TRASTORNOS DE PERSONALIDAD
EN LOS ESCOLARES
En general
A diferencia de la dimensión cognitiva (percepciones, memoria, atención, inteligencia, creatividad, lenguaje), al hablar de personalidad se les
da preferencia a los procesos emotivos y tendenciales del individuo, aunque los diferentes factores ejercen una influencia directa entre sí.
Los desajustes o trastornos son un producto de diferentes causas biológicas o medioambientales y, aunque haya que hacer clasificaciones según ciertas categorías comúnmente aceptadas, el diagnóstico debe hacerse de forma individual. Hay que tener presente que la misma causa
puede tener síndromes diferentes y un síndrome determinado puede ser
la manifestación de causas diversas, condicionada por la constitución
biológica y el medio familiar, escolar y social en el que el individuo se encuentre.
Los obstáculos que impiden que una personalidad se desarrolle eficazmente se conocen con el nombre de frustración, y esta corresponde a las
circunstancias que determinan que una necesidad o motivo fracasen en
ser satisfechos. El estado emocional que acompaña a este hecho se denomina presión psicológica, tensión o ansiedad.
Los trastornos de personalidad hay que limitarlos, por tanto, a problemas emocionales, afectivos y sociales. Estos últimos sólo cuando haya
evidencias de que fueron causados por perturbaciones emocionales o
afectivas subyacentes, y no cuando son producidos por situaciones ambientales propiamente, aunque sea muy difícil separar en ocasiones el
origen y las consecuencias de estos trastornos, que son, más bien, una
red compleja en la que es difícil determinar las causas y los efectos.
1
Aunque no todos los trastornos de personalidad llevan a conductas de
inadaptación social, hay una frecuencia de que las perturbaciones emocionales dan como consecuencia un desajuste social.
EN ESPECIAL
Peculiaridad e algunos Lista de trastornos de personalidad definidos
El DSM-IV-TR (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos) menciona diez
trastornos de personalidad, los cuales se agrupan en tres grupos:

Lista de trastornos de personalidad definidos en el DSM
o 2.1 Grupo A (trastornos raros o excéntricos)
o 2.2 Grupo B (trastornos dramáticos, emocionales o erráticos)
o 2.3 Grupo C (trastornos ansiosos o temerosos)
Grupo A (trastornos raros o excéntricos)
01 Trastorno paranoide de la personalidad
La característica esencial de este trastorno es un patrón de desconfianza y suspicacia general hacia los otros, de forma que las intenciones
de estos son interpretadas como maliciosas. Este patrón empieza al principio de la edad adulta y aparece en diversos contextos (DSM-IV).
2
Los individuos con trastorno paranoide de la personalidad piensan
que los demás se van a aprovechar de ellos. Si alguien, por ejemplo, saluda a una persona con este problema, inmediatamente éste pensará que
el que le saluda "quiere o trama algo". Tienen dudas injustificadas sobre
la "lealtad" de sus amigos o la fidelidad de su pareja, y les cuesta aceptar
que se equivocan. Aparentan ser fríos, pero en realidad sólo es un intento
de evitar que los demás conozcan sus puntos débiles y puedan aprovecharse de ello; son muy rencorosos, y nunca olvidan un insulto o una crítica.
Las personas paranoides tienen escasas relaciones sociales, en parte
por su desconfianza hacia las personas, pero también se debe a que suelen provocar rechazo en los demás, debido a su comportamiento hostil.
De todos modos, se desenvuelven muy bien en la vida, ya que no les gusta que otros se ocupen de sus asuntos.
Hay que distinguir este trastorno de la paranoia, aunque ambos trastornos comparten características y en algunas ocasiones lo primero deriva en lo segundo.
02 Trastorno esquizoide de la personalidad
El trastorno esquizoide de la personalidad (TEP) está englobado dentro
del grupo A de los trastornos de la personalidad. Es distinto de la esquizofrenia. Los individuos que lo padecen tienen un gran distanciamiento
de las relaciones sociales y una restricción de la expresión emocional.
Puede aparecer durante la infancia o la adolescencia aunque se suele
diagnosticar en la edad adulta. Su prevalencia se estima en menos del 1%
de la población.
Características






No desean ni disfrutan las relaciones interpersonales
Realizan actividades solitarias
Disfrutan haciendo pocas o ninguna actividad
Hay pocos amigos íntimos o de confianza
Existe una indiferencia tanto a los halagos como a las críticas
Hay una frialdad emocional, distanciamiento o atonía afectiva.
3
Relaciones sociales
De acuerdo con Gunderson, los individuos con trastorno esquizoide de
la personalidad se encuentran perdidos sin las personas que normalmente se encuentra a su alrededor porque necesitan de una sensación de seguridad y estabilidad. Sin embargo, cuando el espacio personal vital es
invadido, se encuentran ahogados y sienten la necesidad de liberarse y
ser independientes. Las personas con personalidad esquizoide son más
felices cuando se encuentran en relaciones en las que el compañero demanda pocas exigencias emocionales o íntimas.
Las personas con personalidad esquizoide son vistos como distantes,
fríos e indiferentes, lo que les causa algunos problemas sociales, pudiendo sufrir acoso en los diversos planos de su existencia, escolar, laboral,
familiar, y en general una devolución social de su indiferencia. La mayor
parte de estos individuos tienen dificultades estableciendo relaciones
personales o expresando sus sentimientos de una manera significativa, y
pueden permanecer pasivos en situaciones desfavorables.
Debido a la falta de comunicación con otras personas, aquellos diagnosticados con trastorno esquizoide pueden no tener un reflejo claro de
ellos mismos y saber qué tal se llevan con otros. El reflejo es importante
para que sean más conscientes de sí mismos y de sus acciones en entornos sociales. Su mundo interior les resulta suficiente y sus ideas las consideran de valor objetivo, siendo capaces de llevar direcciones opuestas
a las de la normalidad grupal de su entorno y de desafiarlas. Existe una
fobia grupal característica.
Diagnóstico diferencial
El trastorno esquizoide de la personalidad comparte varios aspectos con
la depresión, el trastorno de personalidad por evitación y el Síndrome de
Asperger, y puede resultar difícil distinguirlos entre sí. Sin embargo, existen características diferenciadoras importantes:
Mientras que las personas con trastorno esquizoide puede sufrir depresión, éste no siempre es el caso. Contrariamente a las personas con
depresión, las esquizoides no suelen considerarse inferiores a los demás.
Contrariamente al trastorno de personalidad por evitación, aquellos
afectados por trastorno esquizoide de la personalidad no evitan las relaciones sociales por ansiedad o sentimientos de incompetencia, sino porque son realmente indiferentes a las relaciones sociales; sin embargo, en
un estudio de 1989, "las personalidades de evitación y las esquizoides
mostraron niveles equivalentes de ansiedad, depresión y tendencias psicóticas comparados con los pacientes de control psiquiátricos".
4
Perfil fenomenológico de Akhtar
Características clínicas
Área
Explícitas
Concepto propio
Las relaciones
interpersonales





cumplidor - estoico
no-competitivo
autosuficiente
falto de asertividad
sentimiento de inferioridad y mediocridad



retraído distante
tiene pocos amigos
inmune a emociones
ajenas
miedo de la intimidad



Adaptación
Social




Amor y sexualidad


Ética, Normas
e Ideales


Estilo Cognitivo
Ocultas









prefiere las actividades
ocupacionales y recreativas solitarias
variadamente sociable o
marginal en grupos
vulnerable a las doctrinas esotéricos, debido a
una fuerte necesidad de
pertenecer a algo
Indolencia y la pereza
asexual, a veces célibe
Sin intereses románticos
aversión hacia chismes
e insinuaciones sexuales
moral idiosincrásica y
convicciones políticas
tendencia hacia intereses espirituales, místicos y parapsicológicos
distraído absorto en la
fantasía habla vaga
alternancias entre la
elocuencia y incapacidad de expresarse
5





cínico
no auténtico (falso)
sensación de vacío, como un autómata alternando con fantasías
vengativas omnipotentes,
grandiosidad oculta
muy curioso acerca del otro
hambriento de amor
intensamente necesitado de participación junto a otros
capaces de emoción con personas
íntimas cuidadosamente seleccionadas
falta la claridad en sus metas
débil sentido de pertenencia a su
grupo étnico
capacidad de trabajo constante
(por lo general)
a veces muy creativo y capaz de
contribuciones originales
capaz de una resistencia apasionada en ciertos ámbitos de interés



intereses voyeurístícos secretos
Puede sufrir de erotomanía
tendencia hacia perversiones
compulsivas


variabilidad moral
a veces sorprendentemente amoral y vulnerable a crímenes ocasionales: en otros momentos, altruista, al punto del sacrificio propio


pensamiento autista
fluctuaciones entre un agudo contacto con la realidad externa
uso egocéntrico del lenguaje.

Bajo estrés algunos esquizoides pueden experimentar ocasionalmente
algún episodio de trastorno psicótico breve
Contrariamente al síndrome de Asperger, el trastorno esquizoide de la
personalidad no implica ningún impedimento en la comunicación no verbal (ej. falta de contacto visual o entonación inusual) o patrones de intereses restringidos o comportamientos repetitivos (ej. adherencia estricta a rutinas o rituales, intereses inusualmente intensos en un único tema).
Por el contrario, las personas con personalidad esquizoide son indiferentes respecto a sus actividades. El trastorno esquizoide de la personalidad
no afecta la capacidad de expresarse o comunicarse
Las personas con TEP prefieren la independencia, la soledad y el desapego. También están cómodos con el hecho de que tienen una incapacidad para la extroversión. A pesar de que experimentan poco la ansiedad,
pueden incluso ver la diferencia entre ellos y el resto del mundo.
Un paciente con TEP comentó que no podía disfrutar plenamente de la
vida que tiene porque siente que está viviendo en una caparazón. Además, señaló que su inestabilidad angustiaba a su esposa. De acuerdo con
Beck y Freeman, los pacientes con trastornos de la personalidad esquizoide se consideran "más observadores que participantes en el mundo
que les rodea".
03 Trastorno esquizotípico de la personalidad.
El trastorno esquizotípico es un tipo de trastorno de la personalidad que
el DSM IV TR clasifica dentro del grupo A (desórdenes raros o excéntricos). Las personas que lo padecen tienen un patrón de déficit social o
interpersonal con una gran disminución de la capacidad para las relaciones personales. Además tienen distorsiones cognitivas y de pensamiento
y un comportamiento excéntrico.
Características
 Creencias raras, pensamiento mágico
 Experiencias perceptivas inhabituales
6





Pensamiento y lenguaje raro
Suspicacia e ideación paranoide
Afectividad inapropiada o restringida
Comportamiento raro, excéntrico, peculiar
Falta de amigos íntimos
Este grupo de trastornos se caracteriza por un patrón penetrante de
cognición (por ej. sospecha), expresión (por ej. lenguaje extraño) y relación con otros (por ej. aislamiento) anormales.
Grupo B (trastornos dramáticos o erráticos)
04. Trastorno antisocial de la personalidad
La sociopatía, también conocida como trastorno de personalidad antisocial (TPA), es una patología de índole psíquico que deriva en que las personas que la padecen pierden la noción de la importancia de las normas
sociales, como son las leyes y los derechos individuales. Si bien, generalmente, puede ser detectada a partir de los 18 años de edad, se estima
que los síntomas y características vienen desarrollándose desde la adolescencia.
Los sociópatas son personas que padecen un mal de índole psiquiátrico,
un grave cuadro de personalidad antisocial que les hace rehuir a las normas preestablecidas; no saben o no pueden adaptarse a ellas. Por esto
que, a pesar de que saben que están haciendo un mal, actúan por impulso
para alcanzar lo que desean, cometiendo en muchos casos delitos graves. Es común que se confunda a la sociopatía con otras patologías de la
misma clase, como podrían ser la conducta criminal, la antisocial o la psicopatía. Pero son trastornos, aunque relacionados, de diferentes características, con otros tratamientos y consecuencias.
Causas
Se estima que este trastorno es causado por una variedad de factores.
Muchos son de índole genético, heredados de algún miembro de la familia
que ya los padeció. Pero también el entorno de la persona, especialmente
el de los familiares directos, tiene mucha importancia en su posterior
desarrollo.
7
Los investigadores también consideran que existen factores biológicos
que pueden contribuir en su progreso. La manifestación de procesos
químicos anormales en el sistema nervioso y posibles daños en las partes del cerebro que atañen a la toma de decisiones pueden llegar a despertar un comportamiento impulsivo y agresivo. El abuso de estupefacientes también puede ser una de las causas de TPA.
Síntomas
Si bien la sociopatía es más común entre los hombres que en las mujeres,
no existen barreras de ninguna clase para padecerlo. Pero para ser diagnosticado, la persona debe tener al menos 18 años de edad aunque, por
lo menos, desde los 15 años ya puede presentar algunos síntomas para
que el trastorno sea dictaminado con precisión.
Entre las características más comunes del TPA se encuentran la ausencia de empatía y remordimiento, también una visión de la autoestima
distorsionada, una constante búsqueda de nuevas sensaciones (que pueden llegar a extremos insólitos), la deshumanización de la víctima o la falta de temor a las consecuencias. El egocentrismo, la megalomanía, la falta de responsabilidad, la extroversión, el exceso de hedonismo, altos niveles de impulsividad, o la motivación por experimentar sensaciones de
control y poder también son muy comunes. Este tipo de psicosis no se
relaciona con ataques de pánico o con esquizofrenia.
Tratamiento
Las personas con trastorno de personalidad antisocial no logran admitir que están frente a un problema que debe ser tratado. Es por ello que es
fundamental que exista un estímulo externo que les permita aceptar dicha
condición. Puede venir desde la propia familia como también desde la justicia, que le ordene un tratamiento en vistas de los problemas que le puede acarrear.
Este trastorno puede agravarse, en algunos casos, especialmente
cuando la persona a tratar tiene como hábito el consumo de drogas. Muchos tipos de terapia pueden colaborar a sobrellevar de mejor modo la
enfermedad.
La terapia grupal puede ser clave para hacer entender a la persona que
puede interactuar con los demás sin necesidad de violencia o desprecio.
La terapia de comportamiento cognitivo y la terapia de modificación pueden contribuir a alterar los patrones problemáticos de pensamiento que el
tratado posee y a estimular los comportamientos positivos en sociedad.
Dentro de la órbita psiquiátrica, los medicamentos se usan para combatir síntomas específicos, como la agresividad y la irritabilidad. Los fármacos conocidos como “antipsicóticos” han demostrado tener éxito en el
tratamiento del trastorno. Si bien se presupone que el TPA es una enfermedad crónica, algunos síntomas -especialmente el comportamiento criminal- pueden ir disminuyendo con lentitud con el paso del tiempo y un
tratamiento adecuado
8
0.5 Trastorno límite de la personalidad
El trastorno límite de la personalidad, o borderline, también llamado
limítrofe o fronterizo, abreviado como TLP, es actualmente definido por el
DSM-IV (DSM-IV 301.831 ) como un trastorno de la personalidad que se
caracteriza primariamente por desregulación emocional, pensamiento extremadamente polarizado y relaciones interpersonales caóticas. El perfil
global del trastorno también incluye típicamente una inestabilidad generalizada del estado de ánimo, de la autoimagen y de la conducta, así como
del sentido de identidad, que puede llevar a periodos de disociación. Se
incluye dentro del grupo B de trastornos de la personalidad, los llamados
"dramático-emocionales".3
El término borderline para referirse al trastorno está ampliamente extendido, incluso fuera del mundo anglosajón. Las razones son de índole
histórica (véase Apartado I), debido a la popularización del concepto en
psiquiatría por C.H. Hughes y posterior adopción por el psicoanalista
Adolf Stern en 1938 para caracterizar afecciones psiquiátricas que superaban la neurosis pero que no alcanzaban la psicosis (muchos autores
califican los síntomas del TLP como pseudopsicóticos). Bajo esta concepción se establecía un continuo gradual entre uno y otro extremo, situándose el trastorno en el "límite".
El concepto formal de Trastorno límite de la personalidad es relativamente nuevo en el campo de la psicopatología. No apareció en el Manual
diagnóstico de los trastornos mentales (DSM) publicado por la Asociación
Norteamericana de Psiquiatría hasta el 1980 (DSM-III). Es a partir de ahí,
una vez logrado el estatus oficial de "trastorno de la personalidad", cuando se dispara el interés por esta patología. Esto se logró tras grandes
controversias y disputas iniciadas en los años 1970. La nomenclatura oficial y criterios diagnósticos se acordaron mediante compromisos entre
los diferentes modelos y atendiendo a datos empírico-descriptivos. Con
esta definición se dejó atrás definitivamente la idea anterior de la afección
como un fenómeno que fluctuaba entre la neurosis y la psicosis para
constituir un cuadro con entidad propia y no un límite de un continuo entre otros dos.
9
Actualmente sólo conservan esta denominación el DSM-IV-TR y la 9ª
revisión de la Clasificación internacional de enfermedades, pero ha sido
cambiada en la 10ª revisión de CIE, que lo divide en dos apartados, denominándolo "Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad"
con dos variantes según el síntoma predominante, llamadas de "tipo impulsivo" y de "tipo borderline".
En las reuniones previas del grupo internacional asesor para la 11ª Revisión de CIE, cuyo borrador alfa se publicará en diciembre de 2008, se
insiste en la armonización de los trastornos mentales con DSM, lo cual,
dada la polémica a la que está sujeto el término, que se describe en este
artículo y en el Apartado I, supondrá con toda probabilidad la desaparición del término "trastorno límite de la personalidad
06. Trastorno histriónico de la personalidad,
personalidad histrionica.
El trastorno histriónico de la personalidad es un trastorno de la personalidad del grupo B (desórdenes dramáticos, emocionales, o erráticos).
Los individuos que lo padecen siguen un patrón general de excesiva emotividad y búsqueda de atención.
Características








Quieren ser el centro de atención.
Tienen un comportamiento sexual, seductor, provocador.
Su comprensión emocional es superficial y rápidamente cambiante.
Su aspecto físico busca llamar la atención, aunque cuando muchas
personas lo miran no se siente bien.
La forma de hablar es subjetiva, sin matices.
Autodramatización, teatralidad, exagerada expresión emocional.
Son sugestionables.
Consideran sus relaciones más íntimas de lo que realmente son.
10
07. Trastorno narcisista de la personalidad,
personalidad narcisista.
El trastorno narcisista de la personalidad es un trastorno de la personalidad del grupo B (desórdenes dramáticos, emocionales, o erráticos). Poseen un patrón de grandiosidad, fantasías de éxito, tienen necesidad de
admiración, falta de empatía. Esperan reconocimiento, poder, brillantez,
belleza o amor. Exigen admiración excesiva. Debe darse en diversos contextos y cumplir con cinco o más de los siguientes ítemes: (según pautas
del DSM IV)








Grandioso sentido de la autoimportancia; por ejemplo espera ser
reconocido como superior sin unos logros proporcionados.
Preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantes, belleza o amor imaginarios.
Cree que es "especial" y único, y que solo puede ser comprendido
por personas que son especiales o de alto estatus.
Exige una admiración excesiva.
Es muy pretencioso; por ej. recibir trato especial o que se cumplan
automáticamente sus expectativas.
Interpersonalmente explotador, saca provecho de los demás para
alcanzar sus propias metas.
Carece de empatía, reacio a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás.
Frecuentemente envidia a los demás o cree que los demás le envidian
Estos trastornos se caracterizan por un patrón penetrante de violación
de las normas sociales (por ej. comportamiento criminal), comportamiento impulsivo, emotividad excesiva y grandiosidad. Presenta con frecuencia acting-out (exteriorización de sus rasgos), llevando a rabietas, comportamiento auto-abusivo y arranques de rabia.
11
Grupo C. Trastornos ansiosos o temerosos
08 Trastorno de la personalidad por evitación,
personalidad fóbica.
La principal característica del trastorno de personalidad por evitación
es un patrón general de inhibición social, unos sentimientos de inadecuación y una hipersensibilidad que comienzan en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta y que se dan en diversos contextos (DSM-IV).
Los sujetos con este trastorno tienen la creencia de que el resto de las
personas lo están juzgando o criticando constantemente, por su aspecto,
sus acciones, etc. Esto hace que estos sujetos "eviten" cualquier situación en las que puedan ser criticados, volviéndose solitarios y reacios a
relacionarse con otras personas. Realmente, desearían poder tener estas
relaciones, pero su complejo de inferioridad, que proyectan en los demás,
se lo impide.
Los individuos con este trastorno son desconfiados, pero esta desconfianza se debe más al miedo a encontrarse en un compromiso o a ser
considerado inferior a los demás que al miedo a que las demás personas
les hagan daño. Cuando conocen a una persona, evalúan todos sus gestos y movimientos, interpretándolos casi siempre de forma negativa; este
comportamiento suspicaz y tenso puede provocar las burlas y risas de
los demás, lo que les confirma la idea que tienen sobre sí mismos.
Los comportamientos de evitación afectan negativamente en la actividad
laboral, porque estas personas suelen eludir los tipos de situaciones que
pueden ser necesarias para alcanzar las demandas básicas de trabajo o
para ascender.
El Trastorno de personalidad por evitación está estrechamente relacionado con los trastornos de ansiedad y en especial con la fobia social, por
lo que podrían ser conceptualizaciaciones alternativas del mismo trastorno.
12
0.9 Trastorno de la personalidad por dependencia,
personalidad dependiente.
El trastorno dependiente de la personalidad es un tipo de trastorno de la
personalidad del grupo C (desórdenes ansiosos o temerosos). Estos individuos tienen una necesidad general y excesiva de que se ocupen de
ellos (comportamiento de sumisión o adhesión), además de un gran temor de separación.
Rasgos







Necesitad un excesivo asesoramiento para tomar decisiones.
Necesidad de que asuman las responsabilidades importantes (de
eludirlas).
Dificultad para el desacuerdo por miedo a pérdida.
Dificultad para iniciar proyectos o hacer las cosas a su manera.
Suelen presentarse voluntarios para las tareas desagradables.
Se sienten incómodos o desamparados cuando están solos.
Cuando finalizan una relación importante urgentemente buscan
otra.
10. Trastorno obsesivo-compulsivo de personalidad
Trastorno anancástico de la personalidad o personalidad obsesivacompulsiva.
Este grupo se caracteriza por un patrón penetrante de temores anormales, incluyendo relaciones sociales, separación y necesidad de control.
El trastorno de la personalidad obsesiva-compulsiva (conocido como
OCD de la personalidad) se trata de un trastorno de la personalidad caracterizado por:
13








Falta de decisión, dudas y precauciones excesivas, que reflejan una
profunda inseguridad personal.
Preocupación excesiva por detalles, reglas, listas, orden, organización y horarios.
Perfeccionismo, que interfiere con la actividad práctica.
Rectitud y escrupulosidad excesivas junto con preocupación injustificada por el rendimiento, hasta el extremo de renunciar a actividades placenteras y a relaciones personales.
Pedantería y convencionalismo con una capacidad limitada para
expresar emociones.
Rigidez y obstinación.
Insistencia poco razonable en que los demás se sometan a la propia rutina y resistencia también poco razonable a dejar a los demás
hacer lo que tienen que hacer.
La irrupción no deseada e insistente de pensamientos o impulsos.
Es importante señalar que el Trastorno Obsesivo-Compulsivo de la Personalidad (eje II del DSM-IV-TR) NO es equivalente al Trastorno ObsesivoCompulsivo (de ansiedad [eje I del DSM-IV-TR]); o sea, no son lo mismo.
El OCD de la personalidad está arraigado, valga la redundancia, en los
rasgos de la personalidad, por lo cual el individuo se manifiesta en extremo inflexible y desarrolla ideas muy rígidas.
Por lo general, el diagnóstico suele darse de manera fácil durante la
primera entrevista clínica, pues los síntomas o características suelen ser
muy evidentes —tanto en lo que el paciente informa como en lo que se
puede observar en el comportamiento durante la entrevista—. Esto así se
entiende pues el OCD de la personalidad es un trastorno de tipo "overt"
(que da señales o síntomas observables), a diferencia de algún otro trastorno de tipo "covert" (síntomas internos). El OCD de la personalidad
puede ser tratado con fármacos, los cuales trabajan regulando ciertos
neurotransmisores en el cerebro; sin embargo, el método de tratamiento
que más éxito tiene es el combinado, en donde se trata al paciente con
fármacos a la vez que se le ayuda con psicoterapia.
14
LAS FOBIAS. Ver en http://www.fobias.net/
(Dos páginas de fobias)
Acarofobia - Miedo a las picaduras o
a los insectos que pican
Acusticofobia - Miedo al ruido
Aerofobia - Miedo a lod vientos
Agorafobia - Miedo a los espacios
abiertos o lugares públicos
Algofobia - Miedo al dolor
Androfobia - Miedo a los hombres
Anglofobia - Miedo a lo relacionado
con Inglaterra
Antropofobia - Miedo a la gente o a
la sociedad
Apifobia - Miedo a las avispas o a las
abejas
Aracnofobia o Aracnefobia - Miedo a
las arañas
Ataxofobia - Miedo al desorden o a la
suciedad
Autofobia - Miedo a sí mismo o a
estar solo
Aviofobia o Aviatofobia - Miedo a
volar
Eclesiofobia - Miedo a las iglesias
Electrofobia - Miedo a la electricidad
Elurofobia - Miedo a los gatos
Entomofobia - Miedo a los insectos
Epistemofobia - Miedo al saber
Equinofobia - Miedo a los caballos
Ereutrofobia - Miedo a ruborizarse
Ergofobia - Miedo al trabajo
Erotofobia - Miedo al amor sexual o
a las preguntas de sexo
Espermatofobia o Espermofobia Miedo a los gérmenes
Bacilofobia - Miedo a los microbios
Bacteriofobia - Miedo a las bacterias
Batofobia - Miedo a la profundidad
Batracofobia - Miedo a los anfibios,
como ranas, salamandras, etc.
Bibliofobia - Miedo a los libros
Gamofobia - Miedo al matrimonio
Gerontofobia - Miedo a las gente vieja o a envejecer
Glosofobia - Miedo a hablar
Gnosofobia - Miedo al conocimiento
Grafofobia - Miedo a escribir a mano
Gimnofobia - Miedo a la desnudez
Ginefobia o Ginofobia - Miedo a las
mujeres
Fagofobia - Miedo a tragar o a comer
o a ser comido
Falofobia - Miedo alfalo
Farmacofobia - Miedo a tomar medicinas
Filofobia - Miedo a enamorarse o a
estar enamorado
Fonofobia - Miedo a los ruidos Frigofobia - Miedo al frío
Cacofobia - Miedo a la fealdad
Carcinofobia - Miedo al cáncer
Cardiofobia - Miedo a los corazones
Crematofobia - Miedo al dinero
Cromofobia o Cromatofobia - Miedo
a los colores
Cronofobia - Miedo al l tiempo
Cleptofobia - Miedo a ser robado o a
robar
Coprofobia, A los escrementos
Copofobia - Miedo a fatigarse
Coniofobia - Miedo al polvo (Amatofobia)
Demofobia - Miedo a las multitudes
(Agorafobia)
Dipsofobia - Miedo a la bebida y a
beber
Domatofobia o Oicofobia - Miedo a
las casas o a estar en una casa
Dromofobia - Miedo a cruzar la calle
Hadefobia - Miedo al Infierno
Hagiofobia - Miedo a los santos y a
las cosas sagradas
Harpaxofobia - Miedo a ser robado
Hedonofobia - Miedo al placer
Heliofobia - Miedo al sol
Helenofobia - Miedo a los términos
griegos
Hemofobia - Miedo a la sangre
Heterofobia - Miedo al sexo opuesto
(Sexofobia)
Hierofobia - Miedo a los curas o a las
cosas litúrgicas o sagradas
Hipofobia - Miedo a los caballos
Hidrofobia - Miedo al agua
Hilefobia - Miedo a los bosques
Hipnofobia - Miedo a quedarse dormido o a quedar hipnotizado
15
Iatrofobia - Miedo a acudir al médico
Ictiofobia - Miedo al pescado
Ideofobia - Miedo a las ideas
Insectofobia - Miedo a los insectos
Isolofobia - Miedo a estar solo
Judeofobia - Miedo a lo relacionado
con los judíos
Ponofobia - Miedo al dolor
Potamofobia - Miedo a los río o al
agua corriente
Psicofobia - Miedo a la mente
Pirofobia - Miedo al fuego
Radiofobia - Miedo a la radiación, a
los rayos X
Rupofobia - Miedo a la suciedad
Lalofobia - Miedo a hablar
Logofobia - Miedo a las palabras
Ligofobia - Miedo a la oscuridad
Satanofobia - Miedo a Satán
Sexofobia - Miedo al sexo
Sociofobia - Miedo a la sociedad o a
la gente en general
Somnifobia - Miedo a dormir
Sofofobia - Miedo a aprender
Soteriofobia - Miedo a depender de
los demás
Mecanofobia - Miedo a las máquinas
Megalofobia - Miedo a cosas grandes
Melisofobia - Miedo a las abejas
Menofobia - Miedo a la menstruación
Meteorofobia - Miedo a meteoritos
Microbiofobia- Miedo a microbios
Microfobia - Miedo a lo pequeño
Mnemofobia - Miedo a los recuerdos
Micofobia - Miedo o aversión hacia
las setas y hongos
Mitofobia - Miedo a los mitos o historias y afirmaciones falsas
Necrofbobia - Miedo a la muerte o a
las cosas muertas
Taurofobia - Miedo a los toros
Tecnofobia - Miedo a la tecnología
Talasofobia - Miedo al mar
Tanatofobia - Miedo a la muerte o a
morir
Teofobia - Miedo a los dioses o a la
religión
Termofobia - Miedo al calor
Tocofobia - Miedo a quedar preñada
o al nacimiento de los niños
Tomofobia - Miedo a las operaciones
quirúrgicas
Toxofobia o Toxicofobia - Miedo al
veneno o a ser envenenado accidentalmente
Traumatofobia - Miedo a las heridas
Tricopatofobia o Tricofobia o Hipertricofobia - Miedo al pelo
Tiranofobia - Miedo a los tiranos
Neofobia - Miedo a algo nuevo
Noctifobia - Miedo a la noche
Nosofobia - Miedo a enfermar
Nudofobia - Miedo a la desnudez
Numerofobia - Miedo a los números
Nictofobia - Miedo a la noche
Obesofobia - Miedo a engordar
Odontofobia - Miedo a los dientes o
de la cirugía dental
Ombrofobia - Miedo a la lluvia
Onirofobia - Miedo a los sueños
Ofidiofobia - Miedo a las serpientes
Oftalmofobia - Miedo a ser el centro
de atención
Optofobia - Miedo a abrir los ojos
Ornitofobia - Miedo a los pájaros
Urofobia - Miedo a la orina o a orinar
Verbofobia - Miedo a las palabras
Verminofobia - Miedo a los gérmenes
Vicafobia - Miedo a las brujas y a la
brujería
Papirofobia - Miedo al papel
Parasitofobia - Miedo a los parásitos
Partenofobia - Miedo a las vírgenes o
a las chicas jóvenes
Patofobia - Miedo a enfermedades
Plutofobia - Miedo a la riqueza
Pluviofobia - Miedo a la lluvia
Pneumatofobia - Miedo a espíritus
Politicofobia - Miedo a los políticos
Xenofobia - Miedo a los extraños o a
los extranjeros
Xilofobia - 1) Miedo a los objetos de
madera 2) Miedo a los bosques
Zelofobia - Miedo a la envidia
Zoofobia - Miedo a los animales
16
MANIAS
(http://listas.20minutos.es/?do=show&id=74676)
Hipnomanía: Deseo incontrolable
por dormir
Hedonomanía: Deseo incontrolable
por obtener placer
Eleuteromanía: Deseo irresistible
por la libertad
Eremiomanía: Deseo irresistible
por la calma
Dromomanía: Pasión por viajar
Oikomanía: Anhelo por el hogar
Fagomanía: Anhelo por los alimentos e interés desmedido en comer
Ginecomanía: En los varones, deseo obsesivo e incontrolable por el
sexo: satiromanía
Noctimanía: Fascinación intensa
por la noche
Crematomanía: Deseo obsesivo
por el dinero
Automanía: Compulsión hacia la
soledad
Sofomanía: Estimación excesiva
por propios conocimientos o sabiduría
Ninfomanía: En las mujeres, obsesión incontrolable por el sexo
Oniomanía: Compulsión incontrolable por comprar
Logomanía: Obsesión por hablar
Tasalomanía: Fascinación intensa
por el mar
Cinomanía: Entusiasmo intenso
por los perros
Queromanía: Compulsión hacia la
alegría
Fonomanía: Obsesión con los ruidos o el sonido
Hidromanía: Fascinación incontrolable por el agua
Katisomanía: Compulsión incontrolable por sentarse
Heliomanía: Anhelo incontrolable
por el sol
Zoomanía: Locura por los animales
Ailuromanía: Entusiasmo intenso
por los gatos
Bibliomanía: Interés anormal a adquirir libros
Ablutomanía: Obsesión por bañarse
Aritmomanía: Locura por contar y
por los números
Gimnomanía: Compulsion a la
desnudez
Tricomanía: Fascinación intensa
por el cabello o los vellos
Mitomanía: Impulso irresistible
hacia la mentira y la exageración
Nesomanía: Obsesión intensa por
las islas
Fotomanía: Deseo por la luz
Egomanía: Obsesión anormal por
uno mismo
Monomanía: Sello obsesivo por un
tópico o interés en una idea
Dipsomanía: Deseo irresistible por
ingerir bebidas alcohólicas
Xenomanía: Obsesión intensa por
los extranjeros
Megalomanía: Obsesión por la autoimportancia y extravagancia
Coprolalomanía: Obsesión por decir obscenidades
Hipomanía: Fascinacion y entusiasmo por los caballos
Oinomanía: Fascinación intensa
por el vino
Ergomanía: Deseo obsesivo por
trabajar
Cleptomanía: Impulso incontrolable por robar
Piromanía: Compulsión anormal
por el fuego o provocar incendios)
Necromanía: Excesivo interés por
los muertos
Tomomanía: Interés extraordinario
por las cirugías
Farmacomanía: Fascinación crónica con las medicinas
Ictiomanía: Fascinación excesiva
por los peces
Cacodemonomania: Obsesión
anormal por la posesión demoníaca
Ornitomanía: Fascinación anormal
por las aves
Enteomanía: Celo obsesivo por la
religión
Ofidiomanía: Excesivo interés en
los reptiles
Entomomanía: Fascinación anormal por los insectos
17
Descargar

04c1 Trastornos personalidad

ETIOLOGÍA DEL RETRASO MENTAL TTTOD María Gracia Carpena Niño

ETIOLOGÍA DEL RETRASO MENTAL TTTOD María Gracia Carpena Niño

PsicologíaEtiologíaTranstornosClarke

LA PERSONALIDAD

LA PERSONALIDAD

CarácterConducta socialTrastornosTemperamentoImagenFreudRogersCaracterísticasPsicosociologíaEstabilidadKellyCatellBandura

BASES PSICOPEDAGÓGICAS DE LA EDUCACIÓN ESPECIAL ALUMNO:________________________________________________GRUPO:____

BASES PSICOPEDAGÓGICAS DE LA EDUCACIÓN ESPECIAL ALUMNO:________________________________________________GRUPO:____

Minorías culturalesTrastorno de KannerDeficientes auditivos y visualesAlumnos con altas capacidadesPedagogíaSíndrome de DownFracaso escolar