FONDO DE ESCENA PARA AMBOS GOSHOS:
La primera carta ("Fácil parto de un niño de buena fortuna") fue escrita el
7 de mayo de 1271 y dirigida a Nichigen-nyo, la esposa de Shijô Kingo, en
Kamakura. Es la primera de las muchas misivas que el Daishonin enviara a la
familia Shijô. El Daishonin se encontraba viviendo en Matsubagayatsu,
Kamakura, al momento de escribirla.
Como era de esperar, Nichigen-nyo se había ido inquietando y poniendo
nerviosa paulatinamente a medida que se aproximaba el momento del part o
de su primer hijo. Y así fue que solicitó al Daishonin que le preparara un
agente místico llamado gohifu de manera que la ayudara a parir fácilmente. El
Daishonin se lo envió inmediatamente a través de Ben Ajari Nisshô, su
primer converso entre el clero, junto a esta carta de aliento. En ella, el
Daishonin prescribe a Nichigen-nyo que tome el gohifu que él especialmente
preparó para ella, con firme fe en el Sutra del Loto. Al mismo tiempo, él le
garantiza un fácil parto, afirmando que el niño por nacer heredará la semilla
de la propagación del Sutra del Loto. Finaliza la carta expresando su inmensa
alegría por la inminencia del nacimiento del bebé de Nichigen-nyo.
Efectivamente, el 8 de mayo, al día siguiente de recibir la carta, Nichigen nyo dio a luz a una niña. La pareja había deseado tener hijos durante largo
tiempo pero no lo había logrado aún. Shijô Kingo ya tenía cuarenta años
cuando nació ésta, su primera hija (la segunda, llamada Kyoo, nació un año
después) y, debido a esto, es lícito suponer que esta primera niña era
especialmente preciosa para el matrimonio. Shijô Kingo inmediatamente
informó acerca del exitoso parto al Daishonin, quien a su vez envió una carta
de felicitaciones, gosho conocido como el "El nacimiento de Tsukimaro".
Junto a la noticia del nacimiento, Nichigen-nyo le rogó al Daishonin que le
otorgara un nombre a la recién nacida, y el Daishonin gustosamente la
nombró Tsukimaro, "niña de luna llena", sintiéndose tan feliz como si hubiera
nacido su propia hija, ya que él había orado largamente por el bienestar y
felicidad de Nichigen-nyo.
---oOo---
Fácil parto de un niño de buena fortuna 1
Gosho Zenshu, pág. 1109
The Major Writings of Nichiren Daishonin, vol. 4, pág. 87
(Trad. Eduardo Ciancaglini)
Me he enterado de que pronto dará usted a luz. En cumplimiento de su
pedido del gohifu 2 para un fácil parto, he preparado uno siguiendo las
enseñanzas que he heredado. No obstante, para poder recibir sus beneficios,
usted debe poseer una fe firme. Aún una medicina de rara virtud será poco
eficaz si se le añade veneno. ¿Qué utilidad tendrá una espada en las manos de
un cobarde?
Por sobre todas las cosas, tanto usted como su esposo son devotos del Sutra
del Loto. Seguramente usted dará a luz la joya de un niño que llevará consigo
la semilla de la propagación del Sutra del Loto. ¡La felicito de todo corazón!
El niño heredará tanto el aspecto físico como el espiritual de ustedes dos,
¿cómo podría entonces usted sufrir un parto prolongado? El bebé
seguramente nacerá fácilmente. Si usted toma este gohifu, entonces no puede
haber duda alguna de ello. La oscuridad desaparece cuando encendemos una
lámpara, y el agua lodosa se aclara cuando la luna brilla sobre ella.
¿Existe algo más brillante que el sol y la luna? ¿Existe algo más puro que la
flor de loto? El Sutra del Loto es el sol y la luna es la flor de loto. Por lo
tanto, se lo llama Myoho-renge-kyo (el Sutra de la Flor de Loto de la Ley
Mística). Nichiren es también como el sol y la luna, y también como la flor
de loto.
Si el agua de la propia fe está clara, la luna de beneficios proyectará su
reflejo sobre ella y, sin duda alguna, la protegerá. Usted tiene un parto fácil
asegurado. Un pasaje del Sutra del Loto afirma: "Una maravillosa Ley como
ésta...," 3 y otro pasaje dice: "Mediante un fácil parto darán a luz un niño de
buena fortuna." 4 He explicado detalladamente a Benkô 5 acerca de las
instrucciones transmitidas oralmente acerca del gohifu. Por tanto, Benkô es el
enviado del Buda. 6 Sea honesta en su fe.
La diosa del sol Amaterasu Ômikami entregó como presente una gema al
dios de la tormenta Susanoo no Mikoto, 7 quien a cambio convirtió la gema en
un varón recién nacido. Por esta causa, ella consideró al niño como su propio
hijo y lo llamó Masaya Akatsu 8 ("Verdaderamente yo conquisto"). Debido a
que yo, Nichiren, he provisto a su niño con la simiente de un parto fácil, el
niño será como si fuera yo mismo. El Sutra del Loto afirma que existe "una
preciosa gema cuyo valor es equivalente al de un sistema planetario" 9 y
también proclama: "Hemos obtenido la suprema guirnalda de joyas sin
siquiera esperarla." 10 El Buda Shakyamuni declara: "Los seres vivientes del
mundo triple son todos mis hijos." 11 Mi intención también concuerda
exactamente con la que el Buda expresó en estos pasajes. ¡Cuan feliz y cuan
auspicioso es el inminente nacimiento de su hijo! Le escribiré en otra
ocasión.
Respetuosamente,
Nichiren
Séptimo día del quinto mes en el octavo año de Bun´ei (1271).
NOTAS:
1 En jap. fukushi: "niño de buena fortuna".
2 Gohifu: una sustancia con poderes curativos prescrita especialmente dentro del budismo de Nichiren
Daishonin.
3 Sutra del Loto, Cap. 2
4 Sutra del Loto, Cap. 19
5 Benkô (1221-1323): Ben Ajari Nisshô, uno de los seis discípulos principales de Nichiren Daishonin,
quien fue el primero en convertirse dentro de los bonzos de otras sectas. Habiendo nacido en la provincia
de Shimôsa, primero estudió la doctrina Tendai en el Monte Hiei pero, a l enterarse de que el Daishonin
estaba propagando sus enseñanzas en Kamakura, fue a visitarlo a Matsubagayatsu y se convirtió en su
discípulo.
6 En el gosho original, Nichiren Daishonin cita el texto de un pasaje del capítulo 10 ( Hosshi) del Sutra
del Loto que dice: "Si existe alguien, sea hombre o mujer, que secretamente enseña a una persona aunque
más no fuera una sola frase del Sutra del Loto, considérenlo entonces como el enviado del Buda."
7 Susanoo no Mikoto: Dentro de la mitología japonesa, un indi sciplinado dios de la tormenta, hermano
menor de Amaterasu Ômikami.
8 Masaya Akatsu: Una deidad nacida de la humedad de la respiración de Susanoo luego de que el dios de
la tormenta mordiera un collar que recibiera de la diosa del sol. Esta historia apare ce en el Kojiki
("Registro de Antiguos Acontecimientos") y otras fuentes.
9 Sutra del Loto, cap. 12
10 Sutra del Loto, cap. 4
11 Sutra del Loto, cap. 3
El nacimiento de Tsukimaro
Gosho Zenshu, pág. 1110
The Major Writings of Nichiren Daishonin, vol. 3, pág. 39
(Trad. Eduardo Ciancaglini)
He recibido la noticia de que su beba ya ha nacido. ¡Felicitaciones! Es
especialmente significativo que hoy sea el octavo día del mes. ¡No solamente ha
dado a luz a su hija sino que además en tan auspicioso día! El cumplimiento de su
deseo está ahora completado, tal como la marea cuando llega a su punto máximo
de la pleamar o el florecer de las flores en la pradera. Por lo tanto, no me demoré ni
un instante en otorgarle a ella un nombre: por favor llámela Tsukimaro.
El Gran Bodhisattva Hachiman, la deidad soberana de este país, nació el
octavo día del cuarto mes. El Buda Shakyamuni, señor de este mundo saha,
también nació el octavo día del cuarto mes. Su niña nació en el octavo día, aunque
en un mes diferente. Ella muy bien podría ser la reencarnación de Shakyamuni o de
Hachiman. Yo, Nichiren, siendo como soy un hombre corriente, no tengo manera
de afirmarlo con total certeza, pero estoy convencido de que este auspicioso
nacimiento es atribuible al agente místico1 que le hice llegar. ¡Cuan felices ustedes
deben sentirse! A manera de celebración, usted me ha enviado amablemente
pasteles de arroz, sake y una cuerda de monedas2. Además le he informado de esto
al Gohonzon y a las Diez Deidades.
Cuando el Buda nació, ocurrieron treinta y dos fenómenos auspiciosos 3, tal
como lo registra un libro llamado Shûsho no Iki.4 El Buda Shakyamuni, apenas
hubo nacido, dio siete pasos, abrió su boca y pronunció estas palabras, expresadas
en dieciséis caracteres chinos: "A lo largo y ancho del cielo y la tierra, tan sólo yo
soy digno de respeto. El mundo triple es un lugar de sufrimiento del cual yo salvaré
a todas las personas." Tsukimaro debe haber invocado Nam-myoho-renge-kyo con
su primer llanto de recién nacida. El Sutra del Loto habla de "la verdadera entidad
de todo fenómeno."5 T´ien T´ai dice: "La voz lleva a cabo la tarea del Buda."6 El
sordo no puede oír el trueno, y el ciego no puede ver la luz del sol y de la luna.
Pero yo, Nichiren, estoy totalmente seguro de que las Diez Deidades deben estar
juntas, codo a codo, dándole a la beba su primer baño y velando por su
crecimiento.
Permítame felicitarla de todo corazón. Puedo imaginar su dicha. He
informado respetuosamente acerca de esto a las Diez Deidades y a la Diosa del Sol.
Me siento demasiado exultante como para seguir escribiendo: continuaré
haciéndolo más tarde.
Respetuosamente,
Nichiren
NOTAS:
1 Agente místico: gohifu, un agente protector especialmente prescrito en el budismo. En el gosho "Fácil parto de un
niño de buena fortuna" fechado el 7 de mayo de 1271, Nichiren Daishonin se refiere al gohifu como "medicina".
2 Una cuerda de monedas: mil monedas atadas con una cuerda. En esa época, las monedas poseían un orificio
cuadrangular en su centro y eran habitualmente enhebradas por centenar o millar conformando así unidades
monetarias mayores. La cuerda -o kan- de monedas representaba la unidad básica monetaria para la cotización del
arroz.
3 Treinta y dos fenómenos auspiciosos: presagios favorables acaecidos al momento de aparecer el Buda Shakyamuni
en este mundo, mencionados en el sutra Zuiô Hongi.
4 Shûsho no Iki: "Registro de Maravillas del Libro de Chou". La obra original se ha perdido y los detalles se
desconocen. Se lo sitúa habitualmente a fines del período de las Seis Dinastías (222-589). El libro, según otras obras
que lo citan, parece haber situado el nacimiento del Buda Shakyamuni en el vigésimo cuarto año del reinado del rey
Chao (1028 a.C.) de la dinastía Chou. Han existido -y aún existen- controversias con respecto a las fechas
correspondientes al nacimiento y muerte de Shakyamuni, pero los contemporáneos de Nichiren Daishonin
generalmente adoptaron la cronología establecida por este libro.
5 Sutra del Loto, cap. 2. Esto significa que tanto los fenómenos como la realidad última se poseen mutuamente:
todos los fenómenos son manifestaciones de la Ley Mística.
6 Hokke Gengi, vol. I.
Descargar

fukushi+Tsukimaro