en Patanatic
Hoja informativa nº 14
Julio de 2013
De la obra solidaria que Fratisa realiza en la zona montañosa de Patanatic (Guatemala)
MISIÓN DE PATANATIC - INFORME JUNIO 2013
San Andrés Semetabaj, Sololá 30 de junio 2013
Queridos amigos de Fratisa:
Saludos fraternales les enviamos, deseándoles muchas bendiciones en sus labores
diarias.
Con mucha ilusión y esperanza seguimos
enviando nuestro informe mensual de la
misión de Patanatic. Les contamos que
seguimos sirviendo los almuerzos a los niños
que están llegando a la misión, aunque unos
días la asistencia bajó porque el salón
comunal de esta aldea está por caerse y
representa un gran peligro para todos,
porque debajo de este gran edificio de 3
niveles está la carretera donde pasan los
niños al venir al Centro Hogar. Causó mucho
miedo, pero gracias a Dios la municipalidad
le colocó refuerzos provisionales y los niños
han vuelto a venir a su formación y a
almorzar.
Sentimos que este trabajo es una oportunidad para nosotras también porque estamos
aprendiendo muchas cosas con los niños cada día. Hemos intentado de atenderles lo
mejor que podemos y en cuanto a la formación nos ayuda mucho el proyector que
Fratisa nos ha proporcionado. Cuando ven alguna película, les damos gelatina,
poporopos
o
alguna
fruta
para
motivarlos.
Una anécdota. Un día después de la
película de la Creación hicimos grupos
para el cineforo. Dos niños comentaron
lo siguiente: Hermana todos los
animales que creó Dios eran buenos,
solo uno es malo. Le pregunté: ¿cuál?
La lombriz, dijo el niño. ¿Por qué? le
dije: porque engañó a la mujer-Eva. La
película estaba en caricatura por eso a
la serpiente la vio como una lombriz.
Otro niño dijo: Todas las plantas que
creó Dios eran buenas y hermosísimas,
menos una: la manzana que comió la
mujer y le hizo mal…
Ha estado llegando un niño que ya no tiene papá ni mamá, es de otra aldea más arriba
de San Luis, la aldea se llama Panimatzalam. Él está muy agradecido por encontrar un
lugar donde tener un almuerzo rico cada día. Les hemos contado a todos los niños que
no somos nosotras las que damos el dinero para los almuerzos sino que hay
bienhechores españoles de Fratisa, por eso rezan todos los días por ustedes.
Una maestra nos ha comentado el gran cambio que están teniendo dos de sus alumnos
que asisten a nuestra misión. Nos envió dos niñas más.
Estamos muy animadas con nuestro servicio, confiamos en Dios y en la bondad de
ustedes para que este proyecto siga y se extienda a más niños de otros pueblos
marginados y necesitados.
Dios les bendiga hasta una próxima.
Hna. Flora y Hna. Angelina.
Hnas. Misioneras de la Eucaristía
EL PROYECTOR DE FRATISA
Las Hermanas aluden, en su reporte de junio, al proyector que Fratisa les ha
proporcionado. Y ello requiere sin duda una aclaración.
Tras terminar la construcción de la casa y poner en marcha el proyecto (año 2011),
donde unos 70 niños eran atendidos diariamente con una alimentación equilibrada y
con un apoyo humano, se vio que era
indispensable
activar
su
formación
religiosa y catequética. Pero ¿cómo? Tras
estudiar la situación de los niños, vimos
que podría resultarnos muy útil la
adquisición de un proyector. Se compró
uno bastante bueno (400€), se adquirió
también un disco duro con mucha
capacidad (200€) y se dedicó no poco
tiempo a descargar de internet muchas
películas de dibujos animados, la mayoría
de temática bíblico-religiosa. Se lograron
almacenar en el disco no menos de 700
películas. Al tenerlo todo preparado, nos
percatamos
que
nuestro
esfuerzo
resultaría estéril sin un buen amplificador de sonido, que no podía llevarse desde
España a causa de su peso. Se decidió, pues, comprar en México uno de 2000 wats
(260€), que se llevó a Patanatic, quedando así completado el equipo. Surtió un efecto
casi mágico: fue como si se dispusiera de una sala de cine en la misión. Pues bien, de
todo ello se sirven las Hermanas para sus catequesis. Tras proyectar una película a los
niños (ellos nunca habían visto «cine»), se reúnen por grupos para que cada uno
comente lo que más le ha llamado la atención. En un segundo momento intervienen
las Hermanas para aclarar las dudas y transmitirles el mensaje religioso del tema
previamente proyectado.
Y así se va ofreciendo una catequesis que, hasta el momento, está resultando muy
eficaz y esperanzadora.
ENVÍO DE MEDICAMENTOS
Desde hace ya bastante tiempo, nuestra asociada y amiga María del Mar García
Romero, médico pediatra y psicóloga, había expuesto su deseo de ofrecerse como
voluntaria en nuestra misión de Patanatic. Pues bien, el próximo 19 de julio llegará a
Guatemala para permanecer un mes ayudando a las personas necesitadas. Esperamos
y deseamos que, en la Hoja Informativa de agosto, ella pueda informarnos «in situ» de
su labor entre aquellas gentes.
Para que la presencia de la doctora resultara eficaz, se vio necesaria la adquisición de
medicamentos. Al ser la primera vez, nuestra inexperiencia nos hizo creer que el
envío resultaría bastante fácil. Hemos tardado
muy poco en constatar nuestro error de cálculo.
De hecho, además de comprar medicinas y
material médico en cantidad, hemos tenido que
realizar un sinfín de trámites en los que han
estado involucrados: el presidente de Fratisa,
una ONG de Valencia, Cáritas de Guatemala y el
obispo de la diócesis (Sololá) donde está
emplazada nuestra misión. Tras un mes largo de
papeleo y burocracia, al fin parece que todo
está listo para efectuarse el envío. Se van a
mandar, por vía aérea, dos paquetes con un
peso aproximado de 75 kilos. Nos han garantizado que en unos 10 días llegarán,
pudiendo retirarlos de la aduana Cáritas de Guatemala por disponer de franquicia.
Queremos que en nuestra misión haya un pequeño dispensario en el que puedan
recibir atención, no sólo nuestros niños, sino también las personas adultas que
acudan en busca de ayuda. El sentido común garantiza que con ello se evitarán
muchas muertes y se aliviarán muchas dolencias.
María de Mar nos irá informando.
TAÑENDO LA CAMPANA…
Ya hace más de un año que venimos tañendo la campana desde esta modesta Hoja
Informativa, sin desánimo alguno, con optimismo y esperanza.
Nos da igual el campanario del que cuelgue, la espadaña que la acompañe, sea el
lugar románico, gótico o sin estilo definido.
¿Por qué? Porque su sonido es limpio y su llamada es
para una obra que engrandece a las personas que en
ella se involucran pues hace posible aquello del amor
que el Señor nos enseñó, llevando el alimento a los
necesitados, la palabra de Dios a los que la precisan, y
colmando de alegría a quienes ejercen tal ministerio.
Escuchar los sones de esta campana de hoy, modesta
hasta la saciedad, colgando apenas de una vara de árbol cercano, y cobijada entre
las piedras de una iglesuela rural de cualquiera de los rincones montañosos de
España.
¿No os suena bien? Quizá un poco juguetona, pero su llamada es seria, muy seria.
La cuenta de Fratisa está el Deutsche Bank, Bravo Murillo nº 359 - 28020 Madrid
0019.0353.54.4010041772
Descargar

en Patanatic Hoja informativa nº 14 Julio de 2013 De la obra