Construye con Sabiduría
Un maestro albañil, ya entrado en años, estaba listo para retirarse. Le dijo a su jefe de
sus planes de dejar el negocio de la construcción Dará llevar una vida más placentera con su
familia.
El jefe sentía mucho ver que su mejor empleado dejara la compañía y le pidió que
construyese una sola casa más, como un favor personal.
El albañil accedió, pero se veía fácilmente que no estaba poniendo el corazón en su
labor, utilizaba materiales de inferior calidad y el trabajo era deficiente. Era una desafortunada
manera de terminar su carrera.
Cuando el albañil terminó su labor y su jefe fue a inspeccionar la casa, el jefe le
extendió las llaves de la puerta principal. "Esta es tu casa -le dijo-, un regalo para ti".
¡Qué tragedia! Si solamente el albañil hubiese sabido que estaba construyendo su
propia casa, la hubiera hecho de manera diferente, ahora tendría que vivir en la casa que
construyó, no muy bien que digamos.
Si construimos nuestras vidas de manera distraída, poniendo en ella menos de lo que
merece, veremos la situación que hemos creado y encontraremos que estamos viviendo en la
casa que nosotros mismos hemos construido.
Piensa como si fueras el albañil. Piensa en tu casa. Cada día clavamos un clavo,
levantamos una pared o edificamos un techo. Construye con sabiduría. Es la única vida que
podrás construir. Tu vida ahora es el resultado de tus actitudes y elecciones del pasado. Tu
vida mañana será el resultado de tus actitudes y elecciones hechas hoy.
Autor desconocido
Acuérdate de lo Principal
Cuenta la leyenda que una mujer muy pobre, con un niño en brazos, pasó delante de una
caverna y escuchó una voz misteriosa que desde dentro le dijo:
"Entra y toma todo lo que desees, pero acuérdate de 'lo principal'. Ten presente: solo
tienes 3 minutos. Después que salgas, la puerta se cerrará para siempre. Aprovecha la
oportunidad que te doy, pero acuérdate de 'lo principal"...".
La mujer entró en la caverna y encontró muchas riquezas. Fascinada por el oro y las
joyas, puso al niño en el piso y empezó a juntar ansiosamente todo lo que podía en su
delantal.
Agotados los 3 minutos, la mujer cargada de oro y piedras preciosas, corrió fuera de la
caverna, y la puerta se cerró...
Recordó, entonces, que el niño había quedado dentro; pero la puerta estaba cerrada para
siempre.
La riqueza le duró poco; pero la desesperación, siempre.
Recordemos siempre que la vida en este mundo pasa rápido, no agotemos nuestro
tiempo en vanalidades descuidando lo esencial: lo que realmente amamos.
Tradición Hindú
Lea atentamente el texto y luego responda:
1.- ¿Qué explica sobre como se debe vivir la vida el texto del maestro albañil? Explique con sus palabras.
2.- ¿Cuáles son las semejanzas y diferencias entre ambos textos? Explique.
3.- ¿Qué es “lo principal” en el segundo texto y por qué cree usted que la mujer se olvida de ello? Explique.
4.- Formule ejemplos en los cuales se reflejen cada una de las dos actitudes presentadas en los textos (por separado).
Descargar

Construye con Sabiduría