
EN
MATERIA
DE
Amparo directo 1121/95. ****************** ** ****************
***, *.*. ** *.*. 23 de febrero de 1995. Unanimidad de votos.
Ponente: Horacio Cardoso Ugarte. Secretaria: Teresa
Sánchez Medellín.
Amparo directo 2371/95. *********** ** **************** *
***********. 23 de marzo de 1995. Unanimidad de votos.
Ponente: María Simona Ruvalcaba. Secretario: Guillermo
Becerra Castellanos.
Amparo directo 3191/95. *********** *********** ***********. 27
de abril de 1995. Unanimidad de votos. Ponente: Horacio
Cardoso Ugarte. Secretaria: Teresa Sánchez Medellín.
Amparo directo 6061/95. ******** ******** ******** *********. 7
de agosto de 1995. Unanimidad de votos. Ponente: Horacio
Cardoso Ugarte. Secretario: Rigoberto Calleja López.
Amparo directo 6561/95. ******** **** **********. 7 de agosto
de 1995. Unanimidad de votos. Ponente: Horacio Cardoso
Ugarte. Secretaria: Teresa Sánchez Medellín.
En ese contexto, cabe decir que este Tribunal podrá incluso
determinar el alcance probatorio de los medios de prueba
ofrecidos y admitidos a las partes, con independencia de
quien las haya aportado, de tal forma que aquellos pueden
acreditar hechos contrarios al interés del aportante, lo
anterior, con base al principio de adquisición procesal, el cual
establece que este órgano jurisdiccional está en aptitud de
establecer los hechos con las pruebas existentes en autos,
cualquiera que sea la parte que las haya ofrecido, tal y como
lo han sostenido los Tribunales Colegiados en materia de
Trabajo, en las tesis que a continuación se transcriben:
TEDF-JLI-002/2012
46
Octava Época.
Instancia: TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE
TRABAJO DEL TERCER CIRCUITO.
Fuente: Apéndice de 1995.
Tomo: Tomo V, Parte TCC.
Tesis: 612.
Página: 410.
ADQUISICIÓN PROCESAL. LAS PRUEBAS DE UNA DE
LAS PARTES PUEDEN BENEFICIAR A LAS DEMÁS,
SEGÚN EL PRINCIPIO DE. Conforme al principio de
adquisición procesal, las pruebas de una de las partes
pueden resultar benéficas a los intereses de la contraria del
oferente, así como a los del colitigante, de ahí que las Juntas
estén obligadas a examinar y valorar las pruebas que obran
en autos, a fin de obtener con el resultado de esos medios
de convicción, la verdad histórica que debe prevalecer en el
caso justiciable.
TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL
TERCER CIRCUITO.
Amparo directo 269/91. ******** ******** *******. 23 de octubre
de 1991. Unanimidad de votos.
Amparo directo 145/92. ************* ************* ** ***********.
20 de mayo de 1992. Unanimidad de votos.
Amparo directo 198/92. ************* ************* ** ***********.
17 de junio de 1992. Unanimidad de votos.
Novena Época
Instancia: TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA
DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta.
Tomo: III, Mayo de 1996.
Tesis: I.3o.T. 28 L.
Página: 676.
PRINCIPIO DE ADQUISICIÓN PROCESAL Y CARGA DE
LA PRUEBA EN MATERIA DE TRABAJO. No puede
decirse que la Junta varía la carga probatoria al apoyarse en
pruebas que exhibió el actor con la finalidad de acreditar su
acción, adminiculándolas con las exhibidas por la
demandada, para acreditar cuestiones que a ésta le
competen, pues los medios de prueba deben relacionarse
entre sí para formar una unidad capaz de crear convicción
en el juzgador cuando sea posible. En efecto, conforme al
principio de adquisición procesal, la prueba no favorece
únicamente a quien la aporta, sino que debe favorecer a
TEDF-JLI-002/2012
47
cualquiera de las partes con la finalidad de obtener con el
resultado de los medios de convicción el esclarecimiento de
los aspectos controvertidos, ya que las Juntas están
obligadas a tomar en cuenta las actuaciones que obren en el
expediente al dictar el laudo, de conformidad con lo
dispuesto por los artículos 835, 836 y 841 de la Ley Federal
del Trabajo.
TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE
TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.
Amparo directo 1333/96. *********** *********** ***********. 6 de
marzo de 1996. Unanimidad de votos. Ponente: Sergio
Novales Castro. Secretario: José Elías Gallegos Benítez.
Amparo directo 472/92. Ferrocarriles Nacionales de México.
9 de septiembre de 1992. Unanimidad de votos.
Amparo directo 531/92. ******** ********* ***********. 30 de
septiembre de 1992. Unanimidad de votos.
Por
lo que se refiere
a las pruebas
confesionales
desahogadas a cargo ********** ******** ********** y de la
apoderada legal del Instituto demandado ********* ********* **
******** ********, así como las documentales aportadas por las
partes, serán relacionadas con los hechos controvertidos, a
efecto de atribuirles el valor y alcance probatorio que
corresponda.
Por último, se tomarán en cuenta las presuncionales en su
doble aspecto, legal y humana, y la instrumental de
actuaciones, admitidas a las partes.
SEXTO. Análisis de la litis en términos de lo ordenado en
la ejecutoria de amparo. Cabe precisar los efectos del
amparo concedido a ********** ******* **********, los cuales
según lo indicado por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia
del
Trabajo
del
Primer
Circuito
consisten
en
dejar
TEDF-JLI-002/2012
48
insubsistente el laudo reclamado, emitir uno nuevo en el que
se reiteren las absoluciones de pago de diferencias del
finiquito, vales de despensa y carga laboral, las condenas de
los conceptos de complemento de aguinaldo y horas extras; y
por cuanto a la materia de concesión, imponer la cantidad de
$**,***.** (****** *** *********** *********** * ** pesos **/*****
M.N.) al cuantificar la condena de horas extras.
Procedencia de las prestaciones reclamadas. La litis en el
presente asunto se constriñe a determinar, si en el caso a
estudio, es procedente o no el pago de tiempo extraordinario
por todo el periodo en que el actor laboró en el Instituto, así
como las diferencias salariales que indica el actor faltaron de
cubrirse al momento de calcular el finiquito del actor, el
aguinaldo, complemento de éste, vales de despensa
proporcionales y la prestación denominada carga de trabajo,
del uno de enero al veintitrés de marzo de dos mil once. Por
tal motivo, el análisis de la presente controversia se realizará
atendiendo a lo expuesto, tanto en el escrito de demanda y
en la ampliación de ésta hechas por el actor, como en la
contestación a las mismas y a las pruebas que ofrecieron las
partes y les fueron admitidas, las que serán valoradas en
conjunto, atendiendo a las reglas de la lógica y la experiencia,
así como al sano raciocinio, de conformidad con lo dispuesto
en el artículo 118 de la Ley Procesal Electoral para el Distrito
Federal.
Cabe precisar que no hay controversia, y por tanto se tiene
como hechos reconocidos no objeto de prueba, que **********
TEDF-JLI-002/2012
49
********** ********** laboró en el Instituto Electoral del Distrito
Federal del dieciséis de enero de dos mil nueve al veintitrés
de marzo de dos mil once, fecha ésta última en que concluyó
su relación laboral y a la cual tenía el cargo de asesor
adscrito
a
la
Secretaria
Administrativa
del
Instituto
demandado.
I. Tiempo extraordinario. El demandante reclama el pago
del tiempo extraordinario a razón de cuatro horas diarias
durante el periodo que laboró para el Instituto Electoral del
Distrito Federal, siendo éstas de las 18:00 (dieciocho) a las
22:00 (veintidós) horas, de lunes a viernes de cada semana,
e incluso los sábados de las 10:00 (diez) a las 14:00 (catorce)
horas, prestación que se identifica en su escrito de demanda
con el inciso A).
Por su parte, el Instituto demandado al dar contestación a la
demanda por conducto de su apoderada, manifestó que es
improcedente el pago de la prestación que se analiza, en
razón de que en primer término y contrario a lo aducido por el
impetrante, el horario de labores del Instituto Electoral del
Distrito Federal es de 9:00 (nueve) a 17:00 (diecisiete) horas,
con un máximo de tolerancia de media hora para “checar
hasta las 17:30” disponiendo de una hora para comer;
asimismo, la demandada manifiesta que ********** **********
**********, por la naturaleza de las funciones que realizaba
como asesor adscrito a la Secretaría Administrativa, quedaba
exceptuado de la obligación de registrar entrada y salida de la
jornada laboral en el Sistema Automático de Gestión para
TEDF-JLI-002/2012
50
Puntualidad y Asistencia del Personal, lo cual evidencia que
le corresponde acreditar las horas extras que afirma haber
laborado.
Aduce la autoridad demandada que por lo que respecta al
reclamo de horas extras comprendido del dieciséis de enero
de dos mil nueve al veintiuno de marzo de dos mil once, ha
operado la prescripción.
PERIODO DEL DIECISÉIS DE ENERO DE DOS MIL NUEVE
AL VEINTIUNO DE MARZO DE DOS MIL ONCE. El Instituto
demandado en su escrito de contestación, manifiesta como
excepción, que resulta improcedente el pago de horas extras
que reclama el actor, en virtud de que por lo que corresponde
al período del dieciséis de enero de dos mil nueve al
veintiuno de marzo de dos mil once, dicho reclamo se
encuentra prescrito, con fundamento en el artículo 112 de la
Ley Procesal Electoral para el Distrito Federal.
Así pues, el demandado fundamenta sus argumentos en
términos del artículo 112 de la Ley Procesal Electoral para el
Distrito Federal, que en la parte que interesa, establece:
Artículo 112. Las acciones que se deduzcan entre el
Instituto y sus servidores y las correspondientes al Tribunal y
sus servidores prescriben en un año contado a partir del día
siguiente a la fecha en que la obligación sea exigible, con las
excepciones que se consignan a continuación:
…..
En el precepto invocado, específicamente en el primer
párrafo se establece que las acciones que se deduzcan entre
TEDF-JLI-002/2012
51
el Instituto Electoral del Distrito Federal y sus servidores
prescriben en un año contado a partir del día siguiente en que
son afectados sus derechos laborales para ejercer la acción
que conforme a Derecho proceda, por lo que de no ejercitar
la acción correspondiente en ese plazo, lo procedente es
declarar prescrita tal acción.
Resulta aplicable por analogía la Tesis sustentada por la
entonces Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación, que aparece publicada en la página diecisiete, del
Tomo sesenta y cinco, Quinta Parte, del Semanario Judicial
de la Federación, Séptima Época cuyo rubro y texto dicen:
PRESCRIPCIÓN, EXCEPCIÓN DE. NECESIDAD DE
ACREDITAR SU CÓMPUTO LEGAL. Esta Cuarta Sala ha
sostenido que cuando la prescripción se hace valer en el
juicio sin precisar la acción respecto de la cual se intenta, se
debe entender opuesta en contra de todas las acciones, y
también que la prescripción, para que se tenga como
correctamente opuesta, basta que se alegue, aun cuando no
se señale hecho alguno o fundamento de la misma; empero
no es menos cierto que conforme a lo establecido en el
artículo 516 de la Ley Federal del Trabajo, las acciones
prescriben en un año contando a partir del día siguiente de
la fecha en que la obligación se hace exigible, de donde
resulta que es necesario saber la fecha en que debe
cumplirse con la obligación, para conocer los extremos que
determinen el cómputo del término prescriptivo, de tal
manera que si no se rinden pruebas tendientes a comprobar
el cómputo de la prescripción, es incuestionable que la Junta
carece de base para decidir respecto de la excepción
opuesta.
Así en el caso concreto, tratándose de las horas extras, esto
es, de una prestación de tracto sucesivo, la prescripción ha
de computarse a partir del día siguiente en que su pago debió
entrar en el patrimonio del trabajador y al no efectuarse éste,
se convierte en un adeudo por salarios ya devengados,
TEDF-JLI-002/2012
52
susceptible de prescribir en el término de un año de no ser
cobrados ni demandado su pago en términos del artículo 112,
párrafo primero, de la Ley Procesal Electoral local.
Sirve de criterio orientador, la Tesis sustentada por la
entonces Cuarta Sala de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación, que aparece publicada en la página treinta y tres, del
Tomo L, Quinta Parte, del Semanario Judicial de la
Federación, Sexta Época, cuyo rubro y texto establecen:
HORAS EXTRAS. PRESCRIPCIÓN PARA SU COBRO. Las
horas extras trabajadas prescriben al año de no ejercitarse la
acción correspondiente, pues la acción es de tracto
sucesivo, ya que ha de entrar en el patrimonio del trabajador
y al no hacerse el pago, se convierte en un adeudo por
salarios ya devengados, susceptible de prescribir al año de
no ser cobrados ni demandado su pago.
En este sentido, y dado que en el presente asunto, las horas
extras que se reclaman son a partir de que el actor ingresó a
laborar al Instituto Electoral del Distrito Federal, y hasta la
fecha de su separación, esto es, del dieciséis de enero de
dos mil nueve al veintitrés de marzo de dos mil once, se
arriba a la conclusión de que no fueron reclamadas
oportunamente, las horas extras anteriores a un año previo a
la fecha de la presentación de la demanda que aconteció el
veintiuno de marzo del año en curso, es decir las
correspondientes al periodo del dieciséis de enero de dos mil
nueve al veintiuno de marzo de dos mil once, por lo que se
actualiza la excepción de prescripción del pago de horas
extras de este último periodo, en términos de lo previsto en el
TEDF-JLI-002/2012
53
artículo 112, párrafo primero de la Ley Procesal Electoral
local.
Así las cosas, por lo que hace al tiempo extraordinario que el
actor reclama de fechas anteriores al veintiuno de marzo de
dos mil once, el mismo se encuentra prescrito, por lo que
procede ABSOLVER al Instituto demandado de su pago.
PERIODO DEL VEINTIDÓS AL VEINTRÉS DE MARZO DE
DOS MIL ONCE. Por lo que se refiere a la prestación de pago
de horas extra de los días veintidós y veintitrés de marzo de
dos mil once, subsiste la exigencia de pago al no haber
prescrito la acción, toda vez que al veintiuno de marzo del año
que transcurre, fecha en que el actor presentó la demanda
que dio origen al juicio identificado al rubro, no había
transcurrido un año a partir de que se hizo exigible la
cobertura de dicha prestación.
De conformidad con lo dispuesto en el artículo 124, fracciones
VIII y IX, de la Ley Procesal Electoral para el Distrito Federal
es al patrón a quien corresponde probar su dicho cuando
exista discrepancia sobre la jornada de trabajo. En esta
tesitura, si al contestar la demanda el patrón controvierte la
duración de la jornada de trabajo, sin acreditar que el
empleado laboraba la jornada legal, debe condenársele al
pago de las horas extras reclamadas, en razón de que es a
aquél a quien corresponde la carga de la prueba.
TEDF-JLI-002/2012
54
Resultan orientadoras, la Jurisprudencia sustentada por la
Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
cuyo rubro y contenido establecen:
No. Registro: 179,020
Jurisprudencia
Materia(s): Laboral
Novena Época
Instancia: Segunda Sala
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo: XXI, Marzo de 2005
Tesis: 2a./J. 22/2005
Página: 254
HORAS EXTRAS. CUANDO LOS TRABAJADORES AL
SERVICIO DEL ESTADO RECLAMAN SU PAGO Y EL
TITULAR CONTROVIERTE LA DURACIÓN DE LA
JORNADA, A ÉSTE LE CORRESPONDE LA CARGA DE
ACREDITAR QUE ÚNICAMENTE LABORABAN LA
LEGAL. De conformidad con el artículo 11 de la Ley Federal
de los Trabajadores al Servicio del Estado, en lo no previsto
en ese ordenamiento o en disposiciones especiales, se
aplicará supletoriamente, en primer término, la Ley Federal
del Trabajo. En tal virtud, y toda vez que la ley burocrática no
señala expresamente cómo debe probarse la jornada laboral
o a quién corresponde la carga de la prueba en tratándose
del tiempo extraordinario, deben considerarse aplicables los
artículos 784, 804 y 805 de la Ley Federal del Trabajo que
disponen, en esencia, que es al patrón a quien corresponde
probar su dicho cuando exista discrepancia sobre la jornada
de trabajo. Por tanto, si al contestar la demanda el titular
controvierte la duración de la jornada de trabajo sin acreditar
que el trabajador laboraba la jornada legal, debe
condenársele al pago de las horas extras reclamadas en
razón de que es a aquél a quien corresponde la carga de la
prueba.
Contradicción de tesis 173/2004-SS. Entre las sustentadas
por el Sexto Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del
Primer Circuito y el entonces Tribunal Colegiado del
Vigésimo Circuito, hoy Primer Tribunal Colegiado del
Vigésimo Circuito. 14 de febrero de 2005. Cinco votos.
Ponente: Guillermo I. Ortiz Mayagoitia. Secretaria: Mara
Gómez Pérez.
Tesis de jurisprudencia 22/2005. Aprobada por la Segunda
Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del dieciocho
de febrero de dos mil cinco.
TEDF-JLI-002/2012
55
Séptima Época
Instancia: Cuarta Sala
Fuente: Apéndice de 1995
Tomo: Tomo V, Parte SCJN
Tesis: 224
Página: 146
HORAS EXTRAORDINARIAS, CARGA DE LA PRUEBA
DE LAS. La tesis jurisprudencial número 116, publicada en
la página 121 del Apéndice de Jurisprudencia de 1917 a
1975, que, en esencia, sostiene que corresponde al
trabajador acreditar de momento a momento el haber
laborado las horas extraordinarias, seguirá teniendo
aplicación para los juicios que se hayan iniciado bajo el
régimen de la Ley Federal del Trabajo de 1970, antes de las
reformas procesales de 1980, pues dicha jurisprudencia se
formó precisamente para interpretarla en lo referente a la
jornada extraordinaria; pero no surte efecto alguno
tratándose de juicios ventilados a la luz de dichas reformas
procesales, cuya vigencia data del 1o. de mayo del citado
año, pues su artículo 784, establece que "La Junta eximirá
de la carga de la prueba al trabajador, cuando por otros
medios esté en posibilidad de llegar al conocimiento de los
hechos, y para tal efecto requerirá al patrón para que exhiba
los documentos, que de acuerdo con las leyes, tiene la
obligación legal de conservar en la empresa, bajo el
apercibimiento de que de no presentarlas, se presumirán
ciertos los hechos alegados por el trabajador", y que en todo
caso corresponderá al patrón probar su dicho cuando exista
controversia sobre... fracción VIII. "La duración de la jornada
de trabajo", y por ende, si el patrón no demuestra que sólo
se trabajó la jornada legal, deberá cubrir el tiempo
extraordinario que se le reclame.
Séptima Época:
Amparo directo 6425/82. *************** ************* **
***********. 10 de enero de 1983. Cinco votos.
Amparo directo 7463/82. *********** ** *********** ***********
***********. 1o. de febrero de 1984. Cinco votos.
Amparo
directo
6524/81.
***********
*
***********
****************, *. *. 30 de mayo de 1984. Cinco votos.
Amparo directo 9020/83. ********* ******* ******* *******. 4 de
junio de 1984. Unanimidad de cuatro votos.
Amparo directo 5231/84. ********* ******* *********. 12 de
noviembre de 1984. Unanimidad de cuatro votos.”
TEDF-JLI-002/2012
56
Octava Época
Instancia: TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO (sic)
CIRCUITO.
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
Tomo: XIII, Mayo de 1994
Página: 458
HORAS EXTRAORDINARIAS. TRATANDOSE (sic) DE
TRABAJADORES AL SERVICIO DEL ESTADO, LA
CARGA DE LA PRUEBA LE CORRESPONDE AL
PATRON (sic). Si el patrón al contestar la demanda,
controvierte la duración de la jornada de trabajo, sin que
acredite que el trabajador laboraba la jornada legal, debe
condenarse al pago de horas extras reclamadas, en razón
de que es a la patronal a quien corresponde la carga de la
prueba.
TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO CIRCUITO.
Amparo directo 83/94. ******** ********* **********. 24 de
marzo de 1994. Unanimidad de votos. Ponente: Ángel
Suárez Torres. Secretario: Ronay de Jesús Estrada Solís.
Del citado artículo 124 de la Ley Procesal Electoral para el
Distrito Federal se advierte que la regla sobre la carga
probatoria, tratándose de tiempo extraordinario, es para el
patrón al que le corresponde acreditar la duración de la
jornada de trabajo.
En el particular, en autos está acreditado que el demandante
fungía como asesor adscrito a la Secretaría Administrativa del
citado Instituto Electoral local, percibiendo un salario mensual
bruto de $**,***.** (******* * ****** *** ************ ******** *
******* ******* **/***** MN), lo cual no es hecho objeto de
prueba al estar reconocido por las partes en los siguientes
documentos:
TEDF-JLI-002/2012
57
 Escrito de demanda, de nueve de marzo del año en
curso presentada en este Tribunal el veintiuno
siguiente, en específico a foja 2 (dos).
 La contestación de la demanda, de veintitrés de abril
de dos mil doce, específicamente a fojas 65 (sesenta
y cinco) a 78 (setenta y ocho).
 Convenio de terminación de relación laboral que
suscribieron el Instituto demandado y el hoy actor,
mismo que
consta en el expediente paraprocesal
TEDF-PP-13/2011
resuelto
por
este
Tribunal
Electoral.
Asimismo, de la copia certificada de la Circular número
sesenta y siete de veintitrés de junio de dos mil diez, signada
por ********* ********* *********, en su carácter de Secretario
Ejecutivo del Instituto Electoral del Distrito Federal, dirigida al
personal de ese instituto electoral, se aprecia que en ésta se
estableció el horario de la jornada laboral que entró en vigor a
partir del veinticuatro de junio de dos mil diez, siendo de
lunes a viernes de 9:00 a 17:00 (nueve a diecisiete horas),
con una hora para tomar alimentos, asimismo, también se
aclara a partir de qué momento comienza el horario de
registro de labores, iniciando éste a partir de las 8:30 (ocho
horas con treinta minutos) a las 9:00 (nueve horas),
estableciéndose una tolerancia de las 9:01 (nueve horas con
un minuto) a las 9:20 (nueve horas con veinte minutos) y
determinando como retardo los registros que se verifiquen de
TEDF-JLI-002/2012
58
las 9:21 (nueve horas con veintiún minutos) a las 9:30 (nueve
horas con treinta minutos), igualmente para la hora de salida
se señala que el personal del instituto demandado deberá
registrar su salida de la jornada laboral a partir de las 17:00
(diecisiete horas) sin exceder de las 17:30 (diecisiete horas
con treinta minutos), por lo que resulta válido afirmar que la
misma se verifica de las 17:00 (diecisiete horas) con una
tolerancia hasta las 17:30 (diecisiete horas con treinta
minutos).
El medio convictivo bajo análisis no fue objetado por el actor,
por lo que al haber sido admitido se le da pleno valor
probatorio, en tal sentido, se concluye que la jornada laboral
de *********** ********** ******** durante el periodo del dieciséis
de enero de dos mil nueve y hasta el último día que
permaneció laborando para el instituto demandado, es decir,
al veintitrés de marzo de dos mil once, se estableció de las
9:00 a las 17:00 (nueve a las diecisiete horas), de lunes a
viernes, no obstante que en la referida circular número 67
(sesenta y siete), se precisa que el personal deberá registrar
su salida a partir de las 17:00 (diecisiete horas) sin exceder
de las 17:30 (diecisiete horas con treinta minutos), lo cual
significa que los últimos treinta minutos señalados en dicho
documento para el registro de salida se refiere únicamente
por lo que hace a la tolerancia que tienen para ello los
trabajadores del Instituto Electoral local, por lo que dicho
lapso no puede considerarse dentro de la jornada laboral.
TEDF-JLI-002/2012
59
Igualmente, de la citada copia certificada de la Circular
número 67 (sesenta y siete) de veintitrés de junio de dos mil
diez, signada por el licenciado ********* ******** *********, en su
carácter de Secretario Ejecutivo del Instituto Electoral del
Distrito Federal, dirigida al personal de ese instituto electoral,
se estableció además la excepción de la obligación de
registrar entrada y salida de la jornada laboral y horario de
comida, por la naturaleza de sus funciones, a los servidores
públicos con puesto de “Asesor” entre otros, es decir, el
cargo que ocupaba el ahora demandante, lo cual se
evidencia con la transcripción del punto 10 de las
disposiciones relativas a la jornada laboral del personal del
Instituto Electoral del Distrito Federal que emite la Secretaría
Administrativa, que es del siguiente tenor:
10. Excepción de la obligación de registrar entrada y salida
de la jornada laboral y horario de comida.
De conformidad con lo dispuesto por el artículo 154,
segundo párrafo, del Código Electoral del Distrito Federal,
quedan exceptuados de la obligación de registrar entrada y
salida de la jornada laboral y horario de comida, los
servidores públicos de mandos superiores que ocupen los
siguientes cargos: Consejero Presidente, consejero
Electoral, Secretario ejecutivo, Secretario Administrativo,
contralor General, titular de la Unidad Técnica Especializada
de fiscalización, Director Ejecutivo y Titular de Unidad.
Adicionalmente, los mandos homólogos por su nivel
jerárquico, que ocupen los siguientes cargos: Coordinador
de Asesores y Secretario Particular; por la naturaleza de sus
funciones quedan exceptuados también los servidores
públicos con puesto de Subcontralor, Director de Área,
coordinador Distrital, Asesor, Asistente Ejecutivo y el
personal adscrito a las oficinas de los Consejeros
Electorales, así como los choferes de los mandos referidos
previamente.
TEDF-JLI-002/2012
60
Por otra parte, en autos constan los registros de entrada y salida
de la jornada laboral y horario de comida del personal de
estructura del Instituto Electoral del Distrito Federal exento de
firma, correspondiente a diferentes periodos de dos mil nueve a
dos mil once, en tales registros se observa, en lo que al caso
atañe, el nombre del actor y una firma, de lo que se concluye que
no obstante que formalmente el demandante estaba eximido de
registrar su horario de entrada y salida, conforme a lo establecido
en la circular anteriormente citada, lo cierto es que queda
acreditado con los elementos de prueba remitidos por el propio
Instituto Electoral del Distrito Federal que ********** **********
*********, materialmente, sí registraba la hora de entrada y salida a
laborar en las listas correspondientes, por lo que la exención de
registro antes mencionada se limita al Sistema Automático de
Gestión para Puntualidad y Asistencia del Personal que se utiliza
para los servidores públicos que no están exentos de tal registro,
subsistiendo la obligación para los servidores indicados en el
transcrito punto de acuerdo 10, que gozan de la citada
prerrogativa, de asentar la hora de entrada y salida de su jornada
laboral en el “Registro de entrada y salida de la jornada laboral y
horario de comida del personal de estructura exento de firma”.
De lo anteriormente descrito se obtiene que:
********** ********** ********** estuvo adscrito como asesor a la
Secretaría Administrativa del Instituto Electoral del Distrito
Federal, exento de registrar su horario de labores en el Sistema
biométrico de puntualidad y asistencia, sin embargo, asentaba la
hora de entrada y salida de la jornada laboral en el registro
TEDF-JLI-002/2012
61
manuscrito que en constancia documental obra en autos,
únicamente respecto de algunos periodos,
por lo que, en el
caso que ahora se analiza, la carga de la prueba permanece para
el patrón, esto es, al Instituto demandado.
Así las cosas, en la etapa de ofrecimiento de pruebas, el actor
aportó copia fotostática simple de las listas de registro de entrada
y salida de labores del personal adscrito a la Secretaría
Administrativa, entre los que se encuentra el demandante,
correspondientes a los siguientes periodos:
AÑO
MES
DÍAS DEL MES
2009
OCTUBRE
NOVIEMBRE
16, 19 a 23, 26 a 30
3 a 6, 9 a 13, 17 a 20, 23 a
27, 30
1 a 4, 7 a 11, 14 a 18, 21 a
25, 28 a 31
DICIEMBRE
ENERO
2010
FEBRERO
MARZO
NOVIEMBRE
DICIEMBRE
ENERO
2011
FEBRERO
MARZO
4 a 8, 11 a 15, 18 a 22, 25 a
29
2 a 6, 8 a 12, 15 a 19, 22 a
26
1a5
15 a 19, 22 a 26, 29 a 30
1 a 3, 6 a 10, 13 a 17, 20 a
24, 27 a 31
3 a 7, 10 a 14, 17 a 21, 24
a 28, 31
1 a 4, 7 a 11, 14 a 18, 21 a
25, 28
1a4
Asimismo, ********** ******** ********** ofreció la inspección del
Registro de entrada y salida de la jornada laboral y horario de
comida del personal de estructura exento de firma, adscrito a
la Secretaría Administrativa del Instituto Electoral del Distrito
Federal, correspondiente a los años dos mil nueve, dos mil
diez y dos mil once, por lo que la Magistrada instructora,
TEDF-JLI-002/2012
62
mediante proveído de veintiséis de abril del año que
trascurre, requirió a la Secretaría Administrativa del Instituto
demandado para que remitiera los registros indicados, bajo
apercibimiento que, de no exhibirlos sin causa legalmente
justificada se tendrían por originales los exhibidos por el
actor, con fundamento en el artículo 804, fracción III y 805 de
la Ley Federal del Trabajo de aplicación supletoria a la Ley
Procesal Electoral del Distrito Federal.
LISTA DE REGISTRO DE ENTRADA Y SALIDA DE JORNADA
PERSONAL DE ESTRUCTURA EXENTO DE FIRMA
1.
2.
2 DE FEBRERO DE 2010 AL 6 DE FEBRERO DE 2010 (dos fojas)
3.
15 DE FEBRERO DE 2010 AL 19 DE FEBRERO DE 2010 (dos fojas)
4.
22 DE FEBRERO DE 2010 AL 26 DE FEBRERO DE 2010 (dos fojas)
5.
1 DE MARZO DE 2010 AL 5 DE MARZO DE 2010 (dos fojas)
6.
8 DE MARZO DE 2010 AL 12 DE MARZO DE 2010 (dos fojas)
7.
16 DE MARZO DE 2010 AL 19 DE MARZO DE 2010 (dos fojas)
8.
22 DE MARZO DE 2010 AL 26 DE MARZO DE 2010 (dos fojas)
9.
29 DE MARZO DE 2010 AL 31 DE MARZO DE 2010 (una foja)
10.
5 DE ABRIL DE 2010 AL 9 DE ABRIL DE 2010 (dos fojas)
11.
12 DE ABRIL DE 2010 AL 16 DE ABRIL DE 2010 (dos fojas)
12.
26 DE ABRIL DE 2010 AL 30 DE ABRIL DE 2010 (dos fojas)
13.
3 DE MAYO DE 2010 AL 7 DE MAYO DE 2010 (dos fojas)
14.
10 DE MAYO DE 2010 AL 14 DE MAYO DE 2010 (dos fojas)
15.
17 DE MAYO DE 2010 AL 21 DE MAYO DE 2010 (dos fojas)
16.
24 DE MAYO DE 2010 AL 28 DE MAYO DE 2010 (dos fojas)
17.
31 DE MAYO DE 2010 AL 4 DE JUNIO DE 2010 (dos fojas)
18.
7 DE JUNIO DE 2010 AL 11 DE JUNIO DE 2010 (dos fojas)
19.
14 DE JUNIO DE 2010 AL 18 DE JUNIO DE 2010 (dos fojas)
8 DE FEBRERO DE 2010 AL 12 DE FEBRERO DE 2010 (dos fojas)
TEDF-JLI-002/2012
63
20.
21 DE JUNIO DE 2010 AL 25 DE JUNIO DE 2010 (dos fojas)
21.
28 DE JUNIO DE 2010 AL 2 DE JULIO DE 2010 (dos fojas)
22.
5 DE JULIO DE 2010 AL 9 DE JULIO DE 2010 (dos fojas)
23.
12 DE JULIO DE 2010 AL 16 DE JULIO DE 2010 (dos fojas)
24.
19 DE JULIO DE 2010 AL 23 DE JULIO DE 2010 (una foja)
Al respecto, el encargado del despacho de la Secretaría
Administrativa del Instituto Electoral del Distrito Federal,
mediante escrito de dos de mayo de dos mil doce, en
cumplimiento
a
lo
requerido,
remitió
a
este
órgano
jurisdiccional, entre otra documentación, los registros de
entrada y salida de la jornada laboral y horario de comida del
personal de estructura exento de firma del personal adscrito a
la Secretaría Administrativa del Instituto Electoral del Distrito
Federal en que constan los siguientes periodos:
En el caso, se analiza la pretensión de pago de tiempo
extraordinario laborado según el actor, de las seis de la tarde
a las diez de la noche de los días martes veintidós y
miércoles veintitrés de marzo de dos mil once, precisando
que, no obstante en autos está acreditado que el horario de la
jornada laboral se estableció para concluir ésta a las cinco de
la tarde, con media hora de tolerancia para registrar la salida,
lo cierto es que el demandante reclama el tiempo
extraordinario que indica haber laborado de las seis de la
tarde a las diez de la noche de lunes a viernes, por lo que el
pronunciamiento que se hace en éste apartado se constriñe a
tal demanda, puesto que no se puede ir más allá del
planteamiento del actor el cual afirma, en su escrito de
TEDF-JLI-002/2012
64
demanda, que las horas extra que laboró fueron de las
dieciocho a las veintidós horas, porque ello implica llevar al
extremo la suplencia de la queja e implica alterar la
pretensión del actor.
Tal criterio ha sido sostenido por este Tribunal Electoral al
resolver el diverso juicio laboral TEDF-JLI-011/2010, mismo
que es coincidente, con el criterio sustentado por el Segundo
Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito, en la tesis
aislada con número de registro 214408, 8a. Época; T.C.C.;
S.J.F.; XII, Noviembre de 1993; cuyo rubro y texto son:
HORAS EXTRAS DEBEN RECLAMARSE EN LA
DEMANDA LABORAL PARA QUE LA JUNTA PUEDA
DECIDIR SOBRE LAS. El pago de tiempo extraordinario
laborado debe ser reclamado en la demanda, para que
pueda ser estudiado ese tema por la Junta de Conciliación y
Arbitraje en consecuencia, si dicha reclamación no fue
formulada por el trabajador, a pesar de que en autos
aparezca probado que se laboró más de la jornada legal
la Junta no puede ocuparse de esa prestación, porque
alteraría la pretensión del actor y no es posible que la
suplencia en favor del trabajador llegue hasta tales
extremos.
SEGUNDO TRIBUNAL
NOVENO CIRCUITO.
COLEGIADO
DEL
DECIMO
Amparo directo 281/93. ********** ******** *********** * ********.
18 de agosto de 1993. Unanimidad de votos. Ponente:
Roberto Terrazas Salgado. Secretario: Sergio Arturo López
Servín.
Precisado lo anterior, a continuación se analiza la pretensión
de pago de tiempo extraordinario laborado según el actor, de
las seis de la tarde a las diez de la noche de los días martes
veintidós y miércoles veintitrés de marzo de dos mil once, sin
embargo, ni en las copias fotostáticas aportadas por el actor
TEDF-JLI-002/2012
65
relativas a los registros de asistencia, ni en los exhibidos por
la demandada, constan las anotaciones correspondientes a
los días veintidós y veintitrés de marzo de dos mil once, como
se puede apreciar de los esquemas en que se reseñaron las
fechas de las listas de asistencia que ofrecieron las partes,
ello no obstante que fueron requeridos por la Magistrada
instructora mediante proveído de veintiséis de abril de dos mil
doce.
En consecuencia, dado que al demandado le correspondía la
carga de la prueba por las razones expuestas anteriormente,
así como con fundamento en el artículo 124, segundo
párrafo, fracción VIII, de la Ley Procesal electoral para el
Distrito Federal lo procedente es CONDENAR al Instituto
Electoral del Distrito Federal, a pagar al actor las horas extras
que reclama por los días veintidós y veintitrés de marzo de
dos mil once, a razón de cuatro horas diarias.
Ahora bien, para realizar la cuantificación respectiva, se
tomará como base el sueldo bruto mensual que percibía el
actor en el mes de marzo de dos mil once, por ser el mes
respecto del cual se hará el cálculo de las horas extras
reclamadas, mismo que ascendía a $**,***.** (********* *
******** *** ************ ********* * ********* pesos **/***** M.N.),
tal como se acredita con el Tabulador del personal de la
Rama
Administrativa
(Mandos
Superiores,
Medios
y
Homólogos) que obra a fojas 191(ciento noventa y uno) a 192
(ciento noventa y dos) y el convenio de terminación laboral
suscrito entre el Instituto demandado y el actor en este juicio,
TEDF-JLI-002/2012
66
convenio que fue objeto de ratificación en el expediente
paraprocesal TEDF-PP-13/2011.
En relación a la condena del pago de ocho horas extras
laboradas en el lapso de dos días (cuatro cada uno), el
Tribunal de amparo consideró que la cuantificación del pago
fue incorrecta porque no sólo debió sumarse el cien por
ciento al pago ordinario, sino que ello procedía únicamente
respecto de las tres primeras horas extras diarias, de manera
que la cuarta hora extra al día se debía pagar sumando el
doscientos por ciento, por lo siguiente:
“El artículo 66 de la Ley Federal del Trabajo de aplicación
supletoria a la ley de la materia, establece que el tiempo
extraordinario no podrá exceder de tres horas diarias ni de
tres veces a la semana.
Por su parte, los numerales 67 y 68 del propio
ordenamiento también de aplicación supletoria, señalan, en
cuanto a su pago, que las horas extras que no rebasen ese
límite se cubrirán con un 100% más del salario que
corresponda, mientras que las horas que excedan de nueve
horas a la semana deberán pagarse con un 200% más del
salario respectivo.
De tales dispositivos se infiere un mecanismo de pago
basado no sólo en el máximo de nueve horas generadas en
una semana, sino también por día, razón por la que deberá
atenderse a las horas realmente laboradas por cada día.
En ese sentido, si la responsable consideró que de los (sic)
el actor laboró cuatro horas extras diarias el veintitrés
TEDF-JLI-002/2012
67
siguiente, es claro que las primeras tres horas extras
originadas en el día deben ser pagadas con un cien por
ciento más de salario, mientras que cuarta restante con un
doscientos por ciento.
Por ello, al ser dos días la materia de condena se debe
establecer que serán seis horas pagadas al doble y dos
horas al triple”.
Con base en lo anterior, se procede a determinar el salario
diario que percibía el actor en el periodo indicado, lo cual se
hace dividiendo el sueldo percibido entre treinta días del mes
en términos del artículo 89, párrafo tercero, de la Ley Federal
del Trabajo de aplicación supletoria y su resultado entre ocho,
que son las horas laborables en un día. Lo que procede a
hacerse en el siguiente cuadro:
SALARIO
MENSUAL
ENTRE 30
ENTRE 8 =
SALARIO
POR HORA
$**,***.**
$*,***.**
$***.**
SALARIO SALARIO
POR HORA
POR
MAS 100%
HORA
MAS
200%
$***.**
$*,***.**1
En ese tenor, con los montos y lapsos precisados, a
continuación se realiza el cálculo correspondiente al pago de
las horas extra a que debe condenarse al Instituto
demandado, lo cual, se esquematiza de la siguiente manera:
1
Monto determinado por la autoridad de amparo en la sentencia que se
cumple.
TEDF-JLI-002/2012
68
CÁLCULO HORAS EXTRAS
“…
Fecha
Horario
Martes 22
de 2011
18:00 a
22:00
Miércoles
23 de
2011
18:00 a
22:00
Número de
Costo de la
Total a
horas extras
hora extra
pagar
laboradas
4
3 al
$***.**
$*,***.**
horas 100%
Art. 67
LFT
1 al
$*,***.**
200%
Art. 68
LFT
4
horas
3 al
$***.**
100%
Art. 67
LFT
1 al
200%
Art. 68
LFT
$*,***.**
Total a pagar
$*,***.**
$*,***.**
$*,***.**
TOTAL
8 HORAS
$*,***.**
…”
La suma de las cantidades descritas en el cuadro anterior, da
como resultado total la cantidad de $*,***.** (******* ***
*************** *********** * *** **/***** moneda nacional), monto
que se CONDENA al Instituto demandado a pagar a favor del
actor, por concepto del tiempo extraordinario, sin perjuicio de
las deducciones de ley correspondientes.
II. Diferencias Salariales y Finiquito. El demandante exige el
pago de la prestación que denomina “diferencias en el finiquito”,
que circunscribe dentro del concepto de “salario” y eleva a la
categoría de derecho irrenunciable por mandato constitucional y
legal, lo que implica a su juicio, que cualquier acuerdo de
voluntades entre las partes que contenga renuncia al pago de
tales conceptos sea nulo e ineficaz.
TEDF-JLI-002/2012
69
Al respecto, conviene tener presente, en el caso, que el ahora
actor celebró con el instituto demandado el convenio de
terminación de relación laboral, el veintitrés de marzo de dos mil
once, el cual fue ratificado posteriormente y elevado a laudo
ejecutoriado por este Tribunal previa verificación de que no que
no hubiera renuncia del actor a algún derecho que por mandato
de ley le correspondiera, como se evidencia a continuación.
El convenio laboral es un acuerdo común de voluntades por
medio del cual el trabajador y el patrón deciden dar por terminada
la relación laboral que los unía, por lo que es considerado como
un instrumento que soluciona de manera ágil y eficaz, las
controversias que pudieran suscitarse en el ámbito laboral.
Luego entonces, para que dicho acuerdo de voluntades pueda
surtir efectos jurídicos plenos, es necesario que cumpla con los
requisitos previstos en el artículo 33 de la Ley Federal del
Trabajo, de aplicación supletoria a la materia, que establece que
todo convenio o liquidación, para ser válido, deberá constar por
escrito, contener una relación circunstanciada de los hechos que
lo motiven y de los derechos comprendidos en él y ratificarse ante
la Junta de Conciliación y Arbitraje, toda vez que ésta tendrá que
revisarlo y, en su caso, aprobarlo, siempre y cuando no contenga
renuncia de los derechos de los trabajadores.
Así, del contenido del artículo 987 de la Ley Federal del
Trabajo se advierte que la misma, reconoce y le concede plena
validez a los convenios que celebren las partes, pues se trata
del consentimiento que otorgan para obligarse en los términos
TEDF-JLI-002/2012
70
y condiciones que pactaron, máxime cuando es sancionado y
aprobado por la autoridad laboral correspondiente, por lo que al
ser ratificado ante la presencia de la autoridad competente
tendrá que surtir efectos jurídicos plenos.
De ahí, que este Tribunal le confiere plena validez a los
convenios que celebran las partes, en aquellos conflictos
laborales que son objeto de su competencia, como son, en este
caso, los que celebra el Instituto Electoral del Distrito Federal
con sus servidores, aquél en su carácter de patrón y éstos
como trabajadores, por lo que es válido reconocer los efectos y
alcances jurídicos que producen éstos, máxime cuando dichos
convenios son ratificados por esta autoridad jurisdiccional,
quien tiene que analizarlos, sancionarlos y en su caso,
aprobarlos para efecto de que no exista ninguna renuncia de
los derechos que le asisten a los trabajadores.
El convenio que en el presente caso nos ocupa surtió efectos
jurídicos plenos, sin que se advirtiera renuncia de derechos,
pues como se sostuvo en la resolución dictada el once de
mayo de dos mil once, dentro del expediente del procedimiento
paraprocesal TEDF-PP-013/2011, toda vez que por una parte
contiene los requisitos establecidos en el artículo 33 de la Ley
Federal del Trabajo, en virtud de que las partes lo hicieron por
escrito, contiene una relación circunstanciada de los hechos
que motivaron el convenio, los derechos que constituyen su
objeto y fue ratificado (el cuatro de mayo de dos mil once) ante
esta autoridad jurisdiccional y contiene el monto que le
corresponde por concepto de pago por única ocasión de
TEDF-JLI-002/2012
71
conformidad con el artículo 166 del Estatuto del Servicio
Profesional Electoral y demás personal que labore en el
Instituto Electoral del Distrito Federal.
El referido convenio estableció en sus cláusulas lo que a
continuación se transcribe:
CLAUSULAS
PRIMERA. “Ambas Partes” manifestaron estar de acuerdo
con la integración de los conceptos que conforman el monto
total a pagar calculado por “EL IEDF” y que es su voluntad
indubitable dar por terminada su relación laboral, por lo
tanto, están de acuerdo en suscribir el presente Convenio,
mediante el cual “EL IEDF” efectuará el pago respectivo con
motivo de dicha conclusión.
Por lo anterior, “El Ex trabajador” acepta y recibe a entera
satisfacción, el importe total por la cantidad de $***,***.**
(*********** *********** * ********* *** *********** *********** pesos
**/***** M.N.) por concepto de retención del Impuesto Sobre
la Renta, lo que hace un importe neto a pagar de
$***,***.***** (*************** ********* * ********** ***
************* *********** pesos **/100 M.N.), monto que se
compone con los conceptos siguientes:
PAGO POR UNICA OCASIÓN
TRES MESES DE SALARIO
20 DÍAS POR CADA AÑO DE SERVICIO
PARTE PROPORCIONAL DE AGUINALDO
IMPORTE EN
PESOS
$***,***.**
$**,***.**
$**,***.**
PRIMA VACACIONAL
$*,***.**
PRIMA DE ANTIGÜEDAD
VACACIONES
$*,***.**
$**,***.**
TOTAL DE PERCEPCIONES
ISR
IMPORTE TOTAL NETO
$***,***.**
$**,***.**
$***,***.**
PERÍODO
01/01/2011
23/03/2011
01/01/2011
23/03/2011
AL
AL
7 DÍAS 2009, 20
DÍAS 2010, 4 DÍAS
2011
TEDF-JLI-002/2012
72
Como se advierte, en el caso concreto el actor aceptó y
recibió a su entera satisfacción el importe total por la cantidad
de $***,***.** (************* ************* * ******** *** *************
************* PESOS **/**** M.N.) menos la cantidad de
$**,***.** (********** * ********* *** **************** ************ *
********** PESOS **/100 M.N.) por concepto de retención del
impuesto sobre la renta, lo que hace un importe neto a pagar
de
$***,***.**
(********************
*
**********
***
******************* ************** PESOS **/100 M.N.).
La cantidad señalada fue el resultado del pago de las
prestaciones que por ley correspondieron al actor bajo los
conceptos siguientes: tres meses de salario bruto, veinte días
por cada año de servicio, parte proporcional de aguinaldo,
prima vacacional, prima de antigüedad y vacaciones.
Asimismo, en dicho convenio fue acordado y posteriormente
ratificado lo siguiente:
- La conclusión de la relación laboral que unía al ciudadano
********** ********** ********** y el Instituto Electoral del Distrito
Federal.
- La voluntad del hoy actor de recibir el finiquito por la
cantidad antes mencionada correspondiente a todas y cada
una de las prestaciones legales y laborales ordinarias y
extraordinarias a las que tiene derecho hasta el día de la
conclusión de la relación laboral, sin que se le adeudara pago
TEDF-JLI-002/2012
73
alguno, vacaciones no disfrutadas, primas vacacionales, o
cualquier otra derivada de la relación laboral.
- Que los interesados manifestaron no reservarse acción o
derecho que ejercitar en el futuro.
Asimismo, en el antecedente I, del convenio de terminación
laboral suscrito entre el actor y el instituto demandado, se
advierte que el salario mensual bruto que percibía el
demandante era de $**,***.**,
monto del salario sobre el
que se calculó el finiquito, cantidad que es la misma que
señala el actor en su escrito de demanda, de ahí que no se
adviertan diferencias salariales, al ser coincidentes las
cantidad que precisa el actor en su demanda y la establecida
en el acuerdo de voluntades que suscribieron las partes para
concluir la relación laboral.
En consecuencia, lo procedente es ABSOLVER al Instituto
Electoral del Distrito Federal del pago de la prestación
denominada “diferencias en el finiquito”.
III. Aguinaldo. Por lo que corresponde a la exigencia de
pago del aguinaldo, en su parte proporcional correspondiente
al año dos mil once, hecha valer por el demandante, el
Instituto Electoral del Distrito Federal señala que su reclamo
es improcedente, en razón de haber sido pagada al actor, al
momento de dar por terminada la relación laboral.
TEDF-JLI-002/2012
74
Sentado lo anterior, este Tribunal Pleno estima que le asiste
la razón al instituto demandado y, por consiguiente, que
procede absolverlo del pago de la mencionada prestación,
por lo siguiente:
El artículo 18, fracción VI, del Estatuto del Servicio
Profesional Electoral y demás personal que labore en el
Instituto Electoral del Distrito Federal, establece que:
"Artículo 18. El personal de estructura del Instituto
gozará de los derechos y las prestaciones siguientes:
...
VI. Recibir un aguinaldo en el mes de diciembre, que
deberá considerarse en el presupuesto anual,
equivalente, cuando menos, a cuarenta días de
salario integrado bruto. Los trabajadores del Instituto
que no hubieren prestado sus servicios durante el
ejercicio completo, recibirán la parte proporcional que
les corresponda por el tiempo que prestaron sus
servicios;..."
En autos obra la documental privada, consistente en copia
del acuse de recibo del cheque número ************* (****,
*****, *****, *****, *****, *****, *****, *****), expedido el tres de
mayo de dos mil once en favor del actor, por la cantidad de
$***,***.** (********** ********** * ********** *** ************
*********** pesos **/**** MN) visible a foja cuarenta y cuatro
del expediente paraprocesal identificado con la clave TEDFPP-13/2011), de cuyo examen se advierte que al día
siguiente de su expedición el actor firmó haber recibido el
mencionado título de crédito por concepto de "... PAGO DE
FINIQUITO QUE INCLUYE PARTE PROPORCIONAL DE
AGUINALDO", en términos de la cláusula tercera del
convenio de terminación laboral celebrado el veintitrés de
TEDF-JLI-002/2012
75
marzo del mismo año y ratificado ante esta presencia judicial
el cuatro de mayo siguiente.
La prueba anterior es analizada y valorada conforme a las
reglas de la lógica y de la experiencia, así como al sano
raciocinio se les otorga valor probatorio pleno, conforme a los
artículos 100 fracción I, 118 párrafo primero, y 119 fracción II
de la Ley Procesal Electoral para el Distrito Federal; 796, 797,
804 fracción II, y 841 de la Ley Federal del Trabajo; y 137 de
la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado,
estas dos últimas leyes de aplicación supletoria en la materia,
pruebas que no fueron objetadas en cuanto a su autenticidad
y la veracidad de su contenido por la parte actora.
De este modo, en autos se acreditó que el cuatro de mayo de
dos mil
once, el Instituto demandado pagó al actor la
cantidad de $**,****.*** (*********** *** ************* ********** *
** pesos **/**** MN) por concepto de parte proporcional del
aguinaldo del año dos mil once, como lo establece el aludido
numeral 18, fracción VI del Estatuto del Servicio Profesional
Electoral, de ahí que le asista razón al demandado respecto
de que ya fue cubierta la prestación reclamada.
Como se puede advertir, al actor le fue pagada la parte
proporcional del aguinaldo a que tenía derecho por el periodo
comprendido del uno de enero al veintitrés de marzo, ambos
de dos mil once, de ahí que resulte procedente absolver al
pago de aguinaldo por el año dos mil once.
TEDF-JLI-002/2012
76
IV. Complemento de aguinaldo. Por lo que hace a la
exigencia de pago del complemento de aguinaldo de la parte
proporcional correspondiente al año dos mil once, del uno de
enero al veintitrés de marzo del citado año, periodo que
laboró el actor en el Instituto Electoral del Distrito Federal,
ésta es procedente, no obstante el argumento de la
demandada en el sentido de que se trata de una prestación
extralegal, puesto que se considera que el derecho del
trabajador al complemento de aguinaldo se genera por haber
laborado durante determinado periodo del año por el que se
otorga, con independencia de que el trabajador hubiere
estado en activo o no al último día del año en que surgió la
prestación.
Dicho criterio ha sido también sostenido por el Décimo Cuarto
Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito
al resolver el amparo directo DT.-97/2010 promovido para
controvertir la sentencia dictada por este órgano jurisdiccional
en el expediente TEDF-JLI-004/2009.
Respecto de la prestación laboral que se analiza, la Junta
Administrativa del Instituto Electoral del Distrito Federal,
aprobó en su Décima Cuarta Sesión urgente celebrada el
dieciocho de noviembre del año próximo pasado, el acuerdo
identificado con la clave JA145-11, mediante el cual aprobó
un
rubro
denominado
“complemento
de
aguinaldo”,
consistente en el pago equivalente a veinte días de salario
bruto, de los puestos desempeñados durante el año sin
deducción alguna, de manera exclusiva al personal que se
TEDF-JLI-002/2012
77
encontrara activo al treinta y uno de diciembre de dos mil
once, sin embargo, como el ahora actor laboró del uno de
enero al veintitrés de marzo de dicho año, se debe hacer el
cálculo del monto que debe pagar el demandado al actor por
el concepto en cuestión.
Lo anterior, habida cuenta que el aguinaldo es una prestación
que forma parte del salario, tal como lo ha sostenido la
Suprema Corte de Justicia en la Tesis de Jurisprudencia, No.
Registro: 186,854, Jurisprudencia Laboral, Novena Época,
Segunda Sala, Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, Tomo XV, Mayo de 2002, Tesis: 2a./J.33/2002, pág.
269, cuyo rubro es: “SALARIO. EL AGUINALDO. ES PARTE
INTEGRANTE DEL MISMO.”
Asimismo, el artículo 99 de la Ley Federal del Trabajo, de
aplicación supletoria a la materia, establece que el derecho a
percibir el salario es irrenunciable, luego si el aguinaldo forma
parte del salario y el Instituto demandado, a través del
acuerdo JA145-11 de la Junta Administrativa aprobó, el
dieciocho de noviembre del año próximo pasado, un rubro
denominado “complemento de aguinaldo”, consistente en el
pago equivalente a veinte días de salario bruto, es
procedente su pago sin deducción alguna.
Así, el artículo 18, fracción VI del Estatuto del Servicio
Profesional Electoral y demás personal que labore en el
Instituto Electoral del Distrito Federal, establece sólo un
mínimo para el pago de aguinaldo, que es de cuarenta días,
TEDF-JLI-002/2012
78
monto que puede ser mayor, como en el caso en que el
Instituto Electoral del Distrito Federal autorizó veinte días más
como complemento de éste.
En efecto, al ser una prestación a la que tienen derecho los
trabajadores de carácter irrenunciable, al señalarse en el
citado Acuerdo JA145-11, que la prestación que nos ocupa
se pagaría al personal en activo al treinta y uno de diciembre
de dos mil once, es evidente que dicha condición debe
tenerse por no puesta, amén que la prestación en comento, al
ser creada por la ley, es susceptible de ser aumentada a
favor de los trabajadores, en términos de los artículos 123,
apartado A, fracción XXVII, inciso h), de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos y 5o., fracción XIII,
de la Ley Federal del Trabajo, de aplicación supletoria a la
materia.
En virtud de lo anterior, se procede a hacer el cálculo
correspondiente; en primer término se toma en cuenta el
salario diario percibido por el actor a la fecha de terminación
de su relación laboral con el demandado, el cual fue por la
cantidad de $*,***.** (**** **** ******* *********** * ********
pesos **/**** moneda nacional), esta cantidad se toma con
base en los cálculos que previamente se hicieron al hacer las
operaciones aritméticas necesarias para determinar el pago
de las horas extras.
De esta forma, se procede a realizar una regla de tres,
tomando en cuenta que los veinte días que corresponden a la
TEDF-JLI-002/2012
79
prestación son por el equivalente a los trescientos sesenta y
cinco días del año laborados, y de esta forma se calcula por
el periodo de pago del aguinaldo en su parte proporcional
correspondiente al año dos mil once hecha valer por el
demandante, que va desde el uno de enero al veintitrés de
marzo de dos mil once, esto es, por ochenta y dos días
laborados en ese año.
Conforme al salario diario mencionado, que percibía el actor,
multiplicado por veinte días, que son los días que se
contemplaron como complemento para el pago adicional de
la prestación que se reclama, resulta la cantidad de
$**,***.***(*********** * ***** **** *************** ********** *
******** pesos **/**** M.N.) que recibiría el actor si hubiese
laborado trescientos sesenta y cinco días; sin embargo, el
periodo laborado por el demandante va del uno de enero al
veintitrés de marzo de dos mil once, esto es, por ochenta y
dos días, por lo que se procede a calcular qué proporción de
esos veinte días le corresponden por haber laborado
únicamente ochenta y dos días, para lo cual se realiza la
siguiente regla de tres, multiplicando los ochenta y dos días
laborados
por
los
$**,****.***(***********
*
****
****
*************** ******** * ******* pesos **/100 M.N.), que
correspondería a la cantidad equivalente a los veinte días de
complemento de aguinaldo, y el resultado de dicha operación
dividirlo entre los trescientos sesenta y cinco días del año, lo
que arroja la cantidad de $*,***.**(****** *** **************
******** * ****** pesos **/***** M.N.), monto que deberá de
pagar el Instituto Electoral del Distrito Federal al actor
TEDF-JLI-002/2012
80
********** ********* **********, por concepto de complemento de
aguinaldo correspondiente desde el uno de enero hasta el
veintitrés de marzo de dos mil once, pago que se realizará
sin deducción alguna, dado que la prestación se autorizó en
esos términos.
V. Vales de despensa anuales. Por cuanto hace al pago de
vales de despensa proporcionales al periodo laborado en dos
mil once, el Instituto electoral local manifiesta que es
improcedente al constituir una prestación extralegal pagadera
exclusivamente al personal en activo al treinta y uno de
diciembre de dos mil once, hipótesis en la cual no se sitúa el
impetrante, al haber dado por terminada la relación laboral el
veintitrés de marzo de ese año.
Este Tribunal considera improcedente el pago de la
prestación que se analiza, por lo siguiente.
En autos constan las copias certificadas de las listas de vales
de despensa anuales entregados en los años dos mil nueve y
dos mil diez, así como la documental consistente en copia
certificada del documento denominado “Criterios para el pago
de prestaciones de fin de año 2011, que con fundamento en
el artículo 69, fracciones I y IV del Código de Instituciones y
Procedimientos Electorales del Distrito Federal, emite la
Secretaría Administrativa”, suscrito el cinco de diciembre de
dos mil once, por la Directora de Recursos Humanos y
Financieros y el Encargado del Despacho de la Secretaría
TEDF-JLI-002/2012
81
Administrativa, ambos del Instituto Electoral del Distrito
Federal.
Las pruebas anterior es son analizadas y valoradas conforme
a las reglas de la lógica y de la experiencia, así como al sano
raciocinio se les otorga valor probatorio pleno, conforme a los
artículos 100, fracción I, 118 párrafo primero, y 119, fracción
II de la Ley Procesal Electoral para el Distrito Federal; 796,
797, 804, fracción II, y 841 de la Ley Federal del Trabajo; y
137 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del
Estado, estas dos últimas leyes de aplicación supletoria en la
materia, pruebas que no fueron objetada en cuanto a su
autenticidad y la veracidad de su contenido por la parte
actora, y con la que se acredita la existencia de la prestación
reclamada, incluso que ésta se otorgó en dos mil nueve y dos
mil diez, así el Instituto Electoral del Distrito Federal aprobó
en su Octava Sesión Ordinaria celebrada el diecinueve de
agosto de dos mil once, el acuerdo identificado con la clave
JA098-11, por el cual aprobó el rubro “vales de despensa de
fin de año”, consistente en el pago a los servidores públicos
de estructura en activo al treinta y uno de diciembre del
mismo año, de la cantidad de
$**,***.**** (****** *******
************ pesos **/***** M.N), proporcional al tiempo
laborado.
Del análisis de las documentales que obran en autos,
particularmente de los “Criterios para el pago de prestaciones
de fin de año 2011, que con fundamento en el artículo 69,
fracciones
I
y
IV,
del
Código
de
Instituciones
y
TEDF-JLI-002/2012
82
Procedimientos Electorales del Distrito Federal, emite la
Secretaría Administrativa”, y del Acuerdo JA098-11 emitido
por la Junta Administrativa del Instituto en mención, en su
Octava Sesión ordinaria de diecinueve de agosto de dos mil
once, se advierte la existencia, tanto del concepto cuyo pago
se reclama, como de la suficiencia presupuestal con que
contó la demandada para en su momento pagarla al personal
del Instituto, sin embargo, dentro de las condiciones
establecidas por la Secretaría Administrativa para tener
derecho a su pago, se encuentra la consistente en que el
servidor público estuviera activo al treinta y uno de diciembre
de dos mil once, y en la especie la separación del cargo que
ocupaban los accionantes tuvo verificativo el veintitrés de
marzo de ese mismo año.
Con base en lo anterior, este órgano jurisdiccional considera
que al tratarse de una prestación establecida en adición a los
derechos que constitucional y legalmente le corresponden a
los trabajadores, resulta válido que el instituto demandado, en
el ámbito de su autonomía, hubiera establecido que el pago
correspondería sólo al personal que estuviera activo al treinta
y uno de diciembre.
Asimismo, apoya las consideraciones antes vertidas, el
criterio sostenido en la Tesis de Jurisprudencia 39/2009,
publicada en la “Compilación de Jurisprudencia y tesis en
materia electoral”, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la
Federación, páginas cuatrocientos cuarenta y nueve y
cuatrocientos cincuenta, cuyo rubro es “PRESTACIONES
TEDF-JLI-002/2012
83
LABORALES SUPRALEGALES. SU PAGO EXIGE EL
CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS PREVISTOS EN EL
ACUERDO GENERAL QUE LAS ESTABLECE”.
Igualmente, apoyan lo anterior, las tesis de Jurisprudencia
sustentadas por Tribunales del Poder Judicial de la
Federación, bajo los rubros siguientes: “PRESTACIONES
EXTRALEGALES
CORRESPONDE
PROBATORIA
EN
AL
DE
MATERIA
RECLAMANTE
LAS.”2
y
LABORAL.
LA
CARGA
“PRESTACIONES
EXTRALEGALES, CARGA DE LA PRUEBA TRATÁNDOSE
DE. (MATERIA LABORAL).”3
En ese sentido, dado que el actor no tiene derecho al pago
de la parte proporcional de vales de despensa anuales, al no
ubicarse en el supuesto del acuerdo antes referido, pues sólo
el personal en activo al último día del año dos mil once,
siendo que el demandante dejó de prestar sus servicios a la
parte demandada más de nueve meses anteriores a la fecha
establecida como requisito para que procediera su pago, en
consecuencia, procede absolver al instituto demandado del
pago respectivo.
VI. Carga de trabajo. El actor reclama el pago de la
prestación que denomina “carga de trabajo” en su parte
proporcional al periodo laborado del uno de enero al veintitrés
de marzo, ambos de dos mil once.
2
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XVI, Julio de 2002,
p. 1185.
3
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Registro: 205157, Novena Época, Tesis:
IV.2o. J/2, Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Laboral, Tomo : I, Mayo de 1995, p.
1185.
TEDF-JLI-002/2012
84
En relación con dicha prestación, la apoderada legal de la
demandada al dar contestación a la prestación reclamada en
cuestión, manifestó, en lo que interesa, que:
“… es un hecho notorio para este H. Tribunal, que en el
periodo que reclama el actor no hubo ningún proceso
electoral, puesto que el inicio del proceso electoral para
elegir Jefe de Gobierno, Jefes Delegacionales y
Diputados a la Asamblea 2011-2012, fue a partir de 7
de octubre de 2011… por lo que resulta evidente que
su reclamo es desacertado, puesto que no participó
activamente en dicho proceso electoral…”
Por su parte, el artículo 122 del Código de Instituciones y
Procedimientos Electorales del Distrito Federal, reconoce el
derecho de los servidores públicos del Instituto que hubieren
participado de manera directa en la organización y desarrollo
de los procesos electorales y procedimientos de participación
ciudadana, de recibir una remuneración adicional para
compensar las cargas de trabajo derivadas de esas tareas.
Es decir, se trata de una prestación extraordinaria de
naturaleza temporal que sólo será exigible durante una
determinada época y condicionada a ciertas hipótesis que, en
el caso concreto, no se actualizan, como a continuación se
evidencia.
El artículo 277 del Código de Instituciones y Procedimientos
Electorales del Distrito Federal establece, entre otras
cuestiones, que
el proceso electoral ordinario se inicia
durante el mes de octubre del año anterior a la elección.
TEDF-JLI-002/2012
85
Asimismo, el “Acuerdo del Consejo General del Instituto
Electoral del Distrito Federal por el que se aprueba la
convocatoria dirigida a la ciudadanía y partidos políticos a
participar en el proceso electoral ordinario 2011-2012, para
elegir Jefe de Gobierno, Diputados a la Asamblea Legislativa
y Jefes Delegacionales, cuya jornada electoral se celebrará el
primero de julio de 2012” aportado por la parte demandada,
establece que la preparación de la elección “inicia con la
primera sesión que el Consejo General celebre durante la
primera semana del mes de octubre del año anterior en que
deban realizarse las elecciones ordinarias.”
En el caso, el proceso electoral en curso inició el siete de
octubre del año próximo pasado, lo cual se invoca como
hecho público y notorio en términos del artículo 26 de la Ley
Procesal Electoral del Distrito Federal.
Por su parte, la Ley de Participación Ciudadana de esta
entidad federativa, establece en su artículo 16 que el Instituto
Electoral tendrá a su cargo la organización, desarrollo y
cómputo de los instrumentos de participación ciudadana
denominados plebiscito y referéndum, además de coordinar
el proceso de elección de los comités ciudadanos y de los
consejos de los pueblos, procedimiento que
inició con la
publicación en la gaceta Oficial del Distrito Federal de la
convocatoria respectiva el veintisiete de mayo de dos mil
diez, en la que se estableció el periodo del uno al seis de
noviembre del mismo año para la expedición de la constancia
de asignación del Comité o Consejo; aunado a que en dos mil
TEDF-JLI-002/2012
86
once no se llevó a cabo ningún procedimiento de plebiscito o
referéndum en el Distrito Federal.
De lo expuesto se colige que durante el periodo comprendido
del uno de enero al veintitrés de marzo, ambos de dos mil
once, no se llevó a cabo ningún proceso electivo o de
participación ciudadana organizado por el Instituto Electoral
de esta entidad federativa.
Luego entonces, del caudal probatorio ofrecido y aportado
por las partes, y adminiculado y valorado por este Tribunal,
en términos del artículo 118 de la Ley Procesal Electoral para
el Distrito Federal, se concluye que no asiste razón al actor
cuando hacer valer la acción intentada, toda vez que éste no
se ubicó en la hipótesis legal de temporalidad que constituye
un requisito sine qua non para recibir el pago de la prestación
reclamada.
En tal sentido, la excepción de pago opuesta por el Instituto
demandado resulta procedente y, por tanto, se absuelve del
pago exigido por concepto de carga de trabajo.
VII. Efectos de la sentencia. Las prestaciones a cuyo pago
se condenó al Instituto Electoral del Distrito Federal, son las
siguientes:
PRESTACIONES QUE
DEBERÁ PAGAR EL IEDF
TIEMPO EXTRAORDINARIO
CANTIDAD
$*,***.**
Sin perjuicio de las deducciones
correspondientes
TEDF-JLI-002/2012
87
PRESTACIONES QUE
DEBERÁ PAGAR EL IEDF
COMPLEMENTO DE AGUINALDO
CANTIDAD
$*,***.**
Sin deducción alguna
En virtud de haber resultado procedente el pago de la
prestación correspondiente a tiempo extraordinario por los
días veintidós y veintitrés de marzo de dos mil once, así
como
el
pago
del
complemento
de
aguinaldo
correspondiente a la parte proporcional de dos mil once, se
otorga el plazo de setenta y dos horas al Instituto Electoral
del Distrito Federal, para el cumplimiento de la sentencia,
así como cinco días hábiles posterior de ello informe a este
Tribunal Electoral.
Por lo anteriormente expuesto y fundado, se
R E S U E L V E:
PRIMERO. El actor ********** ********** ********** acreditó
parcialmente los extremos de su acción intentada y el
Instituto Electoral del Distrito Federal justificó de manera
parcial sus excepciones y defensas.
SEGUNDO. Se condena al Instituto Electoral del Distrito
Federal al pago de tiempo extraordinario correspondiente a
los días veintidós al veintitrés de marzo de dos mil once, en
términos de lo razonado en el considerando SEXTO,
numeral I, del presente fallo, así como al pago del
TEDF-JLI-002/2012
88
complemento de aguinaldo en términos del apartado IV del
citado considerando.
TERCERO. Se absuelve al Instituto mencionado de las
demás prestaciones que le fueron reclamadas por el actor
en
su
escrito
de
demanda
y
en
la
ampliación
correspondiente.
CUARTO. Se ordena al Instituto Electoral del Distrito
Federal, cumpla esta sentencia dentro del plazo de setenta
y dos horas, contadas a partir de que surta efectos la
notificación
respectiva
e
informe
a
este
órgano
jurisdiccional, dentro del plazo de cinco días hábiles,
contados a partir del día siguiente a aquel en que venza el
plazo antes señalado, sobre el cumplimiento dado al
presente fallo.
NOTIFÍQUESE personalmente a las partes, en los
domicilios precisados en autos, en términos de lo dispuesto
por los artículos 48 y 100 de la Ley Procesal Electoral para
el Distrito Federal y los artículos 741 y 742, fracción VIII, de
la Ley Federal del Trabajo, de aplicación supletoria en la
materia, y publíquese en el sitio de Internet de este
Tribunal, una vez que la presente resolución haya causado
estado; hecho lo anterior, archívese el presente asunto
como total y definitivamente concluido.
TEDF-JLI-002/2012
89
Así, lo resolvieron y firman los Magistrados integrantes del
Pleno, por unanimidad de votos a favor, de la Magistrada
Aidé Macedo Barceinas y los Magistrados Darío Velasco
Gutiérrez y Adolfo Riva Palacio Neri; con la ausencia
justificada de los Magistrados Alejandro Delint García y
Armando I. Maitret Hernández. Todo lo actuado, ante el
Secretario Técnico de la Secretaría General, que con
fundamento en lo dispuesto por los artículos 28, párrafo
segundo y 31, fracción IX del Reglamento Interior del propio
Tribunal, autoriza y da fe.
ADOLFO RIVA PALACIO NERI
MAGISTRADO PRESIDENTE
AIDÉ MACEDO BARCEINAS
MAGISTRADA
DARÍO VELASCO GUTIÉRREZ
MAGISTRADO
EDUARDO FRANCISCO VERAZA CRUZ
SECRETARIO TÉCNICO DE LA SECRETARÍA GENERAL
Descargar

JUICIO ESPECIAL LABORAL EXPEDIENTE: ACTOR: