Sorgo, para producir lo que el mercado necesita!
26 marzo, 2009 publicado por: admin .
Giorda, L.M.
Ing. Agr., Ph.D., 2 Ing. Agr.
Cordes, G.G.
EEA INTA Manfredi y Facultad de Ciencias Agropecuarias, UNC.
sorgomanfredi@gmail.com
Son diversas las características que destacan a este cultivo, que sin tener el
status de otros cereales, constituye una alternativa necesaria en zonas de
ambientes pobres, un comodín en el sistema productivo.
En Argentina y otros países el lugar que ocupa el sorgo como parte integrante
de un sistema de producción radica en dos fuertes pilares: su utilización como
grano y forraje para alimento animal, en agroindustria incluyendo
biocombustible y como parte esencial de un sistema de rotaciones que produce
un balance positivo del carbono manteniendo la productividad y estabilidad
estructural del suelo. Este cultivo se destaca por su capacidad de crecer con
alta productividad tanto en zonas tropicales como templadas, por su alta
eficiencia fotosintética, sus altos niveles de acumulación de materia seca, su
posibilidad de crecer en sitios con altas temperaturas y elevados déficit
hídricos, suelos salinos e inundables, su característica de “stay green”,
capacidad de rebrote (forrajero) y por su variabilidad genética que permite la
producción de distintos tipos de sorgo (graníferos, forrajeros, azucarados, de
bajo contenido de lignina y de alta energía) constituyendo un seguro en el
sistema productivo, si se le da el manejo adecuado según su utilización.
Las ventajas mencionadas sumadas a que el sorgo puede ser usado como
complemento e incluso como único alimento de distintas maneras - pastoreo
directo, diferido o reserva en distintos tipos de silo de grano húmedo o planta
entera- permiten a los productores de forraje/ganado una mayor flexibilidad en
el manejo de sus recursos.
La literatura muestra resultados variables en cuanto a la digestibilidad,
producción de materia seca y concentración energética entre sorgos bmr y sin
esta característica e incluso comparados con maíz, con mayores valores para
los graníferos sileros, en algunos casos, o sin diferencias significativas con el
maíz y con los sorgos bmr, en otros. Esto se debe a que en los ensayos
informados, se utilizaron distintos híbridos de maíz y de sorgo con o sin la
característica de bmr, se realizaron en distintos ambientes (localidades), en
distintas fecha de siembra, con diferentes manejos, densidades y productividad
de grano.
También se ha informado “que el sorgo no es mejor que el maíz, sino que bajo
ciertas condiciones climáticas puede dar un silaje de calidad equivalente”.
Entonces por que no expresar que el silaje de sorgo es de igual o mayor
calidad nutritiva que el de maíz bajo ciertas condiciones ya que el sorgo tiene
varias ventajas: puede dar rendimiento de grano de más de 20tn/ha en suelos
sin limitantes edafoclimáticas con un manejo apropiado, expresa alta
productividad en biomasa y grano en ambientes pobres limitantes para el
maíz, tiene un menor costo de implantación, puede lograrse dos cosechas en
algunas en zonas tropicales y subtropicales, requiere 25% menos de agua que
el maíz para formar un kilogramo de materia seca dando mayor seguridad de
cosecha y hay distintos tipos de sorgo en el mercado adaptados a cada
situación que permiten obtener silos de alta calidad nutritiva
¿Ante tanta disparidad como podemos homogenizar la información existente?,
¿Qué tipo de sorgo es mejor?, ¿Varía la calidad en relación al
híbrido/ambiente/manejo?, ¿Cuáles son los principales parámetros que hacen a
la calidad del silo?: digestibilidad, contenido proteico (PB), hemicelulosa,
celulosa, lignina, almidón, azucares simples, textura del endospema, taninos,
productividad de biomasa y grano?
Distintos autores coinciden que la calidad nutritiva del silaje de sorgo o maíz
depende del contenido de grano y de la digestibilidad de la planta, y que es
aconsejable un 25% o más de almidón en el mismo.
Cordes, plantea que el contenido de carbohidratos no estructurales (almidón y
azúcares) en sorgo, es uno de los principales componentes de la calidad de
forraje, existiendo diferencias genéticas para ese carácter. Determina el valor
relativo de los componentes de calidad de planta y silaje de planta entera, de
parentales e híbridos con características especiales de calidad nutricional de
grano y forraje. Este autor concluye que el almidón y la FDA (celulosa y
compuestos lignocelulósicos) son los parámetros que mejor explican la
digestibilidad y el contenido de ambos difieren significativamente entre
genotipos. A su vez a través del análisis de coeficiente de sendero, indica una
fuerte correlación directa positiva entre digestibilidad y almidón y una fuerte
correlación negativa directa con FDA.
El contenido de almidón de los genotipos de sorgo se puede inferir, a partir de
la proporción de panojas, ya que existe una correlación positiva y significativa
de R2=0.98 entre estos parámetros, o sea un alto índice de cosecha.
Por otra parte, se encontró que dos líneas parentales de sorgo bmr, 04-343 y
05-193 difirieron significativamente en sus valores de digestibilidad, FDN,
FDA, pero no en lignina (5,37% vs. 5,94%).
A su vez parentales blancos sin tanino con valores similares de FDN y FDA
presentaron diferencias significativas en su valores de lignina (5,66% vs.
7.09%). Ello es debido a una mayor proporción de panoja y almidón que
incrementó la digestibilidad, independientemente de los valores de lignina.
Algo similar ocurre con híbridos blancos o rojos sin tanino, con tanino,
graníferos o sileros con y sin nervadura marrón donde los valores bajos de
lignina son independientes de la presencia del gen bmr. Esto último se observa
como consecuencia de que varios son los genes bmr involucrados en la
expresión fenotípica de nervadura marrón y éstos difieren en el grado en
que reducen la proporción de lignina (5 a 50%).
Se corrobora la necesidad de elegir híbridos o cultivares con un alto índice de
cosecha, o sea alta proporción de panoja y en consecuencia alto contenido de
almidón, bajo contenido de lignina y compuestos lignocelulósicos (FDA) y
alta productividad de materia seca.
Para lograr que estos parámetros cumplan con la obtención de un silo de
calidad es necesario que estos ideotipos de sorgo expresen su potencial a
través de un manejo adecuado para cada ambiente, localidad y objetivo de
producción, empezando con una buen implantación del cultivo, una densidad
adecuada a cada tipo de material, con fechas de siembras que responda a las
necesidades de producción y ambiente (una o dos cosechas, uso como silo y
diferido, etc), y el momento óptimo de confección de silo.
En el caso de híbridos de sorgo para silo, debe buscarse un equilibrio entre
producción de MS/ha y rendimiento de grano (almidón) a través de la
densidad, para obtener la máxima producción de MS digestible/ha,
especialmente en materiales que no tienen el carácter de nervadura marrón.
Para la zona subhumeda, los híbridos sileros de mayor altura y porte de planta
tuvieron un comportamiento distinto a los híbridos graníferos de hasta 1,80m
de altura, ya que las mayores densidades (200.000 pl/ha) resultaron en mayor
rendimiento de MV y MS pero no así en la productividad de grano.
Consecuentemente se sugiere seleccionar materiales de sorgo que respondan
al ideotipo mencionado, lo cual en la práctica no siempre es posible. En este
caso y dependiendo del destino u objetivo de producción y del ambiente puede
usarse un material de alta productividad de MS/ha con más de un 60% de
digestibilidad y aumentar la misma complementando con algún otro alimento
que mejore la calidad nutricional o combinando la siembra del sorgo con otro
cultivo como soja, que potencie los resultados del silo obtenido.
http://www.peman.com.ar/notas/index.php?action=fullnews&id=12
Descargar

Sorgo, para producir lo que el mercado necesita! 26 marzo, 2009