PROYECTO DE DECRETO SUPREMO QUE APRUEBA EL REGLAMENTO DE
INSPECCIONES TÉCNICAS DE SEGURIDAD EN EDIFICACIONES
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
ANTECEDENTES:
Mediante Decreto Supremo Nº 066-2007-PCM publicado el 05 de agosto del 2007, se
aprobó un nuevo Reglamento de Inspecciones de Seguridad en Defensa Civil-ITSDC,
en cumplimiento de la Sexta Disposición Final, Transitoria y Complementaria de la Ley
Nº 28976, Ley Marco de Licencia de Funcionamiento.
Teniendo en consideración la emisión de la Ley Marco de Licencia de Funcionamiento
norma que no sólo considera a las ITSDC como procedimiento previo para la
obtención de la Licencia de Funcionamiento, sino que además incluyó nuevos tipos de
ITSDC como son las ITSDC Ex Post e ITSDC Ex Ante. Asimismo, la simplificación
administrativa y la necesidad de mejora de la atención al ciudadano, y la inclusión de
los resultados del trabajo continuo de mejora de los procedimientos de ITSDC en base
a la experiencia recogida del Instituto Nacional de Defensa Civil-INDECI (responsable
de la administración de las ITSDC hasta la transferencia de competencias a los
Gobiernos Regionales, en base a las normas sobre descentralización), es que se
propuso que la modificatoria del Reglamento de ITSDC ordenada por la Ley Marco de
Licencia de Funcionamiento, sea abordada de forma integral, proponiéndose y
aprobándose por tanto un nuevo Reglamento de ITSDC mediante el mencionado
Decreto Supremo Nº 066-2007-PCM.
Mediante Ley Nº 29664 y sus modificatorias, se creó el Sistema Nacional de Gestión
del Riesgo de Desastres- SINAGERD, con vigencia desde el 27 de mayo de 2011,
fecha de entrada en vigencia del Reglamento de dicha Ley, aprobado mediante
Decreto Supremo Nº 048-2011-PCM; Ley que a su vez derogó el Decreto Ley Nº
19338 que creó el Sistema Nacional de Defensa Civil con vigencia desde el 28 de
marzo de 1972, bajo la rectoría ejercida por el INDECI, el cual estuvo vigente por más
de cuarenta años en el país
El SINAGERD ha sido creado en correspondencia con la evolución del enfoque de los
desastres y riesgos hacia una visión más integral vinculada al desarrollo sostenible de
los países, así como enmarcado en las prioridades establecidas en el Marco de Acción
de Hyogo.
Los Gobiernos Regionales y Gobiernos Locales forman parte del SINAGERD, siendo
los principales ejecutores de los procesos de la Gestión del Riesgo de Desastres, en
concordancia con el proceso de descentralización; siendo que mediante Ley N° 30230,
Ley que establece medidas tributarias, simplificación de procedimientos y permisos
para la promoción y dinamización de la inversión en el país, se ha modificado la Ley
N° 29664, precisándose que la competencia para ejecutar las Inspecciones Técnicas
de Seguridad en Edificaciones-ITSE, es de los Gobiernos Locales.
De conformidad con las normas vigentes, la Gestión del Riesgo de Desastres es un
proceso social, cuyo fin último es la prevención, la reducción y el control permanente
de los factores del riesgo de desastres en la sociedad, así como la adecuada
preparación y respuesta ante situaciones de desastres, considerando las políticas
nacionales con especial énfasis en aquellas relativas a materia económica, ambiental,
de seguridad, defensa nacional y territorial de manera sostenible.
La Quinta Disposición Complementaria Final del Decreto Supremo N° 043-2013-PCM,
que aprueba el Reglamento de Organización y Funciones - ROF del INDECI,
establece que el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo
de Desastres – CENEPRED, asume la competencia respecto de las ITSE.
Asimismo, la Ley N° 28976 modificada por Ley N° 30230, Ley Marco de Licencia de
Funcionamiento, establece que para el otorgamiento de la Licencia de Funcionamiento
por los Gobiernos Locales será exigible la Declaración Jurada de Observancia de
Condiciones de Seguridad o ITSE de Detalle o ITSE Multidisciplinaria, según
corresponda; por lo que resulta de primordial importancia la modificación del Decreto
Supremo Nº 066-2007-PCM, a fin que el mismo sea adecuado a las normas vigentes.
Mediante Resolución Suprema N° 243-2013-PCM, fue creada la Comisión
Multisectorial de naturaleza temporal encargada de proponer el proyecto de
modificación del Decreto Supremo Nº 066-2007-PCM y conformada por el Secretario
de Gestión del Riesgo de Desastres de la Presidencia del Consejo de Ministros-PCM
(Presidente Comisión), representantes del CENEPRED, INDECI, Instituto Nacional de
Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual-INDECOPI,
Municipalidad Metropolitana de Lima y del Consejo Nacional de Competitividad-CNC,
teniendo como función presentar el proyecto de modificación del reglamento aprobado
por Decreto Supremo Nº 066-2007-PCM.
Asimismo, se ha aprobado la Ley N° 30230, con la cual se modifica la Ley N° 29664 y
la Ley N° 28976, en los siguientes extremos: a) la competencia para ejecutar las ITSE
Básica, ITSE de Detalle, ITSE Multidisciplinaria e ITSE Previa a Evento y/o
Espectáculo Público a cargo de las Municipalidades Distritales y Provinciales, así
como, el trato especial en el caso de Lima Metropolitana; b) la competencia del
CENEPRED para sancionar con la revocatoria o suspensión a los Inspectores
Técnicos de Seguridad en Edificaciones de incurrir en las infracciones que para tal
efectos se establecen por Decreto Supremo; c) la precisión respecto a que cualquier
referencia a las Inspecciones Técnicas de Seguridad en Defensa Civil o Certificado de
Seguridad en Defensa Civil debe entenderse realizada a las ITSE y al Certificado de
ITSE, respectivamente.
Estando a las nuevas normas vigentes en el marco del SINAGERD y la Ley Marco de
Licencia de Funcionamiento, se hace necesaria la adecuación del Decreto Supremo
Nº 066-2007-PCM, a dichas normas, incorporando la nueva nominación y definiciones,
la identificación de los órganos competentes para la administración de las ITSE, así
como para el seguimiento, monitoreo, supervisión y fiscalización de las mismas; del
mismo modo establecer la reducción de plazos, requisitos y otros aspectos vinculados
a la ejecución de las ITSE, autorización de los Inspectores Técnicos de Seguridad en
Edificaciones, el correspondiente procedimiento sancionador e infracciones, entre
otros.
FUNDAMENTACIÓN:
La Constitución Política del Perú señala, en sus artículos 1 y 2, que la defensa de la
persona humana es el fin supremo de la sociedad y del Estado. Toda persona tiene
derecho a la vida, a su integridad moral, psíquica y física, y a su libre desarrollo y
bienestar.
Asimismo, el artículo 44 de la Constitución Política del Perú, dispone que son deberes
primordiales del Estado, defender la soberanía nacional garantizar la plena vigencia de
los derechos humanos, proteger a la población de las amenazas contra su seguridad.
De igual forma, el artículo 59 de la Constitución: establece que “El Estado estimula la
creación de riqueza y garantiza la libertad de trabajo y la libertad de empresa,
comercio e industria. El ejercicio de estas libertades no debe ser lesivo a la moral, ni a
la salud, ni a la seguridad públicas (…)”.
En concordancia con la Constitución Política del Perú, la Trigésima Segunda Política
de Estado aprobada por el Foro del Acuerdo Nacional, está orientada a promover en el
País una política de gestión del riesgo de desastres, con la finalidad de proteger la
vida, la salud y la integridad de las personas; así como el patrimonio público y privado,
promoviendo y velando por la ubicación de la población y sus equipamientos en zonas
de mayor seguridad, reduciendo las vulnerabilidades con equidad e inclusión bajo un
enfoque de procesos que comprenda: la estimación y reducción del riesgo, la
respuesta ante emergencias y desastres y la reconstrucción; esta política será
implementada por todos los organismos públicos de todos los niveles de gobierno, con
la participación activa de la sociedad civil y la cooperación internacional, promoviendo
una cultura de la prevención y contribuyendo directamente en el proceso de desarrollo
sostenible a nivel nacional, regional y local.
De conformidad con lo señalado en el artículo 3 de la Ley N° 29664, la Gestión del
Riesgo de Desastres es el proceso social cuyo fin último es la prevención, la reducción
y el control permanente de los factores de riesgo de desastres en la sociedad, así
como la adecuada preparación y respuesta ante situaciones de desastre,
considerando las políticas nacionales con especial énfasis en aquellas relativas a
materia económica, ambiental de seguridad, defensa nacional y territorial de manera
sostenible. Asimismo, la Gestión de Riesgos de Desastres se basa en la investigación
científica y de registro de informaciones, y orienta las políticas, estrategias y acciones
en todos los niveles de gobierno y de la sociedad con la finalidad de proteger la vida
de la población y del patrimonio de las personas y del Estado.
Asimismo, el numeral 21.1 del artículo 21 del Reglamento de la Ley N° 29664, que
establece que la Política Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, de obligatorio
cumplimiento, es aprobada mediante Decreto Supremo1, señala a su vez que “es
responsabilidad prioritaria del Estado la protección de la vida e integridad de las
personas, como valores constitucionales superiores…”, lo cual guarda concordancia
con lo establecido por nuestra Constitución Política.
La Cuarta y Quinta Disposiciones Complementarias Finales del Decreto Supremo N°
043-2013-PCM que aprueba el Reglamento de Organización y Funciones del Instituto
Nacional de Defensa Civil, como ya se indicó, precisó que toda referencia efectuada a
las ITSDC, deberá entenderse realizada a ITSE; asimismo, que luego del vencimiento
del plazo de transitoriedad de competencia del INDECI, es el CENEPRED, el que
asume la competencia respecto de la ITSE.
En ese sentido, mediante Resolución Suprema N° 243-2013-PCM, se crea la Comisión
Multisectorial de naturaleza temporal encargada de proponer el proyecto de
modificación del Decreto Supremo Nº 066-2007-PCM. Dicha Comisión estuvo
conformada por el Secretario de Gestión del Riesgo de Desastres de la PCM
(Presidente Comisión), representantes del CENEPRED, INDECI, INDECOPI,
Municipalidad Metropolitana de Lima y del Consejo Nacional de Competitividad,
teniendo como función presentar, en un plazo que no excedería de 20 días hábiles, el
1
La Política Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, ha sido aprobada como Política Nacional de
Obligatorio Cumplimiento, mediante Decreto Supremo Nº 111-2012-PCM.
proyecto de modificación del Reglamento aprobado por Decreto Supremo Nº 0662007-PCM.
Como resultado del trabajo, dicha Comisión Multisectorial, ha determinado la
necesidad de que la modificación a proponer abarque los artículos referidos a los
conceptos, naturaleza y objetos de inspección, organismos competentes para la
ejecución del procedimiento, para el seguimiento, monitoreo, supervisión y
fiscalización; así como, plazos, aspectos referidos a los inspectores técnicos, entre
otros.
Mediante Ley N° 30230, Ley que establece medidas tributarias, simplificación de
procedimientos y permisos para la promoción y dinamización de la inversión en el
país, se incorporan los numerales 14.7, 14.8 y 14.9 al artículo 14 de la Ley N° 29664,
referidos a las competencias para ejecutar las ITSE, por parte de las Municipalidades
Provinciales y Distritales, así como el tratamiento especial en el caso de Lima
Metropolitana; precisándose asimismo, que las ITSE Básicas e ITSE para
espectáculos de hasta 3000 espectadores son ejecutadas por las Municipalidades
Distritales en el ámbito de su jurisdicción y por las Municipalidades Provinciales en el
ámbito del cercado; y las ITSE de Detalle, ITSE Multidisciplinarias e ITSE para
espectáculos con más de 3000 espectadores son ejecutadas por las Municipalidades
Provinciales;
Asimismo, se establece que la Municipalidad Metropolitana de Lima en el ámbito del
cercado ejecuta las ITSE Básicas, ITSE de Detalle e ITSE para espectáculos de hasta
3000 espectadores y en el ámbito de la provincia ejecuta ITSE Multidisciplinaria e
ITSE para espectáculos con más de 3000 espectadores; correspondiendo a las
Municipalidades Distritales de dicha provincia, ejecutar las ITSE Básicas, ITSE de
Detalle e ITSE para espectáculos de hasta 3000 espectadores;
Adicionalmente, la mencionada Ley modificó la Quinta Disposición Final, Transitoria y
Complementaria de la Ley N° 28976 en el extremo de señalar que el CENEPRED es el
órgano competente para sancionar con la revocatoria o suspensión a los Inspectores
Técnicos de Seguridad en Edificaciones de incurrir en infracciones que para tal efecto
son establecidas por Decreto Supremo; así como, la Décima Disposición, Final,
Transitoria y Complementaria, precisando que cualquier referencia a las ITSDC o
Certificado de Seguridad en Defensa Civil debe entenderse realizada a las ITSE y al
Certificado de ITSE, respectivamente.
Las ITSE, constituyen una sustancial herramienta transversal a la Gestión del Riesgo
de Desastres, que comprende el conjunto de procedimientos y acciones efectuados
por los Órganos Ejecutantes del SINAGERD, con la intervención de los Inspectores
Técnicos de Seguridad en Edificaciones autorizados por el CENEPRED, conducentes
a verificar y evaluar el cumplimiento o incumplimiento de la normativa en materia de
seguridad en edificaciones, aplicables en los objetos de inspección, con la finalidad de
prevenir y/o reducir el riesgo debido a un peligro originado por fenómeno natural o
inducido por la acción humana, con la finalidad de proteger la vida de la población y el
patrimonio de las personas y del Estado.
Por tanto, en la ITSE se verifica de manera integral el cumplimiento de la normativa en
materia de seguridad en edificaciones, así como las condiciones de seguridad
estructurales, no estructurales y funcionales, y del entorno inmediato que ofrecen los
objetos de inspección; identificándose los peligros que puedan presentar,
analizándose la vulnerabilidad y el equipamiento de seguridad con el que cuentan
dichos objetos para hacer frente a posibles situaciones de emergencia, formulándose
observaciones de subsanación obligatoria, en caso corresponda, con la finalidad de
proteger la vida de la población y el patrimonio de las personas y del Estado; por tanto
resultan imprescindibles en tanto el bien jurídico protegido es la vida humana.
Al respecto, considerando que la Gestión del Riesgo de Desastres tiene como finalidad
la protección de la vida de la población y el patrimonio de las personas y del Estado,
lo cual guarda concordancia con los derechos fundamentales de la persona
establecidos por la Constitución Política del Estado y con la Trigésima Segunda
Política de Estado, resulta de primordial importancia e indispensable adecuar el
Reglamento, aprobado por Decreto Supremo Nº 066-2007-PCM al marco normativo
vigente; así como, a las normas en materia de simplificación administrativa y de
descentralización, buscando mejorar la ejecución de dichos procedimientos.
En consecuencia, la propuesta ha sido orientada a la aprobación de un nuevo
Reglamento de ITSE, teniendo en consideración la amplitud de contenidos a modificar,
así como lo establecido por la Primera Disposición Complementaria Final del Decreto
Supremo Nº 008-2006-JUS, Reglamento de la Ley Marco para la Producción y
Sistematización Legislativas, que señala:
“Primera.- Carácter excepcional de las modificaciones parciales
Como directriz general se debe evitar la coexistencia de la norma originaria y de
posteriores y sucesivas modificaciones, mediante la formulación de una nueva
disposición en su integridad. La modificación normativa parcial debe ser de carácter
excepcional.”
De otro lado, corresponde resaltar que se ha mantenido la lógica del Reglamento de
ITSDC aprobado por Decreto Supremo N° 066-2007-PCM, en el extremo de excluir del
concepto de centros de diversión a los pubs, karaokes y bares, a fin que su calificación
como objeto de inspección se encuentre vinculada al área ocupada.
SOBRE EL SILENCIO ADMINISTRATIVO NEGATIVO EN LOS PROCEDIMIENTOS
DE ITSE:
El procedimiento de ITSE, es el mismo procedimiento de ITSDC, con las adecuaciones
necesarias a los contenidos técnicos y competencias que trae la Ley del SINAGERD,
así como la simplificación del procedimiento en cuanto a plazos, entre otros aspectos.
La regla general de acuerdo a la Ley Nº 29060, Ley del Silencio Administrativo, es el
Silencio Administrativo Positivo en lo que respecta a los procedimientos
administrativos e interposición de recursos administrativos.
La Primera Disposición Transitoria, Complementaria y Final de la Ley 29060, Ley del
Silencio Administrativo, que dice: “Excepcionalmente, el silencio administrativo
negativo, será aplicable en aquellos casos en los que se afecte significativamente el
interés público, incidiendo en la salud, el medio ambiente, los recursos naturales, la
seguridad ciudadana, el sistema financiero y de seguros, el mercado de valores, la
defensa comercial, la defensa nacional y el patrimonio histórico cultural de la nación,
en aquellos procedimientos trilaterales y en los que generen obligación de dar o hacer
del Estado; autorizaciones para operar casinos de juego y máquinas tragamonedas”.
De acuerdo al Decreto Supremo Nº 079-2007-PCM, que aprobó los lineamientos para
la elaboración y aprobación de TUPAS, que obligaba a la entidades públicas a
actualizar sus TUPAS simplificando los procedimientos, en el marco de la Ley Nº
29060, Ley del Silencio Administrativo, el INDECI entonces competente y responsable
de los procedimientos de ITSDC y de formular la propuesta para el reglamento
aprobado por Decreto Supremo Nº 066-2007-PCM, cumplió con sustentar ante la
Secretaría de Gestión Pública como ente rector de la simplificación administrativa, la
necesidad de mantener el silencio administrativo negativo para dichos procedimientos.
El principal sustento, y que se considera corresponde para el presente caso, se basa
en que la razón que subyace sobre esta disposición es que en este tipo de
procedimientos está en juego la seguridad e integridad de las personas, así como de
su patrimonio, afectando significativamente el interés público.
Esa es la razón por la que se pudo integrar el artículo 35 en el Reglamento de ITSDC
estableciendo que para el caso de los procedimientos de ITSDC, opera el silencio
administrativo negativo. Fundamento que resulta de igual forma válido para el presente
proyecto de Reglamento de ITSE, cuando al vencimiento de los plazos establecidos en
el acotado reglamento, no haya habido pronunciamiento por parte del órgano
competente.
En el caso de los procedimientos ITSE, el bien jurídico protegido es la vida humana,
encontrándose en juego la seguridad e integridad de las personas; por lo que de no
realizarse la evaluación se estaría afectando el interés público. En ese orden de ideas,
no puede desprotegerse a la población, ante la inacción de la autoridad administrativa,
otorgándose un beneficio al administrado que podría encontrarse infringiendo las
normas de seguridad en Edificaciones.
ANÁLISIS DE IMPACTO DE LA VIGENCIA DE LA NORMA EN LA LEGISLACIÓN
NACIONAL
La propuesta alcanzada no se contrapone a ninguna disposición contenida en la
Constitución Política del Perú, ni a ninguna norma legal, permitiendo que el Estado a
través de las instituciones públicas del país, pueda contar con una adecuada norma de
Seguridad en Edificaciones con el objeto de efectuar las ITSE, en el marco de la Ley
Nº 29664, Ley que crea el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y sus
modificatorias y su reglamento, a fin de prevenir o reducir los efectos de un peligro de
origen natural o inducido por el hombre.
Asimismo, en tanto se orienta no sólo a la modificación sino que abarca la aprobación
de un nuevo Reglamento de ITSE, y se deroga el Decreto Supremo Nº 066-2007PCM, que aprobó el Reglamento de ITSDC.
ANÁLISIS COSTO - BENEFICIO
La aprobación del presente Decreto Supremo no significará ningún costo adicional
para el Estado y permitirá una eficiente aplicación del Sistema Nacional de Gestión del
Riesgo de Desastres - SINAGERD al ser reconocido por la sociedad como un sistema
eficiente, cuyo empoderamiento y liderazgo a nivel nacional habrá generado un
escenario futuro cualitativamente mejor a la situación actual, permitiendo una sociedad
más segura y sostenible en la que prevalezca una cultura de prevención de desastres,
pilar fundamental del desarrollo nacional, en la cual se minimiza las condiciones de
vulnerabilidad mediante una eficiente, oportuna y concertada gestión del riesgo de
desastres, a cargo de las instituciones públicas y privadas fortalecidas.
La implementación del presente dispositivo será financiado con cargo a los
presupuestos institucionales según corresponda, sin demandar recursos adicionales al
Tesoro Público.
Descargar

decreto supremo que incorpora la política nacional de