Certificación Normas ISO 9001
Legislativas
H. Senado de la Nación / Diputados
Viernes 24 de abril de 2015.-
MARIO CIMADEVILLA: "ESTE GOBIERNO BUSCA LOGRAR UNA AUTOAMNISTÍA"
El senador radical dijo en InfobaeTV que el oficialismo intentará asegurarse impunidad en la Justicia antes de
dejar el poder. Además, afirmó que el fallo de la Corte sobre la designación de conjueces era "esperable"
El senador nacional por la UCR, Mario Cimadevilla, aseguró esta mañana que
el Gobierno pretende "cooptar las estructuras del poder judicial" para lograr "impunidad" antes de dejar
la Casa Rosada.
Cimadevilla comparó la situación, "salvando las distancias", a la salida del ex dictador Reynaldo Bignone,
condenado a prisión perpetua por múltiples delitos de lesa humanidad, quien, previo a dejar el poder en 1983,
con el regreso de la democracia, declaró una "autoamnistía":
"Están cooptando las estructuras del poder judicial. Esta ley de la democratización de la Justicia fue otro avance
en ese sentido. La procuradora Gils Carbó en el cargo que está, este código de procedimientos donde les derivan
a los fiscales toda la investigación, código que en principio nadie va a estar en desacuerdo en que se aplique,
pero sí en quién y cómo lo va a aplicar", enumeró el legislador de la oposición.
Y luego insitió: "Cuando una analiza todas estas cuestiones se da cuenta que este Gobierno va hacia lograr, igual
que Bignone, una automnistía".
"Hay un sector de la Justicia argentina que está cooptada por el poder. Tienen una agrupación política que se
llama Justicia Legítima. Acá en la Argentina hay jueces del poder", criticó.
En otro tramo de la entrevista, el senador radical se refirió al fallo de la Corte Suprema, que declaró
inconstitucional la designación de conjueces enviada desde el Gobierno. "Era un fallo esperable. Tampoco hay
que hacer muchas elucubraciones jurídicas. La elección de jueces requiere el voto de dos tercios. Y los
conjueces tienen que tener los mismo requisitos. Había que contar nada más", explicó.
Para Cimadevilla, esto se inscribe dentro de la política del Gobierno "para tratar de buscar impunidad". Estoy
absolutamente convencido. Estos pliegos no fueron inocentemente al Senado. Estos hechos no hay que
analizarlos de manera aislada, sino dentro de toda una política del kirchnerismo tendiente a lograr impunidad
cuando se vayan del poder", subrayó.
El chubutense habló también sobre la desestimación por parte del fiscal Javier De Luca de la denuncia de Alberto
Nisman, hecho que, según consideró, "afecta a la república". De acuerdo a Cimadevilla, De Luca responde al
Gobierno y por eso "todo el mundo sabía lo que iba a decidir sobre la causa contra la presidenta por
encubrimiento".
"Hemos llegado a una lógica perversa del análisis del comportamiento de los jueces. Si mañana (el juez Norberto)
Oyarbide se le ocurriera procesar a Máximo Kirchner, tendríamos que salir todos a decir que es un buen juez.
Bonadío era el juez de la servilleta. Se le ocurrió procesar a un hombre del poder para que todos en la oposición
digamos que es un buen juez. Esto es terrible", concluyó.
LA IMPORTANCIA DE UNA PALABRA
Por Marcelo Stubrin | Para LA NACION
Raphael Lemkin nació en el siglo XX en Bezwodne, ciudad que perteneció a Rusia, a Polonia y a Belarús. Fue
fiscal, abogado privado y soldado del ejército polaco que enfrentó la invasión nazi. Atravesó dos guerras, perdió
su familia en Auschwitz y dedicó su vida como jurista judío y polaco a luchar contra las crueldades de una época
signada por las matanzas y el exterminio de poblaciones indefensas.
Al final de la Primera Guerra Mundial, el estudiante Soghomon Tehlirian atentó en Alemania contra la vida de
Talaat Pashà, el ministro otomano que en abril de 1915 decretó la deportación del pueblo armenio. El juicio tuvo
amplia difusión, el estudiante fue absuelto y la tragedia de los armenios fue expuesta a la luz pública. A partir de
ese momento, el joven Lemkin resolvió consagrar su vida a luchar contra el mal absoluto. Lo escoltaba un clima
de época esperanzador, la guerra había llegado a su fin, se consolidaban drásticos cambios en el mapa de
Europa y Asia, mientras los líderes mundiales sentaban las bases de la Sociedad de las Naciones, dando vuelta
la página del mayor conflicto armado de la historia.
Sin embargo, Lemkin pensó que la crueldad desatada por el Estado turco contra el pueblo armenio tenía
características diferentes. No se trataba de una guerra entre dos bandos formados por cuerpos adiestrados para
la guerra. Se trataba del exterminio sistemático de una población indefensa. El objetivo era suprimir un pueblo,
desatar las fuerzas represivas del Estado contra ancianos, mujeres y niños desarmados. No importaba cuántas
veces había ocurrido o cuánto horror se acumulaba en la historia de la civilización, sólo importaba que no volviera
a suceder. De modo que el jurista se dedicó a luchar por incorporar al derecho internacional preceptos que
estuvieran destinados a registrar y evitar estas masacres. Aunque no imaginó que él mismo sería muy pronto
protagonista y víctima de la nueva tragedia. Se atribuye a Hitler la frase: "Después de todo, nadie se acuerda del
aniquilamiento de los armenios", mientras planeaba un nuevo exterminio.
En los años 30, Lemkin comenzó a presentar ponencias en los congresos de derecho penal internacional para
incorporar el concepto. En los cuarenta, asumiendo que el lenguaje corriente no alcanzaba para describir el
horror y apelando a sus estudios de lingüística, creó una palabra, "genocidio", que desde fines de la década del
40 se encuentra tipificada e incorporada al derecho internacional.
En estos días, con motivo del primer centenario de la tragedia armenia, se ha reiterado una polémica. Turquía no
desconoce los hechos y -un siglo después- acepta resignada la condena, como casi todas las palabras que
definan lo ocurrido: matanzas, exterminio, masacre, aniquilación. Todas menos una, genocidio.
Genocidio es un sustantivo, no un adjetivo calificativo que condena una situación histórica. Fue Raphael Lemkin
quien acuñó el vocablo y logró su incorporación al sistema de las Naciones Unidas y su recepción en normas
nacionales de numerosos países, además de la creación de tribunales internacionales encargados de su
juzgamiento.
Por eso, debemos insistir en que los hechos deben ser calificados con sustantivos. La nación armenia sufrió hace
cien años un genocidio, no se debe disimular con eufemismos. Entre otras razones, porque los avances
civilizatorios producidos en el campo del derecho internacional no siempre se corresponden con la realidad que
periódicamente reproduce las mismas escenas: carretones repletos de hombres y mujeres expulsados de sus
hogares, masacrados por la intolerancia.
Dolor por las víctimas y honor para los sobrevivientes que mantienen en alto sus tradiciones milenarias y el
compromiso de organizar un mundo sin guerras, sin desigualdades ni fanatismos.
Llamar a las cosas por su nombre implica dar entidad. Es el primer paso para restituir la historia de una nación y
fortalecer la conciencia de los pueblos. Reconocer el genocidio contribuye a encender las alertas. Recientes
catástrofes humanitarias reclaman de los líderes mundiales un nuevo Nunca Más, esta vez a escala universal.
El autor es director de la Afsca por la oposición (UCR)
EL SENADOR CIMADEVILLA COMPARA A CRISTINA KIRCHNER CON EL DICTADOR BIGNONE
El legislador de la UCR asegura que la presidenta busca una “autoamnistía”, tal como lo hizo el militar en la
transición hacia la democracia. "Están cooptando las estructuras del Poder Judicial”, insistió.
En unas declaraciones que seguro traerán polémica,
el senador nacional Mario Cimadevilla (UCR) comparó, “salvando las distancias”, a la presidenta Cristina
Fernández de Kirchner con el dictador Reynaldo Bignone, condenado a prisión perpetua por múltiples
delitos de lesa humanidad, quien, previo a dejar el poder en 1983, con el regreso de la democracia,
declaró una "autoamnistía" a los militares.
"Están cooptando las estructuras del Poder Judicial. Esta ley de la democratización de la Justicia fue otro avance
en ese sentido. La procuradora Gils Carbó en el cargo que está, este código de procedimientos donde les derivan
a los fiscales toda la investigación, código que en principio nadie va a estar en desacuerdo en que se aplique,
pero sí en quién y cómo lo va a aplicar", enumeró el legislador de la oposición.
Y luego insistió: "Cuando una analiza todas estas cuestiones se da cuenta que este Gobierno va hacia lograr,
igual que Bignone, una automnistía".
El legislador por Chubut sostuvo que "hay un sector de la Justicia argentina que está cooptada por el poder”.
“Tienen una agrupación política que se llama Justicia Legítima. Acá en la Argentina hay jueces del poder", criticó.
En otro tramo de la entrevista, el senador radical se refirió al fallo de la Corte Suprema, que declaró
inconstitucional la designación de conjueces promovidos por el Gobierno y avalados por el Senado. "Era un fallo
esperable. Tampoco hay que hacer muchas elucubraciones jurídicas. La elección de jueces requiere el voto de
dos tercios. Y los conjueces tienen que tener los mismos requisitos. Había que contar nada más", explicó.
Para Cimadevilla, esto se inscribe dentro de la política del Gobierno "para tratar de buscar impunidad". “Estoy
absolutamente convencido. Estos pliegos no fueron inocentemente al Senado. Estos hechos no hay que
analizarlos de manera aislada, sino dentro de toda una política del kirchnerismo tendiente a lograr impunidad
cuando se vayan del poder", subrayó.
El chubutense habló también sobre la desestimación por parte del fiscal Javier De Luca de la denuncia de Alberto
Nisman, hecho que, según consideró, "afecta a la república". De acuerdo a Cimadevilla, De Luca responde al
Gobierno y por eso "todo el mundo sabía lo que iba a decidir sobre la causa contra la presidenta por
encubrimiento".
"Hemos llegado a una lógica perversa del análisis del comportamiento de los jueces. Si mañana (el juez Norberto)
Oyarbide se le ocurriera procesar a Máximo Kirchner, tendríamos que salir todos a decir que es un buen juez.
Bonadío era el juez de la servilleta. Se le ocurrió procesar a un hombre del poder para que todos en la oposición
digamos que es un buen juez. Esto es terrible", concluyó.
LA CÁMARA DE DIPUTADOS INAUGURARÁ UN BUSTO DE RAÚL ALFONSÍN
La obra donada por la Diputación de Compostela será descubierta el miércoles a las 11.
La Cámara de Diputados inaugurará el próximo miércoles a las 11, un busto del expresidente de Raúl Ricardo
Alfonsín (1983-1989).
El acto se llevará a cabo en el Patio de la planta baja del Palacio Legislativo, ubicado en la Avenida Rivadavia
1850, Ciudad de Buenos Aires.
El busto fue donado por la Diputación de Compostela y es copia del que ya inauguraron en la ciudad española.
UCR: BLOQUE DE SENADORES NACIONALES 4010-3000
Web: www.senadoucr.gov.ar
www.senado.ucr.org.ar
www.senadores.ucr.org.ar
E-mail: ucrbloque6020@gmail.com -Twetter: @bloqueucr-Facebook: bloqueucrsenadonacional
Descargar

Certificación Normas ISO 9001 Legislativas H. Senado de la Nación

Impunidad

Impunidad

Juicio justoDerecho Penal en VenezuelaCaracazoImpunidad de hecho, de derechoEsclarecimiento de hechosDelitoComisión de verdadDerechos humanos

Prerrogativas de los Parlamentarios

Prerrogativas de los Parlamentarios

Derecho Constitucional españolDetenciónInviolabilidad e inmunidad parlamentariaDiputados