CONCEPTO NUMERO 769 DE 2004
Renovación de Contrato. Ley 50 de 1990. En los contratos a término fijo, las partes deben
avisar por escrito a la otra parte, con una antelación no inferior a treinta 30 días, su
determinación de no prorrogar el contrato. En el evento en que ninguna de las partes
comunique esta determinación, el contrato se entenderá renovado por un periodo igual al
inicialmente pactado y así sucesivamente
MINISTERIO DE LA PROTECCION SOCIAL
Bogotá 28 de Enero de 2004.
Concepto No. 0769
Señor
RICARDO MURCIA RODRÍGUEZ
Calle 16 No. 9-65, Oficina 1007
Ciudad
Ref.: Rad. Interna No 104870 - Preaviso - Complemento del oficio No.4744 de julio 22 de 2003.
Respetado señor Murcia:
En atención a la consulta, radicada internamente con el número de la referencia, mediante la
cual solicita aclaración relacionada la respuesta dada por esta oficina relativa al preaviso, esta
Dependencia manifiesta lo siguiente con el alcance dado por el artículo 25 del Código
Contencioso Administrativo en el sentido de que el mismo no compromete la responsabilidad
de la entidad y no es de obligatorio cumplimiento o ejecución
Es importante mencionarle que este Ministerio no tiene la facultad de declarar derechos
individuales ni definir controversias cuya decisión este atribuida a los jueces, lo anterior
conforme a lo estipulado en el articulo 486 del Código Sustantivo del Trabajo, subrogado por el
D.L. 2351 de 1965, artículo 41, modificado por la Ley 584 de 2000, articulo 20.
Ahora bien, con respecto a sus inquietudes, dando alcance al oficio No.4744 del 22 de julio del
año en curso, complementamos el mismo manifestando lo siguiente;
En los contratos a término fijo, las partes (empleador o trabajador) deben avisar por escrito a la
otra parte, con una antelación no inferior a treinta (30) días, su determinación de no prorrogar el
contrato. En el evento en que ninguna de las partes comunique esta determinación, el contrato
se entenderá renovado por un periodo igual al inicialmente pactado y así sucesivamente. (Art.
46 del C.S.T., subrogado artículo 3° Ley 50/90)
En los contratos a término indefinido, el numeral 2° del articulo 47 del C.S.T., subrogado por el
artículo 5° del Decreto Ley 2351 de 'Í965, consagra la obligación a cargo del trabajador de darle
aviso por escrito al empleador de su decisión de dar por terminado el vínculo contractual con
una antelación no inferior a treinta (30) días, para que el empleador lo reemplace.
En ambas clases de contratos (fijo e indefinido), si el empleador pretende dar por terminado
unilateralmente el contrato de trabajo por justa causa, en los eventos de los numerales 9 a 15
del literal a) del artículo 7° del D.L. 2351 de 1965, que subrogó el articulo 62 del Código
Sustantivo del Trabajo, deberá darle aviso al trabajador con una antelación no inferior a 15
días.
En los contratos por labor u obra contratada no se contempla la figura del preaviso para
ninguna de las partes, cuando se quiere dar por terminado unilateralmente antes de su
vencimiento.
Finalmente, el articulo 64 del Código Sustantivo del Trabajo, modificado por el articulo 6 de la
Ley 50 de 1990, señalaba en su numeral 5, que si era el trabajador quien daba por terminado
intempestivamente el contrato de trabajo, sin justa causa comprobada, debería pagar al
empleador una indemnización equivalente a treinta (30) días de salario. Para efectos de lo
anterior, el empleador podía descontar el monto de esta indemnización de lo que le adeudara al
trabajador por prestaciones sociales y si se efectuaba el descuento, debía depositarse ante el
juez el valor correspondiente mientras la justicia resolvía lo pertinente.
Con la expedición de la Ley 789 de 2002, el articulo 64 del Código Sustantivo del Trabajo fue
modificado por el artículo 28 de la citada ley, sin que se consagrara en su texto lo
correspondiente a la obligación que tenía el trabajador de pagar una indemnización equivalente
a 30 días de salario, en caso de que este diera por terminado su contrato de trabajo
intempestivamente sin justa causa comprobada.
No obstante lo anterior y analizado el contenido de la Ley 789 de 2002, se encuentra que esta
no modificó en parte alguna lo establecido en el numeral 2 del articulo 47 del Código Sustantivo
del Trabajo, persistiendo por lo tanto la obligación del trabajador de dar aviso por escrito con
una antelación no inferior a 30 días, si éste va a darlo por terminado de manera unilateral.
En este orden de ideas, esta Oficina considera que la Ley 789 de 2002, derogó tácitamente la
consecuencia jurídica de no comunicar con 30 días de antelación la intención del trabajador de
dar por terminado unílateralmente su contrato de trabajo, razón por la cual si el trabajador da
por terminado intempestivamente el contrato de trabajo, sin justa causa comprobada, el
empleador no podrá descontar suma alguna como indemnización por esta omisión; sin
embargo, en lo que respecta a sus inquietudes, le manifestamos que en nuestro concepto, al
no poder descontarle suma alguna al trabajador por abandonar intempestivamente el
trabajo, lo único que puede intentar es obtener el pago de una indemnización por los perjuicios
que le haya causado, acudiendo en tal caso a la Jurisdicción Civil.
Adicionalmente, consideramos que cuando el trabajador da por terminado intempestivamente el
contrato de trabajo, el empleador no podría proceder en darlo por terminado unilateralmente
por justa causa, por cuanto el contrato Jurídicamente ya ha perdido su vig encia.
Cordialmente,
...
CLAUDIA JANETH WILCHES ROJAS
Jefe Oficina Jurídica y de Apoyo Legislativo
Descargar

CONCEPTO NUMERO 769 DE 2004 Renovación de Contrato.