DECRETO 16
de 6 de noviembre de 2002
Por el cual se adopta el Reglamento Interno del Tribunal Electoral
El Tribunal Electoral
en uso de sus facultades constitucionales, legales y reglamentarias
CONSIDERANDO:
Que el Reglamento Interno del Tribunal Electoral data de 1979, año desde el
cual ha sufrido diecisiete modificaciones mediante sendos Decretos;
Que es preciso hacer una revisión integral de dicho Reglamento Interno, a
objeto de modernizar su normativa para que se adapte a los avances
administrativos, técnicos y legales;
Que para la buena marcha del Tribunal Electoral, es indispensable una
adecuada reglamentación de las disposiciones organizativas, disciplinarias,
del trámite de acciones de recursos humanos y en especial, de los derechos,
deberes y responsabilidades de los servidores públicos;
Que en la actualidad se requiere un instrumento administrativo que
desarrolle y regule una adecuada comprensión de tales derechos, deberes y
responsabilidades por parte de los servidores públicos, tanto subalternos
como directivos;
Que es necesario adoptar un reglamento interno que propicie una verdadera
conciencia de la misión en los servidores públicos del Tribunal Electoral y
que constituya un medio eficaz para encausar la marcha de la administración
de la institución y resolver los problemas prácticos que a diario se presentan.
DECRETA:
ARTÍCULO 1: Se adopta el siguiente Reglamento Interno aplicable al
Tribunal Electoral:
REGLAMENTO INTERNO
TÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES
Capítulo I
MISIÓN, VISIÓN Y OBJETIVOS DEL TRIBUNAL ELECTORAL
Artículo 1: De la misión. La misión del Tribunal Electoral es:
En materia de registro civil, dirigir, vigilar y fiscalizar la inscripción de
hechos vitales, defunciones, naturalización y demás hechos y actos jurídicos
relacionados con el estado civil de las personas.
En materia de cedulación, expedir la cédula de identidad personal.
En materia de organización electoral, garantizar la honradez y eficacia del
sufragio popular.
En materia penal, administrar la justicia penal electoral.
En materia de naturalización, participar en los trámites de conformidad con
la Ley.
Artículo 2: De los objetivos. Los objetivos de la Institución son:
Efectuar las inscripciones de nacimientos, matrimonios, defunciones,
naturalizaciones y demás hechos y actos jurídicos relacionados con el estado
civil de las personas y hacer las anotaciones procedentes en las respectivas
inscripciones.
Expedir la cédula de identidad personal.
Reglamentar la Ley Electoral, interpretarla, aplicarla y conocer de las
controversias que origine su aplicación.
Sancionar las faltas y delitos contra la libertad y pureza del sufragio de
conformidad con la Ley.
Levantar el Censo y Registro Electoral.
Organizar, dirigir, fiscalizar el registro de electores y resolver las
controversias, quejas y denuncias que al respecto ocurrieren.
Tramitar los expedientes de las solicitudes de migración y naturalización.
Nombrar los miembros de las corporaciones electorales, en las cuales se
deberá garantizar la representación de los partidos políticos legalmente
constituidos.
Dirigir el proceso de reconocimiento y extinción de los partidos políticos;
todas las etapas de la planificación y organización de las elecciones
generales y consultas populares, así como la administración del subsidio
estatal a los partidos políticos y candidatos de libre postulación.
Artículo 3: De la visión. La visión de la institución es:
Buscar permanentemente la excelencia, a través de la capacitación e
innovación tecnológica, utilizando eficiente y eficazmente los recursos
disponibles, para satisfacer la demanda de los servicios que brinda pero
proveyendo soluciones en función de las necesidades y limitaciones de la
población.
Capítulo II
OBJETIVOS Y CAMPO DE APLICACIÓN DEL REGLAMENTO
INTERNO
Artículo 4: Del objetivo del reglamento interno. El presente Reglamento
Interno tiene por objeto facilitar una administración coherente y eficiente del
recurso humano, a través de un conjunto de prácticas y normas aplicables a
todos los servidores del Tribunal Electoral con motivo de la relación laboral.
Artículo 5: Del campo de aplicación del reglamento interno. Todo aquel
que acepte desempeñar un cargo en el Tribunal Electoral por nombramiento
o por contratación, ya sea de manera indefinida o eventual, quedará sujeto al
cumplimiento de las disposiciones y procedimientos establecidos en este
Reglamento Interno.
Capítulo III
LA ORGANIZACIÓN
Artículo 6: De la estructura organizativa. Para el logro de sus fines y
objetivos, el Tribunal Electoral cuenta con la estructura organizativa y
funcional debidamente aprobada, descrita en el siguiente
organigrama:Artículo 7: De las modificaciones a la estructura
organizativa. La Sala de Acuerdos determinará la estructura organizativa y
funcional, con las unidades administrativas que sean necesarias para lograr
los objetivos y fines institucionales.
Los cambios y modificaciones que se introduzcan a la estructura
organizativa se formalizarán por decreto que emita la Sala de Acuerdos.
Artículo 8: De la autoridad nominadora. Los Magistrados en su
condición de autoridad nominadora, tendrán a su cargo la misión de
supervisar el cumplimiento de este reglamento en todas sus dependencias y
las que se creen en el futuro, de acuerdo con las necesidades del servicio.
Artículo 9: De la Dirección Ejecutiva. El Tribunal Electoral tendrá un
Director (a) Ejecutivo (a) Institucional, que refrendará con su firma todas
las actuaciones administrativas de los Magistrados, es la responsable del
seguimiento de las decisiones de la Sala de Acuerdos y Secretario (a) de la
Sala y del Consejo Nacional de Partidos Políticos.
Artículo 10: De la Secretaría General. El Tribunal Electoral tendrá un (a)
Secretario (a) y un Subsecretario (a) General, quien refrendará con su firma
todas las actuaciones jurisdiccionales de la Institución y llevarán la
documentación relacionada con los partidos políticos y servirá de órgano
receptor de toda la correspondencia que reciba la institución, con excepción
de las que corresponden a las Direcciones del Registro Civil, Cedulación y
Organización Electoral.
Artículo 11: De los directores. Al frente de cada unidad administrativa de
mando superior estará un Director (a) y un Subdirector (a) quienes velarán
por el estricto cumplimiento de las labores de sus subalternos dentro de un
marco de eficiencia y disciplina. Desempeñarán las funciones de dirección,
coordinación y supervisión propias del cargo.
Artículo 12: De los canales de comunicación. El canal regular de
comunicación entre la autoridad nominadora y las diferentes unidades
administrativas de mando superior será a través de sus respectivos
Directores. La comunicación entre estos últimos y los subalternos será a
través de los jefes de unidades administrativas de mandos medios (jefes de
departamento).
Artículo 13: De los jefes. Los servidores públicos que ejerzan supervisión
de personal, además de la responsabilidad de cumplir con las funciones
propias de su cargo, tienen la obligación de mantener un alto nivel de
eficiencia, moralidad, honestidad y disciplina entre los funcionarios
subalternos. También serán responsables de asignarles por escrito las
funciones inherentes a sus cargos y velar por el uso racional de los recursos
disponibles.
Artículo 14: De las relaciones entre jefe y subalterno. Todo superior
jerárquico deberá tratar a sus subalternos con respeto y cortesía, y lo propio
harán los subalternos para con sus superiores. En consecuencia, el jefe de
una unidad administrativa no podrá dar órdenes ni sancionar a un
funcionario de otra unidad administrativa. Cualquier iniciativa en este
sentido deberá canalizarse a través del jefe inmediato del funcionario
respectivo.
Capítulo IV
RESPONSABILIDADES Y TRABAJOS
Artículo 15: De los planes de trabajo. Los jefes de departamento deberán
preparar dentro de los primeros 15 días del mes de enero, el plan de trabajo
anual de su departamento con las actividades y duración de las mismas.
Artículo 16: Del informe de gestión. Los jefes de departamento deberán
entregar a la Dirección respectiva, un informe mensual de la labor realizada
en su Departamento, indicando dificultades y sugerencias de relevancia.
Artículo 17: De la formalidad de los actos administrativos. Todos los
servidores públicos que ejerzan supervisión sobre otros funcionarios están en
la obligación de formalizar cualesquiera actos administrativos que afecten la
situación, condición o status del servidor público en el ejercicio de sus
funciones.
Artículo 18: Del estado de los trabajos. Los servidores públicos que se
separen de su puesto de trabajo en forma temporal por efectos de licencia,
vacaciones y otras ausencias prolongadas, deberán presentar previamente a
su separación, un informe escrito al superior inmediato del estado de los
trabajos que tenga pendientes o estén en ejecución.
Artículo 19: Del uso del carné de identificación.
El carné de
identificación es de uso obligatorio para todos los servidores del Tribunal
Electoral. Debe llevarse en lugar visible, en la parte superior del vestido
para que facilite la identificación del servidor público. En ningún caso el
portador del carné está facultado para utilizarlo en funciones diferentes o
ajenas a las del cargo asignado.
Capítulo V
EL EQUIPO Y MATERIALES DE LA INSTITUCIÓN Y SU USO
Sección 1
El equipo de oficina y su uso
Artículo 20: Del cuidado del mobiliario y equipo. El servidor público
deberá tomar las precauciones necesarias, a fin de evitar el deterioro o
destrucción del mobiliario y equipo que esté a su cargo, y propiciar igual
acción por parte de sus compañeros. El pago de los daños que sufra el
mobiliario y equipo, correrá por cuenta del servidor público, si se comprueba
su responsabilidad por culpa o negligencia.
Artículo 21: Del uso del correo electrónico. El uso de esta herramienta de
trabajo será sólo para asuntos oficiales. Queda prohibido el uso del correo
electrónico para fines no oficiales. Se exceptúan los magistrados y los
directores y subdirectores nacionales y provinciales, quienes podrán usarlo
para su correspondencia privada, siempre que la misma no riña con la moral
y las buenas costumbres.
Artículo 22: Del uso de sobres y papelería oficial. Para la correspondencia
oficial, se deberán usar los sobres y papeles con membretes. Su uso para
fines no oficiales queda prohibido.
Artículo 23: Del uso del teléfono. El uso del teléfono para llamadas
personales debe ser breve y se llevará un control de las mismas. Las
llamadas oficiales de larga distancia nacionales o internacionales se
limitarán a los casos cuya urgencia así lo requiera, previa autorización.
El uso abusivo de los teléfonos oficiales para llamadas de carácter personal,
se considerará un acto de indisciplina y se sancionará conforme a los
artículos de este reglamento.
Sección 2
Transporte
Artículo 24: Del uso de los vehículos oficiales de la institución. Los
vehículos del Tribunal Electoral (terrestres, fluviales o marítimos) solamente
podrán transitar durante la jornada de trabajo vigente. Cuando se haga
necesario el tránsito de un vehículo oficial fuera de la jornada regular de la
Institución, requerirá portar un salvoconducto que autorice su circulación.
Artículo 25: De los que pueden conducir vehículos. Sólo podrán conducir
los vehículos al servicio del Tribunal Electoral los servidores previamente
autorizados.
Artículo 26: De las personas que pueden ser transportadas. Los
vehículos al servicio del Tribunal Electoral son de uso estrictamente oficial;
por lo tanto, queda prohibido transportar personas y objetos ajenos a las
labores propias de la Institución, a menos que se trate de casos de urgencia
o que tengan relación directa con la misión que se ejecuta.
Artículo 27: De la custodia del vehículo. Todo vehículo oficial deberá
guardarse en el área asignada para estacionamiento del Tribunal Electoral.
Durante las misiones oficiales, fuera del área habitual de trabajo, el vehículo
deberá guardarse en las instalaciones de la institución del sector público más
cercanas al lugar donde pernocta el encargado de la misión oficial o, en su
defecto, en un sitio con adecuada seguridad.
Artículo 28: De las condiciones del vehículo. El conductor del vehículo
velará por el mantenimiento y buen funcionamiento mecánico y aseo del
vehículo que el Tribunal Electoral le ha confiado.
Artículo 29: De los daños en hechos de tránsito. El servidor informará lo
más pronto posible al superior jerárquico sobre cualquier accidente de
tránsito en que se vea involucrado, dejando constancia escrita. El servidor
público que conduzca vehículos de la Institución, será responsable de los
daños ocasionados por hechos de tránsito, siempre que le sea demostrada su
culpabilidad, independientemente de las responsabilidades penales y civiles.
Artículo 30: Del registro de los vehículos. Todo vehículo de propiedad
del Tribunal Electoral deberá mantener un registro actualizado, de suerte que
pueda conocerse en cualquier momento las distancias recorridas, el
combustible que utiliza, la placa de circulación, el conductor que lo maneja,
el revisado de cada año, y su registro de mantenimiento.
Artículo 31: Del uso de otros medios de transporte. En los casos en que el
Tribunal Electoral no pueda proveer vehículo oficial al servidor público,
para el cumplimiento de misiones oficiales o en los casos en que sea más
conveniente, pagará al servidor el equivalente a las tarifas establecidas para
el uso de transporte selectivo.
Capítulo VI
CONFIDENCIALIDAD, SOLICITUD DE DATOS Y DE SERVICIOS
Artículo 32: De la confidencialidad. Serán considerados confidenciales los
informes que reposen en los archivos, los resultados de las intervenciones,
los datos y demás documentos similares, hasta tanto su divulgación no sea
autorizada por la Sala de Acuerdos.
Para los efectos del presente artículo, se considera que un dato confidencial
ha sido divulgado cuando, mediante intención o descuido por parte del
servidor, dicho dato llega a conocimiento de otras personas no autorizadas
para conocerlo. El servidor que divulgare un dato considerado confidencial
será destituido de su cargo, sin perjuicio de la responsabilidad que le apareja
el Artículo 166 del Código Penal.
Artículo 33: De la solicitud de datos. Ningún servidor público puede
solicitar datos o informaciones que no sean de su competencia, sin
autorización previa de su superior inmediato y sin una credencial que lo
identifique como servidor del Tribunal Electoral.
Artículo 34: Clase de datos o servicios. Las solicitudes de datos o servicios
pueden ser regulares o especiales.
Artículo 35: De las solicitudes regulares. Son solicitudes regulares las que
por su naturaleza pueden ser atendidas mediante los trabajos normales que
realiza la Dirección, Departamento o Sección, si no suponen la alteración del
calendario de trabajo. Pueden ser autorizadas por el Jefe de Sección,
Departamento o Dirección.
Artículo 36: De las solicitudes especiales. Son solicitudes especiales
aquellas cuya atención demanden trabajos no contemplados en los
programas o que supongan la alteración del calendario de trabajo y las
mismas deberán ser autorizadas previamente por un Magistrado, el (la)
Secretario (a) General, el Director (a) Ejecutivo (a) Institucional, según la
importancia y magnitud del trabajo y el tipo de información a suministrar.
Artículo 37: Del cobro de las solicitudes especiales. La atención de una
solicitud especial, podrá causar el cobro del trabajo y de los materiales
necesarios.
Cuando se soliciten certificaciones o constancia de datos o información que
reposen en los archivos de la Institución, los mismos serán expedidos por el
servidor público responsable de su certificación.
Artículo 38: De la solicitud de servicios. El servidor público será
responsable de brindar el servicio que según su cargo le corresponda, y
deberá velar para que el mismo se brinde de manera ininterrumpida sin
afectar las solicitudes y requerimientos.
TÍTULO II
ADMINISTRACIÓN DE RECURSOS HUMANOS
Capítulo I
ACCIONES DE RECURSOS HUMANOS
Artículo 39: Del procedimiento en las acciones de recursos humanos. Las
acciones de recursos humanos se aplicarán de conformidad con los manuales
de procedimientos establecidos.
Artículo 40: Del manual de clases ocupacionales. Los puestos de trabajo
de la institución atenderán a la naturaleza de las tareas y los requerimientos
mínimos para la ocupación de los cargos, cuya descripción deberá estar
consignada en el Manual de Clases Ocupacionales del Tribunal Electoral.
Artículo 41: Del requerimiento de personal. La autorización para ocupar
una vacante será responsabilidad de la autoridad nominadora.
Artículo 42: Del ascenso. El servidor público de Carrera tendrá la
oportunidad de ocupar a través de concurso, otro puesto de mayor
complejidad, jerarquía y remuneración. Los ascensos se fundamentarán en
las disposiciones establecidas para este fin.
Artículo 43: Del nombramiento. Toda persona que aspire a ser nombrada
en el Tribunal Electoral, deberá cumplir con los siguientes requisitos:
Ser de nacionalidad panameña;
Poseer la capacidad física y psíquica propia para el desempeño del cargo;
Poseer antecedentes de buena conducta pública;
Haber comprobado poseer las aptitudes técnicas de acuerdo a los
formularios y pruebas de aptitud que deberá presentar ante la Dirección de
Recursos Humanos;
Ser idóneo para el cargo que así lo requiera;
No estar inscrito en partido político alguno.
Artículo 44: De la toma de posesión. Ningún servidor del Tribunal
Electoral, podrá ejercer el cargo para el cual ha sido asignado o ascendido,
hasta tanto no se formalice su nombramiento o ascenso, atendiendo los
procedimientos respectivos. Para los efectos fiscales, la remuneración se
hará efectiva, a partir de la fecha de toma de posesión y en ningún caso
tendrá efecto retroactivo.
El servidor público del Tribunal Electoral, una vez haya tomado posesión
del cargo, será objeto del proceso de inducción; y corresponde al superior
inmediato del servidor suministrarle las funciones básicas e instrucciones
específicas del cargo a desempeñar.
Artículo 45: Del período de prueba. El servidor público que tome posesión
en el Tribunal Electoral, ya sea por ingreso o ascenso en un puesto, ocupará
el cargo provisionalmente, hasta tanto pase satisfactoriamente el período de
prueba, el cual no será menor de tres, ni mayor de seis meses, según el
cargo. Durante el período de prueba, el Jefe de la unidad administrativa
donde haya sido asignado el nuevo servidor lo evaluará y podrá recomendar
la separación del servidor de su cargo, si en la práctica demuestra:
Que carece de idoneidad necesaria para el ejercicio del cargo;
Que no cumple con las obligaciones que le impone el cargo;
Que existe alguna otra causa, debidamente razonada, que lo justifique.
Articulo 46: De la estabilidad del servidor público. El servidor del
Tribunal Electoral, una vez finalice y apruebe el período de prueba adquirirá
estatus de relación de trabajo por tiempo indefinido, solamente si ocupa una
posición en la estructura de la planilla permanente. Su permanencia en el
cargo estará condicionada a la competencia, lealtad y moralidad en el
servicio. El Tribunal Electoral proveerá lo conducente a fin de que el
personal de la Institución sea incorporado a la Carrera Electoral, para lo cual
hará la clasificación adecuada de todos los servidores y realizará las pruebas
y exámenes de rigor.
Solamente los funcionarios incorporados a la
carrera electoral tendrán estabilidad en su cargo y en los términos de la ley
que la regule.
Artículo 47: De la movilidad laboral. Los servidores públicos del Tribunal
Electoral, estarán sujetos a las disposiciones establecidas de movilidad
laboral, de conformidad a necesidades comprobadas.
Artículo 48: Del traslado. El servidor público del Tribunal Electoral, podrá
ser trasladado del cargo que ocupa, hacia otro puesto del mismo nivel, de
igual complejidad, jerarquía y remuneración, conforme a las disposiciones
establecidas, siempre que medien las siguientes causas:
Solicitud del funcionario con el informe favorable del jefe inmediato de la
oficina donde presta servicios, del jefe de la oficina que haya de recibirlo y
la aprobación de los Directores respectivos.
Por razones de servicio, determinadas por el jefe superior respectivo. El
traslado por razones de servicio no deberá hacer imposible o más oneroso el
desempeño del cargo.
Los traslados que se autoricen no eximirán al servidor trasladado de las
medidas disciplinarias a las cuales se hubiese hecho acreedor en su anterior
posición y que hubiesen sido previamente solicitadas por su jefe inmediato.
Artículo 49: De la evaluación del desempeño. Todo funcionario del
Tribunal Electoral, independientemente de si ocupa una posición permanente
o eventual, estará sujeto a una evaluación del desempeño la cual será
aplicada por lo menos una vez al año de acuerdo a las disposiciones
establecidas, utilizando para ello el formulario que para tal efecto diseñará
la Dirección de Recursos Humanos. Habrá tres calificaciones a saber:
sobresaliente, satisfactorio y deficiente; y se basará en los siguientes
elementos de juicio:
Calidad de Trabajo
Cantidad de Trabajo
Interés demostrado
Conducta Observada
Relaciones Humanas
Capacidad directiva (Directores, Jefes de Departamento o Sección)
Artículo 50: El resultado de la evaluación. El resultado de la evaluación
del servidor deberá ponerse en su conocimiento en forma privada para
cualquier reclamo de su parte y será incorporada al historial del servidor con
el fin de que sea considerada para cualquier aumento, distinción, o sanción a
que se haga acreedor, según el caso. Los resultados de las reclamaciones , si
hubiere, también serán incorporados a su historial.
Artículo 51: De la capacitación. El Tribunal Electoral brindará
oportunidades de formación y desarrollo a los servidores públicos a través de
la capacitación interna o externa, nacional o internacional, conforme a las
necesidades detectadas y según criterio de selección y procedimientos
establecidos.
Artículo 52: De los incentivos. El servidor del Tribunal Electoral, tiene
derecho a los programas de incentivos, bienestar laboral y a recibir los
beneficios de aquellos programas que desarrolle la Institución.
Capítulo II
ASISTENCIA Y PUNTUALIDAD
Sección 1
El horario
Artículo 53: Del horario de trabajo. La jornada regular de trabajo de todas
las dependencias del Tribunal Electoral, será de lunes a viernes y el horario
será el siguiente:
De 8:00 a.m. a 4:00 p.m.; con excepción de las Direcciones del Registro
Civil y Cedulación con sede en la ciudad de Panamá, donde se atenderá al
público de: De 7:00 a.m. a 3:00 p.m.; al igual que las Oficinas Provinciales
de la provincia de Darién cuyo horario será de 8:00 a.m. a 12:00 m. y de
2:00 p.m. a 5:00 p.m.
En todo caso, corresponde a la Sala de Acuerdos fijar y adoptar horarios
especiales para oficinas especiales o para determinado tipo de trabajo,
cuando las necesidades del servicio así lo exijan, siempre que se cumpla con
el tiempo mínimo establecido.
El servidor público de otra dependencia del Estado que preste servicio en
esta Institución, se regirá por el horario de trabajo que se le establezca.
Artículo 54: Del horario de almuerzo. El Tribunal Electoral dispondrá de
dos turnos para almorzar, de 45 minutos cada uno; así:
De 11:45 a.m. a 12:30 p.m.
De 12:30 p.m. a 1:15 p.m.
Corresponderá a los Directores Sustantivos y a los Nacionales, a los Jefes de
Departamento y Secciones, determinar las unidades que se acojan a cada
turno y tendrán la responsabilidad de velar, porque los servidores públicos
cumplan con el horario establecido para el almuerzo en forma escalonada y
de manera que no se interrumpa el servicio al público durante el mismo.
Artículo 55: Del registro de asistencia y puntualidad. El servidor público
estará obligado a registrar su asistencia. Para ello, personalmente registrará
en su respectiva tarjeta o a través del mecanismo de control de asistencia que
se diseñe, la hora de inicio y de finalización de labores de cada día. Los
servidores que procedan en contravención del presente artículo, se harán
acreedores a que su superior jerárquico aplique o recomiende la imposición
de las sanciones según el caso.
Se exceptúa del registro de asistencia y puntualidad al servidor que la Sala
de Acuerdos autorice, en atención al cargo que desempeña y los servicios
que presta. No obstante, sus ausencias deberán comunicarlas a la Dirección
de Recursos Humanos.
Artículo 56: De la omisión de registrar la entrada o salida de su área
laboral. El servidor público que omita registrar la entrada o la salida tendrá
que justificar esta omisión, y de no hacerlo, incurrirá en falta administrativa.
De ser justificada, el jefe inmediato registrará la hora omitida y refrendará la
acción, pero no se permitirán más de dos olvidos en un mes.
Artículo 57: Del abandono del puesto de trabajo anterior a la hora
establecida de finalización de labores. El servidor público que abandone
su puesto de trabajo con anterioridad a la hora establecida de finalización de
labores, sin la autorización del jefe inmediato, incurrirá en falta
administrativa. El servidor de la Institución que abusando del hecho de que
no tiene que marcar la tarjeta o firmar la lista de asistencia, se le compruebe
que sale de la oficina sin autorización, antes de finalizada la jornada de
trabajo, se hará acreedor a sanciones por indisciplina y quedará obligado a
marcar la tarjeta o firmar la lista de asistencia.
Artículo 58: Custodia, pérdida o extravío de la tarjeta de marcar
asistencia. Los servidores de la Institución, después de marcar su tarjeta
de tiempo, deben dejarla en el casillero respectivo. Bajo ninguna
circunstancia el servidor debe llevar consigo la tarjeta de tiempo. Los que lo
hicieren se harán acreedores a la sanción que prescribe este reglamento. Con
igual pena, serán sancionados los que no denuncien oportunamente la
pérdida o extravío de su tarjeta de tiempo.
Artículo 59: Registro de tiempo no trabajado. El registro de un tiempo no
trabajado dará lugar a que se solicite la sanción disciplinaria de los que en
forma dolosa intervinieron en el caso.
Sección 2
Las tardanzas
Artículo 60: De las tardanzas. Se considerará tardanza la llegada del
servidor público al puesto de trabajo después de cinco minutos de la hora de
entrada establecida en la jornada laboral. El jefe inmediato velará por la
concurrencia puntual del servidor público al puesto de trabajo. Las tardanzas
se computarán cada mes calendario y se sancionarán así:
Por cada cinco (5) tardanzas de seis (6) a veinticuatro (24) minutos, se
sancionará al servidor con medio día de descuento.
Por acumular en dos meses consecutivos ocho (8) tardanzas, se sancionará al
servidor con medio día de descuento.
Por cada dos (2) tardanzas mayores de veinticinco (25) minutos, se
sancionará al servidor con medio día de descuento.
El servidor público reincidente en cualquiera de las faltas descritas, dentro
de un período de seis (6) meses, será suspendido de su cargo por tres (3)
días. La segunda reincidencia dentro del mismo período dará lugar a la
destitución.
Las tardanzas mayores de hora y media después de la hora de inicio de
labores se considerarán como ausencia.
Artículo 61: De las tardanzas justificadas. Los servidores públicos
deberán justificar sus tardanzas ante su jefe inmediato.
Se considerarán tardanzas justificadas aquellas generadas por sucesos que, a
juicio del jefe respectivo, puedan afectar en forma general a los servidores
públicos, como huelgas de transporte, fuertes lluvias o algún suceso
imprevisto o extraordinario. También las que se originen del cumplimiento
de citas para recibir atención médica a nivel personal. En caso de tardanzas
justificadas por citas médicas se presentará la constancia correspondiente.
Sección 3
Las ausencias
Artículo 62: De las ausencias. La ausencia es la no concurrencia del
servidor público a su puesto de trabajo, así como también el hecho de no
registrar la entrada o salida del trabajo. La ausencia puede ser justificada o
injustificada.
Artículo 63: De las ausencias justificadas. El servidor público podrá
ausentarse justificadamente de su puesto de trabajo, por un período
determinado, con la autorización correspondiente, por razón de permisos,
licencias, tiempo compensatorio reconocido, separación del cargo o
vacaciones.
Artículo 64: De las ausencias injustificadas. Se considerarán ausencias
injustificadas cuando el servidor público se ausente de manera temporal o
por tiempo definido de su puesto de trabajo sin la debida justificación. Cada
ausencia injustificada conlleva el descuento de salario correspondiente.
La ausencia injustificada en lunes o viernes o el día siguiente o anterior de
un feriado, o día de pago, dará lugar a dos días adicionales de suspensión sin
derecho al salario correspondiente.
Dos días de ausencias consecutivas injustificadas darán lugar a una
suspensión de cinco días de trabajo sin derecho a salario. La reincidencia
dentro de un año dará lugar a la destitución del infractor.
Si la ausencia injustificada se extiende a tres días consecutivos, se podrá
ordenar la separación definitiva del puesto, por incurrir en abandono del
cargo.
Sección 4
Ausencias justificadas por permisos
Artículo 65: De las ausencias justificadas con permisos. El servidor
público podrá ausentarse con permiso hasta 18 días al año (144 horas
laborables) y la utilización de este tiempo será coordinada con su superior
inmediato.
Las ausencias justificadas con permisos podrán ser por :
1. Enfermedad del servidor público hasta quince (15)
días laborables al año.
Duelo por muerte del padre, madre, hermanos, hijos y cónyuge, hasta por
cinco días laborables.
Duelo por muerte de abuelos, nietos, suegros, yernos y nueras, hasta por tres
días laborables.
Duelo por muerte de tíos, sobrinos, primos y cuñados hasta por un día
laborable.
Matrimonio hasta por cinco días laborables.
Citaciones oficiales, cuando el servidor es citado oficialmente para
comparecer ante cualquier tribunal u organismo administrativo, al igual que
cuando sean escogidos para servir de jurados de conciencia, tendrán derecho
al permiso mientras dure la misión.
Para ausentarse del puesto de trabajo, durante las horas laborables, el
servidor deberá obtener la autorización y refrendo del jefe inmediato y
registrar la hora de salida y de regreso en el formulario destinado para estos
casos.
Artículo 66: Del trámite para ausencias justificadas con permiso. El
servidor público que no pueda asistir puntualmente a su puesto de trabajo
deberá informar a su jefe inmediato a más tardar una hora después de la hora
establecida para el inicio de labores, indicando el motivo de la ausencia.
De existir impedimento justificable para tal comunicación, la misma debe
hacerse a la menor brevedad o a su regreso a la oficina y debe presentar
excusa ante el superior inmediato; de lo contrario se le considerará la
ausencia como injustificada.
Artículo 67: De la justificación de ausencia por enfermedad. Toda
ausencia por enfermedad que no sea superior a dos días no requerirá
certificado médico. Las ausencias superiores a dos días a que se tiene
derecho por enfermedad, requerirán certificado médico. Las ausencias por
enfermedad se descontarán de los quince días (15) de licencia con sueldo a
que tiene derecho todo servidor de acuerdo a la ley. Agotados estos quince
(15) días, el servidor deberá acogerse a los beneficios de la Caja de Seguro
Social.
Artículo 68: De la justificación de ausencia anterior o posterior a fines
de semana, días feriados, de fiesta o duelo nacional establecidos, en días
de pagos y en días posteriores al pago. El servidor público que se ausente
en días lunes o viernes o en día anterior o posterior a días feriados, de fiesta
o de duelo nacional establecidos, en días de pago y en días posteriores al
pago deberá justificar y comprobar debidamente dicha ausencia. El
incumplimiento por parte del servidor público del requerimiento señalado,
se sancionará con el descuento del salario de dos días adicionales y el que
faltó. Tres sanciones de este tipo durante un año, motivarán la suspensión
del cargo y dará lugar a la destitución.
Artículo 69: De las ausencias justificadas que deben compensarse.
concederá permiso al servidor público que sean estudiantes y docentes
universitarios, pero el tiempo correspondiente a dichas ausencias será
compensado en un plazo no mayor de tres meses, en la forma más
conveniente para la Institución y de común acuerdo con el superior
inmediato y la Dirección de Recursos Humanos.
Se
Si el servidor público llegara a excederse en los dieciocho (18) días a que
tiene derecho en el año calendario, también deberá compensar el tiempo
excedido de tiempo compensatorio reconocido o de vacaciones resueltas.
Artículo 70: De los informes de asistencia. Mensualmente es obligatorio
que cada jefe de una unidad administrativa remita a la Dirección de
Recursos Humanos, un informe que contemple las vacaciones, ausencias,
tardanzas, y permisos de los servidores públicos bajo su mando.
Sección 5
Licencias
Artículo 71: Del uso y los tipos de licencias. El servidor público tiene
derecho a solicitar licencia para ausentarse transitoriamente del ejercicio del
cargo, con conocimiento del director respectivo cumpliendo con las
reglamentaciones dictadas por la Sala de Acuerdos. Las licencias pueden ser
con o sin sueldo y las licencias especiales.
Artículo 72: De la solicitud. El servidor público dirigirá por escrito la
solicitud de licencia ante el superior inmediato quien la remitirá a la Sala de
Acuerdos, cuando corresponda, con su opinión.
El servidor público que solicite licencia, no podrá separarse de su cargo,
hasta tanto ésta no le sea concedida mediante resuelto.
Artículo 73: De las licencias sin sueldo. El servidor público tiene derecho a
licencias sin sueldo para:
Realizar trabajos que no estén directamente relacionados con las funciones
del Tribunal Electoral, pero que sean de beneficio para la educación nacional
o para el mejoramiento de la administración pública.
Prestar asistencia técnica en campos de especialización propios de las
funciones del Tribunal Electoral, hasta por un año.
Trabajar en la enseñanza, promoción, coordinación o mejoramiento de
actividades en las cuales el Tribunal Electoral tenga un interés directo por
razón de sus funciones.
Además de las especificadas en este reglamento, la Sala de Acuerdos podrá
conceder licencia sin sueldo por más de sesenta días, por otras causas que se
consideren justificadas.
Artículo 74: De las licencias con sueldo. El servidor público tiene derecho a
licencia con sueldo para:
Estudios o Becas. En los casos de becas para realizar estudios relacionados
con las funciones del Tribunal Electoral, el servidor tendrá derecho a la
licencia de acuerdo con lo que señala la ley, pero deberá obligarse a
retribuirle a la Institución con sus servicios por el doble del tiempo
concedido.
Capacitación. Cuando la Institución requiera que el servidor participe en
programas de superación profesional.
Representación de la Institución, el Estado o el país. Los servidores que
asistan, a conferencias, congresos, seminarios, competencias deportivas,
etc., dentro o fuera del país, deberán presentar un informe sobre la misión
encomendada dentro de los quince (15) días siguientes a la fecha de su
regreso a la oficina.
Cooperación Horizontal cuando sea requerido por otras organizaciones
electorales o entidades internacionales para dar asistencia técnica en el área
de su especialización para beneficio de otras organizaciones electorales.
Artículo 75: De las licencias especiales. El servidor público tiene derecho a
licencia especial por:
Riesgo profesional
Enfermedad profesional
Gravidez
El servidor público que se acoja a licencia especial deberá cumplir con las
disposiciones establecidas por la Caja de Seguro Social.
Artículo 76: De las licencias con sueldo por enfermedad. En adición a la
ausencia por enfermedad de que trata el artículo 65 de este reglamento, la
Sala de Acuerdos, podrá conceder licencia con sueldo por enfermedad de la
siguiente manera:
Hasta por quince (15) días adicionales en los casos de servidores con más
de un año y hasta tres años de antigüedad ;
Hasta de treinta (30) días adicionales en los casos de servidores con más de
tres años y hasta cinco años de antigüedad;
Hasta de cuarenta y cinco días (45) días en los casos de servidores con más
de cinco años y hasta diez años de antigüedad;
Hasta de sesenta días (60) días adicionales en los casos de servidores con
más de diez años de antigüedad.
Igualmente podrán concederse las licencias estipuladas, cuando el servidor
deba atender al cónyuge, padre, madre, hijo, hermano, u otro familiar
cercano, que se encuentre padeciendo de grave enfermedad o incapacidad
que requiera de la asistencia continua de otra persona, previa justificación de
esa circunstancia.
Para que pueda ser considerada la licencia de que trata este artículo, es
necesario que los servidores hayan demostrado buena conducta, eficacia,
asistencia y puntualidad y una evaluación del desempeño satisfactoria.
Igualmente los Director Sustantivos y los Nacionales deberán manifestar
previamente su opinión respecto a la licencia adicional.
Artículo 77: De la reincorporación. Al vencimiento de cualquiera de las
licencias, el servidor público debe reincorporarse al ejercicio de sus
funciones, el día hábil posterior al vencimiento. De no poder reincorporarse
deberá justificar la causa de su ausencia.
Artículo 78: De la renuncia a la licencia. El servidor público podrá
renunciar al derecho de disfrutar la licencia con o sin sueldo, a su voluntad,
avisando con la anticipación que señala el procedimiento técnico.
Sección 6
Vacaciones
Artículo 79: De las vacaciones. Todo servidor público tiene derecho a
treinta días anuales de vacaciones por cada once meses continuos de
servicio. Las vacaciones serán reconocidas por medio de resuelto, una vez
adquirido el derecho a disfrutarlas. Para efecto del cómputo, las vacaciones
comenzarán a contarse a partir del día de inicio de labores. Si el servidor
público ha trabajado en el Tribunal en el mes 12, es decir no ha tomado sus
vacaciones en dicho mes, los siguientes once meses consecutivos para el
cómputo de las siguientes vacaciones se comenzará a contar al inicio del
mes 12 y no del 13, y así sucesivamente.
Artículo 80: Del tiempo de vacaciones. Las vacaciones deben tomarse en
forma continua y de acuerdo a la programación anual establecida. El
servidor público que desee disfrutar de sus vacaciones, deberá solicitarle al
jefe inmediato con un mínimo de quince (15) días calendario de antelación.
En caso de necesidad, las vacaciones pueden ser fraccionadas, previo
acuerdo entre el superior inmediato y el servidor.
Debe tenerse presente que dentro de los treinta (30) días a que tiene derecho
el servidor público, hay cuatro sábados y cuatro domingos así como
posibles días feriados que deben ser contados como parte del período de
vacaciones. Igualmente no deben descontársele los días de enfermedad
comprobada que coincidan con su tiempo de vacaciones.
Artículo 81: De la continuidad en el tiempo de servicio. Para el
reconocimiento y pago de vacaciones, se computará el tiempo de servicio
prestado en el Tribunal Electoral y en cualesquiera otras dependencias
oficiales del Estado, siempre que exista la continuidad del servicio entre
ambas y que el servidor público no haya hecho uso del derecho en la otra
dependencia oficial.
Aquellos servidores que al ingresar al Tribunal Electoral, hayan prestado
servicios en otra dependencia oficial, deberán presentar una certificación
expedida por la Oficina Institucional de Recursos Humanos de dicha
dependencia, indicando la fecha de inicio y de terminación de labores y el
tiempo utilizado en concepto de vacaciones, circunscrito a los meses
efectivamente laborados.
Artículo 82: De la posposición. El Jefe inmediato y el servidor público
podrán postergar el descanso para una ocasión más oportuna, cuando las
necesidades del servicio lo requieran.
Artículo 83: Del pago. El pago correspondiente a las vacaciones puede ser
cancelado por planilla regular o por adelantado, a solicitud del servidor
público. Esta última opción deberá solicitarla por escrito el servidor público
a la Dirección de de Recursos Humanos, con quince (15) días hábiles de
antelación a la fecha en que pretenda iniciar el goce de las vacaciones.
Artículo 84: De los motivos que afectan la continuidad del tiempo de
servicios. Para los efectos de vacaciones, las licencias sin sueldo afectan la
continuidad del tiempo de servicios del servidor público.
Sección 7
La jornada de trabajo y el tiempo compensatorio
Artículo 85: De las jornadas de trabajo. Las jornadas de trabajos pueden
ser ordinarias o extraordinarias.
Se consideran jornadas de trabajo ordinarias las que están contempladas en
el horario regular de trabajo; y son jornadas de trabajo extraordinarias, las
realizadas en horas fuera del horario regular de trabajo.
Artículo 86: De la jornada extraordinaria. Corresponderá al jefe
inmediato decidir en qué casos deben realizarse trabajos en jornada
extraordinaria y ponerlo en conocimiento del Director respectivo, quien lo
autorizará, siempre de manera previa a la jornada externa.
El tiempo se reconocerá, siempre que el servidor público haya laborado una
hora o más anterior a la hora establecida de inicio de labores, o una hora o
más después de la hora establecida de finalización de labores.
También se considerará jornada extraordinaria la asistencia a seminarios
obligatorios efectuados en horarios distintos a su jornada ordinaria de
trabajo.
Cuando se trabaje en turnos especiales de trabajo, diferentes al horario
regular establecido, ello no constituirá jornada extraordinaria.
Artículo 87: Del límite en la autorización de tiempo extraordinario. La
autorización de tiempo extraordinario no debe excederse del 25% de la
jornada laboral ordinaria de una semana.
En casos de trabajos especiales y cuando el Tribunal Electoral esté
desarrollando un programa de consultas populares o elecciones, la Sala de
Acuerdos determinará los límites.
Artículo 88: De la compensación del tiempo extraordinario. El tiempo
extraordinario será compensado con descanso remunerado equivalente al
tiempo trabajado debidamente registrado en la jornada extraordinaria.
Cuando el Tribunal Electoral esté ejecutando un programa de consultas
populares o elecciones, se remunerará el tiempo extraordinario, siempre que
cuente con las partidas presupuestarias.
Artículo 89: De los gastos en concepto de alimentación. Cuando el
servidor público incurra en gastos en concepto de alimentación por la
realización de trabajos durante jornada extraordinaria, el Tribunal Electoral,
cubrirá los mismos.
Artículo 90: Del derecho a viáticos. El servidor público que viaje en
misión oficial dentro o fuera del país, tendrá derecho a viáticos de acuerdo a
lo que establece la tabla aprobada para el pago de los mismos. Los
servidores que por motivo de trabajo tengan que permanecer fuera de su área
habitual de trabajo más de doce (12) horas, se le pagará el día completo.
Artículo 91: De los gastos en concepto de transporte. Cuando el servidor
público trabaje en jornada extraordinaria se le reconocerá por gastos de
transporte, según el área geográfica, el valor de la tarifa de transporte
selectivo del centro de trabajo al lugar de residencia, si la institución no
provee el transporte.
TÍTULO III
BIENESTAR DEL SERVIDOR PÚBLICO
Artículo 92: Del programa para el control del uso y abuso de alcohol y
drogas. Con el fin de prevenir y reducir el uso y abuso de drogas ilícitas y
alcohol, la Dirección de Recursos Humanos diseñará, ejecutará y mantendrá
actualizado un programa de educación y prevención en el ámbito
institucional. La institución aplicará un Programa de Detección y
Rehabilitación del uso de alcohol y drogas, sin perjuicios que, por razón de
la naturaleza específica de las funciones del servidor público, la Sala de
Acuerdos decida prescindir sus servicios.
Artículo 93: De los derechos del servidor público discapacitado. El
Tribunal Electoral garantiza al servidor público discapacitado, el derecho al
trabajo de forma útil y productiva, respetando el derecho del mismo a recibir
tratamiento conforme a la discapacidad y acatando las recomendaciones de
las instituciones de salud correspondientes.
Artículo 94: De los programas de bienestar laboral. El Tribunal Electoral
desarrollará programas de medio ambiente, salud ocupacional, seguridad e
higiene del trabajo, los cuales deberán ser cumplidos por todas las instancias
de la Institución.
TÍTULO IV
RETIROS DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
Artículo 95: De la desvinculación del servidor público en período de
prueba. La desvinculación del servicio público se hará cuando la evaluación
del desempeño del servidor público durante el período de prueba resulte
insatisfactoria o cuando durante el período de prueba resulte positivo en el
examen de detección de consumo de drogas ilícitas.
Artículo 96: De la renuncia. El servidor público manifestará por escrito, en
forma libre y espontánea, su decisión de separarse permanentemente del
cargo. La renuncia será aceptada por la autoridad nominadora.
Artículo 97: De la destitución. La destitución se aplicará como medida
disciplinaria al servidor público, por la reincidencia en el incumplimiento de
deberes y por la violación de derechos y prohibiciones.
Artículo 98: De la jubilación o pensión por invalidez. El servidor público
podrá acogerse a la jubilación o a pensión por invalidez, bajo las condiciones
y términos establecidos en la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social.
Artículo 99: Fallecimiento del servidor público. En caso de fallecimiento
del servidor público, se le concederá a sus beneficiarios previamente
designados, el pago del último mes de sueldo. El reconocimiento de otras
prestaciones se regirá por lo establecido en la Ley 10 de 20 de enero de 1998
que establece el procedimiento para la entrega a familiares, de las
prestaciones a que tuvieren derecho.
TÍTULO V
DEBERES, DERECHOS Y PROHIBICIONES DEL SERVIDOR
PÚBLICO
Capítulo I
LOS DEBERES
Artículo 100:
los siguientes:
De los deberes. Son deberes de los servidores públicos,
Respetar y cumplir con lealtad la Constitución y la Ley.
Leer cuidadosamente el presente reglamento y cualesquiera de sus
posteriores modificaciones.
Realizar personalmente las funciones propias del cargo, con la intensidad,
responsabilidad, honradez, prontitud, cuidado y eficiencia que sean
compatibles con sus fuerzas, aptitudes, preparación y destreza, en el tiempo
y lugar estipulado;
Desempeñarse con conciencia ciudadana, honestidad y sentido de la misión
social que debe cumplir como tal;
Asistir puntualmente al puesto de trabajo en condiciones físicas apropiadas
para cumplir su labor;
Observar los principios morales y normas éticas, como parámetros
fundamentales de orientación para el desempeño de sus funciones;
Cumplir y hacer cumplir las normas vigentes y las instrucciones
provenientes de autoridad competente, a efecto de garantizar la seguridad y
salud de los servidores públicos y los ciudadanos en general;
Informar, de inmediato, cualquier accidente o daño a la salud que
sobrevenga durante la ejecución del trabajo, o en relación a éste, así como
los que puedan causar riesgo a la seguridad o salud;
Evaluar a los subalternos con objetividad, y así mismo aplicar el régimen
disciplinario;
Acatar las órdenes e instrucciones emanadas de los superiores que dirijan o
supervisen las actividades del servicio correspondiente, siempre y cuando no
contradigan los procedimientos establecidos en la Ley y no atenten contra su
honra y dignidad;
Tratar con interés, cortesía , amabilidad y eficiencia al público consciente de
la necesidad de ahorrarle tiempo, y consistente con su misión de servidor
público, así como a su superiores, compañeros y subalternos, empleando un
vocabulario exento de expresiones despectivas o soeces;
Notificar a las instancias correspondientes cualquier hecho comprobado que
pueda desprestigiar, dañar o causar perjuicio a la Institución;
Cuidar, y hacer buen uso de todos los bienes, útiles, materiales,
herramientas, mobiliario y equipo confiados a su custodia, uso o
administración;
Guardar estricta reserva sobre la información o documentación que conozca
por razón del desempeño de sus funciones, y que no esté destinada al
conocimiento general;
Trabajar tiempo extraordinario cuando su superior lo solicite;
Salvo instrucción superior en contrario y de acuerdo a los requisitos del
cargo, asistir o mantenerse en el puesto de trabajo, prestando el servicio en
jornada extraordinaria, hasta que llegue su reemplazo o concluya la gestión
bajo su responsabilidad;
Informar a su superior para que lo declare impedido de la atención de un
trámite administrativo que ataña a los familiares del servidor público hasta el
cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad;
Asistir al lugar de trabajo vestido apropiadamente, sin ir en contra del orden,
el decoro y la moral pública o que menoscabe el prestigio del Tribunal
Electoral;
Actualizar en la Dirección de Recursos Humanos, a través de los conductos
regulares, sus datos personales, de educación y otros de interés que deban
reposar en su expediente personal;
Someterse a los exámenes médicos y de detección de drogas que requiera la
Institución, de acuerdo al programa que se establezca.
Capítulo II
LOS DERECHOS
Artículo 101: De los derechos. Todo servidor público tendrá,
independientemente de otros, los derechos siguientes:
1. Recibir la remuneración correspondiente;
Estabilidad en el ejercicio del cargo, mientras realice su trabajo con
eficiencia y no incurra en las causales de despido que se señalan en este
reglamento;
2. Ejercer las funciones atribuidas a su cargo;
A ser considerado para ascensos a puestos de mayor jerarquía y
remuneración mediante la comprobación de su eficiencia e idoneidad y años
de servicio;
3. Tomar o disfrutar del descanso anual remunerado y
vacaciones proporcionales;
4. Optar por licencias con y sin sueldo y especiales;
5. Percibir compensación por jornadas extraordinarias;
Gozar de los beneficios, prestaciones y bonificaciones generales establecidos
por la Constitución, las leyes y los reglamentos, y otros que se decreten;
Participar en los programas de incentivos y bonificaciones especiales;
Gozar de confidencialidad en las denuncias relativas al incumplimiento del
régimen disciplinario por parte de terceros;
Solicitar y obtener resultados de informes, evaluaciones, exámenes y demás
datos personales en poder de la institución;
Recurrir las decisiones de las autoridades administrativas;
Gozar de la jubilación;
Capacitarse y adiestrarse;
Trabajar en ambiente seguro, higiénico y adecuado;
Trabajar con equipo y maquinaria en buenas condiciones físicas y
mecánicas;
Contar con implementos adecuados que garanticen su protección, salud y
seguridad, de acuerdo con la naturaleza de su trabajo, y sin que ello conlleve
costo alguno para el servidor público;
Hacer las recomendaciones válidas para el mejoramiento del servicio,
seguridad, salud y el mantenimiento de la buena imagen de la Institución;
A presentar renuncia del cargo que desempeña.
Estos derechos los ejercerán de acuerdo con el presente reglamento interno.
Capítulo III
PROHIBICIONES
Artículo 102: De las prohibiciones. Con el fin de garantizar la buena
marcha de la Institución, el logro de sus objetivos y el efectivo ejercicio de
los derechos mencionados, queda prohibido al servidor público del Tribunal
Electoral:
Participar en la política partidista, salvo la emisión de su voto;
Todo tipo de actividad proselitista o de propaganda política;
Hacerse acompañar en la oficina por personas ajenas a las labores del
Tribunal Electoral;
1. Aprovecharse del cargo para beneficio personal;
Hacer uso directo o indirecto, de información oficial, con fines de adelantar
intereses particulares o permitir que se haga uso de información oficial
obtenida con motivo de su empleo con la Institución;
Alterar, retardar o negar injustificadamente el trámite de asuntos, o la
prestación del servicio que le corresponde, de acuerdo a las funciones de su
cargo;
Recibir pago o favores de particulares, como contribución o recompensa por
la ejecución de acciones inherentes a su cargo;
Dar trato de privilegio a los trámites de personas naturales o jurídicas, o de
familiares que pretendan celebrar contratos con la Nación, o que soliciten o
exploten concesiones administrativas, o que sean proveedores o contratistas;
Presentarse al trabajo en estado de embriaguez, bajo la influencia de drogas
tóxicas o alucinógenas o libar licor en horas de trabajo;
2. Consumir drogas ilícitas o de abuso potencial;
3. Abandonar el puesto de trabajo sin causa justificada y sin
previo aviso al superior inmediato;
Atentar de palabra o de hecho, contra la dignidad de los superiores,
subalternos, compañeros o el público al que debe atender;
Incurrir en acoso sexual;
Actuar de manera que afecte la integridad de la Institución, con la
consecuente pérdida de la confianza del público;
Apropiarse ilegítimamente de materiales, equipo o valores de propiedad del
Tribunal Electoral y alquilados bajo el control por éste.
Establecer fueros o privilegios personales o discriminación por razón de
raza, nacimiento, clase social, sexo, religión o ideas políticas;
Portar armas de cualquier clase, dentro de la Institución, salvo el personal
expresamente autorizado;
Desobedecer los fallos judiciales, los laudos arbitrales y las decisiones
administrativas provenientes de las autoridades competentes respectivas;
Hacer uso de radio u otros instrumentos en forma que perturbe el ambiente
que debe guardarse en una oficina pública o incomode a sus compañeros;
Asistir al trabajo en chancletas, con zapatos o trajes o pantalones
inapropiados;
Presentar certificados falsos que le atribuyan conocimiento, cualidades,
habilidades, experiencias o facultades para la obtención de nombramiento,
ascensos, aumento y otros.
Ingerir alimentos frente al público.
Tramitar asuntos de carácter oficial sin seguir el orden jerárquico
establecido.
TÍTULO VI
PETICIONES, QUEJAS Y RECLAMOS
Artículo 103: De peticiones, quejas y reclamos. Todo servidor público
podrá presentar peticiones, quejas o reclamaciones respetuosas, por motivo
de interés Institucional o particular, en forma verbal o escrita, ante su jefe
inmediato.
De no obtener respuesta o no estar satisfecho con la misma, el servidor
público tendrá derecho a recurrir a las instancias superiores, en el plazo
establecido.
TÍTULO VII
RÉGIMEN DISCIPLINARIO
Capítulo I
LAS FALTAS Y SANCIONES
Artículo 104: De las faltas. El servidor público que cometa una falta
administrativa por el incumplimiento de las disposiciones establecidas en
este Reglamento Interno, será sancionado disciplinariamente, sin perjuicio
de su responsabilidad civil o penal proveniente del mismo hecho.
Artículo 105: De las sanciones disciplinarias. Las sanciones que se
aplicarán por la comisión de una falta administrativa son las siguientes:
Amonestación verbal: consiste en el llamado de atención en privado, que
aplica personalmente el superior inmediato al servidor público sobre su
conducta. La concurrencia de dos amonestaciones verbales, debe ser
comunicada a la Dirección de Recursos Humanos.
Amonestación escrita: consiste en el llamado de atención formal escrito al
servidor público, sobre su conducta, que aplica personalmente el superior
inmediato o bien la Sala de Acuerdos. Copia de esta amonestación se envía
al expediente personal en la Dirección de Recursos Humanos, con
constancia de recibo por parte del servidor amonestado.
Suspensión del cargo: consiste en la suspensión del ejercicio del cargo sin
goce de salario, que aplica el superior inmediato o la Sala de Acuerdos al
servidor público por reincidencia en faltas o la comisión de una falta grave.
La sanción debe ser formalizada por resolución.
Destitución del cargo: consiste en la desvinculación permanente del servidor
público que aplica la Sala de Acuerdos, por la comisión de una de las causas
establecidas en el régimen disciplinario o por la reincidencia en faltas
administrativas.
Artículo 106: De la clasificación de la gravedad de las faltas. De acuerdo
a la gravedad de las faltas se clasifican en:
Faltas leves: por el incumplimiento de disposiciones administrativas o de
cualquier acto contrario a los deberes establecidos para mantener el orden y
subordinación institucional.
Faltas graves: tipificadas como la infracción de obligaciones o
prohibiciones legalmente establecidas, relativas a preservar la competencia,
lealtad, honestidad, transparencia y moralidad de los actos públicos y
privados, en menoscabo del prestigio e imagen del Tribunal Electoral.
Faltas de máxima gravedad: las conductas tipificadas en el presente
reglamento que admiten directamente la sanción de destitución.
La caducidad de las faltas leves será de un año calendario, mientras que la
caducidad de las faltas graves será de dos años calendario.
Artículo 107: De la aplicación progresiva de las sanciones. La violación
de las normas de carácter disciplinario acarreará la aplicación de las
sanciones enunciadas de modo progresivo, dependiendo de la gravedad de la
falta.
Artículo 108: De la aplicación de la sanción de suspensión. El número
de suspensiones no será mayor de tres en el término de un año laborable, ni
sumar más de diez (10) días hábiles, durante el mismo periodo. Al servidor
público que se le exceda de este límite, se le aplicará la sanción de
destitución.
Artículo 109: De las causales de destitución. Son causales de destitución
directa:
La participación en actos de proseletismo o parcialidad política.
La incapacidad, negligencia, irresponsabilidad, o ineptitud del servidor para el cargo que
desempeña.
La infracción reiterada de las obligaciones impuestas en los artículos de este
reglamento.
La deslealtad al anteponer el servidor sus intereses políticos, personales o de
otra naturaleza a los de la institución.
Haber sido condenado el servidor, por falta cometida en el ejercicio de sus
funciones o por delito común.
Llevar una conducta desordenada e incorrecta, que ocasione perjuicio al
funcionario o al prestigio de la institución.
El abandono del cargo. Incurrirá en abandono del cargo todo servidor que
permanezca ausente de su trabajo durante tres días consecutivos, al cabo de
los cuales no presente a su jefe una justificación.
La infidencia o el suministrar datos, informes confidenciales o cualquier
clase de información a personas extrañas y ajenas a la institución o sacar
documentos de ésta sin la debida y previa autorización de su jefe inmediato.
Acoso sexual
Cobro de gratificación o dádivas de cualquier clase por servicios que presta
la institución.
Capítulo II
EL PROCESO DISCIPLINARIO
Artículo 110: De la investigación que precede a la aplicación de
sanciones disciplinarias. La aplicación de sanciones disciplinarias por la
comisión de alguna de las causales de destitución inmediata, deberá estar
precedida por una investigación realizada por la Dirección de
Investigaciones Administrativas, destinada a esclarecer los hechos que se le
atribuyen al servidor público, en el cual se permita a éste ejercer su derecho
a defensa.
Copias de los documentos de la investigación realizada y los documentos
mediante los cuales se establezcan las sanciones disciplinarias, se registrarán
y archivarán en el expediente del servidor.
Artículo 111: Del proceso de investigación. La investigación sumaria de los
hechos que conlleven a la aplicación de sanciones disciplinarias al servidor
público, deberá practicarse con la mayor celeridad, de manera que se cumpla
con los plazos establecidos para la presentación del informe.
En todos los casos de faltas administrativas, el informe se remitirá al
superior jerárquico para que emita su concepto previo a su revisión a la Sala
de Acuerdos.
Artículo 112: Del informe sobre la investigación. Rendido el informe, si
se encuentra que los hechos están demostrados y se ha cumplido con el
procedimiento establecido, se procederá a aplicar la sanción correspondiente
a la evaluación que haga la Sala de Acuerdos.
Artículo 113: De la separación provisional y el reintegro. Con el fin de
asegurar la armonía y seguridad del ambiente laboral, cuando sea necesario,
la Sala de Acuerdos podrá separar provisionalmente al servidor público
durante el período de investigación. Cuando la investigación realizada
demuestre que no existen causales de destitución, el servidor público se
reincorporará a su cargo y recibirá las remuneraciones dejadas de percibir
durante la separación.
También procede la separación provisional
cuando sea ordenada por una autoridad
competente en un proceso penal ordinario o
electoral. Si resulta absuelto de los cargos, será
reintegrado con derecho a salarios caídos
Artículo 114: De los recursos. El servidor público sancionado podrá hacer
uso de los recursos de reconsideración o de apelación, según corresponda,
dentro de los términos establecidos por ley.
TÍTULO VIII
DISPOSICIONES ESPECIALES
Artículo 115:
De la divulgación del reglamento interno. Este
Reglamento Interno será dado a conocer por los miembros del personal
directivo, a todos los servidores del Tribunal Electoral. El desconocimiento
de sus disposiciones no exonerará al servidor de su obligatorio
cumplimiento.
Artículo 116: De las modificaciones al reglamento interno Este
Reglamento Interno podrá ser, en cualquier momento reformado,
adicionado, subrogado o modificado total o parcialmente, por la Sala de
Acuerdos, pero sus reformas, adiciones o modificaciones sólo surtirán
efectos, cuando se hayan publicado en el Boletín del Tribunal Electoral.
ARTÍCULO 2: Este Decreto comenzará a regir desde la fecha de su
publicación en el Boletín del Tribunal Electoral.
ARTÍCULO 3: Este Decreto subroga el Decreto 76 de 5 de abril de1979,
por medio del cual se establece el Reglamento Interno del Tribunal
Electoral; Decreto 12 de 16 de enero de 1980; Decreto 73 de 22 de abril de
1980; Decreto 101 de 1º de junio de 1981; Decreto 147 de 10 de agosto de
1981; Decreto 218 de 23 de noviembre de 1981; Decreto 23 de 2 de marzo
de 1982; Decreto 159 de 17 de octubre de 1985; Decreto 107 de 26 de
octubre de 1990; Decreto 262 de 8 de noviembre de 1991; Decreto 263 de 8
de noviembre de 1991; Decreto 268 de 13 de diciembre de 1991; Decreto 9
de 15 de marzo de 1993; Decreto 19 de 14 de julio de 1995; Decreto 42 de
20 de diciembre de 1996; Decreto 15 de 29 de julio de 1997; Decreto 17 de
7 de agosto de 1997; Decreto 17 de 7 de abril de 1998 y Decreto 2 de 31 de
enero de 2000, así como todas las disposiciones que le sean contrarias.
Dado en la ciudad de Panamá, a los seis (6) días del mes de noviembre del
dos mil dos (2002).
PUBLÍQUESE Y CÚMPLASE
ERASMO PINILLA C.
Magistrado Presidente
EDUARDO VALDÉS ESCOFFERY
Magistrado Vicepresidente
DENNIS ALLEN FRIAS
Magistrado Vocal
YARA IVETTE CAMPO B.
Directora Ejecutiva Institucional
Descargar

DECRETO 16 - Tribunal Electoral

Marketing Social y Político

Marketing Social y Político

CambioEmpresarialMercadeoMercadotecniaElectoral

LA COMUNIDAD ECONÓMICA EUROPEA

LA COMUNIDAD ECONÓMICA EUROPEA

AmpliacionesPoderesCEE (Comunidad Económica Europea)Instituciones

Finanzas públicas y privadas

Finanzas públicas y privadas

Función financiera de la empresaFinanzas empresarialesPlaneaciónAdministración financieraAnálisis financiero

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

FacultadesEstructuraTribunalCortes de justicia

Poder judicial en México

Poder judicial en México

Corte Suprema de JusticiaDerecho Procesal mexicanoJuzgados de DistritoTribunalesPoder Judicial de la Federación