ROCAS Y MINERALES COMO RECURSO
El consumo de rocas y minerales es muy superior al de alimentos. Los
edificios, carreteras, los automóviles y gran cantidad de materiales que
utilizamos diariamente se obtienen a partir de minerales y rocas más o menos
transformados. Se les considera por tanto recursos no renovables ya que su
regeneración es más lenta que el ritmo de consumo.
LAS ROCAS COMO RECURSO
Los usos más habituales de las rocas son:
-
-
-
-
Combustibles: a partir del carbón o el petróleo se obtienen no sólo
combustibles como la gasolina o el butano sino una extensa gama de
productos como plásticos, fibras sintéticas, insecticidas, lubricantes,
asfaltos,…
Rocas ornamentales: en la actualidad cualquier roca que pueda ser
cortada y pulida puede tener uso ornamental. Aunque el mármol ha sido
considerada tradicionalmente la roca ornamental por excelencia, el
granito, la sienita, el gneis y la caliza actualmente se destinan también
para este uso.
Rocas de construcción: se incluyen las rocas como la arenisca, el
conglomerado o la pizarra que son utilizadas sin labrar o
semilabradas.
Aglomerantes: como el cemento, que se obtiene calentando a 1500 ºC la
mezcla obtenida a partir de caliza triturada y arcilla, o el yeso.
Otros materiales de construcción como vidrio, obtenido por fusión de
arenas de cuarzo, o las tejas y ladrillos compuestos de arcilla cocida.
Fertilizantes obtenidos a partir de rocas como las fosfatadas.
YACIMIENTOS MINERALES
La mayoría de los minerales de interés económico se encuentran formando
parte de las rocas en cantidades generalmente muy reducidas, por lo que su
explotación no resulta rentable.
Es importante diferenciar entre recurso y reserva de un mineral.
Se consideran recurso aquellos minerales que por causas geológicas diversas
se separan del resto y se concentran en diversas zonas, mientras que la
reserva la constituyen aquella parte de los recursos minerales que es
perfectamente conocida, tecnológicamente extraíble y económicamente
rentable.
Un yacimiento mineral es una concentración anormalmente alta de uno o más
minerales cuya explotación resulta económicamente rentable. El procedimiento
de búsqueda de un yacimiento se denomina prospección.
En un yacimiento los minerales objeto de la explotación constituyen la mena,
mientras que los que carecen de interés económico se denominan minerales
de ganga. Si cambian las condiciones del mercado o las técnicas de
extracción, un mineral considerado como ganga puede convertirse en mena.
Algunos yacimientos pueden tener origen sedimentario. Comienza su proceso
de formación con la meteorización, siendo la última fase, la de acumulación,
variable. Así se distinguen la acumulación de depósitos de placeres por la
acción de un río (pepitas de oro), las alteraciones edáficas que propician el
enriquecimiento del suelo en unos componentes al ser arrastrados otros por
distintos agentes (yacimientos de hierro), la precipitación (depósitos de halita o
silvina),…
En otros casos el origen es endógeno, ya sea por segregación magmática
(cristalización secuencial de los componentes del magma), por acción del agua
que se calienta por la proximidad del magma y emerge arrastrando minerales
en disolución (yacimientos hidrotermales),…
Dependiendo del uso los minerales se clasifican en:
-
Minerales industriales: todos los que no se utilizan para la obtención de
metales o como gema: cuarzo, grafito, granate, mica, talco,…
Minerales metálicos: magnetita (hierro), Calcopirita o mala quita (cobre),
galena (plomo), oro,…
Gemas o piedras preciosas: diamante, esmeralda, rubí, zafiro. El
granate o el topacio se consideran piedras semipreciosas.
Descargar

RECURSOS MINERALES