Fecha de Sentencia: 05-2009

advertisement
Fecha de Sentencia: 05-2009
Jurisdicción: Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca
Fuero: Civil, Comercial, de Minas y del Trabajo
Juzgado: Cámara de Apelaciones Civil, Comercial, de Minas y del Trabajo de Segunda
Nominación
Autos: “SEGURA, JULIO CÉSAR Y SEGURA, NORA VIVIANA NIETO DE S/
DIVORCIO VINCULAR POR PRESENTACIÓN CONJUNTA” EXPTE. CÁMARA
Nº 272/07
Sumario: La Alzada decide NO HACER LUGAR al Recurso de Apelación interpuesto
contra sentencia definitiva que hace lugar a la acción incoada declarando el divorcio
vincular declarando disuelta la sociedad conyugal e imponiendo las costas del proceso
por su orden, cuestión, ésta última, objeto del presente.-
Vocablo: DIVORCIO VINCULAR POR PRESENTACIÓN CONJUNTA- FAMILIAMATRIMONIO- COSTAS POR SU ORDEN- SOCIEDAD CONYUGAL-
SENTENCIA DEFINITIVA Nº
En la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, a los
días del mes de mayo de Dos Mil Nueve se
reúne en Acuerdo la Cámara de Apelaciones Civil, Comercial, de Minas y del
Trabajo de Segunda Nominación, integrada en estos autos por sus Ministros: Dr.
Manuel de Jesús HERRERA, Presidente; Dra. Nora VELARDE de CHAYEP, Decano y Dr. Jorge Eduardo CROOK, Vice Decano, para conocer del
Recurso de Apelación interpuesto en los autos: Expte. Cámara Nº 272/07, caratulados: “SEGURA, Julio César y SEGURA, Nora Viviana Nieto de - s/ Divorcio Vincular por Presentación Conjunta”, estableciéndose la siguiente cuestión a
resolver: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - ¿Es justa la sentencia apelada? - - - - - - - - - - - - - - -
1
Practicado el sorteo de ley, dio el siguiente orden de
votación: Dr. Jorge Eduardo Crook en primer término, Dra. Nora Velarde de
Chayep en segundo lugar y, por último, el Dr. Manuel de Jesús Herrera.- - - - - A LA CUESTIÓN PLANTEADA, EL DR. JORGE EDUARDO CROOK, DIJO: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 1) Que a fs. 254 y ss. recae sentencia definitiva en
estos autos haciendo lugar a la acción incoada declarando el divorcio vincular
entre Julio C. Segura y Nora V. Nieto declarando disuelta la sociedad conyugal e
imponiendo las costas del proceso por su orden, cuestión, ésta última, objeto del
recurso de apelación interpuesto. A fs. 258 apela Nora Viviana Nieto expresando
agravios a fs. 274 y ss. A fs. 282 y ss. contesta Julio César Segura. Finalmente, a
fs. 288 se llama autos para resolver y, en mérito al sorteo efectuado, me corresponde emitir voto en primer lugar acerca del recurso de apelación articulado.- - 2) La parte apelante expresa, en primer lugar, que su
ex cónyuge el Sr. Julio C. Segura desistió del juicio de divorcio contencioso fundado en las causales de injurias graves solicitando su conversión en divorcio por
mutuo consentimiento, acordándose en esa presentación la división de los bienes
entre los cónyuges. Que su parte se vio obligada a firmar esta primera conversión en razón de que con el acuerdo de bienes se ponía fin al juicio. Que luego
de haberse realizado la primera de las audiencias del art. 236 del C.C. y cuando
ya su parte había pedido urgentes medidas cautelares, el Sr. Segura reformuló su
posición jurídica y procesal, rectificando el convenio de bienes como si en forma
unilateral pudiera alterar o modificar el acuerdo de voluntades. Que así la Sra.
Juez de Familia dio trámite a dicha petición, la cual muestra la contramarcha
respecto de sus propios actos en la que incurrió el Sr. Segura, todo ello dentro de
un acuerdo que se había cumplido casi en un noventa por ciento. Que ocho meses más tarde, decidió retransformar el divorcio contencioso en una acción por
mutuo consentimiento, reconociendo vigencia a la validez de la presentación
conjunta de fs. 37. Que su parte aceptó semejante conducta pues sino jamás terminarían los procesos. Que resulta evidente que la conducta contradictoria que
2
urdió el Sr. Julio Segura fue a los fines de defraudar a su cónyuge, ello mediante
maniobras dolosas que no pueden resultar premiadas en la sentencia declarativa
del divorcio, con costas por el orden causado pues ello implica no castigar la
conducta del mencionado Segura.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 3) Así, y a los fines de dar un acabado tratamiento al
agravio puntual expuesto que ataca la imposición de costas en autos, señalaré
que la demanda radica en un divorcio iniciado por el trámite de injurias graves y
resuelto por la Magistrada interviniente por mutuo consentimiento, la cual fue
objeto de sucesivas transformaciones en el curso de su tramitación, las que infra
describiré sólo someramente a los fines de su entendimiento, resultando de ribetes sumamente particulares. Por su parte, como anticipé, la juez de grado resuelve declarando el divorcio vincular entre los peticionantes (arts. 215, 236 y ccs.
del C.C.), declarando disuelta la sociedad conyugal e imponiendo las costas por
su orden.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 4) Efectuada esta introducción entonces, la cuestión
se centra pues en determinar si corresponde revocar el pronunciamiento apelado
e imponer las costas a Julio C. Segura atento a que éste intentó, en todo el trámite del divorcio, defraudar a su cónyuge. A este respecto, corresponde citar, en
primer lugar, la norma del art. 68 del C.P.C.C. en cuanto la misma establece el
principio general que determina que quien resulte vencido debe pagar las costas
del proceso, el cual se funda, entre innumerables fundamentos dados por los
autores, en dos pilares, a saber: a) Que deben repararse los gastos necesarios que
ha debido efectuar la parte vencedora para obtener el reconocimiento de su derecho y, b) En el hecho objetivo de la derrota. El vencimiento se produce cuando
existe estimación de las pretensiones de un litigante contra su adversario, es decir, que obtiene del órgano jurisdiccional la protección jurídica de sus pretensiones (Reimundín, Condena en Costas, pág. 106/107). En consecuencia, deben
darse para la existencia del vencimiento, la concurrencia de partes en litigio y la
contradicción que debe existir entre ellas. La propia norma establece la excepción a dicho principio general autorizando al Juez a eximir de costas al litigante,
3
siempre que encontrare mérito para ello en forma excepcional y por razones muy
fundadas, debiendo expresarlo en su pronunciamiento. Además debe ponderarse
cada caso en particular. Ahora bien, en particular, respecto a los juicios en los
cuales se resuelve divorcio por mutuo consentimiento, como en la especie, en
principio, las costas se deben distribuir por el orden causado, sin perjuicio de lo
que hubiere podido pactarse. En la especie, la apelante denuncia una serie de hechos, a los que remitimos brevitatis causae, que el cónyuge ha realizado deliberadamente con la intención de perjudicar a su parte y que ameritarían la imposición de costas en su contra.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - Así, cierto es que el Sr. Segura ha tenido vaivenes en
el trámite de esta acción con idas y vueltas respecto del tipo de acción entablada
originariamente pero también es cierto que la contraria consintió esas actuaciones y nada dijo en la oportunidad procesal pertinente, no resultando un motivo
valedero simplemente aducir que no impugnaba las resoluciones o providencias
dictadas por el solo motivo de que no quería continuar litigando. Si consideró
que se perjudicaban sus intereses pudo echar mano de los remedios procesales
pertinentes y no lo hizo. Veamos sólo a título ilustrativo. Inicia Julio C. Segura
divorcio por injurias graves conforme libelo introductorio de fs. 30 y ss. A fs. 37
ambas partes, y no sólo el actor Segura, solicitan la transformación de la acción
iniciada en los términos del art. 214 -inc. 1º- del C.C. en divorcio por presentación conjunta. A fs. 130/131 Julio Segura rectifica la acción conjunta, solicitando se transforme nuevamente en contenciosa fundada, esta segunda vez, en la
causal de infidelidad. A continuación (fs. 132) y con fecha 08 de noviembre de
2006 el Tribunal de Grado hace lugar a la petición y corre traslado de la presentación, sin que la Sra. Viviana Nieto haya impugnado dichas decisiones del tribunal. Más aún, contesta el traslado de la demanda negando expresamente las injurias graves que se le atribuían, es decir, traba la litis respondiendo respecto de
dichas causas invocadas. Es más, reconviene a fs. 164 igualmente por la causal
de injurias graves, reconvención ésta que es contestada por Julio César Segura a
fs. 167 trabándose así la litis en esos nuevos términos reconvencionales. Luego a
4
fs. 237 y sorprendentemente, ambas partes, en la audiencia del art. 236 del C.C.,
solicitan la retransformación en divorcio vincular por presentación conjunta. Todo ello no hace más que mostrar la conducta procesal que ha tenido la parte ahora apelante, y la contraria, resultando inverosímil que todo lo relatado haya sido
para tratar de no extender el litigio, como invoca en su libelo apelatorio. No es
esa la sensación que me imbuye luego de revisar las actuaciones llevadas a cabo,
sino verdaderamente todo lo contrario. Es decir, ante este sorprendente cuadro
procesal contradictorio, mi conclusión es que la ahora quejosa, como su contraparte en este divorcio participaron activamente en la litis conforme entre ambas
ribetes que la misma iba describiendo, razón por la cual a esta altura de las circunstancias no es ajustado a derecho pretender que se apliquen las costas al Sr.
Segura. Por el contrario, considero ajustado a derecho lo decidido pues la cuestión terminó como presentación conjunta, correspondiendo en esa hipótesis como dije ab-initio imponerse las costas por su orden, como se hizo en la instancia
de origen. Finalmente todas las cuestiones de índole penal denunciadas deben
ser dilucidadas por la vía correspondiente no ostentando a mi juicio influencia
alguna en la decisión acerca de las costas, más aún después de describir la presente litis. Acerca de las costas, las mismas se imponen por su orden igualmente
en esta Instancia.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - En síntesis, me pronuncio por rechazar el recurso de
apelación interpuesto por Nora Viviana Nieto en contra de la Sentencia Definitiva Nº 71, de fecha 06 de julio de 2007, confirmando el pronunciamiento recurrido en cuanto impone las costas por su orden. Las costas se imponen en esta instancia por su orden en el mismo sentido.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - ES MI VOTO.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - A LA CUESTIÓN PLANTEADA, LA DRA. NORA VELARDE DE CHAYEP, DIJO: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 1) Coincido plenamente con el colega que me precede, por cuanto en la primera conversión operada, las partes consensuaron la conversión la primera y tercera vez. La segunda reconvención se produce ante el pe5
dido de una de las partes y la otra no opuso resistencia, más aún luego reconvino, reafirmando así el marco contradictorio de la litis. Al respecto se ha dicho
que: “si luego de iniciado el juicio de separación personal o de divorcio contencioso, el mismo es desistido de común acuerdo por las partes (para imprimir a la
causa el trámite de la demanda por presentación conjunta; arts. 205, 215 y 236
C.C. según Ley 23.515), las costas derivadas de la actuación contradictoria deben ser impuestas en el orden causado, ya que quienes llegaron a ese acuerdo deben cargar con las consecuencias que de él derivan (Condena en Costas en el
Proceso Civil, Loutayf Ranea, Ed. Astrea). Por ello me pronuncio, al igual que
mi colega, por la confirmación de las costas por su orden en Primera Instancia,
no siendo atendibles las razones que desgrana el memorial respectivo. En esta
Instancia por su orden atento a la falta de contradicción.- - - - - - - - - - - - - - - - ES MI VOTO.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - A LA CUESTIÓN PLANTEADA, EL DR. MANUEL DE JESÚS HERRERA, DIJO: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - Adhiero sin hesitación a lo señalado por mis colegas,
en especial al meduloso voto de quien lleva la primera opinión.- - - - - - - - - - - ES MI VOTO.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - Con lo que finalizó el Acto, quedando acordada la siguiente sentencia, doy fe.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
6
SAN FERNANDO DEL VALLE DE CATAMARCA,
de mayo de 2009
Y VISTOS: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - En mérito al Acuerdo que precede y a la unanimidad de votos de los Sres. Jueces, - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - SE RESUELVE: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - I) No hacer lugar al Recurso de Apelación interpuesto en
autos por Nora Viviana Nieto en contra de la Sentencia Definitiva Nº 71, de
fecha 06 de julio de 2007, confirmando el pronunciamiento recurrido en cuanto
impone las costas por su orden.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - II) Imponer las costas en esta instancia por su orden.- - - - III) Protocolícese, notifíquese y vuelvan los autos al Juzgado de Origen.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - m.m.
7
Descargar