ddeser informa
R e d p or lo s D er e c h os S e x ua l es y R e p r o d u ctiv os en M éx i c o
11
18 de
juli o
de 2003
Necesario acceso a servicios de salud
reproductiva para las y los jóvenes
 Pronunciamiento de organismos civiles
en el Día Mundial de la Población
En el marco del Día Mundial de la Población, el pasado 11 de julio, las organizaciones
integrantes del Foro Nacional de Mujeres y Políticas de Población en el Distrito Federal
llamaron al gobierno mexicano a proveer a las y los jóvenes de información veraz y
servicios amigables de salud reproductiva, confiando en su capacidad para tomar
decisiones responsables.
Lo anterior, dado que 64% de las y los jóvenes de entre 15 y 19 años sexualmente activos
no usan ningún anticonceptivo, se registran 450 mil embarazos en mujeres menores de 20
años, “y lo más alarmante es el alto índice de jóvenes embarazadas que abandonan la
escuela”, todo esto a pesar de que 91% de los hombres y 98% de las mujeres de entre 18
y 24 años de edad considera que la planificación familiar tiene ventajas.
Así lo señaló María Eugenia Romero, directora de la asociación civil Equidad de Género:
Ciudadanía, Trabajo y Familia, representante de las organizaciones del Foro en el DF.
Actualmente la población joven de entre 14 y 24 años asciende a casi 21 millones.
Al presentar un balance de los logros en México en materia de población, rumbo a los 10
años de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994), ante la
secretaria general del CONAPO, Elena Zúñiga, la representante del Foro recordó que este
año, las Naciones Unidas han centrado la conmemoración del Día Mundial de Población en
el derecho a la salud, la información y los servicios para los jóvenes.
Destacó que el Programa de Acción de El Cairo reconoce que las mujeres son
protagonistas de las tareas del desarrollo y deben tener acceso a la información y los
medios para desarrollar sus facultades y ejercer sus derechos en igualdad de condiciones
con los hombres, y que las políticas de población no pueden desvincularse de las
decisiones que las mujeres toman sobre su sexualidad y su reproducción.
Indicó que entre los compromisos de la Conferencia está también el eliminar las
desigualdades entre niñas y niños, mujeres y hombres, a través de políticas y programas
que impulsen la igualdad de oportunidades para todas las personas. Entre los logros de El
Cairo en México, resaltó la aplicación del nuevo enfoque de la salud reproductiva basado
en los derechos.
En México, agregó, desde la elaboración del Programa Nacional de Salud Reproductiva y
Planificación Familiar 1995-2000, se integraron los lineamientos que se derivan de este
nuevo enfoque: respeto a los derechos reproductivos, ofrecimiento de la más amplia gama
de anticonceptivos, mejoramiento de relación de prestadores y prestadoras de servicios e
incorporación de la consejería.
Asimismo, la Dirección General de Salud Reproductiva emprendió un programa de
sensibilización de los funcionarios y funcionarias con el objetivo de avanzar en la para
aterrizar compromisos. Es cierto que lo que está consignado en ese programa refleja el
espíritu y la letra de El Cairo pero todavía falta mucho para que el cambio de actitudes que
entraña este nuevo enfoque sea una realidad en todos los rincones de este país. Ha
habido voluntad por parte de algunos funcionarios e instituciones, pero es necesario
asignar una mayor prioridad a esta problemática y verla reflejada en la distribución de
recursos presupuestales etiquetados, dijo.
En el mismo acto, el Foro realizó un homenaje póstumo a Luisa María Leal Duk, primera
Secretaria General del CONAPO y de las principales artífices de la nueva Ley General de
Población, así como de los párrafos segundo y tercero del Artículo Cuarto Constitucional.
Estos establecen la igualdad jurídica de la mujer y el varón, la obligación del Estado de
proteger la organización y el desarrollo de la familia, y el derecho de las personas a decidir
de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos.
Estos tres mandatos constitucionales conforman la columna vertebral de las políticas de
población y hacia la mujer, expuso la coordinadora de Enlace del Grupo de Información en
Reproducción Elegida (GIRE), Martha Juárez, quien agregó que durante la gestión de Leal
Duk se asumió como obligación del Estado la provisión de servicios de planificación
familiar, con el propósito de hacer efectivo el derecho de las personas a decidir cuántos
hijos tener y cuándo tenerlos.
A su vez, la directora del organismo civil Afluentes, Gabriela Rodríguez, también a nombre
del Foro entregó el Premio “Luisa María Leal Duk” a la doctora Brígida García Guzmán,
como reconocimiento a sus importantes contribuciones a la demografía con enfoque de
género. Los estudios de García Guzmán han permitido definir diagnósticos para realizar
acciones de gobierno en el campo económico y de salud de las mujeres, de programas de
acción para plataformas internacionales y para el diseño de estrategias y líneas de acción a
las organizaciones civiles; y para construir indicadores sobre la feminización de la pobreza,
violencia familiar y del aporte femenino a la economía y a la transformación social, expuso.
Señaló también que la premiada ha dirigido múltiples cátedras en México y el extranjero en
Sociología y estudios de población y en Género. Ha publicado nueve libros, textos
especializados en revistas nacionales e internacionales y artículos sobre los temas de
trabajo femenino, pobreza y transformación social, migración, género y trabajo, estructura
familiar y violencia doméstica, entre otros.
Información producida por CIMAC, Comunicación e
Información de la Mujer, A.C., para ddeser, Red por los
Derechos Sexuales y Reproductivos en México.
Agradecemos citar la fuente.
-o0obp011
Descargar

Hace más de diez años que el gobierno federal comenzó la