Nombre/Denominación social, NIF, domicilio, actuando en nombre e interés propio / en
nombre e interés de la entidad …, comparezco ante este órgano competente de la
Agencia Estatal de Administración Tributaria (según proceda, Jefe de la Dependencia
Regional de Gestión Tributaria / Jefe de la Dependencia de Gestión Tributaria /
Administrador de la AEAT / Jefe de Unidad de Gestión de Grandes Empresas / Jefe de
la Dependencia de Asistencia y Servicios Tributarios) y, como mejor en Derecho
proceda,
EXPONGO
I.- Que en fecha día/mes/año fue presentada autoliquidación correspondiente a la
Tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional en los órdenes civil, contenciosoadministrativo y social, modelo 696, con número de justificante ……………….,
establecida por la Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la interposición de referencia
al hecho imponible.
Se acompaña como documento número 1 una copia de dicha autoliquidación.
II.- Que considerando que la presentación de dicha autoliquidación dio lugar a un
ingreso indebido, por medio de este escrito solicito la RECTIFICACIÓN DE LA
AUTOLIQUIDACIÓN, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 120 de
la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (LGT), solicitud que sustento
en los siguientes hechos y fundamentos jurídicos
HECHOS
ÚNICO
Explicación de los hechos que originaron la presentación de la autoliquidación…. La
tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional ha devengado una cuota de ….. €
A los hechos expuestos les son de aplicación los siguientes
FUNDAMENTOS JURÍDICOS
PRIMERO.- SOBRE EL PROCEDIMIENTO PARA LA RECTIFICACIÓN DE
AUTOLIQUIDACIONES; CUMPLIMIENTO DE LOS ARTÍCULOS 221.4 Y 120.3 DE
LA LGT, Y 126 Y SIGUIENTES DEL REAL DECRETO 1065/2007.
A través del presente escrito, se inicia un procedimiento de rectificación de la
autoliquidación de la Tasa judicial de referencia, siendo su marco normativo el que
someramente se cita a continuación, destacando en primer término el artículo 221.4 de
la LGT, que establece lo siguiente:
“4. Cuando un obligado tributario considere que la presentación de una autoliquidación ha
dado lugar a un ingreso indebido, podrá instar la rectificación de la autoliquidación de
acuerdo con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 120 de esta Ley.”
El precepto al que se remite, el indicado 120.3 de la LGT, señala textualmente que:
1
“3. Cuando un obligado tributario considere que una autoliquidación ha perjudicado de
cualquier modo sus intereses legítimos, podrá instar la rectificación de dicha
autoliquidación de acuerdo con el procedimiento que se regule reglamentariamente.
Cuando la rectificación de una autoliquidación origine una devolución derivada de la
normativa del tributo y hubieran transcurrido seis meses sin que se hubiera ordenado el
pago por causa imputable a la Administración tributaria, ésta abonará el interés de
demora del artículo 26 de esta Ley sobre el importe de la devolución que proceda, sin
necesidad de que el obligado lo solicite. A estos efectos, el plazo de seis meses
comenzará a contarse a partir de la finalización del plazo para la presentación de la
autoliquidación o, si éste hubiese concluido, a partir de la presentación de la solicitud de
rectificación.
Cuando la rectificación de una autoliquidación origine la devolución de un ingreso
indebido, la Administración tributaria abonará el interés de demora en los términos
señalados en el apartado 2 del artículo 32 de esta Ley.”
Por tanto, se hace del todo necesario acudir a la previsión reglamentaria contenida en
los artículos 126 y siguientes del Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, por el que se
aprueba el Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e
inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de
aplicación de los tributos (RGAT), reguladores del procedimiento para la rectificación
de autoliquidaciones, entre otros.
En efecto, el artículo 126 del RGAT, en sede de iniciación del procedimiento de
rectificación de autoliquidaciones, establece en su apartado 2 que la solicitud de
rectificación sólo podrá hacerse una vez que:
i.
ii.
iii.
Se haya presentado la correspondiente autoliquidación; cuestión que se ha
llevado a término, como se ha acreditado anteriormente con el documento
número 1.
Se efectúe tal solicitud con anterioridad a que la Administración tributaria haya
practicado la liquidación definitiva o, en su defecto, con anterioridad a la
prescripción del derecho de la Administración tributaria para determinar la
deuda tributaria mediante la liquidación o el derecho a solicitar la devolución
correspondiente. En el caso analizado, la Administración tributaria no ha
emitido liquidación definitiva alguna, así como tampoco ha prescrito el derecho
de la Administración tributaria para determinar la deuda tributaria ni el derecho
a solicitar la devolución correspondiente.
No se esté tramitando un procedimiento de comprobación o investigación cuyo
objeto incluya la obligación tributaria a la que se refiera la autoliquidación
presentada. En el presente asunto, no existe procedimiento de comprobación o
investigación alguno relativo a la obligación tributaria cuya autoliquidación
rectificativa se acaba de presentar, por lo que no es aplicable esta limitación.
Asimismo, cabe decir que se están observando en la presente solicitud de rectificación
de autoliquidación los elementos necesarios expresados en los apartados 4 y 5 del
indicado artículo 126 del RGAT, así como los recogidos en el artículo 88.2 de la misma
norma reglamentaria; a saber:
1.- Datos que permitan identificar la autoliquidación que se pretenda rectificar.
2.- Medio elegido por el que haya de hacerse la devolución de ingresos indebidos
(transferencia bancaria a la cuenta número …………………………………….. o cheque
cruzado).
3.- Nombre y apellidos, y NIF del solicitante.
4.- Hechos, razones y petición en que se concrete la solicitud.
5.- Lugar, fecha y firma del solicitante.
6.- Órgano al que se dirige.
2
7.- Domicilio a efectos de notificaciones.
SEGUNDO.- SOBRE LA PROCEDENCIA DE LA RECTIFICACIÓN DE
AUTOLIQUIDACIÓN Y, POR TANTO, DE LA DEVOLUCIÓN DE INGRESOS
INDEBIDOS; VULNERACIÓN DEL PRINCIPIO DE TUTELA JUDICIAL EFECTIVA
DEL ARTICULO 24 CE; INCONSTITUCIONALIDAD DE LA LEY 10/2012.
El art. 7 de la Ley se dedica a regular la determinación de la cuota tributaria, partiendo
de una parte fija en función del hecho imponible, a la que se suma una cantidad
variable obtenida mediante la aplicación de los tipos establecidos a la base imponible
determinada por la cuantía del pleito, con un máximo de 10.000 euros.
Las cuotas resultantes suponen enormes incrementos con respecto a las
resultantes del sistema vigente. El efecto disuasorio en muchos casos, muchos más
de los deseables y en especial los de escasa cuantía –como ya se ha indicado-,
resulta indudable y determina una inexorable imposibilidad de acceso a la
Jurisdicción y, en consecuencia, un injusto desconocimiento del derecho a la
tutela judicial efectiva.
El Tribunal Constitucional en la STC 20/2012, cuando afirmaba en el contexto de la
norma entonces vigente sobre tasas que “no vulnera la Constitución que una norma de
rango legal someta a entidades mercantiles, con un elevado volumen de facturación, al
pago de unas tasas que sirven para financiar los costes generados por la actividad
jurisdiccional”.
Sin embargo, el alto Tribunal añade en el FJ 10 que:
“Esta conclusión general sólo podría verse modificada si se mostrase que la cuantía
de las tasas establecidas por la Ley 53/2002, de 30 de diciembre, son tan elevadas
que impiden en la práctica el acceso a la jurisdicción o lo obstaculizan en un caso
concreto en términos irrazonables, atendiendo a los criterios de la jurisprudencia
expuestos en el fundamento jurídico 7. En esta misma línea se ha pronunciado el Tribunal
Europeo de Derechos Humanos que, a partir de la Sentencia Kreuz contra Polonia, de 19
de junio de 2001 (TEDH 2001, 398) (asunto núm. 28249/95), mantiene que el requisito de
abonar tasas judiciales en procesos civiles no infringe por sí solo el derecho de acceso a
un tribunal protegido por el art. 6.1 del Convenio de Roma. Sin embargo, la cuantía de las
tasas no debe ser excesiva, a la luz de las circunstancias propias de cada caso, de tal
modo que impida satisfacer el contenido esencial del derecho de acceso efectivo a la
justicia (§§ 60 y 66; en el mismo sentido, SSTEDH de 26 de julio de 2005, Kniat c. Polonia,
as. 71731/01; 28 de noviembre de 2006, Apostol c. Georgia, as. 40765/02; y 9 de
diciembre de 2010, Urbanek c. Austria, as. 35123/05).
Estos criterios son compartidos por la Unión Europea, en virtud del derecho a una tutela
judicial efectiva que ha consagrado el art. 47 de la Carta de los derechos fundamentales,
tal y como ha expuesto la Sentencia del Tribunal de Justicia de 22 de diciembre de 2010
en el asunto DEB Deutsche Energiehandels-undBeratungsgesellschaftmbH (núm. C279/09). Con la particularidad de que esta resolución no cuestiona en modo alguno la
financiación de la actividad judicial a costa de las empresas que instan litigios civiles; lo
que impone el principio de tutela judicial efectiva es que una persona jurídica, que invoca
en el proceso derechos otorgados por el Derecho comunitario, pueda obtener la dispensa
del pago anticipado de las costas procesales si dicho abono, anterior a la Sentencia,
constituyera un obstáculo insuperable para su acceso a la justicia. Regla que se encuentra
en sintonía con las exigencias que dimanan del derecho enunciado en el art. 24.1 CE
(STC 84/1992, de 28 de mayo, F. 4)”.
Resulta claro, sencillo de entender, que las previsiones del art. 7 de la Ley 10/2012
“impiden en la práctica el acceso a la jurisdicción o lo obstaculizan en un caso
concreto en términos irrazonables”, en palabras del propio Tribunal Constitucional. La
exagerada cuantía del tributo y, más específicamente, su desproporción con respecto
a la cuantía litigiosa en numerosos casos hace que la tasa no resulte
desincentivadora, sino impeditiva del acceso a la Jurisdicción.
La Ley 10/2012 supone para un número indeterminado, pero enormemente elevado,
de supuestos que la cuantía de las tasas establecidas es tan elevada que impide en la
3
práctica el acceso a la jurisdicción o lo obstaculiza en numerosos casos en términos
irrazonables, según el propio Tribunal Constitucional, por lo que entendemos que
resulta inconstitucional, especialmente en lo regulado por sus artículos 4 y 7 que, a
nuestro entender, vulneran los artículos 14 y 24 de nuestra Carta Magna.
Y así ha ocurrido en el presente caso, en el que se me ha exigido una tasa por el
ejercicio de la potestad jurisdiccional por importe de ………. €, por interponer
…………………….. (breve exposición del caso). Todo ello demuestra, en los términos
de la citada STC 20/2012, que se me ha obstaculizado de manera irrazonable y
desproporcionada el ejercicio del derecho a la tutela judicial efectiva del artículo 24 de
la Constitución Española.
Así pues, no puede existir discusión sobre la procedencia del reconocimiento de tal
petición de devolución, iniciada con la correspondiente solicitud de rectificación de la
autoliquidación, en tanto en cuanto se ha acreditado la improcedencia del ingreso
efectuado por razón de los vicios de inconstitucionalidad acabados de comentar y
analizar. Por ello, procede la devolución de la cuantía indebidamente satisfecha por
dicho concepto impositivo, que asciende a ………… euros.
Por lo demás, la devolución solicitada ha de comportar la liquidación, con carácter
automático por imperativo legal, de los correspondientes intereses de demora
regulados en el artículo 26 de la LGT, tal como al respecto prevé el artículo 221.5 de la
misma Ley que, por su parte, se remite a lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 32
de idéntica norma legal.
Por todo lo expuesto,
SOLICITO que se tenga por presentado este escrito junto con los documentos que lo
acompañan, que se admita y que se tenga por formalizada en tiempo y forma solicitud
de rectificación de la Tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional con número de
justificante; y que, en mérito de los hechos y fundamentos jurídicos expuestos, se dicte
resolución por la que se acuerde la rectificación de la autoliquidación pretendida,
conllevando, a su vez, la devolución de ingresos indebidos por importe de …………..
euros más los intereses de demora correspondientes.
En …localidad…, a …fecha día/mes/año…
Nombre/Denominación social
JEFE DE LA DEPENDENCIA REGIONAL DE GESTIÓN TRIBUTARIA / JEFE DE LA
DEPENDENCIA DE GESTIÓN TRIBUTARIA / ADMINISTRADOR DE LA AEAT /
JEFE DE UNIDAD DE GESTIÓN DE GRANDES EMPRESAS / JEFE DE LA
DEPENDENCIA DE ASISTENCIA Y SERVICIOS TRIBUTARIOS. AGENCIA
ESTATAL DE ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA
4
Descargar

Solicitud Rectificación Tasa Judicial - Castellano