AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN
3397/2012.
QUEJOSOS: ********** Y OTROS.
PONENTE: MINISTRA OLGA SÁNCHEZ CORDERO
GARCÍA VILLEGAS
SECRETARIA: ROSALÍA ARGUMOSA LÓPEZ
DE
México, Distrito Federal. Acuerdo de la Primera Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al trece
de febrero de dos mil trece.
V I S T O S; Y,
R E S U L T A N D O:
PRIMERO. Demanda de Amparo. Por escrito presentado el
dos de mayo de dos mil doce, en la Oficialía de Partes Común 01
para Salas Civiles del Tribunal Superior de Justicia del Distrito
Federal, **********, por su propio derecho y como representante
común de **********, **********, ********** y **********, demandaron
el amparo y protección de la Justicia Federal en contra de las
autoridades y por el acto que a continuación se indica:
Autoridades Responsables:
Magistrados de la Novena Sala Civil del Tribunal Superior de
Justicia del Distrito Federal.
Actos Reclamados:
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
La sentencia dictada en el toca 181/2012, en la cual la
responsable confirmó la sentencia de primera instancia.
SEGUNDO. La parte peticionaria de garantías señaló como
garantías violadas, las contenidas en los artículos 14 y 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; narró los
antecedentes del caso y expresó los conceptos de violación que
en esencia son los siguientes:
 La parte peticionaria de garantías adujo que la resolución
impugnada es violatoria de los artículos 14 y 16 constitucionales
en relación con el debido proceso legal, pues no realizó un
análisis exhaustivo e integral de los agravios hechos valer por la
parte recurrente.
 Por otra parte, señalan los recurrentes que la resolución de
la responsable viola sus derechos humanos, en virtud de que no
obstante que estaba obligada la responsable a desahogar la
prueba pericial ofrecida en los términos del artículo 347 del
Código de Procedimientos Civiles del Distrito Federal, no lo hizo,
violando con ello sus derechos humanos, dado que el
apercibimiento hecho al oferente respecto de “sin lugar a tener
aceptado y protestado el cargo conferido a la perito de la
demandada ********** por hacerlo de forma extemporánea”,
sanciona a la demandada por conductas de un tercero, es decir
por causas no imputables al oferente como lo ordena el artículo
692 quater del código procesal invocado, teniendo a la
demandada por conforme con la prueba pericial de la actora con
fundamento en la fracción VI del artículo 347 del Código de
2
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
Procedimientos Civiles, lo que resulta inconstitucional y violatorio
de sus derechos humanos, ya que se dejó de aplicar la reforma
constitucional que obliga a todos los tribunales a declarar la
improcedencia e inconstitucionalidad de las normas que violan los
derechos humanos de los gobernados.
Por lo que aducen, dicho apercibimiento le crea agravio a la
parte recurrente cuando en la sentencia definitiva se crea
convicción y se le condena con dicha probanza en términos del
artículo 958 del Código de Procedimientos Civiles del Distrito
Federal, que a diferencia del Código Procesal Federal y de la Ley
de Amparo, utiliza medidas de apremio en contra del perito y no
de su oferente en clara violación al debido proceso legal y a la
Convención Latinoamericana sobre Derechos Humanos, Pacto de
San José, en específico el artículo 8° que señala que toda
persona tiene derecho a ser oída con las debidas garantías o
debido proceso legal, y no existe debido proceso legal, cuando la
obligación de un tercero (perito), de presentar en el término el
ocurso correspondiente, implica una sanción sobre la parte, pues
tal arbitrariedad impone una carga sobre la conducta de un
tercero, pues el perito fue avisado desde el día de su
ofrecimiento, por lo que tal disposición contraviene el debido
proceso legal, la Constitución y el Tratado internacional ya que se
trata de obligaciones imposibles pues escapan de la voluntad del
oferente.

Asimismo, aducen los quejosos que el responsable dejó
de aplicar la ley y la jurisprudencia, toda vez que si la demandada
contestó que reclamaba el pago de lo contenido en el contrato,
3
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
cantidad a la que daba plena validez tal contestación se trataba
en los términos de lo ordenado por el artículo 266 del código
procesal vigente en el Distrito Federal, de la confesión ficta del
contrato, es decir, del reconocimiento de la validez que la
responsable le priva y que dejando de analizar las constancias de
autos de manera integral debió tener por confesa a la demandada
reconvencional y actora en el principal y probada la acción
reconvencional y
la
existencia del
contrato base
de
la
reconvención.

Por otro lado, señala la parte quejosa que la
responsable no analizó su cuarto agravio del escrito de apelación,
violando
sus
derechos
humanos
toda
vez
que
aplicó
inadecuadamente la ley, vulnerando el debido proceso legal, ya
que debió de desechar las pruebas que no fueron anunciadas por
la actora en su escrito de contestación de demanda, pues
desconociéndolas, al demandado se le deja en estado de
indefensión.

Finalmente, señalan que la resolución de la responsable
carece de la debida fundamentación y motivación ya que no reúne
los requisitos de congruencia, exhaustividad entre los agravios
expresados y la sentencia, dado que no analizó los mismos,
además de que no funda su sentencia en un mejor derecho o en
la ocupación ilegal del bien, sino únicamente en que la actora es
propietaria del mismo sin considerar que lo vendió, o sin analizar
el origen de la posesión del inmueble por parte de los hoy
recurrentes.
4
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
TERCERO. Trámite del juicio de amparo. La demanda se
turnó al Décimo Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Civil del
Primer Circuito, el que por acuerdo de su Presidente de veintidós
de mayo de dos mil doce la admitió a trámite, registrándola con el
número D.C. 376/2012.
Una vez seguido el juicio en todas sus etapas, el diecinueve
de octubre de dos mil doce, el Tribunal Colegiado pronunció
sentencia cuyo resolutivo fue el siguiente:
“ÚNICO. La Justicia de la Unión no ampara ni
protege a **********, por su propio derecho y como
representante común de **********, **********, **********
y **********, contra la sentencia definitiva de
veintinueve de marzo de dos mil doce, pronunciada
por la Novena Sala Civil del Tribunal Superior de
Justicia del Distrito Federal, en el toca 181/2012, y
su ejecución, atribuida a la propia sala.”
Las consideraciones que sustentaron el fallo recurrido en
esencia son las siguientes:
 El Tribunal Colegiado calificó de inoperante la violación
procesal alegada por los quejosos, relativa a la falta de admisión y
desahogo de la prueba pericial en materia de caligrafía y
grafoscopía ofrecida a su cargo, al sostener que de forma ilegal el
Juez de origen la declaró extemporánea y al hacer efectivo el
apercibimiento decretado en proveído de diecinueve de octubre
de dos mil once, en virtud de que consideró que las
5
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
transgresiones procesales alegadas en los conceptos de violación
deben cumplir con la debida preparación a que se refiere el
artículo 161 de la Ley de Amparo para que sean susceptibles de
ser estudiadas en el juicio de amparo.
 Esto es, deben ser impugnadas en el curso del
procedimiento mediante el recurso ordinario que prevé la ley,
además que se debe invocar como agravio en la segunda
instancia si se cometió en la primera, para el caso de que la
violación continúe lesionando sus intereses, cuando dicho recurso
no
exista
o
existiendo
fuese
desechado
o
declarado
improcedente, excepto en los casos que los mismos preceptos
prevén respecto de juicios de amparo promovidos en contra de
actos que afecten derechos de menores o incapaces, ni en los
promovidos contra sentencias dictadas en controversias sobre
acciones del estado civil o que afecten el orden y la estabilidad de
la familia, sin embargo, cuando el recurso es desechado o
declarado improcedente, los conceptos de violación deben ser
dirigidos a combatir tal consideración, más no la primigenia
actuación.
 En consecuencia si los interesados hicieron valer recurso
de apelación en contra del proveído de siete de noviembre de dos
mil once, por el que la juez negó tener por aceptado el cargo del
perito, pero dicho recurso fue desechado por extemporáneo, por
consiguiente los conceptos de violación deben ser dirigidos a
combatir los razonamientos que negaron la admisión del recurso
ordinario impuesto en contra del auto de siete de noviembre de
dos mil once, y no en contra de dicho proveído, por ser dicha
6
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
actuación la que en su caso le causa perjuicio a los promoventes
del amparo, y al no hacerlo se reputan inoperantes por
deficientes.
 En ese mismo sentido, el Tribunal Colegiado consideró
que las diversas violaciones procesales señaladas por los
quejosos, como son el desechamiento de las pruebas que no
fueron anunciadas por la actora en su escrito inicial de demanda,
así como la indebida admisión de la prueba pericial a cargo de su
contraparte, debían ser combatidas por medio de recurso de
apelación.
 Por otra parte, en cuanto a los conceptos de violación
dirigidos a controvertir el fondo del asunto, el Tribunal Colegiado
señala que los quejosos pretendieron rebatir la sentencia de
primer grado señalando infracciones directas del Juez de origen,
cuando ésta última quedó sustituida procesalmente y cesó en
todos sus efectos al dictarse el fallo de segunda instancia, por lo
que consideró que no podía analizarse aquélla si ya fue sucedida
por otra.
 Por otro lado, declaró infundado el argumento de los
inconformes respecto a que la responsable al emitir la sentencia
transgredió en su perjuicio los artículos 14 y 16 constitucionales y
que en forma incongruente e ilegal no analizó la totalidad de sus
agravios, en los que combatieron la ilegal admisión de las
pruebas de su contraparte, ya que consideró que la responsable
al resolver el recurso de apelación interpuesto, en modo alguno
infringió
el
principio
de
congruencia,
puesto
que
como
acertadamente lo resolvió, se encontraba impedida para analizar
7
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
las violaciones procesales acaecidas dentro del procedimiento
natural, por ser materia exclusiva del recurso las consideraciones
que sustentan la sentencia del juez a quo, atento a lo establecido
en el artículo 688 del Código de Procedimientos Civiles para el
Distrito Federal.
 A su vez, el Tribunal Colegiado declaró inoperantes los
argumentos de los inconformes que lejos de desvirtuar las
consideraciones medulares en que se apoyó la Novena Sala Civil
del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal al resolver el
recurso de apelación, sólo se concretaron a reiterar lo expuesto
en sus agravios, lo que señaló el Colegiado, de suyo, implicaba
que dicho órgano jurisdiccional se encontrara impedido para
analizar de forma general el acto reclamado, conforme a la
técnica que rige el juicio constitucional, al tratarse de un amparo
civil el cual es de estricto derecho y por no tratarse de alguno de
los casos previstos en el artículo 76 de la Ley de Amparo.
CUARTO. Recurso de revisión. Inconforme con la
resolución de amparo directo, la parte quejosa interpuso recurso
de revisión, el cual mediante acuerdo de veintinueve de octubre
de dos mil doce, dictado por el Presidente del Décimo Cuarto
Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, se tuvo
por interpuesto y por tanto se ordenó la remisión de los autos a la
Suprema Corte de Justicia de la Nación para su substanciación.
QUINTO. Trámite en la Suprema Corte de Justicia. Una
vez que fueron recibidos los autos en la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, por proveído de cinco de noviembre de dos
8
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
mil doce, su Presidente ordenó formar el toca de amparo directo
en revisión 3397/2012 y notificar al Procurador General de la
República por conducto del Agente del Ministerio Público Federal
adscrito al Alto Tribunal, así como remitir del asunto a la Primera
Sala por corresponder la materia del mismo a la especialidad de
ésta.
SEXTO. Por auto de nueve de noviembre de dos mil doce, el
Presidente de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación tuvo por recibidos los autos; se avocó al conocimiento
del asunto y ordenó su envío a la Ponencia de la Ministra Olga
Sánchez Cordero de García Villegas para la elaboración del
proyecto correspondiente.
C O N S I D E R A N D O:
PRIMERO. Competencia. Esta Primera Sala de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, es legalmente competente para
conocer del presente recurso de revisión, en términos de lo
dispuesto por los artículos 107, fracción IX, de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos; 84, fracción II, de la
Ley de Amparo; y, 21, fracción III, inciso a), de la Ley Orgánica
del Poder Judicial de la Federación; y conforme a lo previsto en el
Punto Cuarto, en relación con el Tercero, fracción III, y Cuarto del
Acuerdo General Plenario 5/2001, y toda vez que el recurso fue
interpuesto en contra de una sentencia pronunciada por un
Tribunal Colegiado en un juicio de amparo directo, en el que la
parte
quejosa
aduce
que
subsiste
el
problema
de
constitucionalidad.
9
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
SEGUNDO. Oportunidad del recurso. El recurso de
revisión fue interpuesto en tiempo, de conformidad con lo
dispuesto por el artículo 86 de la Ley de Amparo, al apreciarse de
las constancias existentes que la sentencia recurrida fue
notificada a los ahora recurrentes por medio de lista el jueves
veinticinco de octubre de dos mil doce, surtiendo sus efectos el
día hábil siguiente, es decir, el viernes veintiséis del mes y año en
cita.
En ese sentido, el término de diez días señalado en el
artículo de mérito, transcurrió del lunes veintinueve de octubre al
martes trece de noviembre de dos mil doce, excluyéndose los
días veintisiete y veintiocho de octubre; tres, cuatro, diez y once
de noviembre por ser sábados y domingos en términos de lo
dispuesto por los artículos 23 de la Ley de Amparo y 163 de la
Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, así como los
días uno y dos de noviembre del año en cita por ser inhábiles en
términos del Acuerdo 31/2011 del Pleno del Consejo de la
Judicatura Federal; por lo cual, si el recurso fue interpuesto el día
veinticinco de octubre del año en curso, es inconcuso que se hizo
valer con la debida oportunidad, aun cuando haya sido
presentado antes de que comenzara a correr el plazo para ello,
pues no existe disposición legal que prohíba presentarlo antes de
que comience a correr el plazo ni que señale que por ello sea
extemporáneo.
10
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
Es aplicable a lo anterior la siguiente tesis de la Segunda
Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que esta
Primera Sala comparte:
“RECURSO DE REVISIÓN EN EL JUICIO DE AMPARO.
SU
INTERPOSICIÓN
CUANDO
OCURRA
RESULTA
ANTES
DE
OPORTUNA
QUE
INICIE
AUN
EL
CÓMPUTO DEL PLAZO RESPECTIVO. El artículo 86 de
la Ley de Amparo establece que el plazo para
interponer el recurso de revisión es de 10 días,
contados desde el siguiente al en que surta efectos la
notificación de la resolución recurrida; punto de
partida que es acorde con el diverso 24, fracción I, de
la misma ley, donde se precisan las reglas para el
cómputo de los términos en el juicio de amparo
destacándose, además, que en ellos se incluirá el día
del vencimiento. De esta manera, la interpretación de
ambos preceptos permite concluir que, al fijar un plazo
para la interposición del recurso, el legislador quiso
establecer un límite temporal a las partes para ejercer
su derecho de revisión de las resoluciones dictadas
dentro del juicio de amparo, a fin de generar seguridad
jurídica respecto a la firmeza de esas decisiones
jurisdiccionales; sin embargo, las referidas normas no
prohíben que pueda interponerse dicho recurso antes
de que inicie el cómputo del plazo, debido a que esa
anticipación no infringe ni sobrepasa el término
previsto en la ley.”
Décima Época, Registro: 2002030, Instancia: Segunda Sala, Tesis Aislada, Fuente:
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro XIII, Octubre de 2012,
Tomo 3, Materia(s): Común. Tesis: 2a. LXXIII/2012 (10a.), Página: 2037.
11
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
TERCERO. Los recurrentes expresaron, como agravio los
argumentos que a continuación se sintetizan:
I.
Los recurrentes aducen que el Tribunal Colegiado
incorrectamente dejó de analizar el argumento en el que impugnó
la constitucionalidad de los artículos 692 quater y 347, fracción VI,
del Código Procesal Civil para el Distrito Federal, por considerar
que son violatorios de los artículos 14, 16, 103, 104 y 107
constitucionales, así como que dejó de analizar las violaciones a
la Convención Latinoamericana sobre Derechos Humanos “Pacto
de San José”, en específico el artículo 8, que señala que toda
persona tiene derecho a ser oída con las debidas garantías, y
considera que no existe debido proceso legal, cuando la
obligación de un tercero (perito), de presentar en el término el
ocurso correspondiente implica una sanción al oferente, pues tal
arbitrariedad impone una carga sobre la conducta de un tercero.
CUARTO. El presente recurso resulta improcedente y por
tanto debe desecharse, dado que el agravio que se hace valer, es
inoperante, atento a lo siguiente:
En efecto, el recurso de revisión es procedente contra las
sentencias que en materia de amparo directo pronuncien los
Tribunales Colegiados de Circuito cuando decidan sobre la
inconstitucionalidad de una ley, establezcan la interpretación
directa de un precepto de la Constitución u omitan el
pronunciamiento sobre tales aspectos, siempre y cuando se
hayan planteado en la demanda de garantías, atento a lo
ordenado en los artículos 107, fracción IX, de la Constitución
12
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
Federal, 83, fracción V, de la Ley de Amparo; asimismo, en las
hipótesis que a juicio de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación, y conforme a los Acuerdos Generales, entrañe la fijación
de un criterio de importancia y trascendencia:
Los invocados dispositivos disponen:
“ARTÍCULO 107.- Todas las controversias de que
habla
el
artículo
103
se
sujetarán
a
los
procedimientos y formas del orden jurídico que
determine la ley, de acuerdo con las bases
siguientes:--- IX.- Las resoluciones que en materia
de amparo directo pronuncien los Tribunales
Colegiados de Circuito no admiten recurso
alguno,
a
menos
que
decidan
sobre
la
inconstitucionalidad de una ley o establezcan la
interpretación directa de un precepto de la
Constitución, cuya resolución, a juicio de la
Suprema Corte de Justicia y conforme acuerdos
generales, entrañe la fijación de un criterio de
importancia
y
trascendencia.
Sólo
en
esta
hipótesis procederá la revisión ante la Suprema
Corte de Justicia, limitándose la materia del
recurso exclusivamente a la decisión de las
cuestiones propiamente constitucionales…”.
“ARTÍCULO 83.- Procede el recurso de revisión:--V.- Contra las resoluciones que en materia de
13
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
amparo
directo
pronuncien
los
Tribunales
Colegiados de Circuito, cuando decidan sobre la
constitucionalidad de leyes federales o locales,
Tratados Internacionales, reglamentos expedidos
por el Presidente de la República de acuerdo con la
fracción
I
del
artículo
89
constitucional
y
reglamentos de leyes locales expedidos por los
gobernadores
de
los
Estados,
o
cuando
establezcan la interpretación directa de un precepto
de la Constitución.--- La materia del recurso se
limitará exclusivamente, a la decisión de las
cuestiones propiamente constitucionales, sin poder
comprender otras…”.
Ahora bien, el Acuerdo General 5/1999, publicado en el
Diario Oficial de la Federación el veintidós de junio de mil
novecientos noventa y nueve, prevé:
“ACUERDO
GENERAL
PLENARIO
5/1999,
APROBADO EL VEINTIUNO DE JULIO DE MIL
NOVECIENTOS NOVENTA Y NUEVE.
ACUERDO:
PRIMERO.- Procedencia. I.- El recurso de revisión
es procedente contra sentencias que en materia
de amparo directo pronuncien los Tribunales
Colegiados,
si
se
reúnen
los
supuestos
siguientes:--- a) Si en ella se decide sobre la
14
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
constitucionalidad o inconstitucionalidad de una
ley, tratado internacional o reglamento -federal o
local-, o se establece la interpretación directa de
un precepto constitucional; o bien, si en dichas
sentencias se omite el estudio de las cuestiones
acabadas de mencionar, cuando se hubieren
planteado en la demanda de amparo. b) Si el
problema de constitucionalidad referido en el
subinciso anterior, entraña la fijación de un
criterio jurídico de importancia y trascendencia a
juicio de la Sala respectiva.- Se entenderá que un
asunto es importante cuando de los conceptos de
violación (o del planteamiento jurídico, si opera la
suplencia de la queja deficiente), se vea que los
argumentos (o derivaciones) son excepcionales o
extraordinarios, esto es, de especial interés; y
será
trascendente
probabilidad
pronuncie
efectos
de
cuando
se
aprecie
que
la
resolución
establezca
un
criterio
sobresalientes
en
la
que
que
la
se
tenga
materia
de
constitucionalidad.- II. Por regla general, se
entenderá que no se surten los requisitos de
importancia y trascendencia cuando: a) Exista
jurisprudencia
sobre
el
tema
de
constitucionalidad planteado; b) Cuando no se
hayan expresado agravios o cuando, habiéndose
expresado,
sean
ineficaces,
inoperantes,
15
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
inatendibles o insuficientes, siempre que no se
advierta queja deficiente que suplir.”
De la lectura de los preceptos transcritos, se desprende que
las resoluciones en juicios de amparo directo, que emitan los
Tribunales Colegiados de Circuito, no admiten ningún recurso.
Sin embargo, se establecen excepciones, a saber:
a) Cuando subsista en el recurso de revisión el problema de
constitucionalidad de leyes.
b) Cuando en la sentencia impugnada se establezca la
interpretación directa de un precepto de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos.
c) Cuando el Tribunal Colegiado de Circuito, omita
pronunciarse en cualquiera de las materias precisadas en los
anteriores incisos, no obstante de que en los conceptos de
violación se planteó la inconstitucionalidad de una ley o la
interpretación directa de un precepto de la Constitución.
d) Que el problema de constitucionalidad entrañe la fijación
de un criterio jurídico de importancia y trascendencia.
Como puede observarse, el recurso de revisión, en
tratándose del juicio de amparo directo, se constituye como un
medio de impugnación que únicamente será procedente en los
casos señalados con antelación; es decir, de manera excepcional.
16
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
En tal virtud, la procedencia del recurso de revisión en el
juicio de amparo directo requiere, en principio, que en la demanda
de amparo se hubiere impugnado la constitucionalidad de una ley,
de un tratado internacional o de un reglamento, o se hubiere
planteado en los conceptos de violación la interpretación directa
de un precepto de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos; que al dictar la sentencia el Tribunal Colegiado de
Circuito correspondiente haya decidido sobre la constitucionalidad
de la ley, tratado internacional o reglamento impugnado; o bien,
establecido la interpretación directa de un precepto de la
Constitución Federal u omitido el estudio y decisión de estas
cuestiones, y que sea de importancia y trascendencia el
planteamiento cuestionado.
Por otra parte, del acuerdo Plenario 5/1999, se advierte que
por regla general no se surten los requisitos de importancia y
trascendencia cuando a) exista jurisprudencia sobre el tema de
inconstitucionalidad planteado, y b) cuando no se hayan
expresado agravios o los que se hayan expresado sean
inoperantes.
En el caso, se surte la hipótesis contemplada en el inciso b)
del Acuerdo citado; toda vez que los agravios resumidos con
anterioridad son inoperantes por lo siguiente:
En
este
asunto,
las
normas
que
se
tildan
de
inconstitucionales (692 quater y 374, fracción VI del Código de
Procedimientos Civiles para el Distrito Federal) fueron aplicadas
17
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
en el auto de siete de noviembre de dos mil once; por lo que se
desechó la prueba pericial afrecida por la ahora inconforme, de
ahí que, al ser ese proveído el acto de aplicación debió cumplir
con los requisitos previstos en la Ley de Amparo para su análisis.
Al respecto, el Tribunal Colegiado desestimó por inoperantes
los conceptos de violación relativos a la falta de admisión y
desahogo de la prueba pericial en materia de caligrafía y
grafoscopía, en virtud de que consideró que el análisis de las
trangresiones procesales está sujeto a que se cumpla con la
debida preparación a que se refiere el artículo 161 de la Ley de
Amparo, lo que en el caso no aconteció, pues si bien se interpuso
en su contra el recurso ordinario procedente éste fue desechado y
a juicio del Órgano Colegiado los motivos de inconformidad
planteados no están dirigidos a impugnar el auto mediante el cual
se desechó por extemporáneo el recurso ordinario de apelación
interpuesto en contra del diverso proveído que no aceptó el cargo
de perito, por ser dicha actuación la que le ocasiona perjuicio y no
aquélla en contra de la que se interpuso ese recurso.
Ahora en agravios, la parte inconforme sostiene que el
Tribunal Colegiado omitió analizar el argumento en el que la
ahora quejosa impugnó la inconstitucionalidad de los artículos 692
quater y 374, fracción VI del Código Procesal Civil para el Distrito
Federal, así como dejó de analizar las violaciones a la
Convención Latinoamiericana Sobre Derechos Humanos, en
específico el artículo 8° que señala que toda persona tiene
derecho a ser oída con las debidas garantías; sin embargo, esas
alegaciones resultan inoperantes debido a que el ahora recurrente
18
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
no controvierte las consideraciones medulares sustentadas por el
Tribunal Colegiado sobre la preparación de las violaciones
procesales, pues solo entonces habría la posibilidad de analizar la
constitucionalidad
de
la
ley,
por
ende,
dado
que
las
consideraciones del Tribunal de Amparo no son controvertidas en
los agravios que se analizan, continúan incólumes para regir el
fallo reclamado.
Es aplicable al caso la tesis de Jurisprudencia, cuyo rubro y
contenido son:
“AGRAVIOS INOPERANTES EN LA REVISIÓN.
SON AQUELLOS QUE SÓLO PROFUNDIZAN O
ABUNDAN EN LOS CONCEPTOS DE VIOLACIÓN,
SIN COMBATIR LAS CONSIDERACIONES DE LA
SENTENCIA RECURRIDA. Esta Suprema Corte de
Justicia de la Nación ha señalado reiteradamente
que una de las modalidades de la inoperancia de
los agravios radica en la repetición de los
argumentos
vertidos
en
los
conceptos
de
violación. Al respecto, conviene aclarar que si
bien
una
mera
repetición,
o
incluso
un
abundamiento en las razones referidas en los
conceptos
de
violación,
pueden
originar
la
inoperancia, para que ello esté justificado es
menester
que
abundamiento
con
no
dicha
se
repetición
combatan
o
las
consideraciones de la sentencia del juez de
19
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
distrito. Este matiz es necesario porque puede
darse el caso de que el quejoso insista en sus
razones y las presente de tal modo que supongan
una genuina contradicción de los argumentos del
fallo. En tal hipótesis la autoridad revisora tendría
que advertir una argumentación del juez de
amparo poco sólida que pudiera derrotarse con
un
perfeccionamiento
de
los
argumentos
planteados ab initio en la demanda. Sin embargo,
también puede suceder que la repetición o
abundamiento de los conceptos de violación no
sea más que un mero intento de llevar sustancia a
la revisión, siendo que las razones sostenidas
tanto en los conceptos de violación como en los
agravios ya fueron plenamente respondidas por
el juzgador. En estos casos, la autoridad revisora
debe
cerciorarse
de
que
el fallo
recurrido
presenta una argumentación completa que ha
contestado
adecuadamente
todos
los
planteamientos de la demanda de amparo, tanto
en lo cualitativo como en lo cuantitativo, para
estar en aptitud de declarar la inoperancia de los
agravios al concluir que aun cuando el recurrente
intenta abundar o profundizar sus conceptos de
violación, con ello no combate la ratio decidendi
del fallo recurrido.”
Jurisprudencia, 1ª./J.85/2008 Número de Registro 169,004, Materia(s): Común,
Novena Época, Instancia: Primera Sala, Fuente: Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, Tomo XXVIII, Septiembre de 2008.
20
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
En consecuencia, al resultar improcedente el medio
extraordinario de defensa que nos ocupa, y no existiendo
deficiencia que suplir de oficio, procede desecharlo y dejar firme
la sentencia recurrida.
Finalmente, no es obstáculo para desechar el recurso de
revisión, el hecho de que el Presidente de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, lo haya admitido mediante auto de cinco de
noviembre de dos mil doce, pues tal proveído no causa estado, en
virtud de que sólo corresponde a un examen preliminar del asunto
y no al definitivo, que compete realizarlo, según sea el caso, al
Tribunal Pleno o a una de las Salas; máxime que en el mismo
auto, se mencionó que se admitía con reserva del estudio de
importancia y trascendencia que en el momento procesal
oportuno se realizara.
Al
respecto,
resulta
aplicable
la
siguiente
tesis
de
Jurisprudencia P./J. 19/98, sustentada por el Tribunal Pleno,
Novena Época, visible en el Semanario Judicial de la Federación
y su Gaceta, tomo VII, marzo de 1998, página 19, del rubro y
texto siguientes:
"REVISIÓN EN AMPARO. NO ES OBSTÁCULO
PARA EL DESECHAMIENTO DE ESE RECURSO,
SU ADMISIÓN POR EL PRESIDENTE DE LA
SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN.
La admisión del recurso de revisión por el
presidente de la Suprema Corte de Justicia de la
21
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
Nación constituye una resolución que no es
definitiva, ya que el Tribunal Pleno está facultado,
en la esfera de su competencia, para realizar el
estudio a fin de determinar la procedencia del
recurso
y,
en
su
caso,
resolver
su
desechamiento.”
Por lo expuesto y fundado, se resuelve:
PRIMERO. Se desecha el recurso de revisión a que este
toca 3397/2012 se refiere.
SEGUNDO. Queda firme la sentencia recurrida.
Notifíquese; con testimonio de esta ejecutoria, devuélvanse
los autos relativos al lugar de su origen; y, en su oportunidad
archívese el toca como asunto concluido.
Así lo resolvió la Primera Sala de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación por unanimidad de cinco votos de los
señores Ministros: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón
Cossío Díaz, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga Sánchez Cordero
de García Villegas (Ponente) y Presidente Jorge Mario Pardo
Rebolledo.
Firman el Presidente de la Sala y la Ministra Ponente con el
Secretario de Acuerdos, que autoriza y da fe.
22
AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012
PRESIDENTE DE LA PRIMERA SALA
MINISTRO JORGE MARIO PARDO REBOLLEDO
MINISTRA PONENTE
OLGA SÁNCHEZ CORDERO DE GARCÍA VILLEGAS
SECRETARIO DE ACUERDOS DE LA PRIMERA SALA
LIC. HERIBERTO PÉREZ REYES
En términos de lo previsto en los artículos 3°, fracción II, 13, 14 y 18 de la Ley Federal de
Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, en esta versión pública se
suprime la información considerada legalmente como reservada o confidencial que encuadra en
esos supuestos normativos.
23
Descargar

AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 3397/2012 AMPARO directo EN

INTRODUCCIÓN DESDE QUE EL HOMBRE COMENZO A REUNIRSE EN SOCIEDAD FUERON... DIVERSOS TIPOS DE RELACIONES, DE ACUERDO A LAS NECESIDADES DE...

INTRODUCCIÓN DESDE QUE EL HOMBRE COMENZO A REUNIRSE EN SOCIEDAD FUERON... DIVERSOS TIPOS DE RELACIONES, DE ACUERDO A LAS NECESIDADES DE...

Garantía derechos ciudadanosAntecedentesEvolución históricaDerecho constitucional mexicano

Derecho de Amparo mexicano

Derecho de Amparo mexicano

Legislación mexicanaJuicio de amparoLey de AmparoDerecho constitucional mexicano

Amparo agrario ejidal o comunal

Amparo agrario ejidal o comunal

Legislación agraria de MéxicoGarantía constitucionalProcesoSobreseimientoDerecho Administrativo mexicano

ESCRITOS DE AMPARO

ESCRITOS DE AMPARO

Protección jurisdiccionalGarantías derechos individualesDerecho Procesal mexicanoAutoridad competente