ESTIMACIÓN DE LAS TEMPERATURAS DEL CIELO Y DEL
INFIERNO
Enunciado:
Estimar la temperatura que hace en el cielo y en el infierno, según las citas
bíblicas que se encuentran en Is. 30:26 y en Ap. 21:8. En el primer caso se
sugiere suponer que la temperatura en la superficie de la Tierra es de unos
25 ºC y aplicar la ley de Stephan-Boltzmann de la radiación. En el segundo
caso se debe hacer uso de algún dato que proporciona la Química.
Resultado:
La Biblia emplea con frecuencia un
lenguaje poético, sin embargo, en este
ejercicio, se toma de forma literal, para
practicar con conceptos de Física y de
Química.
La ley de Stefan-Boltzmann se puede
resumir
de
forma
que
“la energía
radiada es proporcional a la cuarta
potencia de la temperatura absoluta, de
modo que, por ejemplo, un cuerpo a 273 ºC radia 16 veces la energía que a 0
ºC”. En el cielo "la luz de la luna será como la luz del sol y la del sol será
siete veces mayor que sería la luz reunida de siete días" (Is. 30:26).
Aplicando la ley de la radiación, en este caso, la radiación equivale a 50
veces la del sol sobre la Tierra. Suponiendo en la superficie terrestre una
temperatura de unos 25 ºC (298 K), se obtiene:
Energía radiada por el Cielo/Energía radiada por la Tierra =
= 50 = constante · (T)4 / constante · (298)4
Por lo que T = 792 K, de donde T
Cielo
= 519 ºC.
En el infierno, que es "el lago que arde con fuego y azufre" (Ap. 21:8), se
estaría a unos 120ºC (temperatura de fusión del azufre).
Paradójicamente, el cielo está a mucha mayor temperatura que el infierno.
Descargar

ESTIMACIÓN DE LAS TEMPERATURAS DEL CIELO Y DEL