SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO

advertisement
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
 SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO 
 LA TARDE DEL GRAN LUNES SANTO 
(Los Maitines del Gran Martes Santo)

Bendito sea Dios nuestro, en todo tiempo,
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos.
Coro: Amén.
El que preside: Gloria a Ti, Dios nuestro, gloria a Ti. ¡Rey
Celestial, Consolador, Espíritu de la Verdad; Que estás
en todas partes y todo lo llenas; Tesoro de todo lo
bueno y Dador de la Vida; Ven, mora en nosotros, purifícanos de toda mancha y salva, Bondadoso, a nuestras almas!
Sacerdote:
En Presencia del señor Obispo:
¡Por muchos años de vida, Monseñor! Sino directamente:
Lector:
- Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros. (Tres veces)
- Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Ahora
y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
- Santísima Trinidad, ten piedad de nosotros. Señor,
perdona nuestros pecados; Soberano, sobrepasa nuestras transgresiones; Santo, mira y sana nuestras dolencias, por Tu Santo Nombre.
- Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, ahora y
siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
- Padre Nuestro, que estás en los Cielos; santificado
sea Tu Nombre, venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu
69
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
Voluntad, así en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánoslo hoy; Y perdónanos nuestras
deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros
deudores; y no nos dejes caer en la tentación, más líbranos del mal.
Sacerdote: Porque Tuyo es el Reino, el Poder, y la Gloria; Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y
por los siglos de los siglos.
Lector: Señor, ten piedad. (Doce veces)
- Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, ahora y
siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
- Veníd, adoremos y postrémonos ante nuestro Rey
y nuestro Dios. *Veníd, adoremos y postrémonos ante
Cristo, nuestro Rey y nuestro Dios. *Veníd, adoremos
y prosternémonos ante Cristo, Él es nuestro Rey, nuestro Señor y nuestro Dios.
Los siguientes dos Salmos se cantan en monotonía, mientras el sacerdote inciensa el Icono y la congregación con el incensario de mano.
SALMO 19 ‘20’
Señor te responda el día de la angustia, protéjate el Nombre del Dios de Jacob! 3Te envíe socorro desde Su Santuario, sea tu apoyo desde Sión. 4Tenga en
cuenta todas tus ofrendas, encuentre sabroso tu holocausto; 5colme todos tus deseos, cumpla todos tus
proyectos. 6¡Nosotros aclamaremos Tu Victoria, celebraremos alegres el Nombre de nuestro Dios! ¡El Señor responderá a todas tus súplicas! 7Reconozco ahora
que el Señor dará la Salvación a Su ungido; le responderá desde Su Santo Cielo con proezas victoriosas de
2¡El
70
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
Su Diestra. 8Unos con los carros, otros con los caballos,
pero nosotros invocamos al Señor, nuestro Dios; 9ellos
se doblegan y caen, nosotros seguimos en pie. 10¡Oh
Señor, salva al rey, respóndenos cuando Te llamemos!
SALMO 20 ‘21’
2Señor, el rey celebra Tu Fuerza, le colma de alegría
Tu Victoria. 3Le has concedido el deseo de su corazón,
no has rechazado el anhelo de sus labios. 4Te adelantaste con buenos augurios, coronaste su cabeza de oro
fino; 5vida pidió y se la otorgaste, largo curso de días
para siempre. 6Gran prestigio le da tu victoria, lo rodeas de honor y majestad; 7lo conviertes en eterna
bendición, lo llenas de alegría en Tu Presencia.
8Porque el rey confía en el Señor, por gracia del Altísimo no vacilará. 9Que Tu Mano alcance a Tus enemigos, que Tu Diestra alcance a los que Te odian.
10Conviértelos en horno encendido, el día que aparezca Tu Rostro. El Señor los tragará en su cólera, el fuego
los devorará. 11Borrarás de la tierra su fruto, su semilla
de en medio de los hombres. 12Aunque intenten hacerte daño, aunque tramen un plan, nada podrán. 13Que
Tú les harás retroceder, asestando Tu Arco contra
ellos. 14¡Levántate, Señor, Lleno de fuerza, cantaremos,
celebraremos Tu Poder!
Y directamente
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
“Santo Dios,… hasta el Padrenuestro.”
Sacerdote: Porque Tuyo es el Reino, el Poder, y la Glo71
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
ria; Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y
por los siglos de los siglos.
Coro: Amén.
Lector: Salva, Señor, a Tu pueblo y bendice a Tu heredad, concediendo a los cristianos ortodoxos, la victoria
sobre los enemigos y protege por Tu Cruz, a Tu comunidad.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu santo.
¡Tú, que por Tu propia Voluntad, fuiste levantado
sobre la Cruz, concede Tu Compasión a Tu pueblo
nuevo, llamado por Tu Nombre, Cristo Dios! Alegra
Con Tu Poder a nuestros files gobernantes (Reyes Creyentes), dándoles victoria sobre sus enemigos; Que les sea
Tu Cruz una arma de paz y una victoria invencible.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
¡Tú, que eres Irrechazable, Temible e Intercesora,
Madre de Dios Alabadísima! No desprecies, Bondadosa, nuestras súplicas; afirma el estado de los cristianos
ortodoxos, salva a los que Tú has llamado para gobernar, y concédales la victoria del Cielo; porque Tú has
dado a luz a Dios, ¡Única Bendita!
Sacerdote: Apiádate de nosotros, Dios, por Tu Gran
Misericordia, Te suplicamos, nos escuches y tengas
piedad.
Coro: Señor, ten piedad. (Tres veces)
Se repite tras cada petición.
- También rogamos por nuestro Padre y (Patriarca,
Metropolita, Arzobispo u Obispo: Nombre) y todos nuestros hermanos en Cristo.
72
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
Porque Tú eres un Dios Misericordioso y
Amante de la humanidad, y Te glorificamos, Padre,
Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y por los siglos
de los siglos.
Coro: Amén. En el nombre del Señor bendice padre.
Sacerdote:
Con el incensario en su diestra, hace la señal de la Cruz en
cima del Evangeliario exclamando: Gloria a la Santísima TriniSacerdote:
dad, Consubstancial, Vivificadora e Indivisible, en todo tiempo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.
Coro: Amén.
Lector: ¡Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a
los hombres en quienes Él se complace! (Lucas 2: 14) (Tres
veces) ¡Abre, Señor, mis labios, y publicará mi boca Tu
Alabanza! (Salmo 50 ‘51’: 17) (Dos veces)
SALMO 3
2Señor, ¡cuántos son mis adversarios, cuántos los
que se alzan contra mí! 3¡Cuántos los que dicen de mí:
“que no espere Salvación en Dios”! 4Pero Tú, Señor,
mi Escudo Protector, mi Orgullo, el que levanta mi
frente. 5Invoco a gritos al Señor, y me responde desde
Su Monte Santo. 6Me acuesto y me duermo, me despierto: el Señor, me sostiene. 7No temo a esas gentes
que a millares se apuestan en torno contra mí.
8¡Levántate, Señor! ¡Sálvame, Dios mío! Tú golpeas el
rostro de mi enemigo, Tú rompes los dientes de los
malvados. 9En el Señor está la salvación, baje sobre Tu
pueblo Tu Bendición. Y se repite: 6Me acuesto y me
duermo, me despierto: el Señor, me sostiene.
73
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
SALMO 37 ‘38’
no me castigues Enfadado, no me corrijas
3
Enojado. En mí llevo clavadas Tus Saetas, Tu Mano
has descargado sobre mí; 4nada intacto hay en mi carne por Tu Enfado, nada sano en mi cuerpo por mi pecado. 5Mis culpas sobrepasan mi cabeza, como peso
harto grave para mí; 6mis llagas son hedor y putridez,
todo por mi insensatez; 7encorvado, totalmente abatido, todo el día camino sombrío. 8Tengo la espalda túmida de fiebre, no hay nada sano en mi carne;
9entumecido, totalmente molido, me hace gemir la
convulsión del corazón. 10Señor, Tú eres Testigo de
mis ansias, no se Te ocultan mis gemidos. 11Mi corazón se agita, las fuerzas me flaquean, y hasta me falta
la luz de mis ojos. 12Compañeros y amigos huyen de
mi llaga, mis allegados se quedan a distancia; 13los que
persiguen mi vida tienden lazos, los que traman mi
mal hablan de ruina, urdiendo falsedades todo el día.
14Pero yo me hago el sordo y nada oigo, como un mudo que no abre la boca; 15soy como un hombre que no
oye, ni tiene réplica en sus labios. 16Que en Ti, Señor,
yo espero, tú responderás, Señor, Dios mío. 17Me dije:
“No sea que se rían de mí, que me dominen cuando
mi pie resbale”. 18Y ahora estoy a punto de caer, tengo
siempre presente mi pena. 19Sí, confieso mi culpa, me
apena mi pecado. 20Aumentan mis enemigos sin razón, muchos son los que me odian sin motivo, 21los
que mal por bien me devuelven y me acusan cuando
busco el bien. 22¡No me abandones, Señor, no Te me
2Señor,
74
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
alejes, Dios mío! 23¡Date prisa en socorrerme, Oh Señor, mi salvación. Y se repite: 22¡No me abandones, Señor, no Te me alejes, Dios mío! 23¡Date prisa en socorrerme, Oh Señor, mi Salvación!
SALMO 62 ‘63’
2Dios, Tú mi Dios, yo Te busco, mi ser tiene sed de
Ti, por Ti languidece mi cuerpo, como erial agotado,
sin agua. 3Así como Te veía en el santuario, contemplando Tu Fuerza y Tu Gloria, 4-pues Tu Amor es mejor que la vida, por eso mis labios Te alaban-, 5así
quiero bendecirte en mi vida, levantar mis manos en
Tu Nombre; 6me saciaré como de grasa y médula, mis
labios Te alabarán jubilosos. 7Si acostado me vienes a
la mente, quedo en vela meditando en Ti, 8porque Tú
me sirves de Auxilio y exulto a la sombra de Tus Alas;
9mi ser se aprieta contra Ti, Tu Diestra me sostiene.
10Mas los que tratan de acabar conmigo, ¡caigan en las
honduras de la tierra! 11¡Sean pasados a filo de espada,
sirvan de presa a los chacales! 12Pero el rey en Dios se
alegrará, el que jura por Él se felicitará, cuando cierren
la boca a los mentirosos. Y se repite: 7bquedo en vela meditando en Ti, 8porque Tú me sirves de Auxilio y exulto a la sombra de Tus Alas; 9mi ser se aprieta contra Ti,
Tu Diestra me sostiene.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
Aleluya, Aleluya, Aleluya, Gloria a Ti, Oh Dios.
Señor, ten piedad. (Tres veces)
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
75
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
SALMO 87 ‘88’
mi Dios Salvador! a Ti clamo noche y día;
3llegue mi súplica a Ti, presta oído a mi clamor.
4Porque estoy harto de males, con la vida al borde del
Seol; 5contado entre los que bajan a la fosa, soy como
un hombre acabado: 6relegado entre los muertos, como un cadáver en la tumba, del que nadie se acuerda
ya, que está arrancado de Tu Mano. 7Me has echado
en la fosa profunda, en medio de tinieblas abismales;
8arrastro el peso de Tu Furor, me hundes con todas
Tus Olas. 9Has alejado de mí a mis conocidos, me has
hecho para ellos un horror, cerrado estoy y sin salida,
10mis ojos se consumen por la pena. Todo el día Te
llamo, Señor, tiendo mis manos hacia Ti. 11¿Haces acaso maravillas por los muertos, o se alzan las sombras
para darte gracias? 12¿Se habla en la tumba de Tu
Amor, de Tu Lealtad en el lugar de perdición? 13¿Se
conocen en las tinieblas Tus Maravillas, o Tu Justicia
en la tierra del olvido? 14Pero yo, Señor, solicito Tu
Socorro, con el alba va a Tu Encuentro mi oración;
15¿por qué, Señor, me rechazas, y ocultas Tu Rostro
lejos de mí? 16Desdichado y enfermo desde mi infancia, he soportado Tus Terrores, no puedo más; 17Tu
Furor ha pasado sobre mí, Tus Espantos me han aniquilado. 18Me anegan como el agua todo el día, se
aprietan contra mí todos a una. 19Has alejado a compañeros y amigos, y son mi compañía las tinieblas. Y se
repite: 2¡Señor, mi Dios Salvador! a Ti clamo noche y día;
2¡Señor,
76
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
3llegue
mi súplica a Ti, presta oído a mi clamor.
SALMO 102 ‘103’
1Bendice, alma mía, al Señor, el fondo de mi ser, a
Su Santo Nombre. 2Bendice, alma mía, al Señor, nunca
olvides Sus Beneficios. 3Él, que tus culpas perdona,
que cura todas tus dolencias, 4rescata tu vida de la fosa, te corona de amor y ternura, 5satura de bienes tu
existencia, y tu juventud se renueva como la del águila. 6El Señor realiza obras de justicia y otorga el derecho al oprimido, 7manifestó a Moisés Sus Caminos, a
los hijos de Israel Sus Hazañas. 8El Señor es Clemente
y Compasivo, Lento a la cólera y Lleno de amor; 9no se
querella eternamente, ni para siempre guarda rencor;
10no nos trata según nuestros yerros, ni nos paga según nuestras culpas. 11Como se alzan sobre la tierra
los cielos, igual de grande es Su Amor con Sus adeptos; 12como dista el oriente del ocaso, así aleja de nosotros nuestros crímenes. 13Como un padre se encariña
con sus hijos, así de Tierno es el Señor con Sus adeptos; 14que Él conoce de qué estamos hechos, sabe bien
que sólo somos polvo. 15¡El hombre! Como la hierba es
su vida, como la flor del campo, así florece; 16lo azota
el viento y ya no existe, ni el lugar en que estuvo lo
reconoce.17Pero el Amor del Señor es eterno con todos
que Le son adeptos; de hijos a hijos pasa Su Justicia,
18para quienes saben guardar Su Alianza, y se acuerdan de cumplir Sus Mandatos. 19El Señor asentó Su
Trono en el Cielo, Su Soberanía gobierna todo el universo. 20Bendecid al Señor, Ángeles Suyos, héroes po77
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
tentes que cumplís Sus Órdenes en cuanto oís la voz
de Su Palabra. 21Bendecid al Señor, todas Sus Huestes,
Servidores Suyos que hacéis Su Voluntad. 22Bendecid
al Señor, todas Sus Obras, en todos los lugares de su
imperio. ¡Bendice, alma mía, al Señor! Y se repite: 22ben
todos los lugares de su imperio. ¡Bendice, alma mía, al
Señor!
SALMO 142 ‘143’
1Escucha, Señor, mi oración, y presta oído a mi súplica; respóndeme leal, por Tu Justicia. 2No entres en
pleito con Tu siervo, pues no hay ser vivo justo ante
Ti. 3Me persigue a muerte el enemigo, aplasta mi vida
contra el suelo; me obliga a vivir entre tinieblas, como
los que han muerto para siempre. 4Ya se apaga el
aliento en mí, mi corazón por dentro enmudece.
5Recuerdo los días de antaño, medito todas Tus Acciones, pondero las Obras de Tus Manos; 6hacia Ti
tiendo mis manos, como tierra sedienta de ti.
7¡Respóndeme pronto, Señor, que ya me falta el aliento; no escondas Tu Rostro lejos de mí, pues sería como
los que bajan a la fosa! 8Hazme sentir Tu Amor por la
mañana, pues yo cuento contigo; muéstrame el camino que he de seguir, pues estoy pendiente de Ti.
9Líbrame de mis enemigos, Señor, pues busco refugio
en Ti; 10enséñame a cumplir Tu Voluntad, Tú, que eres
mi Dios; Tu Espíritu, que es bueno, me guíe por una
tierra llana. 11Por Tu Nombre, Señor, dame la vida, por
Tu Justicia, líbrame de la angustia; 12por Tu Amor,
aniquila a mis enemigos. Pierde a todos mis opresores,
78
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
porque yo soy Tu servidor. Y se repite: 1bRespóndeme
leal, por Tu Justicia. 2aNo entres en pleito con Tu siervo. 1bRespóndeme leal, por Tu Justicia. 2aNo entres en
pleito con Tu siervo. 10bTu Espíritu, que es bueno, me
guíe por una tierra llana.
Y concluye con
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
Aleluya, Aleluya, Aleluya, Gloria a Ti, Oh Dios. (Tres veces)
¡Dios Nuestro y Esperanza nuestra, Gloria a Ti!
GRAN LETANÍA DE LA PAZ
En paz roguemos al Señor.
Coro: Señor, ten piedad. Se repite tras cada petición.
- Por la Paz que viene de lo Alto y por la salvación
de nuestras almas, roguemos al Señor.
- Por la Paz del mundo entero, por el bienestar de
las Santas Iglesias de Dios y por la unión de todas, roguemos al Señor.
- Por este Santo Templo y por los que con fe, devoción y temor de Dios entran en él, roguemos al Señor.
- Por nuestro Padre y (Patriarca, Metropolita, Arzobispo u Obispo: Nombre) En presencia de un Prelado, Coro: ¡Por
muchos años de vida, Monseñor! Y por los venerables
Sacerdotes y Diáconos en Cristo, por todo el Clero y el
Pueblo, roguemos al Señor.
- Por nuestra Nación, por sus Autoridades y por su
ayuda en toda obra buena, roguemos al Señor.
- Por esta Ciudad, por todas las ciudades y países y
por los fieles que los habitan, roguemos al Señor.
- Por un clima propicio, por la abundancia de los
Sacerdote ó Diácono:
79
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
frutos de la tierra y por tiempos pacíficos, roguemos
al Señor.
- Por los que viajan por tierra, mar y aire, por los enfermos, los afligidos, los cautivos y por su salvación,
roguemos al Señor.
- Para que nos libre de toda aflicción, ira, peligro y
necesidad, roguemos al Señor.
- Ampáranos, sálvanos, ten piedad de nosotros y
guárdanos, Dios, con Tu Gracia.
- Conmemorando a la Santísima, Pura, Que excede
todas las bendiciones, la Gloriosa Soberana nuestra, la
Madre de Dios, Coro: ¡Santísima Madre de Dios, sálvanos!
La Siempre Virgen María, con todos los Santos, encomendémonos a nosotros mismos, y mutuamente los
unos a los otros, y toda nuestra vida a Cristo Dios.
Coro: A Ti, Señor.
Sacerdote: Porque a Ti se debe toda Gloria, Honor y
Adoración, Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y
siempre y por los siglos de los siglos.
Coro: Amén.
Y alterna el canto del “Aleluya” con los siguientes Stíjos
Tono Octavo
- Desde la vigilia de la noche, mi alma Te busca de
madrugada, Dios; Porque Tus Preceptos son luz sobre
la tierra.
¡Aleluya, Aleluya, Aleluya!
- Aprended justicia, moradores de la tierra.
¡Aleluya, Aleluya, Aleluya!
80
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
- El celo asirá a un pueblo inculto, y ahora, el fuego
devorará a los adversarios.
¡Aleluya, Aleluya, Aleluya!
- Envía más males sobre ellos, Señor, envía más males sobre los gloriosos en la tierra.
¡Aleluya, Aleluya, Aleluya!
Tropario - Tono Octavo
Tropario - Tono Octavo
¡He aquí viene el Novio a medianoche! Bienaventurado el siervo que encuentre velando; Pero él que encuentre distraído, indigno es. Cuídate, pues, alma mía,
para no caer en sueño profundo, ser encerrada fuera
del Reino, y entregada a la muerte. Sino vela exclamando: Santo, Santo, Santo eres Tú, Dios; *Por las intercesiones de Tu Precursor, ten piedad de nosotros.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
¡He aquí viene el Novio a medianoche!... *Por las intercesiones de San/Santa “Nombre” (Patrono / Patrona del
Templo), y de todos los santos, ten piedad de nosotros.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
¡He aquí viene el Novio a medianoche!… *Por las
intercesiones de la Madre de Dios, ten piedad de nosotros.
PEQUEÑA LETANÍA
Sacerdote ó Diácono: Una y otra vez, en paz, roguemos al
Señor.
Coro: Señor, ten piedad.
- Ampáranos, sálvanos, ten piedad de nosotros y
guárdanos, Dios, con Tu Gracia.
Coro: Señor, ten piedad.
81
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
- Conmemorando a la Santísima, Pura, Que excede
todas las bendiciones, la Gloriosa Soberana nuestra, la
Madre de Dios, Coro: ¡Santísima Madre de Dios, sálvanos!
La Siempre Virgen María, con todos los Santos, encomendémonos a nosotros mismos, y mutuamente los
unos a los otros, y toda nuestra vida a Cristo Dios.
Coro: A Ti, Señor.
Sacerdote: Porque Tuyo es el Poder, y Tuyo es el Reino,
la Fuerza y la Gloria, Padre, Hijo y Espíritu Santo,
ahora y siempre y por los siglos de los siglos.
Coro: Amén.
KATÍSMATAS
A continuación serán leídos los Salmos de la Katísmata
--Actualmente las Estijológias son omitidos-Aunque cabe mencionar que los salmos han sido y siguen siendo base de nuestras oraciones y un alimento espiritual de todo cristiano piadoso según lo
citado en el Santo Tipikón.
KATÍSMATA - Tono Cuarto
Anhelemos al Novio, hermanos, y amémosle preparando nuestras lámparas brillando por las virtudes y
la Ortodoxa Fe; Para que, como las vírgenes prudentes
del Señor, entremos con Él a la boda; Porque, siendo
Dios, el Novio otorgará a todos la corona incorruptible.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Con gran envidia, los sacerdotes y los escribas, congregaron un concilio transgresor de la Ley, contra Ti,
Cristo, incitando a Judas de entregarte. Por esto, salió
con audacia y habló a los pueblos transgresores de la
Ley, diciendo: ¿Qué me daréis y yo lo entregaré en
vuestras manos? Por tanto, salva, Señor, a nuestras al82
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
mas de su condenación.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
Judas, el depravado enemigo, habiendo sido impulsado por una mente amante de la plata; Conspiró contra el Maestro y por la entrega, se cayó, pues, de la luz
y abrazó las tinieblas; Concertó la venta y vendió al
que está sobre todo precio. El miserable encontró,
pues, la horca y la muerte horrible, como premio de su
obra. ¡Sálvanos, Cristo, de su compañía, y otorga el
perdón de los pecados a los que, con fe, celebran Tu
Puro Pasión!
EL SANTO EVANGELIO
Sacerdote ó Diácono: Para que seamos dignos de escuchar
el santo Evangelio, roguemos al Señor.
Coro: Señor, ten piedad. (Tres veces)
Sacerdote ó Diácono: ¡Sabiduría! ¡Estemos de pie! Escuchemos el santo Evangelio.
Sacerdote ó el que preside: La Paz sea con todos vosotros.
Coro: Y con tu espíritu.
Sacerdote: (Desde la Puerta Real) Lectura de la Buena Nueva según el Santo Discípulo y puro Evangelista Mateo.
Coro: ¡Gloria a ti, Señor, gloria a Ti!
Sacerdote ó Diácono: Atendamos. Y el Sacerdote lee
[22: 15 - 23: 39] En aquel tiempo, 15Los fariseos se fueron
y celebraron consejo sobre la forma de sorprenderle en
alguna palabra. 16Y le envían sus discípulos, junto con
los herodianos, a decirle: “Maestro, sabemos que eres
veraz y que enseñas el camino de Dios con franqueza
y que no te importa por nadie, porque no miras la
83
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
condición de las personas.
17Dinos,
pues, qué te parece,
¿es lícito pagar tributo al César o no?” 18Mas Jesús, conociendo su malicia, dijo: “Hipócritas, ¿por qué me tentáis?
19Mostradme la moneda del tributo.” Ellos le presentaron
un denario. 20Y les dice: “¿De quién es esta imagen y la inscripción?” 21Dícenle: “Del César.” Entonces les dice: “Pues
lo del César devolvédselo al César, y lo de Dios a Dios.”
22Al oír esto, quedaron maravillados, y dejándole, se fueron. 23Aquel día se le acercaron unos saduceos, esos que
niegan que haya resurrección, y le preguntaron:
24“Maestro, Moisés dijo: Si alguien muere sin tener hijos, su
hermano se casará con la mujer de aquél para dar descendencia a su hermano. 25Ahora bien, había entre nosotros
siete hermanos. El primero se casó y murió; y, no teniendo
descendencia, dejó su mujer a su hermano. 26Sucedió lo
mismo con el segundo, y con el tercero, hasta los siete.
27Después de todos murió la mujer. 28En la resurrección,
pues, ¿de cuál de los siete será mujer? Porque todos la tuvieron.” 29Jesús les respondió: “Estáis en un error, por no
entender las Escrituras ni el poder de Dios. 30Pues en la
resurrección, ni ellos tomarán mujer ni ellas marido, sino
que serán como ángeles en el cielo. 31Y en cuanto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo dicho por
Dios: 32Yo soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de
Jacob? No es un Dios de muertos, sino de vivos.” 33Al oír
esto, la gente se maravillaba de su doctrina. 34Mas los fariseos, al enterarse de que había tapado la boca a los saduceos, se reunieron en grupo, 35y uno de ellos le preguntó
con ánimo de ponerle a prueba: 36“Maestro, ¿cuál es el
mandamiento mayor de la Ley?” 37Él le dijo: “Amarás al
Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con
84
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
toda tu mente. 38Este es el mayor y el primer mandamiento. 39El segundo es semejante a éste: Amarás a tu
prójimo como a ti mismo. 40De estos dos mandamientos
penden toda la Ley y los Profetas.” 41Estando reunidos
los fariseos, les propuso Jesús esta cuestión: 42“¿Qué
pensáis acerca del Cristo? ¿De quién es hijo?” Dícenle:
“De David.” 43Díceles: “Pues ¿cómo David, movido
por el Espíritu, le llama Señor, cuando dice: 44Dijo el
Señor a mi Señor: ‘Siéntate a mi diestra hasta que ponga a
tus enemigos debajo de tus pies?’ 45Si, pues, David le llama Señor, ¿cómo puede ser hijo suyo?” 46Nadie era
capaz de contestarle nada; y desde ese día ninguno se
atrevió ya a hacerle más preguntas.
23: 1Entonces Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos 2y les dijo: “En la cátedra de Moisés se han sentado
los escribas y los fariseos. 3Haced, pues, y observad
todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta,
porque dicen y no hacen. 4Atan cargas pesadas y las
echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el
dedo quieren moverlas. 5Todas sus obras las hacen
para ser vistos por los hombres; ensanchan las filacterias y alargan las orlas del manto; 6quieren el primer
puesto en los banquetes y los primeros asientos en las
sinagogas, 7que se les salude en las plazas y que la
gente les llame ‘Rabbí’. 8Vosotros, en cambio, no os
dejéis llamar ‘Rabbí’, porque uno solo es vuestro
Maestro; y vosotros sois todos hermanos. 9Ni llaméis a
nadie ‘Padre’ vuestro en la tierra, porque uno solo es
vuestro Padre: el del cielo. 10Ni tampoco os dejéis lla85
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
mar ‘Instructores’, porque uno solo es vuestro Instructor: el Cristo. 11El mayor entre vosotros será vuestro
servidor. 12Pues el que se ensalce, será humillado; y el
que se humille, será ensalzado. 13¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que cerráis a los hombres
el Reino de los Cielos! Vosotros ciertamente no entráis;
y a los que están entrando no les dejáis entrar.
[14] (Versión R.V.)¡Ay de vosotros escribas y fariseos hipócritas!
Porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto
hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. 15¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas,
que recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y,
cuando llega a serlo, le hacéis hijo de condenación el
doble que vosotros! 16¡Ay de vosotros, guías ciegos,
que decís: ‘Si uno jura por el Santuario, eso no es nada;
mas si jura por el oro del Santuario, queda obligado!’
17¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante, el oro,
o el Santuario que hace sagrado el oro? 18Y también:
‘Si uno jura por el altar, eso no es nada; mas si jura por
la ofrenda que está sobre él, queda obligado.’
19¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda, o el altar que hace sagrada la ofrenda? 20Quien jura, pues,
por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él.
21Quien jura por el Santuario, jura por él y por Aquel
que lo habita. 22Y quien jura por el cielo, jura por el
trono de Dios y por Aquel que está sentado en él.
23¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que
pagáis el diezmo de la menta, del aneto y del comino,
y descuidáis lo más importante de la Ley: la justicia, la
86
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
misericordia y la fe! Esto es lo que había que practicar,
aunque sin descuidar aquello. 24¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! 25¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que purificáis por
fuera la copa y el plato, mientras por dentro están llenos de rapiña e intemperancia! 26¡Fariseo ciego, purifica primero por dentro la copa, para que también por
fuera quede pura!27¡Ay de vosotros, escribas y fariseos
hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen hermosos, pero por dentro
están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia! 28Así también vosotros, por fuera aparecéis justos
ante los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad. 29¡Ay de vosotros, escribas y
fariseos hipócritas, porque edificáis los sepulcros de
los profetas y adornáis los monumentos de los justos,
30y decís: ‘Si nosotros hubiéramos vivido en el tiempo
de nuestros padres, no habríamos tenido parte con
ellos en la sangre de los profetas!’ 31Con lo cual atestiguáis contra vosotros mismos que sois hijos de los que
mataron a los profetas. 32¡Colmad también vosotros la
medida de vuestros padres! 33¡Serpientes, raza de víboras! ¿Cómo vais a escapar de la condenación de la
gehenna? 34Por eso, he aquí que yo envío a vosotros
profetas, sabios y escribas: a unos los mataréis y los
crucificaréis, a otros los azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad, 35para que
caiga sobre vosotros toda la sangre inocente derramada sobre la tierra, desde la sangre del inocente Abel
87
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
hasta la sangre de Zacarías, hijo de Baraquías, a quien
matasteis entre el Santuario y el altar. 36Yo os aseguro:
todo esto recaerá sobre esta generación. 37¡Jerusalén,
Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los
que le son enviados! ¡Cuántas veces he querido reunir
a tus hijos, como una gallina reúne a sus pollos bajo
las alas, y no habéis querido! 38Pues bien, se os va a
dejar desierta vuestra casa. 39Porque os digo que ya no
me volveréis a ver hasta que digáis: ‘¡Bendito el que
viene en nombre del Señor!’.”
Coro: ¡Gloria a ti, Señor, gloria a Ti!
Directamente el lector lee
SALMO 50 ‘50’
3Piedad
de mí, Oh Dios, por Tu Bondad, por Tu Inmensa Ternura borra mi delito, 4lávame a fondo de mi
culpa, purifícame de mi pecado. 5Pues yo reconozco
mi delito, mi pecado está siempre ante mí; 6contra Ti,
contra Ti solo pequé, lo malo a Tus Ojos cometí. Por
que seas Justo cuando hablas e Irreprochable cuando
juzgas. 7Mira que nací culpable, pecador me concibió
mi madre. 8Y Tú amas la verdad en lo íntimo del ser,
en mi interior me inculcas sabiduría. 9Rocíame con
hisopo hasta quedar limpio, lávame hasta blanquear
más que la nieve. 10Devuélveme el son del gozo y la
alegría, se alegren los huesos que Tú machacaste.
11Aparta Tu Vista de mis yerros y borra todas mis culpas. 12Crea en mí, Oh Dios, un corazón puro, renueva
en mi interior un espíritu firme; 13no me rechaces lejos
de Tu Rostro, no retires de mí Tu Santo Espíritu.
88
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
14Devuélveme
el gozo de Tu Salvación, afiánzame con
espíritu generoso; 15enseñaré a los rebeldes Tus Caminos y los pecadores volverán a Ti. 16Líbrame de la
sangre, Oh Dios, Dios salvador mío, y aclamará mi
lengua Tu Justicia; 17abre, Señor, mis labios, y publicará mi boca Tu Alabanza. 18Pues no Te complaces en
sacrificios, si ofrezco un holocausto, no lo aceptas.
19Dios quiere el sacrificio de un espíritu contrito, un
corazón contrito y humillado, Oh Dios, no lo desprecias. 20¡Sé benévolo y favorece a Sión, reconstruye los
muros de Jerusalén! 21Entonces Te agradarán los sacrificios legítimos -holocausto y oblación entera- entonces
se ofrecerán novillos en Tu Altar.
PEQUEÑA LETANÍA
Sacerdote ó Diácono:
Una y otra vez, en paz, roguemos al
Señor.
Señor, ten piedad.
Sacerdote ó Diácono: Ampáranos, sálvanos, ten piedad de
nosotros y guárdanos, Dios, con Tu Gracia.
Coro: Señor, ten piedad.
Sacerdote ó Diácono: Conmemorando a la Santísima, Pura, Que excede todas las bendiciones, la Gloriosa Soberana nuestra, la Madre de Dios, Coro: ¡Santísima Madre de Dios, sálvanos! La Siempre Virgen María, con
todos los Santos, encomendémonos a nosotros mismos, y mutuamente los unos a los otros, y toda nuestra vida a Cristo Dios.
Coro: A Ti, Señor.
Sacerdote: Porque Tú eres nuestro Dios; y Te glorificaCoro:
89
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
mos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y
por los siglos de los siglos.
Coro: Amén.
Lector:
Kontakión - Tono Segundo
Acuérdate de tu última hora, alma miserable y teme
ser cortada como la higuera; trabaja con ánimo amante
de la fatiga y multiplica el talento que te fue dado; esté
despierta velando y exclamando, para que no nos
permanezcamos fuera de la Cámara de Cristo.
Íkos
¡Alma miserable! ¿Por qué eres indolente, y por qué
vanamente imaginas las venturas inútiles? ¿Por qué te
inclinas hacia las cosas pasajeras? He aquí, ha llegado
la última hora y estamos por ser separados de lo que
está aquí. Pues mientras todavía tienes tiempo esté
atenta y exclama: “¡He pecado contra Ti, Cristo Salvador mío! Pero como eres Compasivo, apiádate de mí,
que con temor clamo; para que no nos permanezcamos fuera de la Cámara de Cristo.
Sinaxárion
Primeramente será leído el Sinaxárion del día en el Menéon, luego:
En el día del Gran Martes Santo celebramos la conmemoración de la Parábola de las Diez Vírgenes, citada en el Venerable Evangelio.
(Stíjo) El Gran Martes habrá de traer consigo a las
Diez Vírgenes;
(Stíjo) Las portadoras de la Victoria del Señor, el Juez
que no hace acepción.
(Stíjo) Pero Tú, Cristo, Novio, cuéntanos entre las
Vírgenes prudentes y establécenos entre Tu elegido re90
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
baño y ten piedad de nosotros.
EL CANON 
Por Cosme ‘El Solitario’ - Tono Segundo
ODA PRIMERA - Irmo
Cuando fueron arrojados en el horno, los tres varones piadosos no obedecieron la ordenanza del tirano,
sino confesaron a Dios cantando: ‘¡Obras todas del Señor, bendecid al Señor!’
TROPARIOS
¡Gloria a Ti, Oh Dios nuestro, Gloria a Ti!
Apartemos lejos de nosotros la indolencia y con las
lámparas resplandecientes y las alabanzas, recibamos
a Cristo, el Novio Inmortal, exclamando: ‘¡Obras todas
del Señor, bendecid al Señor!’
¡Bendigamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo!
¡Que haya suficiente óleo de misericordia en las vasijas de nuestras almas! Para que no hagamos el tiempo de las recompensas un tiempo de comercio y que
cantemos: ‘¡Obras todas del Señor, bendecid al Señor!’
Ahora y siempre y por los siglos. Amén.
Vosotros, los que habéis recibido de Dios el talento,
multiplicadlo con la ayuda de Cristo que otorga la
gracia por igual, cantando: ‘¡Obras todas del Señor,
bendecid al Señor!’
Katavasía
¡Alabemos, bendigamos y adoremos al Señor!
“Cuando fueron arrojados en el horno, los tres varones piadosos no obedecieron la ordenanza del tirano,
sino confesaron a Dios cantando: ‘¡Obras todas del
Señor, bendecid al Señor!’.”
91
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
A la Madre de Dios, Madre de la
Luz, con himnos honrémosle engrandeciendo.
Sacerdote ó Diácono:
Y mientras que el Sacerdote ó el Diacono inciensa al Altar, al Iconostasio y la congregación en todo el Templo, con el incensario común. El
coro procede con el canto de la Novena Oda.
ODA NOVENA - Irmo
A Ti alabamos, Virgen Santísima, que contuviste en
Tu Vientre al incontenible Dios y engendraste la alegría al mundo.
TROPARIOS
¡Gloria a Ti, Oh Dios nuestro, Gloria a Ti!
¡Bondadoso! Dijiste a Tus discípulos: “¡Velad! Porque no sabéis la hora en que el Señor vendrá a recompensar a cada uno.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
En Tu Segunda Venida Terrible, Soberano, establéceme con las ovejas a la derecha y pasa por alto la
multitud de mis pecados.
Katavasía
“A Ti alabamos, Virgen Santísima, que contuviste en
Tu Vientre al incontenible Dios y engendraste la alegría al mundo.”
PEQUEÑA LETANÍA
Sacerdote ó Diácono: Una y otra vez, en paz, roguemos al
Señor.
Coro: Señor, ten piedad.
Sacerdote ó Diácono: Ampáranos, sálvanos, ten piedad de
nosotros y guárdanos, Dios, con Tu Gracia.
Coro: Señor, ten piedad.
92
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
Conmemorando a la Santísima, Pura, Que excede todas las bendiciones, la Gloriosa Soberana nuestra, la Madre de Dios, Coro: ¡Santísima Madre de Dios, sálvanos! La Siempre Virgen María, con
todos los Santos, encomendémonos a nosotros mismos, y mutuamente los unos a los otros, y toda nuestra vida a Cristo Dios.
Coro: A Ti, Señor.
Sacerdote: Porque a Ti alaban todos los Poderes Celestiales y a Ti glorificamos, Padre, Hijo y Espíritu Santo,
ahora y siempre y por los siglos de los siglos.
Coro: Amén. Y el
Sacerdote ó Diácono:
Exapostelarión - Tono Tercero
Yo contemplo Tu Cámara Adornada, Salvador mío,
y no poseo ningún vestido para entrar en Ella; ¡Haz
resplandecer, pues, la túnica de mi alma, Tú que otorgas la luz y sálvame! (Tres veces)
EL AÍNOS
“Las Alabanzas”
Nótese que serán retenidos Cuatro Stíjos y serán cantadas las siguientes Estijéras Idiomálatas repitiéndolas.
(Aquí seguimos sin repetición)
Tono Primero
¡Todo cuanto respira alabe al Señor! (Salmo 150: 6)
¡Alabad al Señor desde el cielo, alabadlo en las alturas!
(Salmo 148:1) A Ti es debida la alabanza, Oh Dios. (Salmo 65:1)
¡Alabadlo, todos Sus Ángeles, todas Sus Huestes,
alabadlo! (Salmo 148: 2) A Ti es debida la alabanza, Oh
Dios. (Salmo 65: 1)
¡Alabadlo con tambores y danzas,
93
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
alabadlo con cuerdas y flautas! (Salmo 150: 4)
¿Cómo entraré yo, indigno, en el esplendor de Tus
Santos? Porque si yo me atrevo a entrar con ellos en la
Cámara, me reprocharía mi vestidura, pues no es la de
la boda; Y seré arrojado limitado por los Ángeles. ¡Purifica pues, Señor, las manchas de mi alma y sálvame,
porque eres Amante de la humanidad!
Tono Segundo
¡Alabadlo con címbalos sonoros, alabadlo con címbalos y
aclamaciones! ¡Todo cuanto respira alabe al Señor! (Ídem: 5 - 6)
¡Cristo Novio! Yo miserable, que por la negligencia
y la pereza, como las vírgenes necias, dormí en el
tiempo de trabajo; No poseo una lámpara encendida
por las virtudes. Pero Tú, Soberano, no cierres ante mí
las alas de Tu Compasión, sino aparta de mí el sueño
oscuro, despiértame y hazme entrar en Tu Cámara con
las vírgenes prudentes, dónde está la melodía pura de
los que celebran, y sin cesar exclaman: “¡Gloria a Ti,
Señor!”
Tono Cuarto
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
Habiendo oído hablar del juicio de aquél quién enterró el talento; no oculta la palabra de Dios, alma mía;
sino proclama Sus Maravillas, para poder multiplicar
el Don y entrar en la regocijo de tu Señor.
LA DOXOLOGÍA
Tuyo es la Gloria, Señor y Dios nuestro; y a Ti glorificamos, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Ahora y siempre
y por los siglos de los siglos. Amén. *Gloria a Ti, Tu
El que preside:
94
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
que nos muestres la luz. Gloria a Dios en las alturas, en la Tierra paz, a los hombres de buena v oluntad. *Te alabamos, Te bendecimos, Te ad oramos, Te glorificamos, Te damos gr acias, por la
tu Gloria Majestuosa. *¡Señor! Rey Celestial,
Padre Todopoderoso; Señor, Hijo Unigénito Jesucristo y Espíritu Santo. *Señor Dios, Cordero de
Dios, Hijo del Padre, que llevas los pecados del
mundo, ten piedad de nosotros, Tú que quitas los
pecados del mundo. *Recibe nuestras súplicas, Tú
que estás sentado a la diestra del Padre y ten
piedad de nosotros. *Porque Tú sólo eres Santo,
Tú sólo eres el Señor Jesucristo, en la Gloria de
Dios Padre, Amén. *Todos los días Te bendigo y
alabo Tu Nombre perpetuamente y por los s iglos de los siglos. *¡Señor! Tú has sido nuestro
refugio de generación en generación; yo dije:
¡Señor! Ten piedad de mí y sana mi alma, po rque he pecado contra Ti. *¡Señor! a Ti acudo,
enséñame a cumplir Tu Voluntad, porque Tú
eres mi Dios.* Porque de Ti es el manantial de la
vida, y por Tu Luz vemos la luz. *Extiende Tu
Piedad a los que Te conocen. 
Haznos dignos, Señor, de guardarnos esta día sin
pecado. *Bendito eres Tú Señor, Dios de nuestros padres; Alabado y glorificado es Tu Nombre para siempre, Amén. *Que Tu Piedad, esté con nosotros, Señor,
según hemos puesto nuestra confianza en Ti. *Bendito
eres Tú, Señor, enséñame Tus Mandamientos. Bendito
95
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
eres Tú, Soberano, hazme entender Tus Preceptos.
*Bendito eres Tú, Santo, ilumíname por Tu Justicia.
*Que Tu Misericordia, Señor, perdura para siempre y
no desprecies la obra de Tus Manos. *Porque a Ti es
debida la alabanza, a Ti es digna la adoración y a Ti
pertenece la gloria, Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora
y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
LA SÚPLICA FERVIENTE
Sacerdote ó Diácono: Completemos nuestras súplicas al
Señor.
Coro: Señor, ten piedad.
Sacerdote ó Diácono: Ampáranos, sálvanos, ten piedad de
nosotros y guárdanos, Dios, con Tu Gracia.
Coro: Señor, ten piedad.
Sacerdote ó Diácono: Que todo este día sea perfecto, santo, pacífico y sin pecado, pidamos al Señor.
Coro: Concédelo, Señor. Se repite tras cada petición.
- Un Ángel de paz, fiel guía, custodio de nuestras
almas y de nuestros cuerpos, pidamos al Señor.
- El perdón de nuestros pecados y la remisión de
nuestras faltas, pidamos al Señor.
- Lo bueno y conveniente para nuestras almas y la
paz para el mundo, pidamos al Señor.
- Terminar en paz y penitencia el tiempo restante de
nuestra vida, pidamos al Señor.
- Un fin cristiano de nuestra vida, sin dolor, sin remordimiento, pacífico; y una buena respuesta ante el
Temible Tribunal de Cristo, pidamos al Señor.
96
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
- Conmemorando a la Santísima, Pura, Que excede
todas las bendiciones, la Gloriosa Soberana nuestra, la
Madre de Dios, Coro: ¡Santísima Madre de Dios, sálvanos!
La Siempre Virgen María, con todos los Santos, encomendémonos a nosotros mismos, y mutuamente los
unos a los otros, y toda nuestra vida a Cristo Dios.
Coro: A Ti, Señor.
Sacerdote: Porque Tú eres un Dios Compasivo, Misericordioso y amas a la humanidad; Y Te glorificamos,
Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y por los
siglos de los siglos.
Coro: Amén.
Sacerdote ó el que preside: La Paz sea con todos vosotros.
Coro: Y con tu espíritu.
Sacerdote ó Diácono: Inclinemos nuestras cabezas ante el
Señor.
Coro: Ante ti, Señor.
Y el Sacerdote recita en voz baja esta oración:
¡Señor Santo! Que moras en lo alto y miras a lo que
está abajo, Que contemplas a toda Tu creación y a todo lo escrutas; Ante Ti hemos inclinado la cerviz del
alma y del cuerpo, y a Ti suplicamos, Santo de los santos: Extiende, desde Tu Santa Morada, Tu Invisible
Mano y bendícenos a todos. Y como eres un Dios
Bondadoso y Amante de la humanidad, perdónanos
todo lo que hemos cometido de pecados, voluntaria o
involuntariamente y otórganos Tus Bienes Materiales
y Espirituales. Y Exclama: Porque a Ti es de tenernos
piedad y salvarnos, Cristo Dios nuestro, y Te glorifi97
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
camos junto a Tu Padre Eterno y Tu Santísimo Bueno
y Vivificador Espíritu, ahora y siempre y por los siglos
de los siglos. 
Coro: Amén.
LAS APOSTÍJAS
Las siguientes Estijéras Idiomálatas
Tono Sexto
¡Venid, fieles, obremos diligentemente para el Soberano! Porque Él distribuye la riqueza entre Sus siervos. ¡Que cada uno de nosotros, según su capacidad,
multiplique el talento de la gracia! ¡Que perfeccione
uno la sabiduría por medio de las obras buenas; El
otro logre un servicio resplandeciente! ¡Que el creyente, por la Palabra predique al no iluminado; El otro
distribuye la riqueza entre los pobres! Porque así multiplicaríamos el préstamo, como agentes fieles de la
Gracia, y seamos digno del regocijo Señorial. Pues
haznos dignos de ello, Cristo Dios, como eres Amante
de la humanidad.
Sácianos de Tu Amor por la mañana, y gozaremos y
cantaremos de por vida. Alégranos por los días que nos
humillaste, por los años en que conocimos la desdicha.
¡Que tus siervos vean tu acción, y tus hijos tu esplendor!
(Stíjo)
(Salmo 89 ‘90’ 14 - 16)
¡Jesús! Cuando vengas en gloria con las Huestes
Angelicales, Y Te sientas en el trono del juicio, no me
separes de las sendas de la derecha; Porque sabes que
las sendas de la izquierda son corvadas. Y no me destruye, a mí endurecido pecador, con las cabras, sino
cuéntame entre las ovejas que están a Tu Diestra y sá98
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
lvame, porque eres Amante de la humanidad.
(Stíjo) ¡La benevolencia del Señor sea con nosotros!
¡Consolida Tú la acción de nuestras manos, la acción de
nuestras manos consolida! (Ídem.: 17)
¡Novio Resplandeciente en Tu Belleza y más Hermoso que toda la humanidad! Tú, que nos invitaste al
banquete espiritual de Tu Cámara; Aparta de mí la
imagen de los andrajos de iniquidad, por la participación en Tu Pasión, y adórname con la túnica de la Gloria de Tu Belleza y distíngame como invitado resplandeciente en Tu Reino; Porque eres compasivo.
Tono Séptimo
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
¡Alma mía, he aquí, el Señor te había confiado un
talento! Recibe, pues, el Don, con temor; Presta al dador y consuela a los pobres. Posee al Señor por Amigo,
para que cuando Él venga en Gloria, tú pares a Su
Diestra y escuches aquella bendita melodía: “¡Entra
siervo en el gozo de tu Señor!” Pues hazme digno de
él, a mí pródigo, por Tu Gran Misericordia.
El que preside: Es bueno dar gracias al Señor, cantar en
Tu Honor, Altísimo, publicar Tu Amor por la mañana
y Tu Fidelidad por las noches. (Salmo 91 ‘92’: 2 - 3)
Lector: En
presencia del señor Obispo: ¡Por muchos años de vida,
Monseñor! Sino directamente:
“Santo Dios,… hasta el Padrenuestro.”
Porque Tuyo es el Reino, el Poder, y la Gloria; Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y
por los siglos de los siglos.
Sacerdote:
99
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
Amén. Y el
Kontakión
Acuérdate de tu última hora, alma miserable, Teme
ser cortada como la higuera, trabaja con ánimo amante
de la fatiga y multiplica el talento que te fue dado; Esté despierta velando y exclamando, para que no nos
permanezcamos fuera de la cámara de Cristo.
- Señor, Ten Piedad. (Cuarenta veces)
Coro:
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.
¡Tú que eres más Honorable que los Querubines e
incomparablemente, más Gloriosa que los Serafines;
Que sin corrupción, has dado a luz al Verbo Dios;
verdaderamente eres la Madre de Dios y a Ti magnificamos! Y directamente: En el Nombre del Señor, ¡Bendice,
padre!
Sacerdote: (de pie frente al Mesa Sagrada) Cristo Dios nuestro,
que es bendito en todo tiempo, ahora y siempre, y por
los siglos de los siglos.
Lector: Amén. ¡Rey Celestial! confirma a Tus fieles
siervos, afirma la fe, pacifica las naciones, otorga la
paz al mundo, protege y bien guarda a este santo
Templo, Establece a los difuntos de nuestros padres y
hermanos en la morada de los justos y acéptanos por
el arrepentimiento y la confesión; Porque Tú eres
Bondadoso y Amante de la humanidad.
Aquí se hacen Tres Grandes Metanias mientras diciendo la
Oración de San Efrén el Sirio
¡Señor, Soberano de mi Vida! Libérame del espíritu de
la Indolencia, la necedad, el amor al mando
y de la habladuría.
100
GRAN MARTES SANTO - SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
Metania
Y concédeme, a mí, Tu siervo pecador, espíritu de
castidad, mente humilde, paciencia y amor.
Metania
Sí, ¡Rey Mío y Dios Mío! Otórgame conocer mis
pecados y faltas, y no juzgar a mis hermanos; Porque
Tú eres Bendito por los siglos de los siglos. Amén.
Metania
EL APÓLISIS
Sacerdote: ¡Gloria a Ti, Cristo Dios nuestro y Esperanza
nuestra, Gloria a Ti!
Lector: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
- Señor, ten piedad. (Tres veces)
- En el nombre del Señor, bendice padre.
Sacerdote: Cristo, nuestro Dios Verdadero, Tú que, voluntariamente, viniste a la Pasión para nuestra salvación; por las intercesiones de Tu Santísima, Purísima
Madre la Exenta de toda mancha; Los santos honorables y alabadísimos Apóstoles; de San/Santa (Nombre)
Patrono/Patrona de esta Santo Templo; Los Justos antepasados de Cristo Dios: San Joaquín y Santa Ana;
San/Santa (Nombre) cuya conmemoración celebramos
hoy y por todos Tus santos, ten piedad de nosotros y
sálvanos, porque eres Bondadoso y Amante de la humanidad.
Aquí, en presencia de un Obispo
A nuestro Pastor y (Patriarca, Metropolita, Arzobispo o Obispo) Muchos años de vida, Señor otórgale a
Él. Y repite Muchos años de vida, Monseñor. (Tres veces)
Coro:
101
GRAN MARTES SANTO – SEGUNDO OFICIO DEL NOVIO
Y el sacerdote concluye
Por las Oraciones de nuestro Santo Padre, Señor Jesucristo, ten piedad de nosotros y sálvanos.
Sino directamente:
Por las Oraciones de nuestros Santos Padres, Señor
Jesucristo, ten piedad de nosotros y sálvanos.
Coro y pueblo: Amén.
 

102
Descargar