El Consejo de la Judicatura al país:
El Consejo Nacional de la Judicatura nació como Institución el 21 de diciembre
de 1998, por disposición de la Constitución Política de la República de 1992.
Según el artículo 254 Código Orgánico de la Función Judicial, el Consejo de la
Judicatura es el órgano único de gobierno, administración, vigilancia y
disciplina de la Función Judicial.
Desde su inicio careció de una verdadera autonomía y funcionalidad, porque
fue estructurado con los recursos existentes en la Corte Suprema de Justicia,
con personal tomado de las dependencias administrativas, lo que lo limitó en el
cumplimiento de sus atribuciones de gobierno, administración y disciplina
en la Función Judicial, más aún, si la estructura judicial, estuvo sometida a
influencias político partidarias y de grupos, tanto a nivel interno como externo,
quienes en ciertos momentos lograron convertir a la administración de justicia
en un botín político.
El Consejo Nacional de la Judicatura, como consecuencia de la tremenda
inestabilidad institucional producida en el año 2005, que incluso motivó la caída
del Presidente de la República de ese entonces, Coronel Lucio Gutiérrez y
entre otras cosas, una nueva estructuración de la Corte Suprema de Justicia,
mediante Concurso de Merecimientos y luego la integración del Consejo de la
Judicatura, también a través de concurso, que desde el 7 de Marzo del 2006,
inició una
nueva etapa poniendo como objetivo ir hacia una verdadera
reestructuración judicial y un cambio profundo en la administración de justicia
del Ecuador, propiciando un proceso de autodepuración en base a su
independencia y autonomía.
La gestión de este nuevo Consejo, llevó adelante la renovación de las Cortes
Superiores de Justicia, hoy Cortes Provinciales, a través de procesos públicos
de selección que, aunque malintencionadamente fueron cuestionados por
ciertos errores operativos cometidos, llegaron a término exitoso, con la
designación de muchos jueces que vienen desempeñándose actualmente.
Para ello hubo que vencer la interferencia sistemática de quienes dirigían la
1
denominada Federación Nacional de Asociaciones Judiciales del Ecuador,
FENAJE, que llegaron incluso a utilizar la violencia y agresión, para frenar el
proceso de cambio, lo que obligó al encausamiento penal de dirigentes que se
consideraban propietarios de la función judicial, que también utilizaron acciones
de amparo constitucional y juicios de inconstitucionalidad y con la complicidad
de ciertos Jueces, trataron de boicotear la renovación de las Cortes, que
constituía el primer paso para depurar el sistema judicial, ese boicot fracasó,
una vez que el Tribunal Constitucional dio la razón a la Corte Suprema de
Justicia y al Consejo de la Judicatura. Posteriormente el Consejo debió afrontar
la campaña lanzada para lograr su desaparición en la normativa constitucional,
que no prosperó por la visión político jurídica clara de quienes integraban la
Asamblea Constituyente del 2008, que dictó la Constitución vigente, la que
propicia un cambio trascendente de la administración de justicia, en cuya base,
desde el 9 de Marzo del 2009, se encuentra vigente el actual Código Orgánico
de la Función Judicial, que otorga al Consejo de la Judicatura un rol de mayor
trascendencia en el gobierno del sector justicia, incorporando juzgados de paz,
la Fiscalía General del Estado y la Defensoría Pública, la justicia policial y
militar, las intendencias y comisarías, etc., constituyendo en forma real la
Escuela Judicial, institucionalizando el ingreso a la carrera judicial y
administrativa para los servidores y otros aspectos que buscan constituirlo en
un instrumento eficaz para el cambio y la modernización de la justicia en el
país.
El Consejo de la Judicatura en esta etapa, tiene el carácter de transitorio, hasta
que se nombre a los nuevos vocales mediante Concurso de Merecimientos y
Oposición, conforme lo dispone el Art. 27 del Régimen de Transición y cuenta
con el respaldo de la sentencia interpretativa No. 001 del 2 de Diciembre del
2008, emitida por la Corte Constitucional, mediante la cual se interpretó la
forma en que se debía integrar y funcionar el Consejo de la Judicatura, bajo el
nuevo esquema constitucional, con importantes limitaciones establecidas en el
Código Orgánico de la Función Judicial.
Sin embargo de lo indicado, el trabajo del Consejo de la Judicatura en
transición, no se ha detenido, al contrario, a pesar de las limitaciones
2
presupuestarias, legales y coyunturales, ha emitido las resoluciones necesarias
para asegurar la continuidad del funcionamiento de la administración de justicia
y que se cumplan con las disposiciones del Código Orgánico, dando paso a un
ordenado proceso de transición y se ha continuado con la ejecución de
proyectos de desarrollo en marcha y otros nuevos, así como cumpliendo las
labores de control y disciplina al interior de la Función Judicial, por lo que nos
permitimos mencionar para conocimiento de la ciudadanía y de la
institucionalidad pública, lo siguiente:
1.- Planes Estratégicos y Operativos .En el año 2007 se dictó un Plan Estratégico quinquenal para el cumplimiento
de los objetivos que le corresponden al Consejo de la Judicatura, actualizado
en el 2008 y luego de la vigencia de la nueva Constitución y el Código
Orgánico, en el mes de Agosto del 2009, se elaboraron con participación de los
diversos estamentos que constituyen actualmente la Función Judicial la
asesoría de la Consultora “Paredes y Asociados”, los Planes Operativos a
aplicarse en el período de transición y que se los viene ejecutando, sujetos a la
supervisión de una Comisión de alto nivel designada para el efecto.
2.- Resoluciones para viabilizar la aplicación del Código Orgánico de la
Función Judicial en el período de transición.Al no existir una normativa de transitoriedad entre la Ley Orgánica del Consejo
Nacional de la Judicatura y el nuevo Código Orgánico de la Función Judicial, el
Pleno ha tenido que dictar 32 Resoluciones en materia jurisdiccional y 36 en el
área administrativa, para facilitar que las diversas instancias judiciales y
corporativas, continúen ejerciendo sus funciones sin afectar la normal marcha
de la administración de justicia, hasta que el nuevo Consejo de la Judicatura,
emita los reglamentos respectivos, que según la novena disposición transitoria
del Código, no puede dictar el actual Consejo en transición. Esas resoluciones
se encuentran en aplicación y publicadas en el Registro Oficial.
3.- Control Disciplinario.Desde el año 2006 hasta el mes de noviembre de 2009, en el Consejo de la
Judicatura, se han presentado 3.052 denuncias o quejas disciplinarias,
3
habiéndose resuelto 3490, entre las que se incluyen las rezagadas de años
anteriores, estableciéndose las siguientes sanciones:
-
Destituciones:
415;
-
Remociones:
11;
-
Suspensión sin derecho a sueldo hasta por 90 días:
163;
-
Multas de hasta 5 salarios básicos unificados:
667;
-
Amonestación escrita:
519.
TOTAL:
1.775
La labor de autodepuración asumida por el Consejo de la Judicatura, se ha
visto obstaculizada con la aplicación de acciones de amparo y protección
constitucionales, que han obligado a la restitución de algunos servidores
destituidos por sus actuaciones incorrectas.
4.- Concursos de merecimientos y oposición.En el proceso de reestructuración de personal y ampliación del servicio judicial
se han desarrollado 27 concursos de merecimientos y oposición, 13 concluídos
y 14 en proceso, sujetos a una reglamentación, que permite espacios para
impugnación, recalificaciones, presencia de veeduría ciudadana, publicidad y
notificación a los postulantes, como consecuencia de los cuales se han
designado un total de 1184 funcionarios a nivel nacional, principalmente jueces
de Cortes Provinciales, niñez y adolescencia, penales, laborales, personal de
apoyo de las judicaturas , lo que implica un porcentaje aproximado de un 25%
del total de cargos existentes en la Función Judicial. El incremento de
judicaturas y la situación actual exige que se de continuidad a los procesos de
selección para el nombramiento de titulares, principalmente a nivel de jueces y
secretarios de juzgados.
5. Situación presupuestaria.Una de las entidades que menos recursos recibe del Estado, es la función
judicial,
debiendo
afrontar
una
permanente
falta
de
disponibilidad
presupuestaria, que generalmente va del 1.5 al 1% del presupuesto general
del Estado en forma descendente. En el 2006 fue de USD $ 173’258,000.00
equivalente al 1.57 % y en el 2009, es de USD $192´449,643.77, que
4
representa el 1.17%, con una ejecución del 91.13%. Cómo se entiende que a
una función del Estado, como la judicial, se le restrinja año a año su asignación
presupuestaria, mientras que las leyes que se dictan le imponen más
obligaciones? De lo poco asignado, debe hacerse un titánico esfuerzo para
lograr los desembolsos de las asignaciones aunque ya estén presupuestadas.
El Consejo de la Judicatura, con una programación de inversión financiera
cuatrianual, esto es del 2010 al 2013, ha demostrado requerir alrededor de
USD $ 1.500´000,000.oo para implementar la aplicación del Código Orgánico
de la Función Judicial, requiriendo para el año 2010 USD $ 352´000,000.00. Es
por eso que el incremento de USD $ 80´000,000,oo aprobado en la Asamblea
Nacional, está justificado financiera y técnicamente y permitirá atender el
proceso de modernización de la justicia y robustecimiento de la atención
jurisdiccional a la familia, mujer, niñez y adolescencia, conforme lo estableció la
Asamblea.,
6.- Mejora en infraestructura.En el proceso de mejoramiento de la infraestructura, se han concluido o
adquirido Casas de Justicia, en las ciudades de Cuenca, Cañar, Macas,
Pelileo, entre otras. Se adecuó el edificio del Ex - Museo del Banco
Central en Guayaquil, se adquirió un edificio para Milagro y se encuentran por
concluir las Casas de Justicia de Quevedo y Machala, en gran parte con
recursos de autogestión, como fueron las tasas judiciales, de los que ya no se
dispone por disposición constitucional, ingresos que no han sido compensados,
lo que afectó a la marcha institucional.
En este mes, se van a entregar a SENPLADES, para su aprobación, siete
estudios de factibilidad, proyectos integrales, orientados a una dotación
espacial adecuada, como infraestructura física, instalaciones electrónicas y
equipamiento, que permitan contar con una nueva arquitectura organizacional
de la Función Judicial y fortaleciendo la Escuela Judicial, para la capacitación
inicial y formación de los funcionarios judiciales, lo cual a criterio de técnicos de
esa entidad, ubicaría al Consejo como institución modelo de la planificación
pública, pues tiene presentados los PAI 2009; 2010 y la Planificación Plurianual
2011-2013.
5
7.- Modificación de competencias.Al no contar con recursos financieros para incrementar crear judicaturas en las
diferentes materias a nivel de todo el país, el Consejo de la Judicatura ha
optado por modificar la competencia de las judicaturas únicas en varios
cantones, convirtiéndolos en juzgados multicompetentes, facilitando el acceso
a la justicia a los ciudadanos de sectores alejados de los centros urbanos.,
ahorrando gastos al usuario.
8.- Creación de Cortes Provinciales, Tribunales Penales, Juzgados de la
Niñez y Adolescencia, Tribunales Fiscales Temporales y Juzgados de
Garantías Penales (flagrancia), a nivel nacional.En coordinación con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el Consejo
de la Judicatura creó e implementó las Cortes Provinciales de Santo Domingo
de los Tsachilas, Orellana y Santa Elena, con lo cual 23 de las 24 provincias
del país, cuentan con Corte Provincial, estando pendiente la implementación de
la Corte Provincial de Galápagos, que en el futuro cercano deberá
implementarse.
Se crearon, de igual manera, 20 Tribunales de Garantías Penales a nivel
nacional, 5 en Quito, 9 en Guayaquil y uno en otras ciudades; así como 40
Juzgados de Niñez y Adolescencia, 7 en Quito, 9 en Guayaquil, 5 en Manabí, 2
en Esmeraldas y uno en otras ciudades, de acuerdo a la carga procesal.
Se crearon y se encuentran funcionando, seis Tribunales Fiscales Temporales,
3 en Quito y 3 en Guayaquil para despachar los juicios relativos a tributos
adeudados al Estado en el orden de cientos de millones de dólares. De igual
manera, se crearon y están funcionando 11 Juzgados de Garantías Penales,
con competencia para conocer los delitos flagrantes, distribuidos 4 en la ciudad
de Quito, 4 en Guayaquil y 3 en Manta.
9.- Informática.Se encuentra en marcha el proyecto de automatización integral de la
administración de justicia a nivel nacional, a fin de interconectar todos los
6
juzgados de la República y los entes administrativos, base fundamental para
lograr una verdadera modernización de la justicia.
10.- Capacitación y Escuela Judicial.En el período 2006 – 2009 la Escuela Judicial, a través de la Unidad de
Capacitación, ha realizado un importante número de cursos de capacitación
para los servidores judiciales, en todas las materias jurídicas. La muestra de
este trabajo, se resume en el año 2009, de la siguiente manera:
Cursos Desarrollados: 72, Asistentes: Jueces, Secretarios, Personal de Apoyo
de las Judicaturas y Personal Administrativo; Total de funcionarios capacitados:
3720.
Para el 2010 se han proyectado dos cursos de posgrado: Un Diplomado en
Justicia y Género; y una Especialidad en Derecho Constitucional y Derechos
Humanos.
Se han suscrito Convenios Marco de Cooperación Interinstitucional, con las
siguientes Entidades:
1. Barra Americana de Abogados;
2. Instituto de Altos Estudios Nacionales;
3. Fiscalía General de la Nación;
4. Corte Constitucional;
5. Ministerio de Justicia;
6. CONAMU; y,
7. Consejo de la Niñez y la Adolescencia.
En forma resumida y destacando solamente lo principal, queremos aclarar ante
la opinión pública, que en el Consejo de la Judicatura estamos empeñados en
un serio proceso de cambio de la Función Judicial y por eso vale destacar que
se ha recuperado el principio de autoridad en la entidad, desterrando prácticas
deshonestas que el país sabe que se daban en épocas anteriores, cuando
dirigentes gremiales y ciertos partidos políticos, buscaron hacer de la
7
administración de justicia un botín a repartirse de acuerdo a los intereses de
grupo. En la Función Jurisdiccional ya no se dan esos reiterados paros, que por
mucho tiempo paralizaban la administración de justicia en todo el país, al
contrario quienes los propiciaban se encuentran sometidos a la justicia
ordinaria, como en el caso del asalto al edificio del Consejo de la Judicatura en
Febrero del 2007.
El Consejo de la Judicatura se encuentra comprometido con el país, a fin de
preparar el camino para que quienes nos reemplacen en forma definitiva,
predio el concurso que dispone la Constitución, cuenten con las bases
institucionales que les permita continuar con la implementación del Código
Orgánico de la Función Judicial, que hoy por hoy es el principal desafío al que
debe someterse la institucionalidad jurídica del país.
Quito, 18 de Diciembre del 2009.
f) Dr. Benjamín Cevallos Solórzano, Presidente del Consejo de la Judicatura,
Dr. Ulpiano Salazar Ochoa, Vicepresidente; Dres. Herman Jaramillo Ordóñez,
Jorge Vaca Peralta, Oswaldo Domínguez Recalde, Marco Tulio Cordero
Zamora, Homero Tinoco Matamoros, Víctor Hugo castillo Villalonga y Germán
Vázquez
Galarza,
Vocales.-
Dr.
Gustavo
Donoso
Mena,
Secretario
Encargado.-
8
Descargar

El Consejo de la Judicatura al país: