Condiciones de contratación de los Planes de
pensiones
No pueden contratar estos planes de pensiones las personas que
ya estén jubiladas o que tengan reconocida una invalidez laboral
de carácter permanente. Si tiene alguna duda, llame a su oficina.
Fiscalidad
En Territorio Común, se pueden reducir de la base imponible del IRPF
las cantidades aportadas a planes de pensiones con el límite máximo de
7.212,15 euros (hasta 52 años). Este importe se incrementará a partir
de los 52 años en 1.202,02 euros por cada año, hasta el límite máximo
de 22.838,46 euros a partir de los 65 años (incluidos).
Podrán recibir exclusivamente el patrimonio acumulado cuando llegue
el momento de su jubilación o en el caso de que se le reconozca una
invalidez (total y permanente, absoluta y permanente o gran invalidez).
En caso de defunción, los beneficiarios designados dispondrán del
patrimonio acumulado, el cual está sujeto al IRPF y no al Impuesto de
Sucesiones y Donaciones.
Reglamento de los Planes de Pensiones "PlanCaixa"
indicados en el artículo preliminar
ARTICULO PRELIMINAR
Este reglamento es común a los planes de pensiones "PlanCaixa 1
Ahorro", "PlanCaixa 10 Ahorro", "PlanCaixa 10 Mixto", "PlanCaixa 20
Mixto", "PlanCaixa 30 Mixto", "PlanCaixa 40 Mixto", "PlanCaixa 55
Dinero", "PlanCaixa 100 Bolsa", "PlanCaixa 100 Bolsa Internacional".
CAP. I. Denominación, naturaleza y principios básicos
1. Denominación y régimen jurídico
El plan de pensiones -en adelante Plan-, cuya denominación figura en el
certificado de adhesión, se regula por el presente Reglamento y está
sometido a las normas de la Ley 8/1987, de 8 de junio, de regulación de
Planes y Fondos de Pensiones, al Reglamento que la desarrolla y demás
disposiciones legales que puedan resultarle de aplicación.
2. Duración
La duración del Plan es indefinida.
3. Modalidad
El Plan es del sistema individual. El Plan es de aportación definida, por
lo que, las prestaciones que se contemplan en el capítulo IV de este
Reglamento se cuantificarán definitivamente cuando se causen.
4. Principios del Plan
1. No discriminación: podrá adherirse como partícipe de este Plan
cualquier persona física, emancipada, con capacidad de obligarse,
siempre y cuando no se hayan causado las contingencias previstas. A
estos efectos, podrán adherirse al Plan aquellas persona con un grado
de minusvalía igual o superior al 65%, siempre que no hayan causado
las contingencias previstas para estas.
2. Capitalización: el presente Plan de Pensiones se instrumenta
mediante sistemas financieros y actuariales de capitalización individual,
y las prestaciones se ajustarán estrictamente al cálculo derivado de los
mismos.
3. Atribución de derechos: las aportaciones de los partícipes determinan
para los mismos los derechos establecidos en este Reglamento.
4. Integración en un fondo de pensiones: las aportaciones y
cualesquiera otros bienes adscritos al Plan se integrarán,
obligatoriamente, en un fondo de pensiones.
CAP. II. Elementos personales
5. Sujetos constituyentes
Son sujetos constituyentes de este Plan de Pensiones:
1. La entidad promotora: tiene esta consideración VidaCaixa SA de
Seguros y Reaseguros, con domicilio en c/ General Almirante 2-4-6 de
Barcelona (08014), inscrita en el Registro de Entidades Aseguradoras de
la Dirección General de Seguros con el número C-611.
2. Los partícipes: tienen esta consideración las personas físicas que se
adhieran al Plan.
6. Elementos personales
Son elementos personales del Plan los sujetos constituyentes y los
beneficiarios, entendiéndose por tales las personas físicas con derecho a
la percepción de prestaciones, hayan sido o no partícipes.
Son partícipes en suspenso los que han cesado en la realización de
aportaciones, sin haber devengado una prestación, manteniendo sus
derechos consolidados en el Plan de acuerdo con las previsiones de
éste.
Son partícipes sin derechos en el Plan los que, habiéndose adherido por
escrito al mismo, hubieran diferido la primera aportación al Plan a una
fecha posterior a la de la firma del Certificado de operaciones. Los
citados partícipes adquirirán los derechos que les correspondan en el
Plan a partir del momento de la efectividad de la primera aportación.
CAP. III. Los participes y sus aportaciones
7. Altas de los partícipes
Los partícipes causarán alta mediante su adhesión por escrito al Plan,
de cuyo Reglamento recibirán una copia. En el certificado de adhesión
constarán:
1. Nombre, apellidos y NIF del partícipe.
2. Nombre del Plan y del Fondo de Pensiones.
3. Las condiciones particulares que individualicen los derechos y
obligaciones del partícipe.
4. La aceptación expresa del contenido del presente Reglamento.
El partícipe con minusvalía igual o superior al 65% deberá aportar
certificación de su minusvalía. No será necesaria cuando previamente la
haya facilitado para darse de alta en otro plan de pensiones gestionado
por VidaCaixa S.A. de Seguros y Reaseguros.
7. bis. Altas de los partícipes por Internet.
Se podrá igualmente causar alta mediante su adhesión al plan a través
de Internet, tomando conocimiento previo del Reglamento y prestando
su conformidad a la adhesión por el procedimiento informático dispuesto
al efecto. En tal caso en el certificado de adhesión figurarán idénticas
menciones a las reseñadas en el artículo 7 de este Reglamento. Para
garantizar la confidencialidad y posibilitar el desenvolvimiento del
contrato, sólo el partícipe y la Entidad Gestora podrán acceder a través
de Internet al certificado de adhesión, pudiendo la segunda (a los
efectos prevenidos en el Ordenamiento) librar los duplicados en papel
de aquél que fuesen necesarios.
8. Aportaciones
Las aportaciones sólo pueden ser efectuadas por el partícipe, excepto en
el caso en que éste tenga un grado de minusvalía igual o superior al
65%, supuesto en que las aportaciones pueden realizarse por personas
que tengan con aquél una relación de parentesco en línea directa o
colateral hasta el tercer grado. El partícipe recibirá y, en su caso, las
personas a las que se refiere el párrafo anterior, el documento de
Certificado de operaciones de planes de pensiones por cada nueva
operación que se realice al Plan.
En este Certificado de operaciones se harán constar la periodicidad y
cuantía de las aportaciones que se obliguen a realizar dentro de los
permitidos en este Reglamento, pudiéndose optar por las siguientes
aportaciones periódicas:
1. Constantes.
2. Con revalorización anual predeterminada en el Certificado de
operaciones.
También podrán realizar otras aportaciones adicionales consistentes en
mejoras voluntariamente decididas por el partícipe, en función de
circunstancias económicas extraordinarias.
8. bis. Aportaciones por Internet.
Los partícipes podrán igualmente realizar operaciones en el Plan a
través de Internet, disponiendo al efecto las condiciones de cada
operación - de entre las posibles según lo dispuesto en el artículo 8 de
este Reglamento- y prestando su conformidad a los términos de la
misma por el procedimiento informático dispuesto al efecto. En tales
casos en los certificados de operaciones figurarán idénticas menciones a
las reseñadas en el artículo 8 de este Reglamento.
Para garantizar la confidencialidad y posibilitar el desenvolvimiento del
contrato, sólo el partícipe y la Entidad Gestora podrán acceder a través
de Internet al/a los certificado/s de operación/es, pudiendo la segunda,
a los efectos prevenidos en el Ordenamiento, librar los duplicados en
papel de aquél/aquéllos que fuesen necesarios.
9. Límites de las aportaciones
Las aportaciones anuales acumuladas de cada partícipe, unidas a otras
aportaciones computables, no podrán sobrepasar el límite anual
legalmente establecido salvo que sea consecuencia de la movilización de
los derechos consolidados existentes en otro plan o planes de
pensiones.
Si constase a la Comisión de Control que se sobrepasa el límite
indicado, requerirá al interesado para que procedan a su regulación
voluntariamente en el plazo de un mes.
En caso de que no se haga en el plazo indicado, se pondrá a disposición
del interesado el sobrante que conste a la Comisión de Control haber
sido aportado en exceso. En cualquier caso el sobrante se devolverá sin
interés o rentabilidad alguna y con deducción, en su caso, del importe
de las sanciones administrativas.
10. Modificación de las aportaciones
Los partícipes podrán modificar el tipo y cuantía de la aportación fijada
en el momento de la adhesión al Plan, dentro de los límites del artículo
anterior.
El partícipe que no haya cumplido con el régimen de aportaciones
comprometido, quedará como partícipe en suspenso, sin perjuicio de
sus derechos consolidados y de la posibilidad de reanudar las
aportaciones o la modificación prevista en el párrafo primero de este
artículo.
Del mismo modo quedará como partícipe en suspenso el partícipe con
minusvalía igual o superior al 65% cuando la persona que tuviera con
éste una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el
tercer grado y hubiese adquirido el compromiso de aportar por él, no
cumpla con el régimen de aportaciones comprometido.
11. Momento de realizar las aportaciones
Salvo que en el Certificado de operaciones se especifique otra cosa el
pago de la primera aportación se efectuará en la fecha de su firma o de
constancia en Internet del consentimiento del partícipe. En el caso de
que en el Certificado de operaciones se especifique el diferimiento de la
primera aportación, el partícipe podrá revocarla mientras no se haya
hecho efectiva la misma.
Las aportaciones periódicas sucesivas se efectuarán el primer día de
cada mes, si la periodicidad de la aportación es mensual, o el primer día
del mes en el que la primera aportación se hizo efectiva, si la
periodicidad de la aportación es anual y, en ambos casos, mediante
domiciliación bancaria en la Entidad Depositaria.
Las aportaciones con otra periodicidad o las adicionales se efectuarán
por el partícipe mediante ingreso en la Entidad Depositaria.
Todos los gastos e impuestos ocasionados por el cobro de las
aportaciones serán de cuenta del partícipe.
12. Baja de los partícipes
La condición de partícipe se pierde por:
1. Muerte, cuando acaezca.
2. Ser beneficiario de una prestación del Plan, al iniciarse su devengo.
Se exceptúa el caso en que se adquiera la condición de beneficiario de
la prestación de invalidez, en la que el partícipe podrá optar por
mantener la condición de tal exclusivamente a los efectos de las
contingencias de jubilación y fallecimiento. En el caso del partícipe
minusválido con un grado de minusvalía igual o superior al 65%
también podrá optar por mantener dicha condición a efectos de las
demás contingencias cubiertas, distintas de las ya acaecidas, a
excepción de cuando se trate de la contingencia de jubilación, en la que
no se podrá optar por mantener la condición de partícipe.
3. Abandono voluntario del Plan, en el momento en que se produzca la
movilización efectiva de la totalidad de los derechos consolidados a otro
Plan de Pensiones.
4. Dejar de hacer efectiva la primera aportación al Plan en la fecha
prevista en el correspondiente Certificado de operaciones, cuando la
citada primera aportación se hubiera diferido a una fecha posterior a la
de la firma del referido Certificado.
CAP IV. Las prestaciones y sus beneficiarios
13. Determinación de las prestaciones
Las prestaciones del Plan se cuantificarán en el momento de producirse
la contingencia en base a los derechos consolidados en aquel instante y
al régimen financiero-actuarial aplicable según este Reglamento.
Cuando se trate de una renta de seguros, se garantizarán a través de la
suscripción de una o varias pólizas vinculadas al Plan con una compañía
aseguradora.
Cuando se trate de un capital diferido el importe a liquidar será el
correspondiente a los derechos consolidados existentes a la fecha de
conclusión del diferimiento. Cuando se trate de una renta financiera, el
primer abono tendrá lugar en la fecha de diferimiento, en el caso de que
existan derechos consolidados. Cuando se trate de un capital diferido y
una renta financiera, el importe a liquidar por el capital será el menor
entre el señalado por el beneficiario en el momento de elegir la
prestación y el valor de los derechos consolidados exsitentes a la fecha
de conclusión del diferimiento.
En el caso de que con arreglo al sistema financiero del Plan no fuese
posible cubrir en un momento determinado las prestaciones de los
beneficiarios, la Comisión de Control estudiará las distintas alternativas
de solución adoptando las decisiones pertinentes.
14. Régimen financiero-actuarial
Se constituirá un fondo de capitalización integrado por las aportaciones
y los resultados de las inversiones atribuibles a las mismas deducidos
los gastos que les sean imputables.
Una vez devengada la prestación, si ésta consiste en una renta de
seguros, se destinarán los derechos consolidados del partícipe al pago
de la prima necesaria para su cobertura en la compañía de seguros
elegida, la cual constituirá una provisión matemática cuyo importe
coincidirá con el valor actual actuarial de los pagos futuros.
15. Contingencias cubiertas
El Plan cubre las siguientes contingencias:
A) Con carácter general:
1. Jubilación o situación asimilable. De no ser posible el acceso del
partícipe a tal situación, la prestación equivalente sólo podrá ser
percibida a partir de que se cumplan los sesenta años.
2. Muerte del partícipe.
3. Invalidez laboral del partícipe total y permanente para la profesión
habitual o absoluta y permanente para todo trabajo y la gran invalidez.
Opcionalmente:
4. Muerte del beneficiario. Si el beneficiario ha sido previamente
partícipe, puede generar derecho a prestaciones de viudedad, orfandad
o en favor de otras personas designadas. Y si no ha sido previamente
partícipe, únicamente puede generar derecho a una prestación de
viudedad u orfandad.
B) Tratándose de partícipes con un grado de minusvalía igual o superior
al 65%:
1. Jubilación o situación asimilable de la persona con minusvalía. De no
ser posible el acceso a estas situaciones, podrán percibir una prestación
equivalente sólo a partir de los 45 años de edad, siempre que carezca
de empleo u ocupación profesional.
2 .Agravamiento del grado de minusvalía que le incapacite de forma
permanente para el empleo u ocupación que viniera ejerciendo, o para
todo trabajo, incluida la gran invalidez sobrevenida.
3. Fallecimiento del cónyuge del minusválido, o de uno de los parientes
hasta el tercer grado inclusive, del cual dependa económicamente o lo
tuviese a su cargo en régimen de tutela o acogimiento.
4. Fallecimiento del minusválido. No obstante, las aportaciones
realizadas a favor del minusválido por parientes del mismo en línea
directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, sólo podrán generar,
en caso de muerte del minusválido, prestaciones de viudedad, orfandad
o a favor de quienes las hubiesen realizado, en proporción a la
aportación de éstos.
5. Jubilación o situación asimilable de uno de los parientes del
minusválido en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive,
del cual dependa económicamente o le tenga a su cargo en razón de
tutela o acogimiento.
En caso de reconocerse cualquiera de las prestaciones correspondientes
a las anteriores contingencias, salvo en el caso de ejercicio de la opción
prevista en el artículo 12.2 de este reglamento, quedarán sin efecto las
coberturas correspondientes a todas ellas.
16. Modalidad de las prestaciones
Al ocurrir la contingencia, el beneficiario tendrá derecho, de acuerdo con
lo previsto en este Reglamento, a la prestación correspondiente.
Las prestaciones que puedan corresponder, dentro de los límites
legales, a cada contingencia serán las siguientes:
A) Con carácter general:
1. Jubilación: el beneficiario (anterior partícipe) podrá optar por un
capital, inmediato o diferido, una renta financiera, inmediata o diferida,
una combinación de las anteriores, una renta de seguros vitalicia a una
o dos vidas o una renta de seguros temporal a una vida.
En el caso de que opte por una renta de seguros a dos vidas, la
identidad del beneficiario (primer asegurado) de la misma deberá
corresponder necesariamente con la del antiguo partícipe y la del
beneficiario sucesivo (segundo asegurado) será fijada por aquél en el
momento de la adhesión a la póliza vinculada.
2. Invalidez: el beneficiario (partícipe) podrá optar por un capital, una
renta financiera o una combinación de las anteriores, de forma
inmediata o diferida. En caso de no optar por ninguna prestación, se
entenderá que continúa adscrito al Plan hasta el acaecimiento de otra
de las contingencias previstas.
3. Muerte:

Si el fallecido era perceptor de una renta de seguros, la


prestación dependerá de las condiciones de la adhesión a la
póliza vinculada.
Si el fallecido había sido o era partícipe y no era perceptor de
una renta de seguros, el beneficiario podrá optar por
prestaciones análogas a las señaladas para la contingencia de
jubilación a una vida. En el caso de que el beneficiario sea hijo
del causante, solo podrá optar por un capital o una renta de
seguros, vitalicia o temporal, a una vida.
Si el fallecido no era partícipe ni perceptor de una renta de
seguros, la prestación consistirá en un capital.
Si el beneficiario ha optado por un capital diferido o una renta financiera
diferida, el diferimiento, que no será revalorizable en el caso de que se
trate de un capital, no podrá ser superior a cuatro años. Transcurrido el
término de diferimiento estipulado, la entidad gestora realizará el pago
en la domiciliación bancaria. En el caso de que no pudiese hacerse
efectivo por la Entidad Gestora el pago de la prestación, por haber sido
cancelada la cuenta de domiciliación bancaria, la prestación diferida se
ingresará en una cuenta corriente abierta en la Entidad Depositaria por
la Entidad Gestora, que podrá ser no remunerada, entendiéndose así
satisfecha la prestación.
Si el beneficiario ha optado por una renta financiera y no percibió
anteriormente ningún capital, podrá optar por recibirlo en cualquier
momento.
Con periodicidad anual -de fecha a fecha- podrá modificarse la
periodicidad, el importe y la revalorización de la renta financiera.
En el supuesto de adhesión a una póliza de seguro vinculada al Plan de
Pensiones y contratada para cubrir las contingencias de éste, el
beneficiario que hubiese optado por una prestación en forma de renta
de seguros con capital de fallecimiento podría sustituir esa prestación
por la percepción de un capital. La solicitud en tal sentido dirigida a la
Comisión de Control será considerada por el asegurador -sin necesidad
de otro requisito- como una solicitud formal de rescate del
correspondiente boletín de adhesión a la póliza vinculada antes
mencionada. El capital que percibirá el beneficiario corresponderá con el
valor de rescate del seguro, dándose por finalizada la renta.
En el caso de renta de seguros a dos vidas, la opción descrita
corresponderá, mientras vivan ambos asegurados a aquél de entre los
mismos que haya sido designado como primer asegurado y tras el
fallecimiento de éste, dicha opción corresponderá al segundo asegurado
si le hubiere sobrevivido.
Las prestaciones en forma de renta podrán ser, según se pacte
individualmente, revalorizables o no.
Las rentas financieras se pagarán mientras existan derechos
consolidados a favor del beneficiario. Si el beneficiario fallece y existen
derechos, los nuevos beneficiarios podrán optar entre alguna de las
prestaciones anteriormente indicadas para la contingencia de
fallecimiento.
Las rentas de seguros se pagarán mientras viva cualquiera de los
asegurados, y como máximo hasta la fecha pactada.
Todos los gastos e impuestos originados por el pago de las prestaciones
serán de cuenta del beneficiario.
Para poder percibir las prestaciones en forma de renta será
imprescindible acreditar que el beneficiario no ha fallecido, bien
mediante la presentación anual de de una fe de vida del mismo o
mediante otro sistema alternativo adecuado a ese fin.
El pago de las prestaciones se efectuará mediante domiciliación
bancaria en la entidad depositaria. El abono del capital o el inicio de la
pensión habrá de realizarse en el plazo máximo de dos meses a contar
desde la fecha en que se produjo el hecho causante, o de un mes desde
que se realizaron todos los trámites vigentes en aquel momento y se
aportaron todos los documentos acreditativos que en ese momento
sean necesarios a tal efecto.
En general, el pago de las rentas de seguros y en particular, el de las
prestaciones correspondientes a la contingencia de muerte en el caso en
el que el fallecido era perceptor de una renta de seguros, estará
supeditado a los términos y condiciones de pago de las prestaciones
reconocidas en el correspondiente boletín de adhesión a la póliza
vinculada.
Todos los pagos efectuados por el asegurador a los beneficiarios del
Plan de Pensiones, tanto en concepto de renta de seguro como en
concepto de capital, que traigan causa de las adhesiones a una póliza
de seguro de vida vinculada al Plan de Pensiones para la cobertura de
contingencias del mismo, se entenderán efectuados por cuenta y a
cargo del Fondo de Pensiones al que se encuentre adscrito el Plan, en su
condición de beneficiario de dichas adhesiones.
Las prestaciones devengadas y no percibidas por un beneficiario por
haber éste fallecido se entregarán a sus herederos, previa acreditación
y cumplimiento de las obligaciones fiscales correspondientes.
B) En el caso de prestaciones derivadas de las aportaciones realizadas a
favor de personas con un grado de minusvalía igual o superior al 65 por
cien por los parientes de aquéllos en línea directa o colateral hasta el
tercer grado inclusive, cuyo beneficiario único e irrevocable sea el
propio minusválido, deberán aquéllas ser en forma de renta.
Podrán, no obstante, percibirse en forma de capital o mixta en los
siguientes supuestos:


En el caso de que la cuantía del derecho consolidado al
acaecimiento de la contingencia sea inferior al importe de dos
veces el salario mínimo interprofesional anual.
En el supuesto de que el beneficiario minusválido se vea
afectado de gran invalidez, requiriendo la asistencia de terceras
personas para las actividades más esenciales de la vida.
En los demás casos en que el partícipe sea persona con un grado de
minusvalía igual o superior al 65%, regirá lo dispuesto en la letra A).
17. Beneficiarios
Se considerará beneficiario:
A) Con carácter general:
1. En caso de jubilación o situación asimilable, o bien invalidez, el
propio partícipe.
2. En caso de muerte del partícipe o del beneficiario de la prestación,
aquellas personas que acrediten derecho a percibir una prestación
según este Reglamento.
B) Cuando el partícipe sea persona con un grado de minusvalía igual o
superior al 65% y las aportaciones se realicen por personas que tengan
con aquél una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta
el tercer grado:
1. Para cualquiera de las contingencias, el propio partícipe con el
carácter de beneficiario único e irrevocable.
2. No obstante, en el caso de muerte, además de los beneficiarios de
viudedad y orfandad podrán serlo aquel/aquellos pariente/s del partícipe
que haya/n realizado aportaciones y acredite/n derecho a percibir la
prestación según este Reglamento, pero esta última estará limitada en
proporción a sus aportaciones.
La designación de beneficiarios para caso de muerte ha de hacerse por
el partícipe -o beneficiario cuya muerte sea objeto de coberturamediante escrito dirigido a la Comisión de Control. También podrán
hacer designación expresa de beneficiario para caso de muerte en
testamento. La declaración de heredero en testamento no implica la
designación de beneficiario para el caso de muerte en la persona del
heredero designado. Prevalecerá la designación de fecha más reciente.
En su defecto, se considerará como beneficiario único al cónyuge
superviviente no separado legalmente, y a falta de éste, se aplicará la
prelación de la sucesión intestada.
Si el beneficiario opta por una prestación en caso de muerte, el
beneficiario designado podrá ser el/la viudo/viuda, el/los huérfano/s del
citado beneficiario, o cualquier otra persona designada. No obstante,
para el caso de muerte del beneficiario que no haya sido previamente
partícipe, aquél únicamente podrá designar a su viudo/viuda y/o a sus
huérfanos. La modificación de estos beneficiarios sólo surtirá efecto si
se notifica por escrito a la Comisión de Control y ésta la acepta,
alterando, si es necesario, la prestación correspondiente al jubilado.
La condición de beneficiario se adquiere desde el momento del
reconocimiento del derecho a la prestación por la Comisión de Control,
con efectos retroactivos al momento en que se produjo la contingencia
cubierta.
©"la Caixa", Barcelona 2000. Todos los derechos reservados.
Descargar

Condiciones de contratación de los Planes de pensiones