GOBIERNO DE CHILE
SUBSECRETARIA DE PESCA
INFORME TÉCNICO (R. Pesq.) Nº 03
I.
OBJETIVO
El presente informe técnico tiene por objetivo analizar la solicitud de captura
de lobos marinos en la XII Región, solicitada por la comunidad indígena de
Puerto Edén, a través de la Oficina de Asuntos Indígenas de Punta Arenas.
II.
ANTECEDENTES
1. Mediante ORD. Nº Z5/73 de fecha 18 de diciembre del 2002 (C.I.
SUBPESCA Nº 11069 de 20 de diciembre y Nº 11316 de 27 de diciembre),
el Consejo Zonal de Pesca de la XII Región, envió informe relativo a la
suspensión temporal de la veda extractiva del lobo fino austral en el sector
de Puerto. Edén, XII Región. Dicho documento es acompañado por Of.Ord.
Nº 211/2001, de fecha 20 de junio, de la Oficina de Asuntos Indígenas de
Punta Arenas, perteneciente a la Corporación Nacional de Desarrollo
Indígena (CONADI).
2. Mediante Of. Ord. Nº 204/2003, de fecha 24 de julio (C.I. SUBPESCA Nº
5727 de 05 de agosto), la Oficina de Asuntos Indígenas de Punta Arenas,
solicitó a la Subsecretaría de Pesca autorización para la caza de lobos
marinos (común o fino austral) por parte de la comunidad indígena
Kawésqar de Puerto Edén., ubicada en Isla Wellington, provincia de Ultima
Esperanza.
3. En el verano (febrero-marzo) del año 2000, el Instituto de Fomento Pesquero
(IFOP) con financiamiento de CONADI, realizó un censo de lobos marinos
comunes y finos
en los canales occidentales de la XII Región,
particularmente en el área de Isla Wellington. El informe final de este
estudio se encuentra en poder del Departamento de Pesquerías de la
Subsecretaría de Pesca.
4. Por otra parte, en el verano (enero-marzo) del 2001, al amparo del proyecto
FIP Nº 2000-22 , la Universidad de Magallanes (UMAG) efectúo una
cuantificación poblacional de lobos marinos (comunes y finos) en todo el
litoral de la XII Región, y cuyo informe final obra en poder del
Departamento de Pesquerías.
1
GOBIERNO DE CHILE
SUBSECRETARIA DE PESCA
5. En la actualidad y en virtud de los D.Ex. (MINECON) Nº 225 de 1995 y Nº
366 de 1999, el lobo fino austral (Arctocephalus australis) y el lobo marino
común (Otaria flavescens), respectivamente, se encuentran sujetos a una
veda extractiva en todo el litoral nacional.
6. Sin perjuicio de lo anterior, en el caso del lobo marino común, la normativa
vigente (D.Ex. Nº 366/1999) permite la suspensión temporal de la veda
extractiva en un área determinada, con el fin de realizar actividades de caza.
Por otro lado, esta especie está catalogada en un estado de conservación de
“vulnerable” en la XII Región y “fuera de peligro” para el resto del país 1,
pero no es sujeto de protección especial por ningún convenio internacional
suscrito por Chile. En lo que se refiere al lobo fino austral, la normativa
nacional (D.Ex. Nº 225/1995) no permite su caza y establece que sólo se
podrá autorizar la captura de ejemplares vivos con fines de exhibición,
recreación, cultura o investigación. Si bien esta especie está catalogada
como “fuera de peligro” en el litoral chileno (ver nota al pié de página), se
encuentra incluida en el Apéndice II de la Convención CITES, promulgada
por Chile mediante D.S.(RR.EE.) Nº 141 de 1975.
III.
ANALISIS
1. Dada la restricción existente para la caza del lobo fino austral, señalada en el
punto 6 de ANTECEDENTES, el análisis se referirá al lobo marino común.
Al respecto, cabe notar que el grupo beneficiario (comunidad Kawésqar de
Puerto Edén) no tiene preferencia por una u otra especie.
2. A semejanza de otros grupos aborígenes del hemisferio norte, la comunidad
indígena Kawésqar posee una tradición histórica en el uso de mamíferos y
lobos marinos en particular, la que data desde hace varios milenios, con
fines de alimentación, vestuario (pieles) y vivienda (pieles)2. Incluso en la
actualidad y pese a la veda existente, se sabe de la realización de caza
encubierta de lobos marinos por parte de la comunidad Kawésqar, los que
son utilizados para su propio consumo de carne, uso medicinal (aceite) y
elaboración de artesanía (canoas en miniatura fabricadas con la piel) para su
venta entre los turistas de distintas localidades. Por otro lado, para esta etnia
la actividad de caza de pinnipedios no tiene solo una connotación económica
o de subsistencia, sino que es parte de una manifestación cultural ancestral.
3.
Una revisión de los resultados de las cuantificaciones poblacionales
efectuadas por IFOP y la UMAG, mediante métodos directos e indirectos, en
1
Véase Torres, D., y otros, 2000. Mamíferos Marinos de Chile.II. Carnívora. Ser. Cient. INACH Nº 50: 25103.
2
Antecedentes detallados sobre el particular se encuentran en Almonacid, E., y otros, 2000. Catastro censal
del lobo marino en los canales occidentales. Informe Final IFOP, 68 p + Anexos.
2
GOBIERNO DE CHILE
SUBSECRETARIA DE PESCA
el verano de los años 2000 y 2001, permite identificar en la Provincia de
Ultima Esperanza y particularmente en la zona comprendida entre el límite
norte de la XII Región y el paralelo 50º 30´ S.,3 trece (13) sitios o loberías 4
de lobo marino común. En dicha zona el estudio de IFOP registró un total
de 241 ejemplares, mientras que en la prospección realizada por la UMAG
se contabilizaron 464 individuos. Estas cifras incluyen animales adultos,
juveniles, crías e indeterminados y corresponden a los recuentos de
ejemplares en forma directa o en las fotografías y videos de cada lobería
(conteos indirectos) durante el período de los censos, por lo que la población
efectiva sería algo superior, considerando los factores de corrección semanal
de la cantidad de animales.
4. La solicitud de la Oficina de Asuntos Indígenas de Punta Arenas y el
informe del Consejo Zonal de Pesca de la XII Región, señalan la
conveniencia de otorgar una cuota de caza para el grupo de indígenas de
Puerto Edén, e indican un número de 63 ejemplares de lobos marinos,
cantidad que corresponde a la estimación del requerimiento anual de
animales para las cinco familias (aproximadamante 13 a 17 personas) que
componen la comunidad Kawésqar residente en Puerto Edén. Al respecto,
cabe señalar que la autoridad pesquera no dispone de facultades para
otorgar una cuota de caza de lobos marinos para uso exclusivo de un grupo
específico de personas.
IV.
RECOMENDACIONES
De acuerdo a lo expuesto en ANTECEDENTES y ANÁLISIS, se recomienda
suspender temporalmente la vigencia de la veda extractiva establecida para
el lobo marino común en el D. Ex. (MINECON) Nº 366 de 1999, en el sector
de la Provincia de Ultima Esperanza comprendido entre el límite norte de la
XII Región y el paralelo 50 º 30´ L.S., y durante un período de 45 días a
contar de la fecha de publicación del correspondiente decreto.
Asimismo, se recomienda autorizar durante el periodo de suspensión de la
veda, la extracción de 60 ejemplares de lobo marino común.
ICG/icg
12.01.2004
Mamif/inftecn/lobos marinos Pto.Edén.2004.doc
3
Esta área se considera como zona de influencia de Isla Wellington, definiendo esta última como aquella
extensión geográfica en la cual el accionar de un grupo de personas residentes en una localidad se hace
efectivo a través del desarrollo de diversas actividades relacionadas con su economía.
4
Estas loberías corresponden a : Islotes Notables, Islote Western, Islote Huber (Stortebecker), Islotes
Vorposten, Islote Malaespina, Seno Andrés (Ba.Andrés), Canal Erhardt, Fiordo sin nombre, Iceberg, Seno
Eyre, Isla Mason, Seno Europa y Canal Ringdove.
3
Descargar

lobos marinos Pto.Edén.2004