Lección de la Escuela Dominical
Pastor Hispano, Enrique Gonzalez
La Iglesia Trinidad Bautista
Arlington, Texas
10 de Noviembre, 2013
Cristo la roca herida
20:1–13
Introducción:
1.
La congregación había tenido sed antes (15.22) y Dios había
suplido sus necesidades, pero como la gente de hoy, se
olvidaron de la misericordia de Dios.
2.
Después de todo, si estaban en el lugar a donde Dios los
dirigía, era su responsabilidad cuidar de ellos. El pueblo
criticó a Moisés y murmuró contra Dios, pecado contra el
cual se nos advierte en 1 Corintios 10.1–12.
3.
En realidad estaban «tentando al Señor» con su actitud,
porque estaban diciendo que Dios no los cuidaba y que no los
ayudaría. Con sus repetidas quejas sometían a prueba su
paciencia.
4.
Moisés ilustra lo que los cristianos que confían hacen en la
hora de la prueba: acuden al Señor y le piden dirección (Stg
1.5).
5.
El Señor le instruyó que tomara su vara y golpeara la roca y
saldría agua. Esta roca es Cristo (1 Co 10.4) y el golpe a la
roca habla de la muerte de Cristo en la cruz, donde Él sintió
la vara de la maldición de la ley. (Fue la misma vara, como
recordará, que se convirtió en serpiente, Éx 4.2–3 y que
ayudó a traer las plagas sobre Egipto.)
6.
El orden aquí es maravilloso: en el capítulo 16 tenemos el
maná que ilustra la venida de Cristo a la tierra; en el
capítulo 17 tenemos la roca golpeada, que muestra su
muerte en la cruz.
7.
El agua es un símbolo del Espíritu Santo, quien fue dado
después de que Cristo fue glorificado (Jn 7.37–39).
8.
Léase Números 20.1–13 para ver una segunda experiencia
con la roca.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
I.
Dios le ordenó a Moisés que le hablara a la roca, pero por
decisión propia, la golpeó.
Entonces, debido a este pecado, no se le permitió entrar en
Canaán. Al golpear de nuevo la roca, Moisés arruinó el tipo:
Cristo puede morir una sola vez. Véanse Romanos 6.9–10 y
Hebreos 9.26–28. El Espíritu fue dado una sola vez, pero el
creyente puede recibir plenitud adicional al pedírsela a Dios.
Primera de Corintios 10.4 dice que los de Israel «bebían de la
roca espiritual que los seguía».
La interpretación de algunos es que la roca viajaba con los
judíos por el desierto, pero esta explicación es improbable.
1 Corintios 10:3,4 y todos comieron el mismo alimento
espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual;
porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca
era Cristo.
la Roca en Éxodo y Números es un cuadro de Cristo.
El pueblo no podía vivir sin agua, ni tampoco hoy podemos
vivir sin el agua de la vida (Jn 4.13–14; 7.37–39).
II. En la Biblia el agua para beber es un tipo del Espíritu Santo,
quien viene al interior y satisface nuestra vida espiritual.
III. El agua para lavarse es un tipo de la Palabra de Dios, que
tiene poder limpiador (Jn 15.3; Ef 5.26).
IV. Los hechos aquí contrastan con los de Éxodo 17. En el pasaje
de Éxodo Dios le dijo a Moisés que golpeara la roca, lo que
es un cuadro de la muerte del Señor en la cruz. Pero aquí se
le dijo que le hablara, porque Cristo murió una sola vez.
V. Todo lo que necesitamos ahora es pedir y Él dará de su
Espíritu Santo (Jn 7.37–39). Cuando Moisés golpeó la roca
usó la vara de Aarón y no la suya propia. Esta es la vara
sacerdotal de la vida (Éx 17.1ss).
VI. Esta es la explicación de por qué Moisés debía hablarle a la
roca y no golpearla: Cristo nuestra roca ha resucitado de los
muertos; es nuestro sumo Sacerdote viviente; y nos da las
bendiciones espirituales que necesitamos conforme se las
pedimos.
VII. Una persona no tiene que salvarse una vez tras otra, ni
tampoco el don del Espíritu Santo debe repetirse. Recibimos
el Espíritu una sola vez cuando confiamos en Cristo;
recibimos llenuras del Espíritu muchas veces conforme
venimos a Cristo y se lo pedimos.
VIII. La principal razón, sin embargo, por la que Dios juzgó a
Moisés y le impidió entrar en la tierra prometida fue esta: se
exaltó a sí mismo y no le dio la gloria a Dios. Al llamar al
pueblo «rebeldes» y al decir: «¿Os hemos [Aarón y yo] de
hacer salir aguas de esta peña?» (v. 10), Moisés no le daba a
Dios la gloria debida a su Nombre. Fue una evidencia de
orgullo e incredulidad (v. 12). El punto más fuerte de Moisés
era su mansedumbre (12.3), sin embargo aquí es donde falló.
Sin duda Pedro era un hombre valiente, pero fracasó
precisamente en eso mismo cuando negó al Señor. A menos
que glorifiquemos a Dios en todo lo que hacemos, Dios se
enfrentará a nosotros y hará que perdamos las bendiciones
que Él tiene planeadas para nosotros.
Descargar

Cristo la roca herida

Estratificación

Estratificación

GeologíaProcesos GraníticosFluvialesGlaciaresProcesos Litológicos

Trigonometría y complejos

Trigonometría y complejos

TriángulosRelaciones trigonométricasTeorema del cosenoMódulo, argumento y raíces de un número complejoSuma de senos

Elección de material

Elección de material

RocasYacimientosExtraccionCerámicaMateriales de construcciónFactoresLadrilloPropiedadesAzulejosTejas