REPÚBLICA DE COLOMBIA
TRIBUNAL ADMINISTRATIVO
DE ANTIOQUIA
SALA SEGUNDA DE ORALIDAD
MAGISTRADO PONENTE: GONZALO ZAMBRANO VELANDIA
MEDELLÍN, VEINTIOCHO (28) DE NOVIEMBRE DE DOS MIL CATORCE (2014)
Referencia:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD
Y
RESTABLECIMIENTO
DEL
DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD
ADMINISTRATIVA ESPECIAL
DE
GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL
-UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Asunto:
SENTENCIA Nº S2-127
Tema:
El derecho a la sustitución pensional. Regulación legal y
constitucional. La convivencia como requisito para acceder al derecho
de la sustitución pensional.
Demandantes:
Demandado:
La señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA, por conducto de
apoderado judicial regularmente constituido al efecto, acude en demanda en
ejercicio del medio de control de nulidad y restablecimiento del derecho en
contra de la CAJA NACIONAL DE PREVISIÓN SOCIAL –CAJANAL
E.I.C.E.- EN LIQUIDACIÓN, entidad que fuera reemplazada por la
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL
Y CONTRIBUCIONES PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN
SOCIAL -UGPP- (Decreto 877 de 2013) impetrando concretamente se
emitan las siguientes declaraciones y condenas:
- Se declare la NULIDAD de las Resoluciones No. UGM 017032 del quince
(15) de noviembre de dos mil once (2011) y No. UGM 029007 del veinticinco
(25) de enero de dos mil doce (2012), expedidas por la Caja Nacional de
Previsión Social -CAJANAL E.I.C.E.- En Liquidación, por medio de las
cuales se negó la solicitud de reconocimiento de la pensión de sobrevivientes
a la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA hasta que se defina por
parte de la Jurisdicción competente a quién le corresponde tal derecho.
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
- Como consecuencia de lo anterior, y a título de restablecimiento del derecho
solicita que se declare que a la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA
MEJÍA le asiste razón jurídica para que se le reconozca y pague la pensión de
sobrevivientes en su calidad de compañera permanente del difunto señor
JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO, efectiva a partir del 13 de noviembre de
2009.
- Así mismo, solicita que se le pague la suma de $37’110.558.46 por concepto
de diferencias de mesadas entre el 1° de abril de 1999 y el 30 de diciembre de
2008, así como la suma de $10’680.061.oo por concepto de indexación, que
se le reajuste el monto pensional para el año 2008 a la suma mensual de
$2’589.025.68, y que se le paguen las costas procesales por un valor de
$11’947.654.oo., de acuerdo a lo ordenado en la sentencia del Juzgado
Decimotercero Laboral del Circuito de Medellín, confirmado por el Tribunal
Superior de Medellín.
- Solicita que la pensión de sobrevivientes reclamada sea reconocida a partir
del 13 de octubre de 2009 en cuantía de $2’786.827.24, monto sobre el cual
se deberán aplicar los reajustes de la Ley 100 de 1993 para los años 2010 y
siguientes, hasta la actualidad.
Finalmente, solicita que las sumas adeudadas se ajusten con base en el índice
de precios al consumidor o al por mayor, que se le ordene a la entidad
demandada a dar cumplimiento al fallo dentro del término señalado en el
artículo 192 del C.P.A. y de lo C.A. junto con los intereses de mora que dicha
norma determina, y que se condene en costas y agencias en derecho a la
entidad demandada.
HECHOS DE LA DEMANDA
En apoyo del petitum que se somete al conocimiento del Tribunal, en la
demanda se hace el relato de las siguientes circunstancias fácticas
jurídicamente relevantes, que resumidamente se presentan, siendo fieles a la
intención del libelista:
1°. Indica que el señor JOSE ÁNGEL NIGRINIS BARCO prestó sus
servicios en el Departamento Administrativo de Aeronáutica Civil por un
período superior a los 20 años, habiendo cumplido el estatus de pensionado el
día 16 de agosto de 1993 y retirándose del servicio el 1° de abril de 1999.
2°. Señala que la Caja Nacional de Previsión Social -CAJANAL E.I.C.E.- le
reconoció la pensión de jubilación mediante la Resolución No. 4310 del 3 de
marzo de 1998, dando aplicación al régimen especial que le era aplicable.
2
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
3°. Posteriormente, mediante la Resolución No. 15888 del 17 de agosto de
2000, se reliquidó la pensión de vejez del causante elevando la cuantía de la
misma a la suma de $1.242.946.05, efectiva a partir del 1° de abril de 1999.
4°. Expresa que el señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO inició un proceso
ordinario laboral el cual le correspondió en primera instancia al Juzgado
Trece (13) Laboral del Circuito de Medellín, Despacho que mediante
sentencia del 29 de abril de 2008 condenó a la Caja Nacional de Previsión
Social -CAJANAL E.I.C.E.- a pagar la suma de $37’110.558.46 por concepto
de diferencias de mesadas entre el 1° de abril de 1999 y el 30 de diciembre de
2008, además ordenó pagar la suma de $10’680.061.oo por concepto de
indexación, reajustar el monto pensional para el año 2008 a la suma mensual
de $2’589.025.68, y a pagar las costas procesales por un valor de
$11’947.654.oo.
La anterior decisión fue confirmada por el Tribunal Superior de Medellín
mediante sentencia del 6 de febrero de 2009.
5°. Se indica que el día 19 de junio de 2009, la parte demandante solicitó ante
CAJANAL E.I.C.E. el cumplimiento de los citados fallos, siendo que dicha
condena no fue pagada.
6°. Señala que el señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO falleció el día 12
de octubre de 2009, quedando pendiente la expedición del acto administrativo
que da cumplimiento al fallo y el pago de las acreencias causadas hasta el
momento del deceso.
7°. Al momento de solicitar la pensión de sobrevivientes, se presentó la
señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA, en calidad de compañera
permanente del señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO, de quien dependía
económicamente y con quien convivió por más de 25 años hasta el momento
de su fallecimiento, para lo cual acompañó su petición de los documentos que
acreditaban tales circunstancias. Así mismo, la señora BARBARA
APARICIO VILLAMIZAR también se presentó a reclamar la pensión de
sobrevivientes en calidad de cónyuge supérstite.
8°. La Caja Nacional de Previsión Social -CAJANAL E.IC.E.- En
Liquidación, mediante la Resolución No. UGM 017032 del 15 de noviembre
de 2011 dejó en suspenso el reconocimiento de la pensión de sobrevivientes
reclamada hasta que mediante decisión jurisdiccional se determine quién es la
beneficiaria o beneficiarias de la prestación.
DISPOSICIONES VIOLADAS Y CONCEPTO DE LA VIOLACIÓN
3
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Se citan en la demanda, con el cargo de resultar infringidos los artículos 2, 6,
25 y 58 de la Constitución Política; el artículo 10° del Código Civil, el
artículo 5° de la Ley 57 de 1887, el artículo 21 del Decreto 1237 de 1946, el
artículo 2° de la Ley 7ª de 1961, el Decreto 1372 de 1966, el artículo 1° de la
Ley 33 de 1985, el artículo 1° de la Ley 62 de 1985, los artículos 21 y 127 del
Código Sustantivo del Trabajo y los artículos 40 y 60 del Código Contencioso
Administrativo.
Los actos administrativos demandados se acusan de ilegalidad argumentando
que, en primer lugar, la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA al
momento de presentar la documentación exigida para el reclamo de la pensión
de sobrevivientes causada por la muerte del señor JOSE ANGEL NIGRINIS
BARCO, aportó las pruebas que la acreditan como compañera permanente de
este último, tal como lo exigen los artículos 46 y 47 de la Ley 100 de 1993 y
los artículos 7, 10 y 11 del Decreto 1889 de 1994, demostrando una
convivencia ininterrumpida desde el año 1992, que era ella quien se
encontraba afiliada como beneficiaria en el Sistema General de Seguridad
Social en Salud por parte del causante, así como el hecho de haber sido ella
quien sufragó los gastos de las exequias del señor NIGRINIS BARCO, lo cual
demuestra, además, una convivencia afectiva al momento de su muerte.
Así mismo, indica que con las pruebas aportadas, aunado al hecho que el
señor NIGRINIS BARCO se encontraba divorciado de la señora BARBARA
APARICIO VILLAMIZAR mediante proceso judicial que declaró el divorcio
y la cesación de efectos civiles del matrimonio, se puede deducir que entre el
causante y la señora BEDOYA MEJÍA existió una relación de ayuda mutua y
que ella era su única familia, requisitos que resultan suficientes para que a la
demandante se le reconozca la prestación reclamada.
POSICIÓN DE LA ENTIDAD DEMANDADA -folios 81 a 85La entidad demandada, previamente haber constituido apoderada judicial,
allega el pertinente escrito de contestación de la demanda por medio del cual
manifiesta que no se opone al reconocimiento de la pensión de sobrevivientes
reclamada, sin embargo, la entidad no puede reconocer el porcentaje
correspondiente a cualquiera de las personas que alegan ser las beneficiarias
del causante de la prestación, hasta tanto no se emita un fallo judicial al
respecto que permita tener certeza sobre quién tiene mejor derecho en el caso
en controversia.
La entidad demandada acepta que el causante, señor JOSÉ ÁNGEL
NIGRINIS BARCO fue beneficiario de la pensión de jubilación a cargo de
4
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
CAJANAL E.I.C.E., y que, así mismo, dicha prestación fue varias veces
reliquidada.
Indica que es cierto que tanto la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA
MEJÍA como la señora BARBARA APARICIO VILLAMIZAR se
presentaron ante CAJANAL E.IC.E. En Liquidación para reclamar la pensión
de sobrevivientes del señor NIGRINIS BARCO, siendo que, ante tal hecho la
entidad mediante la Resolución No. UGM 017032 del 15 de noviembre de
2011 decidió dejar en suspenso la sustitución pensional hasta tanto la
Jurisdicción definiera quién era la persona con mejor derecho, o si ninguna lo
tenía.
Finalmente, expresa que la entidad demandada actuó en cumplimiento de un
deber legal, especialmente de lo dispuesto en el artículo 57 del Decreto 1848
de 1969, el cual indica que cuando se presenten controversias entre los
pretendidos beneficiarios de una prestación pensional, se debe suspender el
trámite del reconocimiento hasta tanto se decida judicialmente por medio de
sentencia ejecutoriada a qué persona o personas le corresponde el derecho,
por tanto, se opone a las pretensiones de condena en costas y de intereses
moratorios.
POSICIÓN DE LA INTERVINIENTE AD EXCLUDENDUM, SEÑORA
BARBARA APARICIO VILLAMIZAR -folios 124 a 127La señora BARBARA APARICIO VILLAMIZAR, quien fuera vinculada al
presente proceso en calidad de tercero con interés directo mediante auto del
cinco (5) de julio de dos mil trece (2013), previamente haber constituido
apoderado judicial, allega el pertinente escrito de contestación de la demanda
por medio del cual manifiesta que se opone parcialmente a las pretensiones
del libelo demandatorio, en tanto estima que en el reconocimiento
prestacional deprecado ella cuenta con igual o mejor derecho que la
demandante, por lo que solicita ser incluida dentro del mismo, o en su
defecto, que se le adjudique en un 100%.
Por otra parte, la interviniente ad excludendum acepta como ciertos los
hechos que se refieren al disfrute de la pensión de jubilación del señor JOSÉ
ÁNGEL NIGRINIS BARCO, y que, así mismo, tanto la señora BARBARA
APARICIO VILLAMIZAR como la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA
MEJÍA se presentaron ante la entidad demandada a solicitar la sustitución de
tal prestación.
Indica que no es cierto que la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA
MEJÍA haya convivido con el señor NIGRINIS BARCO por más de 25 años,
situación que se probará mediante pruebas documentales y testimonios.
5
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Respecto a los documentos presentados por la señora ZORAIDA AMPARO
BEDOYA MEJÍA para probar su condición de compañera permanente del
señor NIGRINIS BARCO, señaló que lo dicho en la declaración extrajuicio
rendida en vida por éste último, deberá ser objeto de comprobación pues
contiene afirmaciones que no concuerdan con la realidad en lo referente a su
unión marital con la demandante.
De igual manera, indica que el señor JOSÉ ÁNGEL NIGRINIS BARCO
también firmó en vida un documento donde solicitó a CAJANAL E.I.C.E. que
en caso de fallecimiento, su pensión de jubilación fuera sustituida a la señora
BARBARA APARICIO VILLAMIZAR, lo que demuestra que entre los antes
citados existió una convivencia de más de 5 años.
ALEGATOS
Por decisión notificada en estrados el día treinta (30) de abril de dos mil catorce
(2014) -folios 173 a 175-, se corrió traslado a las partes para que allegaran al
infolio sus respectivos escritos de bien probado, registrándose las siguientes
intervenciones:
- La parte demandante -folios 200 a 207- se ratificó en lo expuesto en su
escrito de demanda, agregando que, de conformidad con las pruebas allegadas
al proceso, las declaraciones vertidas por la señora BARBARA APARICIO
VILLAMIZAR, así como por sus testigos, son incongruentes y contrarias a la
realidad, cuando afirman una convivencia con el señor JOSE ANGEL
NIGRINIS BARCO desde el año 1972 hasta el año 2009.
En primer lugar, advierte que por medio de la sentencia 341 del 21 de julio de
1997, el Juzgado Cuarto de Familia de Bucaramanga decretó el divorcio entre
las personas antes mencionadas con la consiguiente cesación de los efectos
civiles del matrimonio y que, así mismo, en la aludida providencia se fijaron
alimentos congruos a favor de la señora APARICIO VILLAMIZAR, los cuales
se debían descontar del sueldo o pensión del señor NIGRINIS BARCO, lo cual
hace presumir que estas dos personas se encontraban separadas de acuerdo al
Código Civil.
Indica la parte demandante que en la sentencia referenciada la señora
BARBARA APARICIO VILLAMIZAR, así como sus hijos CLAUDIA
MARCELA y JOSE LUIS NIGRINIS VILLAMIZAR, manifestaron que desde
el año 1994 el señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO abandonó
definitivamente el hogar, no volvió a visitar a sus hijos ni a responder
económicamente por ellos.
6
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
De igual manera, señala que el señor NIGRINIS BARCO en vida, manifestó
ante las autoridades competentes y bajo la gravedad de juramento que desde
1992 convivía en unión libre con una persona distinta a la señora APARICIO
VILLAMIZAR, quien dependía económicamente de él, además de aparecer
como su beneficiaria ante la EPS donde era cotizante el causante.
Afirma la parte demandante que la señora BARBARA APARICIO
VILLAMIZAR, al momento de absolver el interrogatorio de parte, pretendió
engañar al Despacho con sus declaraciones, pues de manera incongruente con
la realidad manifestó que su divorcio con el señor NIGRINIS BARCO se
realizó de manera consensuada, que ellos no se habían separado, y que nunca
había desamparado económicamente a su familia, cuando se encuentra
plenamente probado el divorcio de los cónyuges y la liquidación de la sociedad
conyugal, así como su separación desde el año 1990.
Respecto del documento presentado por la señora APARICIO VILLAMIZAR
como prueba de la convivencia con el señor NIGRINIS BARCO, el cual
consiste en un formato de la Ley 44 de 1980, indica que el mismo fue
presentado ante CAJANAL en el año 2001, siendo que esta entidad para
legalizar el documento exigió el Registro Civil de Matrimonio o la declaración
de convivencia en el caso que fueran compañeros, sin embargo, tales requisitos
no fueron aportados.
Señala que posteriormente este memorial fue aportado y autenticado otra vez
ante la entidad en el año 2010, siendo que el causante había fallecido el 12 de
noviembre 2009, y que, por tanto, no podía haber autenticado un documento
con posterioridad a esta fecha.
Así mismo, señala la parte accionante que dicho formato de Ley 44 de 1980 fue
firmado por el causante en el cumpleaños de uno de sus hijos cuando fue
persuadido para ello aprovechando sus problemas de alcoholismo, no obstante,
dicho documento debía presentarse junto con el Registro Civil de Matrimonio,
el cual tiene la nota marginal de divorcio, o la declaración del pensionado de
haber estado conviviendo con esa persona, pero esto último no lo obtuvieron.
Por otra parte, indica que con las pruebas aportadas, quedó plenamente probado
que la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA convivió
permanentemente con el señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO desde el año
1992 aproximadamente y hasta el momento de su muerte, integrando una
verdadera familia, y dependiendo económicamente de este, tal como consta en
varias declaraciones extrajuicio realizadas en vida por este último.
Insiste en que las declaraciones surtidas en vida por el causante constituyen la
prueba idónea para acreditar la convivencia con la señora BEDOYA MEJIA,
7
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
por lo que cualquier otra manifestación proveniente de testigos o pretendientes
del derecho pensional que resulte contraria a lo manifestado en vida por el
causante, resulta intrascendente para el proceso.
Así mismo, señala que el señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO tuvo como
beneficiaria ante las administradoras de seguridad social en salud a la señora
ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJIA, en calidad de compañera
permanente, lo cual, a la luz del artículo 11 del Decreto 1889 de 1994
constituye una presunción legal de que los citados eran compañeros
permanentes, presunción que no fue desvirtuada.
Afirma que la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA fue quien
estuvo al lado del señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO hasta sus últimos
momentos de vida, asistiéndolo durante sus enfermedades y asumiendo los
costos que generaron sus exequias al momento de fallecer.
Finalmente, expresa que el señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO presentó
el día 20 de febrero de 2003 ante CAJANAL el formato de Ley 44 de 1980
donde manifestó que la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA era la
beneficiaria de su pensión en caso de fallecimiento, presentando dicho
documento con los anexos exigidos por la Ley, y sin que se presentaran
posteriores memoriales al respecto.
- Por su parte, la entidad demandada -folios 197 a 199- reiteró lo dicho en el
escrito de contestación a la demanda, señalando que teniendo en cuenta que
las señoras BARBARA APARICIO VILLAMIZAR y ZORAIDA AMPARO
MEJÍA se presentaron a reclamar la pensión de sobrevivientes del señor JOSE
ANGEL NIGRINIS BARCO presentando declaraciones extrajuicio en donde
manifestaron haber convivido con el causante hasta el momento de su
fallecimiento, y de conformidad con los artículos 47 de la Ley 100 de 1993 y
6° de la Ley 1204 de 2008, corresponde a la Jurisdicción decidir a quién
corresponde el derecho pretendido, o si este será compartido por ambas y en
qué porcentaje, a su vez, agregó que hasta que la demandante no acredite la
convivencia ininterrumpida con el causante por un lapso mínimo de cinco
años anteriores al fallecimiento, no reunirá los requisitos sustanciales
mínimos impuestos por la Ley para ser beneficiaria de la pensión de
sobrevivientes.
- Por su parte, la interviniente ad excludendum -folios 210 a 214- al
presentar sus alegatos de conclusión señala que no se observa alguna prueba
contundente que demuestre que la demandante, señora ZORAIDA AMPARO
BEDOYA MEJÍA, haya sido compañera permanente del señor JOSE ANGEL
NIGRINIS BARCO durante sus últimos cinco (5) años de vida, siendo que la
única prueba que acerca a sospechar que tuvo una buena y determinante
8
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
relación con el de cujus es la de haber cancelado su funeral, lo cual apenas
demuestra que la demandante estuvo atenta a su despedida, pero sin que sea
concluyente para afirmar que hubo una convivencia.
Indica que en la documentación aportada por la demandante ante CAJANAL
se indicó que la señora BEDOYA MEJÍA convivió con el señor NIGRINIS
BARCO por más de 30 años, sin embargo, en las declaraciones juramentadas
realizadas en vida por este último ante Notario, manifestó en un primer
momento, en el año 1996, que su convivencia con la demandante se dio desde
1992, y, a su vez, afirmó que velaba económicamente por su madre y por su
hermana, quienes habitaban bajo su techo, y, posteriormente, en el año 2005,
señaló que sostenía económicamente a la señora ZORAIDA AMPARO, por lo
que no resulta claro por cuántas personas velaba económicamente el señor
NIGRINIS BARCO, ni con quiénes vivió y por cuánto tiempo.
Así mismo, expresa que en el interrogatorio de parte rendido por la
demandante no se notó en sus respuestas coordinación, seguridad y certeza,
por el contrario, las mismas fueron ambiguas, dubitativas, imprecisas y
contradictorias, lo cual se puede apreciar cuando se le pregunta cuándo
conoció al señor NIGRINIS BARCO o hasta cuándo convivió la señora
BARBARA APARICIO VILLAMIZAR con este, pues sus respuestas son
contrarias a la realidad y no resultan concordantes con las pruebas
documentales obrantes en el expediente.
Por su parte, respecto de las respuestas rendidas por la señora BARBARA
APARICIO VILLAMIZAR en el interrogatorio de parte que le fuera
practicado, indica que las mismas fueron enfáticas y precisas, indicando cuál
era la dirección de residencia del señor NIGRINIS BARCO y cómo era la
relación que llevaba con este, a lo que manifestó que a pesar de la distancia
dicha relación fue casi continúa no obstante la misma, pues existía un vínculo
afectivo entre su ex esposa e hijos además de ser un miembro activo dentro
del grupo familiar tanto en lo afectivo como en lo económico, lo cual
constituye el requisito primordial para acceder a la sustitución de la pensión,
tal como lo exige la Ley 797 de 2003, o por lo menos una cuota parte de la
pensión en proporción al tiempo convivido, el cual se deriva del vínculo
matrimonial que duró más de 25 años, así como de la convivencia posterior al
divorcio, que pudo ser de más de 10 años.
MINISTERIO PÚBLICO.
La agencia del Ministerio Público a quien le correspondió por reparto conocer
del asunto del rubro, no se pronunció en esta oportunidad procesal.
9
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
No encontrándose causal de nulidad que invalide lo actuado, procede la Sala a
decidir el presente negocio previas las siguientes
CONSIDERACIONES DEL TRIBUNAL
Le corresponde a la Sala decidir sobre la legalidad de los actos
administrativos proferidos por la CAJA NACIONAL DE PREVISIÓN
SOCIAL -CAJANAL E.I.C.E.- EN LIQUIDACIÓN, en la actualidad
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL
Y CONTRIBUCIONES PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN
SOCIAL -UGPP-, mediante los cuales se negó la solicitud de pensión de
sobrevivientes a la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA, quien
alega haber sido la compañera permanente del causante, señor JOSE ANGEL
NIGRINIS BARCO, en tanto dicha prestación también fue reclamada
simultáneamente por la señora BARBARA APARICIO VILLAMIZAR,
quien, a su vez, se presentó como la cónyuge supérstite de éste último.
1.- Competencia. El numeral 2º del artículo 152 del Código de
Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, señala:
ARTÍCULO
152.
COMPETENCIA
DE
LOS
TRIBUNALES
ADMINISTRATIVOS EN PRIMERA INSTANCIA. Los Tribunales
Administrativos conocerán en primera instancia de los siguientes asuntos:
(…)
2. De los de nulidad y restablecimiento del derecho de carácter laboral que no
provengan de un contrato de trabajo, en los cuales se controviertan actos
administrativos de cualquier autoridad, cuando la cuantía exceda de cincuenta (50)
salarios mínimos legales mensuales.
(…)
En consecuencia, es competente este Tribunal Administrativo para desatar en
sede de primera instancia, conforme a Derecho, la controversia propuesta por
la parte accionante en contra del ente accionado, ya que, como se precisó en el
escrito de demanda, la cuantía pretendida es del orden de setenta y un
millones quinientos veinticinco mil seiscientos cincuenta y seis pesos
($71’525.656 M/CTE.) para el momento de presentación de la demanda, lo
cual permite radicar la competencia para el trámite de la primera instancia en
esta Corporación.
10
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
2.-
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Planteamiento del Problema.
Consiste en resolver si a la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
le asiste el derecho al reconocimiento y pago de la pensión de sobreviviente a
la que dice tener derecho por haber sido la presunta compañera permanente
del causante, señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO, o si, por el
contrario, si sobre dicha prestación también le asiste derecho, ya sea exclusivo
o concurrente, a la señora BARBARA APARICIO VILLAMIZAR, quien
alega ser la cónyuge supérstite de éste último.
Para ello la Sala deberá examinar la legalidad de los actos administrativos
demandados, además de determinar, si hay lugar a ello, a quién o a quiénes les
asiste el derecho a la sustitución pensional y en qué porcentajes.
3.-
El Asunto de fondo.
3.1.- El Material Probatorio recopilado y su Valoración. Establece el
artículo 187 del Régimen Procesal Civil que las pruebas deben ser apreciadas
en conjunto, de acuerdo con las reglas de la sana crítica, determinando, así
mismo, que el juez expondrá siempre razonadamente el mérito que le asigne a
cada prueba.
De modo pues que la valoración comunitaria de la prueba es el punto de
llegada, y para acceder al mismo debe haberse verificado antes el recuento
probatorio del material acreditativo recopilado, debiéndose manifestar en
relación con cada uno el grado de comprobación que se le va asignar, a lo
cual se procede en este momento en los párrafos que siguen.
Ahora, como al plenario se allegó material probatorio aportado por las partes
procesales, resulta de la mayor importancia se tenga en cuenta que la
apreciación del recaudo probatorio obtenido, será apreciado conforme a las
normas de derecho probatorio que gobiernan la materia, siendo así como por
aplicación de lo normado por el artículo 211 del Código de Procedimiento
Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, en concordancia con el
306 ejusdem, se dará aplicación, en cuanto resulte compatible con el proceso
administrativo, en los aspectos no regulados expresamente por el Código de la
materia, a las normas del Código Procesal Civil, en lo relacionado con la
admisibilidad de los medios de prueba, la forma de practicarlas y los criterios
de valoración.
11
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
En lo que respecta a las declaraciones extrajuicio allegadas con el libelo
demandatorio y con el cuaderno de antecedentes administrativos, se tiene que
el artículo 299 del Código de Procedimiento Civil previene que los
testimonios para fines no judiciales sólo se podrán rendir ante notarios o
alcaldes, así como los que tengan fines judiciales y no se pida la citación de la
parte contraria, siendo que para este último caso el peticionario debe afirmar
bajo juramento que los testimonios sólo están destinados a servir de prueba
sumaria en determinado asunto para el cual la ley autoriza esta clase de
prueba, por lo que la misma sólo tendrá valor para dicho fin, advirtiéndose
que sólo se podrá prescindir de la ratificación cuando las partes lo soliciten de
común acuerdo mediante escrito autenticado como se dispone para la
demanda, o verbalmente en la audiencia, siempre y cuando el juez no la
considere necesaria en uno como en otro caso.
Por su parte, el artículo 229 ejusdem establece que sólo podrán ratificarse en
un proceso las declaraciones de testigos cuando se hayan rendido en otro, sin
citación o intervención de la persona contra quien se aduzcan en el posterior,
o cuando se hayan recibido fuera del proceso en los casos y para los requisitos
de los artículos 298 y 299 id., es decir, en el caso de los declaraciones
extraproceso con fines judiciales, o de los testimonios ante notarios y alcaldes
con fines no judiciales.
Es así que, en lo que respecta a algunas de las declaraciones extrajuicio
allegadas al expediente, la Sala advierte que por tratarse de testimonios
realizados por fuera del proceso y que, por tanto, no se practicaron con
citación o audiencia de las partes contra quienes se aducen, sólo podrán ser
apreciadas siempre y cuando hayan sido ratificadas en el curso del presente
proceso por quienes hicieron las primigenias declaraciones con la respectiva
audiencia y contradicción de las demás partes procesales, y bajo la gravedad
de juramento.
De tal manera, se tiene que no se cumplen las exigencias legales previstas por
los artículos 298 y 299 del C. de P.C., en cuanto por el primero se advierte
que procede la recepción de testimonios en forma anticipada cuando tengan
por finalidad ser allegados a un proceso únicamente en tanto se trate de
personas gravemente enfermas, y siempre y cuando se lleve a cabo la citación
de la parte contraria, no siendo ese el caso de las declaraciones que se
aportaron a folios 19 a 21 del cuaderno principal, y 238 a 241 del cuaderno de
antecedentes administrativos. Por otra parte, cuando el testigo no se encuentre
en la situación que se acaba de exponer, la declaración ante notario tiene valor
probatorio a condición de que esté destinado a servir de prueba sumaria en
determinado asunto para el cual la ley autoriza esta clase de prueba, no siendo
tampoco ese el caso del proceso en curso.
12
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Al respecto, sobre el valor probatorio de las declaraciones extraproceso y la
necesidad de ratificación de las mismas, la H. Corte Constitucional, al
estudiar la exequibilidad del artículo 113 de la Ley 1395 de 2010, expuso lo
siguiente:
(iv) El inciso final de la norma acusada faculta a los notarios para que “reciban
declaraciones extraproceso con fines judiciales”, sin que exija la citación de la
contraparte, lo que se enmarca en la potestad de preconstituir prueba sumaria,
admitida en determinadas actuaciones judiciales. Esta facultad se inscribe en el
ámbito de actuación tradicionalmente reconocido a los notarios en materia de
testimonios extraprocesales, fundada en la voluntariedad de las partes que
concurren al recaudo de la evidencia, tal como lo prevé el artículo 299 del código
de procedimiento penal que prescribe al respecto:
“Testimonios ante notarios y alcaldes. Los testimonios para fines no judiciales,
se rendirán exclusivamente ante notarios o alcaldes. Igualmente los que tengan
fines judiciales y no se pida la citación de la parte contraria; en este caso, el
peticionario afirmará bajo juramento, que se considera prestado con la
presentación del escrito, que sólo están destinados a servir de prueba sumaria en
determinado asunto para el cual la ley autoriza esta clase de prueba, y sólo
tendrán valor para dicho fin”.
Este mismo espíritu de autorizar la intervención fedataria de los notarios en el
recaudo de declaraciones extraprocesales con fines judiciales o no judiciales, fue
preservado en la Ley 1564 de 20121, no obstante se ratifica su naturaleza
sumaria, lo que exige su ratificación o confirmación ante el juez,
El mencionado ordenamiento dispuso al respecto:
“Los testimonios anticipados para fines judiciales o no judiciales, podrán
recibirse por una o ambas [partes] y se entenderán rendidos bajo la gravedad del
juramento, circunstancia respecto de la cual se dejará expresa constancia en el
documento que contenga la declaración.
(…)
Estos testimonios que comprenden los que estén destinados a servir como prueba
sumaria en actuaciones judiciales, también podrán practicarse ante notario o
alcalde.
A los testimonios anticipados, con o sin intervención del juez, rendidos sin
citación de la persona contra quien se aduzcan en el proceso, se aplicará el
artículo 2222. Si el testigo no concurre a la audiencia de ratificación, el testimonio
no tendrá valor.”3(Subrayas fuera del original).
“Por medio de la cual se expide el Código General del proceso y se dictan otras disposiciones”.
“Artículo 222. Ratificación de testimonios recibidos fuera del proceso. Solo podrán ratificarse en un
proceso las declaraciones de testigos cuando se hayan rendido en otro o en forma anticipada sin citación o
intervención de la persona contra quien se aduzcan, siempre que esta lo solicite. //Para la ratificación se
1
2
13
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Esto indica que el inciso final del artículo sometido a examen no introduce
cambios en relación con la potestad tradicionalmente reconocida a los notarios,
en el marco de su función fedataria, de recibir declaraciones extraproceso,
mediando el ejercicio de la autonomía de la voluntad de las partes que la
solicitan. Si el testimonio se recauda sin audiencia de la parte contra la que se
pretende oponer, deberá ser ratificado en el proceso.4
Conforme a lo visto, se tiene que para que las declaraciones extrajuicio
obrantes en el expediente adquieran valor probatorio se requiere de su
ratificación, la cual, ni más ni menos, consiste en que se debe repetir el
interrogatorio en la forma establecida para la recepción del testimonio en el
mismo proceso, sin que se le permita al testigo, por modo más que evidente,
leer su declaración anterior, condiciones estas que no son simplemente
exigencias de carácter procesal sino de la índole propia del derecho
sustancial.
Por los motivos expuestos, para el presente caso, no se le dará valor
probatorio a las declaraciones extraprocesales rendidas por el extinto señor
JOSÉ ANGEL NIGRINIS BARCO el día 25 de enero de 1996 ante el Notario
Primero del Círculo de Medellín -folio 19- y el día 23 de julio de 2005 ante el
Notario Cuarto del Círculo de Medellín -folio 21-, así como a las
declaraciones rendidas por el señor JOAQUIN SUAREZ GAMARRA y por la
señora NINFA DE LA SOLEDAD HERNÁNDEZ DE CACERES el día 30
de noviembre de 2009 ante la Notaría Cuarta del Círculo de Medellín –folios
238 a 241 del cuaderno de antecedentes administrativos-, ante la ausencia de
ratificación.
Así mismo, se reitera lo decidido en lo que respecta a la declaración rendida
por el doctor ORLANDO CASTRO DIAZ el día 11 de marzo de 2010 ante la
Notaría Primera del Círculo de Bucaramanga –folios 268 y 269 del cuaderno
de antecedentes administrativos-, en el sentido que ante la imposibilidad de
ratificarla por haberse presentado una excepción al deber de testimoniar de
conformidad con el numeral 2° del artículo 214 del Código de Procedimiento
Civil, dicho testimonio adquiere la calidad de prueba sumaria, la cual, para
efectos del presente proceso, no tiene valor probatorio por su falta de
contradicción.
Por último, tampoco se tendrán en cuenta las declaraciones extraprocesales
rendidas por la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA el día 16 de
repetirá el interrogatorio en la forma establecida para la recepción del testimonio en el mismo proceso, sin
permitir que el testigo lea su declaración anterior”.
3
Artículo 188 de la Ley 1564 de 2012.
4
Corte Constitucional. Sentencia C-863 del veinticinco (25) de octubre de dos mil doce (2012). Magistrado
Ponente Dr. Luís Ernesto Vargas Silva.
14
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
diciembre de 2009 ante el Notario Cuarto del Círculo de Medellín –folios 229
y 230 del cuaderno de antecedentes administrativos-, y por la señora
BARBARA APARICIO VILLAMIZAR el día 11 de marzo de 2010 ante el
Notario Primero del Círculo de Bucaramanga -folios 266 y 267 del cuaderno
de antecedentes administrativos-, por cuanto las citadas señoras ostentan la
calidad de demandante y de interviniente ad excludendum, respectivamente,
dentro del presente proceso, por lo que sólo pueden ser escuchadas en
diligencia de interrogatorio de parte, tal como se realizó en las audiencias de
los días 3 y 30 de abril de 2014 –folios 159 a 162 y 173 a 175-.
3.2. El caso concreto de la parte demandante y de la interviniente ad
excludendum, señoras ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA Y
BARBARA APARICIO VILLAMIZAR. -Lo probado-.
Se encuentra debidamente establecido, desde el punto de vista probatorio, con
prueba documental idónea, lo siguiente:
3.2.1. Que mediante Resolución No. 004310 del 3 de marzo de 1998, la Caja
Nacional de Previsión Social le reconoció al señor JOSÉ ANGEL
NIGRINIS BARCO una pensión de jubilación, efectiva a partir del 1°
de enero de 1997 -folios 154 y 155 del cuaderno de antecedentes
administrativos-.
La anterior pensión fue reliquidada mediante la Resolución No. 015888
del 17 de agosto de 2000, expedida por la Caja Nacional de Previsión
Social –folios 178 a 181 del cuaderno de antecedentes administrativosa su vez, el Juzgado Decimotercero Laboral del Circuito de Medellín
mediante sentencia del 29 de abril de 2008, confirmada por sentencia
del 6 de febrero de 2009, -folios 298 a 317 del cuaderno de
antecedentes administrativos- ordenó nuevamente la reliquidación de la
pensión del señor NIGRINIS BARCO junto con el reconocimiento de
un retroactivo pensional producto de los reajustes ordenados.
3.2.2. Que según el Registro Civil de Defunción visible a folio 287 del
cuaderno de antecedentes administrativos, el señor JOSÉ ANGEL
NIGRINIS BARCO murió el día 12 de noviembre de 2009.
3.2.3. Que mediante Resolución No. UGM 019541 del 6 de diciembre de
2011, la Caja Nacional de Previsión Social -En Liquidación- le
reconoció a la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA un
auxilio funerario con ocasión del fallecimiento del señor JOSÉ ANGEL
NIGRINIS BARCO -folios 24 a 27-.
15
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
3.2.4. Que según el Registro Civil de Matrimonio visible a folios 519 a 520
del cuaderno de antecedentes administrativos, el señor JOSÉ ANGEL
NIGRINIS BARCO y la señora BARBARA APARICIO
VILLAMIZAR contrajeron matrimonio católico el día 23 de diciembre
de 1972. Así mismo, en dicho documento se dejó constancia que
mediante sentencia del 21 de julio de 1997, proferida por el Juzgado
Cuarto de Familia de Bucaramanga, se declaró el divorcio de los antes
citados.
3.2.5. Que mediante sentencia del 21 de julio de 1997 proferida por el
Juzgado Cuarto de Familia de Bucaramanga, se declaró el divorcio y la
cesación de efectos civiles del matrimonio celebrado por el señor JOSÉ
ANGEL NIGRINIS BARCO y la señora BARBARA APARICIO
VILLAMIZAR por encontrarse probada la causal segunda señalada en
el artículo 6° de la Ley 25 de 1992 -folios 55 a 69-.
Así mismo, se declaró disuelta y en estado de liquidación la sociedad
conyugal formada por el matrimonio, y se señaló la suma de $200.000
por concepto de alimentos congruos a favor de la señora BARBARA
APARICIO VILLAMIZAR y en contra del señor JOSÉ ANGEL
NIGRINIS BARCO.
De igual manera, en la referida providencia se lee lo siguiente:
“Que la convivencia de los esposos NIGRINIS APARICIO se terminó el día en que
se produjo la separación de hecho propiciado por el cónyuge JOSÉ ANGEL
NIGRINIS BARCO, quien desde el mes de Enero de 1994 decidió poner fin a la
convivencia que venía llevando con su familia en la Ciudad de Bucaramanga, que
suscitada por su trabajo se reducía a una visita cada ocho días cada tres veces al
mes -sic-.”
-Folio 66-
3.2.6. Que mediante Escritura Pública No. 2663 del 27 de agosto de 1999,
elevada ante el Notario Quinto del Círculo de Bucaramanga, se declaró
disuelta y liquidada la sociedad conyugal formada por el señor JOSÉ
ANGEL NIGRINIS BARCO y la señora BARBARA APARICIO
VILLAMIZAR -folios 243 a 248 del cuaderno de antecedentes
administrativos-.
3.2.7. Que la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA mediante
escrito del 9 de diciembre de 2009, radicado ante el Patrimonio
Autónomo Buen Futuro el día 17 de diciembre, solicitó la sustitución
pensional por el fallecimiento del señor JOSÉ ANGEL NIGRINIS
16
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
BARCO, alegando ser su compañera permanente -folio 223 del
cuaderno de antecedentes adminstrativos-.
Por su parte, la señora BARBARA APARICIO VILLAMIZAR,
mediante escrito del 7 de diciembre de 2009, radicado ante el
Patrimonio Autónomo Buen Futuro el día 9 de diciembre de 2009,
solicitó la sustitución de la pensión del señor NIGRINIS BARCO
alegando ser su esposa -folio 278 del cuaderno de antecedentes
administrativos-.
3.2.8. Que mediante la Resolución No. UGM 017032 del 15 de noviembre de
2011, la Caja Nacional de Previsión Social En Liquidación negó la
sustitución de la pensión del señor JOSÉ ANGEL NIGRINIS BARCO
a las señoras ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA y BARBARA
APARICIO VILLAMIZAR por encontrarse en controversia la
definición del tiempo de convivencia de las solicitantes con el causante
-folios 3 a 7-.
3.2.9. Que la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA interpuso el
recurso de reposición en contra del anterior acto administrativo el día 5
de diciembre de 2011 -folios 15 a 17-, de igual manera, la señora
BARBARA APARICIO VILLAMIZAR presentó recurso de apelación
el día 11 de enero de 2012 -folio 615 del cuaderno de antecedentes
administrativos-.
3.2.10. Los anteriores recursos que fueron resueltos por la Caja Nacional de
Previsión Social En Liquidación mediante la Resolución No. UGM
029007 del 25 de enero de 2012 -folios 9 a 13-, confirmando en su
totalidad el acto administrativo impugnado.
3.2.11. De igual manera, la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
presentó algunos documentos con los que pretende demostrar la
convivencia con el señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO, tales
como una certificación expedida por CAJANAL EPS el día 18 de
noviembre de 2002 en donde la demandante aparece como su
beneficiaria en el Sistema General de Seguridad Social en Salud folio20-, así como un formato de solicitud de traspaso de pensión de
Ley 44 de 1980, recibida el día 20 de febrero de 2003 por la Caja
Nacional de Previsión Social, por medio de la cual designa como
beneficiaria de su pensión a la señora BEDOYA MEJÍA -folio 18-.
De igual manera, en el folio 235 del cuaderno de antecedentes
administrativos, obra copia del carné de afiliación a la EPS Solsalud
de la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA, en el que
17
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
aparece como beneficiaria del señor NIGRINIS BARCO y afiliada
desde el día 1° de octubre de 2003.
3.2.12. Por su parte, la señora BARBARA APARICIO VILLAMIZAR en su
escrito de intervención allegó copia de varias colillas de pago de la
pensión del señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO de las mesadas
de los meses de agosto de 2001, marzo y agosto de 2003, y de abril,
junio, julio, septiembre y octubre de 2004 –folios 130 a 137-, copias
de oficios suscritos por el señor NIGRINIS BARCO en la ciudad de
Bucaramanga y solicitando el traslado de su historia clínica a esta
misma ciudad –folios 138 y 139-, así como un formato de solicitud de
traspaso de pensión de Ley 44 de 1980, recibida el día 28 de
septiembre de 2001 por la Caja Nacional de Previsión Social, por
medio de la cual designa como beneficiaria de su pensión a la señora
APARICIO VILLAMIZAR con una nota en la que se indica que debe
anexar el registro civil de matrimonio o una declaración bajo
juramento de convivencia en unión libre -folio 143-.
3.3.- Análisis del caso.
Temas de análisis y decisión. La Sala enuncia el siguiente orden de temas
que serán objeto de puntual análisis, y subsiguiente pronunciamiento, en el
camino que se hace necesario recorrer a los efectos de solucionar uno por uno
los aspectos propuestos por la demanda:
- El derecho a la sustitución pensional. Regulación legal y constitucional.
- La convivencia como requisito para acceder al derecho de la sustitución
pensional.
- Caso Concreto.
3.3.1.El derecho a la sustitución pensional. Regulación legal y
constitucional.
El derecho a la sustitución pensional surge como un mecanismo de protección
respecto de algunos de los familiares del trabajador pensionado, ante la
contingencia que surge por la pérdida del amparo y de la protección en que
puedan quedar producto de la muerte del causante, pues al ser sus
beneficiarios dependen económicamente de su mesada pensional para su
subsistencia.
18
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Conforme a la anterior definición, la sustitución pensional constituye una
protección directa a la familia, cualquiera que sea su origen o fuente de
conformación, matrimonio o unión de hecho, que se justifica a partir de
principios de justicia retributiva y equidad que tienen como fin mitigar el
riesgo de orfandad.
En esta medida, el derecho a la sustitución pensional se causa cuando los
beneficiarios demuestran el cumplimiento de los requisitos legales señalados
en cada caso para acceder a dicha prestación, no siendo viable añadir más
condicionamientos de los que el legislador ha previsto.
La sustitución pensional fue creada por el artículo 92 del Decreto 1848 de
1969 como una prestación que se concedía a la cónyuge y a los hijos menores
de 18 años o incapacitados para trabajar por razón de estudios o invalidez,
ante la muerte del causante, es decir, del pensionado por invalidez, jubilación
o retiro por vejez, siendo que dicha norma limitaba el derecho a percibir las
mesadas producto de la sustitución a los dos años siguientes al fallecimiento
del pensionado; posteriormente, mediante la Ley 33 de 1973, el derecho a la
sustitución pensional se convirtió en vitalicio.
Posteriormente, la Ley 12 de 1975 en su artículo 1°, incluyó como
beneficiaria de la sustitución pensional a la compañera permanente del
pensionado fallecido señalando que:
ARTÍCULO 1°. El cónyuge supérstite o la compañera permanente de un
trabajador particular o de un empleado o trabajador del sector público, y sus hijos
menores o inválidos, tendrán derecho a la pensión de jubilación del otro cónyuge si
este falleciere antes de cumplir la edad cronológica para esta prestación, pero que
hubiere completado el tiempo de servicio consagrado para ella en la ley, o en
convenciones colectivas.
Luego, la Ley 44 de 1980 estableció un procedimiento de traspaso y pago de
las sustituciones pensionales permitiéndole al pensionado indicar quienes
serían los beneficiarios de dicha prestación, lo cual se haría a través de
memorial dirigido a la entidad pagadora. Señala dicha norma en su artículo
1°:
ARTÍCULO 1. El pensionado oficial que desee facilitar el traspaso de su pensión
en caso de muerte a su cónyuge, sus hijos menores o inválidos permanentes,
deberá dirigir un memorial en tal sentido a la entidad pagadora, en el cual indique
la Resolución que le reconoció la pensión y el nombre de aquel o aquellos,
adjuntando las respectivas partidas de matrimonio y de nacimiento, si entre los
beneficiarios hay algún invalido permanente, deberá someterlo a examen médico
de la entidad para que dictaminen sobre la calidad de la invalidez, o de los médicos
que dicha entidad señale, a falta de médicos a su servicio. La solicitud se
19
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
presentará por duplicado a fin de que un ejemplar se adhiera a la Resolución de
pensión y el otro se devuelva al solicitario con la constancia de su presentación.
PARAGRAFO. El hecho de que el pensionado no hubiera revocado antes de su
fallecimiento el nombre de su cónyuge, establece en favor de este la presunción
legal de no haberse separado de él por su culpa.
Por su parte, Ley 12 de 1975 fue adicionada por la Ley 113 de 1985, en donde
se señaló que por cónyuge supérstite se debe entender la persona con la que se
encuentre vigente el vínculo matrimonial, así mismo se reconoció el derecho a
la sustitución pensional para los casos en que el empleado fallecido aún no se
hubiera pensionado pero que ya cumpliera con los requisitos para ello. De
igual manera, en dicha norma se reafirmó el derecho a la sustitución pensional
por parte de la compañera permanente.
A su vez, La Ley 71 de 1988 en su artículo 3°, extendió las previsiones sobre
sustitución pensional a los padres o hermanos inválidos que dependan
económicamente del pensionado estableciendo las siguientes condiciones:
ARTÍCULO 3. Extiéndase las previsiones sobre sustitución pensional de la Ley
33 de 1973, de la Ley 12 de 1975, de la Ley 44 de 1980 y de la Ley 113 de 1985 en
forma vitalicia, al cónyuge supérstite compañero o compañera permanente, a los
hijos menores o inválidos y a los padres o hermanos inválidos que dependan
económicamente del pensionado, en las condiciones que a continuación se
establecen:
1. El cónyuge sobreviviente o compañero o compañera permanente, tendrán
derecho a recibir en concurrencia con los hijos menores o inválidos por mitades la
sustitución de la respectiva pensión con derecho a acrecer cuando uno de los dos
órdenes tengan extinguido su derecho. De igual manera respecto de los hijos entre
sí.
2. Si no hubiere cónyuge o compañero o compañera permanente, la sustitución de
la pensión corresponderá íntegramente a los hijos menores o inválidos por partes
iguales.
3. Si no hubiere cónyuge supérstite o compañero o compañera permanente, ni hijos
menores o inválidos, la sustitución de la pensión corresponderá a los padres.
4. Si no hubiere cónyuge supérstite, compañero o compañera permanente, ni hijos
menores o inválidos, ni padres, la sustitución de la pensión corresponderá a los
hermanos inválidos que dependan económicamente del causante.
Finalmente, la Ley 100 de 1993 en su artículo 47 determinó los beneficiarios
de la pensión de sobrevivientes de la siguiente manera:
ARTÍCULO
47.
BENEFICIARIOS
DE
LA
PENSIÓN
SOBREVIVIENTES. Son beneficiarios de la pensión de sobrevivientes:
DE
20
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
a. En forma vitalicia, el cónyuge o la compañera o compañero permanente
supérstite.
<Aparte tachado INEXEQUIBLE> En caso de que la pensión de sobrevivencia se
cause por muerte del pensionado, el cónyuge o la compañera o compañero
permanente supérstite, deberá acreditar que estuvo haciendo vida marital con el
causante por lo menos desde el momento en que este cumplió con los requisitos
para tener derecho a una pensión de vejez o invalidez, y hasta su muerte, y haya
convivido con el fallecido no menos de dos (2) años continuos con anterioridad a
su muerte, salvo que haya procreado uno o más hijos con el pensionado fallecido;
b. Los hijos menores de 18 años; los hijos mayores de 18 años y hasta los 25 años,
incapacitados para trabajar por razón de sus estudios y si dependían
económicamente del causante al momento de su muerte; y, los hijos inválidos si
dependían económicamente del causante, mientras subsistan las condiciones de
invalidez.
c. A falta de cónyuge, compañero o compañera permanente e hijos con derecho,
serán beneficiarios los padres del causante si dependían económicamente de éste.
d. A falta de cónyuge, compañero o compañera permanente, padres e hijos con
derecho, serán beneficiarios los hermanos inválidos del causante si dependían
económicamente de éste.
La norma anterior fue modificada por el artículo 13 de la Ley 797 de 2003,
ampliando el plazo de convivencia exigido a 5 años y reguló, entre otras, las
situaciones en que se presenta convivencia simultánea, la vigencia de la unión
de hecho y el vínculo matrimonial con separación de hecho, señalando al
respecto:
ARTÍCULO 13. Los artículos 47 y 74 quedarán así: <Expresiones "compañera o
compañero permanente" y "compañero o compañera permanente" en letra itálica
CONDICIONALMENTE exequibles>
Artículo 47. Beneficiarios de la Pensión de Sobrevivientes. Son beneficiarios de la
pensión de sobrevivientes:
a) En forma vitalicia, el cónyuge o la compañera o compañero permanente o
supérstite, siempre y cuando dicho beneficiario, a la fecha del fallecimiento del
causante, tenga 30 o más años de edad. En caso de que la pensión de sobrevivencia
se cause por muerte del pensionado, el cónyuge o la compañera o compañero
permanente supérstite, deberá acreditar que estuvo haciendo vida marital con el
causante hasta su muerte y haya convivido con el fallecido no menos de cinco (5)
años continuos con anterioridad a su muerte;
b) En forma temporal, el cónyuge o la compañera permanente supérstite, siempre
y cuando dicho beneficiario, a la fecha del fallecimiento del causante, tenga menos
de 30 años de edad, y no haya procreado hijos con este. La pensión temporal se
pagará mientras el beneficiario viva y tendrá una duración máxima de 20 años. En
21
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
este caso, el beneficiario deberá cotizar al sistema para obtener su propia pensión,
con cargo a dicha pensión. Si tiene hijos con el causante aplicará el literal a).
Si respecto de un pensionado hubiese un compañero o compañera permanente,
con sociedad anterior conyugal no disuelta y derecho a percibir parte de la pensión
de que tratan los literales a) y b) del presente artículo, dicha pensión se dividirá
entre ellos (as) en proporción al tiempo de convivencia con el fallecido.
<Aparte subrayado CONDICIONALMENTE exequible> En caso de convivencia
simultánea en los últimos cinco años, antes del fallecimiento del causante entre un
cónyuge y una compañera o compañero permanente, la beneficiaria o el
beneficiario de la pensión de sobreviviente será la esposa o el esposo. Si no existe
convivencia simultánea y se mantiene vigente la unión conyugal pero hay una
separación de hecho, lacompañera o compañero permanente podrá reclamar una
cuota parte de lo correspondiente al literal a en un porcentaje proporcional al
tiempo convivido con el causante siempre y cuando haya sido superior a los
últimos cinco años antes del fallecimiento del causante. La otra cuota parte le
corresponderá a la cónyuge con la cual existe la sociedad conyugal vigente;
c) <Aparte tachado INEXEQUIBLE> Los hijos menores de 18 años; los hijos
mayores de 18 años y hasta los 25 años, incapacitados para trabajar por razón de
sus estudios y si dependían económicamente del causante al momento de su
muerte, siempre y cuando acrediten debidamente su condición de estudiantes y
cumplan con el mínimo de condiciones académicas que establezca el
Gobierno; y, los hijos inválidos si dependían económicamente del causante, esto
es, que no tienen ingresos adicionales, mientras subsistan las condiciones de
invalidez. Para determinar cuándo hay invalidez se aplicará el criterio previsto por
el artículo 38 de la Ley 100 de 1993;
d) <Aparte tachado INEXEQUIBLE> A falta de cónyuge, compañero o
compañera permanente e hijos con derecho, serán beneficiarios los padres del
causante si dependían económicamente de forma total y absoluta de este;
e) A falta de cónyuge, compañero o compañera permanente, padres e hijos con
derecho, serán beneficiarios los hermanos inválidos del causante si dependían
económicamente de éste.
PARÁGRAFO. Para efectos de este artículo se requerirá que el vínculo entre el
padre, el hijo o el hermano inválido sea el establecido en el Código Civil.
En este punto, la H. Corte Constitucional ha manifestado sobre los requisitos
establecidos en el artículo 13 de la Ley 797 de 2003 que el criterio que se
debe adoptar para el reconocimiento de las pensiones de sobrevivientes o de
las sustituciones pensionales a favor de los cónyuges o compañeros
permanentes es el material, en el sentido que el derecho surge a partir de la
efectiva y comprobable convivencia que haya tenido vocación de
permanencia en el tiempo, y no sólo a través de vínculos formales o de
relaciones esporádicas. Indicó el Máximo Tribunal Constitucional:
22
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
6.5. Por otro lado, esta Corporación, en Sentencia C-1035 de 2008 estudió la
constitucionalidad de parte del literal b del artículo 13 de la Ley 797 de 2003 que
establecía que en caso de existir vínculos simultáneos entre el cónyuge y el
compañero(a) permanente en los últimos 5 años antes de la muerte del causante,
sería el cónyuge quien tendría el derecho a recibir la pensión.
En esa oportunidad, la Corte destacó que “para que se presente el supuesto
fáctico descrito por el aparte demandado de la norma, se requiere entonces la
existencia de la convivencia simultánea, esto es, que ocurran al mismo tiempo la
convivencia del causante con el respectivo cónyuge y con el compañero o
compañera permanente durante los cinco años previos a la muerte del causante.
En esa dirección, el apartado demandado excluye de antemano, las relaciones
casuales, circunstanciales, incidentales, ocasionales, esporádicas o accidentales
que haya podido tener en vida el causante. El criterio definido por la norma para
determinar el beneficiario de la pensión de sobreviviente tiene que ver con la
convivencia caracterizada por la clara e inequívoca vocación de estabilidad y
permanencia”.
Adicionalmente, precisó que la finalidad de la pensión de sobrevivientes o de la
sustitución pensional era servir como mecanismo de amparo de la familia ante la
muerte de su ser querido, sin que importe la naturaleza del vínculo familiar, por lo
que privilegiar a la pareja formada mediante vínculo matrimonial contraría su
objeto y constituye un trato diferencial que no es constitucional.
Por esta razón y con el fin de evitar un vacío legislativo, declaró la
constitucionalidad condicionada de la expresión, “en el entendido que además de
la esposa o esposo, también es beneficiario de la pensión de sobrevivientes, el
compañero o compañera permanente y dicha pensión se dividirá entre ellos (as)
en proporción al tiempo de convivencia con el fallecido”.5
Conforme al anterior recuento normativo y jurisprudencial se tiene entonces
que para cada caso, deberá analizarse razonadamente los supuestos de hecho
en los que se sitúa el interesado y en las pruebas allegadas, con el fin de
determinar si a los beneficiarios les asiste derecho o no a este beneficio
especial teniendo en cuenta el criterio material de convivencia.
3.3.2. La convivencia como requisito para acceder al derecho de la
sustitución pensional.
Tal como se acaba de exponer, de conformidad con el artículo 47 de la Ley
100 de 1993, junto con las modificaciones introducidas por el artículo 13 de
la Ley 797 de 2003, los requisitos para que los beneficiarios del pensionado
fallecido accedan a la sustitución pensional, tratándose del cónyuge o de la
compañera o compañero permanente, son acreditar que estuvo haciendo vida
5
Corte Constitucional. Sentencia T-136 del veintinueve (29) de febrero de dos mil doce (2012). Magistrado
Ponente Dr. Jorge Iván Palacio Palacio.
23
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
marital con el causante hasta el momento de su muerte y que dicha
convivencia no sea inferior a 5 años antes del fallecimiento.
Sobre el requisito de haber hecho vida marital, se tiene que el mismo atiende
a proteger efectivamente a la pareja que en realidad fuera más cercana al
causante y que haya convivido con este de manera permanente, bajo vínculos
de responsabilidad, apoyo mutuo y solidaridad hasta el momento de morir, de
manera que no se desproteja de las contingencias propias de la muerte, a la
pareja con quien el causante estableció una relación estable con miras a
conformar un hogar, por lo que dicho concepto excluye las relaciones
pasajeras o que no tuvieron vocación de permanencia.
Por su parte, sobre al requisito de haber convivido no menos de 5 años
continuos antes de la muerte del causante, se tiene que, de igual manera, el
mismo se impone con el objetivo de evitar que la sustitución pensional sea
reclamada por personas a las que no les asiste derecho, es decir, por personas
que no tienen como demostrar la convivencia con el causante hasta los
últimos momentos de su vida bajo una relación de apoyo mutuo y cuidado,
pues lo pretendido es proteger las relaciones con vocación de permanencia, ya
sea un matrimonio o una unión marital de hecho, es decir, se reitera,
excluyendo relaciones o convivencias fugaces.
Al respecto, la H. Corte Constitucional, haciendo un recorrido por la
jurisprudencia reciente de las demás Altas Cortes, ha manifestado que el
requisito de convivencia de 5 años con el causante anteriores a su muerte que
deben cumplir los pretensos beneficiarios de la sustitución pensional, resulta
legítimo en tanto el objetivo es proteger a las personas con las que el de cujus
formó un hogar hasta el último día de su vida, y no simplemente con quien
sostuvo una relación pasajera, y, de igual manera, se buscó eliminar la posible
discriminación que pudiera surgir entre un cónyuge y el compañero o
compañera permanente del causante, pues, como ya se dijo, la norma atiende a
un criterio material de convivencia comprobable, más allá del simple vínculo
que una a la pareja. Indicó el Alto Tribunal:
5.3.2. En lo que atañe al requisito de la convivencia de no menos de 5 años
continuos con anterioridad a la muerte del causante, en los antecedentes6 de la
Ley 797 de 2003 se expuso que su finalidad era la de “evitar fraudes”; esta
corporación en sentencia C-1094-037 al analizar el artículo 13 de la Ley 797 de
2003, en lo que respecta a la modificación introducida por esta norma al literal a)
del artículo 47 de la Ley 100 de 1993, señaló que los requisitos de índole personal
o temporal para acceder a la pensión sustitutiva son:
6
7
Gaceta Judicial 350 de 2002 Página 16.
Esta sentencia, para su fundamentación, cita la C- 1176 de 2001.
24
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
i) Legítimos, por cuanto se busca la protección de los miembros del grupo familiar
del pensionado que fallece, ante el reclamo ilegítimo de personas que no tendrían
derecho a recibirla, resultando razonable suponer que estas exigencias ii)
pretenden favorecer a matrimonios y uniones permanentes de hecho que han
demostrado un compromiso de vida real y con vocación de permanencia; iii)
buscando proteger el patrimonio del pensionado de eventuales maniobras
fraudulentas realizadas por personas que solo persiguen el beneficio económico
de la sustitución pensional, iv) denotando convivencias de última hora y v)
protegiendo a otros posibles beneficiarios de la pensión de sobrevivientes.
5.4. Este tema también ha sido objeto de pronunciamiento por parte del Consejo
de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección
B, que en fallo de enero 28 de 20108, al resolver un problema jurídico semejante
al que ahora se estudia, reiteró lo expuesto por esta Corte en la sentencia C-1035
de 20089 (no está en negrilla en el texto original):
“En caso de convivencia simultánea en los últimos cinco años, antes del
fallecimiento del causante entre un cónyuge y una compañera o compañero
permanente, la beneficiaria o el beneficiario de la pensión de sobreviviente será
la esposa o el esposo. Si no existe convivencia simultánea y se mantiene vigente la
unión conyugal pero hay una separación de hecho, la compañera o compañero
permanente podrá reclamar una cuota parte de lo correspondiente al literal a en
un porcentaje proporcional al tiempo convivido con el causante siempre y cuando
haya sido superior a los últimos cinco años antes del fallecimiento del causante.
La otra cuota parte le corresponderá a la cónyuge con la cual existe la sociedad
conyugal vigente; texto… declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional C1035 de 2008, en el entendido de que además de la esposa o esposo, serán
también beneficiarios, la compañera o compañero permanente y que dicha
pensión se dividirá entre ellos (as) en proporción al tiempo de convivencia con el
fallecido…”
5.4.2. Otro fallo de esa corporación sobre el tema fue el dictado por la Sección
Segunda Subsección B en abril 8 de 201010, al determinar la legalidad de las
resoluciones proferidas por la Caja de Retiro de las Fuerzas Militares, a través de
las cuales se dejó en suspenso el reconocimiento de la pensión de beneficiarios del
actor, respecto del 50% de su monto, por estimar que era la jurisdicción
competente la encargada de dirimir el conflicto de interés planteado entre quien
expuso la condición de cónyuge supérstite y quien adujo la condición de
compañera(o) permanente.
8
Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda Subsección B, 28 de enero de
2010, rad. N° 25000-23-25-000-2004-03633-01 (2042-08).
9
La Corte Constitucional en la referida sentencia C-1035 de 2008 manifestó: “10.2.5.5. Frente a esta
regulación legislativa, considera la Corte que, de acuerdo al entendimiento de la dimensión constitucional
que irradia la figura de la pensión de sobrevivientes, no existe razón alguna para privilegiar, en casos de
convivencia simultánea, la pareja conformada por medio de un vínculo matrimonial, sobre aquella que se
formó con base en un vínculo natural. Dicho en otras palabras, no se puede argumentar que para proteger la
familia como núcleo esencial de la sociedad, se excluyan del ámbito de protección asistencial modelos que
incluso la propia Carta ha considerado como tales.”
10
Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección B, abril 8 de
2010, rad. N° 25000-23-25-000-2004-09096-02(2262-08).
25
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
El Consejo de Estado basó su decisión en el denominado principio material para
la definición del beneficiario, cuyo alcance ha sido definido por la Corte
Constitucional (no está en negrilla en el texto original):
“‘3. Principio material para la definición del beneficiario…: En la sentencia C389 de 1996 concluyó que:
‘(...) la legislación colombiana acoge un criterio material -esto es la convivencia
efectiva al momento de la muerte- como elemento central para determinar quién
es el beneficiario de la sustitución pensional, por lo cual no resulta congruente
con esa institución que quien haya procreado uno o más hijos con el pensionado
pueda desplazar en el derecho a la sustitución pensional a quien efectivamente
convivía con el fallecido’11
Criterios de convivencia, apoyo y socorro mutuo durante la última etapa de vida
del causante son, entonces, los elementos a ser analizados en cada caso
concreto, con el objeto de determinar si dentro del primer orden de asignación la
(el) cónyuge o la (el) compañera (o) permanente tienen derecho a percibir el
beneficio al que se ha venido haciendo referencia.”
5.4.3. La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia se pronunció
en noviembre 29 de 201112, al estudiar la juridicidad del fallo de segunda
instancia del Tribunal Superior de Pasto, Sala Laboral, dentro de un proceso
ordinario adelantado en procura del reconocimiento y pago de la pensión de
sobreviviente a una viuda, dirimiendo el conflicto surgido entre ella y quien adujo
la condición de compañera permanente. Basó su decisión en el denominado
principio material, para la definición del beneficiario, y determinó para el caso
concreto (no está en negrilla en el texto original):
“A juicio de la Sala, con Ley 797 de 2003, se buscó remediar esa circunstancia y,
por esa razón, se introdujo una modificación en materia de los beneficiarios de la
pensión de sobrevivientes consistente en que, si bien la convivencia con el
causante sigue siendo el requisito fundamental para que el cónyuge o el
compañero o la compañera permanente accedan a esa prestación por muerte, se
estableció una excepción a esa regla general, con el fin de conferirle también la
condición de beneficiario al cónyuge separado de hecho que conserve vigente el
vínculo matrimonial, quien tendrá derecho a la pensión en proporción al tiempo
de convivencia con el de cujus.”
5.5. La Corte Constitucional, la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado
han procurado superar la discriminación que existía en la ley, con relación a la
posibilidad de solicitar la pensión sustitutiva por parte de la compañera
permanente, postura que obedece a la prevalencia del principio material para la
definición del beneficiario, en orden a reconocer, a partir de la realidad, según
cada caso, a la persona o personas que convivieron y brindaron ayuda y apoyo en
la fase final de la vida del causante.
11
C-1035 de 2008.
Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Laboral, rad. N° 40055 de noviembre 29 de 2011, M. P.
Gustavo José Gnecco Mendoza.
12
26
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
La otra razón constitucional que explica esa posición, es reconocer que estas
personas dependían económicamente del fallecido y si son sujetos de especial
protección, merecedoras de un tratamiento particular acorde a sus diferencias con
relación al conjunto de la sociedad.13
Conforme a los anteriores criterios, la Sala procederá a estudiar si para el caso
concreto, si a las señoras ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA y
BARBARA APARICIO VILLAMIZAR les asiste el derecho a la sustitución
pensional del señor JOSÉ ANGEL NIGRINIS BARCO ya sea de manera
concurrente o exclusiva, o si, por el contrario, a ninguna de las dos les asiste
el derecho aludido.
3.3.3.-
Caso Concreto.
En el caso bajo estudio, alega la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA
MEJÍA que las Resoluciones No. UGM 017032 del quince (15) de noviembre
de dos mil once (2011) y No. UGM 029007 del veinticinco (25) de enero de
dos mil doce (2012), expedidas por la Caja Nacional de Previsión Social CAJANAL E.I.C.E.- En Liquidación, por medio de las cuales dicha entidad
resolvió negar la sustitución pensional que solicitó por la muerte del señor
José Ángel Nigrinis Barco, se encuentran viciadas de ilegalidad y de
inconstitucionalidad, por cuanto, según afirma, ella fue la compañera
permanente del causante durante más de 25 años hasta su muerte, por lo que
sería la única y legítima beneficiaria del señor Nigrinis Barco.
Por su parte, la señora BARBARA APARICIO VILLAMIZAR, quien
también se presentó durante el trámite administrativo a reclamar la sustitución
de la pensión de vejez del señor José Ángel Nigrinis Barco y se le negó su
solicitud a través de los mismos actos administrativos demandados, alega a su
vez que la beneficiaria de la sustitución pensional reclamada es ella por
cuanto afirma que convivió con el causante durante más de 25 años en
vínculo matrimonial, y que, después de haberse divorciado, continuaron con
la convivencia durante diez años más hasta su muerte.
Es así que, ante el conflicto de las supuestas beneficiarias de la sustitución
pensional del señor José Ángel Nigrinis Barco, la Caja Nacional de Previsión
Social -CAJANAL E.I.C.E.- En Liquidación, hoy reemplazada por la Unidad
Administrativa Especial de Gestión Pensional y Contribuciones Parafiscales
de la Protección Social -UGPP-, a través de los actos administrativos que
ahora se demandan, decidió dejar en suspenso el reconocimiento de la
sustitución pensional reclamada, hasta tanto la Jurisdicción competente
13
Corte Constitucional. Sentencia T-217 del veinte (20) de marzo de dos mil doce (2012). Magistrado
Ponente Dr. Nilson Pinilla Pinilla.
27
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
definiera la controversia suscitada, en cumplimiento de lo determinado por el
artículo 6° de la Ley 1204 de 2008, el cual indica en su tenor literal:
ARTÍCULO 6°. DEFINICIÓN DEL DERECHO A SUSTITUCIÓN
PENSIONAL EN CASO DE CONTROVERSIA. En caso de controversia
suscitada entre los beneficiarios por el derecho a acceder a la pensión de
sustitución, se procederá de la siguiente manera:
Si la controversia radica entre cónyuges y compañera (o) permanente, y no versa
sobre los hijos, se procederá reconociéndole a estos el 50% del valor de la pensión,
dividido por partes iguales entre el número de hijos comprendidos. El 50%
restante, quedará pendiente de pago, por parte del operador, mientras la
jurisdicción correspondiente defina a quién se le debe asignar y en qué proporción,
sea cónyuge o compañero (a) permanente o ambos si es el caso, conforme al grado
de convivencia ejercido con el causante, según las normas legales que la regulan.
Si no existieren hijos, el total de la pensión quedará en suspenso hasta que la
jurisdicción correspondiente dirima el conflicto.
Si la controversia radica entre hijos y no existiere cónyuge o compañero (a)
permanente que reclame la pensión, el 100% de la pensión se repartirá en iguales
partes entre el total de hijos reclamantes, pero solo se ordenará pagar las cuotas
que no estuvieran en conflicto, en espera a que la jurisdicción decida. Si existe
cónyuge o compañero (a) permanente se asignará el 50% a este o estas(os) y sobre
el 50% correspondiente a los hijos se procederá como se dispuso precedentemente.
Examinando el caso en concreto, en lo atinente a la reclamación de la
sustitución pensional presentada por la señora BARBARA APARICIO
VILLAMIZAR, para la Sala resulta claro que la reclamante no puede
presentarse como beneficiaria del señor JOSE ANGEL NIGRINIS BARCO
en calidad de cónyuge supérstite, pues no se remite a dudas de ninguna
especie que el vínculo matrimonial que los unía cesó con la sentencia
proferida el por el Juzgado Cuarto de Familia de Bucaramanga el día 21 de
julio de 1997, que decretó el divorcio y la cesación de efectos civiles del
mismo, siendo que este divorcio fue debidamente registrado y anotado en el
Registro Civil de Matrimonio correspondiente, y la sociedad conyugal quedó
disuelta y liquidada mediante la Escritura Pública No. 2663 del 27 de agosto
de 1999, elevada ante el Notario Quinto del Círculo de Bucaramanga.
Así mismo, con posterioridad al divorcio, no existe ninguna prueba que
demuestre que entre la señora BARBARA APARICIO VILLAMIZAR y el
hoy extinto JOSÉ ÁNGEL NIGRINIS BARCO haya existido una convivencia
continúa y con vocación de permanencia, más allá de las eventuales visitas
que este último le haya podido realizar a ella y a sus hijos, pero nunca una
convivencia bajo el mismo techo que se haya prolongado hasta los últimos
momentos de vida del señor NIGRINIS BARCO.
28
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Por el contrario, resultan dicientes los motivos que dieron lugar al divorcio y
a la consecuente cesación de efectos civiles del matrimonio de los ex
cónyuges NIGRINIS BARCO y APARICIO VILLAMIZAR, tal como se
advirtió en la sentencia antes referida, en donde se indicó que el señor
NIGRINIS BARCO abandonó su hogar en Bucaramanga desde el año 1992,
lo cual dio lugar a la demanda de divorcio contencioso referido.
Debe advertirse, de igual manera, que lo manifestado por la señora
BARBARA APARICIO VILLAMIZAR en la diligencia de interrogatorio de
parte llevada a cabo el día treinta (30) de abril de la presente anualidad, no
resulta coincidente con lo plasmado en dicha providencia, lo cual genera una
contradicción entre lo señalado al momento del divorcio con lo declarado en
la audiencia antedicha, en donde se manifestó lo siguiente:
- PREGUNTAS DE LA APODERADA DE LA UGPP.
PREGUNTA: Manifiéstele al despacho en qué día y en qué año murió el señor
José Ángel Nigrinis. CONTESTÓ: Mi esposo murió en el año 2009, el 12 de
noviembre. PREGUNTA: Manifiéstele al despacho qué día. CONTESTÓ: El 12
de noviembre, pero no sé qué día era ese. PREGUNTA: Manifiéstele al despacho,
si lo sabe, de qué murió el señor. CONTESTÓ: Murió de un infarto del estómago.
PREGUNTA: Usted estuvo en el velorio de él. CONTESTÓ: No, no estuve en el
velorio, por una circunstancia muy importante que era que yo cuidaba de mi mamá
y de mi hermana Eva que eran dos personas que estaban muy enfermas, con el
mismo consentimiento de mi esposo, él me dijo ‘no mija, usted puede estar con su
mamá y su hermana cuidándolas porque ellas nos ayudaron mucho también’, ella
sufría de osteoporosis, con cualquier caída se le quebraban sus huesitos y mi
hermana de alzhéimer, no podía hablar ni nada, entonces era algo, me había dicho
antes, dijo si de pronto yo llego a morir en San Gil, porque se la pasaba era en San
Gil o en Curití, tranquila me lleva para Bucaramanga y allá usted ya me puede
enterrar, si yo llego a morir en Medellín, porque le gustaba tanto pasear, para allá
para acá, no se preocupe, haya tengo amistades que me pueden enterrar y Cajanal
paga todo. PREGUNTA: Manifiéstele al Despacho, en el año que él murió, que
fue en el 2009 según lo que usted acaba de manifestar, donde vivía él.
CONTESTÓ: Él me había dicho ‘mija, yo vivo en una habitación en la Avenida
Echeverri No. 40 – 15, inclusive eso me preocupó a mí, yo fui a averiguar porque
en realidad en los últimos momentos yo no vine hasta esa dirección sino que él me
la dio para que yo, si quisiera ir en cualquier circunstancia pudiera ir, yo anoche fui
a esa dirección, y me verificaron que sí, que él estaba ahí cuando murió, que de ahí
mismo lo llevaron a la clínica, que estaba grave, se levantó, me dice el joven que
nos atendió allá, fui con el doctor también, y me dice ‘él se levantó como a las seis
de la tarde y me dijo que le dolía mucho el estómago y lo llevaron a la clínica.
PREGUNTA: Manifiéstele al despacho durante cuánto tiempo vivió el señor José
Ángel en esa dirección. CONTESTÓ: Yo creo que él vivió como unos cuatro años
porque él se vino de Bucaramanga a mediados de 2005. PREGUNTA: Durante
esos cuatro años, o sea entre 2005 y 2009, usted donde vivía. CONTESTÓ: En
Bucaramanga. PREGUNTA: Y me recuerda el señor José Ángel donde era que
vivía entre el año 2005 y el año 2009. CONTESTÓ: En la avenida Echeverri No.
29
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
40 – 15, en una habitación, fui y estuve ahí. PREGUNTA: Usted me dice que le
comentaron, que le dijeron, pero a usted no le consta o le consta dónde vivía él
cuando él estaba viviendo en esa dirección, usted lo llegó a visitar, conoció la casa,
sabía con quien vivía. CONTESTÓ: Él vivía solo, siempre me comentó ‘mija, yo
vivo solo en una habitación porque yo no voy a vivir en casa porque estoy solo’,
eso me dijo él. PREGUNTA: Durante esos cuatro años, ustedes qué relación
tenían, de amistad, de visita, compartían. Explíquele al despacho cuál fue la
relación que tuvieron en esos cuatro años que él estuvo alejado de la casa.
CONTESTÓ: En esos cuatro años él pendiente, estaba llamando, llamaba como
quince o veinte veces en el día para preguntar como estábamos y también él iba,
iba de vez en cuando a Bucaramanga, y compartía con mis hijos y conmigo y con
mi mamá, porque eso era lo que él decía ‘a mí me importa mucho su mamá y su
hermana que nos colaboraron tanto’, él las quería mucho, era un esposo excelente.
- PREGUNTAS DEL APODERADO DE LA SEÑORA ZORAIDA AMPARO
BEDOYA MEJÍA.
PREGUNTA: A partir del año 90, usted dónde vivía. CONTESTÓ: Acá en
Medellín. PREGUNTA: Cuándo se fue a vivir a Bucaramanga. CONTESTÓ:
Nos fuimos a vivir finalizando el año 91. En el 90 él pidió un traslado a la
Aeronáutica Civil, la Aeronáutica Civil dijo que sí, pero sin embargo él averiguó,
el señor Juan Elías Cure le dijo que si él se iba para Bucaramanga podía perder las
horas extra y todo eso, él estaba con la cuestión de pensionarse. PREGUNTA: A
partir del año 91 el señor José Ángel Nigrinis dónde vivía. CONTESTÓ: Como
nosotros nos fuimos, él fue conmigo también a Bucaramanga, llevamos los
trasteos, y luego él se regresó, y ya buscó una habitación y me dijo ‘mija, usted se
queda acá porque ya habíamos pasado a los niños al colegio de Bucaramanga,
entonces dijo, usted se queda en Bucaramanga y yo vengo, como a él le daban
muchos compensatorios, cada vez que los recibía, cada quince o diez días él iba a
Bucaramanga y compartía con nosotros. PREGUNTA: El señor José Ángel
Nigrinis le inició a usted un proceso de divorcio, más o menos en el año 92, que
causal invocó él para eso. CONTESTÓ: En realidad no invocó ninguna causal,
porque eso fue de común acuerdo entre los dos, porque él tenía una preocupación y
dijo ‘mija, yo quiero que usted quede bien porque yo tengo muchos acreedores y
no quiero que me embarguen, porque si yo fio a alguien me embargan, entonces
quiero que nos separemos así, que hagamos un divorcio pero no nos separamos, y
seguimos los dos. PREGUNTA: En la sentencia del Juzgado Cuarto de Familia,
sentencia 341, en el desarrollo del proceso usted llamó a declarar a su hija Marcela
y a su otro hijo. Ellos que declararon allá respecto de la convivencia de ustedes
dos. CONTESTÓ: Ellos no fueron a declarar al fin, no los llamaron.
PREGUNTA: Usted que dijo respecto a la convivencia que tenía con su
compañero José Ángel. CONTESTÓ: Lo que yo le digo, todas esas preguntas,
inclusive allá la señora Juez nos habló y nos dijo, mire ‘ustedes por qué se van a
divorciar’ y mi esposo dijo ‘pues porque queremos hacer división y separarnos’
pero entonces la doctora dijo ‘como va a ser que usted se van a separar, y su
esposa?’ y él dijo ‘no, yo le deje una sustitución de pensión a ella y también le voy
a dejar unos alimentos congruos, pero yo voy a seguir con ella, voy a seguir
viviendo con ella’, eso le dijo a la señora Juez, a título de él. PREGUNTA: Si era
cierto que se iban a separar de común acuerdo, usted por qué le embargo el sueldo
y después ya pensionado le embargó la pensión también. CONTESTÓ: Todo es
30
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
de común acuerdo, mire, en 1990 que nos íbamos a venir dijo el ‘mija, vamos a
hacer un embargo por alimentos’, porque él tomaba mucho, él tomaba demasiado,
entonces él dijo vamos a hacer un embargo por alimentos, inclusive él dijo que el
50% de todo lo que yo devengo para mis hijos y para usted porque yo sé que en
cualquier momento tomo y me quedo sin plata, pero yo le dije ‘mijo, usted que’, y
él dijo ‘no, eso quiero’ y cuando fuimos donde el señor Juez dijo ‘mire, le vamos a
dar el 45 y para usted que le quede el 55 para sus gastos’, y así fue como pasó, el
embargo de alimentos él mismo lo quiso hacer, si usted puede ver, en ningún
momento hay testigos ni nada. PREGUNTA: Usted manifiesta que estuvo
viviendo desde el año 91 en la ciudad de Bucaramanga hasta el día de hoy.
CONTESTÓ: No, yo venía acá, en esa época yo si venía acá, a Medellín también,
y él también iba allá cuando tenía sus compensatorios. PREGUNTA: Pero su
residencia fue la ciudad de Bucaramanga. CONTESTÓ: Si, doctor.
PREGUNTA: Usted en algún momento vivió permanentemente en el Municipio
de Curití. CONTESTÓ: Lo que le estoy diciendo doctor, yo no pude vivir en
Curití porque él quedaba muy cerca y venía a mi casa, por qué razón, porque yo en
esa época, yo vivía con mi mamá y a mi hermana, entonces yo por esa razón no
podía estarme yendo para vivir con él en Curití, pero eso era cerca. PREGUNTA:
El embargo que usted tenía sobre la pensión del señor José Ángel Nigrinis hasta
cuando lo devengó. CONTESTÓ: Eso no era un embargo (…) esos son unos
alimentos congruos (…), eso fue indefinido porque él decía que cada año debía
subir lo que sube el salario mínimo o sea era. PREGUNTA: Hasta la última
mesada que cobró estuvo embargada la pensión del señor José Ángel Nigrinis.
CONTESTÓ: Todo, sí señor. PREGUNTA: Dígame usted en que parroquia
velaron al señor José Ángel Nigrinis. CONTESTÓ: En realidad eso sí no supe en
que parroquia lo velaron, por qué razón, porque yo llamé varias veces al teléfono
que, inclusive, mi hija vino a visitar, a verlo a él, y yo no pude venir y después que
mi hija tenía que irse rápido también, él murió y nosotros llamamos al teléfono que
nos habían dado, no nos dieron razón más. PREGUNTA: En que cementerio lo
enterraron. CONTESTÓ: ¿Las cenizas?, creo que lo cremaron y las cenizas
fueron llevadas a La Ceja. PREGUNTA: Para que cremen a una persona debe
haber la autorización de alguien muy cercano a esa persona, quien autorizó esa
cremación. CONTESTÓ: Pues según mi suegra, que él quería que lo cremaran
(…) La cremación si no supe quien la autorizó, pues lo que yo digo, no pude venir
porque a mí no me volvieron a contestar por teléfono. Él murió y dijeron que
murió en la clínica, pero a nosotros no nos volvieron a contestar por teléfono, a
donde llamábamos no nos volvieron a contestar para nada. PREGUNTA: En
algún momento el señor José Ángel Nigrinis dejó de contribuir económicamente
para sus hijos o para usted. CONTESTÓ: Nunca, él siempre estuvo pendiente, a
pesar de los que nos daba por embargo él llegaba con más cosas que
necesitábamos y eso era muy importante para mí porque era una persona que
amaba mi familia, a mi mamá y a mi hermana sobre todo, entonces para mí era
muy importante, si él quería ‘mija, yo me voy para allí porque me voy a ir a pasear
con mis amigos’, ‘vaya mijo’. PREGUNTA: Usted en algún momento desde el
año 91 que se fue para Bucaramanga estuvo vinculada al servicio médico como
beneficiaria del señor José Ángel Nigrinis como su esposa o como su compañera…
CONTESTÓ: Nunca estuve vinculada de beneficiaria en el servicio médico
porque nosotros nos casamos en 1972, yo estaba trabajando en esa época y yo no
tenía que estar vinculada porque yo también tenía mi seguro, pero mi esposo,
cuando ya llegó mi segunda hija, cuando ya mi hijo estaba creciendo, me dijo
31
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Radicado:
Instancia:
‘salgase de trabajar porque yo quiero que usted cuide mi niño y no sean otras
personas que lo cuiden’, yo me retiré cuando nació mi hija, después que yo me
retiré de mi trabajo el siguió pagando el servicio médico particular, inclusive
cuando mi hija nació fue en la clínica Santa Teresa porque él me dijo vamos a esa
clínica, y allá nació mi hija, y él pago todo. Nunca tuve seguro por él, porque él
siempre pagaba mi asistencia médica que era personal, siempre me mandaba
particular. PREGUNTA: Manifiéstele al despacho si usted sabe hasta qué año
trabajó el señor José Ángel Nigrinis en la Aeronáutica Civil. CONTESTÓ: Él se
retiró en 1999.
-Folio 176-
En efecto, para la Sala no resulta ni verosímil ni creíble que el divorcio entre
el señor NIGRINIS BARCO y la señora APARICIO VILLAMIZAR se haya
presentado de manera concertada y de común acuerdo con el fin de evadir los
acreedores del primero y fijar una cuota alimentaria en favor de la segunda,
pues resulta más que evidente que dicho divorcio fue contencioso, y que en el
mismo el cónyuge vencido fue el señor NIGRINIS BARCO ante el
demostrado abandono de su hogar.
Ahora, posterior al divorcio, según lo dicho por la señora APARICIO
VILLAMIZAR, nunca más convivieron bajo el mismo techo, tan sólo se
presentaron algunas visitas, siendo que, al menos en los últimos 4 años de
vida del señor NIGRINIS BARCO, los cuales, según se afirmó, los vivió en la
ciudad de Medellín, no fue visitado ni una sola vez por la señora APARICIO
VILLAMIZAR, situación que resulta consecuencial con el hecho de que su ex
cónyuge no se hubiera hecho presente ni en el velorio ni en la posterior
cremación del causante, y que ni siquiera haya solicitado el traslado del
cuerpo a la ciudad de Bucaramanga.
Así mismo, se tiene que con los testimonios de los señores MARIO JOSÉ
ÁLVAREZ PUERTO y CLEMENTE ALFONSO LUENGAS, recibidos por
el Tribunal Administrativo de Santander el día 12 de mayo de 2014, en
cumplimiento del despacho comisorio ordenado en la audiencia del día 3 de
abril, nada se aporta respecto de la situación familiar del señor JOSÉ ÁNGEL
NIGRINIS BARCO en sus últimos años de vida, pues a ninguno de los dos
testigos les consta de manera directa cómo fueron las dinámicas familiares del
causante en sus últimos años, y que cuando mucho, sólo les consta de oídas o
algunas veces de vista, cómo se conformaba el grupo familiar cuando éste aún
laboraba en la ciudad de Bucaramanga, es decir, hasta el año de 1978.
Indicaron los citados testigos:
-
MARIO JOSÉ ÁLVAREZ PUERTO.
PREGUNTAS DEL APODERADO DE LA SEÑORA BARBARA APARICIO
VILLAMIZAR.
32
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
PREGUNTA: Cuéntenos cómo era la relación del señor José Ángel con su señora
Bárbara Aparicio Villamizar. CONTESTÓ: En las oportunidades que tuve de
conocerlos y tratar con ellos era aparentemente normal. PREGUNTA: Cuéntele al
despacho hasta qué año estuvo José Ángel Nigrinis Barco como compañero suyo
en el aeropuerto Palonegro. CONTESTÓ: Eso fue como hasta el año 78 que él fue
trasladado a la ciudad de Medellín. PREGUNTA: Cuándo más volvió usted a
tener, después del traslado de José Ángel Nigrinis una relación con él en
Bucaramanga. CONTESTÓ: El venía cotidianamente, no se puede decir que el
venía cada 3 o 4 meses, a veces venía y nos encontrábamos y a veces no nos
encontrábamos como es apenas natural, a veces tomábamos tinto, charlábamos,
intercambiábamos cómo le estaba yendo a él en Medellín y así sucesivamente,
normal, después de pensionado el venía con más frecuencia pues él estuvo
viviendo un poco de tiempo en Curití, me lo encontré en varias oportunidades en
San Gil y aquí en Bucaramanga, después se trasladó para acá, y vivió, tengo
entendido, él me dijo en el barrio Villabel, allí vivió un poco de tiempo también, y
posteriormente nos encontrábamos aquí en el centro accidentalmente, tomábamos
alguna cosa y no, todo bien, a veces decía me voy para la casa. PREGUNTA:
Dígale al despacho si el señor José Ángel Nigrinis en alguna de las ocasiones que
usted compartió con él lo vio con la señora Zoraida Amparo Bedoya Mejía.
CONTESTÓ: Jamás. No tuve oportunidad de conocerla.
PREGUNTAS DEL DESPACHO.
PREGUNTADO: Usted compartió, además de esos ratos de parque, alguna
reunión social o familiar con el señor José Ángel Nigrinis Barco. CONTESTÓ:
No doctora, aquí no, eventualmente un tinto o un trago, la única vez que
compartimos fue en una cabalgata de la Feria de Bucaramanga, que compartimos
esa tarde, fuimos a la cabalgata, nos tomamos un trago, ya las siete de la noche
cada uno se fue para su casa. PREGUNTADO: De esta manera usted no puede
afirmar o si puede afirmar cuál era el núcleo familiar del señor José Angel Nigrinis
Barco y cuál era la época en la que usted tuvo contacto con el señor Nigrinis
Barco. CONTESTÓ: Compartimos como compañeros de trabajo desde el día que
yo llegué al aeropuerto Palonegro hasta cuando él se fue para Medellín, yo llegué
aquí en febrero del 75 y no estoy absolutamente seguro de la fecha en que se fue
para Medellín pero creo que fue en el 78, no estoy seguro de eso.
-
CLEMENTE ALFONSO LUENGAS
PREGUNTAS DEL APODERADO DE LA SEÑORA BARBARÁ APARICIO
VILLAMIZAR.
PREGUNTA: Conoció usted en alguna oportunidad de su vida laboral al señor
Jose Angel Nigrinis Barco. CONTESTÓ: A José Ángel Nigrinis Barco lo conocí
porque era colega de trabajo. PREGUNTA: En qué años conoció a José Ángel
Nigrinis Barco como compañero de trabajo. CONTESTÓ: Lo conocí entre los
años 73 al 80 mientras estuvo en Bucaramanga, posteriormente para Medellín, ya
como pensionado nos volvimos a encontrar. PREGUNTA: Cuéntele al despacho
si conoció usted su unidad familiar. CONTESTÓ: Su unidad familiar estaba
compuesta por la señora Barbarita y dos hijos que tuvieron de esa unión.
PREGUNTA: Conoció usted en algún momento de la vida de su compañero de
33
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
trabajo a la señora Zoraida Amparo Bedoya Mejía. CONTESTÓ: No, negativo.
PREGUNTA: En la época en que disfrutaron de su pensión usted compartió
alguna vez momentos de compañerismo, de relación de disfrute con el señor Jose
Angel Nigrinis Barco. CONTESTÓ: Si, correcto, varias veces después de
pensionado, me lo encontré varias veces, estuvo viviendo en Curití y aquí en
Bucaramanga y varias veces nos encontramos. PREGUNTA: En esa época de
pensionado cuando se reunieron en algunas ocasiones, alguna vez le mencionó él a
la señora Zoraida Amparo Bedoya Mejía. CONTESTÓ: Negativo, de eso nunca
habló conmigo. PREGUNTADO: En algún momento después de la fecha de
pensionados, le mencionaba si él compartía todavía su unidad familiar con la
señora Bárbara Aparicio. CONTESTÓ: Después de pensionado me lo encontré y
me manifestó que venía a visitar a la familia aquí a Bucaramanga, yo no le conocí
más familia si no a la señora Barbarita y los hijos.
PREGUNTAS DEL DESPACHO
PREGUNTA: Afirma usted que el señor José Ángel Nigrinis fue trasladado para
Medellín en el año 1978. Con que frecuencia a usted le consta y por qué
circunstancias coincidían él y usted en Bucaramanga. CONTESTÓ: Yo salí
pensionado en el 94, mientras estuve trabajando en el aeropuerto varias veces vino,
como le digo, decía que venía a ver los hijos y a la señora, posteriormente a esa
fecha, yo monté un negocio en la 34 con 21 y él pasaba por ahí y me saludaba, me
manifestaba que él venía a ver a los niños y en una época me dijo que estaba
viviendo en Curití, después otra vez regresó consecutivamente, digamos cada 6
meses lo veía por ahí y volvía y me decía lo mismo, en otra ocasión se fue para
Venezuela, nos invitaba a Curití, entonces lo veía consecutivamente cada 4 o 6
meses. PREGUNTA: Quien vivía en Curití. CONTESTÓ: El señor Nigrinis.
PREGUNTA: Y usted correspondió alguna invitación, usted compartió con él en
Curití. CONTESTÓ: A Curití nunca fui, no tenía tiempo. PREGUNTA: O sea
que no le consta directamente de su situación familiar o si le consta de su
conformación de núcleo familiar, le consta directamente o no. CONTESTÓ: Su
núcleo familiar aquí sí, se conformaba por la señora Barbarita y los dos hijos, hoy
ya adultos. PREGUNTADO: Cómo le consta ese núcleo familiar. CONTESTÓ:
Porque él nos los presentó cuando iba al aeropuerto, cuando estaba trabajando aquí
nos los presentó en varias oportunidades.
-Folio 228-
De lo anterior, para el Despacho resulta claro que con el hecho del divorcio
contencioso, junto con lo manifestado por la señora BARBARA APARICIO
VILLAMIZAR, se encuentra desvirtuado que con posterioridad al divorcio de
la citada con el señor NIGRINIS BARCO se haya presentado una convivencia
material y comprobable entre aquellos, y que, así mismo, a partir del mismo
momento del divorcio, la señora APARICIO VILLAMIZAR ya no se puede
presentar como la cónyuge supérstite del causante, por lo que no se le puede
considerar como beneficiaria legítima para reclamar la sustitución de la
pensión de jubilación del señor JOSÉ ÁNGEL NIGRINIS BARCO.
34
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Por su parte, en lo que respecta a la situación de la señora ZORAIDA
AMPARO BEDOYA MEJÍA, quien alega haber sido la compañera
permanente del señor JOSÉ ÁNGEL NIGRINIS BARCO durante los últimos
25 años anteriores a su muerte, para la Sala no resulta acreditada tal
afirmación, con la prueba que válidamente que se arrimó al proceso.
En efecto, se encuentra que por parte de la señora BEDOYA MEJÍA sólo se
arrimó al expediente unos cuantos documentos, tales cómo una certificación
expedida por CAJANAL EPS el día 18 de noviembre de 2002 donde aparece
como beneficiaria del señor NIGRINIS BARCO en el Sistema General de
Seguridad Social en Salud, así como una copia del carné de afiliación a la
EPS Solsalud de la demandante en donde aparece como beneficiaria del señor
NIGRINIS BARCO, y como afiliada desde el día 1° de octubre de 2003, o el
acto administrativo por medio del cual se le reconoció el auxilio funerario por
haber sufragado los costos de las exequias del señor NIGRINIS BARCO, sin
embargo, de dicha prueba documental no es posible inferir que haya existido
una convivencia material bajo el mismo techo entre el causante y la
demandante en los últimos 5 años de vida del causante.
De igual manera, a pesar que la señora ZORAIDA AMPARO BEDOYA
MEJÍA afirmó en la diligencia de interrogatorio de parte llevada a cabo el día
3 de abril de 2014, que el señor JOSÉ ANGEL NIGRINIS BARCO siempre
convivió con ella en la ciudad de Medellín, no es posible establecer con
certidumbre la realidad de esa afirmación, que tan sólo se quedó en eso, en
una apreciación de la accionante carente por completo de respaldo
acreditativo serio. En dicha diligencia manifestó lo siguiente:
PREGUNTA: Sírvase manifestarle al Despacho en que año conoció al señor José
Ángel. CONTESTÓ: En el año, más o menos, en la época en que él estaba
trabajando en el aeropuerto Olaya Herrera (…). En el mes de julio, en el 84.
PREGUNTA: Puede decirle al Despacho quién tenía como beneficiaria de la EPS
el señor José Ángel. CONTESTÓ: Me tenía a mí como beneficiaria.
PREGUNTA: Usted recuerda el año en que él se pensionó por parte de
CAJANAL. CONTESTÓ: En 1999 (…). PREGUNTA: Conoció usted a la
señora Bárbara Aparicio. CONTESTÓ: Claro que sí la conocí. PREGUNTADO:
Puede manifestarle al Despacho por qué la conoció y en qué año la conoció.
CONTESTÓ: Ella era la esposa de José Ángel cuando yo lo conocí, y en la época
en la que nos conocimos yo ya la había visto a ella. PREGUNTA: Puede
manifestarle al Despacho hasta qué año fue la esposa, hasta qué año convivió con
ella. CONTESTÓ: Fechas exactamente no sé (…) Hasta el 82 que recuerdo en
este momento. PREGUNTA: Y usted conoció en que año al señor José Ángel.
CONTESTÓ: Dos años antes que de Bucaramanga lo habían trasladado para
Medellín y ahí fue donde lo conocí. PREGUNTA: Usted puede manifestarle al
Despacho de qué murió el señor José Ángel. CONTESTÓ: A él le dio un infarto
en el estómago. PREGUNTA: En qué año. CONTESTÓ: En el 2009.
PREGUNTA: Él en dónde vivía para el año 2009. CONTESTÓ: En Boston en la
35
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
carrera 36 No. 54 – 28. PREGUNTA: Puede manifestarle al Despacho, usted tuvo
hijos con el señor José Ángel. CONTESTÓ: No, no tuvimos hijos.
PREGUNTADO: Y usted conoció algún hijo de él. CONTESTÓ: Claro, Claudia
y el hijo Luís. PREGUNTADO: Y con quién tuvo los hijos el señor José Ángel.
CONTESTÓ: Con la señora Bárbara Aparicio. PREGUNTA: Recuerda las
edades de ellos. CONTESTÓ: Más o menos 35 y 38. PREGUNTA: Puede
manifestarle al Despacho si en el año 2009 en el que él falleció, todavía tenía
convivencia con la señora Bárbara. CONTESTÓ: Siempre convivió conmigo
(…). Con la señora Bárbara no tuvo convivencia. PREGUNTA: Por qué le consta
que no tuvo convivencia con ella. CONTESTÓ: Por qué siempre estuvo al lado
mío (…). Para el año 2009 él convivía conmigo. PREGUNTA: Únicamente con
usted o iba y visitaba a la señora Bárbara. CONTESTÓ: No, él vivía conmigo
únicamente. PREGUNTA: Manifiéstele al Despacho, si usted lo sabe o le consta,
si el hizo liquidación de bienes con la señora Bárbara, o hizo separación,
liquidación y se divorció. CONTESTÓ: Separación, liquidación, él se separó.
PREGUNTA: Pero liquidación de bienes, él alguna vez liquidó los bienes, la
sociedad que tenía con la señora Bárbara. CONTESTÓ: Si doctora.
PREGUNTA: Por qué le consta eso. CONTESTÓ: Porque nosotros mismos
hacíamos las vueltas y estuve pendiente siempre de todo eso con él. PREGUNTA:
El decir que hacían las vueltas es que había alguna constancia, recuerda la fecha en
que firmó la liquidación de bienes. CONTESTÓ: En este momento no recuerdo la
fecha pero sí tengo la constancia de todos esos papeles. PREGUNTA: Ustedes
vivían en casa propia. CONTESTÓ: No, siempre arriendo. PREGUNTA: Quién
pagaba el arriendo de la casa. CONTESTÓ: El arriendo lo pagaba él, siempre yo
dependí todo el tiempo económicamente de él. PREGUNTA: Usted supo alguna
vez que el señor visitara la casa de la señora Bárbara. CONTESTÓ: Ni me consta,
ni lo supe.
-Folio 162-
Ahora bien, a pesar de las anteriores afirmaciones, se tiene que la señora
ZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA no acompañó a sus dichos de
ninguna otra prueba idónea o contundente sobre la convivencia que pudo
haber tenido con el señor NIGRINIS BARCO durante sus últimos 5 años de
vida, siendo que sus declaraciones tampoco resultan coincidentes con lo
afirmado por los testigos MARIO JOSÉ ÁLVAREZ PUERTO y CLEMENTE
ALFONSO LUENGAS, quienes señalaron que el señor NIGRINIS BARCO
durante algún tiempo posterior al momento de recibir su pensión, estuvo
residiendo en los Municipios de San Gil, Curití y Bucaramanga en el
departamento de Santander, siendo que como prueba de ello obran en el
expediente copia de las colillas de pago de la pensión del señor JOSE
ANGEL NIGRINIS BARCO por las mesadas de los meses de agosto de 2001,
marzo y agosto de 2003, y de abril, junio, julio, septiembre y octubre de 2004
-folios 130 a 137-, situación que genera en la Sala serias e insolubles dudas
sobre la veracidad de lo manifestado por la señora BEDOYA MEJÍA.
Por último, respecto al formato de solicitud de traspaso de pensión de Ley 44
36
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
de 1980, recibida el día 20 de febrero de 2003 por la Caja Nacional de
Previsión Social, por medio de la cual el señor NIGRINIS BARCO designó
como beneficiaria de su pensión a la señora BEDOYA MEJÍA -formato que
también presentó la señora BARBARA APARICIO VILLAMIZAR el día 28 de
septiembre de 2001 ante la Caja Nacional de Previsión Social, donde se le
designó por parte del causante como beneficiaria de su pensión, junto con
una nota donde se indica que debe anexar el registro civil de matrimonio o
una declaración bajo juramento de convivencia en unión libre-, resulta
necesario advertir que dichos documentos sólo se tramitan con el fin de
facilitar un posterior traspaso de la pensión en caso de muerte, pero en ningún
momento releva a los beneficiarios, cuando se trata del cónyuge o compañero
permanente, de demostrar la efectiva convivencia con el causante, siendo que,
para el caso concreto, con este documento tampoco sería posible concluir la
convivencia en los últimos 5 años de vida del señor NIGRINIS BARCO. Al
respecto, el H. Consejo de Estado en un caso similar, indicó:
De otro lado, aunque, mientras estuvo vivo el causante, hubiese solicitado ante la
Caja Nacional de Previsión que se le sustituyera la pensión a favor de la supuesta
compañera permanente, de conformidad con la Ley 44 de 1980, esta norma
resulta inaplicable porque fue proferida para “facilitar el traspaso de su pensión
en caso de muerte a su cónyuge, sus hijos menores o inválidos permanentes”; es
decir que esta preceptiva no es aplicable en materia de sustitución pensional y por
ende no sirve para remplazar la prueba de la convivencia con una nueva unión
marital de hecho.14
De tal forma que el paginario es indicativo de la actitud pasiva exhibida tanto
por la parte accionante como de la interviniente ad excludendum con su
obligación de estar atentas a prestar colaboración para el acopio del mayor
caudal probatorio con el cual intentaban cada una demostrar sus posiciones
jurídicas, evidenciándose a lo largo del proceso su inactividad o su
imposibilidad física para traer a la procedibilidad pruebas idóneas para
acreditar los hechos.
De suerte pues que no se remite a dudas que la obligación de las partes, como
lo indica el artículo 177 del C. de P. C. y en la actualidad el artículo 167 del
C.G.P., consistía en aportar y colaborar para que se trajera al juicio el recaudo
acreditativo necesario para fijar dentro de la actuación los supuestos de hecho
de las normas consagratorias de los efectos jurídicos pretendidos.
El artículo 177 del Código de Procedimiento Civil, así como el primer inciso
del artículo 167 del Código General del Proceso, consagran el principio del
onus probandi, prescribiendo que incumbe a las partes la carga de la prueba
14
Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso Administrativo. Sección Segunda. Subsección B. Consejera
Ponente Dra. Bertha Lucia Ramírez de Páez. Bogotá D.C., veintisiete (27) de mayo de dos mil diez (2010).
Radicación No. 25000-23-25-000-2001-03688-01(8112-05).
37
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
de los supuestos de hecho de las normas que consagran el efecto jurídico que
ellas persiguen.
Sobre la importancia del principio de la carga de la prueba se pronuncia
Hernando Devis Echandía15, en su obra de derecho probatorio, destacando las
siguientes notas características de la noción:
Características esenciales de la regla sobre la carga de la prueba.
…
a) Forma parte de la teoría general de aplicación del derecho. Esta
característica resulta evidente si se piensa que, precisamente, permite al
juez decidir de fondo sobre la actuación del derecho sustancial en el caso
concreto, cuando falta la prueba de los hechos que constituyen su
presupuesto.
b) Es una regla general para toda clase de procesos…
c) Contiene una regla de juicio para el juez y una pauta para la actividad
probatoria de las partes. La primera permite y ordena al juez decidir de
fondo, a falta de prueba o certeza sobre los hechos, prohibiendo el non
liquet; la segunda les señala a las partes los hechos cuya prueba les
interesa que sea practicada y que, por consiguiente, les conviene aportar o
pedirle al juez que la practique…
d) No determina quién debe llevar la prueba, sino quién asume el riesgo de
que no se produzca. …
e) Debe ser una regla objetiva consagrada en la ley…
f) Su aplicación constituye una cuestión de derecho. …
g) Debe apreciarse con un criterio objetivo. Los casos de dificultad,
imposibilidad y obstrucción de la prueba. Como resultado lógico de las dos
anteriores características, el juzgador toma de la ley el criterio para la
distribución de la carga y la aplicación de las consecuencias de la falta de
certeza, sin que las circunstancias especiales de las partes ni la dificultad
en obtener la prueba, lo determinen ni modifiquen. …
h) Es una regla sustitutiva o sucedánea de la prueba y, por lo tanto, eventual.
Esto es consecuencia de la regla de juicio que en ella se contiene, para
regular la decisión cuando falta la prueba; si ésta es suficiente, aquélla no
puede tener aplicación. Se dice, por esto, que distribuye la falta de certeza y
que es una regla para decidir sobre el hecho incierto o desconocido, pero
no es sustitutiva de la actividad probatoria de la parte gravada con la
carga, sino de la prueba considerada objetivamente, cualquiera que sea su
origen; porque, como hemos dicho, al juez sólo le interesa saber si existe la
prueba, siéndole indiferente quién la haya aportado. La prueba allegada al
proceso no tiene dueño y produce sus efectos respecto de todas las partes y
sus pretensiones o excepciones; esto se conoce como principio de la
comunidad o adquisición de la prueba. Sólo cuando falta la prueba debe el
juez examinar a quién correspondía suministrarla, para aplicar en su
contra las consecuencias sustánciales; es decir, que con ella no se
distribuye la prueba, sino la consecuencia de la falta de prueba o certeza.
…
15
TEORÍA GENERAL DE LA PRUEBA JUDICIAL. Tomo I páginas 440 y s. s. Primera Edición. Editorial
Biblioteca Jurídica DIKE. 1989. HERNANDO DEVIS ECHANDÍA.
38
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Radicado:
Instancia:
i)
j)
k)
l)
m)
n)
o)
p)
Sólo se aplica por el juez a hechos alegados y controvertidos (Lo segundo,
si la ley admite la prueba de confesión) y no exentos de prueba. El juez debe
basar su decisión en los hechos alegados por las partes, en la oportunidad
que la ley procesal señala, pues de lo contrario incurre en incongruencia en
relación con la causa petendi; por lo tanto, los hechos que no hayan sido
alegados en alguna de esas oportunidades, son ajenos al debate, su prueba
no interesa, es indiferente que falte y no pueden dar lugar a que el juez
aplique la regla de juicio para sustituirla. …
Su influencia se extiende a todo el proceso, pero se aplica por el juez en el
momento de decidir. Lo primero en cuanto estimula y orienta la actividad
probatoria de las partes, ya que contribuye a determinar su legitimación
para la prueba y guarda estrecha relación con sus afirmaciones (aspecto
subjetivo y concreto); lo segundo, porque su fin primordial es permitir la
decisión de fondo cuando la prueba no otorga la necesaria certeza. …
Regla la premisa menor del llamado silogismo judicial. Esto es, se refiere a
los hechos del proceso que deben corresponder a los contemplados en la
norma sustancial como presupuestos para su aplicación.
Es independiente del sistema de valoración de las pruebas y de los deberes
de veracidad, lealtad y probidad que tiene las partes. …
Se determina no sólo por la situación inicial del proceso, sino por
circunstancias posteriores. …
Tiene aplicación no sólo a las cuestiones sustanciales discutidas en el
proceso, sino también a otras de carácter procesal. …
Se diferencia del objeto y del tema o necesidad de la prueba.
Está consagrada entonos los códigos sustanciales y de procedimiento,
expresa o implícitamente. …”
Resulta de todo lo dicho que tanto la parte demandante como la interviniente
ad excludendum no pudieron demostrar sus respectivos intereses en las
pretensiones o su derecho a las mismas, y por lo tanto no asiste vocación de
prosperidad a ninguna las pretensiones incoadas por cada una de las partes
que disputaron el derecho a la sustitución pensional.
4.-
La condena en costas.
De conformidad con lo establecido en el artículo 188 del Código de
Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, en
armonía con lo preceptuado en el artículo 392 del Código de Procedimiento
Civil, como las pretensiones no prosperaron, se condena en costas a la parte
demandante y a la interviniente ad excludendum, las que serán liquidadas por
la Secretaría de esta Corporación.
Así mismo, conforme se estipula en el numeral 2º del artículo 392 del C.P.C.,
modificado por el artículo 19 de Ley 1395 de 2010, se fijan las
correspondientes agencias en derecho, las cuales corresponderán a la suma de
un millón cuarenta y ocho mil novecientos setenta y un pesos ($1’048.971) equivalente al 1% de las pretensiones negadas acorde a la estimación
39
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
Radicado:
Instancia:
razonada de la cuantía efectuada por la parte actora-, valor que no supera el
límite que estipula el artículo 6º Acuerdo 1887 de 2003 emanado del Consejo
Superior de la Judicatura -Sala Administrativas- por medio del cual se
establece la tarifa de agencias en derecho, la cual será sufragada por partes
iguales entre la parte demandante y la interviniente ad excludendum.
En mérito de lo expuesto, EL TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE
ANTIOQUIA, SALA SEGUNDA DE ORALIDAD, administrando justicia
en nombre de la República y por autoridad de la ley,
F A L L A:
PRIMERO.-
NIÉGANSE las súplicas de la demanda.
SEGUNDO.SE CONDENA EN COSTAS a la parte demandante y a la
interviniente ad excludendum, las que serán liquidadas por la Secretaría de
esta Corporación y se fija como agencias en derecho la suma de un millón
cuarenta y ocho mil novecientos setenta y un pesos ($1’048.971), la cual será
sufragada por partes iguales entre la parte demandante y la interviniente ad
excludendum.
TERCERO.-
En firme este proveído, archívese la actuación.
CÓPIESE, NOTIFÍQUESE, COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE
Discutido y Aprobado en Sala de la fecha Acta Nº 136
LOS MAGISTRADOS,
GONZALO ZAMBRANO VELANDIA
GLORIA MARÍA GÓMEZ MONTOYA
-Ausente con permiso40
Referencia:
Demandantes:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO -LABORALZORAIDA AMPARO BEDOYA MEJÍA
UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTIÓN PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL -UGPP05001233300020120082500
PRIMERA
BEATRIZ ELENA JARAMILLO MUÑOZ
41
Descargar

MEDELLÍN, VEINTIOCHO (28) DE NOVIEMBRE DE DOS MIL CATORCE (2014) Referencia: