NUMERO: 47
FECHA: Mayo 1992
TITULO DE LA REVISTA: Ecología y Desarrollo
INDICE ANALITICO: Foros Regionales
TITULO: Michoacán: Paisajes en Erosión [*]
TEXTO:
Introducción
Los sesenta mil kilómetros del estado de Michoacán incluyen una gran variedad de
paisajes o ambientes naturales y una compleja dinámica social. La estrecha relación entre
estos dos elementos configuran el panorama medio-ambiental del Estado, el cual, cabe
reconocer en principio, no está suficientemente estudiado. En este sentido, el presente
artículo, que representa un acercamiento inicial a la problemática ecológica de la entidad,
es un material de trabajo que se seguirá profundizando durante el propio desarrollo del
Foro Michoacano.
En términos estrictos Michoacán no puede ser considerado como una sola región, pues
presenta una geografía muy accidentada y fraccionada, en la que el tejido social está
escasamente articulado. Por lo tanto, sólo pretendemos en este espacio dar una rápida
visión global de la crisis ecológica del estado.
Bosques
El sector forestal presenta una grave situación: De 1882 a la fecha se han talado el 80%
de los bosques michoacanos. Este uso irracional del recurso se ha agudizado en los
últimos treinta años, pues de 1960 a 1990 se ha pasado de aproximadamente 6 millones
de hectáreas boscosas a 3 millones.
El potencial forestal que ofrece el estado es de 2.7 millones de metros cúbicos por año;
sin embargo en los últimos años se cortan legalmente 1.3 millones de metros cúbicos;
otro tanto se tala en forma ilegal para surtir a empresas madereras productoras de cajas de
empaque o de papel; y, aproximadamente 1.5 millones se tala también ilegalmente para
destinarlo al uso doméstico, a las pequeñas industrias tabiqueras y a los hornos
artesanales en los que se produce cerámica. Es decir, en total se cortan más de 4 millones
de metros cúbicos, lo que representa la pérdida de entre 40 mil y 60 mil hectáreas
boscosas, principalmente en la sierra.
Cabe destacar que este problema tiene como causa principal la estructura productiva,
pues aun cuando el 80% de los bosques son propiedad de 200 comunidades, más de las
tres cuartas partes del aprovechamiento forestal benefician a los contratistas, quedando
mínimas ganancias para la población dueña del bosque.
Otro grave problema son los incendios forestales, muestra de ello es que para abril de
1991. el promedio de incendios en el estado era de 3 por día. Para el 28 de mayo se
habían contabilizado 1,047 incendios durante el año.
Con respecto a las selvas medianas y bajas no hay un inventario que permita evaluar
ahora y a futuro el uso de este recurso (ver Recuadro 1).
Agua: ríos, lagos, costa y mantos acuíferos
Como consecuencia de la progresiva pérdida del bosque, las precipitaciones en los
recursos hidráulicos han disminuido; en cambio, las altas tasas de erosión y de
azolvamiento se han incrementado. En el último siglo ha disminuido la capacidad de
almacenamiento de las lagunas, albercas y ciénagas del estado en un 70%, como
resultado de los problemas de forestación-erosión-azolvamiento.
Por otro lado, los desechos industriales y las aguas negras urbanas son canalizadas a los
ríos y lagunas sin las menores precauciones, por lo que en la actualidad casi todos los
embalses michoacanos arrojan preocupantes niveles de contaminación (ver Recuadro 2).
Los Suelos
Este elemento natural, y los cambios que ha sufrido, es quizás el menos estudiado, pero
no por ello el de menor importancia. Hacen falta datos que ayuden a analizar el problema
con mayor precisión. Sin embargo, se pueden conocer los siguientes datos:
- Alrededor del 80% de la superficie del estado presenta algún tipo de erosión.
- El cambio en el uso de suelos ha impactado fuertemente en el aspecto ecológico,
especialmente donde se ha introducido ganado de pastoreo.
- Hay preocupantes niveles de contaminación de las tierras productivas, ya sea por el uso
indiscriminado de agroquímicos o por los desechos industriales urbanos (ver Recuadro
3).
Las Ciudades
La basura y las aguas negras dominan hasta ahora el panorama de la problemática
ecológica de los centros urbanos. El subdelegado de SEDUE, proporciona el dato de que
en Michoacán se producen 2,000 toneladas diarias de basura, de las cuales la mitad son
materiales biodegradables y en un 20% es aprovechada por pepenadores. Para nadie
resulta desconocido que las entradas y salidas de las ciudades y pueblos michoacanos
presentan un panorama deplorable: infinidad de tiraderos clandestinos de basura es lo que
domina el paisaje. Ni siquiera los rellenos sanitarios, que sabemos no representan una
solución global al problema por los niveles de contaminación que provocan, han sido
suficientemente impulsados por los municipios, mucho menos se ve disposición para
promover el reciclamiento de los desechos urbanos.
Las aguas negras son conducidas cómoda y despreocupadamente a los cauces naturales
de los ríos y lagunas, sin previas medidas de descontaminación, lo que ya hemos referido
en el punto anterior.
El problema de la contaminación del aire, de poca importancia hasta hace unos años, ya
constituye una amenaza en algunas ciudades más pobladas del estado (ver Recuadro 4).
Consideraciones finales
Michoacán ha contado, en sus movimientos indígenas y sociales, con claros antecedentes
de lucha por salvaguardar sus recursos naturales. La importante movilización y debate
nacional propiciados, hace más de diez años, por el intento de establecer el centro de
investigaciones nucleares en la región de Pátzcuaro sentó un precedente exitoso y reavivó
el ánimo de la defensa ecológica y el reclamo al derecho de que cada región defina su
estilo de desarrollo.
Frente a lo anterior, cabe destacar que la grave situación ambiental por la que atraviesa
Michoacán ha sido motivo de múltiples y relevantes movilizaciones de la sociedad civil,
que a pesar de no haber alcanzado sus objetivos en todos los casos, hacen que el
panorama estatal no sea tan obscuro como pareciera.
Los programas de desarrollo impulsados por el gobierno han sido hasta ahora
escasamente efectivos, no sólo por su lejanía con respecto a las preocupaciones y
propuestas de las bases sociales, sino porque su instrumentación ha sido más retórica que
operativa y más apegada a motivaciones político electorales que a intenciones de
impulsar procesos de desarrollo autónomos y sustentables.
En la dimensión ecológica, tanto la visión tecnocrática del gobierno como la actitud
irresponsable de muchos industriales y empresarios, han propiciado acciones meramente
conservacionistas que, por lo tanto, no van al fondo del problema y sólo buscan remediar
situaciones que pronto aparecerán nuevamente si no hay un cambio en las políticas de
desarrollo estatal para hacerlas más respetuosas de la variada riqueza natural de
Michoacán.
TITULO DEL RECUADRO:
Recuadro 1
Algunos ejemplos de la problemática forestal en Michoacán
RECUADRO:
Ciudad Hidalgo, Tuxpan y Zitácuaro
Grandes incendios en las comunidades de Tecario, Cd Hidalgo; Moro Grande, Laguna
Verde y Turundeo en Tuxpan; y en San Francisco Coromleo en Zitácuaro.
Explotación clandestina de madera, en general en la zona oriente del estado. El jefe del
distrito de Desarrollo Rural 094 de la SARH, Eduardo Aguilar, aceptó en agosto de 1991
que en esta región se talan 200,000 árboles anuales ilegalmente, que equivalen a lo que se
tala legalmente.
Morelia
60% de pérdidas en los bosques de la zona en los últimos veinte años, siendo un factor
muy importante en este problema la instalación de la empresa Celulosa y Papel de
Michoacán (CEPAMISA).
Meseta Purépecha
Alta incidencia de incendios forestales y corte irracional y clandestino de madera.
Los Reyes
Graves incendios en los cerros de Pamatácuaro y Alapan.
Tacámbaro y Uruapan
Conversión de importantes áreas de original vocación forestal al cultivo frutícola del
aguacate.
En Uruapan la explotación clandestina de los bosques del Cerro de la Cruz y del de la
Charanda. Incendios en Charapan y Cocucho.
Tancítaro
Tala indiscriminada y saqueo del bosque del Parque Nacional del Tancítaro, por parte de
la empresa "Doddoli Hermanos".
Zirahuén
Explotación inmoderada e ilegal de los bosques.
Proyecto de construcción de un gran complejo turístico y un exclusivo fraccionamiento
residencial, de 68 hectáreas en tierras comunales, con la consecuente tala de árboles.
TITULO DEL RECUADRO:
Recuadro 2
Algunos ejemplos de la problemática acuífera en Michoacán
RECUADRO:
Camécuaro
El Parque Nacional Lago de Camécuaro está siendo amenazado por la construcción de un
fraccionamiento residencial aledaño, es probable que las aguas negras sean enviadas al
cuerpo de agua del parque.
Además, la fuerte y creciente presencia de comerciantes en la orilla del lago presenta
también serias amenazas de contaminación por grasas y basura.
Cuenca Lerma Santiago
Ubicada en el norte del estado, esta cuenca presenta elevadísimos niveles de
contaminación por desechos industriales. aguas negras y basura. En La Piedad el
problema se agrava por la cercanía al lecho del río de importantes granjas porcinas que
tiran al agua los excrementos de casi un millón de animales.
Cuitzeo
Este lago ha perdido casi tres cuartas partes de su superficie, debido al azolvamiento. Su
recuperación es poco probable, lo que daña profundamente la economía de la zona,
principalmente del sector pesquero.
Lago de Chapala
Como consecuencia de la contaminación referida en la cuenca Lerma-Santiago, el Lago
de Chapala sufre de la presencia de metales pesados en sus aguas, lo que ocasiona graves
enfermedades en su población piscícola. Además, hay una importante extracción de agua
y serios niveles de azolvamiento.
Lázaro Cárdenas y la Costa
Sicartsa, Fertimex y otras industrias han contaminado las Presas Infiernillo, La Villita y
la de Jales, en esta última se ha encontrado presencia de sulfatos que varía entre 40% y
80%.
Contaminación del Río Balsas y su desembocadura en el Pacífico por las empresas
locales. Sicartsa arroja desechos que provocan la muerte de peces, sobre todo a la altura
de la garita de acceso al recinto portuario. Fertilizantes Mexicanos tiene roto desde hace
años un tubo subacuático, cuyas substancias contaminan el mar.
La Federación Regional de Sociedades Cooperativas de la Industria Pesquera de la Costa
Michoacana "Quetzalcóatl" denunció en abril del 91 los crecientes índices de mortalidad
de especies pesqueras como la Lora, Machin, Bacuco, y otras, provocadas por las
contaminaciones referidas.
La pérdida ya prácticamente irreversible de la riqueza del sistema estuarino de la zona
por la contaminación urbana e industrial.
Aunado a la evidente incapacidad de manejar desechos industriales por las empresas
citadas, está latente la amenaza de instalar en Lázaro Cárdenas una refinería.
Lago de Pátzcuaro
Altos niveles de erosión de suelos que se convierten en azolvamiento para el lago.
Eutroficación de las aguas.
Disminución del nivel de las aguas subterráneas.
Fuerte explotación de los manantiales.
Sobreexplotación de las especies pescado blanco y charal.
Hace aproximadamente 10 años se construyó un terraplén hacia la isla de Jarácuaro. La
tubería para el flujo del agua fue mal colocada y se tapó, lo que está provocando la virtual
desaparición de una extensión considerable del lago.
Río Lerma, Duero, Angulo, y Río Grande de Morelia
Elevados grados de contaminación por descargas de aguas residuales municipales, y
descargas industriales.
El Duero convertido ahora en un río de aguas negras, riega 5,000 hectáreas del Valle de
Zamora.
Tangancícuaro
Construcción de muros que cercan y afectan los manantiales de Cupathziro.
Uruapan
Contaminación del Río Santa Bárbara por la Industria Papelera Mexicana que tira
substancias metálicas y ácidos que llegan hasta la Presa de Santa catarina. También se ve
afectado por la empresa La Cartonera, por Ferrocarriles Nacionales Mexicanos y por las
aguas negras de más de 15 colonias.
Los mantos freáticos se ven afectados por el uso masivo e indiscriminado de fertilizantes
químicos dirigidos a la producción del aguacate.
Yuriria
Erosión, eutroficación, disminución del nivel de aguas subterráneas.
Importantes zonas cubiertas por lirio.
El río Cupatitzio ha visto disminuir seriamente su caudal, debido al uso de pozos
profundos para regar huertas de aguacate. Además, este río apenas sale del Parque
Nacional Barranca del Cupatitzio se convierte en una enorme cloaca, pues las aguas
negras de muchas colonias se descargan en él. Se calcula que el río recibe 300 mil metros
cúbicos de azolve anualmente.
Zacapu
Alto nivel de contaminación por aguas negras de la Laguna de Zacapu. En este cuerpo de
agua se depositan también aguas contaminantes con sulfatos provenientes de la fábrica
Celanese.
Zirahuén
Instalación ilegal de bombas para extraer agua del Lago.
TITULO DEL RECUADRO:
Recuadro 3
Algunos ejemplos de la problemática de suelos en Michoacán
RECUADRO:
Apatzingán-Tepalcatepec
Disminución de los rendimientos finales en la producción de hortalizas y frutales.
Las extracciones de hierro y piedra caliza del área de minas de Sicartsa han ocasionado el
deterioro absoluto de más de seiscientas hectáreas de cultivo.
Morelia
El 83% de la región de Morelia, que abarca 15 municipios, presenta algún nivel de
erosión, entre estos los más afectados son: Cupándaro (100% del área total con algún
grado de erosión), Chucándiro, Cuitzeo y Huandacareo.
Región del Río Santa Bárbara
Los pastizales de las comunidades de Santa Bárbara, San Marcos y El Sabino, regados
con las aguas contaminadas por la Industria Papelera Mexicana, se han visto sumamente
afectados en su producción.
Tierra Caliente y la Sierra Madre del Sur
El Programa Ganadero del Sur de Michoacán y el avance de la frontera agrícola
(considerando también la producción de marihuana y amapola), están provocando la
paulatina erosión de esta región del estado.
TITULO DEL RECUADRO:
Recuadro 4
Algunos casos sobre la problemática ecológica urbana en Michoacán
RECUADRO:
Lázaro Cárdenas
Producción de grandes cantidades de polvo, compuestos de distintos contaminantes
industriales, carbón y materiales de construcción.
Uruapan
Presenta un crecimiento urbano anárquico con un fuerte incremento de vehículos
automotores, que por las características físicas de la ciudad provocan ya una alta
concentración de contaminantes es en el aire.
Zitácuaro
Contaminación atmosférica debida a la presencia de la planta Vikingo de Resistol.
CITAS:
[*] Foro Michoacano de la Sociedad Civil sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Este
documento fue realizado con datos brindados por los miembros del Foro Michoacano.
Otras fuentes empleadas fueron: Vargas Uribe, Guillermo. "Michoacán: deterioro del
medio ambiente" en Ciudades, México, Red Nacional de Investigación Urbana, Año 3,
No. 10, abril-junio de 1991. Además: Chávez Carmona, Arturo, "Ecología y Legislación
en Michoacán", artículo publicado en el diario La Voz de Michoacán, 19 de diciembre,
1990.
Descargar

NUMERO: 47 FECHA: Mayo 1992 TITULO DE LA REVISTA: Ecología y Desarrollo