SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
1. PRESENTACION DEL SERVICIO
El Servicio de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos) ha cumplido
cuatro años. Durante estos cuatro años y a pesar de no contar con apoyos
económicos, hemos conseguido mantener y afianzar el Servicio así como
promocionarla Justicia Restaurativa y la mediación penal dentro y fuera de
nuestras fronteras, como lo demuestra el congreso internacional que
organizamos con la colaboración de la Universidad de Burgos, y que
congregó a más de 250 personas de diferentes lugares de España y del
extranjero y nuestra participación activa en todos los eventos organizados
por el Foro Europeo de Justicia Restaurativa.
Estos logros no podrían haberse hecho realidad sino fuera por la
colaboración de la Fiscalía, Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León,
Policía y alguna juez y secretario judicial, todos han apoyado de una u otra
manera el trabajo y actividades del Servicio de una forma totalmente
desinteresada, y es que ellos han sabido ver los beneficios que la Justicia
Restaurativa, y por ende la mediación penal tienen para todos los
ciudadanos y en especial para las partes más vulnerables: las víctimas.
Y es que la Justicia Restaurativa y sus herramientas como la mediación
penal facilitan la reintegración de la victima y del infractor en la sociedad
de la que se separaron por el delito, superando su rol de víctima y de
infractor. Atiende principalmente a las necesidades de las víctimas de ser
escuchada, reparada y de sentirse de nuevo segura y secundariamente
atiende a la posible voluntad del infractor de disculparse y reparar en la
medida de lo posible el daño causado.
Como se verá a lo largo de esta memoria, el Servicio ha mantenido el
numero de asuntos resueltos y aunque no es lo más importante también
destacamos que el porcentaje de acuerdos es muy alto. Cualitativamente los
resultados son más que satisfactorios y revelan que funciona y puede ser un
complemento de la justicia realmente importante.
Consideramos destacable por encima del numero de asuntos resueltos, el
hecho de que la experiencia de las personas que participan en un proceso
restaurativo sea satisfactoria y que no se arrepientan de haber optado por
usar nuestro servicio, porque esto significa que estamos cumpliendo con
nuestro objetivo primordial: ser fieles a los principios y valores de la
justicia restaurativa, con lo que se habrá dado a la victima y al infractor, el
protagonismo que los corresponde por ser las partes principales del hecho
que ha dado lugar a la denuncia (delito).
Página 1 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Y es que creemos que una de las mejores formas de mostrar a la comunidad
que la justicia restaurativa es algo bueno es a través del testimonio positivo
de las personas que ya hayan participado en un proceso restaurativo en
nuestro servicio (es importante en este caso que funcione el “boca a boca”).
Merece la pena destacar, en la línea de lo que se ha dicho, la labor del
Servicio a nivel europeo e internacional con la participación activa en
Congresos y Foros europeos e internacionales, en proyectos y artículos de
investigación así como en la creación de una red de trabajo, intercambio y
apoyo de expertos de justicia restaurativa de todo el mundo. Gracias a este
apoyo pudimos contar en el Congreso internacional con la presencia de
expertos de la talla de Martin Wright, Brian Steel o Per Andersen, director
de los centros de mediación noruegos. A través de esta colaboración
internacional podremos mejorar, seguir aprendiendo y mantener un nivel
excelente en nuestro quehacer diario, pues consideramos que la mediación
penal es una materia con unas peculiaridades propias que hacen que el
aprendizaje y evolución continua sea uno de nuestros principales pilares.
Como deseos para el futuro, tenemos que decir que nos gustaría llegar a
más ciudadanos y tener la posibilidad de ayudar a más gente, también nos
gustaría que la administración autonómica cumpliera su promesa y nos
prestara ayuda económica, al igual que lo hacen otros gobiernos
autonómicos de nuestro entorno con otros servicios y por último nos
gustaría que los políticos tomaran conciencia de la necesidad de introducir
los valores y principios de la justicia restaurativa en nuestra legislación y
que al hacerlo no se limitaran a la mediación en materia penal, dejando la
puerta abierta a otras herramientas que dependiendo que asuntos y qué
personas puedan resultar más beneficiosas para los ciudadanos.
2. ¿EN QUE CONSISTE LA JUSTICIA RESTAURATIVA Y
LA MEDIACIÓN PENAL?
La Justicia Restaurativa es una corriente filosófica para responder al delito
que se centra primordialmente en que el crimen causa daños a las personas
y a las comunidades, insiste en que la justicia debe propiciar que se reparen
esos daños y las partes pueden y deben participar en este proceso. Lo
esencial es el sentido de inclusión que hace que los afectados por el delito
se mantengan al frente de la toma de decisiones.
Hasta ahora nuestro sistema estaba basado en una concepción de justicia
retributiva donde ésta es vista como una responsabilidad de los
profesionales y los delitos como acciones contra el estado.
Página 2 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Con el cambio a la justicia restaurativa se da la oportunidad a los
infractores de responsabilizarse por el delito, tomar conciencia de la
repercusión de sus acciones y reparar el daño ocasionado. Con este cambio
de justicia retributiva a restaurativa se convierte el estado en socio de la
comunidad.
Las Naciones Unidas definen la Justicia Restaurativa como una respuesta
evolucionada al crimen que respeta la dignidad y equidad de cada persona,
construye compresión y promueve armonía social a través de la sanación de
las víctimas, infractores y comunidad.
La mediación en materia penal es una herramienta para hacer realidad los
principios de esta Justicia Restaurativa, proporcionando un ambiente
seguro para que ambas partes, con la ayuda de un mediador, puedan
ponerse cada uno en el lugar del otro, la víctima sea escuchada y obtenga
respuestas y el infractor pueda disculparse llegando a acuerdos reparadores
del daño, mutuamente aceptados.
Según la Recomendación R (99) 19, del Comité de Ministros del Consejo
de Europa:” la Mediación Penal es todo proceso que permite a la víctima y
al delincuente participar activamente si lo consienten libremente, en la
solución de las dificultades resultantes del delito, con la ayuda de un
tercero independiente (mediador).”
a) CARACTERISTICAS QUE DEBEN REUNIR TODOS LOS
PROGRAMAS PARA QUE PUEDAN CONSIDERARSE
RESTAURATIVOS
Para que un Servicio o programa como puede ser el Servicio de Castilla y
León (Burgos) pueda considerarse realmente restaurativo debe reunir una
serie de características:
1. Se debe ofrecer una oportunidad para el encuentro
2. Se debe poner énfasis en la reparación del daño. Algunos daños no
podrán ser reparados pero pueden hacerse cosas para que si bien no
se repara el daño, se puede aminorar o bien proporcionar una
satisfacción moral, como por ejemplo: las disculpas, acciones que
hagan ver a la víctima que será difícil que se vuelva a cometer un
nuevo delito...
Página 3 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
3. Se debe tener como objetivo primordial reintegrar a la víctima y al
infractor. Victima e infractor necesitaran ayuda en su esfuerzo por
reintegrarse de nuevo en la sociedad como un miembro más.
El infractor necesitará ayuda para cambiar su comportamiento, y
aceptar que la reparación es una prestación socialmente constructiva.
La víctima necesitará asistencia para recuperarse del delito.
4. Se debe posibilitarla inclusión de la víctima y del infractor en todos
los procesos restaurativos. Aunque la víctima no quiera participar en
un proceso restaurativo se la pueden ofrecer otros cauces como por
ejemplo estar representada por un tercero.
Estas características coinciden en la esencia con los pilares en los que
descansa nuestro servicio de mediación penal:
Compensación, este pilar cuadra totalmente con la segunda característica:
poner énfasis en la reparación del daño. Esta reparación o compensación
puede ser muy variada por ejemplo: disculpas, devolver lo robado, no
volver a hacer algo…Esto implica hacer frente a los daños y precisamente
por esto se está reconociendo la responsabilidad en el hecho delictivo.
Reintegración, este coincide con la característica que pone su objetivo en
reintegrar a la víctima y al infractor.
Ambas partes necesitan despojarse de su “rol” tanto de victima como de
infractor y volver a la comunidad como un miembro productivo. La víctima
necesitan superar el trauma del delito y el infractor convertirse en un
ciudadano de bien, apartado del delito.
Encuentro, este pilar encaja con la característica que resalta el hecho de que
se debe dar una oportunidad a ambas partes para el encuentro.
Generalmente se valorara la conveniencia o no de un encuentro cara a cara
sino es posible el mediador o facilitador actuará de puente entre ambos.
Las personas necesitan implicarse y pueden y deben implicarse en un
hecho que les afecta tan directamente como es el delito.
Participación, este es semejante a la característica que habla de posibilitar
la inclusión de víctima e infractor en los procesos restaurativos. El
reconocimiento del delito es muy importante, se quiere que los infractores
hablen, lo mismo la victima, ambos deben participar para saber lo que están
sintiendo.
Página 4 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Juntos víctima y ofensor pueden abordar alternativas de solución que no
estén contempladas, se puede analizar la compensación (compromiso de
pagar cierto dinero, ayudar en su trabajo…), reintegración (se evita o se
reduce el tiempo de cárcel, se ponen condiciones para el acuerdo, se ven
necesidades mutuas y se ayuda a otras víctimas). Lo importantes es que se
piensa en las victimas como nunca se ha hecho.
Partiendo de este último pilar se pueden extraer tres principios básicos de
la Justicia Restaurativa, ya que creemos que la participación implica:
-Una asunción de responsabilidad por el infractor
-Un hacer frente a los daños para reparar a la víctima
-Una implicación directa de ambas para la resolución del conflicto
b) NECESIDADES DE LAS VICTIMAS DESDE UN PUNTO DE
VISTA RESTAURATIVO
La concepción retributiva ha distanciado al infractor de la víctima,
poniendo a esta última como un simple sujeto pasivo dentro de la
comunidad. Como dice García-Pablos la víctima debe de ser redescubierta.
Ser descubierta como parte fundamental junto al infractor y a los
operadores jurídicos y colaborando con la efectividad del sistema de
justicia penal.
Howard Zehr, uno de los padres de la Justicia Restaurativa establece que la
Justicia Restaurativa significa sobre todo y por encima de todo trabajar con
las víctimas. Y en ocasiones al tratar con las víctimas no se encuentran las
palabras adecuadas para definir las etapas por las que atraviesan desde el
momento en que sufren un delito y cuales son sus necesidades por eso
habla de “viaje”:
I. Viaje al entendimiento
II. Viaje al honor
III. Viaje reivindicativo
IV. Viaje hacia la Justicia
En la primera y segunda etapa las víctimas se enfrentan a un proceso
psicológico e interno en el que su necesidad primordial es intentar convivir
con lo que ha sufrido y poder superarlo. Se trata de reconstruir la historia,
incorporando el delito como una parte más de su vida y trayectoria
personal además se intenta transformar la humillación, que supone sufrir un
delito en honor (no es algo deshonroso ser víctima, sino que es un honor
poder superar el trauma y salir adelante).
Página 5 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
En la tercera etapa, la víctima refleja el proceso interno de las dos
anteriores etapas en el mundo exterior a través de sus reivindicaciones. En
este momento la víctima necesita saber que una persona (infractor) que es
el responsable. Necesita que desaparezca el desequilibrio de poder entre
ambos (victima e infractor) y que la balanza se equilibre lo más posible.
En la cuarta etapa en la que el delito ha llegado a los tribunales (a la
“justicia”) la victima tiene una serie de necesidades:
Seguridad, se sienten satisfechos si creen que hay menos posibilidades de
que el infractor vuelva a cometer nuevos delitos.
Información y respuestas. Las víctimas dicen que una de las mayores
frustraciones es la dificultad en encontrar por parte de las autoridades
judiciales información sobre la evolución de sus casos. De hecho, alguna de
las víctimas afirman que es lo único que desearían conseguir del sistema
judicial.
Hacía la mitad de la instrucción de las causas, la satisfacción de las
víctimas empieza a decaer y continua así por la falta de información del
progreso y evolución de sus casos.
Que se le cuente la verdad y se la de el “poder” para tomar parte en un
proceso que las afecta tan directamente como es el delito. Por esto,
necesitan participar y ser consultados durante todo el tiempo que dure la
tramitación.
Muy relacionada con esta necesidad de participación, esta otra y es la
necesidad de:
Reconocimiento. La víctima quiere que se la estimule para sentirse parte de
la justicia. A través de la participación, restauración emocional y
reparación material del daño se la está dando el reconocimiento y el valor
que tiene como persona y como víctima para que así la experiencia de la
victimización se resuelva de una forma satisfactoria.
En cuanto a la restauración emocional, se puede decir que mientras los
juzgados y los abogados hacen referencia al daño y sufrimiento
experimentado y en ciertos casos son adoptadas sentencias con condenas
económicas para compensar este daño, las víctimas suelen afirmar que el
daño moral solo puede ser sanado por un acto de reparación emocional.
La mayoría de los delitos son estresantes, lo que conlleva sentimiento de
vulnerabilidad, enfado, desconfianza, vergüenza o auto culpabilidad.
Página 6 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
El problema precisamente es que el sistema de justicia tradicional falla
porque trata todas las ofensas de la misma manera, a pesar del diferente
impacto que causan en diferentes victimas. Por supuesto que la reparación
material también es importante para muchas víctimas y prefieren que ésta
provenga directamente del infractor.
c) OBJETIVOS DEL SERVICIO
 Intervención en conflictos judiciales y/o comunitarios a través
de la Mediación penal y la justicia Restaurativa como
instrumento de resolución pacífica de los mismos.
 Generar un espacio para la comunicación entre los ciudadanos.
Con la mediación penal se pueden abordar los conflictos que
subyacen a los hechos delictivos, cosa que el proceso penal no
hace, con lo que la resolución del hecho puede realizarse de
una mejor manera.
 Posibilitar que la víctima se sienta protagonista tanto dentro
del procedimiento penal como en la forma de resolverlo.
 Dar una respuesta reparadora y reintegradora a la situación
que se ha creado como consecuencia del hecho delictivo. Esto
se despliega en dos vertientes, por un lado reparar el daño
causado a la víctima y por otro, permitir a los implicados
superar su rol víctima/ infractor facilitando su reingreso en la
sociedad y favoreciendo un cambio en la percepción del delito.
Permitir que la víctima pueda volver a la comunidad y
continuar con su vida y que la sociedad recupere al infractor
como un hombre nuevo, alejado del delito.
 Intentar establecer mecanismos de colaboración con los
operadores jurídicos (de momento la Fiscalía y algún juzgado
nos proporciona esta colaboración inestimable) El servicio de
Mediación Penal, se ha consolidado pero necesita seguir
creciendo y que todo el mundo que quiera, pueda tener acceso,
para ello se debe realizar labor de difusión y de acercamiento
de este servicio a la sociedad. Por ello, en el mes de marzo
tuvo lugar el I congreso internacional sobre esta materia, con
presencia de más de 250 personas, además seguiremos
repartiendo trípticos informativos del servicio, entre otras
medidas.
Página 7 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
 Evaluar la calidad del servicio y su impacto en el sistema
penal así como su proyección de futuro, como un instrumento
jurídico más del proceso contribuyendo no sólo a la
agilización de la justicia penal sino a la mejor satisfacción de
las necesidades de las víctimas. También se ayudara al
infractor a asumir su responsabilidad, y apoyarle si desea
cambiar, y vivir un vida alejado del delito.
 Fomentar y promocionar la Justicia Restaurativa y la
mediación penal de manera que todo ciudadano pueda conocer
que existe esta posibilidad. Intentar que la Justicia
Restaurativa sea una practica cotidiana que informe la vida de
todos los ciudadanos, no sólo cuando son victimas o
infractores, sino una vez que han superado este rol y vuelven a
sus vidas diarias. Y es que la Justicia Restaurativa es una
filosofía que se puede aplicar en nuestro entorno más cercano:
lugares de trabajo, colegio, familia…
d) MOMENTO PROCESAL DE APLICACIÓN
Se puede incardinar la Mediación Penal como herramienta de la Justicia
Restaurativa en tres momentos:
- Fase de instrucción (anterior al juicio). Se rige por el principio
de presunción de inocencia y se deben cumplir los siguientes
requisitos:
 El imputado debe de ser consciente del hecho delictivo que ha
cometido y sus consecuencias.
 Cuando se les ofrece participar en el procedimiento de mediación
penal se les debe informar de la valoración final de la reparación a
los efectos de los beneficios jurídicos previstos en el código penal y
que corresponde aplicar al juez.
 La participación debe de ser voluntaria
El juez principalmente valorará la mediación penal como atenuante
genérica.
- Fase posterior a la sentencia y previa a la ejecución.
En este momento procesal el juez valorará la mediación penal para:
Página 8 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
 Otorgar la suspensión de una pena privativa de libertad ( articulo
83.1 código penal)
 Valorar para otorgar la sustitución de las penas ( articulo 88 del
código penal)
- Fase de ejecución ( una vez dictada la sentencia y estando en
ejecución la misma)
El juez puede tener en cuenta la mediación penal para:
 Conceder el tercer grado de tratamiento penitenciario ( articulo 72.5
LOGP)
 Conceder la libertad condicional ( articulo 90 código penal)
 Solicitar el indulto
El Servicio de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos), de
momento ha actuado en delitos y faltas.
En delitos, en la fase de instrucción siendo valorado el acuerdo alcanzado
a través del procedimiento de mediación penal como atenuante genérico del
artículo 21.5 del código penal. Si el infractor es condenado a pena privativa
de libertad, también el fiscal valora la suspensión de la pena.
En faltas, si el proceso de mediación concluye con éxito o bien las partes
retiran la denuncia (si ello es posible, da lugar al archivo de la causa) o bien
se comprometen a no acudir a juicio (dando lugar a una sentencia
absolutoria)
e) FUNDAMENTACIÓN JURIDICA
1) Doctrina
Uno de los principios fundamentales del derecho penal es el de
intervención mínima, el cual establece que no debe utilizarse este derecho
cuando exista la posibilidad de utilizar otros instrumentos jurídicos no
penales para restablecer el orden jurídico violado.
Página 9 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
El convencimiento de que la pena es un mal irreversible y una solución
imperfecta que debe utilizarse solamente cuando no haya más remedio (es
decir tras el fracaso de otros modos de protección), obliga a reducir al
máximo el recurso al derecho penal, debiendo ser considerado como la
última ratio.
Siguiendo estas consideraciones Mir Puig establece que para proteger los
intereses sociales del estado, se debe agotar los medios menos lesivos antes
de acudir al derecho penal. Deberá preferirse según este autor la utilización
de medios desprovistos del carácter de sanción como una adecuada política
social.
Seguirán a continuación las sanciones no penales, así civiles, por ejemplo,
reparación de daños y perjuicios, administrativas como por ejemplo
multas…. Solo cuando ninguno de los medios anteriores sea suficiente
estará legitimado el recurso a la pena o a la medida de seguridad. De ahí
que este principio se denomine también de subsidiariedad.
Por otra parte es de resaltar que el código penal ha ampliado el arbitrio
judicial de forma considerable especialmente en lo tocante a la
determinación y aplicación de las penas (Art.66 y 80 y ss del C.P.) así
como en su individualización. Uno de los momentos de la individualización
de las penas sería el judicial, en este, el juzgador determinará si la ley lo
permite, la clase de pena y su duración.
Según la doctrina imperante, para ello deberían poseer una especial
preparación no solo jurídica sino también psicológica y sociológica, entre
otras, que les permitiera conocer la personalidad del delincuente. Recibirían
toda clase de informes, debidamente controlados relativos a la vida y
antecedentes de aquellos, y si fuera preciso (al resultar imposible que una
sola persona tenga conocimientos en tan amplias y dispares materias)
podría y debería recurrir a la ayuda de especialistas. Sería deseable también
que antes del juicio se efectuara una serie de exámenes al inculpado para
conocer su personalidad y medio social con el fin de prever sus posibles
reacciones al tratamiento penal y dilucidar si cupiese en todo caso una
alternativa. Estos especialistas deberían ser capaces de colaborar con el
juzgador y coadyuvar con este a la hora de mostrarle la relación victimadelincuente, si existe en el caso concreto, y sus posiciones y necesidades, el
grado de arrepentimiento, posibles acuerdos a los que pudiera llegarse a la
hora de restaurar el orden jurídico perturbado…. es decir, mostrarle un
elenco de posibilidades fácticas que inciden de lleno en la evolución del
juicio y en la posible pena (atenuantes, eximentes, sobreseimiento y
archivo, sustitución o suspensión de la pena…).
Página 10 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
De acuerdo con gran parte de la doctrina jurídica y filosófica los fines u
objetivos de las penas son la retribución, prevención y rehabilitación.

Con la retribución se intentaría volver las cosas al estado que tenían
antes de la comisión del delito, cuando sea posible, en otro caso se
trataría de aminorar los efectos de la conducta delictiva, o en último
lugar, la pena desde este punto de vista sería la respuesta de la sociedad
al delincuente por el mal que causó.

Desde la función de la prevención tanto general como especial se
intenta disuadir a otros y al mismo delincuente de la comisión de nuevos
delitos.

Y con la rehabilitación se trata de conseguir que el delincuente vuelva
al marco social del que se separó.
Estos objetivos de las penas se encuentran recogidos en el Art. 25.2 de
nuestro texto constitucional el cual aunque solo alude a la reeducación y
reinserción, según autores como Mir Puig los otros fines de la pena
vendrían respaldados por el Art.1 en el que habla de España como un
estado social y democrático de derecho.
Al constituirse nuestro estado de esta forma, el ius puniendi, ha de estar
sujeto no solo al límite del principio de legalidad que impone el estado de
derecho sino a otra serie de límites que se derivan de su carácter de estado
social y democrático como el principio de intervención mínima, ya
mencionado, y el respeto a la dignidad humana e igualdad.
Conviene subrayar, que siguiendo esta línea, el derecho penitenciario
tiene como meta también la reeducación y reinserción social de los
sentenciados a penas y medidas de seguridad Art. 1 LOGP y se intenta
conseguir a través del tratamiento.
Así se define en el Art. 59.1 como conjunto de actividades directamente
dirigidas a la consecución de la reeducación y reinserción social de los
internos, añadiéndose que el tratamiento pretende hacer del interno una
persona con la intención y la capacidad de vivir respetando la ley así como
subvenir a sus necesidades. Tampoco escasean las referencias al futuro en
que el interno sea "capaz de llevar, con conciencia social una vida sin
delitos" art61.1 LOGP.
Página 11 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
En definitiva, queda pues constatado que nuestro sistema penal y
penitenciario pretende prevenir las conductas delictivas o bien promover
una resocialización penal, en el sentido de evitar recaídas en el delito. Esta
reinserción se pone de manifiesto también en el tratamiento
postpenitenciario al establecer en el Art. 73 de dicha LOGP que el
condenado que haya cumplido su pena y el que de algún otro modo haya
extinguido su responsabilidad penal debe ser plenamente reintegrado en el
ejercicio de sus derechos como ciudadano. Los antecedentes no podrán ser
en ningún caso motivo de discriminación social o jurídica.
Respecto de la Ley Orgánica de Responsabilidad Penal del Menor, cabe
destacar el punto 5 de la exposición de motivos que dice “Asimismo, han
sido criterios orientadores de la redacción de la presente Ley Orgánica,
como no podía ser de otra manera, los contenidos en la doctrina del
Tribunal Constitucional, singularmente en los fundamentos jurídicos de las
sentencias 36/1991, de 14 de febrero, y 60/1995, de 17 de marzo, sobre las
garantías y el respeto a los derechos fundamentales que necesariamente han
de imperar en el procedimiento seguido ante los Juzgados de Menores, sin
perjuicio de las modulaciones que, respecto del procedimiento ordinario,
permiten tener en cuenta la naturaleza y finalidad de aquel tipo de proceso,
encaminado a la adopción de unas medidas que, como ya se ha dicho,
fundamentalmente no pueden ser represivas, sino preventivo-especiales,
orientadas hacia la efectiva reinserción y el superior interés del menor,
valorados con criterios que han de buscarse primordialmente en el ámbito
de las ciencias no jurídicas”.
Seguidamente, en el punto 13 de la exposición de motivos, “Un interés
particular revisten en el contexto de la Ley los temas de la reparación del
daño causado y la conciliación del delincuente con la víctima como
situaciones que, en aras del principio de intervención mínima, y con el
concurso mediador del equipo técnico, pueden dar lugar a la no incoación
o sobreseimiento del expediente, o a la finalización del cumplimiento de la
medida impuesta, en un claro predominio, una vez más, de los criterios
educativos y resocializadores sobre los de una defensa social esencialmente
basada en la prevención general y que pudiera resultar contraproducente
para el futuro. La reparación del daño causado y la conciliación con la
víctima presentan el común denominador de que el ofensor y el perjudicado
por la infracción llegan a un acuerdo, cuyo cumplimiento por parte del
menor termina con el conflicto jurídico iniciado por su causa.
La conciliación tiene por objeto que la víctima reciba una satisfacción
psicológica a cargo del menor infractor, quien ha de arrepentirse del daño
causado y estar dispuesto a disculparse.
Página 12 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
La medida se aplicará cuando el menor efectivamente se arrepienta y se
disculpe, y la persona ofendida lo acepte y otorgue su perdón. En la
reparación el acuerdo no se alcanza únicamente mediante la vía de la
satisfacción psicológica, sino que requiere algo más: el menor ejecuta el
compromiso contraído con la víctima o perjudicado de reparar el daño
causado, bien mediante trabajos en beneficio de la comunidad, bien
mediante acciones, adaptadas a las necesidades del sujeto, cuyo
beneficiario sea la propia víctima o perjudicado”.
Es de destacar el hecho de que la ley penal del menor, prevé ya unos
mecanismos que tímidamente se fundamentan en la filosofía de la
justicia restaurativa, basada en dar participación a la víctima en el
proceso y conseguir, con todo esto, una mejor satisfacción de su interés
vulnerado como consecuencia de la comisión de un acto delictivo.
Nada impide que esta tendencia, iniciada por esta ley, pueda incorporarse a
la justicia de adultos pues si como he dicho, no hay referencias legales que
amparen expresamente la mediación penal y justicia restaurativa, tampoco
hay prohibición expresa, y de gran parte de artículos de nuestro texto
constitucional y del código penal (que más tarde se examinarán) se infiere
la posibilidad de llevarse a cabo, como ya se ha realizado en otras
comunidades autónomas
Otra cuestión importante sería la relación victima-delincuente, posible
en determinados delitos. Mientras que en épocas anteriores constituía una
tarea esencial del derecho penal proporcionar al perjudicado una
compensación por los perjuicios sufridos, la evolución jurídica rompió el
lazo entre delincuente y víctima convirtiéndose ésta a lo sumo, en un mero
testigo.
En la actualidad con las modernas teorías funcionalistas en el ámbito de la
política criminal y el sistema penal, la víctima es objeto de protección
jurídica tanto en la búsqueda de su satisfacción moral o económica como
en la forma de concluir con esta satisfacción, en una manera de mantener la
paz social.
Queralt destaca que con la aparición de la victimología, se empieza a
formular una serie de consideraciones político-criminales tendentes a
disminuir los efectos de considerar a las víctimas como meras "estatuas de
piedra".
Página 13 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
2) Derecho Constitucional
Art. 1.1: “España se constituye en un estado social democrático de
Derecho…”
Art. 9.2: “Corresponde a los Poderes Públicos promover las condiciones
para que la libertad e igualdad del individuo y grupo sean reales y efectivos;
remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la
participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica,
cultural y social”.
Estos artículos muestran el interés del constituyente en superar la
separación entre sociedad y estado, propia de épocas pasadas, estableciendo
una relación, justamente en la que hace del segundo, un instrumento
efectivo y servicial de la primera. Por tanto, a la exigencia de una
legitimación democrática, se añade la legitimación del Estado por el
cumplimiento de su papel de integración de resolución adecuada de
problemas y de conflictos sociales, dando participación activa a los
interesados para lograr una mayor y más pronta satisfacción de los
conflictos. Así la STC 11/1981 se refiere a la armonización en la mutua
acción Estado – Sociedad que supone el estado social (…) tiene la
significación, de legitimar medios de defensa a los intereses y grupos de
población socialmente dependientes, y si el estado social no excluye los
conflictos, si puede y debe proporcionar los cauces para resolverlos.
Art. 9.3: “La Constitución garantiza el principio de legalidad, jerarquía
normativa, publicidad de las normas, irretroactividad de las disposiciones
sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales,
seguridad jurídica, responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de
los poderes públicos”.
El proceso de mediación y justicia restaurativa no sólo no vulnera el
principio de legalidad ni de jerarquía normativa puesto que es respetuoso
con todas las normas legales y procesales, sino que además ayuda a la
mejor comprensión del hecho juzgado. La mediación y por tanto la justicia
restaurativa como procedimiento inserto en una causa penal, aporta al
proceso argumentos que ayudan a la valoración del delito y a la calificación
del mismo a la hora de dictar sentencia. Al proporcionar elementos
importantes para que el juez decida, se está dotando al proceso de mayores
y mejores garantías.
Página 14 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Art. 10: “La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son
inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la Ley y a los
derechos de los demás, son el fundamento del orden político y de la paz
social”. El estado tiene como fin último, lograr una convivencia en paz de
todos los ciudadanos, lo que se puede llevar a cabo de una forma más
satisfactoria, facilitando el dialogo de los posibles implicados en un litigio.
Habilitar a las partes a que tomen un posición activa y protagonista en el
proceso, contribuye a la mayor satisfacción por el funcionamiento del
sistema judicial, así como la asunción de una responsabilidad moral y
social sobre los hechos cometidos y sufridos respectivamente, que
conducen a su posterior prevención.
Art. 24.1: “Todas las personas tienen derecho a obtener tutela efectiva de
los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos
sin que en ningún caso pueda producirse indefensión”.
En ningún caso se debe desposeer al Juez de su facultad de decidir en
cuestiones dentro del ámbito penal. Al ser la mediación y la justicia
restaurativa un procedimiento voluntario tanto en su inicio como en su
conclusión, pudiendo cualquiera de las partes participantes, renunciar en
cualquier momento a continuar o terminar dicho proceso, a llegar o no a
acuerdos, o a acatar o no los mismos, este precepto constitucional no queda
vulnerado. Por otra parte, la mediación penal y la justicia restaurativa, son
fórmulas de resolución y prevención de conflictos que se insertan
inexcusablemente dentro de un proceso judicial, iniciándose el
procedimiento de mediación bajo la tutela del juez y termina antes del
archivo del caso o su sentencia, ayudando a dejar constancia escrita y
motivada de los acuerdos tomados por las partes, que son pieza
fundamental, tanto en la motivación del archivo como de la citada
sentencia.
Art.24.2: “Asimismo todos tienen derecho al juez ordinario
predeterminado por la Ley, a la defensa y asistencia de letrado, a ser
informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público
sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de
prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no
confesarse culpables y a la presunción de inocencia”.
Respecto de la presunción de inocencia, la mediación al ser un proceso
voluntario, no afecta a ésta en ningún sentido. El acusado puede asumir en
la medida que él libremente estime, su responsabilidad en los hechos
enjuiciados, no siendo necesario para iniciar el proceso, su autoinculpación.
Página 15 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
En consonancia con esto, el artículo 406 de la LECr, establece que la
confesión del inculpado no excluye la necesidad de que el Juez realice
todas las pruebas necesarias para llegar a su convencimiento sobre los
hechos confesados y la comisión del delito. La mediación penal y los
procedimientos de justicia restaurativa, de alguna manera actúan como
medios de prueba en la valoración de la experiencia subjetiva, tanto del
acusado como de la víctima, por el delito cometido así como por los
objetivos y las metas a alcanzar por el proceso judicial.
Art. 25.2: ...”las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad
estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social...”
El procedimiento de justicia restaurativa, aporta al proceso la posibilidad de
que las partes lleguen a acuerdos en este sentido.
Una justicia meramente retributiva o punitiva, no resuelve ni previene el
delito o los daños causados, por lo que un modelo restaurativo, no sólo
tiene soporte jurídico en nuestro ordenamiento, sino que además es una
demanda de nuestro estado social.
Art. 39: “Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y
jurídica de la familia”
Siguiendo la misma línea de argumentación, la Constitución establece la
necesidad de que el estado trate de favorecer un ambiente adecuado para
que cada individuo, integrado en el núcleo familiar pueda desarrollarse
como persona. Esto implica que la consecución del objetivo de lograr la
paz social, favorece no sólo a los acusados sino al resto de la comunidad.
Si es muy cierto, que el delito afecta al delincuente y a su víctima, no es
menos cierto, que repercute inevitablemente en su entorno familiar, de tal
manera que siendo la familia una institución que debe ser protegida por la
sociedad, la mejor resolución de los conflictos penales, favorecerá la
prevención de los delitos y la reinserción en la sociedad, tanto del
delincuente, así como la normalización de las relaciones con su familia y
sus comunidad.
Art. 43.2: “Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud
pública a través de medidas preventivas y prestaciones y servicios
necesarios”.
A lo largo del texto constitucional, se ve una clara preocupación por cada
ámbito de la vida de los ciudadanos. De este artículo en particular, se
infiere una preocupación por establecer toda clase de medidas preventivas
o a posteriori, para tutelar la salud.
Página 16 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Esta preocupación por la salud, no es ajena a la administración de justicia,
pues la salud física o psíquica es la base para clarificar conceptos tan
importantes como la imputabilidad penal.
Por otra parte, es el apoyo fundamental para lograr la rehabilitación y
reinserción de los delincuentes (uno de los fines de nuestro estado social y
democrático de derecho) y también, no se debe olvidar que la salud desde
el punto de vista social, ayuda a obtener una visión más amplia y completa
de las circunstancias que rodearon la comisión del hecho y de las posibles
variables a la hora de dictar sentencia.
A este respecto y en esta línea la Organización Mundial de la Salud define
la salud como el perfecto estado de bienestar físico, mental y social, y no
sólo la ausencia de dolor o enfermedad.
Art. 120.3: “Las sentencias serán siempre motivadas”…
Para eludir la arbitrariedad en toma de decisiones tan importantes como las
de los tribunales, se establece en la constitución la necesidad de la
motivación de las resoluciones judiciales, para lo cual el juzgador debe
proveerse de los argumentos suficientes y necesarios en los que basar su
convicción sobre los hechos. Como se ha comentado anteriormente, la
experiencia subjetiva de los implicados es muy importante en la valoración
del delito y sus consecuencias. El Proceso de mediación penal y justicia
restaurativa establece un marco de encuentro de las partes interesadas que
resuelve por escrito y con la debida motivación el conflicto surgido entre
ellos por el hecho delictivo. De esta manera, el acuerdo de las partes a este
respecto, ayuda a motivar la resolución judicial en todo aquello que se
refiera a la experiencia subjetiva de las partes.
Art. 124: “El Ministerio Fiscal tiene por misión promover la acción de la
justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del
interés público tutelado por la Ley, de oficio o a petición de los interesados,
así como velar por la independencia de los tribunales y procurar ante éstos
la satisfacción del interés social”
La misión fundamental del Ministerio Fiscal es actuar en defensa de los
intereses de los ciudadanos y a él le compete también, el que los tribunales
lleguen a resoluciones en las que se satisfaga el interés general de la mejor
forma posible, para lo que el proceso de mediación y por tanto, de justicia
restaurativa puede ser una herramienta eficaz y de gran ayuda.
Página 17 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
3) Código Penal
a. Art. 21.2ºC.p.: atenúa la responsabilidad criminal a causa de su
grave adición a sustancias establecidas en el artículo anterior.
b. Artículo 21.5 del vigente Código Penal (L.O. 10/1995, de 23 de
noviembre): la reparación del daño: “Son circunstancias atenuantes:
la de haber procedido el culpable a reparar el daño ocasionado a la
víctima o disminuir sus efectos, en cualquier momento del
procedimiento y con anterioridad a la celebración del acto del Juicio
Oral”.
El Código penal prevé el otorgamiento de determinados beneficios
jurídicos al infractor que repare el daño causado a la víctima.
La reparación del daño causado a la víctima, puede consistir, por ejemplo,
en procurarle una satisfacción, bien de índole moral, bien de carácter
material o indemnizatorio. Para que esta conducta atenuatoria surta efecto,
es necesario que se realice antes de la celebración del juicio oral siendo en
principio posible la atenuación para quien realiza la conducta reparadora
una vez señalado el juicio oral pero no celebrado y también en los casos de
suspensión de éste, si la conducta se verifica tras el acuerdo de suspensión
y antes de la ulterior reanudación.
 Contenido de la reparación: El artículo 21.5 del Código Penal no
define cuál deba ser el contenido de esa reparación. La
jurisprudencia ha ido perfilando este contenido y los requisitos que
debe presentar la reparación y la disminución del daño para que
tengan reflejo atenuatorio:
1. Ha de ser efectiva. Por ejemplo, consignando las cantidades sustraídas
(STS de 17 de octubre de 1998 y STS de 26 de abril de 1999).
Es independiente incluso de la aceptación de la víctima o perjudicado.
STS 17 octubre 1998: “En el caso que da origen a este recurso ha quedado
probado que el procesado ahora recurrente, reparó los daños causados por
sus delitos, consignando para ello cantidades incluso superiores a las que
había sustraído y sin tener en cuenta que dos de los perjudicados habían
renunciado a ser indemnizados”. STS 21 de octubre 2003: “Ahora bien, la
exigencia de la efectividad de la reparación o disminución de los efectos
del delito, teniendo en cuenta lo anterior, no debe entenderse como un
requisito necesario para estimar la atenuante [...]
Página 18 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Lo que en todo caso sí es exigible es la plena disponibilidad del autor del
delito según sus propias capacidades y posibilidades, por una parte, y, por
otra, la constancia de la potencial utilidad para la víctima de la conducta del
mismo con independencia de las circunstancias ajenas a la disponibilidad
mencionada, es decir, no debe minusvalorarse la conducta del autor en aras
del resultado final siempre y cuando mediante la primera haya desplegado
todas las posibilidades a su alcance y el hecho no sea absolutamente
irreversible teniendo en cuenta su razonable apreciación.”
2. Cabe una reparación parcial, adecuada a la capacidad reparadora del
sujeto (SSTS de 23 de diciembre de 1999, 24 de enero de 2001).
3. No es necesario que sea integral, pero sí que sea sustancial (STS de
12 de febrero de 2000) o relevante (STS de 26 de abril de 1999).
Puede ser simbólica, caso de una petición de perdón (STS de 8 de
noviembre de 1994; STS de 28 de octubre de 1995). En este sentido, se
entendería como reparación simbólica poner inmediatamente en
conocimiento de los agentes de la autoridad la existencia del fuego y
colaborar en las tareas de extinción del mismo (SAP de Pontevedra,
Sección 4ª, 9 de febrero de 2000); cooperar con la Policía para detener al
destinatario de 4,475 Kg. de cocaína que portaba la acusada (STS de 18 de
octubre de 1999, núm. 1383/1999; o la actividad de voluntariado que está
llevando a cabo en la Asociación “Ciudad Joven”, dado que no existe una
víctima concreta (ST 78 del Juzgado de lo Penal nº 4 de Valencia, de 2 de
marzo de 2000). También la STS 6 de octubre 1998 señala que “cuando el
autor realiza un “actus contrarius” de reconocimiento de la norma
vulnerada y contribuye activamente al restablecimiento de la confianza en
la vigencia de la misma. En tales casos se dará una reparación simbólica
que, por regla general, debería ser admitida en todos los delitos”. Así pues,
cualquier forma de reparación del daño o de disminución de sus sus efectos,
sea por la vía de la restitución, de la indemnización de perjuicios, de la
reparación moral o incluso de la reparación simbólica (STS 19 febrero
2001, 30 de abril de 2002, entre otras), puede integrar las previsiones de la
atenuante.
No se identifica totalmente, con el concepto civil de reparación. STS 4
febrero de 2000: “Con relación al artículo 21.5 del Código Penal, el
legislador emplea el término reparación en un sentido amplio más allá de la
estricta significación que se deriva del artículo 110 C.P. donde la
responsabilidad civil tiene un innegable matiz jurídico civilista.
Página 19 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Se trata de procurar ayuda a la víctima, incentivar la reparación . . .
satisfacer un interés general que afecta tanto a la comunidad como a los
intereses de las víctimas”. Cf. también STS 2 de diciembre de 2003.
Debe solicitarse expresamente su aplicación, no basta presentar sólo el
documento de consignación (STS de 23 de diciembre de 1999).
4. El último párrafo de la STS 6 de octubre de 1998 permite la
aplicación no sólo a delitos de resultado, sino también a los de simple
actividad.
Por ejemplo, nada impide aplicársela al traficante que decide colaborar en
la rehabilitación de drogodependientes y ello al margen de las atenuadas
previstas en el propio tipo privilegiad(art. 376 tanto en la vigente redacción,
como in fine según LO 15/2003, que incorpora un tratamiento jurídico
especifico para el drogodependiente rehabilitado por razones inteligentes
de política criminal), o quien ha puesto en peligro la seguridad en el tráfico
y decide incorporarse como voluntario a un Centro de Tetrapléjicos,
víctimas de accidentes viarios.
5. Los baremos de referencia a la hora de estimarla o desestimarla han
de ser: las condiciones del culpable y la gravedad de su conducta (STS,
Sala Segunda, de 29 de septiembre de 1998).
6. Es indiferente la motivación del sujeto (incluso, cabe que su única
motivación sea obtener una ventaja penológica).
Tiene una clara finalidad de revalorizar el papel de la víctima en el
proceso penal: STS 26 abril 1999: “Queda acreditado que ha sido abonado
el perjuicio causado, lo que sin duda debió haber exigido la aplicación del
Art. 21.5 CP, que introducida en el vigente Código Penal constituye un
claro exponente de una política criminal orientada a la protección de la
víctima. Por un lado supone un claro indicio de un apartamiento de su
actividad delictiva facilitando el pronóstico de una efectiva reintegración
social. De otro lado, se facilita la satisfacción a la víctima, la tradicional
olvidada de las grandes construcciones doctrinales del sistema de justicia
penal hasta época reciente, con reconocimiento del protagonismo que le
corresponde en todo delito, reconociendo que éste, además de integrar un
ataque a bienes jurídicos indispensables para la convivencia en una
sociedad democrática a cuya reparación se atiende con la imposición de la
pena, supone, también, un ataque a bienes concretos e individuales a los
que es preciso dar satisfacción, los de la víctima, de suerte que ésta no se
sienta desprotegida ni reducida a la exclusiva condición de testigo de
cargo”. En la misma dirección, STS 30 de junio de 2003.
Página 20 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
7. Cabe ser aplicada como muy cualificada, con las consiguientes
consecuencias a efectos de dosimetría penal (bajar uno o dos grados la
pena.) STS 24 de Julio de 2001
8. Es compatible con la atenuante de confesar la infracción a la
autoridad del Art. 21,4 CP “pues aun tratándose de comportamientos
posdelictuales se refieren a conductas distintas que exigen una distinta
atenuación y obedecen a razones de política criminal que el legislador
plasma en el Código Penal” (STS 23 de enero de 2001).
9. Debe ser aplicada con generosidad y gradualidad. STS 30 de junio
de 2003 establece doctrina general: “A) La atenuante que nos ocupa debe
ser interpretada con la mayor flexibilidad, en el sentido de no poner
cortapisas a la actitud reparadora del sujeto agente. B) La atenuación
deberá ser objeto de matices y gradaciones al objeto de señalar la
intensidad atenuatoria de la misma, diversificando situaciones. [...]
Indudablemente, tampoco podría considerarse de igual manera la
restitución total, incluso con daños y perjuicios, que la que se hace
parcialmente La atenuación abarca a ambas posibilidades (intensidad de la
restitución).
[...]También es posible aquilatar el grado de dañosidad ocasionado y
después reparado, desde el punto de vista de la víctima. [...]. En el plano de
los principios y por constituir materia del motivo que estudiamos, deberían
quedar fuera de la posible estimación los siguientes supuestos: A) Las
reparaciones ilusorias o aparentes, sin apenas efectividad [...] B) Junto a
este supuesto deben añadirse los actos de reparación teñidos de ilicitud”.
 Persona que ha de realizarla: El autor de la infracción (o un
tercero en su nombre siempre y cuando la misma se realice por
orden y cuenta del sujeto activo, ante la imposibilidad por su parte
de llevar a cabo dicha conducta)
En los casos de sustitución y suspensión de la ejecución de la condena se
atenderá al esfuerzo realizado para reparar el daño (artículos 88.1 y 80 y
siguientes del Código Penal): En el caso de la sustitución, tanto para penas
de prisión que no excedan de un año como para las que no excedan de dos,
se tendrá en cuenta "el esfuerzo realizado para reparar el daño causado
(…)". A los efectos de la suspensión del artículo 80, párrafo segundo,
cuando se hace referencia a la previa audiencia de las partes, estas (si ha
existido un proceso de mediación) lo pondrán de manifiesto.
Página 21 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
c. Artículo 21.4 del Código Penal: “Son circunstancias atenuantes: la
de haber procedido el culpable, antes de conocer que el
procedimiento judicial se dirige contra él, a confesar la infracción a
las autoridades”.
El elemento subjetivo de ambas atenuante (Art.21.4 y 21.5) es similar:
cooperar con la Administración de Justicia o realizar actos tendentes a
disminuir el daño causado, sin que se valoren cuáles sean los motivos que
ha llevado al autor a esa reparación.
Elemento objetivo de la atenuante del artículo 21.4 (la confesión de la
infracción a las autoridades): con relación al elemento cronológico, Alonso
Fernández entiende que existirán tres supuestos que se mueven
temporalmente desde la comisión del delito hasta que efectivamente un
procedimiento se dirige contra una persona determinada, y en los tres
supuestos, la confesión realizada será, cronológicamente hablando, válida:
a. Confesión realizada a partir de la comisión del hecho delictivo y
antes de que se haya incoado procedimiento alguno.
b. Confesión realizada encontrándose ya abierto un procedimiento, en
el que todavía no se haya determinado el culpable, o
equivocadamente se dirija contra persona no responsable de delito.
c. Confesión realizada encontrándose un procedimiento en marcha, y
que se dirija contra el auténtico responsable de la infracción, pero
que éste desconozca tal hecho, en el momento de emitir su
confesión.
Con relación al contenido del concepto, “procedimiento judicial”, la
mayor parte de la jurisprudencia entiende que es el que se inicia con la
instrucción del atestado por parte de los funcionarios policiales, dado que
es el que hace nacer el proceso judicial y forma parte del mismo.
Por lo que respecta al contenido de la confesión: debe ser total, auténtica,
veraz y sin ocultar datos que perjudiquen al confesante.
d. Art. 21.6: Son circunstancias atenuantes: Cualquier
circunstancia de análoga significación que los anteriores.
otra
No se trata de analogía en las circunstancias como en el código de 1870
sino de analogía en la significación, es decir, circunstancias que aun no
siendo análogas atendiendo a los hechos que las constituyen, lo son en
cuanto deben suponer una disminución de la culpabilidad o la antijuricidad.
Página 22 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Cualquier conducta reparadora que se lleve a cabo fuera de esos momentos
procesales a los que se refieren los artículos 21.4 y 21.5 del C.P. podrá ser
valorada ante instancia superior como una atenuante analógica (artículo
21.6 del Código Penal).
e. Art. 80 “Los jueces o tribunales podrán dejar en suspenso la
ejecución de las penas privativas de libertad no superiores a 2 años
mediante resolución motivada…”
f. Art. 83.1 La suspensión de la ejecución de la pena quedará siempre
condicionada a que el reo no delinca en el plazo fijado por el juez o
tribunal, conforme al Art. 80.2 de este código.
En el caso de que la pena suspendida fuese de prisión, el juez o
tribunal sentenciador, si lo estima necesario, podrá también
condicionar la suspensión al cumplimiento de las obligaciones….de
entre las siguientes: (…)6º Cumplir los demás deberes que el juez o
tribunal estime convenientes para la rehabilitación social del penado,
previa conformidad de éste, siempre que no atenten contra su
dignidad como persona.
g. Art.87.1.1º 4 y 5: suspensión de penas privativas de libertad no
superiores a cinco años.... a causa de su dependencia.......Que se
certifique por Centro o Servicio Público o Privado.......Los Centros o
Servicios responsables del Tratamiento estarán obligados a facilitar
al Juez o Tribunal sentenciador... la información precisa....el Juez o
Tribunal acordará la remisión de la pena si se ha acreditado la
deshabituación o la continuidad del tratamiento del reo. De lo
contrario, ordenará su cumplimiento, salvo que, oídos los informes
correspondiente, estime necesaria la continuación del tratamiento....
h. Art. 88.1 : Los jueces o tribunales podrán sustituir, previa audiencia
de las partes, en la misma sentencia o posteriormente en auto
motivado, antes de dar inicio a su ejecución, las penas de prisión que
no excedan de un año por multa o por trabajos en beneficio de la
comunidad, aunque la ley no prevea estas penas para el delito de que
se trate cuando las circunstancias personales del reo, la naturaleza
del hecho, su conducta y, en particular, el esfuerzo para repara
el daño causado, así lo aconsejen, siempre que no se trata de reos
habituales.
Página 23 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
i. Art. 88.2: Excepcionalmente se podrán sustituir por multa o por
multa y trabajos en beneficio de la comunidad, las penas de prisión
que no excedan de dos años a los reos no habituales cuando de las
circunstancias del hecho y del culpable se infiera que el
cumplimiento de aquellas habría de frustrar sus fines de
prevención y reinserción social…
j. Art. 90. Se establece la libertad condicional en la pena privativa de
libertad para aquellos sentenciados….
a) que hayan observado buena conducta y exista respecto de los
sentenciados un pronóstico individualizado y favorable de
reinserción social emitido en el informe final previsto en el artículo
67 de la ley orgánica general penitenciaria…
k. Art.91.1 Excepcionalmente…..el juez de vigilancia penitenciaria
previo informe del ministerio fiscal, instituciones penitenciarias y las
demás partes, podrá conceder la libertad condicional a los
sentenciados a penas privativas de libertad que hayan extinguido las
dos terceras partes de su condena, siempre que merezcan dicho
beneficio por haber desarrollado continuadamente actividades
laborales, culturales u ocupacionales.
l. Art.91.2 A propuesta de instituciones penitenciarias y previo
informe del ministerio fiscal y de las demás partes…el juez de
vigilancia penitenciaria podrá adelantar una vez extinguida la
mitad de la condena la libertad condicional……Esta medida
requerirá que el penado haya desarrollado continuadamente las
actividades indicadas en el apartado anterior y que acredite además,
la participación efectiva y favorable en programas de reparación
a las víctimas o programas de tratamiento o desintoxicación ,en
su caso.
m. Art. 95.1: Las medidas de seguridad se aplicarán por el juez o
tribunal previos los informes que estimen convenientes… siempre
que concurran las siguientes circunstancias 1) que el sujeto haya
cometido un hecho previsto como delito 2) que del hecho y de las
circunstancias personales del sujeto, pueda deducirse un pronóstico
de comportamiento futuro que revele la probabilidad de comisión de
nuevos delitos
Página 24 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
n. Art. 97: Durante la ejecución de la sentencia el Juez o Tribunal
sentenciador adoptará mediante un procedimiento contradictorio,
previa propuesta del Juez de vigilancia alguna de las siguientes
decisiones:
a) mantener la ejecución…
b) Decretar el cese de la medida en cuanto desaparezca la
peligrosidad criminal del sujeto.
c) Sustituir una medida de seguridad por otra que estime más
adecuada…
d) Dejar en suspenso la ejecución de la medida en atención al
resultado ya obtenido con su aplicación…
o. 105: Para decretar la obligación de observar alguna de las medidas
previstas en este artículo, el juez o tribunal sentenciador, deberá
valorar los informes emitidos por facultativos y profesionales
encargados de asistir al sometido a la medida de seguridad.
p. Art. 130.5: La responsabilidad criminal se extingue por el perdón
del ofendido cuando la Ley así lo prevea. El perdón habrá de ser
otorgado de forma expresa antes de que se haya dictado sentencia a
cuyo efecto el juez o tribunal sentenciador deberá oír al ofendido por
el delito antes de dictarla
q. El código penal tipifica diferentes delitos y faltas perseguibles
únicamente mediante denuncia de la persona ofendida (ejemplo 620
del código penal). En estos casos el procedimiento de mediación
puede facilitar la obtención de un acuerdo con el perjudicado, que
este se considere reparado y por tanto retire la denuncia y el juez
pueda archivar la causa
4) Ley de Enjuiciamiento criminal
Art. 787 LECr: El Juez puede proceder con el acuerdo de ambas partes a
dictar una sentencia de conformidad, con el escrito de acusación o con el
que se presentare en el acto.
Según Muerza Esparza, cuando la Ley dice “con el escrito que se
presente en dicho acto, se está presuponiendo negociaciones previas
entre acusación y defensa, aunque la Ley nada especifique al respecto”.
Página 25 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
5) Ley orgánica general penitenciaria
Art.72 La clasificación o progresión al tercer grado del tratamiento
requerirá…..que el penado haya satisfecho la responsabilidad civil derivada
del delito, considerando a tales efectos la conducta efectivamente
observada en orden a restituir lo sustraído, reparar el daño e
indemnizar los perjuicios materiales y morales, las condiciones
personales y patrimoniales del culpable a efectos de valorar su capacidad
real, presente y futura para satisfacer la responsabilidad civil que le
correspondiera, las garantías que permitan asegurar la satisfacción futura…
6) Ley de responsabilidad penal del menor.
Esta Ley Orgánica, es prolija en la mención de procedimientos de
mediación y justicia restaurativa, y la participación de un equipo
multidisciplinar en estas funciones.
El fundamento por el que han llegado a este procedimiento socializante, no
es otro que la atenuante prevista en nuestro Código Penal de la reparación
del daño.
Art. 19 LRPM:” Sobreseimiento del expediente por conciliación o
reparación entre el menor y la víctima. También podrá el Ministerio Fiscal
desistir de la continuación del expediente, atendiendo a la gravedad y
circunstancias de los hechos y del menor, de modo particular a la falta de
violencia o intimidación graves en la comisión de los hechos, y a la
circunstancia de que además el menor se haya conciliado con la víctima o
haya asumido el compromiso de reparar el daño causado a la víctima o
al perjudicado por el delito, o se haya comprometido a cumplir la
actividad educativa propuesta por el equipo técnico en su informe…”
(Este epígrafe de fundamentación forma parte del libro de investigación
"Justicia Restaurativa y Mediación Penal: de la teoría a la práctica" de
Virginia Domingo de la Fuente)
7) Derecho supranacional
Convenio Europeo para la protección de los Derechos Humanos y de
las Libertades Fundamentales (4 de Noviembre de 1950):
Admite como procedimiento para el propio funcionamiento de su sistema
de garantías, el de la mediación de la Comisión instituida por el referido
Convenio, para conflictos entre un Estado infractor y el demandante,
víctima de la violación de derechos.
Página 26 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Recomendación R (83) 7 de 23 de junio de 1983 del Comité de
Ministros del Consejo de Europa: Recomienda a los gobiernos de los
Estados miembros fomentar que se facilite la indemnización a la víctima
por parte del delincuente, por ejemplo, previendo tal obligación como
medida sustitutiva de la pena privativa de libertad.
Recomendación R (85) II de 28 de junio de 1985, del Comité de
Ministros del Consejo de Europa sobre la posición de la víctima en el
marco del Derecho Penal y del procedimiento penal. Insta a los gobiernos
de los Estados miembros revisar la legislación y su práctica para adaptarlas
a las directrices que se expresan en su texto y que dan un amplio margen a
la reparación. E incluso, recomienda a los gobiernos de los Estados
miembros examinar las ventajas que pueden presentar los sistemas de
mediación y conciliación.
Recomendación R (87) 21 del 17 de septiembre de 1987, del Comité de
ministros del Consejo de Europa sobre la “asistencia a las víctimas y la
prevención de la victimización”, donde se señalan un conjunto de acciones
concretas a favor de éstas, entre las que se encuentra la mediación:
“fomentar las experiencias de ámbito nacional o local de mediación
entre el delincuente y su víctima...”.
Recomendación R (99) 19, sobre mediación en el ámbito penal.
Establece definición de mediación penal: “la Mediación penal es todo
proceso que permite a la víctima y al delincuente participar activamente, si
libremente así lo consienten, en la solución de la dificultades resultantes del
delito, con la ayuda de un tercero independiente (mediador)”
Esta recomendación establece los principios generales de la mediación
penal:
Art. 3: “ La Mediación en el ámbito penal, debería ser un servicio
generalmente disponible"
Art. 4: “La Mediación en el ámbito penal, debería ser posible en todas las
fases del procedimiento penal”
También establece los fundamentos jurídicos y así en el Art. 6: “La
legislación debería facilitar la Mediación en el ámbito penal”. Por todo esto,
recomienda a los gobiernos de los estados miembros que se inspiren en sus
legislaciones y prácticas internas, en los principios enunciados para poder
ponerlos en marcha progresivamente”
Página 27 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Recomendación R (2006) 8 del consejo europeo sobre la asistencia a las
víctimas de delito y que sustituye a la Recomendación (87) 21. Cabe
destacar su artículo 13.1 donde recomienda a los estados miembros que
tengan en cuenta los beneficios potenciales de la mediación para las
víctimas, desde la administración pública, desde los servicios de atención a
las víctimas del delito, tienen que considerar siempre que sea adecuado, las
posibilidades que ofrece la mediación entre víctima e infractor, cumpliendo
así lo establecido en la R (99) 19
Declaración de las Naciones Unidas sobre los principios fundamentales
de Justicia para las Víctimas de delitos y del Abuso de Poder de 1985.
Proclama que las víctimas han de tener un papel más activo en el proceso
penal, señalando, además, unos principios, que a estos efectos, deben
presidir los sistemas legales. Entre estos principios se encuentran los de la
restitución y la compensación a las víctimas. Establece, además, que
cuando proceda se utilizarán mecanismos oficiosos para la solución de
las controversias, incluidos la mediación... a fin de facilitar la
conciliación y la reparación en favor de las víctimas.
Decisión marco del Consejo de la Unión Europea de 15 de marzo de
2001, relativa al estatuto de la víctima en el proceso penal (2001/220/JAI)
(Diario Oficial nº L 082 de 22 de marzo de 2001 p. 0001-0004):
“Las medidas de ayuda a las víctimas de delitos y en particular, las
disposiciones en materia de indemnización y de mediación no afectan a las
soluciones que son propias del proceso civil”.
“A efectos de la presente decisión marco, se entenderá por “mediación en
causas penales: la búsqueda, antes o durante el proceso penal, de una
solución negociada entre la víctima y el autor de la infracción, en la
que medie una persona competente”.
Artículo 10 de esta decisión marco: “Los Estados miembros
procurarán impulsar la mediación en las causas penales para las
infracciones que a su juicio se presten a este tipo de medida”. “Los
Estados miembros velarán por que pueda tomarse en consideración todo
acuerdo entre víctima e inculpado que se haya alcanzado con ocasión de la
mediación en las causas penales”.
Artículo 17: “Los Estados miembros pondrán en vigor las disposiciones
legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento
a lo estipulado en la presente Decisión marco: en lo que se refiere al
artículo 10, a más tardar el 22 de marzo de 2006”.
Página 28 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Naciones Unidas
Resolución del Consejo Económico y Social
Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal
11º período de sesiones.
Viena, 16 a 25 de abril de 2002
Agenda ítem 4
Reglas y normas de las Naciones Unidas en materia de prevención del
delito y justicia penal
E/CN.15/2002/5/Add.1
f) REPARACIÓN DEL DAÑO CAUSADO POR LA COMISIÓN DE
UN HECHO DELICTIVO Y JUSTICIA RESTAURATIVA
Frecuentemente se suele confundir Justicia Restaurativa y reparación del
daño. Esto puede ser algo lógico en países como España, aquí al no existir
regulación legal expresa, tenemos que ampararnos en lo que ya existe si
queremos realizar nuestro trabajo, por eso el artículo más utilizado es el
21.5 del código penal (atenuante de reparación del daño). Esto lleva a
asociar de forma habitual, la reparación con la Justicia Restaurativa y
quizá guiados por la necesidad imperiosa de concretar de forma material el
espíritu y principios de la Justicia Restaurativa.
La Justicia Restaurativa gira en torno a la comunicación entre las partes
involucradas en el delito o conflicto. Mientras con la reparación se intenta
armonizar el equilibrio entre las partes afectadas por el hecho a través del
pago o de las acciones de una parte en beneficio de otra.
Un proceso de Justicia Restaurativa a menudo concluye con un acuerdo de
reparación del daño, quizá por eso, estos dos conceptos son confusos. Un
ejemplo claro de esta confusión es que la reparación puede ser exigida por
un Tribunal sin ninguna comunicación entre las partes. Se podría decir que
a través de la Justicia Restaurativa se puede lograr una reparación del daño
cualificada y más satisfactoria para ambas partes.
La víctima va a ser parte principal en todo el proceso, es decir va a poder
expresar cómo quiere ser reparada del daño que ha sufrido.
El infractor de forma totalmente voluntaria y asumiendo su responsabilidad
en el hecho va a comprometerse a reparar el daño. Ya no va a ser un tercero
ajeno al conflicto el que le imponga la reparación sino que él de común
acuerdo con la victima, es el que va a realizarla. El infractor aprenderá a
apreciar la reparación como una prestación socialmente constructiva.
Página 29 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
No obstante y como en España no existe regulación tenemos que basarnos
principalmente y como ya se ha dicho, en la atenuante de reparación del
daño y conviene por eso, en esta memoria a hacer referencia a las clases de
reparación del daño y su relación con los procesos restaurativos como la
mediación penal.
Existen varias clases de reparación:
 REPARACIÓN ECONÓMICA:
Es el acuerdo destinado a reparar de manera económica el daño
causado por el delito. Puede consistir en el desembolso de un importe
determinado de dinero aunque también en la restitución de la cosa
objeto del delito.
En un proceso restaurativo como la mediación penal son las partes las que
fijan los criterios para concretar el contenido de la reparación y a diferencia
de lo que ocurre en sede judicial, la decisión en última instancia, sólo
depende de las voluntades de la víctima y el infractor.
Debemos insistir en que la concreción de estas cantidades sólo responde a
los criterios de las partes, con lo que la reparación económica se subjetiviza,
alejándose de la responsabilidad ex delicto que objetivamente se hubiese
impuesto en el procedimiento judicial, pudiendo ser inferior a la
responsabilidad civil peritada. Esto ¿qué supone?
Pues que a veces se repara en exceso (aceptado por el infractor) o a veces
existe defecto de reparación o incluso renuncia de la víctima a la misma
porque puede darse por satisfecha con el proceso mediador en si o por otras
formas de reparación que pudiera haber. Y es que como mera anécdota
hemos de repetir aquí lo que decía Shakespeare, con mucho acierto en su
libro el "Mercader de Venecia": bien pagado está el que queda satisfecho,
que significa esto en esta exposición, que lo importante es que la víctima
se dé por satisfecha, se sienta bien con la reparación que ha obtenido por
parte del infractor, sea cual fuere la forma en que lo ha hecho y lo que ha
obtenido.
Otras veces la reparación económica se impone al margen del delito,
observando otras necesidades preexistentes que suponen solucionar el
conflicto de fondo del hecho delictivo como por ejemplo deudas existentes
del autor con la víctima.
Página 30 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Puntualmente pueden aparecer otras formas de reparación económica:
indemnización por los días de baja de la víctima, pago de deudas derivadas
de una pensión (por ejemplo en caso del delito de impago de pensiones) y
restitución del objeto robado.
En cuanto a cuándo se realizará el pago, éste puede darse en el acto o se
puede fijar un plazo y en cuanto a la forma, ésta se pactará por las partes
en consonancia con el principio de la autonomía de la voluntad
 REPARACIÓN DE LOS PERJUICIOS PERSONALES Y MORALES.
Esta forma de reparación en los procesos restaurativos sobre todo, es
la que más directamente busca solucionar el conflicto entre las partes.
Consideramos que se ha de destacar en este punto, la petición de perdón
por el infractor y su consiguiente aceptación por la víctima (aquí no se
debe confundir este perdón con el perdón del ofendido previsto en el
artículo 130.5 del código penal que extingue la responsabilidad penal sólo
para determinados delitos. Sin embargo, en aquellos casos en que opere, la
celebración de un proceso mediador puede motivar este perdón).
En muchas ocasiones la confrontación y el intercambio de impresiones
entre las partes con este acto de pedir perdón resulta suficiente al
considerarse la víctima tranquila y satisfecha al haber entendido el delito
(y sus circunstancias) cometido sobre ella por un desconocido o quizá no
tanto o por aclararse un conflicto previo. Esto significa que se considera
que el conflicto ha quedado solucionado sólo con las disculpas y el
esclarecimiento de los hechos y sensaciones de las partes no siendo
necesario en este caso (según las partes) otro acuerdo reparador.
En otros casos a parte del perdón y su posible aceptación, entre las partes se
fijan determinados pactos de actuación y conducta para mejorar la relación
problemática. Son pactos de modo de comportamiento futuro y se suelen
dar por ejemplo cuando las partes tienen vínculos familiares, de vecindad…
 REPARACIÓN DE ACTIVIDAD.
Existen tres requisitos que deben definir la reparación como actividad:
Carácter público
Búsqueda directa de resocialización del infractor
Concreción en espacio y tiempo de la medida.
Página 31 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Como ejemplos de esta reparación se pueden mencionar: ir a un centro
de la Cruz Roja para cuidar gente mayor, someterse a tratamiento de
desintoxicación de drogas, acudir a un centro psiquiátrico…
Estas actividades, aunque no tienen incidencia directa en la víctima, le
reportan a ésta una reparación moral al saber que el autor del delito
realizará unos esfuerzos que expresaran su arrepentimiento y su voluntad
de no reincidir. Además contienen una idea amplia de reparación que
abarca no sólo a la víctima sino también a la sociedad y a la comunidad en
general.
Se puede incluir aquí otra forma de reparación de actividad que se puede
confundir con la reparación económica y es el compromiso de realizar una
obra.
Este compromiso no exige que sea realizado por el infractor sino que éste
puede delegar en un tercero siempre que responda él de los gastos de
actividad, cuando esta actividad forma parte de la solución del conflicto de
fondo.

CONCLUSIÓN:
Por lo general estos acuerdos reparadores, sea cual fuere su forma, incluyen
compromisos por parte de la víctima. Estos pueden ser la renuncia a
ulteriores reclamaciones judiciales a las que tiene derecho, tanto de tipo
civil o penal por ejemplo compromisos de conducta de convivencia que ya
he mencionado anteriormente dentro de la reparación de los perjuicios
morales y personales. Estos acuerdos lo que buscan es resolver el conflicto
social y/o personal que favoreció e impulsó a la comisión del delito.
Como conclusión podríamos decir que el proceso de mediación-reparación
juega un papel muy importante dentro de la discrecionalidad del juez en
aquellos casos en que desaparece o se reduce enormemente la peligrosidad
del sujeto tras la conclusión de dicho proceso, por lo que el juez "forzará"
la ley a fin de decantarse por la solución más beneficiosa, mientras que si
persiste en cierta medida la peligrosidad del individuo, la mediaciónreparación es atendida como una estricta atenuante genérica.
Por otra parte el elemento proporcionalidad no está incluido dentro de las
reparaciones que puedan pactarse dentro de un proceso restaurativo,
dependerá de lo que las partes decidan y de lo que los mediadores puedan
orientarles.
Página 32 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
¿Qué conlleva esto?
Que la medida reparadora, no incluye por sí misma la proporcionalidad a la
gravedad del delito (proporcionalidad al daño causado y a la culpabilidad)
que tradicionalmente han observado las penas, sino que tal elemento
aparecerá en función de lo que decidan las partes. Se deja a la víctima y al
infractor la configuración del contenido huyendo de reglas o principios
preestablecidos. A pesar de todo, esta ausencia de criterios de
proporcionalidad supone la entrada de otros. El hecho de que se deje a las
partes la delimitación y elección de la reparación supone que esta se
adecuará mucho más a sus circunstancias y atenderá a sus necesidades,
cosa más difícil de darse en construcciones abstractas y normativas.
La reparación en los procesos restaurativos, puede considerarse como ya
se ha dicho, una reparación muy cualificada al tener como objetivo:
La atención a las necesidades de la víctima.
La mejor reinserción del autor de los hechos.
El equilibrio de estas dos queda sometido a lo que las partes decidan, sin
que el juez marque dirección alguna, aunque el mediador aconseja de modo
imparcial a lo largo de todo el proceso.
g) PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN
Durante estos cuatro años el protocolo de actuación no ha variado
sustancialmente, si bien se ha ido adaptando o más bien nos hemos ido
adaptando a cada caso, cada persona y sus circunstancias personales.
Siguiendo modelos como el sistema noruego, siempre tenemos en cuenta
las siguientes premisas:
- Se debe molestar lo menos posible a la víctima
- Si se presenta la mediación penal como complemento y/o alternativa
que agilice la justicia penal y mejore el trato de las personas por eso,
creemos que se debe evitar la excesiva burocratización y papeleos
excesivos. Para ello ofrecemos diversas posibilidades adaptadas a las
circunstancias de cada participante, eso si, siempre teniendo en
cuenta las líneas básicas del protocolo de actuación.
Entrando ya de lleno en lo que es el protocolo que utilizamos, hemos de
matizar que vamos a exponer el general.
Página 33 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
El primer paso es el CONTACTO, en el estadio del programa que nos
encontramos, se derivan los asuntos por los juzgados a través de la Fiscalía,
y de los fiscales que tenemos asignados al programa, además hay un
juzgado que colabora directamente. Nuestro deseo es que las partes que
tuvieran un problema pudieran ellas mismas acudir a nosotros bien
directamente o a través de sus abogados si lo tuvieren. Hemos de decir que
cada vez más gente nos llama interesándose por nuestro servicio y
solicitando ayuda.
Una vez que esto ocurre, se debe localizar a la persona denunciada
(generalmente por teléfono, o por carta) para informarla de la posibilidad
de la mediación.
Si hay voluntad, se pone en conocimiento de la víctima (a esta se la
molesta lo menos posible), el hecho que el infractor quiere mediar.
Siempre se les pide consultar a los abogados si los tuviere, de hecho
nosotros procuramos hablar también con ellos para explicarles en que
consiste el proceso y que va a servirles de argumento para su defensa (en el
caso del infractor) y que va a servir para ser reparada (en el caso de la
víctima)
Una vez se acepta por ambas partes, se tiene una reunión individual con
cada uno. Se les explica en que consiste el proceso, las ventajas que tiene
para ellos y se les reitera que no merma sus derechos procesales.
A la víctima se la comenta que a ser escuchada, reparada, y que va a
poner rostro a la otra parte, consiguiendo respuestas a muchas
preguntas, va a participar de forma principal en un hecho que la afecta
tan directamente (el delito) negociando acuerdos satisfactorios que la
permitan cicatrizar sus heridas.
Al infractor se le explica como va a ser confrontado respecto de la
aceptación de su responsabilidad, poniéndose en el lugar de la otra parte.
Va a aprender a admitir como justa la reparación y verá en ello una
prestación socialmente constructiva. El hecho de participar en la
mediación y que esta concluya con éxito le puede suponer una serie de
beneficios como la disminución de la pena que se le fuera imponer,
dejándoles claro que eso es tarea del juez y el fiscal. En estas reuniones
individuales, se mantiene una charla con cada uno que concluirá con la
firma del documento de consentimiento informado.
En un segundo momento NEGOCIACION, se valora por el mediador la
idoneidad de las reuniones conjuntas.
Página 34 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Si no es posible o viable se hará una mediación indirecta, actuando el
mediador de “puente” entre ambas partes, en este caso la imaginación juega
un papel importante para sustituir las reuniones cara a cara, se puede
proponer que escriba el infractor una carta a la victima, que exprese su
arrepentimiento a través de otro medio…
Cuando es viable y posible una reunión conjunta se continúa con el
protocolo preparando estas reuniones conjuntas. Se deben cuidar todos los
detalles (quien empieza, distribución de la sala...).
El mediador debe ofrecer la posibilidad de hablar y expresarse pero
también debe establecer límites y pautas.
En esta primera reunión conjunta, las partes y el mediador se presentan. El
mediador explica su rol, características de la mediación, reglas del proceso
que son más o menos las siguientes:
1)
2)
3)
4)
Que es un proceso voluntario y totalmente gratuito
Se basa en una total y estricta confidencialidad
El mediador no va a juzgar ni a tomar decisiones, es neutral e imparcial
Al garantizar la imparcialidad, se asegura la posibilidad de que todas las
partes puedan hablar y expresarse disponiendo del mismo tiempo y de
las mismas oportunidades para ello.
5) Durante la sesión conjunta, cada parte debe ser respetuosa y no dirigirse
palabras malsonantes, interrumpirse ni manifestar conductas agresivas.
6) Los acuerdos salen de las partes y el mediador solo ayuda a mejorar la
comunicación y buscar puntos de encuentro.
7) Se puede desistir en cualquier momento del procedimiento continuando
la vía judicial.
8) El mediador se reserva el derecho a suspender las reuniones ante
cualquier conducta no debida de alguna parte, tanto en las sesiones
individuales como las conjuntas
9) Se puede dar por finalizada la mediación si se considera, que se ha
dilatado por una conducta irresponsable de las partes.
10) También puede concluir cuando los mediados reiteradamente sean
incapaces de llegar a acuerdos y el dialogo se revele como ineficaz.
11) Los mediadores vigilaran el cumplimiento de los posibles
compromisos que alcancen las partes.
Se les recalca la regla del respeto mutuo. También se aclaran las preguntas
que pudieran existir, reafirmando la confidencialidad, neutralidad y
voluntariedad.
Página 35 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Esta fase de negociación esta compuesta de varios momentos:
1-En un primer momento cada parte cuenta su historia. Es decir cada uno
de los actores describe de forma separada los problemas y las cuestiones
que les dividen. El mediador parafrasea y resume la historia de las
partes, se asegura de entender el conflicto y de que las partes lo
entiendan.
2-En un segundo momento, se identifican hechos y sentimientos. Los
actores verbalizan los sentimientos causas y consecuencias del hecho,
(miedos y sentimientos hacia la otra persona). Las partes se cuentan
mutuamente la visión del conflicto. El mediador en este momento
rescata los hechos y sentimientos de lo que las partes dicen, buscando
que cada uno se ponga en el lugar del otro e identificando las
necesidades e intereses de cada uno.
3- En un tercer momento mediante la lluvia de ideas se estimula a las
partes a generar opciones.
La tercera fase sería la de ACUERDO. La mediación puede concluir con o
sin acuerdo. En esta fase se elabora el documento en que consta el acuerdo
y plan de reparación. Esto se pone en conocimiento del Fiscal. En los
delitos se acude al fiscal con los abogados de las partes y así se tendrá en
cuenta la mediación y el acuerdo de reparación alcanzado para cambiar la
calificación jurídica del delito o bien para elaborar la calificación en base a
la mediación que ha concluido con éxito. Si no hay acuerdo se comunica al
fiscal, sin explicar las causas o el contenido de la entrevista.
El acuerdo como después especificaremos debe de ser preferentemente por
escrito, y siempre animamos a que sea así, pero hemos constatado que
muchas personas son reacias a firmar acuerdos por escrito, o simplemente
una vez que el asunto se ha solucionado, ya no quieren volver al juzgado
para firmar el acuerdo, bien por temas laborales o bien por una cuestión de
tiempo y por esto y con el propósito de evitar la excesiva burocratización,
antes mencionada y las reiteradas molestias a las partes, el Servicio de
Mediación Penal, siguiendo el modelo noruego, permite bajo determinadas
circunstancias y en determinados casos que el acuerdo sea verbal:
 Debe de tratarse de faltas y no de delitos
 Ambas partes deben de estar de conformes con que el acuerdo sea
verbal
 En este caso se les informará que tiene el mismo efecto y eficacia
que el acuerdo escrito y que el Servicio de Mediación Penal realizará
un informe para ratificar el acuerdo verbal
Página 36 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
La siguiente fase es LA EJECUCIÓN, la reparación debe al menos
empezar antes del juicio oral.
Por último está el SEGUIMIENTO, en este caso el servicio de mediación,
se encarga del seguimiento de la reparación. Esto servirá a la hora de
estadísticas, las cuales han demostrado un más que alto porcentaje de
cumplimiento de los acuerdos adoptados en un proceso de mediación. El
porqué es muy sencillo, porque estos acuerdos se han adoptado con el
consenso de ambas partes y es más fácil que se cumplan cuando se han
comprometido voluntariamente que cuando vienen impuestas por un
tercero, ajeno al conflicto.
En el caso de las faltas, el protocolo de actuación es similar, con algún
pequeño matiz, dependiendo del tipo de falta. Así mantenemos la forma
de contacto, negociación y acuerdo, ambas partes se suelen (generalmente)
comprometer a cumplir ciertos acuerdos.
Suelen ser petición de perdón, en muchas ocasiones mutua, un compromiso
de no volverse a molestar para lograr una convivencia pacifica… Se puede
decir que en estos supuestos la mayoría de las reparaciones son de carácter
simbólico y/o moral.
El hecho de que la mediación haya concluido con éxito, de la misma forma
que en los delitos, se comunica al Fiscal, porque en estos casos les compete,
muy directamente. (Ya que en los delitos, llamados privados, perseguibles
a instancia de parte, si se retira la denuncia no hay juicio) Lógicamente eso
facilita la confianza de las instancias judiciales, puesto que se colabora para
favorecer la descongestión de los juzgados.
Actualmente las estadísticas nos revelan un 30% de delitos y un 70% de
faltas, lo que tristemente desvirtúa el principio de que el derecho penal
debe ser la última ratio a la que acudir. Este principio de intervención
mínima viene a corroborar la validez de la mediación penal, pues establece
que no debe utilizarse el derecho penal cuando exista la posibilidad de
utilizar otros instrumentos jurídicos no penales para restablecer el orden
jurídico violado.
Página 37 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
h) LOS ACUERDOS EN MEDIACIÓN PENAL
Los acuerdos en el proceso de mediación penal:
a) Por lo general supone unos compromisos del infractor con respecto a
la víctima. Pero existen algunos casos en los que el papel de infractor
y víctima no están tan definidos y en estos casos el acuerdo puede
contener compromisos recíprocos y no necesariamente y
exclusivamente de reparación sino de comportamientos futuros,
modos de actuar en lo sucesivo. En este caso estamos hablando de
faltas especialmente aquellas faltas que son derivadas de conflictos
de convivencia, parentesco…aquí la figura de víctima e infractor no
está bien definida e incluso muchas veces son denunciante y
denunciado a la vez.
b) Es importante asegurarse de comprobar que todos los detalles estén
bien resueltos con cada parte, antes de asumir que se ha llegado a un
buen acuerdo.
c) Un buen acuerdo debe:
Resolver el conflicto inmediato
Cubrir todos los temas que se hayan suscitado entre las partes
que alcanzaron el acuerdo
Evitar que sucedan otros conflictos en el futuro (arrancar un
compromiso al infractor para que no vuelva a delinquir, como
base). Si verdaderamente queremos ser restaurativos, nuestra
meta final, además de lograr un acuerdo que satisfaga a la
victima, también se debe lograr que no se vuelvan a repetir los
hechos así se satisface a la victima, y a la comunidad (como
futura potencial victima)
Asegurarse de que el acuerdo sea realista y que satisfaga a
todas las partes. En este sentido es importante que el acuerdo
sea aceptado por el infractor puesto que será esté el que
generalmente tendrá que cumplirlo, de forma voluntaria.
Exponer lo que cada parte debe hacer, cuando y cómo deben
hacerlo (especificar: cantidades, fechas y acciones)
Evitar términos no cuantificables como “razonables,
frecuentes….” Incluir planes de contingencia si el acuerdo no
resulta, si necesita modificarse…”
Página 38 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
d) De forma ideal, el acuerdo debería contener una estructura como la
siguiente:
Declaración de principios: Identifica los principios
subyacentes que guían a las partes, ayuda a aclarar sus intentos
y a reforzar los intereses comunes de las partes.
Desempeño especifico: Aclarar las responsabilidades de
ambas o de la parte (infractor). Debe ser tan detallada como
sea posible.
Incumplimiento: (Sólo en algunos casos) Identificar lo que
sucedería si alguna de las partes no cumple los acuerdos.
e) Estos acuerdos una vez redactados (y consultados a sus abogados si
tuvieren) serán firmados por las partes y el mediador ( salvo que
como he indicado se den las circunstancias para permitir un acuerdo
verbal en cuyo caso, el Servicio de Mediación Penal redactará un
informe para ratificar estos acuerdos verbales)
f) No es preciso, ni aconsejable que en el acta de acuerdos se incluya el
reconocimiento explicito de los hechos por parte del infractor, de
esta forma no se vulnera el principio de presunción de inocencia ante
un eventual desistimiento del infractor de participar en el proceso de
mediación penal.
g) Nos gustaría decir que para nosotros una buen proceso restaurativo
es aquel que permite la comunicación entre la victima e infractor, un
dialogo que les habilita para sanar sus heridas y continuar con su
vida diaria, despojándose de su rol bien de víctima bien de infractor,
sin embargo, para que el trabajo que realizamos pueda tener
repercusión practica es necesario un acuerdo o bien un informe del
Servicio, en el que se plasmen de manera tangible estos objetivos
h) Como resumen se puede decir que deben de ser :




Específicos
Realistas
Claros y simples
Equilibrados
Página 39 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
I) MEDIADORES PENALES
La mediación en materia penal igual que cualquier otro proceso
restaurativo requiere que el mediador o facilitador reúna una serie de
cualidades y características, especiales y adecuadas, ya que no se va a tratar
con dos personas en igualdad de condiciones sino con una víctima y un
infractor. Estas cualidades básicamente son las siguientes:
 Actitud de servicio
 Colaboración
 Empatía
 Tolerancia
 Flexibilidad y adaptación al cambio
 Grado aceptable de autoconocimiento, aceptación y autoestima
Es muy importante que quién en cada momento realice funciones de
mediación penal, se someta a un proceso de disociación de todas aquellas
suposiciones, prejuicios y conceptos propios de la profesión de origen.
Se trata de dos dimensiones diferentes pues también debe contar con los
bagajes de conocimientos y técnicas que son propios de cada profesión,
para servirle de marco de referencia, frente a los diversos conflictos que se
le pueden presentar. La mediación debe por tanto, ir a caballo entre otras
profesiones y es fundamental que se nutra de ellas: la capacidad que tiene
el abogado de resolver un conflicto, aquella que caracteriza al psicólogo
para encontrar y tratar las causas generadores del problema….
Esta enumeración ejemplificativa de las diferentes profesiones permite dar
una primera conclusión: la mediación como ya se ha dicho, debe ir a
caballo de una profesión pero en la medida que se adquiera la técnica y
habilidad propias de ella, no hay profesión que pueda detentar la
exclusividad para servir de campo fértil, ya que los conflictos que se
someten
a
mediación
penal,
son
multidimensionales
y
multidisciplinarios.
A la hora de poner en marcha el proceso restaurativo y dentro del protocolo
de actuación que en cada caso se elija, los mediadores o facilitadores, por
tanto, deben ser capaces de:
Página 40 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
1. Escuchar atentamente a las partes
2. Demostrar interés con la actitud y diciéndolo expresamente.
3. Usar de manera apropiada el contacto visual.
4. Hacer el tipo de preguntas apropiadas
5. Aprender a estar cómodo con el silencio
6. Eliminar tantas distracciones como sea posible
7. Solicitar a cada parte, que comparta sus reacciones sobre lo que está
diciendo la otra parte.
8. Resistirse a deducir la situación o la solución demasiado rápida.
9. Preparar a las partes para que expresen sus pensamientos y sentimientos
de manera que tengan la mejor oportunidad de que la otra parte entiende
y lo acepte.
10.Parafrasear y cambiar los comportamientos negativos de comunicación
tales como insultos, ataques verbales…
11.Tolerar cierto nivel mínimo de discusión mientras que le ayude a las
partes y al mediador a conocer y entender algo.
12.Evitar utilizar expresiones que impidan la comunicación
En conclusión, el mediador, debe tener realmente una escucha activa que le
permita alentar a las partes para que continúen hablando, saber reafirmar lo
que se ha dicho para poder concentrarse en los intereses de las partes,
empatizar y resumir claramente para ir buscando puntos de interés común
entre ellas que les permita sentirse dueños del procedimiento de mediación
y de la mejor solución para aminorar los efectos dañinos del conflicto.
Dadas las características especiales de los procesos restaurativos como la
mediación en materia penal, el mediador o facilitador debe realizar un
trabajo exhaustivo tanto antes, como durante y después del proceso
restaurativo elegido.
Así el mediador antes de iniciar el proceso debe valorar y realizar una labor
exhaustiva que se puede resumir como sigue:
Página 41 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
1) Debe realizar un reconocimiento inicial de los riesgos para poder
manejarlos si surgen durante el proceso.
2) Debe registrar estos riesgos ya previstos, la forma de dirigirlos cuando
aparezcan y prestar cuando sea necesario apoyo adicional, externo al
proceso de mediación, propiamente dicho.
3) Se debe valorar la información existente relativa al pasado del
delincuente, salud mental o abuso de sustancias ante de tomar contacto
con las partes
4) También debe determinar otros riesgos relativos a:
a)
b)
c)
d)
e)
f)
Los participantes(sentimientos, actitudes y comportamientos)
Si sus expectativas sobre el proceso son realistas.
Su motivación a la hora de participar
Discapacidad física o sensorial, discapacidad mental o enfermedad.
Resistencias emocionales y capacidad para afrontar el proceso.
Desequilibrios de poder entre los participantes ( idioma, preparación,
cultura, nivel socioeconómico)
5) Se debe seleccionar el lugar idóneo que aumente la seguridad de los
participantes y minimice su ansiedad y los temores.
6) Saber reconocer cuando el riesgo es inaceptable y terminar el proceso
con seguridad.
Una vez que el mediador penal ha valorado y determinado la existencia de
estos posibles riesgos, se inicia el proceso restaurativo, con el comienzo
con el protocolo de actuación que se siga, pero eso si, adaptado a las
circunstancias personales de las partes intervinientes.
Una de las fases de cualquier protocolo son las reuniones individuales en
éstas, el mediador o facilitador informará a las partes de manera clara y
exacta sobre:
 La posibilidad y los beneficios potenciales de la Justicia Restaurativa y
de la Mediación Penal y una descripción de lo que realmente supone e
implica.
 El papel y las responsabilidades de quienes participan en el proceso
Página 42 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
 Medidas tomadas para garantizar la confidencialidad de la información
 Quién tendrá acceso a la información personal en el proceso
 Cuanto tiempo es guardada la información personal y qué información
es guardada.
Después continúa el protocolo elegido, con otra fase que puede ser común a
todos, dependiendo de las circunstancias y es la etapa de reuniones
conjuntas. En este momento el mediador se presentará, explicará como
continua el proceso de mediación y aclarará las dudas, luego sigue el
procedimiento de mediación penal, en sí mismos y aquí el mediador debe
comunicarse con las partes de manera que:
 Sean tratadas cordialmente, con dignidad y respeto a pesar del daño
causado.
 Se les permita tomar decisiones sobre el grado de participación en el
proceso.
 Se animen a un intercambio de puntos de vista
 Se mantengan abierta diferentes opciones de trabajo durante el proceso
de mediación penal.
 Se les deje espacio y tiempo necesario para tomar sus decisiones.
También debe el mediador durante esta etapa, manejar las expectativas de
los participantes mediante la información clara de las ventajas de su
participación en el proceso de mediación penal.
3. MEDIACIÓN PENAL Y JUSTICIA RESTAURATIVA
EN EUROPA y EN EL MUNDO
El compromiso de la Unión Europea con la Justicia Restaurativa y la
Mediación Penal ha quedado patente en numerosas recomendaciones y
decisiones marco. Muestra de ello es la decisión-marco del Consejo de la
Unión Europea de 15 de marzo de 2001 en la que en su artículo 10 se
establece que:”los estados miembros procuraran impulsar la mediación en
causas penales para las infracciones que a su juicio se presten a esta
medida”.
Página 43 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Esta decisión ponía como plazo el 22 de marzo de 2006. Hablaba de
mediación penal porque es la herramienta más utilizada en nuestra orbita
europea, sin embargo, en los últimos años se han ido extendiendo otras
prácticas como las conferencias restaurativas (ya utilizadas en países como
EEUU o Australia) especialmente en delitos con menores infractores.
Actualmente el Servicio de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos),
forma parte del Foro Europeo de Justicia Restaurativa creado para fomentar
la implementación de la Justicia Restaurativa en países como España,
donde todavía no hay regulación expresa y también para intercambiar
experiencias e ideas entre todos los estados. Este foro realiza reuniones y
conferencias anuales para tratar diferentes temas relacionados con la
Mediación penal y la justicia Restaurativa, la última de las cuales ha sido la
Conferencia bianual del Foro Europeo de Justicia Restaurativa en Bilbao,
de la que adjuntamos las conclusiones elaboradas por este Servicio.
a) CONCLUSIONES DE LA CONFERENCIA BIANUAL DEL
FORO EUROPEO DE JUSTICIA RESTAURATIVA en Bilbao
Entre los días 17, 18 y 19 de junio de dos mil diez tuvo lugar en Bilbao, la
6º Conferencia bianual del Foro Europeo de Justicia Restaurativa bajo el
título: “Haciendo Justicia Restaurativa en Europa, las prácticas establecidas
y programas innovadores”. Esta conferencia contó con expertos de toda
Europa y como siempre representando a Castilla y León y a nuestra ciudad
(Burgos), acudió la coordinadora del Servicio de Mediación Penal de
Castilla y León.
La Conferencia combinó, charlas generales con una serie de talleres de
trabajo (se podía elegir una variedad de temas), en el que varias personas
realizaban una breve presentación sobre diversos temas, seguido todo ello
de debate y preguntas. Se organizó este evento en torno a tres temas
relevantes y centrales, sobre los cuales giraron todas las charlas y talleres,
estos temas eran:
-El trabajo de los profesionales, la Justicia Restaurativa en diferentes
países
-Cooperación con los operadores jurídicos, una forma de aumentar la
participación de jueces, fiscales y policía
-Conferencias restaurativas, un paso adelante para su aplicación en
Europa
Página 44 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Precisamente el Foro Europeo está inmerso en un proyecto financiado por
la comisión Europea, en el que se trata de la implementación de las
Conferencias Restaurativas, como una forma de aplicar los principios
restaurativos en Europa. Estas Conferencias son un modelo de Justicia
Restaurativa que ha sido ampliamente desarrollado en otros lugares como
Australia, Nueva Zelanda y USA, y además de incluir a víctima e infractor
incluye a otros miembros de la comunidad.
La primera Charla general fue a cargo de Howard Zehr, considerado
uno de los padres de la Justicia Restaurativa. En esta presentación
bajo el titulo “ Desarrollo de las prácticas de la Justicia Restaurativa”,
habló de cómo y donde surgió la Justicia Restaurativa, cómo ha sido su
desarrollo, en especial en EEUU, aunque como Howard ha viajado mucho,
conoce otras experiencias y como han sido su desarrollo e implementación
en otros lugares del mundo.
Fue un enorme placer poder escuchar a un gran experto en Justicia
Restaurativa y como conclusión a esta charla tan interesante me quedaría
con lo siguiente:
En EEUU, está tan desarrollada la Justicia Restaurativa que en 25 estados,
se permite en delitos graves como asesinato y agresión sexual.
Cuando alguna victima le pregunta si va a tener que perdonar al infractor,
el les dice que se trata de atender sus necesidades y responsabilizar al
infractor, el perdón es algo personal de ellos que tendrán que sopesar si
quieren o desean perdonar al infractor.
Después de su charla, he aprendido que existen tres principios que resumen
la filosofía de la Justicia Restaurativa:
1-La Justicia tiene que hacer frente a los daños
2-Asunción de responsabilidad por el infractor
3-Las personas necesitan implicarse
Estos principios de la Justicia Restaurativa, extraídos de esta charla cuadran
a la perfección con los pilares en que basamos nuestro servicio de
mediación penal de Castilla y León:
Compensación, implica hacer frente a los daños y por el hecho de
hacer frente a estos daños, se está reconociendo la responsabilidad en
el hecho delictivo.
Página 45 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Reintegración, victima e infractor vuelven a la sociedad como
miembros productivos.
Encuentro, estos dos pilares demuestran que las personas deben y
desean implicarse en un hecho como es el delito y que les ha
afectado de forma directa, cuadrando por tanto con el principio de
que las personas necesitan implicarse.
Participación (reconocimiento del delito por el infractor y
participación de la víctima para saber lo que está sintiendo y qué
necesita para ser reparada) Este pilar cuadra perfectamente con los
tres principios que he mencionado, porque implica una asunción de
responsabilidad por el infractor, un hacer frente a los daños para
reparar a la víctima y una participación de ambos en la solución del
conflicto.
En consonancia con el Congreso Internacional que tuvo lugar en Burgos,
como antesala a este de Bilbao, diré que en España se debe prestar especial
atención a la Justicia Restaurativa como filosofía que abarca diferentes
modelos como mediación penal, sólo así la implementación de
herramientas como la mencionada mediación penal, podrá hacerse de la
forma más exitosa posible.
La 2º Charla general tuvo el titulo “Conferencias Restaurativas en el
mundo, cómo está el asunto” y fue a cargo de Estelle Zinsstag y
Johanna Shapland.
Esta charla comenzó con Estelle, que actualmente trabaja en el Foro
Europeo de Justicia Restaurativa y está a cargo del proyecto sobre las
Conferencias Restaurativas, financiado por la Comisión Europea, se
presentó los estudios preliminares de este proyecto, comparando las
conferencias con otros modelos de justicia restaurativa como la mediación
penal. Este proyecto está valorando la posibilidad de desarrollar este
modelo de justicia restaurativa de una forma más general en Europa, para
ello se ofrecerá al finalizar el proyecto, algunas ideas para mejorar buenas
prácticas y cuales serian las necesidades de cada país. Por último, Estelle
anunció la celebración de un seminario de expertos sobre este tema en
Lovaina, en el mes de septiembre.
Posteriormente habló Johanna Shapland, profesora de la Universidad de
Sheffield además ha investigado ampliamente en Justicia Restaurativa,
victimología y justicia penal.
Página 46 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Habló de las evaluaciones que se han hecho sobre los resultados de las
conferencias en Reino Unido y otros lugares donde se han utilizado y
cuales son las principales diferencias entre este modelo y el más utilizado
en nuestra órbita europea: la mediación penal.
Como conclusión a esta charla diré lo siguiente:
La mediación penal incluye a víctima, infractor y mediador mientras que
las conferencias incluyen a otras personas en apoyo de victima e infractor.
Incluso en algunas conferencias y paneles restaurativos participan
representantes de la comunidad. Por eso, estas practicas son realmente
importantes para que toda la sociedad se implique en un hecho delictivo
como paso previo para conseguir una comunidad más madura y
concienciada y sobre todo más segura.
Cuando se comete un delito además de la víctima directa de él (cuando la
haya) existen otros perjudicados de forma indirecta por la comisión del
delito y darles participación supone darles la oportunidad de que puedan
curar y superar sus heridas. Estoy hablando de familiares de la victima
( que sufren con el sufrimiento de su familiar y con las consecuencias de
este acto), familiares del infractor ( que también les va a afectar el hecho de
que un familiar haya cometido un acto delictivo, de la situación en que se
encuentra por este acto, de la repulsa que puede surgir hacia ellos por otros
miembros de la comunidad…) y en general de todos los ciudadanos
( porque el hecho de saber que se ha cometido un delito puede generarles
“odio”, “ira”, sentimiento de inseguridad…y todo esto se puede paliar a
través de un proceso restaurativo inclusivo como las conferencias.
Va a permitir que la Justicia Restaurativa sea más conocida por todos los
miembros de la comunidad y de esta forma los principios restaurativos
basados en el dialogo y comunicación pueden llegar mejor a todos y
“calar” más hondo, permitiendo que muchos puedan utilizar estos
principios en los conflictos que pueden surgir en la vida diaria. Con esto
podemos conseguir una sociedad plenamente restaurativa. Además ni decir
tiene que la reincidencia se verá disminuida, actuando este proceso
restaurativo llamado Conferencias, de una forma preventiva, a mi parecer
con más efectividad si cabe que la mediación penal.
Lógicamente dependiendo de qué delitos o qué asuntos pueden resultar más
aconsejable un modelo restaurativo u otro.
Creo que las Conferencias pueden resultar muy útiles por lo educativas, y
pueden ser muy eficaces para menores en su proceso de asunción de
responsabilidad, concienciación y arrepentimiento.
Página 47 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
La base de las Conferencias según Johanna es la asistencia y la
participación y las etapas de este modelo restaurativo se corresponden con
las siguientes preguntas:
1-¿Qué ocurrió?
2-¿Cuáles fueron las consecuencias y efectos?
3-¿Cómo podrían hacerse mejor las cosas?
La siguiente sesión plenaria fue dirigida por Christa Pelikan,
investigadora del Instituto de Criminología y Sociología de Viena. En
ella se escenificó por el Servicio de Mediación penal austriaco, como
realizan un proceso restaurativo en asuntos de violencia de género.
De esta interesantísima destacaría lo siguiente:
--En Austria intentan mediación penal con casos menos serios de violencia
de género.
--Generalmente son asuntos en los que se ha hecho la primera denuncia.
--Su forma de empezar el proceso no difiere esencialmente de la nuestra en
Burgos. Y es que les envían a hombre y mujer un tríptico por carta y luego
les llaman por teléfono para concertar la primera entrevista en persona.
--Son dos mediadores, uno (generalmente hombre) habla con el marido y
otro (generalmente mujer) habla con la mujer.
--En la reunión conjunta los mediadores se cuentan mutuamente lo que
cada uno les ha dicho en la reunión individual y les dicen a las partes que
les interrumpan si algo no es correcto. Como valoración final diré que es
importante ver la técnica que utilizan, al ser los mediadores los que se
cuentan mutuamente, lo que les ha dicho la parte con la que han hablado,
así que ponen distancia en el hecho y el infractor y víctima ven desde fuera
lo que es ser maltratador y maltratada.
La siguiente charla general fue un coloquio que bajo el titulo
“Cooperación con los operadores jurídicos” aglutinó a un policía y un
fiscal de Noruega, un juez de Bélgica, profesor de Italia, una juez de
España y la coordinadora del Servicio de Mediación Penal de Castilla y
León.
En esta charla-coloquio se abordó dos interesantes temas:
¿Cómo se percibe bajo la experiencia de da uno, el papel de los operadores
jurídicos con respecto a la justicia restaurativa?
¿Como se estructura la cooperación de los operadores jurídicos:
responsabilidad, modos de comunicación…?
Página 48 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Como conclusión a este panel:
-En general en Europa, la derivación de asuntos se hace primordialmente
por la Fiscalía.
-La Coordinadora del Servicio de Mediación Penal de Castilla y León
(Burgos) habló de forma concisa cómo se estructura el Servicio que
coordina, los comienzos, logros y retos para el futuro:
--Así el Servicio comenzó en el año 2004 y fruto de una serie de
trabajos de investigación se consiguió el apoyo de la Fiscalía
(General y de la Comunidad) y el presidente del Tribunal Superior de
Justicia de Castilla y León.
--Otro apoyo que les hace considerarse muy afortunados es el de la
Policía (ya que son el único servicio que cuenta con este apoyo en
España). Ellos informan a las personas que van a denunciar acerca de
la existencia del Servicio. La derivación de asuntos se hace
principalmente por fiscales y algún juez, aunque cada día más partes
solicitan su ayuda
En cuanto a los problemas a los que se enfrentan destacó dos:
--Quizá no les llegan todos los asuntos, a los que podríamos hacer
frente aunque piensan que están en el buen camino
--Otro problema es que al no existir una ley específica el gobierno de
su comunidad autónoma (Castilla y León) no considera esencial la
Justicia Restaurativa y por eso no reciben apoyo económico.
El reto fundamental para el futuro además de conseguir el apoyo
económico es llegar a todos los ciudadanos, que todos conozcan que existe
el Servicio, sepan que es la Justicia Restaurativa y puedan decidir en
condiciones de igualdad si quieren acudir a un proceso restaurativo o al
sistema tradicional de justicia.
Por último algo que pareció muy interesante a los asistentes al coloquio fue
la explicación de cual es la filosofía de los operadores jurídicos que
colaboran con su servicio y como actúan:
-Ellos apoyan el Servicio y son defensores de la Justicia Restaurativa (de
hecho, en la Fiscalía existe un fiscal de ayuda y apoyo a las víctimas) Esta
fiscal en el reciente congreso internacional celebrado en Burgos, comentó
que nunca estará en contra de algo que mejore el sistema de justicia
tradicional, como es la Justicia Restaurativa.
-Creen que no deben parecer los más interesados en que las partes
participen en el proceso restaurativo. Las partes deben sentirse libres para
decidir si quieren participar o no y los operadores jurídicos deben
mantenerse neutrales.
Página 49 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
-Las partes pueden sentirse forzadas a participar si ven que alguien con
autoridad como un juez o un fiscal, es el que les ofrece el proceso
restaurativo y se muestra el más interesado en que participen (y es que
podríamos correr el riesgo de perder la esencia de este proceso: la
voluntariedad)
Como conclusión personal:
--Se debe hacer una regulación expresa en España y/o promocionar y
concienciar a las administraciones acerca de los beneficios de la Justicia
Restaurativa para que se apoyen económicamente a todos los servicios
existentes.
--Servicios como el de Castilla y León (Burgos) fruto del trabajo y esfuerzo
ha conseguido importantes apoyos y ha consolidado el servicio. Siguiendo
la línea europea su colaboración es directa con Fiscalía aunque también
colaboran jueces.
--Las personas importantes en cualquier proceso restaurativo son victima e
infractor y apoyos de ambos. Por eso los operadores jurídicos deben
colaborar pero manteniéndose neutrales para evitar que las partes se vean
forzadas a participar.
La sesión plenaria nº 5 fue a cargo de Gema Varona y de Ignasi
Terradas.
Gema Varona es investigadora del Instituto Vasco de criminología, y en su
charla habló de una evaluación que se ha hecho a los Servicios de
Mediación Penal del País Vasco. Estas evaluaciones considero que son
importantes por cuanto los resultados de los diferentes servicios de
mediación penal son poco conocidos, porque salvo el Servicio de
Mediación Penal de Castilla y León (Burgos),
(que elabora memorias anuales con su trabajo y resultados que están
disponibles en varias webs nacionales e internacionales) ningún otro
Servicio pone a disposición del ciudadano sus memorias con los resultados
y otras actividades.
Ignasi Terradas, profesor de antropología de la universidad de Barcelona
tuvo que ausentarse y su presentación fue leída por Christa Pelikan, su
charla versó sobre la diferencia entre la justicia restaurativa y la
vindicatoria en el pasado europeo y otros lugares.
La última charla general fue una breve retrospectiva de estos 10 años
de existencia del foro europeo de justicia restaurativa. Esta charla
corrió a cargo de Ivo Aertsen, profesor de la universidad de Lovaina y
primer presidente del Foro Europeo desde el año 2000 al 2004.
Página 50 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
En esta charla se habló de los inicios, de los proyectos elaborados por el
Foro con la colaboración de la Comisión Europea y los retos de futuro de
esta organización.
Estas fueron las charlas generales que se ofrecieron del 17 al 19 de junio
y como breves conclusiones he de establecer las siguientes
consideraciones:
A) La justicia restaurativa es un paradigma sobre la justicia, una
filosofía de cómo enfocar la justicia de una forma más humana y
responsable. Mientras en algunos lugares del mundo, la Justicia
Restaurativa es una realidad totalmente consolidada como en EEUU,
en otros sitios nos queda largo camino por recorrer como en España.
Así es realmente apasionante escuchar a Howard Zehr, cómo en
EEUU la Justicia Restaurativa se aplica a delitos graves como
asesinatos.
B) De la misma manera, los diferentes países utilizan distintas
herramientas o modelos de justicia restaurativa como conferencias o
círculos restaurativos y mediación penal que es la forma más
conocida de aplicar la justicia restaurativa en nuestro entorno
europeo. Actualmente el Foro Europeo está haciendo un estudio
acerca de la posibilidad de implementar las conferencias
restaurativas en nuestra orbita europea. En muchos países europeos
queda mucho por hacer, en especial, en temas de unificación de
criterios (por ejemplo en España está totalmente prohibido la
mediación penal en asuntos de violencia de género, mientras que en
otros lugares como Austria, tal y como se representó en una charla
general, se están obteniendo importantes resultados) y de legislación.
Por eso el Foro Europeo de Justicia Restaurativa es un importante
mecanismo de colaboración entre investigadores, expertos y
mediadores para mejorar y consolidar la Justicia Restaurativa.
C) A la hora de establecer la regulación legal en España, se debería
tener en cuenta la labor de investigadores y expertos en Justicia
Restaurativa. Gracias a ellos se podrá mostrar al legislador y a las
administraciones las ventajas y beneficios de la Justicia Restaurativa
como paso importante para que los ciudadanos acepten y sepan ver
realmente en qué consisten y lo que les ayudará estos procesos
restaurativos. Las personas importantes son las partes y sus
familiares respectivos, por tanto aunque se necesita el apoyo y
colaboración de todos los operadores jurídicos junto con los
mediadores, su labor debe quedar en un segundo plano ya que lo
realmente importante es devolver el protagonismo a las personas
directa o indirectamente afectadas por el delito.
Página 51 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Como he comentado además de estas charlas generales hubo una serie de
talleres de trabajo seguidos de debate, los hilos comunes de estos talleres
fueron los siguientes:
--El trabajo de los expertos (cómo hacen justicia restaurativa en los
diversos países). Durante tres días existieron diferentes talleres en los que
se pudo ver cómo se aplica la justicia restaurativa y alguna de sus
herramientas en diferentes lugares. En definitiva pudimos ver representado
el trabajo práctico y la experiencia de expertos.
--Las Conferencias Restaurativas, como implementar este modelo
restaurativo, algo desconocido en muchos países europeos y totalmente
implementado en otros lugares.
--Estrechar la cooperación y colaboración con los operadores jurídicos
(cómo hacer para que estos se impliquen más en los programas de justicia
restaurativa)
El primer taller de trabajo en el que pude tomar parte, se englobó
dentro del hilo conductor de las conferencias restaurativas y así
hicieron su presentación Daniela Bolívar, investigadora del Instituto de
Criminología de Lovaina, Michaela Wengert de Australia (lleva años
trabajando con adultos y menores en el sistema de justicia penal) y
Katherine Doolin, profesora de derecho y directora del Instituto de
Administración de justicia de la Universidad de Birmingham.
La primera habló sobre los resultados de las investigaciones que está
realizando para su tesis en al que se trata de ver la influencia y el papel de
la mediación penal en la mejora y curación de las víctimas.
La segunda habló de la experiencia en New South Wales (Australia) en
relación con la implementación de la Justicia Restaurativa y así se basa en
cuatro posibles procesos restaurativos:
Conferencias para jóvenes
Paneles restaurativos para ciertos infractores adultos
Unidad de Justicia Restaurativa para adultos, una vez que han sido
sentenciados.
Círculos para ciertos infractores indígenas.
La tercera intervención fue a cargo de Katherine Doolin y en ella habló
acerca de los resultados de su investigación en la que comparó el modelo
de conferencias restaurativas con menores infractores de Bélgica con el
utilizado en Nueva Zelanda.
Página 52 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Durante esta presentación se llegó a la conclusión de que la existencia de
legislación sobre justicia restaurativa ayuda para la implementación de esta
institución, sin embargo no es un factor definitivo.
Como valoración personal a este taller de trabajo:
La Justicia Restaurativa trata de atender las necesidades de las víctimas
directas e indirectas de un delito, dándoles el protagonismo que les
corresponde. Para poner en práctica estos principios de la Justicia
Restaurativa existen diferentes modelos como mediación, conferencias…
Las conferencias proporcionan un plus, en uno de los pilares de la Justicia
Restaurativa: la inclusión y la participación, ya que incluyen a la
comunidad en general en el proceso restaurativo con familiares y amigos de
la victima e infractor e incluso algunos casos representantes de la
comunidad, como policía, trabajadores sociales…
Este modelo es importante por cuanto cuando se comete un delito, además
de la victima directa hay victimas indirectas de él como los familiares de
ambos ( el delito puede causar en ambos familiares, sufrimiento, stress,
ansiedad, sentimiento de aislamiento…) Pero además la sociedad en
general también se ve dañada por el delito cometido, puesto que su
sentimiento de seguridad puede verse dañado y otros sentimientos como la
ira, repulsa…puede perjudicar la vida diaria de cada miembro de la
comunidad.
En el futuro más cercano, tal y cómo también se expuso en el congreso
internacional de Burgos, se debería centrar los esfuerzos de los gobiernos
europeos en introducir la idea genérica de Justicia Restaurativa y luego
permitir diferentes herramientas, dependiendo de la clase de delito y las
personas implicadas en él. Además se debería evitar centrarse
exclusivamente en una herramienta, como por ejemplo la mediación penal,
por cuanto con esto perderíamos otros muchos beneficios de otros modelos
como las conferencias restaurativas.
El segundo taller de trabajo también tuvo como hilo conductor las
conferencias restaurativas, y fue a cargo de Bie Vanseveren y Koen
Nys, mediadores de Bélgica, Tim Chapman, profesor del master de
prácticas restaurativas en la Universidad de Ulster y Carolle Gleeson y
Alice Brislane del proyecto de reparación de la comunidad de Nenagh,
en Reino Unido.
Página 53 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Los primeros hablaron de la experiencia belga con las conferencias, modelo
que exportaron de Nueva Zelanda y explicaron brevemente como es el
proceso.
Así las condiciones para empezar un proceso de conferencias restaurativas
es el siguiente:
Que el menor no niegue los hechos
Que haya una víctima dañada
Que se haya cometido un delito serio
La iniciativa puede ser por el juez, fiscal, trabajador social o incluso alguna
parte.
Para preparar la reunión:
Visitan a la víctima y al infractor (y a sus padres)
Contactan con otros posibles participantes (policía, abogados, trabajador
social…)
Se busca un lugar y hora que venga bien a todos
Las conferencias se desarrollan como sigue y se empieza con una
introducción (todos se presentan, se exponen las reglas y principios…)
Se lee por el policía que esté presente los hechos de los que se le acusa al
menor. La victima, infractor y otras personas cuentan su historia. Luego la
víctima expresa cuales son sus expectativas. Más tarde hay un tiempo para
que los asistentes preparen un plan de reparación del daño que cumplirá el
menor. Si se aprueba luego se ratifica en el juzgado, el seguimiento dura
seis meses después de la conferencia y al final se hace un informe.
La conclusión de esta primera charla reiterando un poco lo ya expuesto:
Es un sistema de justicia restaurativa inclusivo en el que participan
personas en representación de la comunidad en general, por ejemplo el
policía representa a toda la sociedad y es el que lee las acusaciones, el
facilitador apoya a todos los participantes y dirige la conferencia.
Bajo mi opinión la dinámica de esta conferencia restaurativa, es que
personas que no están directamente involucradas en el delito piensan en
cómo puede hacerse la reconciliación con la víctima, la sociedad y cómo
debe ser el futuro. También van a dialogar acerca de cómo prevenir
posibles nuevos delitos.
Página 54 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
A través de estas conferencias se da el poder a la comunidad para dirimir y
discutir en qué manera el delito ha dañado a todos los miembros, y pueden
contribuir a que el infractor se dé cuenta del mal que ha causado y pueda
cambiar.
El 2º en hablar fue Tim Chapman de Reino Unido, este explicó en la misma
línea que los primeros cómo se realizan las conferencias restaurativas con
menores infractores persistentes y cómo este proceso contribuye a prevenir
la reincidencia. El proyecto de Irlanda del Norte es similar al expuesto por
los mediadores de Bélgica, y así los menores deben admitir su culpa y
deben ser delitos serios.
Durante estas conferencias, se cuenta por los participantes:
-la historia de por qué se cometió el delito
-la historia de lo que conlleva ser víctima de un delito
-Se abre un dialogo y se trata de contemplar el riesgo de que se pudieran
cometer futuras ofensas.
Como conclusión elaboré este gráfico en el que se representa cómo el daño
cometido es el eje central y a partir de ahí se reúnen los participantes.
COMUNIDAD
DAÑO
INFRACTOR
Se trabaja para que el futuro sea mejor y reducir
la reincidencia
VICTIMA
Por último, las dos ponentes hablaron acerca del proyecto de justicia
restaurativo de la comunidad de Nenagh. Un ejemplo de por qué y cómo
implicar a la sociedad en general en un proceso de estas características. Los
infractores tienen la oportunidad de mostrar remordimiento por el daño
cometido, reparar a su víctima y a la comunidad, y además tratan de
abordar qué cuestiones pueden haber contribuido a su conducta delictiva.
Como he venido diciendo se trata de implicar a toda la comunidad para que
los infractores vuelvan a ella como un miembro más, un miembro nuevo y
socialmente productivo.
Página 55 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
El siguiente Workshops fue un honor y un placer ya que pudimos
volver a escuchar a Howard Zehr. Durante su charla se habló de las
víctimas y en qué medida la Justicia Restaurativa es una forma de ayudar a
las víctimas a curar sus heridas y superar su trauma. Habló de cosas muy
interesantes y es que el delito aunque sea menor puede ser igual de
traumático que uno más serio y es que lo importante son las victimas y
cada una de ellas es diferente de la otra.
El trauma para muchas víctimas de delito genera una serie de crisis que se
pueden resumir en:
Crisis de identidad (¿en quién puedo confiar?)
Crisis de concepción acerca del mundo
Como conclusión personal a esta interesante charla he de decir lo siguiente:
La Justicia Restaurativa empieza porque hay una victima directa o indirecta
de un delito.
Las reuniones conjuntas permiten a las víctimas preguntar, expresar sus
sentimientos, contar su historia y encontrar unos objetivos.
Los profesionales de la Justicia Restaurativa no debemos tener como
objetivo primordial el perdón y la reconciliación, esto es algo personal de
cada víctima y dependerá de su decisión.
Además a raíz de la gran charla de Howard Zehr, se me plantearon los
siguientes retos acerca de la Justicia Restaurativa:
--¿Son realmente las víctimas el centro de nuestro trabajo?
--¿Damos realmente a las víctimas la información necesaria para definir sus
necesidades y tomar sus decisiones?
--¿Proporcionamos la ayuda adecuada a las víctimas aunque el infractor no
esté identificado o no quiera cooperar? Debemos ser capaces de hacer esto
--Debemos ser totalmente responsables de nuestra labor de apoyo
En el siguiente Workshops se habló de violencia doméstica. En él
participaron Guro Angell Gimse y Eirik Lereim de Noruega y Katinka
Lunnemann y Annemieke Wolthuis de Bélgica.
Los dos primeros hablaron del proyecto que existe en Noruega para casos
de violencia de género. Explicaron cómo es el funcionamiento de la
violencia doméstica y comienza con una espiral.
Página 56 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Días de luna de miel
Erupción de la violencia
Construcción de una relación de poder
Realizan el proceso como alternativa a la prisión si consienten en participar
y no delinquen en dos años. El proceso se desarrolla en cuatro fases:
1234-
Hay una serie de reuniones preparatorios
Encuentros para dialogar
Encuentros para lograr acuerdos
Encuentros para el seguimiento ( Este seguimiento se hace al menos
durante un año)
Esta iniciativa y alguna más que ya he comentado durante estas
conclusiones demuestra que en determinados casos y bajo determinados
circunstancias la aplicación de los principios de la Justicia Restaurativa y
de herramientas como la mediación penal sirven para apoyar a las victimas
de malos tratos y hacer responsables a los maltratadores de sus conductas y
puede ser un elemento clave para erradicar esta lacra de nuestra sociedad.
Solo si el maltratador se da cuenta de que con su conducta está causando un
mal, podrá rehacer su vida, despojándose de su actitud agresiva, (dejando
así de maltratar a su pareja). Si aplicamos como hasta ahora la justicia
tradicional, castigándole sin más por sus hechos delictivos, y sin darle la
oportunidad de reflexionar sobre el mal que ha causado, lo más probable es
que esto le genere más ira y su carácter violento se perpetúe en el tiempo.
Por otro lado la víctima maltratada, necesita recuperar su vida, su
sentimiento de seguridad, en definitiva superar su miedo, recuperar la
autoestima y en general volver a tener el control sobre su persona.
Las 2º hablaron acerca de los estudios que se han hecho en Holanda sobre
la utilización de la Justicia Restaurativa y la mediación penal en delitos de
violencia de género. Aunque el tema es controvertido, está demostrado por
todo lo que ya he comentado, que puede ser una forma de abordar el
problema de una manera más eficaz.
El último Workshops del día fue acerca de cómo introducir la Justicia
Restaurativa en la sociedad en general. En él, participaron Ken
Webster de EEUU y Martin Wright de Inglaterra.
Página 57 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Como conclusión a estas interesantes charlas he de establecer para todos
los que no conocen que es la Justicia Restaurativa por contraposición con la
Justicia tradicional, diré que la diferencia fundamental radica en el efecto
psicológico que se quiera conseguir en el infractor:
Con el sistema tradicional, si te comportas mal serás castigado
Con la Justicia Restaurativa, si te comportas mal, deberás reparar el daño
que has hecho.
Al día siguiente en el Workshops participaron primero dos personas del
Servicio de mediación penal checo y hablaron de los diversos
mecanismos que utilizan para apoyar a las víctimas y cómo es la
colaboración con otros organismos. En segundo lugar participó
Virginia Domingo de la Fuente, coordinadora del Servicio de
Mediación Penal de Castilla y León, en su charla abordó cuales son los
problemas para una definitiva implantación de la Justicia Restaurativa y la
mediación penal en España y especialmente en la jurisdicción de adultos.
También ofreció una serie de argumentos para favorecer y fomentar la
cooperación de los operadores jurídicos con todo lo relacionado con la
Justicia Restaurativa.
Como conclusión a este Workshops presento un breve resumen de la charla
de Virginia Domingo, sobre la situación en España de la Justicia
restaurativa.
Problemas en la implantación y desarrollo de la mediación penal
y justicia restaurativa en España.
El primer problema que surge en nuestro país es la inexistencia de una
regulación legal expresa sobre esta materia, sin embargo esto se suple
haciendo uso de ciertos artículos del código penal que hablan sobre la
reparación del daño. La cuestión más relevante en este punto es analizar
que sería lo más viable: elaborar una regulación específica sobre la materia
o bien introducir una serie de artículos dentro de la legislación ya existente,
que favorezcan y propicien la mediación penal.
Si optamos por la segunda opción no existirían muchas diferencias con
respecto a cómo se realizan en la actualidad los programas de mediación
penal. Es decir hoy en día, utilizamos los resquicios que la ley nos deja
para aplicar este sistema. Estos resquicios son básicamente la atenuante de
reparación del daño y las sentencias de conformidad.
Página 58 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
A través de la introducción de artículos específicos sobre mediación penal
en las leyes ya existentes, se eliminarían las reticencias que algunos
operadores jurídicos tienen y que opinan que la no existencia de referencias
legales expresas sobre mediación penal es hoy por hoy un obstáculo
insalvable. Estos artículos deberían hacer referencia a la posibilidad de la
mediación penal en el proceso penal, haciendo una breve definición del
concepto. Lo ideal sería incluir el hecho de que participar en un proceso de
mediación penal como un atenuante más junto con los restantes del código
penal español. Sin embargo para que esta fórmula no sufra un vacío legal
es necesario y deseable introducir otra serie de artículos en nuestro código
de procedimiento para establecer por lo menos mínimamente cómo se
articularía el proceso de mediación penal dentro del sistema tradicional de
justicia y lo que conllevaría en cada caso.
Si por el contrario se elige la primera opción de hacer una ley especifica
sobre la materia, se debe considerar qué se va a regular y cómo se quiere
regular (es decir que orientación sobre mediación se va a seguir, se va a
introducir en ciertos casos el principio de oportunidad para evitar continuar
el proceso o se va a mantener el principio de legalidad exclusivamente, se
optará sólo por la mediación penal o se va a favorecer otras prácticas
restaurativas como las conferencias…).
Otro problema y quizás de mayor envergadura es que nuestro sistema
penal de adultos está basado en el principio de legalidad y no en el
principio de oportunidad, esto genera reticencias en ciertos profesionales
del derecho por considerar que en cierta manera se esta incurriendo en una
ilegalidad. El principio de legalidad es un clásico de nuestro derecho
congruente con nuestro estado de derecho. Mediante este principio el
estado se subroga en los derechos de loas particulares y ofrece la certeza de
que actuará para solventar las persecución de todos los delitos, cualquiera
que sea su gravedad. Sin embargo, la realidad de los hechos lo ha superado,
similar intensidad para todos y cada uno de los delitos no ha dado
resultados en términos de eficacia en su persecución y en las consecuencias
para la víctima, infractor y comunidad.
Por el contrario los motivos que avalan el principio de oportunidad se
vinculan más a criterios de orientación a fines y efectividad del sistema.
La existencia del principio de legalidad obliga a que a pesar de que las
partes hayan llegado a un acuerdo, el juicio deba continuar y no hay
posibilidad de archivar el asunto, tan sólo adelantarlo favoreciéndose el
infractor de un atenuante de reparación del daño.
Página 59 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Tan sólo en los delitos menores, lo que en España llamamos faltas, y fruto
de acuerdo que tenemos con la fiscalía en el Servicio de Mediación Penal
de Castilla y León (Burgos), si las partes alcanzan un acuerdo y aunque
sean citados para el juicio, se comprometen a no acudir, el fiscal no
formula acusación por no comparecencia de las partes permitiendo cerrarse
el asunto con una sentencia absolutoria.
Esto nos ocasiona multitud de problemas con las personas que participan en
un proceso de mediación penal porque no llegan a entender por qué a pesar
de haber logrado un acuerdo satisfactorio para sus necesidades, la
maquinaria judicial no deja de continuar su curso, y deben acudir a juicio.
En España sólo existen un número escaso de delitos privados en los que si
llegan a acuerdos y la victima-denunciante retira la denuncia el caso se
archiva y finaliza el proceso.
Todo esto hace que algunos operadores jurídicos consideren esta institución
de la mediación penal, como innecesaria y arriesgada en un sistema penal
como el nuestro.
Por medio de la mediación penal se podría prescindir del principio de
legalidad, dando cabida al de oportunidad y así no formular acusación en el
estadio procesal que se considere oportuno e incluso proveer las suspensión
temporal o definitiva, siempre que se regule de forma expresa , sin vacíos
legales los casos susceptibles ( por ejemplo infractores no reincidentes,
asuntos de poca gravedad, que el infractor quiera reparar…) Reiterándome
en esto anterior lo ideal sería que si hay acuerdo se pudiera archivar la
causa finalizando el proceso, eso sí con un seguimiento a las partes para
constatar si se han cumplido los acuerdos de reparación. Estas dos
cuestiones: la posibilidad de introducir el principio de oportunidad y la
inclusión de referencias expresas en la legislación sobre mediación penal
favorecería una colaboración más estrecha de todos los operadores
jurídicos, ya que aunque hay muchos que de hecho ya han visto los
beneficios y las ventajas de la mediación penal, colaborando activamente
como por ejemplo la Fiscalía de Burgos y ciertos jueces, estas dos variables
eliminarían la incertidumbre y la inseguridad de los menos partidarios de
esta institución, permitiéndonos realizar nuestro trabajo diario de una forma
más eficaz y estable.
Argumentos para fomentar y aumentar la cooperación de los
operadores jurídicos
Un primer argumento es la victima, con la Justicia Restaurativa se trata de
dar el protagonismo a la víctima, por encima de todas las cosas. Para el
pensamiento victimológico, la inclusión de la víctima y la consideración
del sufrimiento ocasionado por el delito se convierten en base fundamental.
Página 60 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
El paradigma victimologico deja de considerar a la víctima como un simple
sujeto pasivo dentro del proceso penal retributivo para considerarla con
plenos derechos, sin menoscabar los derechos del infractor. Esta es una
consideración de carácter restaurativo que ha propiciado el cambio de la
Justicia Retributiva a la Restaurativa.
En este sentido, esta Justicia Restaurativa ha permitido redefinir el
concepto de víctima en el proceso penal tradicional. La concepción
retributiva de justicia había distanciado al infractor de la víctima poniendo,
a esta última como un simple sujeto pasivo. Como dice García-Pablos, la
victima debe de ser redescubierta. Debe ser descubierta como parte esencial
junto al infractor y a los operadores jurídicos y colaborando con el sistema
de justicia penal.
En este sentido, según Howard Zehr, la Justicia Tradicional se centra en
tres preguntas:
¿Qué norma ha sido vulnerada?
¿Quién lo ha hecho?
¿Qué merecen ellos?
Las dos primeras preguntas son respondidas cuando el acusado se declara
culpable o es declarado culpable después de un juicio. La última es resuelta
por los órganos judiciales de acuerdo con las normas escritas existentes en
cada país.
Sin embargo, la Justicia Restaurativa se centra en otras tres preguntas:
¿Quién fue dañado?
¿Cuáles son las necesidades del dañado?
¿Quién tiene la obligación de satisfacer estas necesidades?
La primera pregunta va más allá de si una norma ha sido vulnerada
llegando al punto de ver cuanto daño ha sido causado. La segunda pregunta
pasa el foco de atención del acusado a las personas dañadas (víctimas).
La tercera pregunta reitera la oportunidad del infractor de asumir su
responsabilidad por el daño y repararlo. Una respuesta justa hace cosas
correctas.
Esta protección y protagonismo que se da a la victima hace que cada día
más ciudadanos conozcan, confíen y estén a favor de las prácticas
restaurativas como la mediación penal.
Lógicamente si los ciudadanos se muestran partidarios de la Justicia
Restaurativa y la mediación penal, los operadores jurídicos van a ver con
buenos ojos, estos procesos y van a colaborar de forma más activa, al ver el
efecto positivo que causan en la víctima.
Página 61 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Otro segundo argumento para estrechar y favorecer aún más la
colaboración de jueces, fiscales y demás operadores jurídicos es el
reconocimiento y la responsabilización del infractor por el hecho delictivo
cometido. A través de procesos restaurativos como la mediación penal, el
infractor va a poder conocer de mano de la víctima, el daño que su acción
ha causado. Va a poder ponerse en el lugar de la víctima, observando que
esta victima es una persona concreta y no un mero objeto aleatorio. Por esta
vía, se va a facilitar que el infractor reconozca los hechos, se responsabilice
y aprenda que la reparación del daño que ha causado es una prestación
socialmente constructiva. Esto llevará a que haya menos infractores
cometiendo nuevos delitos, porque han comprendido el impacto que sus
acciones han causado.
El hecho de reducir la reincidencia también produce beneficios en toda la
sociedad, pues otra potenciales víctimas van a estar más seguras y ello
repercutirá en una comunidad, más segura y fuerte.
Para los operadores jurídicos estas consecuencias reafirman los
fundamentos jurídicos de nuestro derecho basado en la reeducación y
reinserción de los infractores, consiguiendo también más partidarios entre
ellos, de la mediación penal y la justicia restaurativa.
Otro argumento aunque no el principal es que con la Justicia Restaurativa y
la mediación penal se agiliza la justicia, reduciendo los tiempos de espera a
juicios y consiguiendo en otros casos que la causa se archive, produciendo
una descongestión de la Justicia.
Se trata de conseguir el fin último de la mediación en general, proporcionar
a las partes las variables para afrontar ellos mismos en el futuro los nuevos
conflictos a los que se enfrenten, se trata en definitiva de darles poder y
reconocimiento.
En una palabra, se posibilita que el derecho penal sea utilizado como última
ratio cumpliendo así con el principio doctrinal de intervención mínima del
derecho penal.
Por último, para aumentar la cooperación de todos los operadores jurídicos
se debe saber “vender” en qué consiste la Justicia Restaurativa y la
Mediación Penal. En España, creo que el legislador tiene miedo a regular la
mediación penal de forma expresa por temor de causar alarma social al
creer erróneamente el ciudadano que con la Justicia Restaurativa queremos
ser blandos con los infractores.
Este temor puede desaparecer si verdaderamente sabemos contar los
beneficios de esta nueva visión de la Justicia.
Página 62 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Tenemos que transmitir a la sociedad que lo esencial es dar la palabra, voz
y protagonismo a la víctima y responsabilizar al infractor de su conducta,
no se trata de favorecer a este último para que evite el castigo, sino de darle
la oportunidad de enmendar el daño que ha cometido, tanto daños morales
como materiales.
Asimismo hay que tener en cuenta que los que nunca han sido víctimas, de
un delito suelen ser más reacios a programas restaurativos, sin embargo las
victimas de un delito suelen demandar y reclamar ciertas necesidades que
son satisfechas de una manera más eficaz, a través de los programas
restaurativos.
Como conclusión he de decir que:
Actualmente cada día más jueces y fiscales colaboran con servicios de
mediación penal. Sin embargo, existen reticencias de ciertos sectores
jurídicos, por el hecho de su no regulación expresa y por un conocimiento
erróneo de las verdaderas ventajas.
El legislador parece que no se atreve a dar el paso y regular de forma
expresa la mediación penal, por creer que va a generar un descontento
generalizado en la sociedad. Sin embargo, si sabemos exponer de una
forma real y sencilla los argumentos y ventajas de los programas
restaurativos, los ciudadanos no se opondrán a este sistema de la misma
manera que los operadores jurídicos, cooperaran de forma más activa al
darse cuenta de que a pesar de que la Justicia Restaurativa se encuentra
enraizada de forma indirecta en nuestro texto constitucional, legislación y
doctrina. Un ejemplo claro es la reeducación y reinserción del infractor
reconocida en el articulo 25 de la constitución española y la previsión en
diferentes artículos de nuestros textos legales que la reparación del daño
por parte del infractor a la victima, le pueden producir una serie de
beneficios.
Esta Conferencia tuvo como eje fundamental de todas las charlas generales
y Workshops tres líneas argumentales principales:
I. El trabajo de los profesionales de la Justicia Restaurativa, en especial
su aplicación en delitos de violencia doméstica.
II. Cooperación con los operadores jurídicos (cómo mejorar la
implicación de jueces, fiscales y policía)
III. Las Conferencias Restaurativas en Europa
Página 63 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Conclusiones sobre esta interesante Conferencia del Foro Europeo de
Justicia Restaurativa:
o La Justicia Restaurativa es una filosofía acerca de cómo enfocar la
propia justicia que se centra en dar protagonismo a los afectados de
forma directa o indirecta por el delito. Se centra en que se ha causado
un daño y cuales son las acciones para reparar este daño. Como bien
expuso Howard Zehr, empieza con la persona que ha sido victima de
un delito. Y es que la víctima debe ser el centro de la Justicia
Restaurativa y satisfacer de una mejor forma sus necesidades.
o La Justicia Restaurativa y sus diferentes formas de aplicarla cómo
mediación, conferencias…es una realidad en continuo desarrollo en
Europa y diversos lugares del mundo.
o En algunos países como España, queda más camino por recorrer ya
que no existe legislación al respecto en la jurisdicción de adultos.
Para un desarrollo efectivo se hace importante favorecer la
cooperación de los operadores jurídicos. Una manera de fomentar
esta colaboración es a través de estudios, investigaciones así como
congresos y jornadas. Esto mostrará los beneficios y las ventajas que
esta forma de ver la justicia genera en toda la sociedad.
o Además estos estudios e investigaciones de los expertos son una
pieza clave en aras a conseguir una ley lo más eficaz posible (que
hacer ante el binomio principio de legalidad y el de oportunidad, la
eficacia de los acuerdos, más protección y apoyo a las víctimas...)
o La Justicia Restaurativa ayuda y protege a las víctimas, las ayuda a
superar el trauma que el delito ha generado en ellas, y así recobrar su
“normalidad”. La víctima pasa a través de una serie de etapas hasta
su curación y poder despojarse de su rol de víctima:
1- intentar dar sentido a lo que ha pasado
2- Su meta es no tener vergüenza sino llevar el rol de victima con
honor
3- Buscan en cierta manera venganza
4- Claman por justicia
En las dos primeras etapas de este viaje de una víctima, ésta trata de
reconstruir la historia, de encontrar sentido a lo que han sufrido y
transformar la humillación en honor. Con la tercera etapa, las víctimas
sobre todo desean saber que una persona es responsable y su deseo sería
poder equilibrar la balanza, que se ha visto desequilibrada por el delito
sufrido.
Página 64 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Por último, las víctimas desean justicia: Para ellas es importante que se
recupere el sentimiento de seguridad (y se sienten satisfechas si creen
que hay menos posibilidades de que el infractor cometa nuevos delitos).
También asocian la idea de justicia con la posibilidad de recibir
información y obtener respuestas, escuchar la verdad y recibir cierto
poder para decidir cómo continuar, en definitiva para ellos justicia
significa reconocimiento ( en el sentido de que cómo victima no debe
quedar al margen de la resolución del problema) La labor de los
profesionales de la Justicia Restaurativa es ayudar a las víctimas en este
viaje hacia la curación, proporcionando a su vez al infractor la
oportunidad de asumir su responsabilidad en el daño,
comprometiéndose a reparar este daño como paso previo para afrontar
un futuro nuevo, sin nuevos delitos. El efecto de trabajar con las
víctimas repercutirá no sólo en el infractor sino en la comunidad en
general.
o El trabajo de todos los profesionales de la Justicia Restaurativa
favorecerá que cada día más personas incluidas los operadores
jurídicos estarán a favor de estas prácticas restaurativas.
o Muchas charlas hablaron acerca de las conferencias restaurativas,
una herramienta para aplicar la Justicia Restaurativa muy interesante
por cuanto su principal características es incluir no solo a la victima
y al infractor sino a otros miembros , esto es siempre importante ya
que se favorece mayor implicación de todos en el bienestar de la
sociedad y en la educación de los infractores, pero sobre todo con
esto las victimas van a obtener “reconocimiento”, van a sentirse
apoyadas y el resto de los miembros de la comunidad van a poder ver
qué el delito puede afectar a cualquiera de ellos y precisamente por
esto es buena la implicación de todos. Se trata como ya he dicho de
conseguir una sociedad más madura y responsable.
o Otra cuestión muy debatida fue la aplicación de los principios de la
Justicia Restaurativa a asuntos de violencia de género. Es un tema
muy controvertido pero que puede y de hecho está dando buenos
resultados en lugares como Austria y Noruega. ¿Por qué? Con la
Justicia Restaurativa se puede abordar de una forma más eficiente la
atención a la víctima y las formas de evitar la reincidencia, la
aplicación de la justicia tradicional o justicia restaurativa depende,
como ya se ha comentado en otros apartados de estas conclusiones,
del efecto psicológico que se quiera conseguir:
Página 65 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
1. Así la Justicia retributiva en delitos de violencia de género se
centra en el establecimiento de la culpabilidad, culpa y en lo
que ocurrió en el pasado. Mientras la Justicia Restaurativa se
centra en el pasado, presente y futuro con el maltratador,
tomando éste responsabilidad por el abuso.
2. La justicia retributiva se basa en una relación adversarial y
basada en un proceso normativo mientras con la Justicia
Restaurativa, la preocupación principal es la protección de la
víctima y rendición de cuentas del maltratador.
3. La Justicia Retributiva reprime la naturaleza interpersonal y
conflictiva del estado. El crimen es visto como el individuo
frente al estado. Con la Justicia Restaurativa el delito es visto
como un combinado de factores, entre ellos la presencia de
opresión y sexismo en la sociedad, la incapacidad para hacer
frente a emociones y la acción de una persona contra persona
que es más vulnerable. Hay un gran impacto por el
desequilibrio de poder entre víctima y agresor.
4. En la justicia retributiva, el estigma del delito es irremovible
mientras que con la Justicia Restaurativa el estigma del delito
puede desaparecer mediante el cambio de comportamiento del
maltratador.
b) PARTICIPACIÓN
ACTIVA
DEL
SERVICIO
DE
MEDIACIÓN PENAL EN ACTIVIDADES DEL FORO
EUROPEO DE JUSTICIA RESTAURATIVA Y EN OTROS
CONGRESOS Y FOROS INTERNACIONALES
Los miembros del Servicio de Mediación penal de Castilla y León
(Burgos) participan activamente en todas las actividades del Foro
Europeo de Justicia Restaurativa. Así la coordinadora del Servicio
participó en una charla general de la Conferencia bianual del Foro que
este año se celebró en Bilbao y además fue seleccionada para ofrecer
una comunicación cuyo titulo fue “hacia una real implantación de la
justicia restaurativa y mediación penal en España” (ver en esta
memoria las conclusiones de esta Conferencia de Bilbao).
Página 66 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Asimismo nuestra coordinadora ha sido invitada a participar en dos
congresos internacionales sobre mediación penal que se celebraran en
Baja California (México).
Es un orgullo para nosotros, que a pesar de lo humilde del servicio,
nuestra labor está siendo reconocida a nivel internacional, ya que a
estos congresos se acudirá representando a España y para contar el
desarrollo de la Justicia Restaurativa en Europa y cuales son las
actividades y retos del Foro Europeo de Justicia Restaurativa
También la coordinadora, representando a nuestro servicio fue elegida
para participar en un seminario que organizó el Foro Europeo de
Justicia restaurativa en septiembre y bajo el titulo “Conferencias
Restaurativas: un camino para la justicia restaurativa en Europa”
aglutinó a expertos en justicia restaurativa de varios países para tratar
de ver las posibilidades de esta forma de aplicar la justicia restaurativa
en aquellos países de Europa donde la herramienta más utilizada es la
mediación en materia penal.
Creemos que aprovechando que en España, no existe ley al respecto en
adultos, no podemos quedarnos solo en la mediación en materia penal
porque esto sería reducir enormemente las posibilidades de la justicia
restaurativa y sus beneficios porque en determinados casos y
determinadas circunstancias en vez de utilizar la mediación penal
podría ser aconsejable otra herramienta como las conferencias.
Por eso esperamos que cuando se regule, se haga destacando la
importancia de la Justicia Restaurativa como filosofía que abarca
diversas herramientas, este es el camino a seguir y por eso desde este
Servicio sus miembros seguiremos promocionando y dando a conocer
al publico en general los beneficios y virtudes de esta forma de ver la
Justicia, más humana y cercana a la victima.
4. ACTIVIDADES DEL SERVICIO DE MEDIACIÓN
PENAL
Este compromiso de promocionar la Justicia Restaurativa que hemos
adquirido desde el Servicio, se ha plasmado en diferentes actuaciones y
actividades destinadas a dar a conocer al ciudadano de a pie, a los
operadores jurídicos y al publico en general que es y que no es la
Justicia Restaurativa y sus diferentes herramientas, como la mediación
en materia penal, más conocida en nuestro entorno. Entre estas
actividades destacamos por su importancia en este año las siguientes:
Página 67 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
a) CONCLUSIONES DEL I CONGRESO INTERNACIONAL
SOBRE JUSTICIA RESTAURATIVA Y MEDIACIÓN
PENAL: dimensiones teóricas y repercusiones prácticas,
Aula Magna de la Facultad de Derecho, en Burgos
Los días 4 y 5 de marzo de 2010 se celebró en Burgos el I Congreso
Internacional sobre Justicia Restaurativa y Mediación Penal, organizado
por el Servicio de Mediación Penal de Castilla y León, y que contó con la
colaboración de la Universidad de Burgos, el Ayuntamiento de esta ciudad,
lex nova y el Foro Europeo de Justicia Restaurativa. Este Congreso, el
primero que se organiza en España de estas características, fue un éxito y
se contó con la participación de 250 personas de diversos lugares de
España, así como de otros países como México y Portugal, entre otros
países.
Los objetivos de este Congreso eran:
-Llegar al ciudadano, explicarle los beneficios de la Justicia Restaurativa y
la Mediación Penal y que en particular todos los ciudadanos conozcan el
Servicio de Mediación Penal de Castilla y León ( Burgos) y que puedan
decidir si su problema lo quieren intentar solucionar a través de este
Servicio o a través del Sistema de Justicia tradicional.
-Llamar la atención de las administraciones para que apoyen estos servicios
de Justicia Restaurativa, igual que lo hacen los gobiernos europeos. Porque
al final el coste es mucho menor que el gran ahorro de tiempo y dinero que
suponen los procesos restaurativos como la mediación penal.
-Intentar llamar la atención al legislador para que se regule de una vez la
Justicia Restaurativa y la mediación penal, de forma expresa y establecer
una serie de recomendaciones y conclusiones una vez finalizado el
Congreso, que puedan servir de orientación y guía al legislador para que se
pueda regular de la mejor manera.
En el acto inaugural estuvo presente:
La coordinadora del Servicio de Mediación Penal de Castilla y León,
doña Virginia Domingo de la Fuente, leyó una carta del Presidente del Foro
Europeo de Justicia Restaurativa, en la que mostraba su apoyo a la entidad
organizadora, se explicaba brevemente sus funciones y se excusaba por no
poder estar presente, aunque manifestó que estaba en espíritu, deseando
todo lo mejor a este evento internacional.
Página 68 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
De la misma manera, consideró el Congreso de Burgos, una antesala a la
Conferencia que este Foro, del cual es su presidente, celebrará este año en
Bilbao y que reviste especial importancia por cumplir diez años de
existencia
La coordinadora también excusó al Excmo. Presidente del Tribunal
Superior de Justicia de Castilla y León, el cual aunque había manifestado
su deseo de asistir no pudo hacerlo por coincidir la inauguración de este
evento, con la ceremonia de la entrega de la medalla de San Raimundo de
Peñafort, que se le impuso ese mismo día en León.
Por este motivo, tampoco pudo estar presente don Manuel Martín-Granizo,
Excmo. Fiscal superior de la Comunidad. Por último también se excusó a la
vocal del CGPJ, doña Margarita Uría, que no asistió, creemos que por
problemas de agenda, ya que estamos totalmente seguros de que la hubiera
gustado estar presente, en este evento internacional tan exitoso y que
congregó a 250 personas.
.
La Ilma. Sra. Subdelegada del Gobierno en Burgos, doña Berta Tricio,
agradeció la invitación de la entidad organizadora, destacando la labor que
viene haciendo desde hace ya varios años. Una labor totalmente
desinteresada, con gran esfuerzo e ilusión y que ha conseguido que Burgos
sea un precedente en Justicia Restaurativa.
También destacó el compromiso del Ministerio de Justicia con la
mediación e hizo mención el anteproyecto de ley de mediación civil y
arbitraje, que si bien excluye expresamente la mediación penal, es un
primer paso, hacia una futura legislación en el ámbito penal.
La Ilma. Directora del Instituto de Reinserción del Menor Infractor de
Madrid, doña Carmen Balfagón , también agradeció a la entidad
organizadora su invitación e iniciativa con este congreso, y destacó la
importancia de la Justicia Restaurativa y la mediación penal en el ámbito
que ella trata más directamente: menores.
El Excmo. Alcalde de Burgos, don Juan Carlos Aparicio, reiteró su
agradecimiento al Servicio de Mediación Penal de Castilla y León en
Burgos, por su trabajo y la organización de este Congreso Internacional.
Aunque el Ayuntamiento no tiene competencias directas en materia penal,
desde el principio ha prestado su apoyo al Servicio y ha contribuido para
que miembros de esta entidad se puedan desplazar a reuniones
internacionales sobre la materia representando a Burgos, y a Castilla y
León.
Página 69 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
El Rector Magnifico de la Universidad de Burgos, don Alfonso Murillo,
se mostró satisfecho con que la Universidad hubiera colaborado en la
organización de este Congreso. Destacó también al igual que las otras
autoridades la gran labor que viene organizando este Servicio y en especial
su coordinadora. Puso de manifiesto la relevancia de este tipo de
actividades máxime para una ciudad como Burgos, que aspira a ser capital
europea de la cultura en 2016. Asimismo expresó su deseo de que se
celebren sucesivas ediciones de este congreso y planteó la necesidad de
incorporar nociones de Justicia restaurativa en los planes de estudio y
concluyó declarando inaugurado el Congreso.
La Charla Inaugural corrió a cargo de la Ilma. Fiscal de Ayuda a las
víctimas, doña María Boado Olabarrieta, con el titulo “la Fiscalía y la
mediación penal”. Su charla fue muy interesante pues ofreció una visión de
lo que el sistema tradicional de justicia ofrece a las víctimas, en qué falla y
por qué la Justicia Restaurativa y la mediación penal puede ser un revulsivo
que mejore el sistema de justicia.
A preguntas de algunos de los asistentes sobre si ella particularmente
estaba a favor de la mediación penal, ella acertadamente expresó que no
estaba en contra de todo aquello, que pueda mejorar el sistema de justicia.
También habló del convenio de la Fiscalía con el Servicio de Mediación
Penal de Castilla y León (Burgos) y de la memoria de este servicio destacó
que la mayoría de las víctimas no desean una reparación material o
económica sino simbólica.
La siguiente charla fue un placer para todos los presentes pues tuvimos la
oportunidad de escuchar a uno de los “padres de la Justicia Restaurativa”
en Europa, Martín Wright con su charla “Derecho, justicia y la idoneidad
para su fin: hacia una respuesta restaurativa a la delincuencia”. En su charla
estableció cuales son las ventajas de la Justicia Restaurativa frente a la
actual Justicia Retributiva y cómo las prácticas restaurativas deberían estar
presentes en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana.
Posteriormente contamos con Brian Steels, investigador de la Universidad
de Murdoch (Australia), con su charla “Justicia Restaurativa en un mundo
injusto: transformación o más de lo mismo”, en ella nos habló de su
trabajo con grupos indígenas en Australia y desde el punto de vista
filosófico nos intentó explicar que es necesario la colaboración de todos
para que la Justicia Restaurativa verdaderamente suponga una justicia
transformadora.
Página 70 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
La siguiente charla fue a cargo del profesor titular de derecho penal de la
Universidad de Burgos, Miguel Ángel Iglesias Río con el titulo “la victima
y la reparación del daño, bases de la mediación penal”. En ella nos ofreció
su visión como profesor de derecho penal acerca de cuales serían los
requisitos y las condiciones para empezar y realizar un proceso de
mediación penal.
Después tuvimos el placer de escuchar a Per Andersen, director nacional de
los centros de mediación noruegos. Pudimos oír como ha sido la evolución
de la Justicia Restaurativa y la mediación penal en Noruega desde los años
70 hasta la actualidad además conocimos cómo se articulan los Servicios de
Mediación en Noruega, cual es su ley y cómo colaboran todos los
organismos implicados
Para acabar la jornada contamos con una interesantísima mesa redonda
acerca del Camino a Santiago y sus posibilidades penales en la mediación.
De entre los participantes, destacaron don Joaquín Gimenez, magistrado de
la sala 2 del Tribunal Supremo, don Pablo Arribas, gran experto del
Camino, miembros de la asociación de San Guillermo de Arnotegui, un
miembro del Instituto de Reinserción del menor infractor de Madrid y doña
Virginia Domingo, coordinadora del Servicio de Mediación Penal de
Castilla y León (Burgos) e investigadora en el área de justicia restaurativa y
mediación.
La Jornada del día 5 comenzó con una muy interesante charla del
Comisario de la Policía Nacional de Burgos, don Javier Peña. En ella nos
ilustró acerca del trabajo de la policía, y el por qué es necesaria según su
parecer la mediación penal y cuales son las líneas de colaboración que
mantiene con el Servicio de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos).
La siguiente charla versó acerca de si es buena o no la prohibición de
mediación en violencia de género con la participación del profesor de
derecho procesal de la Universidad de Salamanca, don Fernando Martín
Diz y doña Virginia Domingo, coordinadora del Servicio de Mediación
penal de Castilla y León (Burgos), y a pesar de partir de ideas contrarias,
una de las conclusiones más importantes de ambas exposiciones es que si
se contara con una ley de mediación penal, este marco podría permitir con
ciertos matices y haciendo una selección exhaustiva de los asuntos, que
determinados casos leves pudieran gestionarse a través de la mediación
penal o cualquier otra herramienta de la Justicia Restaurativa.
Página 71 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Y para cerrar el Congreso tuvimos el gran placer de contar con la Ilma.
Juez decano de los Juzgados de Burgos, y Juez de menores doña Blanca
Isabel Subiñas, la cual nos introdujo en el mundo de la jurisdicción de
menores y en la mediación penal en este ámbito, que este caso si está
contemplada en la ley del menor, como un instrumento más de esta
jurisdicción.
El Congreso concluyó con una importante presencia de personas de
diversos lugares de España y el extranjero, con el compromiso de
continuidad en sucesivas ediciones y con la posible colaboración en el
futuro del Ministerio de Justicia portugués y su gabinete de resolución de
litigios con lo que se estrecharían relaciones hispano-lusas y además
contribuirían a fortalecer las bases para una verdadera implantación de la
Justicia Restaurativa y la mediación penal en España, pues Portugal es un
buen ejemplo de nuestra orbita europea ya que esta cercana y tiene una ley
de mediación penal.
También tuvimos la oportunidad de escuchar las comunicaciones de una
profesora titular de derecho civil de la Universidad de Valencia, doña
Carmen López-Beltrán de Heredia y otra de Filosofía del derecho de la
Universidad de Burgos, doña Nuria Belloso Martín.
CONCLUSIONES:
ACERCA DE LA JUSTICIA RESTAURATIVA EN GENERAL:
1. La Justicia Restaurativa es una filosofía acerca de cómo enfocar la
propia justicia y el derecho penal, que se centra en dar el
protagonismo a los afectados de forma directa e indirecta por el
delito. Parte de la premisa de que se ha causado un daño y cuales
son las acciones requeridas para remendar este daño. Para reparar
este daño se da participación a las partes, y así se puede alcanzar el
resultado restaurador de la reparación y la paz social. Aunque pueda
parecer un paradigma nuevo, lo cierto es que lleva muchos años
implantada en lugares como Estados Unidos y Canadá.
2. La Justicia Restaurativa tiene una serie de herramientas que facilitan
la reintegración de la víctima y del infractor en la sociedad de la que
se separaron por el delito, propiciando que superen su “rol de victima
e infractor”.
Página 72 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Debidamente gestionada atiende a las necesidades de la víctima de
ser escuchada, reparada y de sentirse de nuevo segura y la necesidad
del infractor de poder disculparse y enmendar en la medida de lo
posible el daño causado. El infractor tiene la oportunidad de
reconciliarse con la comunidad, y conseguir un cierto grado de
empatía hacia los sentimientos que se generan en los demás.
3. Aunque la Justicia Restaurativa pone su acento en las víctimas
directas e indirectas del delito y sus necesidades, también favorece la
concienciación y responsabilización del infractor por el hecho
cometido. Los infractores experimentan el impacto que sus acciones
han tenido en los seres humanos, con ello se favorece en ellos un
comportamiento más social, facilitando la no reincidencia y su
reinserción en la comunidad, cumpliendo así los mandatos
constitucionales propios de un estado social y democrático de
derecho que en España aparecen contemplados entre otros artículos
en el 25 de la constitución, en el que se habla de las funciones de
reeducación y reinserción de las penas.
4. La Justicia Restaurativa contribuye a crear una sociedad más madura,
responsable y segura ya que los efectos beneficiosos de la
concienciación y autoresponsabilización que genera en los
infractores, repercute en todos nosotros pues tendremos menos riesgo
de sufrir nuevos delitos por parte de los infractores que han
participado en un proceso restaurativo. Es claro que la reducción de
la reincidencia favorece a toda la comunidad en general porque no
sólo tenemos un sentimiento de mayor seguridad sino que como
victimas indirectas y “potenciales” de todos los delitos podemos
recuperar la tranquilidad logrando la “paz social”. Se trata de
promover comprensión y armonía social a través de la “sanación” de
la víctima, infractor y de alguna forma de la comunidad en general.
5. En España, se debe permitir la entrada del principio de oportunidad
en adultos, para determinados asuntos y así proporcionar una salida
alternativa al juicio oral a través de un proceso restaurativo. Esto se
debe explicar al ciudadano de forma que puedan ver que con estos
procesos se va a superar la idea generalizada de que el proceso penal
es “blando” e injusto además de largo y gravoso, precisamente
porque a través de la Justicia Restaurativa se da el protagonismo que
corresponde a las víctimas.
Página 73 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
6. Es necesario que se formen expertos en Justicia Restaurativa para
que los procesos restaurativos se apliquen con todas las garantías
asegurando que las excepciones al principio de legalidad no suponen
una dejación del Estado en sus funciones de tutela judicial efectiva.
Sino que todo lo contrario ya que se va a favorecer la reintegración y
reinserción del infractor cumpliendo con los mandatos de nuestra
constitución y de un estado social y democrático de derecho.
Para la formación de estos expertos, sería bueno incluir formación en
prácticas restaurativas en los colegios y universidades para que la
generación futura se forme en cultura del dialogo y comunicación
para resolver sus propios conflictos. De esta forma en un futuro
hablar de Justicia Restaurativa no será extraño para ellos, y les
servirá para que los problemas de todo tipo que aborden en su vida
diaria puedan contribuir a su desarrollo personal.
Y es que el conflicto es consustancial a la vida y se debe
proporcionar a todos los individuos las habilidades necesarias para
afrontarlas.
7. Aunque se comenzó aplicando la Justicia Restaurativa como una
reacción al acto delictivo se debería ampliar el concepto en todos los
ámbitos de la vida, actuando también de forma preventiva. Esto
contribuye a crear capital social y fortalecer las comunidades ya que
supone una forma diferente de relacionarnos.
Según Martín Wright, prácticas restaurativas son una manera de
permitir a todos los interesados acordar juntos la manera de cómo
actuar en el futuro dando peso a las necesidades de cada uno.
Y la Justicia Restaurativa es la aplicación de las prácticas
restaurativas para rectificar o reparar los daños causados entre si,
especialmente, cuando la acción dañosa es contraria a la ley. Hoy en
día, la Justicia Restaurativa es algo más, una filosofía que apunta a la
sabiduría de saber buscar la solución a los conflictos naturales de la
vida cotidiana mediante el lenguaje como instrumento esencial.
Justicia Restaurativa no es sólo un encuentro restaurativo victimainfractor, sino que se define en términos de dialogo, participación en
la transformación de las relaciones de los miembros de la sociedad.
La Justicia Restaurativa tiene como valores fundamentales la
responsabilidad y el dialogo. Como cultura, educa: previniendo las
conductas violentas y los hechos delictivos y a la vez cambia las
mentalidades punitivas, el concepto de “victima pasiva” y el de
infractor “sin posibilidad de redimir sus actos delictivos.”
Página 74 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
8. La labor de los investigadores es esencial para la confección de
estudios y análisis de las diferentes vertientes de la Justicia
Restaurativa que muestren al legislador y a las administraciones, las
ventajas y beneficios de la Justicia Restaurativa como un paso
importante para que los ciudadanos acepten y sepan ver realmente en
que consisten y lo que les va a ayudar si necesitaran de estos
procesos restaurativos. De hecho toda la labor de promoción y
difusión como congresos, jornadas, folletos….es importante para
llegar a la sociedad, informarla y evitar que conceptos erróneos
puedan influir negativamente en ellos. Debemos saber “vender la
Justicia Restaurativa” y es que parece que en España, el legislador no
se anima a regular la Justicia Restaurativa y la mediación penal por
temor a causar alarma social entre los ciudadanos, de ahí que toda
labor de promoción y de información a la sociedad en general sea de
máxima importancia.
También hay que tener en cuenta que generalmente las personas que
nunca han sido victimas de un delito son mas punitivas y por lo
general contrarias a programas restaurativos sin embargo, las
personas que han sido victimas demandan una serie de cosas, que no
encuentran respuesta adecuada en el sistema de justicia tradicional y
en cambio con los programas restaurativos obtienen una solución
más eficaz y satisfactoria
9. Cualquier programa de Justicia Restaurativa que se cree debe
inspirarse en una serie de valores o pilares fundamentales de los
cuales destacamos:
Compensación Se pide disculpas, la víctima se siente muy satisfecha
cuando recibe la palabra del ofensor, disculpándose. Se compromete
a devolver lo robado, a conseguir trabajo
Reintegración Reingreso de la persona en la vida de la comunidad
como miembro productivo y esto se da, cuando las personas se
convierten en ciudadanos de bien. Tanto víctima como infractor
pueden necesitar ayuda, se los debe tratar con dignidad, se les debe
brindar asistencia moral, material, espiritual e incluso jurídica.
Encuentro La víctima y el infractor se encuentran, tienen una reunión
o varias (se valorará la conveniencia o no de un encuentro cara a cara,
si se desaconsejara el mediador es el que hará de correveidile)
Página 75 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
En las reuniones conjuntas, todo el mundo puede narrar lo que vio,
se puede saber que pensaba el infractor cuando cometió el delito, no
solamente la parte legal, se analiza como salir del conflicto, hay
mucha emoción en este encuentro, conociendo la verdad de propia
voz del infractor y de la víctima.
Participación El reconocimiento del delito y/o falta es muy
importante, se requiere que los ofensores hablen, lo mismo que las
víctimas, deben participar para saber que están sintiendo.
Juntos víctima y ofensor pueden abordar alternativas de solución que
no estén contempladas, se puede analizar la compensación,
reintegración…se ven las necesidades e intereses de cada parte,
incluso con ello se ayudan a otras víctimas. Lo importante es que se
piensa en la víctima como nunca antes.
10.Se debe favorecer la inclusión de programas restaurativos en
diferentes momentos procesales:
En la fase de instrucción (anterior al juicio): este momento se rige
por el principio de presunción de inocencia, por eso deben cumplir
los siguientes requisitos:
El imputado debe ser consciente del hecho delictivo que ha cometido
y de sus consecuencias.
La participación es voluntaria
Se le debe informar por su abogado la valoración final de la
reparación a efectos de los beneficios jurídicos previstos en el código
penal.
En este momento se valora la Justicia Restaurativa como atenuante
genérica del artículo 21.5 del código penal español
En la fase posterior a la sentencia y previa a la ejecución:
Puede servir para otorgar la suspensión de la pena privativa de
libertad
También puede utilizarse para sustituir la pena
En la fase de ejecución:
La Justicia restaurativa puede servir para obtener el tercer grado de
tratamiento penitenciario.
Conceder la libertad condicional
Solicitar el indulto
Página 76 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
11.La ley penal del menor en España, prevé ya unos mecanismos que
tímidamente se fundamentan en la filosofía de la Justicia
Restaurativa, basada en dar participación a la víctima en el proceso y
conseguir, con esto una mejor satisfacción de su interés vulnerado
como consecuencia del hecho delictivo. Y es que esta ley prevé
formulas como la mediación penal y la conciliación y además
permite la entrada del principio de oportunidad para así concluir el
proceso si se llega a un acuerdo satisfactorio. Es claro el acierto del
legislador pues si la Justicia Restaurativa trata de educar y
concienciar al infractor para conseguir que tenga una vida sin nuevos
delitos, este efecto resocializador se va a producir con más fuerza en
los jóvenes cuya personalidad aún no está plenamente formada. Y es
que el impacto educativo en los jóvenes puede y es importante.
Esta tendencia en menores se debería incorporar en adultos, como ya
hemos dicho especialmente para determinados asuntos.
12.La Justicia Restaurativa contrariamente a lo que opinan sus
detractores no supone una privatización de la Justicia.
Al contrario, se trata de redescubrir a la víctima. Como dice GarcíaPablos debe ser descubierta como parte fundamental y esencial junto
al infractor y operadores jurídicos y colaborando con la efectividad
del sistema de justicia penal. La Justicia Restaurativa debe llevar al
remordimiento del infractor, la Justicia Restaurativa no está exenta
del reproche público ni es ajena a los órganos judiciales, ya que el
reproche público es ejercido primeramente y por derecho propio por
la víctima directa y/o indirecta del hecho delictivo, es decir la
persona que ha sufrido los efectos dañinos del delito va a poder
expresar su rechazo, los daños que ha sufrido y qué necesita para
superar su rol de víctima.
Para muchos infractores el hecho de enfrentarse a la víctima es un
castigo mayor que cualquier otra clase de pena. Por otro lado, los
operadores jurídicos están en todo momento informados de que se ha
iniciado un proceso restaurativo ya que si no resulta con éxito
volverá a los trámites normales.
13.De las herramientas para poner en marcha y la aplicar la Justicia
Restaurativa destacan las siguientes:
Conferencias de familia, conferencias restaurativas o grupos de
comunidad Se reúne a la víctima, infractor, familias de ambos así
como amigos y vecinos con el objeto de gestionar el conflicto y
resolverlo atendiendo necesidades de la victima, infractor y
comunidad
Página 77 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Tratados de paz, círculos de sentencia
Es un proceso diseñado para desarrollar consenso entre miembros de
la comunidad, victimas, defensores de la víctima, del infractor,
policía, miembros de la fiscalía… sobre un plan de sentencia
apropiado que dirija las inquietudes de todos los interesados.
Mediación penal victima-infractor
Es un proceso en el que la víctima e infractor se reúnen cara a cara
(si es posible) en presencia de un mediador imparcial y neutral.
Ambos conversan sobre el incidente, la victima puede hacer
preguntas y recibir información además de expresar sus sentimientos.
Las víctimas obtienen sensación de cierre con respecto al incidente
de liberar “su ira” y otras emociones. El infractor tiene la
oportunidad de responsabilizarse, reducir la venganza dañina y hacer
la restitución.
14.Parece adecuado concluir estableciendo como ya se ha dicho
anteriormente, que el concepto de Justicia Restaurativa no es algo
nuevo por el contrario, la idea de justicia acerca de “dar a cada uno
lo suyo” se relaciona de forma directa con el concepto de Justicia
Restaurativa. En la antigüedad, ya existía este concepto puesto que el
delito era concebido como un daño al individuo y así por ejemplo el
código de Hammurabi establecía como sanción a los delitos contra la
propiedad la restitución de lo sustraído. Este concepto está basado en
tradiciones indígenas de Australia, Nueva Zelanda, EEUU y Canadá
donde se han venido practicando ciertos modos de Justicia
Restaurativa basados en la reparación del daño y sanación de
“heridas” a través de la discusión y la interacción entre víctima,
infractor y a veces la comunidad.
ACERCA DE LA JUSTICIA RESTAURATIVA
DONDE CAMINAR?
EN ESPAÑA: ¿HACIA
1. Sería deseable que el legislador elaborara una ley sobre Justicia
Restaurativa, al menos en adultos, para facilitar la labor de los que
desde hace ya varios años venimos trabajando en este ámbito. Esto
ayudaría a que los operadores jurídicos no tuvieran reticencias en
apoyar estos programas, ya que tendrían una base legal en la que
ampararse. Consideramos importante que sea una ley expresa que
contemple la Justicia Restaurativa en sentido amplio sin perjuicio de
concretar una de sus herramientas más usadas en nuestro entorno
europeo: la mediación penal.
Página 78 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Reducir la ley a tratar sólo la mediación penal, excluiría otras
herramientas que en determinados casos pueden resultar más
completas y eficaces por incluir en el proceso a más miembros de la
comunidad y las víctimas indirectas del delito.
2. La ley debería contener planes de formación en expertos en Justicia
Restaurativa, que por las cualidades y características de las partes
que participan en los procesos restaurativos, deben ser específicos y
concretos. No se debe intentar reducir un concepto tan amplio como
la Justicia Restaurativa a la mediación penal, por cuanto para
entender qué es la mediación penal y cuales son sus especialidades
que la hacen radicalmente diferente a otras mediaciones de debe
partir del conocimiento de la Justicia Restaurativa, sus principios y
valores. Precisamente por estas características especiales las
personas que se dediquen a esta labor debería hacerlo de forma
exclusiva y totalmente independiente de su profesión de origen, sin
perjuicio que el profesional (abogado, psicólogo...) en su trabajo
diario utilice técnicas restaurativas para ayudar a sus clientes... El
experto en Justicia Restaurativa cuando actúe como tal debe ser
mediador o facilitador, no abogado, ni psicólogo…. Para hacer un
buen plan de formación, es importante incluir en las Universidades la
asignatura de Justicia Restaurativa como tal, debiendo ser
considerada como parte complementaria en ciertas licenciaturas,
siempre reconociendo que esta Justicia Restaurativa tiene
peculiaridades propias y está integrada por todo un paradigma
filosófico que hace que sea mas que una filosofía, es mas una forma
de afrontar la vida. Por eso la mediación en materia penal, como una
herramienta de esta Justicia Restaurativa, no es una mediación sin
más como lo pueden ser en otros ámbitos como la familiar o
comunitaria, sino que tiene ciertas peculiaridades que necesitan de
formación propia y especializada.
3. Los Servicios
de Justicia Restaurativa se deberían ofrecer
gratuitamente a todos los ciudadanos siguiendo modelos como el
mexicano o noruego. Así todos los individuos en las mismas
condiciones y sin vulnerar el principio de igualdad, podrían decidir si
su problema lo gestionarán por el proceso tradicional o a través de la
justicia restaurativa.
Página 79 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Por ello, la administración subvencionará estos servicios que
coadyuvaran con la administración de justicia, siendo los
profesionales que en ellos trabajan un elemento más del sistema de
justicia junto con jueces, fiscales, abogados y procuradores. Y para
no equivocar al ciudadano se debe dejar claro que el mediador o
facilitador es una profesión independiente que nada tiene que ver con
el papel del abogado, o del psicólogo o del trabajador social por
ejemplo.
4. Existen ciertos aspectos que deberían concretarse en la ley, una
cuestión importante sería la introducción en la legislación, de la
eficacia que tendría el acta de acuerdos firmada por las partes ¿sería
vinculante?
En el sentido de por ejemplo si hablamos de faltas las partes no
podrían volver a denunciar los mismos hechos… ¿qué pasaría si se
incumple? Si existiría un contenido mínimo para que el acuerdo
tuviera eficacia, qué ocurriría si las partes se echar para atrás, que
vinculación tendría en caso de reiteración del problema o conflicto.
En respuesta a alguna de estas cuestiones, hemos de decir que al
igual que la ley noruega se debería plantear la posibilidad de que la
mediación penal o el proceso restaurativo que se elija no funcione o
no se cumplan los acuerdos y entonces en este caso se debería
promover y permitir una nueva mediación penal o proceso
restaurativo. Esto es muy importante porque la mediación penal o el
proceso restaurativo elegido puede resultar inexacto la primera vez,
por error excusable del mediador, por causas ajenas al mediador y a
las partes o por falta de voluntad de alguna de las partes. En aras al
principio de intervención mínima del derecho penal antes de acudir a
la vía ordinaria se daría una segunda oportunidad a las partes. Otra
cuestión que puede resultar relevante es que una vez que las partes
han llegado a un acuerdo, se las debería conceder un plazo para
arrepentirse del acuerdo y dejar sin efecto el proceso restaurativo en
el que hayan participado. Transcurrido el plazo, el acuerdo adquiera
eficacia plena. Este plazo sería importante para no depender del
capricho personal de alguna de las partes que puedan querer utilizar
el proceso restaurativo para su beneficio propio.
También debería hablarse acerca de si existirían ciertos límites en la
reparación del daño, formulas para potenciar la reparación simbólica
o de actividad en caso de no tener potencial económico el infractor.
Página 80 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Y sobre todo debería prestar especial atención al principio de
legalidad, permitiendo la entrada del de oportunidad para que en
determinados asuntos (que pudiera tipificar la ley) si las partes llegan
a un acuerdo, se pudiera archivar el asunto. Eso sí también, se
debería establecer qué clase de seguimiento se debe realizar para
controlar si el acuerdo se ha cumplido, regulando, como ya se ha
dicho, si en caso de incumplimiento el caso se abriría y seguiría por
los trámites normales o bien (igual que en el modelo noruego) se
podría intentar una segundo proceso restaurativo.
Se debería estructurar cómo se va a regular y cómo se quiere hacer.
Otro tema importante sería cómo deben ser los acuerdos en
mediación penal y que características deberían reunir de forma
genérica, así podemos decir que sería conveniente que:
Resolvieran el conflicto inmediato
Cubrieran todos los temas que se hayan suscitado entre las
partes que alcanzaron el acuerdo
Evitaran que sucedan otros conflictos en el futuro (arrancar un
compromiso al infractor para que no vuelva a delinquir, como
base)
Se aseguraran de que el acuerdo sea realista y que satisfaga a
todas las partes.
Expusieran lo que cada parte debe hacer, cuando y cómo
deben hacerlo (especificar: cantidades, fechas y acciones)
Evitaran términos no cuantificables como “razonables,
frecuentes….”
Incluyeran planes de contingencia si el acuerdo no resulta, si
necesita modificarse…”
Por lo general supone unos compromisos del infractor con respecto a
la víctima. Pero existen algunos casos en los que el papel de infractor
y víctima no están tan definidos y en estos casos el acuerdo puede
contener compromisos recíprocos y no necesariamente y
exclusivamente de reparación sino de comportamientos futuros,
modos de actuar en lo sucesivo.
No es preciso, ni aconsejable que en el acta de acuerdos se incluya el
reconocimiento explicito de los hechos por parte del infractor, de
esta forma no se vulnera el principio de presunción de inocencia ante
un eventual desistimiento del infractor de participar en el proceso de
mediación penal. Estos acuerdos deben ser específicos, realistas,
claros y simples y equilibrados.
Página 81 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Todas las cuestiones que se han mencionado y muchas otras se deben
concretar para luego plasmarlas en una ley, sin vacíos legales pero
que no caiga en el riesgo de regularlo todo de forma tan detallada
que se prive de eficacia ya desde el principio a la institución que se
quiere regular.
5. Estos servicios de Justicia Restaurativa deberían estar en
colaboración con fiscalía, policía, jueces y demás entidades de
asistencia a victimas e infractores. Respecto a qué modelo
restaurativo, el más común en nuestro entorno es la mediación penal,
sin embargo en determinados delitos por ejemplo aquellos en los que
no hay victima concreta sino que todos nosotros somos potenciales
victimas (por ejemplo seguridad del tráfico) se podría permitir otros
modelos restaurativos que incluyan la participación de miembros de
la comunidad, policía…En todo caso, los valores y principios de la
Justicia Restaurativa informarán el proceso penal.
En consonancia con lo anterior se podría regular si en determinados
casos el proceso restaurativo podría realizarse con una víctima
subrogada, es decir si la victima no quiere participar directamente
pero autoriza a otra persona para que actúe en todo el proceso en su
nombre. De la misma forma, podría facilitarse el encuentro
restaurativo de una víctima con un infractor subrogado, es decir no el
infractor que directamente la ha causado el daño sobre su persona
pero si con otro infractor que haya cometido otro delito de las
mismas características. ¿Por qué seria deseable esto? Porque si un
infractor desea responsabilizarse y disculparse mostrando su
arrepentimiento, debería tener la oportunidad como parte de su
proceso de reinserción y reeducación y si la victima no quiere puede
enviar a otra persona en su lugar o incluso reunirse con otra victima
de un delito similar cometido por otro infractor. En este sentido si
una victima necesita expresarse, obtener respuestas, canalizar su
“ira” y cicatrizar sus heridas, para superar su rol de víctima y
reintegrarse en la comunidad, se debería habilitar cauces de
encuentro con otros infractores que hayan cometido hechos
delictivos similares ( si el infractor en concreto no quiere) al que ella
ha sufrido.
6. Debería valorarse y suprimirse la posibilidad de mediación en
violencia de género, permitiendo en determinados asuntos de menor
gravedad, su canalización a través de un proceso restaurativo que
bien puede ser la mediación penal o quizá algún otro como las
conferencias restaurativas.
Página 82 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
ACERCA DE LA MEDIACIÓN PENAL EN ESPAÑA desde una perspectiva
practica
1. La mediación penal es la herramienta más conocida en nuestro
entorno europeo y la más aplicada aunque en la actualidad cada vez
más se tiende a explorar la utilización de otras herramientas como las
conferencias restaurativas. De hecho este congreso ha sido
considerado por sus interesantes temas y por la asistencia
multitudinaria la antesala del Congreso del Foro Europeo de Justicia
Restaurativa que este año tendrá lugar en Bilbao y en el que se
hablará entre otros temas de la implantación de las conferencias
restaurativas en Europa.
2. La mediación penal se puede definir como un proceso de dialogo y
comunicación gratuito y voluntario entre víctima e infractor
conducido por un mediador imparcial con el objeto de llegar a
acuerdos reparadores satisfactorios y libremente aceptados por las
partes.
3. Es un proceso voluntario, gratuito, confidencial, alternativo o
complementario al sistema de justicia tradicional, intervención de un
tercero imparcial, economía de tiempo y esfuerzo ya que supone
agilizar el proceso, informal pero con estructura y no se pierden
derechos ( las partes siempre tienen abierta la vía judicial y en
cualquier momento pueden desistir de la mediación penal)
4. A pesar de no existir regulación expresa en adultos, tan sólo en
menores, existen iniciativas en algunos lugares de España como la
ciudad de Burgos, en Castilla y León. Experiencias como la de
Burgos, cuyo servicio empezó a luchar para desarrollar la mediación
penal y justicia restaurativa en el año 2004 y efectivamente lo
consiguió en el año 2006, revelan que la mediación en materia penal
funciona y es un servicio acogido de forma muy satisfactoria por el
ciudadano. Es bueno seguir promocionando entre la comunidad y las
administraciones públicas esta institución, para hacerla más cercana
a toda la sociedad en general, y que las administraciones sepan ver
que los beneficios superaran con creces los costes económicos.
5. Al no contar en España con una ley especifica sobre la materia,
existe una situación desigual con Servicios de Mediación Penal
implantados en algunos lugares y en otros no.
Página 83 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Y con apoyo económico en unos sitios, mientras que otros no reciben
ayuda económica, si bien no por esto dejan de ser igual o más
meritorios que los que si reciben apoyo económico expreso. Esta
experiencia satisfactoria de Burgos, se debe al apoyo recibido de
diversas instituciones entre las que hemos de destacar: la Fiscalía
tanto de Castilla y León, como la de Burgos y la General con don
Manuel Martín –Granizo, como nuestro máximo apoyo, don José
Luis Concepción ( Presidente del Tribunal Superior de Justicia de
Castilla y León), el Consejo General del Poder Judicial y su
presidente don Carlos Divar, la Juez decano de la ciudad de Burgos,
doña Blanca Isabel Subiñas, el Comisario de la Policía, don Javier
Peña y el alcalde de Burgos, don Juan Carlos Aparicio, el cual ha
colaborado para facilitar entre otras cosas, nuestros desplazamientos
a los congreso del Foro Europeo de Justicia Restaurativa, como
representantes de Castilla y León y Burgos.
6. Esta colaboración con administración y operadores jurídicos es vital
para el buen desarrollo de los Servicios. Para evitar reticencias de
estas personas, derivadas de que la mediación en materia penal no
está regulada es esencial la labor de investigación que fundamente
los principios de la mediación en materia penal en lo que ya existe en
nuestro derecho y en las leyes como la atenuante de reparación del
daño del código penal y los fines de reeducación y reinserción de las
penas contemplaos en nuestra constitución amen de otros muchos
artículos en el código penal y la ley de enjuiciamiento criminal.
7. La mediación en materia penal tiene unas características propias que
derivan de la filosofía que informa estas prácticas, la Justicia
Restaurativa. También estas características singulares derivan de que
no son dos partes en igualdad sino una victima y un infractor los que
toman parte en el proceso. Esto hace que la formación en este área,
deba ser específica y especializada. Siendo esencial que todos los
planes de formación se vean informados por la Justicia Restaurativa.
Y para que el futuro sea más estable y seguro tanto para el ciudadano
que accede al servicio como para los que trabajamos diariamente en
este campo, sería deseable tal y como ya se ha dicho que se
contemple en las leyes expresamente la Justicia Restaurativa y la
herramienta más utilizada en nuestro entorno europeo, la mediación
en materia penal.
Página 84 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
ACERCA DE LA MEDIACIÓN PENAL Y JUSTICIA RESTAURATIVA EN
CASOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO:
1. La prohibición de mediación en delitos de violencia de género es una
prohibición que plantea serías dudas y debería valorarse su cambio o
corrección. Plantea una serie de problemas: El primero es ¿a qué se
refiere la prohibición de mediación? No parece viable que el
legislador quisiera prohibir mediación en materia penal, por cuanto
no se puede prohibir algo que no está contemplado en la ley de forma
expresa. Quizá el legislador se estuviera refiriendo a la mediación
familiar, una prohibición totalmente acertada y clara por cuanto en
este caso no hay dos partes con intereses contrapuestos, sino una
victima y un infractor. Por otro lado aunque el legislador hubiera
querido prohibir la mediación penal, esta prohibición se refiere tan
sólo a una herramienta de la Justicia Restaurativa, pero deja abierta
la puerta a otros instrumentos para poner en práctica la filosofía de la
Justicia Restaurativa como los círculos o las conferencias.
2. En su momento se consideró acertada esta prohibición por la
proliferación de este tipo de violencia y por desconocimiento de qué
conlleva la justicia restaurativa. Por un lado el excesivo crecimiento
de los delitos de violencia de género y la consiguiente alarma social,
obligó a posicionarse al legislador de un forma clara hacia unas
normas más punitivas que no dejaran duda de que esta maltrato no
está justificado bajo ningún concepto y que cuenta con el reproche
de toda la sociedad. Por otro lado, se cree erróneamente que si se
permite la Justicia Restaurativa, se va a privatizar esta clase de
delitos, y se va a eliminar el reproche social además estos delitos
deben llevar un plus por sus circunstancias especiales y es que la
lucha feminista, que en ningún caso se debe desmerecer ha ido
guiada a que se reconociese de forma expresa la violencia de género
como algo serio, público y penal, fuera del ámbito meramente
privado.
Temen que el peso moral de la censura pública se pierda con
movimientos como la Justicia Restaurativa, sin embargo, aunque los
procesos restaurativos pueden considerarse en cierta medida algo
privado, no están exentos del reproche social ni son ajenos a los
órganos judiciales.
Página 85 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
3. Sin embargo, y a pesar de la ley especifica sobre esta materia, en la
que entre otras cosas se endurecía las penas por el maltrato tanto
físico como psicológico especialmente del hombre sobre la mujer y
creaba una red de apoyo y ayuda a mujeres maltratadas, incluido
todo un abanico publicitario que trata de inculcar en la sociedad un
sentimiento de responsabilidad para hacer frente a situaciones de
maltrato en nuestro entorno y para generar un sentimiento de
solidaridad y de rechazo a cualquier clase de maltrato o situación de
abuso a la mujer, lo cierto es que los asuntos no han disminuido y las
cárcel cuentan con un alto porcentaje de maltratadores.
Esto nos lleva a preguntarnos ¿si estos maltratadores se habrán
responsabilizado y concienciado por sus actos o en cambio saldrán
de la cárcel con ánimo de venganza?
Esta pregunta surge por la constatación de lo que suele ocurrir en
muchos de estos casos cuando el infractor lleva al sistema de justicia
tradicional, ya que muchas veces el sistema no responde de manera
adecuada especialmente si nos centramos en las víctimas de estos
delitos (generalmente aún más vulnerables que otras victimas). ¿Por
qué ocurre esto?
-Ante los Tribunales el hombre violento no tiene que explicar o
explorar su comportamiento agresivo, él lo negará, tratará de probar
su inocencia. El juicio le crea incentivos para reforzar su negación
del delito. El infractor ante la denigración que le puede suponer la
acusación de la fiscalía suele ser propenso a justificar su agresión.
-Como el juicio le mete en “problemas”, el maltratador puede
incrementar su presión y violencia sobre la mujer. Como
consecuencia de esto en ocasiones futuras agresiones sucederán y
permanecerán en secreto.
-El proceso criminal en ocasiones silencia a las víctimas: la mujer
asustada bajo la presión del marido se negará a proporcionar pruebas
ante los tribunales o incluso negará la denuncia, con lo que el
maltratador puede ser absuelto y la violencia continuará. Además las
víctimas en el proceso solo son un testigo.
4. Es evidente como así lo dijo la Ilma. Fiscal de Ayuda a las víctimas,
doña María Boado Olabarrieta que no nos podemos posicionar en
contra de algo que mejore nuestro sistema de justicia tradicional.
Partiendo de esta premisa tan acertada (y que es aplicables no sólo a
los delitos de violencia de género) podemos establecer que la Justicia
Restaurativa en este tipo de delitos puede ser muy importante y una
herramienta adecuada ¿Por qué?
Página 86 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
-En la Justicia Restaurativa, el delito es visto como una violación no
sólo de la norma sino también de las personas y sus relaciones. En
delitos de violencia de género, la Justicia Restaurativa se centra en el
pasado, presente y futuro, con un maltratador tomando
responsabilidad por sus actos abusivos. Se preocupa de la protección
de las víctimas y la rendición de cuentas del infractor.
Mientras que la Justicia Tradicional, se preocupa tan sólo por la
imposición de la pena para castigar y prevenir, la Justicia
Restaurativa utiliza la restitución como medio para reparar en la
medida de lo posible el daño causado a la víctima y a través de esta
actitud reparadora, concienciar al maltratador acerca del daño
causado.
-Con la Justicia Restaurativa se da a la víctima las posibilidades de
“sanar” sus heridas y se la protege, se da la oportunidad a la
comunidad de intervenir también, como victima indirecta de estos
delitos. (En determinadas herramientas restaurativas, no en todas).
Al infractor se le anima para responsabilizarse por sus actos y se le
da el apoyo para cambiar su comportamiento. La rendición de
cuentas del maltratador se basa en la comprensión por éste del
impacto de su acción, su conformidad para participar en un proceso
en el que se va a examinar sus valores, pautas y tomar medidas para
cambiar su comportamiento. La víctima tiene voz en la rendición de
cuentas del infractor.
A diferencia del sistema de justicia tradicional, en el que se centra
exclusivamente en el comportamiento pasado del infractor, la
Justicia Restaurativa se centra en las consecuencias dañosas del
comportamiento del maltratador, dándole la oportunidad de tomar
responsabilidad por la violencia cometida y arrepentirse. El estigma
del delito puede desaparecer mediante un cambio del infractor.
5. En estos casos de violencia de género el concepto de restaurar,
propio de la Justicia Restaurativa, no es restablecer a la persona en su
estado anterior a la violencia, porque el riesgo sería evidente si se
devuelve a la persona a su estado anterior a la violencia. En violencia
de género, restauración puede ser considerada como la creación o
recreación de relaciones significativas de igualdad. Como dice
Christa Pelikan, en su estudio tras 10 años de mediación penal en
determinados delitos de violencia de género en Austria “en ocasiones
los hombres se hacen mejores, pero las mujeres siempre se hacen
más fuertes”.
Página 87 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
6. Una vez que se ha visto por qué la Justicia Restaurativa puede
ayudar en determinados delitos de violencia de género. ¿Cuál es la
herramienta más adecuada para aplicar los principios de la
Justicia Restaurativa?
Nuestro entorno europeo hace que pensemos casi exclusivamente en
la mediación penal. Durante la exposición de don Fernando Martín
Diz, se nos puso en evidencia la existencia de una serie de problemas
que hacen complicado la aplicación de la mediación penal en nuestro
país, en general y en especial en delitos de violencia de género. Es
claro que el principal problema es que no existe regulación legal
expresa acerca de esta materia y esto unido a la prevalencia del
principio de legalidad nos deja un espacio limitado de actuación.
También es criticada la mediación por el desbalance de poder, por
supuesto que existen casos extremos de desequilibrio de poder que
impediría a una víctima “aterrada” reunirse con el maltratador dentro
de un proceso de mediación penal y poder sentirse suficientemente
segura para dialogar y llegar a acuerdos. Sin embargo, doña Virginia
Domingo complementó a don Fernando Martín Diz, estableciendo
que existen mecanismos para equilibrar en la medida de lo posible
este desequilibrio, eso si aclarando que no todos los casos serían
susceptibles de mediación.
También hay que partir de la base de que la mediación en materia
penal es radicalmente diferente a la mediación en otros ámbitos
como el familiar, comunitario….
En otras mediaciones las partes se llaman contendientes y se trabaja
sobre la hipótesis de que ambos contribuyen en mayor o menor
medida al conflicto y ambos deben comprometerse para alcanzar una
solución. En estos casos la mediación se centra en la búsqueda de
soluciones más que en ver el impacto que el conflicto ha tenido en la
vida de los participantes. En la mediación en materia penal, una parte
ha cometido un delito (infractor) y generalmente lo ha admitido o ha
sido pillado “in fraganti” y la otra parte ha sufrido un delito (victima)
por tanto, ya de por sí, en la mediación penal hay un cierto
desequilibrio de poder implícito.
Mientras que otras mediaciones se pueden considerar “soluciones
impulsadas”, la mediación en materia penal es sobre todo un
“dialogo impulsado” con el énfasis en la curación de la víctima,
rendición de cuentas del infractor y reparación de los daños. Por eso
la mediación en materia penal, difiere de por si sustancialmente de
otra clase de mediaciones, y por supuesto con más razón en delitos
de violencia de género.
Página 88 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Esta explicación tiene su origen en algo evidente y que en nuestro
país, solemos olvidar y es que a diferencia de otras mediaciones, la
mediación penal viene respaldada y se basa en una filosofía, un
paradigma acerca de la Justicia que se centra esencialmente en la
víctima, esto es la Justicia Restaurativa. Virginia Domingo estableció
que para superar el obstáculo del desequilibrio de poder en relación a
delitos de violencia de género, el trabajo individual del mediador con
el infractor y especialmente con la víctima es más largo y puede
dilatarse en el tiempo, hasta conseguir el mayor equilibrio posible y
que la víctima se sienta lo suficientemente segura como para
participar en una reunión conjunta. En relación a la no existencia de
regulación expresa, esto es una tema en el que Fernando Martín Diz,
tiene toda la razón, pero por eso existen servicios como el Servicio
de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos), comprometidos en
su trabajo, que no sólo prestan el servicio y ofrecen al público en
general las bondades de este sistema para que el legislador se anime
de una vez a regularlo sino que también organizan congresos para
llamar la atención al legislador acerca de que la Justicia Restaurativa
es una necesidad y proporcionarle una serie de variables adecuadas
para que la futura regulación sea lo más eficaz y acertada posible.
7. Existen otras prácticas restaurativas como las Conferencias o los
círculos de sentencia. Estas prácticas según Virginia Domingo en su
exposición, pueden resultar aún más beneficiosas que la mediación
penal, puesto que incluyen a miembros de la comunidad, familiares y
amigos de unos y otros.
Esto es bueno por varias razones:
-Primero es una forma excelente de educar a toda la comunidad y
que comprendan el alcance de estos delitos, para que dejen de
justificarlos o ser testigos “mudos” de ellos.
No se puede olvidar que educar es prevenir ya que participar en estos
círculos o conferencias produce un aprendizaje acerca de los daños,
efectos y el impacto que estos delitos ocasionan así como el reproche
que genera en la sociedad con lo que esto puede actuar como efecto
disuasorio de “potenciales futuros maltratadores”.
-La victima deja de sentirse “sola”
y “culpable” por el
comportamiento del hombre violento. Se da cuenta que tiene la
comprensión no sólo de su entorno más cercano sino de la sociedad
en general. Siente la empatía de la comunidad con lo que la víctima
siente que ha hecho lo correcto.
Página 89 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
-Se genera cooperación entre los participantes, un sentimiento de
unión.
-Con estas dos herramientas restaurativas, que propician la inclusión
de miembros de la comunidad, la Justicia Restaurativa en ningún
caso es algo privado pues el delito general el reproche del público en
general (la sociedad esta representada en el proceso restaurativo) y
todos ellos se implican directamente en responder a las acciones
delictivas. Esto favorece la asunción de responsabilidad del infractor
pues ya no es un tercero ajeno totalmente al delito (juez) y muy
lejano en autoridad y empatía, el que le va a castigar sino que van a
ser personas de la calle como él, los que le van a reprochar su actitud
y le van a hacer ver que no está bien su comportamiento.
8. Como conclusión al tema de la violencia de genero y la mediación
penal, hay que decir que el endurecimiento de las penas a los
maltratadores no ha operado como efecto disuasorio generando
incluso más “ira” por eso se debería conjugar la ley con practicas
restaurativas que favorezcan la sensibilización de la sociedad y del
entorno más cercano de la víctima así como la concienciación y el
posible cambio del maltratador que quiera asumir su comportamiento
violento y no volver a cometerlo.
Cualquier herramienta restaurativa puede resultar beneficiosa,
teniendo en cuenta como premisa principal la seguridad de la víctima.
El legislador no se anima a una regulación de la Justicia Restaurativa
y mediación penal en nuestro país, quizá precisamente por temor a
causar alarma social.
Hace falta dar tiempo a la sociedad e información correcta y
adecuada para que el “chip” de penas más duras pueda cambiar ya
que se ha demostrado que más castigo no viene acompañado de más
seguridad y menos maltratadores. Ciertamente nos centramos en el
castigo a los infractores, pero nos olvidamos de las necesidades
reales de las víctimas así como sus sentimientos y percepciones.
La Justicia Restaurativa y la mediación en materia penal no será la
panacea de todos los casos pero si un paso importante para que el
“cambio” de algún maltratador y el avance en la prevención de
muchos otros.
Página 90 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
b) CREACION DE LA PRIMERA ASOCIACIÓN DESTINADA AL
ESTUDIO, PROMOCIÓN Y DIVULGACIÓN DE LA JUSTICIA
RESTAURATIVA.
Varios expertos y profesionales de la Justicia Restaurativa, incluidos
alguno de los miembros del Servicio de Mediación Penal de Castilla y
León (Burgos) de hecho la coordinadora del Servicio, será la primera
presidenta de esta asociación, acaban de constituir legalmente la
Sociedad Científica de Justicia Restaurativa, con el objetivo ya
mencionado del estudio de la Justicia Restaurativa, y con la presencia en
su comité de expertos asesores de varias figuras internacionales en la
materia.
Para los miembros del Servicio es muy importante continuar con la
formación continua en este tema tan apasionante y extenso, además
también se continua investigando y elaborando material sobre la justicia
restaurativa y sus diferentes herramientas. Por eso destacamos en este
ámbito las siguientes actividades:
c) PARTICIPACIÓN
EN
EL
CURSO
“TECNICAS
DE
MEDIACIÓN” EN PEPPERDINE UNIVERSITY, julio 2010,
Malibú (California), y ASISTENCIA A LA ESCUELA DE
VERANO DEL Foro Europeo de Justicia Restaurativa, julio 2011,
Canterbury ( Reino Unido)
Además de la participación de algún miembro del Servicio en estos cursos,
varios estudiantes de criminología de la Universidad de Lovaina, sede del
foro europeo de justicia, por consejo de uno de sus profesores, han elegido
nuestro servicio para hacer un trabajo, en los próximos meses, sobre la
justicia restaurativa. Otro reconocimiento internacional a nuestra labor.
d) INVESTIGACIÓNES EN DIFERENTES AREAS DE LA
JUSTICIA RESTAURATIVA Y SEGUNDA EDICIÓN DEL
CONGRESO INTERNACIONAL
Por un lado tenemos pensado de organizar la segunda edición del congreso
internacional que este año celebramos en el aula Magna de la Facultad de
derecho de Burgos, esto será en el año 2012 y para entonces ya tenemos
varios ponentes internacionales que participaran, en este evento que
queremos se convierta en un clásico que sirva de antesala a la Conferencia
Bianual que cada dos años también organiza el Foro Europeo de Justicia
Restaurativa.
Página 91 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Además, nuestro trabajo ( investigaciones, memorias, conclusiones…) ha
llegado a la Comisión Europea y fruto de las numerosas cartas de
felicitación y apoyo a nuestro Servicio que hemos recibido desde la
Comisión Europea y la Dirección General de Justicia, continuaremos con
nuestra labor de investigación en diferentes aspectos de la Justicia
Restaurativa, así como sus herramientas, presentaremos varios proyectos
por si la Comisión considerase que son importantes y nos concedieran
alguna de las subvenciones que otorgan en este área.
5. FUTURO DE LA JUSTICIA RESTAURATIVA EN
ESPAÑA
Tras cuatro años prestando el Servicio de Mediación Penal y otros tantos
años para ponerlo en marcha, somos conscientes de que la Justicia
Restaurativa es más que una forma de ver la justicia, es una realidad, y es
el cauce idóneo para ayudar a la justicia, hacerla más humana y cercana, y
cooperar para que las victimas e infractores puedan superar sus “roles”,
haciendo una sociedad más madura y segura. Y es que la Justicia
Restaurativa desde este punto de vista no es sólo un simple encuentro
restaurativo entre víctima e infractor y a veces comunidad.
Se define en términos de proceso de dialogo, de participación en la
transformación de las relaciones entre los miembros de la sociedad.
La justicia restaurativa tiene como valores fundamentales la
responsabilidad y el dialogo. Como cultura educa: previniendo las
conductas violentas y los hechos delictivos y a la vez cambia las
mentalidades punitivas, el concepto de victima “pasiva” y el de infractor
sin posibilidad de redimir sus actos delictivos. Enseña los beneficios del
dialogo y el acuerdo.
Si bien existe justicia restaurativa desde el momento que hay una victima
que ha sufrido un daño tanto material como psicológico, si pensamos en
justicia en un concepto amplio, como justicia natural, como valor que debe
guiarnos en nuestro actuar diario, tratándonos todos con equidad, esta
forma de ver la justicia debe trascender de un concepto pensado
exclusivamente en el sistema penal para informar todos los ámbitos de
nuestra vida.
Se trata de la justicia restaurativa como cultura que debe aprenderse (de ahí
que una parte fundamental de la promoción de la justicia restaurativa, para
que en el futuro nuestras generaciones comprendan y usen esta filosofía
como valor fundamental es la Justicia Restaurativa en los colegios)
Página 92 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Nuestro servicio en estos años ha demostrado su eficacia y credibilidad,
muestra de ello son los apoyos que poco a poco hemos ido recabando por
eso consideramos que está consolidado, sin embargo se hace necesario las
reformas procesales oportunas para dar cobertura legal a nuestra actividad
y así evitar las reticencias de los que creen que al no existir una regulación
en nuestro derecho somos un Servicio “fantasma”.
Sin embargo, también hay que tener cuidado en cómo hacer estas reformas
legales, ya que además de tener que superar los obstáculos que nuestro
sistema legal tiene como el principio de legalidad, debemos tratar de evitar
centrarnos como ya se ha dicho en otros apartados de esta memoria,
exclusivamente en la mediación en materia penal, y se debería ser
congruente con el espíritu de la Justicia Restaurativa y establecer una
regulación amplia que nos permita a los profesionales aplicar una u otra
herramienta dependiendo de las circunstancias personales de las partes y
las particularidades de cada caso.
Como visión de lo que desearíamos para España en un futuro cercano,
exponemos a continuación una serie de recomendaciones, que hemos
elaborado a raíz de las conclusiones del I Congreso internacional sobre
justicia restaurativa y mediación penal celebrado en nuestra ciudad,
esperando que para la segunda edición del congreso, en el año 2012
muchas de ellas sean una realidad.
o Las Prácticas Restaurativas deberían impregnar todos los
aspectos de la vida cotidiana (colegios, lugares de trabajo,
lugares de ocio…) ya que el conflicto es algo sustancial al ser
humano, su existencia es inevitable, y sin embargo aprendemos por y
gracias al conflicto. A través de las Prácticas Restaurativas basadas
en el dialogo y comunicación podremos conseguir una sociedad más
madura, responsable y capaz de gestionar sus problemas sin delegar
en un tercero ajeno al conflicto ( sin judicializar el asunto)
o Los profesionales que se dediquen a la Justicia Restaurativa deberían
prever mecanismos (al igual que ocurre en países como Noruega)
para evitar que determinados asuntos menores y de escasa
importancia como las faltas, llegaran a los Tribunales,
resolviéndose exclusivamente a través de técnicas restaurativas.
Se cumpliría así con el principio de intervención mínima del derecho
penal y se descongestionaría los juzgados. De la misma manera, los
ciudadanos aprenderían habilidades para gestionar y resolver sus
problemas, contribuyendo a evitar “escaladas del conflicto”, y
favoreciendo la paz social.
Página 93 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Y es que delitos serios suelen surgir de pequeñas disputas por eso la
importancia preventiva de la Justicia Restaurativa y sus herramientas
como la mediación penal.
o En nuestro sistema actual de justicia penal de carácter meramente
retributivo en el que el Estado se queda con el conflicto penal,
intenta defender sobre todas las cosas la norma vulnerada y decidir
de acuerdo a esto el castigo y la culpa, se debería tender a un
sistema penal restaurativo en el que la víctima recobre su
protagonismo, pueda decidir como quiere ser reparada y el
infractor tenga la oportunidad de asumir y responsabilizarse de
su conducta a través de esta reparación del daño causado.
o Las administraciones deberían interesarse por esta institución,
reconocer los grandes beneficios y regularla. Esta regulación
debería ser de forma amplia comprendiendo la Justicia Restaurativa
y no limitándose a la mediación penal, pues otras herramientas
restaurativas pueden resultar más adecuadas en determinadas
circunstancias.
De la misma manera, se debería dotar económicamente a estos
servicios, muchos de los cuales ya vienen trabajando desde hace
tiempo, para así dignificar su trabajo y otorgar cierta seguridad tanto
a estos profesionales como al ciudadano en general.
o Asimismo debería existir “unión” entre todos los implicados tanto
directa como indirectamente para conseguir una ley lo más
eficaz y sería posible, basándonos para ello en nuestro entorno
europeo en el que ya existen leyes especificas sobre la materia, y
el trabajo de los investigadores en Justicia Restaurativa. Se trata
de no querer la “medalla” unos pocos sino de actuar en aras al
bien común, de conseguir una sociedad plenamente restaurativa y un
sistema penal si hubiera que llegar a él, también restaurativo.
o La formación en este área es otro punto a tener en cuenta, para
ello podemos basarnos en las recomendaciones internacionales y
europeas existentes sobre el entrenamiento de profesionales,
como las del Foro Europeo de Justicia Restaurativa, entidad que
cuenta con el reconocimiento de la Comisión Europea.
Página 94 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
En todo para nuestras generaciones futuras lo deseable sería que pudiera
existir asignaturas de Justicia Restaurativa y de valores y principios
restaurativos desde los colegios a las universidades, concluyendo
incluso con la necesidad de crear una licenciatura de Justicia
Restaurativa y de sus herramientas pero esto sólo podrá ocurrir cuando
alcancemos a ser una sociedad restaurativa en todos los sentidos. Y
para que así sea, debemos conseguir la colaboración de todos:
políticos, periodistas, jueces, fiscales….juntos debemos hacer ver a
la sociedad que el castigo y la sanción no son la solución.
6. RESULTADOS DEL AÑO 2010
Este es el cuarto año de funcionamiento del Servicio de Mediación Penal
de Castilla y León (Burgos), se nos han derivado 30 asuntos y se han
resuelto de forma satisfactoria 22, si bien la cantidad de asuntos no es
excesivamente relevante, estamos contentos de ver que cualitativamente
nuestro trabajo está avalado y es que para las partes, el haber tomado parte
en un proceso restaurativo en nuestro Servicio ha sido una experiencia muy
satisfactoria. Cuantitativamente el volumen de asuntos no es grande pero
podemos destacar que mantenemos el nivel de otros años, aunque
efectivamente nos gustaría poder llegar a más personas, y planteamos esto
como un reto de futuro.
También queremos valorar que tras cuatro años y a pesar de que no
recibimos ayuda económica, (a diferencia de otros Servicios de otros
lugares), hemos mantenido el nivel de asuntos y hemos conseguido
reconocimientos europeos e internacionales a nuestro trabajo. Todo esto es
posible año tras año gracias al apoyo de Fiscalía, del Tribunal Superior de
Justicia de Castilla y León y de algunos juzgados.
De estos 30 asuntos, en 5 asuntos no se pudo intervenir porque fue
imposible localizar a alguna de las partes. Esto nos deja 25 asuntos
realmente intentados y 22 resueltos con éxito.
La estadística, por tanto revela los siguientes datos:
Se inició la mediación penal------------------83%
No se pudo iniciar la mediación penal-------17%
Página 95 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
100,00%
90,00%
88,00%
80,00%
70,00%
60,00%
50,00%
40,00%
30,00%
20,00%
12,00%
10,00%
0,00%
Acuerdos
No acuerdos
En los siguientes dos gráficos se muestra el resultado detallado en delitos y
faltas. En delitos hemos actuado en 2 y resuelto los 2 (el mayor problema
que nos encontramos con los delitos, sigue siendo el poder localizar a las
partes, especialmente al infractor, por eso hemos intervenido en pocos, a
pesar de habernos derivado alguno más). Este año nos gustaría destacar que
los delitos en los que hemos intervenido han sido un poco más graves,
ambos delitos de lesiones, demostrando que las victimas de un delito
necesitan para superar sus heridas tanto materiales como emocionales, ser
confrontadas respecto al infractor y sentirse reparadas.
Se trata de superar la espiral de dolor, y comenzar de nuevo, no sólo para
la victima sino que se intentará que el infractor, asuma su responsabilidad y
se comprometa no sólo a reparar el daño a la victima sino a no volver a
delinquir reparando en cierta manera el posible daño que se causaría a la
comunidad en general si este infractor volviera a cometer nuevos delitos.
Página 96 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
DELITOS
No acuerdos
0%
Acuerdos
100%
0%
20%
40%
60%
80%
100%
120%
En faltas hemos intervenido en 23 y se han finalizado 20 con éxito.
FALTAS
No acuerdos
13%
Acuerdos
87%
0%
20%
40%
60%
80%
Procedencia de las solicitudes
32%
35%
28%
30%
28%
25%
20%
12%
15%
10%
5%
0%
Juzgados
Página 97 de 107
Fiscalía
Abogados
Partes
100%
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
La mayoría de las solicitudes nos llegan de la fiscalía en virtud de acuerdo
de colaboración, que tenemos desde el año 2007. Llegados a este punto
queremos, seguir agradeciendo el apoyo del Fiscal Superior de la
Comunidad, don Manuel Martín-Granizo y del Fiscal Jefe de Burgos, don
Santiago Mena, así como la ayuda inestimable de los cuatro fiscales que
tenemos asignados, sin los cuales nunca podríamos haber continuado con
este servicio que empezamos en el año 2006.
Este año, además de agradecer al juzgado que colabora con nosotros, su
labor y apoyo desinteresado, nos gustaría destacar dos cosas importantes:
en primer lugar un 28 % de los asuntos nos han llegado directamente de las
partes, bien la victima o el infractor, lo que para nosotros es muy
satisfactorio, significa que el Servicio empieza a ser conocido y que
además el boca a boca, también están dando sus frutos, y parece ser que
personas que ya tomaron parte en un proceso restaurativo, lo han
recomendado sin dudarlo a sus conocidos, familiares y allegados ( estos
asuntos mayoritariamente son faltas, en las que las partes tienen una
relación previa, bien de amistad, laboral y sobre todo de convivencia, por
ser vecinos). En segundo lugar, nos gustaría destacar, que a pesar de las
reticencias de algunos abogados, en su mayoría fruto del desconocimiento,
ha aumentado considerablemente los asuntos derivados por abogados,
especialmente en delitos puesto que aquí el proceso restaurativo servirá
para atenuar la pena al infractor, y para que la victima, no sólo pueda ser
reparada sino que en muchos casos se la pueda evitar el tener que acudir de
nuevo al juicio y revivir todo lo vivido. De esta forma el proceso
restaurativo servirá para su escrito de calificación y aminorarles el trabajo
que han de realizar, sin mermar eso si, su protagonismo profesional en la
dirección del asunto.
Tipologia de infracciones año 2010
Apropiación ; 4%
Hurto; 4%
Robo; 8%
Estafa; 8%
Injurias y
coacciones; 16%
Página 98 de 107
lesiones; 36%
Amenazas; 24%
lesiones
Amenazas
Injurias y coacciones
Estafa
Robo
Hurto
Apropiación
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Con respecto al año 2009 en el que intervinimos mayoritariamente en
lesiones, tanto delitos como faltas, (el porcentaje el año pasado fue de un
52% en este tipo de asuntos); este año se ha diversificado la tipología de
infracciones, destacando de forma diferenciada las lesiones, amenazas e
injurias y coacciones. Debemos mencionar que las faltas de amenazas
suelen ocupar una parte importante del día a día en los juzgados, y la
práctica revela que a través de un proceso restaurativo se puede resolver el
problema de una forma más satisfactoria ya que frecuentemente, se va a
incidir no sólo en el ilícito penal sino en el hecho anterior que ha generado
que las cosas acaben en los juzgados.
De la misma manera que el año pasado el porcentaje de hurtos era de un
17%, este año los delitos y faltas contra el patrimonio en los que hemos
intervenido se han diversificado en robos, hurtos, estafa y apropiación
indebida sumando el porcentaje de todos ellos un 24 %. Esto revela que la
mediación en materia penal da muy buenos resultados en casi toda clase de
delitos contra el patrimonio y no sólo en hurtos
Tipos de acuerdo
Actividad y Moral
37%
Moral
27%
Moral
Economica
Moral y economica
Moral y economica
22%
Economica
14%
Actividad y Moral
Este año un 64% de los acuerdos han derivado en una reparación de tipo
moral (generalmente petición de disculpas) y la mayoritaria en una
reparación moral y de actividad (además de disculpas se realiza una
determinada actividad). Estas actividades suelen ser prestaciones del
infractor a favor de la victima, aunque en ocasiones, en determinadas faltas
en las que las partes tienen un relación previa , por ejemplo por ser vecinos,
amigos….los acuerdos de actividad suelen ser compromisos mutuos de
ambas partes, como por ejemplo pactos de convivencia, de no
agresión…destinados a impedir sucesivas infracciones, puesto que las
partes tienen una relación que no pueden romper, y están destinados a
entenderse para llevar una vida pacifica.
Página 99 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
La mayoría de las victimas desean además de petición de disculpas el
compromiso del infractor de no volver a delinquir en un futuro, y es que
como ya se ha dicho al principio de esta memoria, una de las reclamaciones
de las victimas en su búsqueda de la justicia es la seguridad, las victimas y
así se demuestra en nuestras estadísticas, desean sentirse seguras, se sienten
satisfechas si creen que hay menos posibilidades que el infractor vuelva a
delinquir.
Las reparaciones económicas suelen ser porque los delitos y faltas de
lesiones traen consigue responsabilidad civil que tiene que satisfacer el
infractor/ denunciado, sin embargo, al igual que el año pasado, aumenta las
victimas que disminuyen considerablemente sus pretensiones económicas
de reparación, en aras a conseguir disculpas sinceras del
infractor/denunciado, por este motivo, ha habido muchos acuerdos con
contenido moral y económico.
Tipo de mediación
Indirecta
36%
Directa
Indirecta
Directa
64%
Como se especifica en los protocolos el proceso de mediación penal puede
ser llevado a cabo de forma directa o indirecta (según exista o no reuniones
conjuntas entre ambas partes o el mediador actué de puente entre ambos,
sin reuniones conjuntas). En los procesos restaurativos indirectos, bien
porque las partes no se quieren encontrar cara a cara o bien porque una de
las partes está imposibilitada para acudir a una reunión conjunta (por
ejemplo por hallarse fuera de la ciudad, por cuestiones laborales…) prima
la imaginación del mediador, además de actuar de puente entre ambos, la
comunicación indirecta entre ambas partes puede ser por carta, teléfono…
Nos complace ver como la mayoría de las personas prefieren y se deciden
por mediaciones directas, en la que se pueden llegar a acuerdos más
satisfactorios para ambas partes, y las personas pueden “cicatrizar” sus
heridas de la mejor forma posible.
Página 100 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Son menos los casos en las que las partes optan por una mediación
indirecta y en un caso, el servicio de mediación penal, tuvo que optar por
una mediación indirecta, ya que una de las partes vivía fuera de Burgos.
Este año sin embargo, ha aumentado el número de personas que optan por
una mediación indirecta, el principal motivo ha sido los problemas
laborales que derivaron en una imposibilidad de reunir a las dos partes en
un mismo día. Las siguientes estadísticas, están relacionadas con las
personas que participan en un proceso restaurativo, y es que consideramos
importante y relevante ver cómo son las personas y qué tipo de relación
tienen entre sí (si es que la hay). La relación previa entre las partes (si
existe) es importante porque influirá muy directamente en qué clase de
acuerdos reparadores pactan (generalmente como ya hemos comentado, si
tienen una relación previa, pactaran acuerdos de comportamiento y de
actividad para mantener una mínima convivencia pacifica)
NÚMERO DE PERSONAS ATENDIDAS: 45
(Este año en alguna ocasión hemos tenido tanto víctimas como infractores
muy jóvenes, algunos recién adquirida la mayoría de edad, por eso en las
reuniones hemos permitido la participación de sus familiares, para que ellos
pudieran sentirse arropados y como forma de implicar a la familia en la
resolución del conflicto, ya que generalmente son victimas indirectas de
cualquier hecho delictivo y frecuentemente son los grandes olvidados).
RELACIÓN ENTRE VICTIMA (DENUNCIANTE) E INFRACTOR
(DENUNCIADO)
AMISTAD
8
36%
FAMILIAR
2
9%
LABORAL
1
5%
OTRAS (vecindad)
8
36%
NINGUNA
3
14%
Si el año pasado el 74% de las personas que participaron en un proceso
restaurativo tenían una previa relación con la otra parte bien laboral, bien
de amistad, familiar o vecindad, es muy significativo ver como este año el
porcentaje de personas que se conocen cuando acuden a nuestro servicio ha
subido al 86%.
Página 101 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Esto demuestra que en muchos asuntos, procesos restaurativos como la
mediación penal y/o comunitaria sería una opción más que beneficiosa para
las partes, porque el juicio no les va a dar una solución adecuada para su
problema, máxime si se tiene en cuenta que tienen una relación previa que
en muchas ocasiones no pueden romper (por ejemplo vecinos del mismo
portal, parientes…). Acudiendo simplemente al juicio en estos asuntos, lo
más probable es que el conflicto se “enquiste” y se entre en una espiral de
denuncias cruzadas, nada beneficiosas, ni para ellos ni para el juzgado (que
se colapsa) ni para la sociedad en general (demás vecinos, parientes…) que
se ven obligados a sufrir el problema, teniendo incluso en algunos casos
que posicionarse a favor de una u otra parte.
Además de esta forma se previene, lo que los expertos han venido a llamar
“la escalada del conflicto”, es decir lo que empieza siendo un problema
menor puede acabar en algo más grave y violento, y así, a través de la
mediación penal se puede solucionar no sólo el hecho penal sino también el
conflicto que dio origen al problema penal. Con esto, podemos empezar a
percibir los conflictos no como algo negativo, ya que su existencia es algo
inevitable. El conflicto es inherente a nuestra vida, desde que nacemos
aprendemos a vivir haciendo uso de diferentes estrategias de supervivencia.
Con el proceso de crecimiento, desarrollo y de diferenciación de los demás
cumpliendo nuestras propias metas, chocamos con las limitaciones de la
sociedad donde hay recursos limitados y gran demanda y competitividad.
Lo que está claro es que el conflicto no es siempre malo o por lo menos no
debe ser siempre percibido de esa forma, ya que si no existieran no
podríamos desarrollar nuestras habilidades. Se aprende a través y gracias al
conflicto y los procesos restaurativos son una gran herramienta para ello,
(por supuesto en estos casos, estamos hablando sobre todo de faltas y
delitos de menor entidad)
EDADES DE LAS PERSONAS ATENDIDAS
TRAMO DE EDADES Nº PERSONAS
PORCENTAJE
18 A 30
21
47%
31 A 45
16
36%
46 A 60
6
13%
2
4%
MÁS DE 60
Página 102 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Nos gustaría destacar que son las personas jóvenes y de mediana edad los
que copan nuestro Servicio y así mientras el año pasado el 67% de las
personas que participaron con nosotros en un proceso restaurativo tenían
entre 18 y 45 años este año es un 83% las personas que han venido a
nuestro Servicio y su edad está dentro del baremo anteriormente
mencionado. Con relación al número de infractores (denunciados) y
víctimas (denunciantes), hay que hacer una salvedad y es que en ocasiones
las partes son tanto denunciantes como denunciados, a veces hay más de un
denunciado, en otros casos un mismo denunciado participa en más de una
mediación y por último algunas partes tienen más de un juicio pendiente
entre sí, y todos ellos se han solucionado por mediación penal
NUMERO DE INFRACTORES (DENUNCIADOS) ATENDIDOS: 25
NUMERO DE VICTIMAS (DENUNCIANTES) ATENDIDOS:
20
EDADES DE LOS INFRACTORES (DENUNCIADOS) ATENDIDOS
TRAMO DE EDADES
Nº DE PERSONAS
PORCENTAJE
18 A 30
12
48%
31 A 45
9
36%
46 A 60
3
12%
MAS DE 60
1
4%
EDADES DE LAS VICTIMAS (DENUNCIANTES) ATENDIDAS:
TRAMO DE EDADES
Nº PERSONAS
PORCENTAJE
18 A 30
9
45%
31 A 45
7
35%
46 A 60
3
15%
MÁS DE 60
1
5%
Página 103 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Destacan como ya hemos comentado, en el cómputo general de edades, los
tramos que llegan hasta los 45 años, tanto para denunciantes (víctimas)
como para denunciados (infractores). Por eso, es muy importante destacar
que son las personas más jóvenes las que se benefician y se pueden seguir
beneficiando de este servicio
Al igual que el año pasado en este nuestro cuarto año hemos querido incluir
ciertas estadísticas acerca de cómo ven las partes nuestro Servicio, si lo
consideran efectivo, si lo recomendarían a conocidos… y sobre todo si
volverían a hacer uso de él, en caso de tener otro conflicto.
EXPERIENCIAS DE LAS PERSONAS ATENDIDAS, CON RESPECTO
A NUESTRO SERVICIO: 45 personas atendidas
Excelente
Muy Satisfactorio
Satisfactorio
No ha estado mal
Regular
Mal
Muy mal
26 personas
16 personas
1 personas
2 persona
58%
36%
2%
4%
¿RECOMENDARÍAN EL SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL A
OTRAS PERSONAS?
Recomendarían
el
Servicio de Mediación
Penal a otras personas,
sin dudarlo
Recomendarían
el
Servicio de Mediación
Penal,
dependiendo
cual fuera el hecho
delictivo
Nunca recomendarían
nuestro Servicio
41personas
91%
4 personas
9%
Además y al ver que cada día mas personas nos conocen y demandan
directamente nuestra intervención hemos querido ver cómo han sabido de
nuestro servicio o quién se lo ha recomendado.
Página 104 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Como decíamos en un gráfico anterior un 28% de la derivación de asuntos
a nuestro servicio fue a petición de una de las partes, esto en cómputos
significa que de 25 asuntos derivados e intentados por nuestro Servicio,
siete lo fueron por alguna de las partes ya sea victima/ denunciante o
infractor/ denunciado.
En estos siete asuntos hemos preguntado a las partes, cómo habían sabido
de nuestro servicio y el resultado fue el siguiente:
Conocieron el Servicio porque lo
vieron
en
los
medios
de
comunicación
Conocieron el Servicio porque se lo
recomendaron amigos, familiares o
conocidos
Conocieron el Servicio porque les
informaron de nuestra existencia en
los juzgados
30%
30%
40%
No es muy grato ver cómo empieza a funcionar el “boca a boca” y las
personas que han participado en un proceso de mediación penal han visto
nuestro servicio de forma muy satisfactoria, y empiezan a contarlo a sus
familiares y conocidos. También nos alegra ver cómo entre los operadores
jurídicos, cada día más gente se conciencia de los múltiples beneficios y
ventajas del proceso de mediación penal especialmente para determinados
asuntos.
7. CUATRO AÑOS DE MEDIACIÓN PENAL
En este nuestro cuarto año vamos a hacer una breve retrospectiva de la
actividad de nuestro Servicio de forma global:
Año 2006-2007
7 delitos
11 faltas
Año 2008
2 delitos
11 faltas
Año 2009
3 delitos
20 faltas
Año 2010
2 delitos
20 faltas
Esto nos deja 80 asuntos resueltos en cuatro años.
En cuanto a la clase de infracciones que hemos atendido durante estos
años, hemos de decir lo siguiente:
Año 2006-2007 Se atendieron mayoritariamente: amenazas, robos y
lesiones
Año 2008 abarcamos principalmente: injurias, incumplimiento de
régimen de visitas, amenazas y lesiones
Página 105 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Año 2009, se vieron de forma mayoritarias, lesiones, hurtos e injurias
Año 2010, atendimos lesiones, amenazas e injurias y coacciones.
De este enumeración podemos destacar que existe en estos años hemos
atendido una variedad de infracciones, lo que demuestra que hacer un
numerus clausus de infracciones que pueden ser susceptibles de un proceso
restaurativo es un error ya que esto dependerá no tanto de la clases sino de
las condiciones del caso y las circunstancias de las partes.
Sin embargo, podemos decir que ha sido una constante durante estos cuatro
años nuestra intervención en lesiones, amenazas e injurias.
También podemos afirmar que hemos intervenido forma mayoritaria en
faltas, este tipo de infracciones son muy adecuadas para resolverse por
medio de la mediación en materia penal puesto que muchas de ellas son
problemas de convivencia, malentendidos…que acaban en los juzgados.
No obstante, en estos años hemos atendido una serie de delitos,
generalmente contra el patrimonio y de lesiones.
En cuanto a la clase de acuerdos, durante estos años destacamos lo
siguiente:
Año 2006-2007, los acuerdos morales alcanzaron un 73% y moral y
económico un 15%, mientras que los económicos fueron de un 10% y de
actividad un 2%.
Año 2008, los acuerdos morales disminuyeron a un 65%, moral y
económico un 11%, económicos 6% y de actividad un 18%
Año 2009, los acuerdos morales fueron de un 26%, moral y económico de
un 22%, moral y de actividad un 35% y económico un 17%.
Año 2010, acuerdos morales 27%, moral y económico 22%, actividad y
moral un 37% y económico un 11%.
Los dos primeros años los acuerdos de tipo moral como por ejemplo
petición de disculpas, ocupaban el mayor porcentaje de acuerdo. En el 2009
y 2010 hemos visto una evolución y la mayoría de los acuerdos son
morales, y morales y actividad, ya que las victimas además de la petición
de disculpas, desean sentirse seguras, este sentimiento de seguridad se
transmite en acuerdos de no volver a delinquir, no volver a acudir a
determinados lugares…es decir además de un arrepentimiento, desean que
los infractores se comprometan a realizar una actividad reparatoria ya sea
de carácter simbólico o de carácter material. En el año 2009 hubo un
repunte de los acuerdos económicos, y económicos y morales, esto fue
debido a que de forma mayoritaria intervinimos en lesiones, estás generan
una responsabilidad civil que hay que satisfacer a las victimas.
Página 106 de 107
SERVICIO DE MEDIACIÓN PENAL DE CASTILLA Y LEÓN ( BURGOS)
(Asociación Amepax G09463548)
Este año el número de asuntos de lesiones ha disminuido y de esta forma ha
disminuido también los acuerdos de carácter económico.
La conclusión principal a esta estadística es que la mayoría de las
victimas tienen una serie de necesidades no pecuniarias, para sentirse
reparadas necesitan superar el delito, recibir una disculpa por parte del
infractor y que el denunciante realice un compromiso serio de no volver a
delinquir o a realizar la conducta contraria a derecho, es decir la mayoría
opta por una reparación moral y moral y de actividad.
BIBLIOGRAFIA

Eiras Nordenstahl, Ulf Christian “Mediación penal de la práctica a la teoría”
Ed. Librería histórica. 2005. Argentina

Christie, N “Las imágenes del hombre en el derecho penal
moderno”.Instituto Criminológico y derecho penal. Universidad de Oslo

Domingo de la Fuente, Virginia “Justicia Restaurativa y mediación penal de
la teoría a la práctica”

Domingo de la Fuente, Virginia "Introducción a la mediación y mediación
mercantil". nº00/2006/1326

Roxin, C “La reparación el sistema jurídico penal de sanciones”. Jornadas
sobre la reforma del derecho penal en Alemania. Ed. Cuadernos del Consejo
General del Poder Judicial. Madrid. 1991, pp 119 y ss

Domingo de la Fuente, Virginia "La reparación como vía para aplicar la
mediación penal y justicia restaurativa en nuestro derecho".

Domingo de la Fuente, Virginia “Presente y futuro de la Mediación Penal y
Justicia Restaurativa en España”. Agosto 2009

Memoria del Servicio de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos), año
2007. Web del Tribunal Superior de justicia de Castilla y León.

Memoria del Servicio de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos), año
2008. Web del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Memoria del Servicio de Mediación Penal de Castilla y León (Burgos), año
2009. www.justiciarestaurativa.org.

Ley de Mediación Penal noruega, año 1992, modificada en 1993 y 2003.

Circular de la Fiscalía General noruega, año 1993

Queralt Jiménez, J “Víctimas y garantías: algunos cabos sueltos. A propósito
del proyecto alternativo de reparación” Anuario de derecho penal y ciencias
penales, T. XLIX fascículo I, 1996, pp.342 y ss.
Página 107 de 107
Descargar

memoria del año 2010

EXAMEN SERVICIOS SOCIALES ELIJE UNA DE LAS DOS PREGUNTAS: •

EXAMEN SERVICIOS SOCIALES ELIJE UNA DE LAS DOS PREGUNTAS: •

ConflictologíaConflictoLeyesMediaciónNegociaciónPensamiento sistémicoDisciplinas

Averiguación previa

Averiguación previa

HistoriaProcedimiento penalSistema inquisitorioAcusatorioMixto

Introducción a la mediación

Introducción a la mediación

Medidas penalesConvenio reguladorConflictoTrabajo social

UNIVERSIDAD DE ALMERÍA EXAMEN PARCIAL DE DERECHO PENAL I 2001/2002

UNIVERSIDAD DE ALMERÍA EXAMEN PARCIAL DE DERECHO PENAL I 2001/2002

Bien jurídicoMiedo insuperableTipicidad