Ana Aguilar Revilla
424
Tema II. El desarrollo humano y sus repercusiones sobre el ambiente.
Ambiente.
Un ambiente es un complejo de factores externos que actúan sobre un sistema y
determinan su curso y su forma de existencia. Un ambiente podría considerarse como un
superconjunto en el cual el sistema dado es un subconjunto. Puede constar de uno o más
parámetros, físicos o de otra naturaleza. El ambiente de un sistema dado debe interactuar
necesariamente con los seres vivos.
Estos factores externos son:


Ambiente físico: Geografía Física, Geología, clima, contaminación.
Ambiente biológico:
1. Población humana: Demografía.
2. Flora: fuente de alimentos o productores.
3. Fauna: consumidores primarios, secundarios, etcétera.

Ambiente socioeconómico:
1. Ocupación laboral o trabajo: exposición a agentes químicos, físicos.
2. Urbanización o entorno urbano y desarrollo económico.
3. Desastres: guerras, inundaciones.
Dimensión Ambiental
Dimensión ambiental, es el sistema de
elementos o acciones que integra todo
el trabajo alrededor del medio
ambiente; la dimensión ambiental es
comprendida en el ámbito del PNUMA
como los elementos concerniente a la
sustentabilidad de los temas
identificados con la energía,
atmósfera, recursos hídricos, residuos,
materiales, biodiversidad,
recuperación de áreas impactadas,
instalaciones, transportes y gerencia
de riesgos y contingencia. Aspecto ambiental, es el elemento de las actividades,
productos o servicios de una organización que puede interactuar con el medio ambiente.
La dimensión ambiental procura minimizar el impacto negativo al medio ambiente a través
de la gestión ambiental, reducción de desperdicios, eficiencia en el uso de materiales,
manejo adecuado de desechos y mejora en el diseño del producto para la disminución de
su impacto ambiental a lo largo de todas las etapas de su ciclo de vida.
Crecimiento de población humana.
El desarrollo de la población en los últimos 10 000 ha ofrecido muchos beneficios a los
seres humanos. Se han hecho grandes avances en la producción de alimentos, en la
provisión de calor, luz y abrigo, y el tratamiento y cura de algunas enfermedades. Todos
estos logros se deben a la habilidad de nuestra especie para manipular su entorno. Este
éxito espectacular ha provocado un crecimiento de la población humana de sobre maniera
Sin embargo el dominio de la especie humana, asociado a las modernas tecnologías
industriales y agrícolas, amenaza nuestro planeta de diversas maneras, entre las cuales
cabe citar:





la rápida reducción de los recursos terrestres por una población en continuo
crecimiento
la contaminación del entorno por la industrialización a gran escala
la destrucción de ecosistemas naturales
la extinción acelerada de plantas y animales
la pérdida constante de suelos agrícolas productivos, debido a la erosión y la
desertización.
Probablemente el problema ecológico más grande de nuestro tiempo es el acelerado
crecimiento de la población humana. Durante la mayor parte del tiempo en que los seres
humanos han vivido en la
Tierra, su población ha
tenido
un
crecimiento
bastante constante y lento.
Por ejemplo, entre los
años 10 000 y 500 a. J. C.
la población global paso
de 5 millones ha 100
millones. Hacia el año
13000 de nuestra era
alcanzaba
los
500
millones, y a principios del
siglo
XIX
se
había
duplicado, llegando a ser
1000 millones. Desde
entonces ha habido una
auténtica explosión de la
población
humana,
llegándose a más de 5000
millones en 1987. Ya ha finales del siglo XVIII, el economista británico Thomas Malthus,
en su Ensayo sobre el principio de la población (1798-1803), advertía de los peligros de
un crecimiento explosivo de la población.
El rápido crecimiento de la población, especialmente en los últimos 200 años, se ha
debido a la disminución de la taza de mortalidad y no al crecimiento de la taza de
nacimientos. El hecho de que las fuentes de alimentos, el agua potable y la salud pública
estén al alcance de la mayor parte de la población ha dado como resultado una mayor
longevidad.
En las últimas décadas, paralelamente al crecimiento masivo de la población, se ha
asistido a un desplazamiento significativo de los habitantes de los medios rurales a los
grandes centros urbanos. En 1950 había alrededor de 750 millones de personas viviendo
en áreas urbanas, lo que representaba el 25% de la población total. En los años 2000 las
áreas urbanas acumularán casi la mitad de la población mundial, es decir unos 28000
millones de habitantes.
La mayor parte de esta expansión urbana también ha tenido lugar en los países
recientemente urbanizados. El rápido crecimiento de ciudades como Sao Paulo o
Bangkok han sobrepasado el número de empleos y viviendas disponibles.
Consecuentemente muchas personas viven en barrios marginado, como favelas del Brasil
o las villas de la miseria de Argentina, en alojamientos inadecuados a menudo carentes
de servicio de agua corriente y alcantarillado. En esos lugares existe un alto índice de
desempleo, una pobreza generalizada y una falta de servicios básicos, como escuelas y
hospitales.
Presiones sobre los recursos naturales
A medida que la población humana se expande, manteniéndose al mismo tiempo el ritmo
de desarrollo económico global, crece la demanda de alimento, de agua, de combustibles
fósiles, de minerales y de otros recursos naturales. En muchos casos estos recursos son
escasos, y cada vez mayor la competencia para obtenerlos. Las regiones de la tierra,
fácilmente cultivables _alrededor del 11% de la superficie terrestre libre de hielo- está
dedicada a la producción de alimento, ya sea para los seres humanos o para la
ganadería. Las reservas de pescado disminuyen rápidamente en muchos de los océanos
como consecuencia de una pesca exagerada. Las reservas de petróleo y las de gas
natural, fácilmente accesibles se están explotando en la actualidad o bien ya se han
agotado. Unos dos mil millones de personas padecen escasez crónica de agua.
En los países desarrollados, la mayor parte del paisaje se ha transformado debido al
desarrollo económico. La agricultura, la silvicultura, la industria, la construcción de
viviendas y de vías de comunicación no son más que uno de los usos del suelo que han
alterado o destruido los hábitats naturales y la vida silvestre. Hay además otras formas de
comunicación medioambiental relacionadas con el suelo, el agua y el aire, que también ha
dañado muchos ecosistemas.
Gran cantidad de países menos desarrollados se enfrentan a serios problemas
económicos y sociales ocasionados por la rápida multiplicación de la población y la
necesidad de financiar sus industrias e infraestructuras. Estos países tienen que dedicar
una parte demasiado importante de los fondos del estado a pagar los intereses que los
países desarrollados les han prestado. De esta manera se desvían los valiosos recursos
que deberían emplearse en el desarrollo interno.
Por otra parte, estos países reciben enormes presiones para que exporten sus depósitos
minerales y otros recursos naturales, como la madera para la construcción. Gran parte de
las tierras de las tierras de cultivo productivas se utilizan para obtener cosechas rentables,
como el cacao y el café, que pueden exportarse a los mercados de ultramar. Estas
presiones llevan a menudo a la transformación de las formas tradicionales de cultivo, y los
agricultores locales se ven obligados a trabajar tierras menos fértiles o que no han sido
cultivadas con anterioridad. Esta situación provoca la ocupación de tierras semiáridas o
de desmonte. La alteración humana de estos frágiles ecosistemas puede tener amplias y
grabes consecuencias, como la degradación del suelo, la pérdida de hábitats naturales y
la reducción de las poblaciones silvestres de plantas y animales.
Tala
Asolar una porción de tierra con el propósito
de sembrar plantas de cultivo, de criar
ganado o realizar cualquier otra actividad
humana generalmente significa quemar o
talar bosques y selvas vírgenes (naturales):
deforestar. Antes de la introducción de la
agricultura, hace unos 10 000 años, se
calcula que la mitad de la superficie
terrestre estaba cubierta con árboles. De
estos bosques y selvas originales, solo
queda intacta la cuarta parte. El resto ha
sido destruido o transformado en bosques plantados, más uniformes en su composición, y
muy diferentes de la vegetación original.
El desarrollo de la agricultura y – desde la mitad del siglo XVIII en adelante- la revolución
industrial han acelerado la destrucción de bosque y selvas en muchos países templados.
Hacia finales de la edad media, el 80% de los bosques europeos habían sido talados. De
manera similar la colonización de América del norte significo una rápida tala.
En los Estados Unidos queda menos del 5% de selvas y bosques originales. En la
actualidad son las selvas de la regiones tropicales o subtropicales, tanto las húmedas y
secas, las que se encuentran bajo un ataque similar de los taladores y de los agricultores.
Desde principios de siglo alrededor de la mitad de las selvas tropicales del mundo han
sido taladas, y ello significa unos 800 millones de hectáreas. En 1990 se estimó que un
área similar a la que ocupa el golfo de California (unos 16 millones de hectáreas), se
había destruido cada año.
Esta tala es el resultado de varias actividades:





extracción de madera para la construcción
tala de árboles para obtener madera como combustible y carbón
asolamiento de terrenos a pequeña por agricultores desplazados o inmigrantes sin
tierra
asolamiento a gran escala para la cría de ganado y la siembra de plantas de
cultivo.
extracción de minerales
La desaparición de bosques y selvas, tanto templados, como tropicales, puede tener
consecuencias ecológicas a gran escala. Las selvas liberan grandes volúmenes de vapor
de agua hacia la atmósfera, y este forma nubes que se precipitan en forma de lluvia.
Además de reducir el agua atmosférica, la pérdida de bosques y selvas impide que la
lluvia que cae sea retenida localmente, disminuyendo las reservas de aguas subterráneas
e impidiendo que la humedad de las rocas se recupere. De esta manera se provoca
primero la escasez de agua y posteriormente la sequía.
En comparación con los bosques templados las selvas tropicales son ecosistemas
especialmente frágiles. Su riqueza de vida natural y vegetal parece contradecir el hecho
de que sus suelos son normalmente pobres. Todos los nutrientes disponibles están
enredados en los árboles y otros organismos, o contenidos en las hojas muertas y en
otros restos de plantas y animales, que permanecen en la superficie del suelo. Estas
reservas son captadas rápidamente por las plantas y recicladas, sin que el suelo se
enriquezca.
Talar y quemar los árboles deja sus nutrientes en el suelo en forma de cenizas,
proporcionando una ayuda fértil que dura poco. Sin embargo, los nutrientes son lixiviados
por las lluvias torrenciales, muy comunes en esas regiones. En consecuencia los cultivos
que se realizan pueden ser productivos solamente durante unos años, antes de que
agoten las reservas del suelo y los agricultores se vean obligados a abandonar esa tierra.
Desprovisto de la cubierta de la densa vegetación, el suelo de la selva es arrasado,
constituyendo, aluviones que obstruyen los ríos y de los estuarios. Este fenómeno puede
afectar la pesca local. La explotación y la colonización de las selvas tropicales también es
una amenaza para los pueblos indígenas que las habitan. Al mismo tiempo que toman
posesión de las tierras que habitan los indígenas y quebrantan los modos de vida
tradicionales, los colonizadores portan enfermedades contra las cuales los habitantes de
la selva tienen pocas defensas naturales.
Los restos de los bosques templados también se están acabando de manera acelerada.
En Noruega no se ha dejado prácticamente ningún bosque virgen, y en la actualidad las
industrias madereras están haciendo grandes incursiones al interior de los bosques de
coníferas de Canadá y de Rusia. Además, muchos bosques del hemisferio norte se ven
afectados por el fenómeno llamado muerte del bosque.
Demanda de madera combustible
Cerca de dos mil millones de personas utilizan en el mundo la madera como combustible,
energía para cocinar, para calentarse y para otros usos domésticos. En países como
Tanzania, Nepal y Malí, el 90% del consumo energético
doméstico se obstine de la madera. Incluso en naciones
recientemente industrializadas, como la India y Brasil,
gran número de personas, especialmente en las áreas
rurales, todavía dependen más de la madera que del
petróleo, del gas o de otros combustibles fósiles. Se
cortan numerosos árboles para satisfacer la demanda
de combustible y en muchos lugares estos árboles no
se recuperan. Se calcula que, en el año 2000, mil
millones de personas deberán hacer frente a una
escasez crónica de madera.
Otro factor que es necesario tomar en cuenta es el
aumento de la población urbana. En muchos países
subdesarrollados gran parte de los habitantes pobres
de las ciudades, utilizan el carbón como combustible doméstico. Este material menos
pesado que la madera, es de transporte menos costoso. Pero más de la mitad de la
energía contenida en la madera original se pierde cuando se transforma en carbón. Ello
significa que los consumidores urbanos gastan el doble de madera combustible que los
habitantes de las zonas rurales.
La escasez de madera combustible conlleva una mayor dedicación a su búsqueda. La
necesidad de mantener valiosas reservas de madera puede llevar a que se consuman
menos alimentos cocinados y a que el agua se hierva durante menos tiempo, lo que
puede contraer un mayor riego de adquirir enfermedades.
La escasez de madera puede llevar también al aprovechamiento del estiércol seco como
combustible y de los rehuidos de cosechas. Se reduce de esta manera la cantidad de
estos materiales incorporados al suelo y esparcidos como fertilizantes, lo que provoca una
reducción en la fertilidad del suelo. Se estima que en Asia y África, se queman a año
400millones de toneladas de estiércol como combustible. Si fuera utilizado como
fertilizante se podían producir cosechas extras equivalentes a 20 millones de toneladas de
grano.
Destrucción de las cuencas hidrográficas
La tala de las regiones de tierras altas puede tener efectos devastadores incluso a
grandes distancias. El daño ecológico infringido a las cuencas hidrográficas del Himalaya
en las décadas recientes es un buen ejemplo de este fenómeno. Más allá del 40% de los
bosques de esta región del Asia central ha sido talado en los últimos 40 años. La
capacidad de retener el suelo que tienen las raíces de los árboles es especialmente
importante para mantener la estabilidad de las vertientes montañosas.
Los árboles también ayudan a retener el agua
de la lluvia atrapándola en sus hojas y ramas,
donde se vierte poco a poco en el suelo
expuesto. Cuando los árboles desaparecen, la
filtración del agua disminuye de manera
importante y el agua de lluvia es arrastrada
llevándose consigo el suelo expuesto. El agua
corre por la superficie, llena los canales,
causa deslizamiento e inundaciones. El suelo
fértil se pierde, las terrazas se dañan y las
cosechas acaban enterradas en el fango. La
fauna y la flora naturales se encuentran amenazadas por todos los caminos.
Además los efectos se hacen sentir también a grandes distancias. La eliminación de la
vegetación del Himalaya ha aumentado mucho el riesgo de inundaciones en la India y en
el Bangla Dehs debido al rápido del agua de las lluvias monzónicas desde las montañas
hacia las tierras bajas. La capacidad de los cauces de los ríos se reduce divido a la gran
cantidad de fango acarreado desde las faldas del Himalaya. Los ríos Ganges y
Brahmaputra, transportan más de 3000 millones de suelo cada año hacia la bahía de
Bengala. El aumento extremo de del influjo de los ríos crea ciclos de inundaciones y
sequías, y afecta el reciclamiento del agua en las grandes áreas. Esta serie de problemas
han sido causados por la aplicación de formas industriales masivas para satisfaces las
demandas de una población en constante crecimiento.
Erosión del suelo
Todos los suelos están sujetos a algún grado
de erosión por el viento y el agua. Esta
pérdida, en general, se repara de manera
natural. Pero cuando la erosión es muy
marcada o súbita puede dar como resultado
la disminución o la anulación de la
productibilidad de las tierras de cultivo. El
suelo desprendido se transpone a grandes
distancias, llevado por las ventadas, por los
arroyos, los ríos y los estuarios, causando la
elevación de estas cuencas hidrográficas.
La erosión del suelo es un problema global, originado por métodos de cultivo
inadecuados, por la tala de árboles o por un pastoreo exagerado. Un tercio de las tierras
de cultivo de los Estados Unidos se encuentran seriamente afectadas por la erosión del
suelo.
La erosión del suelo es especialmente grave en los frágiles ecosistemas de las regiones
tropicales y secas. En muchas partes de Áfricas la causa de la erosión ha sido el abuso
del pastoreo. Cuando un gran número de animales que pacen-como las cabras, ovejas,
vacas- se concentran en un área determinada durante mucho tiempo, la cubierta vegetal
se reduce o incluso desaparece, dejando el suelo descubierto y haciéndolo vulnerable a la
erosión.
Desertización
La desertización es el proceso por el cual la tierra pierde su fertilidad, de manera que no
puede utilizarse ni como tierra de cultivo ni como zona de pastoreo. Cuando el agente es
la acción humana, e habla de la desertificación. La desertificación es el estado final típico
de una degradación gradual. La tierra se ha vuelto árida y estéril, tiene muy escasa
vegetación y es fácilmente erosionable. Se calcula que cada año se pierden alrededor de
seis millones de hectáreas de tierras productivas por ese proceso. Otros veinte millones
de hectáreas van empobreciendo sus suelos hasta el punto, que cultivarlos ya no resulta
rentable. En la actualidad la desertificación amenaza el 30% de la superficie terrestre, que
proporciona el sustento a alrededor de mil millones de personas.
Las causas principales de la desertificación son:



la tala de bosques y selvas
el pastoreo exagerado
el cultivo intenso
La tala y el abuso del pastoreo son los principales factores que intervienen en la
transformación de las selvas secas tropicales y de los matorrales de los desiertos. El
problema aumenta cuando los agricultores se desplazan de las tierras fértiles, donde el
suelo agota rápidamente sus nutrientes si los cultivos no se alteran con largos períodos
de barbecho. El empobrecimiento de los suelos provoca que los agricultores limpien más
terrenos y extiendan así la degradación. Los árboles se cortan a menudo para obtener
madera combustible y se acelera así la erosión.
Desarrollo sustentable.
Desarrollo sostenible o sustentable, término aplicado al desarrollo económico y social que
permite hacer frente a las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de
las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades.
Un problema que se presenta cuando se trata de alzar el desarrollo sustentable o
sostenible es el de la distribución desigual de los recursos. Algunos de ellos como el
agua, el carbón o el petróleo no están distribuidos homogéneamente en todo el planeta.
Tampoco la intensidad del consumo de estos recursos es homogénea, y existen grandes
diferencias entre países e incluso entre habitantes de un mismo país.
¿Cómo podrán revertirse estas diferencias para lograr una explotación racional de los
recursos naturales?
Este problema persiste todavía sin encontrar solución. Pero un desarrollo que utilice
recursos renovables y que pueda mantenerse sin peligro de agotar las reservas es, al
menos en un nivel teórico, bastante prometedor y constituirá el desafío de las
generaciones futuras.
Los recursos desde la perspectiva de la especie humana:
El agua, los alimentos y el oxígeno son los recursos principales desde la perspectiva
biológica del hombre.
El agua es imprescindible para la vida y además cualquier actividad humana requiere su
empleo y su carencia limita
limita las posibilidades de
presencia humana. Los
alimentos son igualmente
importantes
ya
que
presentan a la vez la fuente
de materia y energía. La
abundancia de oxígeno hace
que no se lo valore tanto
como un recurso, aunque
para los seres vivos es un
gas vital.
Además de estos recursos
se incorpora la biodiversidad
que no ha sido muy
conservada y el 60% de los
ecosistemas del mundo que
soportan toda la vida en la tierra están ahora degradados o en camino de serlo. El hombre
también ha utilizado otra serie de recursos que provienen de la litosfera y la biosfera y que
son utilizados para construir refugios o elementos para obtener energía.
Carbón, gas natural, petróleo y minerales radiactivos tiene uso principalmente energético.
Diversas rocas y minerales constituyen elementos para la fabricación y la construcción.
El espacio se considera un recurso necesario y se constata la existencia de problemas en
los hacinamientos que se producen en las grandes ciudades.
El peligro de agotamiento de algunos de los recursos utilizados de forma masiva en la
actual sociedad se empieza a considerar posible, debido al enorme crecimiento
demográfico y al incremento general de consumo per cápita que caracteriza lo que
usualmente se entiende por desarrollo.
Programas de conservación ambiental
ICONA. El Instituto para la Conservación de la Naturaleza
(ICONA) fue un organismo administrativo español para el
estudio y actuación en la conservación de la naturaleza, que
por el Decreto-Ley 17/1971 de 28 de octubre reemplazaba al
preexistente de la Dirección General de Montes. Estuvo
adscrito al Ministerio de Agricultura.
GREENPEACE. Greenpeace es la organización ambientalista más reconocida, decidida y
audaz en la defensa del medio ambiente en el mundo.
SEMARNAT. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México es la
Secretaría de Estado a la que según Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
en su Artículo 32 bis le corresponde el despacho de las siguientes funciones:







Fomentar la protección,
restauración y conservación de
los ecosistemas, recursos
naturales, bienes, servicios
ambientales, con el fin de
propiciar su aprovechamiento y
desarrollo sustentable.
Formular y conducir la política
nacional en materia de recursos
naturales, siempre que no estén
áreas cuando su administración
recaiga en gobiernos estatales
y municipales o en personas físicas o morales.
Promover el ordenamiento ecológico del territorio nacional, en coordinación con
las autoridades federales, estatales y municipales, y con la participación de los
particulares.
Evaluar y dictaminar las manifestaciones de impacto ambiental de proyectos de
desarrollo que le presenten los sectores público, social y privado; resolver sobre
los estudios de riesgo ambiental, así como sobre los programas para la prevención
de accidentes con incidencia ecológica.
Conducir las políticas nacionales sobre cambio climático y sobre protección de la
capa de ozono.
Dirigir los estudios, trabajos y servicios meteorológicos, climatológicos,
hidrológicos y geo hidrológicos, así como el sistema meteorológico nacional, y
participar en los convenios internacionales sobre la materia.
Regular y vigilar la conservación de las corrientes, lagos y lagunas de jurisdicción
federal, en la protección de cuencas y proteger el medio ambiente.
Ciberbibliografía
http://www.monografias.com/trabajos35/crecimiento-poblacion/crecimiento-poblacion.shtml
http://es.wikipedia.org/wiki/Poblaci%C3%B3n_mundial
http://mx.answers.yahoo.com/question/index?qid=20080417122317AA8lHSO
http://degeografiayotrascosas.files.wordpress.com/2008/04/crecimiento-y-total-mundialgrafica.gif
http://www.oni.escuelas.edu.ar/2006/SANTA_FE/1181/
http://www.greenpeace.org/mexico/es/
http://www.greenpeace.org/mexico/es/Quienes-somos/
http://es.wikipedia.org/wiki/Secretar%C3%ADa_de_Medio_Ambiente_y_Recursos_Naturales_%2
8M%C3%A9xico%29
Descargar

tarea_2_Ana_Aguilar_Revilla - un rincon de Bio equipo4_424-a

Selvas y bosques tropicales

Selvas y bosques tropicales

JunglaLocalización geográficaProtección del medio ambienteExplotación de los recursos naturalesComercio de la maderaVegetaciónSelva amazónicaFauna y floraBeneficios ecológicosConsecuencias de la deforestaciónUsos de las selvas

GeologíaBosquesZona amazónicaVegetaciónZonas boscosasDesertizaciónDesarrollo sostenible