PODER LEGISLATIVO
LEY N° 1.579
(Reglamenta la Ley 2345/2003)
QUE CREA LA CAJA DE JUBILACIONES Y PENSIONES DEL
PERSONAL
DEL PODER JUDICIAL, DE LA JUSTICIA ELECTORAL Y DEL
MINISTERIO PUBLICO
EL CONGRESO DE LA NACION PARAGUAYA SANCIONA CON
FUERZA DE LEY
TITULO I
CREACION DE LA CAJA DE JUBILACIONES Y PENSIONES DEL
PERSONAL
DEL PODER JUDICIAL, DE LA JUSTICIA ELECTORAL Y DEL
MINISTERIO PUBLICO
CAPITULO I
Artículo 1º.
- Créase la Caja de Jubilaciones y Pensiones del Personal del Poder
Judicial, de la Justicia Electoral y del Ministerio Público como ente
autárquico con personería jurídica y patrimonio propio, vinculada con
el Poder Ejecutivo a través de la Corte Suprema de Justicia, aunque
podrá contactar directamente con otros poderes del Estado u otras
dependencias administrativas del gobierno sobre asuntos de su
competencia.
Artículo 2º.
- La Caja de Jubilaciones y Pensiones del Personal del Poder Judicial,
de la Justicia Electoral y del Ministerio Público, tiene por objeto
asegurar al personal del Poder Judicial, de la Justicia Electoral, del
Ministerio Público y al de esa Caja, los beneficios previstos en esta ley,
de modo que proporcione al afiliado a lo largo del tiempo, una renta
equivalente a la que el afiliado tendría en el servicio activo y depare a
los mismos una asistencia financiera en general, en los términos
establecidos en esta ley y los reglamentos que dicte la Caja de
Jubilaciones y Pensiones del Personal del Poder Judicial, de la Justicia
Electoral y del Ministerio Público.
Artículo 3º.
- La Caja de Jubilaciones y Pensiones del Personal del Poder Judicial,
de la Justicia Electoral y del Ministerio Público, tiene su domicilio en la
Capital de la República y para las cuestiones judiciales en que ella sea
parte, serán competentes solamente los juzgados y tribunales de la
Capital.
Artículo 4º.
- Las referencias a la Caja, al Consejo de Administración, al Directorio
Ejecutivo y al Consejo de Fiscalización se entenderán hechas a la Caja
de Jubilaciones y Pensiones del Personal del Poder Judicial, de la
Justicia Electoral y del Ministerio Público; al Consejo de
Administración, al Directorio Ejecutivo y al Consejo de Fiscalización de
la Caja, respectivamente.
Artículo 5º.
- Los bienes y las rentas de la Caja serán embargables solamente hasta
el 20% (veinte por ciento). Para el cobro del crédito proveniente de los
beneficios sociales establecidos en esta ley no rige la limitación
mencionada.
Artículo 6º.
- El crédito de la Caja será privilegiado sobre la generalidad de los
bienes realizables del deudor, y se ejercerá en forma inmediatamente
posterior al establecido en el Artículo 444 inciso d) del Código Civil.
CAPITULO II
Artículo 7º.
- Son afiliados a esta Caja:
1. Con carácter obligatorio:
a) los ministros de la Corte Suprema de Justicia, los miembros del
Tribunal Superior de Justicia Electoral, los magistrados, el Fiscal
General del Estado y los agentes fiscales;
b) los funcionarios del Poder Judicial, de la Justicia Electoral y del
Ministerio Público;
c) los empleados de la Caja;
d) los jubilados y pensionados en virtud de esta ley; y,
e) los actuales jubilados y pensionados del Poder Judicial y Ministerio
Público por el régimen de leyes anteriores, de conformidad con el
Artículo 133 de esta ley.
Quedan excluidos los agentes contratados por el Poder Judicial, la
Justicia Electoral y el Ministerio Público.
2. Con carácter voluntario:
Los afiliados indicados en el numeral 1 de este artículo que soliciten su
continuidad como afiliados de la Caja, de acuerdo con los Artículos 91 y
92 de esta ley.
Artículo 8º.
- Son afiliados fundadores los mencionados en el numeral 1 del Artículo
7° al tiempo de creación de la Caja y los que se incorporen dentro de los
noventa días posteriores a la fecha de creación de la Caja.
Artículo 9º.
- Los derechos del afiliado que dejase de ser magistrado o funcionario,
se suspenderán por un lapso de tres meses, salvo que el mismo cumpla
con todas las condiciones requeridas por la ley para acogerse y hacerse
acreedor a los beneficios creados por esta ley, en cuyo caso deberá
solicitar su jubilación y/o solicitar su continuidad como afiliado
voluntario.
CAPITULO III
Artículo 10.
- El patrimonio de la Caja estará integrado con:
a) aportes del Poder Judicial, de la Justicia Electoral, del Ministerio
Público y de la Caja:
La contribución mensual obligatoria equivalente al 14.5% (catorce
punto cinco por ciento), del total de remuneraciones de sus
funcionarios afiliados;
b) aporte del Estado:
Por esta única vez, la suma de G.165.324.137.000 (CIENTO SESENTA Y
CINCO MIL TRESCIENTOS VEINTICUATRO MILLONES CIENTO
TREINTA Y SIETE MIL GUARANIES) en concepto de Capital
Constitutivo Actuarial inicial de la Caja, por la aportación
actuarialmente establecida, del personal de la Corte Suprema de
Justicia y el Ministerio Público a la Caja de Jubilaciones y Pensiones de
Funcionarios y Empleados Públicos, durante ocho años con
anterioridad a la promulgación de esta ley; personal que se hallará bajo
responsabilidad de la Caja a partir de la promulgación de la presente
ley. La citada suma será abonada en un plazo no mayor de veinte años;
c) aporte de los afiliados:
1. la contribución mensual obligatoria del 14% (catorce por ciento)
sobre el total de sus remuneraciones;
2. la contribución mensual obligatoria del 14% (catorce por ciento) del
valor del beneficio que perciban de la Caja;
3. la contribución mensual obligatoria del 28.5% (veintiocho punto
cinco por ciento) para los afiliados voluntarios sobre el total de la
remuneración definida en el Artículo 57 de esta Ley;
4. la contribución obligatoria del afiliado equivalente al primer mes de
remuneración pagadera en doce cuotas mensuales iguales;
5. el aporte obligatorio de la diferencia del primer mes de sueldo,
cuando los magistrados y funcionarios perciban aumentos o pasen a
ocupar cargos mejor remunerados, pagadero en dos cuotas mensuales;
6. el aporte total de los sueldos presupuestados que correspondan a
cargos vacantes, de magistrados y funcionarios suspendidos sin goce de
sueldo o con permiso sin goce de sueldo;
7. con las multas aplicadas a los magistrados y funcionarios del Poder
Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio Público, afiliados a la Caja,
por razones disciplinarias.
d) otros ingresos provenientes de:
1. las rentas de sus inversiones y de los bienes adquiridos, así como los
intereses devengados por sus fondos depositados;
2. las donaciones y legados que se hicieran a la Caja;
3. el importe de las multas que perciba de acuerdo con esta Ley.
Artículo 11.
- Los fondos y las rentas que se obtengan conforme a las previsiones de
esta ley serán de exclusiva propiedad de los afiliados de la Caja. Con
ellos se atenderán los beneficios que otorgue la Caja, los gastos
administrativos que requiera para su funcionamiento y las inversiones
que se efectúen de conformidad con las disposiciones de esta ley. En
ningún caso se dispondrá de tales fondos para otro objeto y los
miembros del Consejo de Administración y del Directorio Ejecutivo que
violen esta prohibición, serán responsables personal y solidariamente
por los daños.
Artículo 12.
- Las disponibilidades de la Caja, después de cubrir su presupuesto
anual, serán invertidas atendiendo preferentemente a las operaciones
que en igualdad de condiciones de seguridad y rentabilidad representen
un mayor beneficio colectivo, respetando las garantías patrimoniales y
la rentabilidad mínima determinada por los cálculos actuariales.
Artículo 13.
- Los derechos y beneficios acordados por esta ley no afectarán a otros
provenientes de leyes de seguridad social que el afiliado haya adquirido
mediante su aportación a otras Cajas.
TITULO II
DE LA ADMINISTRACION DE LA CAJA
CAPITULO UNICO
Artículo 14.
- Son órganos de administración de la Caja:
1. El Consejo de Administración;
2. El Directorio Ejecutivo; y,
3. El Consejo de Fiscalización.
Artículo 15.
- Podrán ser miembros del Consejo de Administración, del Directorio
Ejecutivo y del Consejo de Fiscalización los afiliados que cuenten por lo
menos con dos años de servicios efectivos o reconocidos por el Poder
Judicial, la Justicia Electoral o el Ministerio Público y gocen de
reconocida honorabilidad y posean título universitario y experiencia
profesional en una de las siguientes carreras: Administración o
Contabilidad o Economía y/o Derecho, así como los jubilados que
reúnan estos requisitos.
Artículo 16.
- El Consejo de Administración es el órgano de deliberación y de
orientación superior de la Caja y le compete fijar los objetivos, las
normas y las directrices de la política de beneficios y de inversiones, y
establecer la estructura de los órganos técnicos y administrativos de la
Caja.
El Consejo de Administración se compondrá de tres miembros titulares
por los aportantes y tres miembros titulares por los jubilados, los cuales
ejercerán sus funciones sin perjuicio de las que desempeñen en el
Poder Judicial, la Justicia Electoral o en el Ministerio Público. Cada
miembro titular tendrá un suplente. Los cargos serán honoríficos.
Los miembros del Consejo de Administración y sus suplentes serán
nombrados y removidos por la Corte Suprema de Justicia, oído el
parecer del Fiscal General del Estado. Durarán tres años en el ejercicio
de sus funciones, pudiendo ser designados por un período más. Uno de
sus miembros será designado por el Tribunal Superior de Justicia
Electoral con igual parecer del Fiscal General del Estado.
El Consejo de Administración elegirá de entre sus miembros un
Presidente, quien durará en sus funciones un año, pudiendo ser
reelecto.
Los miembros del Directorio Ejecutivo podrán participar en las
reuniones y deliberaciones del Consejo de Administración y formular
propuestas, pero no tendrán voto.
Artículo 17.
- Además de otras atribuciones previstas en la ley, compete al Consejo
de Administración:
a) informar anualmente a la Corte Suprema de Justicia, al Tribunal
Superior de Justicia Electoral y al Ministerio Público sobre la gestión de
la Caja y de la rendición de cuentas del ejercicio, después de considerar
el dictamen del Consejo de Fiscalización y de la Sindicatura;
b) la adquisición y enajenación de bienes muebles e inmuebles y la
constitución de gravámenes sobre los mismos;
c) elaborar los reglamentos referentes al plan de beneficios aprobado
por ley;
d) aprobar los programas presupuestarios y sus modificaciones;
e) aprobar los planes de costo de los beneficios dentro de los beneficios
legales;
f) aprobar los planes de inversión de los fondos de la Caja;
g) aceptar donaciones y legados;
h) determinar la estructura organizacional, las normas de
administración y la dotación de empleados de la Caja;
i) aprobar la metodología de cálculo del valor de la compensación
actuarial equivalente;
j) resolver los recursos interpuestos contra los actos del Directorio
Ejecutivo. Las resoluciones del Consejo de Administración causarán
ejecutoria en la instancia administrativa;
k) asignar las funciones de los miembros del Directorio Ejecutivo,
compatibles con su experiencia profesional, a propuesta del mismo;
l) elaborar el reglamento interno; y,
m) resolver los casos no previstos de modo específico en esta ley y en los
reglamentos de la Caja.
Artículo 18.
- La iniciativa de propuestas al Consejo de Administración corresponde
a cualquiera de sus miembros y a los del Directorio Ejecutivo.
Artículo 19.
- El Consejo de Administración se informará de la gestión del Directorio
Ejecutivo mediante informes mensuales a ser presentados y por las
exposiciones que realizará el Director Superintendente, en cada
reunión.
Artículo 20.
- El Consejo podrá decidir en cualquier momento la realización de
inspecciones, auditorías y exigir rendiciones de cuentas, pudiendo para
ello, contratar los servicios de auditores independientes de la Caja.
Artículo 21.
- Anualmente el Consejo de Administración remitirá a la Corte Suprema
de Justicia, al Tribunal Superior de Justicia Electoral y al Ministerio
Público el informe de las actividades de la Caja, y el balance general,
acompañado del informe del Consejo de Fiscalización, de los peritos
independientes en su caso, del Síndico, y el balance actuarial
pertinente.
Artículo 22.
- Los Ministros de la Corte Suprema de Justicia, del Tribunal Superior
de Justicia Electoral y el Fiscal General del Estado no podrán ser
miembros del Consejo de Administración. Podrán, sin embargo, asistir a
las reuniones del Consejo con voz pero sin voto.
Artículo 23.
- El Consejo de Administración se reunirá ordinariamente cada dos
meses y extraordinariamente por decisión de su Presidente o a solicitud
de cualquiera de sus miembros. El quórum será la mitad más uno de
sus miembros. Las decisiones se adoptarán por simple mayoría de votos
pero para resolver sobre cualesquiera de los ítems a), b), c), d), e), y f)
del Artículo 17, además de requerirse la asistencia de todos sus
miembros, será necesario el voto de por lo menos cuatro miembros.
Artículo 24.
- De las reuniones del Consejo de Administración se labrarán actas que
contendrán un resumen claro y concreto de los asuntos tratados, en la
forma que establezca el reglamento interno.
Artículo 25.
- La convocatoria del miembro suplente del Consejo de Administración
será hecha por el Presidente, en el caso de impedimento o vacancia del
cargo.
Artículo 26.
- El Presidente del Consejo de Administración, además de su voto
personal, tendrá un voto de desempate.
Artículo 27.
- Los miembros del Consejo de Administración de la Caja podrán ser
sustituidos por la Corte Suprema de Justicia, en caso de graves
irregularidades cometidas en el desempeño de sus funciones, oído el
parecer del Fiscal General del Estado, o por el Tribunal Superior de
Justicia Electoral con relación al miembro designado por éste.
Artículo 28.
- Cesará en su mandato el Consejero que deje de asistir a dos reuniones
consecutivas, sin motivo justificado o permiso del Consejo de
Administración.
Artículo 29.
- Los miembros de los órganos de administración de la Caja y los
suplentes, desde el momento de asumir sus cargos y al término de sus
mandatos, harán declaración de sus bienes ante Notario Público, la que
estará archivada en el Consejo de Administración pudiendo ser
sometidos a constataciones periódicas; con copia a la Corte Suprema de
Justicia.
Artículo 30.
- El Directorio Ejecutivo se compondrá de tres miembros: un Director
Superintendente, un Director Administrativo-Financiero y un Director
de Beneficios, a quienes les compete la administración general de la
Caja. Los miembros serán nombrados por la Corte Suprema de Justicia,
oído el parecer del Fiscal General del Estado.
Artículo 31.
- Los miembros del Directorio Ejecutivo durarán tres años en el
ejercicio de su mandato, pudiendo al término del mismo ser designados
por un período más.
Artículo 32.
- Además de otras atribuciones previstas en la ley, compete al Directorio
Ejecutivo:
a) la administración general de la Caja, ejecutando los actos necesarios
para su funcionamiento;
b) la elaboración de los reglamentos a ser sometidos a la aprobación del
Consejo de Administración;
c) el control y la fiscalización de las actividades de la Caja, promoviendo
las medidas necesarias al fiel cumplimiento de esta ley y de los
reglamentos, sin perjuicio de las atribuciones encomendadas al Consejo
de Fiscalización;
d) ejercer cualquier otra acción tendiente a lograr una administración
transparente y eficiente;
e) llevar un censo completo y actualizado periódicamente de los afiliados
a la Caja;
f) dentro de los límites del presupuesto y mediante concurso de méritos
incorporar y promover empleados y despedirlos de acuerdo con las
normas que a tales efectos establezca el Consejo de Administración;
g) realizar los actos necesarios para la ejecución de las actividades
técnicas y administrativas;
h) resolver los recursos interpuestos contra los actos de los órganos
técnicos y administrativos de la Caja;
i) otorgar poderes y revocarlos. Los desistimientos de acciones y
derechos, transacciones, acuerdos conciliatorios, reconocimientos de
obligaciones y las substituciones de mandatos requerirán en cada caso
la previa autorización expresa o la ratificación expresa del Directorio
Ejecutivo;
j) disponer la promoción de acciones judiciales; y,
k) elevar a la consideración del Consejo de Administración:
1. los planes de beneficios, de costo y de aplicación de los recursos;
2. la apertura de créditos adicionales, tomando en consideración las
propuestas fundamentales, siempre que exista disponibilidad de fondos;
3. la creación, modificación y supresión de los órganos técnicos y
administrativos de la Caja;
4. la adquisición y enajenación de bienes y la constitución de garantías
reales sobre los mismos;
5. el plan de salarios y el cuadro de personal necesario de la Caja;
6. el programa presupuestario anual, el plan financiero y el plan de
caja, así como las previsiones plurianuales y sus eventuales
modificaciones;
7. la metodología de cálculo del valor de la compensación actuarial
equivalente de acuerdo con los estudios actuariales;
8. la distribución de los cargos entre los directores, atendiendo su
experiencia profesional; y,
9. la celebración de contratos, acuerdos y convenios que no impliquen
la constitución de garantías reales sobre los bienes de la Caja.
Artículo 33.
- Los ministros de la Corte Suprema de Justicia, los miembros del
Tribunal Superior de Justicia Electoral y el Fiscal General del Estado no
podrán ser miembros del Directorio Ejecutivo. Podrán asistir con voz
pero sin voto a las reuniones del Directorio.
Artículo 34.
- Los miembros del Consejo de Administración y del Directorio
responderán solidariamente, por los perjuicios causados a terceros,
inclusive a los afiliados y derechohabientes-beneficiarios, por el
incumplimiento de las leyes, normas e instrucciones; y por omisión en
caso de que no sean tomadas las medidas referidas a la falta o
insuficiencia de recursos obligatorios destinados a la prestación efectiva
de los beneficios prometidos a los afiliados y dependientes.
Artículo 35.
- El Director Superintendente y los demás directores no serán
responsables por las obligaciones asumidas en nombre de la Caja, en
virtud de un acto regular de gestión. Sin embargo, serán responsables
civil y penalmente por los perjuicios que causen por la violación de la
ley y de los reglamentos de la Caja.
Artículo 36.
- El Directorio Ejecutivo se reunirá ordinariamente al menos una vez al
mes, y extraordinariamente, mediante convocatoria del Director
Superintendente a pedido de cualquier director. Sus resoluciones se
adoptarán por mayoría de votos. Se labrará acta de todas las reuniones
del Directorio.
Artículo 37.
- Corresponde al Director Superintendente:
a) observar las disposiciones legales y reglamentarias, así como las
directrices del Consejo de Administración y del Directorio Ejecutivo;
b) presidir y coordinar el Directorio Ejecutivo;
c) representar a la Caja, activa y pasivamente en juicios o fuera de ellos,
sin perjuicio de la que ejercen los mandatarios convencionales;
d) representar a la Caja, juntamente con otro director, en convenios,
contratos, acuerdos y demás instrumentos, así como aplicar, en
conjunto con otro Director, los recursos financieros de la Caja,
pudiendo para dicho efecto otorgar mandato con la aprobación del
Directorio Ejecutivo, a cualquiera de los directores;
e) contratar la prestación de servicios, conforme las normas e
instrucciones del Consejo de Administración;
f) aprobar las solicitudes de inscripción de nuevos afiliados;
g) fiscalizar y supervisar la administración de la Caja en la ejecución de
las actividades legales, así como el cumplimiento de las resoluciones del
Consejo de Administración y del Directorio Ejecutivo;
h) proveer a las autoridades competentes las informaciones que les
fueran solicitadas y que guarden relación con las gestiones de su
competencia;
i) proveer al Consejo de Administración y al Consejo de Fiscalización,
las informaciones que les fueran solicitadas y que se relacionen con el
ejercicio regular de sus funciones, atribuciones y responsabilidades;
j) disponer, cuando lo considere necesario, la verificación del
cumplimiento de los actos normativos o programados de las actividades,
por los órganos técnicos y administrativos de la Caja; y,
k) fiscalizar y supervisar la actividad de las dependencias de la Caja, de
sus funcionarios y del personal contratado.
Artículo 38.
- Los directores de la Caja, además de las atribuciones y
responsabilidades propias de su condición de miembros del Directorio
Ejecutivo, serán los gestores de las áreas de actividades que les fuesen
atribuidas por el Consejo de Administración.
Artículo 39.
- Los directores presentarán al Director Superintendente un informe
mensual detallado de los actos de la gestión por ellos realizada y de los
cuales son responsables. El incumplimiento de esta obligación será
comunicado al Consejo por el Director Superintendente.
Artículo 40.
- En caso de imposibilidad temporal de cualquier director, su reemplazo
transitorio por otro director deberá realizarse en la forma que determine
el Directorio Ejecutivo.
Artículo 41.
- Habiendo un impedimento definitivo de cualquier miembro del
Directorio Ejecutivo, el Director Superintendente deberá comunicarlo al
Consejo de Administración para que el cargo sea llenado conforme
establece la ley, para el periodo restante del mandato.
Artículo 42.
- En caso de renuncia, incapacidad, inhabilitación o fallecimiento del
Director Superintendente o cuando estuviera impedido de continuar en
el ejercicio de su cargo, lo reemplazará uno de los Directores, hasta
completar el período correspondiente a aquél.
Artículo 43.
- Los directores no podrán dejar de ejercer sus funciones por más de
treinta días, sin permiso del Directorio Ejecutivo; y el Director
Superintendente, sin autorización del Consejo de Administración; todo
ello bajo pena de ser considerado abandono del cargo y
consecuentemente la vacancia del mismo.
Artículo 44.
- A los efectos de la presente ley, el personal de la Caja está equiparado
al escalafón y al régimen legal del personal del Poder Judicial, de la
Justicia Electoral y del Ministerio Público.
Artículo 45.
- Las resoluciones del Directorio Ejecutivo en todo lo que se refiera a la
aplicación de esta ley podrán ser objeto de los siguientes recursos, los
que serán interpuestos y fundados en un mismo escrito dentro de los
diez días hábiles administrativos de haber tomado conocimiento de
aquéllas:
a) recurso de reconsideración, que será resuelto dentro de los treinta
días de su interposición. Si el recurso no fuera resuelto por el Directorio
Ejecutivo dentro de ese plazo, se operará de pleno derecho el rechazo
del recurso y la confirmación de la resolución recurrida, sin necesidad
de que se dicte resolución alguna; y,
b) recurso jerárquico ante el Consejo de Administración, el que será
interpuesto y resuelto dentro de los mismos plazos. Si el recurso no
fuera resuelto por el Consejo de Administración dentro de ese plazo, se
operará de pleno derecho el rechazo del recurso y la confirmación de la
resolución recurrida, sin necesidad de que se dicte resolución alguna.
Resuelto el recurso jerárquico quedará expedita para el interesado, en
los casos que corresponda, la vía judicial ante el Tribunal de Cuentas.
Artículo 46.
- El Consejo de Fiscalización tiene como objetivo la fiscalización de la
gestión administrativa y financiera de la Caja. Se compondrá de tres
miembros titulares designados por la Corte Suprema de Justicia, en la
misma forma que los consejeros y directores y su mandato será de dos
años, pudiendo al término del mismo ser confirmados. Se designará un
suplente para cada miembro del Consejo de Fiscalización. Los cargos
son honoríficos. Uno de los miembros del Consejo de Fiscalización
deberá ser jubilado.
Artículo 47.
- El Consejo de Fiscalización será presidido por uno de sus miembros,
escogido por ellos y de entre ellos, en la primera reunión de cada año.
Artículo 48.
- El Consejo de Fiscalización se reunirá las veces que determine el
reglamento interno y también cuando sea necesario.
Artículo 49.
- En caso de vacancia, renuncia, impedimento, el miembro del Consejo
será sustituido por el respectivo suplente, hasta el término del período
para el cual fue designado. La ausencia injustificada de un miembro a
dos reuniones consecutivas, determinará su sustitución por el
respectivo suplente.
Artículo 50.
- Compete al Consejo de Fiscalización:
a) examinar y aprobar los balancetes mensuales;
b) emitir parecer sobre el balance anual, sobre las cuentas y los actos
del Directorio Ejecutivo;
c) examinar los registros y documentos de la Caja;
d) registrar en libro de acta los resultados de los exámenes realizados y
transcribir los pareceres del Consejo de Fiscalización;
e) presentar al Consejo de Administración su parecer sobre las
operaciones del ejercicio, tomando como base el balance, el inventario
de la cartera de títulos, acciones y otros documentos, y las cuentas del
Directorio Ejecutivo;
f) señalar los errores y faltas constatadas, sugiriendo las medidas
correctivas;
g) solicitar al Consejo de Administración la contratación de peritos
independientes especializados en auditoría, para su asesoramiento y/o
verificación paralela de la gestión de la Caja; y,
h) colaborar con el Síndico en todo lo que haga al mejor control de las
actividades administrativas y financieras de la Caja.
TITULO III
DEL SINDICO DE LA CAJA
CAPITULO UNICO
Artículo 51.
- El Síndico será designado o sustituido por la Contraloría General de la
República, en la forma prevista en la ley.
Artículo 52.
- Serán funciones del Síndico:
a) examinar y verificar los libros, registros y documentos de
contabilidad de la Caja y comprobar los estados de caja, saldos de
cuentas bancarias y la existencia de títulos y valores;
b) dictaminar sobre la Memoria, el Balance y el Inventario;
c) informar a los afiliados de la Caja sobre irregularidades comprobadas
en la administración del patrimonio de la Caja;
d) presentar un informe anual del resultado de su labor a la Corte
Suprema de Justicia, al Tribunal Superior de Justicia Electoral, al
Ministerio Público, a la Caja, a los afiliados de la misma y a la
Contraloría General de la República; y,
e) realizar todos los demás actos de fiscalización establecidos en el
Código Civil correspondientes al síndico, en cuanto sean aplicables.
TITULO IV
DE LA BASE DEL CALCULO DE LA CONTRIBUCION DEL AFILIADO
CAPITULO UNICO
Artículo 53.
- La base del cálculo de la contribución del afiliado será el total de las
remuneraciones que perciba como empleado del Poder Judicial, la
Justicia Electoral, el Ministerio Público y la Caja.
Artículo 54.
- Para los fines de esta ley, se entiende por remuneración:
a) el salario base de encuadramiento en la tabla salarial o presupuesto
vigente en el Poder Judicial, la Justicia Electoral, en el Ministerio
Público o en la Caja, más los adicionales pagados a sus empleados;
b) la diferencia de remuneración pagada en el mes a empleados del
Poder Judicial, de la Justicia Electoral, del Ministerio Público y la Caja,
a título de mayor salario base de encuadramiento de la tabla salarial
vigente, aumentando de los adicionales eventualmente pagados en
forma directa por el Poder Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio
Público y la Caja; y,
c) el aguinaldo.
Artículo 55.
- A los efectos del artículo anterior, se entiende por adicionales, los
gastos de representación y horas extras, pagados directamente por el
Poder Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio Público y la Caja en
dinero, excluyéndose aquellos abonados en concepto de viáticos,
pasajes, alquileres, asignaciones familiares y otros rubros que no
integran el salario.
Artículo 56.
- En caso de reducción de la remuneración, el afiliado podrá optar por
mantener el monto de la remuneración que sirvió de base para su
contribución, para lo cual deberá:
a) ejercer expresamente la opción indicada en este artículo, dentro del
plazo máximo de un mes, a partir de la fecha en que se verificó la
reducción de su remuneración; y,
b) aportar, además de la suya, las contribuciones y otras cargas que
corresponderían al Poder Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio
Público y la Caja, calculadas sobre la diferencia entre las dos
remuneraciones.
Artículo 57.
- La base del cálculo de la contribución del afiliado cuyo mandato y/o
funciones con el Poder Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio
Público o con la Caja haya terminado y que haya optado por
permanecer en la Caja, conforme a los artículos 91 y 92 de esta ley,
será el valor correspondiente a la última remuneración pagada por el
Poder Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio Público o por la Caja.
Artículo 58.
- La base para el cálculo de las contribuciones mencionadas en el
artículo anterior se hará actualizando la remuneración que
correspondería al afiliado, en las mismas épocas y con los mismos
índices, que fuesen aplicados por el Poder Judicial, la Justicia Electoral,
el Ministerio Público o por la Caja al último salario de encuadramiento
que el afiliado percibía, en el momento de la terminación de su contrato
de trabajo.
Artículo 59.
- La base del cálculo de las contribuciones del afiliado que percibiese
jubilación, por parte de la Caja, será igual al valor de dicho beneficio.
TITULO V
DE LA APLICACION DEL PATRIMONIO
CAPITULO UNICO
Artículo 60.
- Con los fondos y las rentas que se obtengan conforme a las
disposiciones de esta ley, se atenderán el pago de los beneficios que
otorgue la Caja, los gastos administrativos y las inversiones en los
rubros siguientes:
a) inmuebles;
b) préstamos a corto, mediano, y largo plazo a los asociados;
c) préstamos hipotecarios que, preferentemente, tengan por objeto la
construcción, ampliación o adquisición de vivienda para los afiliados;
d) depósito de ahorro en entidades del sistema bancario; y ,
e) otras inversiones que ofrezcan las debidas garantías.
Los gastos administrativos no sobrepasarán un monto máximo del 4%
(cuatro por ciento) del total de la Planilla de Remuneraciones del Poder
Judicial, la Justicia Electoral y/o el Ministerio Público.
Artículo 61.
- El rendimiento estimado de las reservas invertidas en préstamos
podrá ser inferior al tipo de interés bancario comercial vigente en plaza
para préstamos a particulares.
Artículo 62.
- El patrimonio de la Caja en ningún caso podrá tener aplicación
diferente de la establecida en este Título.
Artículo 63.
- La Caja aplicará su patrimonio en el país, prioritariamente, a la
concesión de los beneficios que se propone y orientará su Plan de
Inversión hacia operaciones que, en igualdad de condiciones de
seguridad, rentabilidad y liquidez, representen un mayor beneficio
colectivo.
Artículo 64.
- En el Plan de Costo del Sistema de Beneficios de la Caja, deberán
constar obligatoriamente el régimen financiero a ser adoptado y los
respectivos cálculos actuariales.
Artículo 65.
- Los bienes de la Caja sólo podrán ser enajenados o gravados de
acuerdo con el Plan de Inversiones que apruebe el Consejo.
Artículo 66.
- La Caja como entidad de finalidad social de amparo y protección
mutua, no podrá contraer obligaciones financieras con entidades
estatales sean éstas autónomas o autárquicas, ni otorgarles préstamos
ni garantías. Tampoco podrá comprometer sus fondos en beneficio de
otras entidades o personas que no sean sus afiliados.
Artículo 67.
- En los casos en que la Caja conceda préstamos a sus afiliados, está
autorizada a retener de las jubilaciones, pensiones o de cualquier otro
beneficio que corresponda a tales afiliados, el importe de las cuotas o
servicios de amortización, interés y comisiones de tales préstamos,
hasta su cancelación.
Artículo 68.
- La inobservancia de lo dispuesto en este Capítulo acarreará a sus
infractores la aplicación de las penalidades previstas en la ley y los
reglamentos.
TITULO VI
DEL REGIMEN DE ADQUISICION Y CONTRATACION
CAPITULO UNICO
Artículo 69.
- La contratación de obras y servicios, así como la adquisición de bienes
muebles cuyo valor exceda de 2.500 (dos mil quinientos) salarios
mínimos legales para actividades diversas no especificadas, se hará por
licitación pública, previa convocatoria que será publicada, por lo menos,
por cinco veces, en dos diarios de gran circulación de la Capital de la
República.
Artículo 70.
- El Consejo determinará la oficina o el lugar en que se podrá tomar
conocimiento de las bases y condiciones de la licitación, la autoridad o
persona a quien se entregarán las propuestas y el lugar, día y hora en
que se abrirán estas propuestas.
Artículo 71.
- Cuando el valor de la contratación de obras, servicios y de las compras
de bienes muebles no exceda a los valores previstos en el Artículo 69 de
esta ley y sea superior a los 500 (quinientos) salarios mínimos legales
para actividades diversas no especificadas, se recurrirá al sistema de
concurso de precios, debiendo solicitarse, por lo menos, tres ofertas, las
que serán presentadas en sobres cerrados.
Artículo 72.
- Habrá lugar a adquisición directa:
a) cuando el valor de la compra o el precio no exceda el monto de 2.000
(dos mil) salarios mínimos legales para actividades diversas no
especificadas;
b) cuando, realizada por segunda vez una licitación pública, no se
presente postor o las propuestas recibidas fueran inaceptables;
c) cuando en el sistema de concurso de precios diere por resultado la
presentación de una sola oferta;
d) cuando por urgencia evidente, y previa resolución unánime y
fundada del Consejo, no hubiese tiempo para esperar el resultado de la
licitación pública, sin grave perjuicio para el patrimonio de la Caja;
e) cuando los bienes muebles que se han de adquirir fueren de
propiedad de quien tenga patente de invención y no hubiere lugar a la
competencia de precios;
f) cuando las obras o bienes muebles sean de tal naturaleza que sólo
determinado artista, operario o fabricante pueda ejecutarlas;
g) cuando se trate de servicios profesionales de alto nivel técnico y
probada experiencia en la ejecución de los mismos, y no se conozca más
de una persona que reúna esas condiciones; y,
h) cuando se trate de repuestos para equipos de instalaciones
existentes que deban adquirirse sólo de los mismos fabricantes de
dichos equipos.
La adquisición directa podrá hacerse siempre que con el mismo objeto
no exista en el mismo ejercicio fiscal o en el anterior otro contrato, que
agregado al que se pretenda adquirir, exceda los límites establecidos en
este artículo.
Artículo 73.
-Las garantías para el mantenimiento de la oferta, el monto y plazo de
validez de las mismas y la información referente a las restricciones
legales que se tendrán en cuenta para la admisión o el rechazo de las
ofertas, estarán expresamente indicadas en el pliego de bases y
condiciones.
Artículo 74.
- La adjudicación corresponderá a la propuesta más ventajosa desde el
punto de vista económico, siempre que se ciña estrictamente a las
bases y condiciones establecidas en la licitación. La Caja podrá preferir
sobre la propuesta de precio más bajo, aquella que, sin exceder en un
5% (cinco por ciento) del valor de la primera o en paridad de
condiciones, ofrezca mayores garantías de fiel cumplimiento en tiempo y
forma.
TITULO VII
DE LAS JUBILACIONES, PENSIONES Y OTROS BENEFICIOS
CAPITULO UNICO
Artículo 75.
- La Caja acordará las siguientes jubilaciones:
a) ordinarias;
b) extraordinarias; y,
c) por invalidez.
Artículo 76.
-Jubilación Ordinaria.
El derecho a la jubilación ordinaria se adquirirá cuando el afiliado
cumpla sesenta años de edad y tenga veinte o más años reconocidos
como tiempo de contribución a la Caja, a excepción del Artículo 1° “De
las Disposiciones Transitorias” de esta ley.
Artículo 77.
-Jubilación Extraordinaria.
El derecho a la jubilación extraordinaria se adquirirá cuando el afiliado
cumpla sesenta años de edad y tenga de un mínimo de diez años
reconocidos como tiempo de contribución a la Caja, a excepción del
Artículo 1° “De las Disposiciones Transitorias” de esta ley.
Artículo 78.
-Jubilación por Invalidez.
El derecho a la jubilación por invalidez se adquirirá cuando el afiliado
sufra la disminución permanente parcial o total, física o mental, de su
capacidad de trabajo para desempeñar la función habitual de su cargo,
declarada por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social o por
una Junta Médica designada por la Caja, siempre que reúna, además,
una de las siguientes condiciones:
a) tener como mínimo tres años de servicio reconocido como tiempo de
contribución a la Caja, si la invalidez es causada por enfermedad no
profesional o accidente de cualquier naturaleza que no sea del trabajo; o
b) ninguna antigüedad o servicio reconocido por la Caja bastando su
condición de afiliado, si la invalidez es causada por accidente de
cualquier naturaleza o por enfermedad profesional, ocurrido o adquirida
con motivo o en ocasión del ejercicio de su empleo en el Poder Judicial,
la Justicia Electoral, el Ministerio Público o la Caja.
Artículo 79.
- Para el afiliado fundador será considerado hasta un máximo de ocho
años de servicios reconocidos como tiempo de contribución a la Caja, el
período de vinculación al Poder Judicial, la Justicia Electoral, el
Ministerio Público o a la Administración Pública, anteriores al
funcionamiento efectivo de la Caja siempre que en ese lapso se hubiera
aportado a la Caja Fiscal de Jubilaciones y Pensiones del Estado.
Artículo 80.
- La Caja podrá practicar las investigaciones y promover los
reconocimientos médico–legales que el Directorio Ejecutivo estime
convenientes para comprobar la invalidez permanente parcial o total.
Artículo 81.
- La Jubilación por invalidez se concederá inicialmente con carácter
temporal y provisorio por un período de dos a cinco años, durante los
cuales los beneficiarios estarán obligados a someterse a los exámenes y
tratamientos médicos que les indiquen y que serán por cuenta de la
Caja.
Artículo 82.
- La invalidez por enfermedad profesional es el estado patológico
proveniente de una causa repetida durante largo tiempo como resultado
de la clase de trabajo que desempeña el afiliado o del medio ambiente
en que ejerce sus labores habituales en el Poder Judicial, la Justicia
Electoral, el Ministerio Público o en la Caja y que provocó en el
organismo una lesión permanente o transitoria.
Artículo 83.
- La invalidez por enfermedad no profesional de un empleado del Poder
Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio Público o de la Caja o por
accidente de cualquier naturaleza, sobrevendrá cuando el afiliado se
encuentre incapacitado permanentemente para procurarse mediante
una labor proporcionada a sus fuerzas, capacidad y formación
profesional, una remuneración equivalente por lo menos a un tercio de
la remuneración habitual que perciba un trabajador sano del mismo
sexo y de capacidad y formación semejantes.
Artículo 84.
- Haber Jubilatorio.
El haber jubilatorio se computará en la siguiente forma:
a) el haber mensual inicial correspondiente a la jubilación ordinaria
será igual a un mínimo del 85% (ochenta y cinco) por ciento del
promedio del total de las remuneraciones percibidas por el afiliado en
los últimos treinta y seis meses;
b) el haber mensual inicial correspondiente a la jubilación
extraordinaria será igual a tantos veinte avos (n/20) limitados a 20/20
avos del valor correspondiente a la jubilación ordinaria, cuantos fueren
los años reconocidos como tiempo de contribución a la Caja;
c) para los ministros de la Corte Suprema de Justicia, magistrados,
Fiscal General del Estado y agentes fiscales, el haber mensual
correspondiente a la jubilación extraordinaria será igual a tantos
decimos (n/10) limitados a un máximo 10/10 del valor correspondiente
a la jubilación ordinaria, cuantos fueren los años reconocidos como
tiempo de contribución a la Caja; y,
d) el haber mensual inicial correspondiente a la jubilación por invalidez
será igual al 80% (ochenta por ciento) del promedio de los doce últimos
meses de la remuneración percibida por el afiliado o en su defecto, el
promedio de los meses o fracción trabajados, considerándose para el
último mes de actividad la remuneración que hubiere percibido si
permaneciera en servicio durante todo el mes.
El valor de cualquier beneficio previsto en esta ley será reajustado las
veces en que se produzcan incrementos de los salarios, de manera que
mantenga la proporción establecida en el momento de otorgarse el
beneficio, con relación al salario del respectivo cargo del presupuesto
del Poder Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio Público y la Caja
en el que estaba encuadrado el afiliado al tiempo de haberse acogido al
beneficio. A ese efecto se creará una reserva para futuros reajustes que
será reglamentada por el Consejo.
Artículo 85.
- El promedio que servirá de base para el cálculo de la jubilación será
igual a la suma de los promedios ponderados de los valores que a la
fecha de su retiro tengan las remuneraciones del o los cargos,
categorías y niveles desempeñados por el afiliado en el período de
tiempo requerido para el cálculo del haber jubilatorio.
Artículo 86.
- De las Pensiones.
En los mismos casos en que el afiliado, con arreglo de esta ley, tenga
derecho a gozar de la jubilación o tenga reconocido un año de
contribución a la Caja y ocurra su fallecimiento, sus derechohabientes–
beneficiarios tendrán derecho a percibir desde la fecha de su
fallecimiento, una pensión mensual igual al 75% (setenta y cinco por
ciento) del valor de la jubilación que recibía o que tendría que recibir el
afiliado fallecido.
Artículo 87.
- Del Auxilio
– Reclusión. Cuando el afiliado que tenga reconocido un año de
contribución a la Caja pierda su remuneración por reclusión justificada
con la constancia de detención, de prisión o sentencia condenatoria,
sus dependiente–beneficiarios tendrán derecho a percibir
mensualmente, durante el período de tiempo que dure la reclusión del
afiliado, un auxilio por reclusión igual al 75% (setenta y cinco por
ciento) del haber de la jubilación que él tendría derecho a percibir.
Artículo 88.
- El auxilio
–Reclusión se convertirá automáticamente en pensión si el afiliado
fallece durante el período de pago de ese beneficio.
Artículo 89.
- Del Abono Anual equivalente al Aguinaldo.
El afiliado que se encuentre en goce de jubilación o los
derechohabientes – beneficiarios en goce de pensión o auxilio- reclusión
tendrán derecho a percibir en el último mes de cada año, una
prestación pecuniaria igual a tantos doceavos del haber de la jubilación,
pensión o auxilio de reclusión percibidos hasta diciembre de cada año,
como meses del goce del beneficio que tenga.
Artículo 90.
- Auxilio Funeral.
Cuando fallezca algún derechohabiente-beneficiario, siempre que tenga
reconocido un año de contribución a la Caja, se le abonará un auxilio
funeral como pago único igual a dos y medio salarios mínimos
mensuales para actividades diversas no especificadas vigentes en la
Capital de la República, en el mes en que se produjo el fallecimiento.
TITULO VIII
DEL MANTENIMIENTO DE LA CONDICION DEL AFILIADO
CAPITULO UNICO
Artículo 91.
- Podrá mantener la condición de afiliado, en calidad de afiliadovoluntario el que haya terminado su mandato y/o su empleo, toda vez
que haya prestado por lo menos treinta y seis meses de servicios al
Poder Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio Público o a la Caja y
que no reúna las condiciones para acogerse a los beneficios de la
jubilación, y que haya optado por permanecer vinculado con ella,
siempre que aporte además de la suya las contribuciones legales y otras
que expresamente se establecen en esta ley.
Artículo 92.
- La opción a que se refiere el artículo anterior debe manifestarse
expresamente, en el plazo máximo de tres meses, contados de la fecha
de terminación de su mandato y/o sus funciones. Si no opta, a su
vencimiento procederá, cuando corresponda, la devolución de las
contribuciones en la forma establecida en esta ley.
TITULO IX
DEL REGIMEN CONTABLE Y FINANCIERO
CAPITULO UNICO
Artículo 93.
- El régimen financiero de la Caja será de capitalización y las bases
técnicas para el cálculo de las jubilaciones serán:
1-TABLAS BIOMETRICAS:
AT49 (Tabla General);
AT49 (Tabla General – Anualidades de Pensión);
AT49 (Tabla – Riesgo de muerte – Pensión Capitalización);
TASA 1927 (Entrada en invalidez);
IAPB57 (Tabla de Inválidez);
Tabla de Activos
– Combinación de las Tablas AT49, TASA 1927 y IAPB57
(Método Hansa)
2-VARIABLES ECONOMICAS
Tasa de Intereses = 4% aa;
Tasa de Rotatividad (Activos) = 0% aa;
Tasa de Crecimiento Salarial (Activos) = 0% aa;
Capacidad Salarial = 100%;
Capacidad de Beneficios = 100%.
Artículo 94.
- El régimen contable-financiero de la Caja se ajustará a lo dispuesto en
las normas técnicas específicas y sus operaciones serán contabilizadas
de acuerdo con principios generalmente aceptados, registrados por el
sistema de áreas de responsabilidades.
Artículo 95.
- La administración financiera de la Caja se hará obedeciendo a un
planeamiento y a los presupuestos derivados de los Planes de Beneficios
y de Costos, incluyendo el Plan de Aplicación de Recursos, buscando
siempre el perfecto equilibrio económico–financiero y actuarial de la
Caja.
Artículo 96.
- La Caja mantendrá actualizados su contabilidad, sus registros y sus
archivos, para facilitar su utilización y la inspección permanente y el
control de las cuentas por la sindicatura, la auditoría externa, por los
representantes del Poder Judicial, de la Justicia Electoral, del
Ministerio Público, por los afiliados que lo soliciten, y cuando fuere el
caso, para informar a terceros.
Artículo 97.
- Para compatibilizar las informaciones de los estados contables de la
Caja, será utilizada la moneda nacional paraguaya. En los balances o
balancetes de la Caja serán obligatoriamente consignadas las reservas y
previsiones financiero–actuariales pertinentes a cada beneficio, en
conformidad con el respectivo régimen financiero–actuarial.
Artículo 98.
- El ejercicio financiero de la Caja se cerrará al 31 de diciembre de cada
año.
Artículo 99.
- La memoria y los estados contables de cada ejercicio, así como las
informaciones complementarias, serán elaborados para ser presentados
al Poder Judicial, la Justicia Electoral, al Ministerio Público, a los
afiliados y al Síndico, obligatoriamente, antes del 28 de febrero del año
siguiente.
Artículo 100.
- Los estados contables y las informaciones complementarias de cada
ejercicio podrán ser sometidos al examen de auditores independientes.
TITULO X
DEL DERECHO-HABIENTE O BENEFICIARIO
CAPITULO UNICO
Artículo 101.
- Tendrán derecho a pensión los derecho-habientes mencionados en
este articulo, en orden excluyente, a partir de la fecha del fallecimiento
del jubilado:
a) la esposa, la viuda o en su defecto la concubina, el esposo, el viudo, o
en su defecto el concubino, en concurrencia con los hijos:
corresponderá la mitad del beneficio a la esposa o viuda o concubina, al
esposo, viudo o concubino y la otra mitad a los hijos menores de edad,
por partes iguales;
b) los hijos menores de edad, por partes iguales de la totalidad del
beneficio. Tendrán también derecho los hijos mayores de edad si tienen
impedimentos físicos o mentales que los incapaciten para el trabajo, y
mientras subsista la incapacidad; y,
c) la esposa, o viuda o en su defecto la concubina; el esposo o viudo, o
en su defecto el concubino, en concurrencia con los padres que hayan
vivido bajo la protección del afiliado, debiendo concederse la mitad del
beneficio a la esposa o viuda o concubina, o al esposo o viudo o
concubino y la otra mitad a los padres por partes iguales.
Estas mismas disposiciones serán aplicadas en el caso de que la Caja
haya concedido al afiliado un auxilio de reclusión.
Artículo 102.
- Los beneficios pagados a los derechohabientes–beneficiarios acrecerán
en la medida en que los derechos de los otros se extingan, según el
orden excluyente y en la proporción, referidas en el artículo anterior.
Artículo 103.
- La concubina o el concubino tendrán derecho a los beneficios de esta
ley, si convivieron con la afiliada o afiliado durante cinco años como
mínimo anteriores al fallecimiento, y aunque el lapso de convivencia
fuera menor, si tuvieran hijos reconocidos.
Artículo 104.
- La inscripción en la Caja de los derechohabientes–beneficiarios será
realizada mediante la presentación, por el afiliado o por el interesado,
de la documentación correspondiente, dentro de los noventa días
siguientes a la fecha de creación de la Caja o de treinta días, a partir de
la fecha en que adquirió el derecho de ser derechohabiente-beneficiario.
Los beneficios de esta ley, en caso de fallecimiento del afiliado, serán
percibidos provisoriamente por los derechohabientes–beneficiarios cuya
inscripción haya sido efectuada como tal por el afiliado durante un
plazo no mayor a un año. Transcurrido dicho plazo para que los
derechohabientes-beneficiarios sigan recibiendo los pertinentes
beneficios, deberán necesariamente presentar la correspondiente
sentencia declaratoria de herederos.
Artículo 105.
- La pérdida de la condición de derechohabientes–beneficiarios de los
hijos se producirá cuando lleguen a la mayoridad, salvo cuando fuera
demostrado en forma fehaciente que estén incapacitados para el
trabajo.
TITULO XI
DE LA PERDIDA DE LA CONDICION DEL AFILIADO
CAPITULO UNICO
Artículo 106.
- Se pierde la condición de afiliado por:
a) fallecimiento;
b) dejar de aportar a la Caja las contribuciones previstas en la ley por
tres meses consecutivos, salvo lo dispuesto en el Artículo 91 de esta ley;
y,
c) dejar de formalizar su opción por la permanencia en la Caja,
conforme con lo previsto en el Artículo 92 de esta ley.
Artículo 107.
- Al afiliado que pierde su calidad de tal y luego la recupere porque
reingresó como empleado del Poder Judicial, la Justicia Electoral, del
Ministerio Público o de la Caja, se le computará su antigüedad en la
Caja a partir de la fecha de su reingreso como empleado, siempre que
no fuera jubilado, sin tomarse en cuenta para ningún efecto su ingreso
o sus aportes anteriores.
TITULO XII
DE LA DEVOLUCION DE LAS CONTRIBUCIONES
CAPITULO UNICO
Artículo 108.
- El empleado que se retire del servicio activo del Poder Judicial, de la
Justicia Electoral, del Ministerio Público o de la Caja, y desista de
continuar como afiliado antes de completar los requisitos exigidos para
la jubilación, tendrá derecho a solicitar la devolución de una sola vez de
la totalidad de las contribuciones mensuales obligatorias efectuadas,
exclusivamente en su calidad de afiliado. Este derecho no prescribe.
Artículo 109.
- Producida la devolución de las contribuciones, y en caso que la
persona reingrese como empleado del Poder Judicial, de la Justicia
Electoral, del Ministerio Público o de la Caja, su antigüedad como
afiliado será computada a partir de la fecha de readmisión como
empleado, no siendo permitido el reintegro de las contribuciones
recibidas.
TITULO XIII
DE LA PRESCRIPCION DEL DERECHO A LOS BENEFICIOS
CAPITULO UNICO
Artículo 110.
- Exceptuando los casos previstos en la ley, el derecho a los beneficios
no prescribirá, pero sí caducarán en beneficio de la Caja las
mensualidades no reclamadas en el plazo de cinco años a partir de la
fecha en que fueren adeudadas.
La prescripción y la caducidad previstas en este artículo no se
producirán con relación a menores, incapaces y discapacitados.
Artículo 111.
- En caso de que los derechos que no hayan prescripto o caducado
correspondan a beneficios reclamados en vida por los derechohabiente–
beneficiarios, las mensualidades serán pagadas a sus herederos legales,
descontadas eventuales deudas con la Caja. No existiendo herederos,
las mismas ingresarán como beneficio de la Caja.
TITULO XIV
DE LAS EXENCIONES TRIBUTARIAS
CAPITULO UNICO
Artículo 112.
- La Caja estará exenta del pago de los siguientes tributos:
a) derechos aduaneros, salvo las tasas, arancel consular, adicionales y
recargos;
b) impuesto a los actos y documentos; y,
c) tributos de la Ley N° 125/92, incluidos los gravámenes creados con
carácter modificatorio o sustitutivo.
La Caja igualmente está exenta del Impuesto al Valor Agregado en
ocasión de enajenaciones de bienes muebles nacionales o importados, y
servicios, sea en la adquisición, sea en la venta a afiliados, con
exclusión de las enajenaciones gravadas, formalizadas por la Caja a
terceros no afiliados.
TITULO XV
PROHIBICION A MIEMBROS DE LOS ORGANOS DE
ADMINISTRACION
CAPITULO UNICO
Artículo 113.
-Está prohibido a los miembros del Consejo de Administración del
Directorio Ejecutivo, del Consejo de Fiscalización y al Síndico de la
Caja, efectuar con ella transacciones de cualquier naturaleza, directa o
indirectamente. No se considerarán tales las que realicen como afiliados
de la Caja.
TITULO XVI
DE LA EXTINCION DE LA CAJA
CAPITULO UNICO
Artículo 114.
- La extinción de la Caja ocurrirá en la forma establecida en la
legislación aplicable, y dependerá necesariamente de la propuesta
conjunta de la Corte Suprema de Justicia, del Tribunal Superior de
Justicia Electoral, del Fiscal General de Estado y dos tercios de los
afiliados.
En el caso de liquidación extrajudicial, serán observadas las
disposiciones de la legislación pertinente, considerándose para ese fin,
la totalidad del patrimonio de la Caja como de co–propiedad de los
afiliados, del Poder Judicial, de la Justicia Electoral y del Ministerio
Público, en la proporción de los aportes, respectivamente.
TITULO XVII
DE LAS DISPOSICIONES GENERALES
CAPITULO UNICO
Artículo 115.
-Serán realizadas revisiones actuariales, ordinariamente, una vez por
año y, extraordinariamente, siempre que el Consejo lo determine, de
manera a mantener el equilibrio financiero–actuarial del plan de costo
del sistema de beneficios de la Caja. A estos efectos, la Caja contará
con un consultor actuarial permanente.
Artículo 116.
- El afiliado que cumpla los requisitos exigidos por los Artículos 76 y 78
de esta ley, será obligatoriamente desvinculado del servicio activo del
Poder Judicial, la Justicia Electoral, el Ministerio Público o de la Caja,
para acogerse a los beneficios contemplados en esta ley, excepto los
ministros de la Corte Suprema de Justicia, los magistrados, el Fiscal
General del Estado y los agentes fiscales.
Artículo 117.
- El Poder Judicial, el Tribunal Superior de Justicia Electoral y el
Ministerio Público estarán obligados a retener mensualmente las sumas
a que se refiere esta ley, en cuanto respecta a su personal y a
depositarlas en la Caja juntamente con su contribución, y asimismo, las
cuantías descontadas del afiliado en pago de sus compromisos, dentro
de los diez primeros días siguientes de cada mes vencido.
El incumplimiento de lo establecido en este artículo obligará a los
funcionarios responsables del Poder Judicial, de la Justicia Electoral, y
del Ministerio Público al pago de una multa del 10% (diez por ciento) del
total de la deuda ya reajustada por los Indices de Precios del
Consumidor (IPC), elaborados por el Banco Central del Paraguay o por
otro que lo sustituya para el Gran Asunción, en el mes correspondiente,
incrementado con un interés del 1% (uno por ciento) por mes o
fracción, sin perjuicio de la responsabilidad jubilatoria del Poder
Judicial, la Justicia Electoral y el Ministerio Público, en su caso, con
derecho a repetir el pago de lo que llegara a abonar en tal concepto.
Artículo 118.
- En caso de imposibilidad de descuentos en la planilla de
remuneración, el afiliado quedará obligado a pagar su contribución
directamente a la Caja dentro de los diez primeros días siguientes a
cada mes vencido.
Artículo 119.
- No ocurriendo el pago de la contribución del afiliado en el caso
previsto en el artículo anterior, el afiliado quedará obligado a pagar tal
contribución reajustada por el Indice de Precios del Consumidor
elaborado por el Banco Central del Paraguay, o por otro que lo sustituya
para el Gran Asunción, en el mes correspondiente, más un interés del
1% (uno por ciento) por mes o fracción y de la multa del 10% (diez por
ciento) del total de la deuda ya reajustada.
Artículo 120.
- La Corte Suprema de Justicia, el Tribunal Superior de Justicia
Electoral y el Fiscal General del Estado estarán obligados a suministrar
a las autoridades de la Caja las veces que le sean solicitados todos los
informes que se le requieran y que se refieran a la situación de los
afiliados en la misma, en un plazo máximo de ocho días hábiles.
Artículo 121.
- Las jubilaciones, pensiones y auxilio-reclusión acordadas por la Caja
se pagarán por mensualidades vencidas.
Artículo 122.
- Ningún beneficio de seguridad social podrá ser modificado por la Caja
si no se establecen las respectivas partidas presupuestarias de la Caja y
la previa aprobación del Consejo de Administración, la Corte Suprema
de Justicia, el Tribunal Superior de Justicia Electoral y el Fiscal
General del Estado.
Artículo 123.
- Los beneficios serán acordados a los afiliados, cualquiera sea el lugar
de su radicación, dentro o fuera del país.
Artículo 124.
- Todo afiliado en goce de beneficios, radicado fuera del país y los
imposibilitados de concurrir personalmente a la Caja, podrán percibir
los beneficios mediante poder o autorización, siempre que justifique
cada seis meses que vive, so pena de suspenderse temporalmente el
pago del beneficio, hasta tanto se dé cumplimiento a esta disposición.
Artículo 125.
- En ningún caso los beneficios acordados por esta ley serán
transmisibles, ni aún entre los beneficiarios como derechohabientes de
un mismo causante, salvo lo dispuesto por los Artículos 103 y 104 de
esta ley, siendo, además inembargables y prohibida toda venta, cesión o
constitución de derechos que recaigan sobre ellos, e impidan su libre
goce por el titular de los mismos.
Artículo 126.
- Además de la contribución del 14% (catorce por ciento) de su
remuneración, el afiliado, cuyo ingreso o reingreso a la Caja pueda
comprometer el equilibrio financiero actuarial de la misma, en razón de
su edad, tendrá que pagar una indemnización actuarialmente calculada
en función a la edad, sobre la base de las normas previstas en el
reglamento que dicte el Consejo de Administración, la que podrá ser
pagada de una vez o parceladamente. En caso de que el afiliado decida
no pagar tal indemnización, percibirá los beneficios proporcionales
actuarialmente calculados.
Artículo 127.
- El afiliado que cumpla cincuenta o más años, pero que no alcance la
edad establecida por los Artículos 76 y 77 para jubilarse y tenga diez o
más años de servicios reconocidos por la Caja, podrá solicitar los
beneficios de la jubilación ordinaria o extraordinaria, en cuyo caso, el
haber jubilatorio mensual inicial establecido en los numerales 1 y 2 del
Artículo 84 será reducido mediante la aplicación de un factor de
reducción actuarialmente calculado en función de su edad y tiempo de
contribución a la Caja, para permitir su jubilación anticipada.
Artículo 128.
- Los gastos administrativos previstos en el Artículo 11 de esta ley, en
cuanto hace a la remuneración de los empleados de la Caja, se
ajustarán a lo siguiente:
a) la remuneración de los miembros del Directorio Ejecutivo, y de los
demás empleados superiores de la Caja no podrá exceder en ningún
caso al valor del cargo de mayor jerarquía administrativa del Poder
Judicial o el Ministerio Público, atendiendo lo prescrito en el Artículo 55
de esta ley; y,
b) el número máximo de empleados de la Caja, en ningún caso será
superior al uno por ciento del total de cargos previstos en el
Presupuesto del Poder Judicial.
Artículo 129.
- El jubilado que ingrese como funcionario público remunerado no
percibirá su haber jubilatorio, auxilio de reclusión ni abono anual,
durante el tiempo que permanezca en el cargo.
Artículo 130.
- Para que el afiliado pueda volver a percibir los beneficios de la
jubilación, será requisito ineludible la presentación de la Resolución o
constancia por la que se dan por terminadas sus funciones o término
del mandato en los cargos sujetos a plazo por el modo de selección y
nombramiento.
Artículo 131.
- El afiliado fundador que haya realizado aportes por más de veinticinco
años a la Caja Fiscal de Jubilaciones y Pensiones y que no haya
alcanzado la edad de cincuenta años o en su defecto, que tenga más de
cincuenta años de edad y no haya alcanzado los veinticinco años de
aporte, tendrá derecho a acceder a la jubilación extraordinaria prevista
en esta ley, siempre y cuando realicen aportes como mínimo cincuenta
meses a la Caja de Jubilación creada por esta ley.
Artículo 132.
- El afiliado fundador que haya cumplido la edad mínima de la
jubilación extraordinaria, sin contar con el tiempo de aporte requerido
en esta ley y tenga en la Caja Fiscal de Jubilaciones y Pensiones aportes
fehacientemente comprobados superiores a los ocho años de aportes
reconocidos por el Artículo 79, tendrá derecho solicitar a la Caja y ella
está obligada a aprobarlo, el reconocimiento de servicios anteriores
aportados a dicha Caja Fiscal, hasta un máximo de diez años. En este
caso la Caja cargará al afiliado fundador quien estará obligado a pagar
el monto total del mencionado reconocimiento, en la forma fraccionada
que será reglamentada por el Consejo.
Artículo 133.
- Los casos no previstos en esta ley, serán resueltos por el Consejo y
aprobados por la Corte Suprema de Justicia, previo dictamen del Fiscal
General del Estado, siempre que no alteren el Plan de Costo del Sistema
de Beneficios.
Artículo 134.
- Los jubilados y pensionados del Poder Judicial y Ministerio Público en
el régimen de jubilaciones y pensiones de funcionarios y empleados
públicos, serán incorporados a la Caja en el plazo de treinta meses, a
partir de la promulgación de esta ley.
El Estado aportará a la Caja los recursos necesarios para el
financiamiento de estas jubilaciones, conforme el respectivo estudio
financiero-actuarial.
TITULO XVIII
DE LAS DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Artículo 1º.
- Los ministros de la Corte Suprema de Justicia, los magistrados, el
Fiscal General del Estado y los agentes fiscales al término de sus
funciones, si ello ocurriera dentro del plazo de veinticuatro meses
contados a partir de la creación de la Caja, cualquiera sea la causa de
su desvinculación, tendrán derecho a percibir la jubilación ordinaria si
tuvieren como mínimo sesenta años de edad y diez años de aportes a la
Caja.
Si no los tuvieren deberán hacer contribuciones adicionales
actuarialmente calculadas para completar el requisito exigido.
También tendrán derecho a la jubilación ordinaria, los que antes de la
vigencia de esta ley, habiendo sido ministros de la Corte Suprema de
Justicia, designados de acuerdo a los procedimientos estatuidos por la
Constitución Nacional de 1992, hubieren cesado en el cargo después de
cinco años en sus funciones o por fallecimiento.
En todos estos casos, sus derechohabientes gozarán también de los
beneficios establecidos en esta ley.
Artículo 2º.
- El Consejo de Administración y el Directorio Ejecutivo llevarán un
censo completo de los afiliados según esta ley y formularán al año
siguiente del funcionamiento de la Caja, el balance financiero-actuarial
de la misma. Copia del mismo deberá elevarse a la Corte Suprema de
Justicia y Tribunal Superior de Justicia Electoral, al Fiscal General del
Estado, al Consejo de Fiscalización y al síndico designado por la
Contraloría General de la República.
Artículo 3º.
- Promulgada la ley, de inmediato, los miembros de los órganos de
administración de la Caja, serán nombrados por la Corte Suprema de
Justicia, oído el parecer del Fiscal General del Estado, y tomarán las
provisiones necesarias para su funcionamiento.
Artículo 135.
- Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Aprobado el Proyecto de Ley por la Honorable Cámara de Diputados, a
veinticinco días del mes de mayo del año dos mil, y por la Honorable
Cámara de Senadores, a veintisiete días del mes de julio del año dos
mil, quedando sancionado el mismo, de conformidad con lo dispuesto
en el Artículo 207, numeral 1 de la Constitución Nacional.
Cándido Carrmelo Vera
Bajarano
Presidente
H. Cámara de Diputados
Eduardo Acuña
Secretario Parlamentario
Asunción,
de
Juan Roque Galeano
Presidente
H. Cámara de
Senadores
Alicia Jové Dávalos
Secretaria
Parlamentaria
de 2000
Téngase por Ley de la República, publíquese e insértese en el
Registro Oficial.
El Presidente de la República
Luis Angel González Macchi
Silvio Gustavo Ferreira
Fernández
Ministro de Justicia y
Trabajo
Federico A. Zayas Chírife
Ministro de Hacienda
Descargar

2004, que crea la caja de jubilaciones y pensiones del personal