INFECCIONES DEL TRACTO GENITAL INFERIOR (ITGI)
(VAGINOSIS BACTERIANA)
Anteriormente llamadas "vaginosis bacterianas", y más
anteriormente "vaginitis inespecíficas".
Las ITGI son causadas por un crecimiento excesivo de una flora
mixta en la vagina que incluye Gardnerella vaginalis, Mycoplasma
hominis, y anaerobios (Mobiluncus spp y Bacteroides spp).
La producción normal de H202 por los Lactobacillus es reemplazada
por los anaerobios. Son la causa más común de flujo vaginal.
Normalmente hay escasas cantidades de estas bacterias anaeróbicas
y de Gardnerella en la vagina que no causan ninguna sintomatología.
Cuando se instalan las ITGI es porque se altera el equilibrio
inmunológico de la vagina, y las bacterias anaeróbicas y la
Gardnerella se reproducen en forma desmesurada. Las bacterias
protectoras vaginales (Lactobacillus) se ven excedidas en su
función habitual: mantener el equilibrio ecológico de la vagina, y
aparece la sintomatología de la infección.
Las ITGI pueden ser causa de la mitad de los casos de vaginitis en
todas las mujeres, y en las embarazadas se encuentra en un 10 a 30
% de los casos.
Las ITGI se transmiten sexualmente, y son más comunes en
mujeres con muchos compañeros sexuales. Pero existen mujeres que
no están sexualmente activas y también pueden contraer una
vaginosis bacteriana.
La Gardnerella vaginalis puede encontrarse en la punta del pene del
hombre, sin producirle sintomatología, pero es infectante para la
mujer.
AGENTES CAUSALES:
o
Gardnerella vaginalis
o
Anaerobios
o
Mobiluncus morphotypes
o
Mycoplasma hominis
o
Ureaplasma urealítico
o
Prevotella
o
Tricomonas vaginalis
Complejo GAMM: Gardnerella, Anaerobios, Mobiluncus,
Mycoplasma. Son los microorganismos participantes de las ITGI.
DIAGNÓSTICO:
El diagnóstico se basa en el aislamiento de la Gardnerella vaginalis
(un germen que se encuentra hasta en un 50% de las mujeres con
flora vaginal normal).
Mediante un hisopado de las secreciones vaginales y tinción de Gram.
Lo primero que se establece en la consulta es la medición del pH
vaginal. Si el mismo es > de 4.5 ya se puede sospechar una ITGI.
Luego se examina esa muestra al microscopio y se trata de visualizar
si existen o no Lactobacillus, y otros gérmenes que se puedan
diagnosticar para completar el diagnóstico.
Todas las mujeres que presenten flujo vaginal deben ser evaluadas
con un examen ginecológico, con un examen de flujo al microscopio y
con el test de aminas.

Flujo vaginal de color blanco o gris, homogéneo y profuso: es el
síntoma más común

Presencia de clue cells (células guía) en más del 20% en el
examen microscópico del flujo. Son células epiteliales vaginales
que tienen una apariencia de puntillado debida a la adherencia
de cocobacilos a las mismas

Test de aminas +: es llamado el "test del olfateo".
Característico olor a pescado. Al flujo vaginal se le agrega una
solución de hydróxido de potasio y si es ITGI (vaginosis)
aparecerá dicho olor. Puede ser + también en mujeres
colonizadas con Trichomonas vaginalis

pH vaginal > de 4.5: normalmente el pH vaginal debe ser < de
4.5

Ausencia de Lactobacillus vaginales al microscopio

Coloración de Gram
Al menos 3 de estos ítems deben estar presentes para el diagnóstico.
SINTOMATOLOGÍA:
El olor a pescado puede empeorar alrededor del momento de la
menstruación o después de tener relaciones sexuales sin protección.
Cuando el semen se mezcla con las secreciones vaginales, el olor se
vuelve más fuerte. Muchas mujeres pueden tener ITGI sin tener
ningún síntoma externo.
EFECTOS SOBRE LA MADRE Y EL EMBARAZO:
En la mujer:

Vaginosis post-aborto o post-histerectomía

EPI: enfermedad inflamatoria pélvica

Endometritis

Celulitis pelviana

Mayor riesgo de infección por el HIV
En la embarazada:

Aborto

Infección amniótica

Corioamnionitis (infección de las membranas ovulares)

Rotura prematura de membranas

Endometritis post-parto y post-aborto

Parto prematuro y bajo peso al nacer

RCIU: retardo de crecimiento intrauterino
Las ITGI son de particular preocupación durante el embarazo
debido a su asociación con el
parto pretérmino (edad gestacional < 37 semanas, peso < 1500
gr), y con la rotura prematura de membranas. Esto determina un
fuerte impacto en la morbilidad y mortalidad perinatal.
Todas las embarazadas sintomáticas deben ser testeadas y tratadas.
A pesar de los esfuerzos por controlar mejor los embarazos, y por
tratar de que todas las embarazadas se controlen desde el comienzo
de la gestación, no se ha podido reducir la proporción de prematuros
que quedan con secuelas. Existe una amplia documentación acerca de
la asociación entre ITGI y parto pretérmino, e ITGI y sepsis neonatal.
Cuando las membranas están íntegras es más frecuente la presencia
de los gérmenes asociados a ITGI (vaginosis bacteriana), en tanto en
los casos de rotura prematura de membranas, lo más frecuente es la
presencia de Estreptococo Grupo B y Escherichia coli.
La ITGI (vaginosis bacteriana) es la infección microbiana más
estudiada que provoca prematurez.
La infección vaginal puede ocurrir tempranamente y permanecer
asintomática por meses, hasta que infecta a las membranas ovulares
y desencadena las contracciones
Descargar

INFECCIONES DEL TRACTO GENITAL INFERIOR (ITGI)