El volcán enfadado
Había una vez un volcán que se llamaba Tinguatón. Llevaba días de mal humor y
nadie sabia por qué.
Cuando veía que alguien se acercaba, se ponía furioso y se encendía por dentro.
Tan enfadado estaba siempre que en su interior se empezó a formar mucho calor, tanto
calor que las piedras que tenía dentro, empezaron a subir por la chimenea y a salir por el
cráter. Salieron de él grandes nubarrones de humo.
Los niños y niñas vieron a Tinguatón tan enfadado que decidieron averiguar que
era lo que le sucedía. Caminaron un poco y se toparon con una vieja tortuga:
-¿Por qué está tan enfadado el volcán Tinguatón?La tortuga, lentamente, les contestó:
-
Uf! No se que le pasa al volcán, pero yo por mi parte me siento muy cansada.
Llevo toda la tarde tratando de salir de una bolsa plástica que estaba tirada en
el lago a donde vivo. Ya nadie respeta mi hogar.
Los niños se miraron y sintieron que sus mejillas se ponían rojas de vergüenza al recordar
que el día anterior habían hecho un pic-nic y dejaron la bolsa de la comida tirada cerca del
lago.
Al darse cuenta que el humor de la tortuga no paraba de empeorar, siguieron buscando
una causa para el enojo del volcán.
Se dirigieron hacia un bosquecillo cercano. La vegetación se hizo cada vez más salvaje, y
de repente escucharon un mono que pegaba gritos de dolor:
-
Señor mono, ¿está usted bien? - preguntaron los niños preocupados. - ¿Que le
pasa?
Ah niños, fíjense que ayer alguien vino de paseo y dejó atrás un montón de
golosinas. Y como a mi me encantan los dulces, me las comí todas. Ahora
tengo un dolor de barriga terrible. Nosotros, los monos, solemos comer solo
frutas frescas.
Los niños guardaron silencio, sabiendo que habían sido ellos quienes habían
dejado sobros de golosinas entre los árboles la tarde anterior. Un poco tristes se
alejaron.
Sin rumbo fijo, caminaron por un tiempo, hasta que se toparon con la ladera de una
montaña. Se dieron cuenta de que habían cortado todos los árboles. Echaron un
vistazo y no encontraron ni un solo pájaro, ni una solo ardilla y ni una solo hormiga.
-
¿Que ha pasado? – uno de los niños preguntó preocupado.
De repente, se escuchó una voz muy profunda, que sonaba como un trueno:
- Lo que ha pasado es que en los últimos días han venido hombres muy malos que han
cortado todos los árboles que cubrían mi espalda. Los animales se quedaron sin casa y
yo me he quedado sin amigos. Extraño los días en que los hombres vivían en armonía
con la naturaleza.
En ese momento, los niños recordaron al mono y a la tortuga. Comprendieron cuanto
daño pueden causar si no cuidan la naturaleza. Entonces le dijeron:
-
Tinguatón, ¿era por eso que te salía humo por las orejas?
-
Es verdad que estoy triste y enojado, pero el humo me sale porque estoy vivo.
Toda la Tierra está viva y si uno sufre, los otros también.
Tienen que cuidar la Tierra.
Ficha técnica
Título:
El volcán enfadado
Autoras:
Andrea Teran, Fabíola Munhoz y Amalia Márquez.
Sinopsis:
El cuento narra la historia de un volcán que está enfadado porque los niños y niñas no
cuidan su entorno.
Objetivos de la actividad:


Conocer y valorar el medio natural y su diversidad, así como los usos que las personas
han hecho y hacen de los seres vivos.
Identificar problemas relacionados con elementos significativos del entorno y plantear
posibles soluciones utilizando estrategias de búsqueda y tratamiento de la información, la
formulación y comprobación de hipótesis sencillas y la exploración de soluciones
alternativas, reflexionando sobre el propio proceso de aprendizaje y comunicando los
resultados.
Público:
Niños y niñas de 3 a 5 años.
Metodología:



Contar el cuento y analizar las causas del enfado del volcán Tinguatón.
Crear un volcán con arcilla y pintarlo con témperas.
Realizar un experimento utilizando una botella de agua pequeña vacía. Llenar de
vinagre justo antes de la tapa y después mezclarlo con azafrán para darle un color
anaranjado (también se puede utilizar un poco de pimentón), añadir dos cucharadas de
bicarbonato sódico y así observar como salen burbujas y se derrama el líquido,
simulando una erupción volcánica.
Descargar

El Volcan Enfadado - educaresensenaravivir