El CALENTAMIENTO GLOBAL Y SU IMPACTO EN LA ISLA
Rafael Méndez Tejeda, Ph.D.
Universidad de Puerto Rico en Carolina
Laboratorio de Investigación en Ciencias Atmosféricas
[email protected]
[email protected]
Desde que se tienen mediciones de temperaturas, los 11 años más cálidos están
comprendidos entre el periodo 1995 a 2007. La mayoría de los expertos están de
acuerdo en que los humanos ejercen un impacto directo sobre este proceso de
calentamiento, generalmente conocido como el "efecto invernadero".
Los gases de efecto invernadero provienen de diferentes fuentes, ya sea de origen
natural (volcanes, vapor de agua, etc.) y originado por el hombre (antropogénico),
entre los cuales se encuentran algunos gases, tales como el vapor de agua, el
dióxido de carbono y el metano, pues ellos atrapan la radiación de onda corta que
llega del Sol a la atmósfera, evitando que la tierra irradie en longitud de onda larga a
la energía que ha recibido del Sol durante el día.
Si no fuera por el efecto invernadero de origen natural, la temperatura de la Tierra
sería -18 ˚C, lo que haría difícil nuestra vida en el planeta. Sin embargo este efecto
hace que la temperatura media del globo sea de 15˚C, lo que nos produce una
temperatura más agradable. Debido a ambos efectos, la temperatura actual del
planeta es aproximadamente 18˚C. Esto quiere decir que la temperatura de la tierra
ha aumentado desde su origen hace unos 4,500 millones de años, lo que nos lleva a
pensar que la tierra tiende a calentarse con o sin efecto humano.
Es por esta razón, que es importante hacer énfasis en la diferencia entre el
calentamiento global y el cambio climático. Este último ocurrirá sin que lo podamos
evitar. Sin embargo nuestra mayor preocupación es que con el aumento
desproporcionado en las emisiones de los gases mencionados, estamos acelerando el
calentamiento del planeta y por consiguiente el cambio climático: Estos cambios
tardan miles de millones de años, sin embargo, en los últimos 60 años hemos
alcanzado un aumento superior al de los últimos 2,000 años.
De continuar este aumento abrupto de las temperaturas, las diferentes especies y
ecosistemas del planeta no tendríamos suficiente tiempo para adaptarnos a los
cambios, aumentando el ritmo de especies en peligro de extinción. En el caso de la
isla se producirá un aumento en la cantidad de días calurosos (olas de calor), que
pueden durar entre 24 a 72 horas, afectando mayormente a los extremos de
población (niños y ancianos).
Este calentamiento global impactará diversas áreas, entre las más afectadas estarán
la pérdida de costas, que con la subida del nivel del mar se dificultará el descargue
de los ríos, provocando que
mayores inundaciones.
las zonas cercanas a estas desembocaduras sufran
En Puerto Rico, también provocará la desaparición de especies (anfibios, reptiles,
insectos…) sensibles a los cambios de temperaturas. Otro efecto importantísimo que
cabe destacar es el caso de los ciclones tropicales, ya que tienden a ser más intensos
con el aumento de la temperatura de los océanos, dejando a su paso grandes
pérdidas de vidas y bienes, además del impacto en la ecología de la zona. Por otro
lado, las anomalías de temperaturas pueden cambiar los patrones del clima,
generando en algunas épocas del año grandes sequías extremas, con lo cual pueden
aumentar el número de incendios forestales, lo que unido al aumento alarmante en
la deforestación, causaría grandes pérdida económicas en las isla.
Cabe señalar que existe la percepción en la comunidad en general de que Puerto
Rico no contribuye grandemente a la emisión de gases de efecto invernadero, esto
es cierto si se establece una comparación con países con grandes extensiones
territoriales y muchos habitantes. Sin embargo, al hacer este mismo análisis por
habitante, encontramos que estamos en el grupo que más contribuimos al
calentamiento global por habitante. Indicio de esto lo muestran dos áreas
importantes; la generación de desperdicios sólidos y la circulación de vehículos. En el
caso de los desperdicios generamos aproximadamente 6 libras por habitante por día,
mientras que un europeo genera 3 libras y un norteamericano 4.5 libras por día. En
cuanto a los automóviles, Alemania es el país europeo con mayor cantidad por
persona, y tiene menos de un auto por cada dos personas, y en nuestra isla existen
aproximadamente 1 auto por 1.3 personas, cifra alarmante considerando que el
automóvil es una de la mayores fuentes de contaminantes.
Como podemos ver, el cambio climático es un problema multisectorial, que envuelve
a diferentes agencias del gobierno (tres ramas), universidad, salud y a la población
en general. Por lo que urge establecer una política pública para enfrentar esta
problemática; pero esta debe hacerse lo mejor informado posible y tomando en
cuenta la participación activa de todos y cada uno de los sectores antes
mencionados.
Descargar

Los últimos 10 años han sido los más calurosos desde que