Pquia. Ntra. Sra. de la Candelaria-Iglesia La Viña
2011
GUÍA LECTIO DIVINA para C.B.P.
2º domingo después de la Navidad
2 de enero de 2011
1) INVOCAMOS a DIOS ESPÍRITU SANTO:
Ven, Espíritu Santo y envía desde el cielo
un rayo de tu luz.
Ven, Padre de los pobres,
ven a darnos tus dones,
ven a darnos tu luz.
riega nuestra aridez,
cura nuestras heridas,
suaviza nuestra dureza,
enciende nuestra frialdad,
corrige nuestros desvíos.
Consolador lleno de bondad,
dulce huésped del alma,
suave alivio para el hombre,
descanso en el trabajo,
templanza de las pasiones
alegría en nuestro llanto.
Concede a tus fieles
que en Ti confían,
tus siete sagrados dones.
Premia nuestra virtud,
salva nuestras almas,
danos la eterna alegría. Amén.
Penetra con tu santa luz
en lo íntimo del corazón de tus fieles.
Sin tu ayuda divina no hay nada en el hombre,
nada que sea inocente.
Lava nuestras manchas,
2)
ORACION COLECTA
“Dios todopoderoso y eterno, que iluminas a quienes
creen en ti, llena la tierra de tu gloria y manifiéstate a
todos los pueblos por la claridad de tu luz” P.N.S.J.
PARTIR DEL TEXTO DE LA VIDA
MIREMOS JUNTOS NUESTRA REALIDAD
El niño de Belén, envuelto en pañales y acostado en el pesebre, es el signo de Dios con nosotros; es, sobre todo, como una sola,
nítida, clara, diáfana palabra pronunciada por Dios ...........qué nos dice Dios en esa imagen a nosotros....... qué experimentamos
ante el niño de Belén...............podemos compartirlo........
3) LECTURA: hacemos silencio:
Eclesiástico 24,1-2. 8-12
¡Habla, Señor, que tu pueblo escucha!
4) REALIZAMOS EL ECO :
5) REFLEXIONAMOS
¿QUÉ DICE EL TEXTO?
Aproximadamente el centro del libro de Ben Sirá, o del hijo de Sirá o también llamado el Sirácida; este libro fue redactado en hebreo
hacia el 200 a.C., ha llegado hasta nosotros en distintas versiones.
En general se cita la versión griega, que se presenta bajo dos formas: una más breve que refleja al parecer con mayor fidelid ad el
original hebreo; los añadidos de la versión más larga presuponen una relectura del original en la comunidad judía y más tarde en la
Iglesia primitiva.
En la versión breve, el discurso consta de 22 hemistiquios –o versos-, como los poemas alfabéticos de la Biblia hebrea, este
procedimiento literario parece sugerir la idea de plenitud, así, el discurso de la Sabiduría forma un todo en el que se expresa su ser,
su acción y su mensaje a la asamblea del Altísimo (v. 2)
Es uno de los más importantes y famosos pasajes, que se compone de la alabanza que hace de sí misma la Sabiduría personificada
(1,1-22) y de los comentarios de Ben Sirá al respecto (24,23-34). La Sabiduría habita en Jerusalén; la Sabiduría es la Torá.
Esta autoalabanza de la Sabiduría toma como modelo literario Prov. 8,22-31, que describe a la Sabiduría como una figura femenina
que existió antes de la creación y que toma parte en la obra creadora de Dios.
La contribución original de Ben Sirá está en asignar a la Sabiduría una casa en el templo de Jerusalén (vv 8 al 12). Ben Sirá
consigue, así, reunir los aspectos sapienciales, cultuales y legales de la piedad israelita.
Para Ben Sirá, el culto del templo de Jerusalén es también una obra de la Sabiduría, simplemente porque, al igual que el orden del
mundo, es una expresión de la perfección divina, o más exactamente porque se halla codificado en la Ley que en, en 24,23, se
confunde con la Sabiduría
En v.1 se introduce el himno de alabanza que sobre si misma va a proclamar doña Sabiduría, el cual se puede dividir en tres partes:
1)
La Sabiduría se autodefine como criatura, salida de la boca del Altísimo, conforme al concepto bíblico teológico de que Dios
lo creó todo por medio de su palabra. Por más que la sabiduría se atribuye algunas características propias de una
divinidad, queda establecido que es una criatura y que está al servicio del ser humano y tiene sentido por él
2)
La primera acción de la Sabiduría es buscar una morada, fijar una residencia, cuyo significado simbólico es encontrar el
sentido de sí misma (v. 4-7).
3)
El Creador le fija como morada la “casa” de Jacob, el pueblo de Israel, y ella elige como lugar concreto de su residencia el
monte Sión, es decir, la ciudad de Jerusalén. Se trata de un simbolismo utilizado por Ben Sirá para decir que al mismo
Pueblo que Dios se eligió para si, le otorga además el más grande don: la Sabiduría, cuya concreción es la Torá o Ley . Se
trata de un don maravilloso que ha beneficiado al pueblo haciéndolo el más particular entre todos los pueblos. Para Ben
Sirá, la sabiduría griega con toda su propaganda y todo su aparato, está muy por de debajo de la Sabiduría que Dios le ha
otorgado a Israel, por es no escatima adjetivos ni elogios para ponerla por encima de toda la obra creada y al mismo tiempo
él se define como servidor incansable de ella y llama a que todos la busquen.
Serán estos textos que inspiren a San Juan para su notable prólogo ver Jn 1,1-18; que la liturgia nos invita a contemplar hoy
como concreción de este anuncio, pero con una dimensión infinitamente más grande, insospechada en el texto del A.T.

El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, plenitud de la revelación de Dios, que de una vez para siempre se
ha dado a conocer de modo exhaustivo y total en su Hijo hecho carne.

Jesús, Dios con nosotros, Sabiduría del Padre, resume en Él:

toda la sabiduría revelada por Dios a los hombres

todo el culto del A.T.: él es la verdadera ofrenda

toda la Ley: él es el camino, la verdad y la vida

Jesús, ha puesto su morada entre nosotros, al servicio de la salvación del ser humano.

Jesús, será para nosotros la Sabiduría a buscar, encontrar, descubrir, profundizar, vivir. El sentido del culto, del
sacrificio y de la ofrenda de la vida de todos y cada uno de nosotros. El es centro fundamento y fin de nuestro
quehacer cotidiano, la norma o ley de moralidad, la consistencia de todo.
¿Estamos dispuesto a crecer, desde la Navidad y el pesebre, con Jesús, en la vida personal, familiar y comunitaria en este
nuevo año que comienza? ¿Podríamos planificar o diseñar nuestro itinerario para este nuevo año, nuestros propósitos, nuestras
metas, nuestras opciones? ………..
6) MEDITACIÓN:
¿QUÉ NOS DICE DIOS A TRAVÉS DE ESTE TEXTO?
7) ORACIÓN COMUNITARIA:
8) ACTUAMOS: PROPÓSITO DE ESTE ENCUENTRO: personal y comunitario
APÉNDICE:
Juan 1,1-18
 Este largo texto es una presentación sintética y esquematizada de la historia de la Salvación.
 V.1: al principio, esta expresión recuerda el primer capítulo del Génesis, pero aquí no se refiere al comienzo del mundo, sino al
principio en sentido absoluto, cuando nada existía fuera de Dios.
 V. 5: la luz es la Palabra ( 8,12;9,5), las tinieblas son las fuerzas del mal ( col 1,13)
 V. 6-8: el himno se interrumpe para rebatir a los partidarios del Bautista, que lo consideraban el Mesías.
 V. 12: a los que creen en su nombre: esta es una expresión semítica que indica la fe en la Persona de Jesús.
 V. 13: se trata de una generación espiritual que da la Vida eterna, contrapuesta a la generación carnal, principio dela vida
puramente natural ver 3,3-7
 V. 14: carne en el lenguaje de la Biblia, designa todo el hombre en su debilidad de ser corruptible (3,6; Mt 16,17)
Habitó entre nosotros, literalmente, plantó su carpa a la manera de los nómadas. El texo alude a la morada de Señor en medio
del campamento israelita durante la marcha por el desierto (Ex. 25,8; 40,3 34-35)
Lleno de gracia y de verdad corresponde a la expresión bíblica “pródigo en amor y fidelidad” (Ex 34,6), con la que se describe a
Dios Indica las múltiples manifestaciones del amor de Dios a los hombres y su fidelidad a la palabra dada, es decir, a su
promesas.
v.16: gracia sobre gracia puede significar que a la gracia de la Antigua alianza entre Dios y los hombres fue completada por la
gracia de la nueva Alianza realizada por medio de Jesús; o bien, que la gracia de Jesús concedida siempre más y más a los
creyentes (10,10), corresponde a la que él recibió del Padre en toda su plenitud (v. 14)
En este texto hemos escuchado a Juan presentar a Jesús como la Palabra, veamos que nos sugiere:
 Podemos enunciar tres funciones de la Palabra:
2

a) información: sobre hechos, cosas, sucesos; esta es la función mas objetiva y puede dejarnos el dato de verdades
reveladas .....

b) expresión: toda persona al hablar se expresa, dice algo de sí mismo, esto implica arriesgarse a salir de sí, mostrar su
interioridad...... en todos los niveles desde el grito, pasando por la confesión, la confidencia, etc........

c) llamada: la palabra busca al otro, tiene pasión del otro, ya que el hombre es relación interpersonal. El hombre no habla
a los animales ni a las cosas, necesita “ser con”, busca un tu que le sea semejante, capaz de comprender y acoger la
interior exigencia de darse libremente. El vive para el encuentro y la comunicación. La palabra constituye el lazo de unión
por excelencia entre el yo y el tú como principio original de toda renovada comunión. El hombre se hace “yo” en un diálogo
con el “tú”. En la reciprocidad del hablar y escuchar se actualizan en mí posibilidades dormidas, de despertar, de
descubrir..............Ahí la palabra se vuelve creativa, creando la unidad del nosotros, auténtica comunidad, muy diversa de la
colectividad de masa, que no es unión, sino hacinamiento. Y se convierte en fuerza motriz en el devenir de la historia.
Ante cada una de éstas funciones aplicadas a la Palabra de Dios, se descubre una actitud del creyente:
a)
ante la información ........ la aplicación, investigación, estudio no solo con ciencia sino con conciencia, sabiendo que
quien “desconoce las Escrituras desconoce a Cristo” como decía San Jerónimo..............¿cómo nos aplicamos
nosotros?
b) Dios en su Hijo se dijo, arriesgándose a volcarse todo en el hombre....... en las mas variadas formas de
expresión.........aquí la respuesta es acogida amorosa, corazón amable, espacio agradecido de tanta luz..........
c) Dios habló y quiere encontrar un interlocutor, a Dios no le interesa tanto expresarse cuanto expresarse-nos, es decir
comunicarnos lo mas hondo de su ser........ que es amor.....el hablar de Dios solo encuentra objetivo cuando el hombre
lo escucha, escuchándolo lo ama, amándolo lo sirve, sirviéndolo entra en comunión con El....”la gloria de Dios es el
hombre viviente”........
En éste tiempo en que asombrados proclamamos la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros, recibamos la Palabra en
la mente, en el corazón, en las familias, en los grupos de lectio, de apostolado, en la Comunidad Parroquial. ...... así el pondrá su
morada entre nosotros y la abundancia de su luz despejará tantas tinieblas........
3
Descargar

2º Despues de Navidad - Parroquia Nuestra Señora de la