Historia a un Ángel
Por Syl Lemus
cahoz_syl@hotmail.com
“Bueno, qué más que desearle toda la felicidad, si él me demostró a mi que era ese sentimiento, así q es lo
único que me queda esperar que él sienta ahora... Aún lo amo... deja pensar como empezó todo.... trataré de recordar...
era un frío invierno de 1997, sí era ese año...”
=>25 de noviembre de 1997
PAPA- ¿Ya estás instalando tus cosas en tu cuarto?
BRIZIA- Sí pa’, ya dejé las maletas después acomodo todo ok?- dije dándole un beso en la frente
PAPA- Ay nena, ya quita esa mirada triste, ok?
BRIZIA- Estoy bien dad, no te preocupes, ¿si? Tú toma todo con calma
PAPA- ¡Cómo quieres que no me preocupe si no se cómo devolverte esa sonrisa!
BRIZIA- No todavía la tengo, mira...- dije sonriendo, él sólo me abrazó, aunque los dos en el fondo sabíamos que yo
estaba destrozada por dentro, mi mejor amiga, mi casi hermana había muerto hacía dos meses, ella siempre había sido
mi confidente, habíamos vivido juntas desde los 5 años (para ese entonces yo tenía 17 años) había compartido con ella
la muerte de mi madre (que sucedió cuando apenas tenía 6 años), y la perdida de Laura me había dolido mucho,
agregándole a eso la nostalgia de dejar atrás mi casa de toda la vida y las personas con las que tenía una relación....
PAPA- Bueno, apúrate porque tenemos que salir a comprar las cosas necesarias para sobrevivir mientras nos
instalamos bien
BRIZIA- Ok daddy no te apures, deja voy por mi chamarra y una para ti y nos vamos, ok?
PAPA- Ok nena- me apuré y salimos al centro comercial compramos algunas cosas como fruta, cereal, leche y algo de
carne, regresamos a casa y subimos a arreglar nuestros respectivos cuartos...
BRIZIA- Oye pa’, ¿puedo faltar esta semana a clases?... Mientras me adapto bien al lugar, como que ahorita me siento
fuera de órbita
PAPA- Ay nena, pero cómo te puedes adaptar mejor sin estar en contacto con otras personas. Además, te quedarías
sola en la casa, yo tengo que ir al trabajo...
BRIZIA- No importa pa’, es que como que no se, me sentiría extraña llegar a una escuela nueva sin ni siquiera acabar de
conocer mi propia casa, es a lo que me refiero, es que todavía me siento extraña viviendo en esta casa, como para llegar
a convivir en fa con otras personas
PAPA- Ok nena, pero no más de esta semana, ok?
BRIZIA- Sí pa’, no te apures
PAPA- Bueno ya, a dormir, porque por lo menos yo mañana me levanto temprano
BRIZIA- Sí pa’, hasta mañana, que descanses- y me dio un beso en la frente y cada quien se fue a su cuarto. Al día
siguiente me despertó mi papá a la hora que se iba, en eso me metí a bañar, me puse unos jeans y una blusa y bajé a
buscar algo para desayunar, después me quedé un gran rato viendo tele, me sentía asfixiada sin poder hacer nada, sin
tener a Laura para hablar, sintiéndome tan pequeña en un mundo totalmente nuevo.
Decidí salir a conocer el rumbo, así que fui por mis llaves y salí a caminar... Ya se veían a bastantes chavos que
regresaban de la escuela, ya saben siempre con su grupo de amigos, en ese momento me sentí tan sola, tan perdida y
desubicada en ese lugar, estaba mordiéndome el corazón para no soltarme llorando en ese momento... Seguí
caminando por un gran rato dando vueltas cerca de mi casa, llegué a una como plaza pequeña, bueno tipo parque ya
sabes, había un fuente la clásica de los ‘deseos’ esa que según tienes que aventar una moneda y dije ‘¿por qué no?,
vamos a intentarlo Brizia’....aventé una moneda pensando “ayúdame a encontrar a alguien con quien compartir los
momentos especiales” .
Fui a comprar un helado el cual me comí tristemente como había estado esos últimos meses, después de ahí estuve
viendo algunos puestos con pulseras, dijes, aretes y todo eso. Seguí pensando un rato y pasé a un lugar de comida
china ya eran como las 3:30 o las 4:00 no sé bien, así que entré a comer tan sola y tan perdida como se había vuelto mi
costumbre. De ahí decidí alejarme de esa placita que me inspiraba mucha nostalgia, pasé a una librería y compré ‘Dios
vuelve en una Harley’ había escuchado críticas muy buenas de ese libro, que hasta ese momento no sabía si leería, me
alejé bastante y ya era tarde, así que tenía que regresar para no preocupar a mi papá.
A la hora de pasar de nuevo por ese parquecito sentí la necesidad de quedarme ahí un rato, tenía una chispa muy
especial, me senté debajo de un árbol y me puse a ‘pensar’, pero mejor se diría hablar, porque creo que pensaba en voz
alta...
Estaba recordando muchas cosas, y sobre todo meditando que sería de mi vida ahora que estaba sola en un lugar
totalmente ajeno a mí, que haría ahora sin mi mejor amiga, que haría sin Laura, la extrañaba tanto, ‘te extraño flaca, te
extraño tanto’ me repetía una y otra vez entre lágrimas...
-A quién extrañas?- me preguntó un ‘alguien’ a la vez que ponía su mano en mi hombro, al principio me asusté ya que
me tomó sin preverlo así que brinqué por inercia- Lo siento, ¿te asusté?, no era mi intención, y perdón si parezco
demasiado entrometido...- dijo con una voz muy cálida...
BRIZIA- Ehm... bueno, pues supongo que esta bien...
-Lo siento, es que escuché una voz y cuando me acerqué te vi llorando y pues me acerqué a preguntar que pasaba y fue
cuando te escuche decir un ‘te extraño tanto’, pero en verdad lo siento, es más si quieres me voy
BRIZIA- ¡No! ¡Por favor no te vayas!- dije abrazándolo y poniéndome a llorar aferrada a él, aunque en realidad no sabía
ni quien era, y creo que él también se sacó de onda por mi reacción- perdón, es que eres la primera persona que me
habla de este lugar, y pues me he sentido muy mal, pero perdóname- dije levantándome y secándome las lágrimas de
las mejillas
-No, esta bien, qué bueno que sea una persona que te haya inspirado confianza, ¿no?- dijo con una sonrisa
BRIZIA- Qué bonito sonríes, ¿eh?
-Ah muchas gracias- dijo un poco rojo
BRIZIA- Bueno, muchas gracias por tu preocupación, pero me tengo que ir- dije recordando que mi papá ya debería de
estar en casa y se iba a preocupar por mi
-No hay de qué, ¿pero tan rápido te vas? ¿No quieres que te acompañe?
BRIZIA- No gracias, en verdad estoy bien, adiós
-Bueno, te cuidas...adiós- y me fui lo más rápido posible a mi casa
BRIZIA- Hey, ya llegué, ¿hay alguien?- dije entrando
PAPA- Hola nena, ¿dónde estabas? Ya me tenías preocupado, desde la tarde te estoy hablando por teléfono y no
contestabas- dijo dándome un beso en la mejilla
BRIZIA- Lo siento pa’, salí a caminar y se me pasó el tiempo
PAPA- Bueno, nena, está bien. ¿Y cómo te fue?
BRIZIA- Pues bien...supongo- dije dejando escapar un suspiro
PAPA- ¿Segura?
BRIZIA- Pues sí... estuve dando vueltas por ahí y etcétera
PAPA- Descansa, yo tengo que acabar de ordenar unos documentos, ok?
BRIZIA- Sí pa’... por cierto, ¿cómo te fue en el trabajo?
PAPA- Muy bien gracias, pero te digo... voy a acabar de ordenar unos papeleos
BRIZIA- Ok pa’, yo voy a la azotea
PAPA- ¿A la azotea? ¿Para qué?
BRIZIA- Para....nada más- dije con mi sonrisa triste. Subí y me acosté viendo las estrellas “Hola Laurita, se qué estás ahí
cuidándome, ¿cómo estas niña? Te extraño mucho, extraño tus locuras.. ¿Sabes?, me siento súper sola en este lugar
tan extraño, se que si estuvieras aquí todo sería más fácil, siempre fuiste mi hermana mayor y tratabas de hacerme la
vida mas sencilla; pero sé que siempre me dijiste que viviera por mí, pero en verdad me siento confundida flaca, no sé
que haré de ahora en adelante....Oye... ¿viste al chavo que se me acercó? Fue la primera persona que me habló, sí,
supongo que tú lo sabes, me dio tranquilidad saber que alguien me pudo apoyar, a pesar de que le interesara o no mi
vida; pero me hizo sentir mejor...Y no le pregunté su nombre...¡rayos! No se si lo volveré a ver, pero se me hizo una
persona súper honesta...Bueno flaquita ya me voy a dormir, sabes que te quiero mucho a pesar de que en cuerpo no
estés conmigo, pero la esencia de lo que siempre fuiste y eres tú sigue aquí conmigo” platiqué con las estrellas,
sabiendo que en algún lugar de ese cielo estaba mi flaca (así le decía a Laura) cuidándome, después bajé a mi cuarto y
me quedé dormida bastante tranquila.
Al siguiente día otra vez no hice nada de interés, pero en la tarde ya como a las 5:30 me dieron ganas de ir al parquecito
especial, así que le hablé a mi papá para no preocuparlo y como a las 6:00 salí de mi casa, otra vez llegué y me quedé
caminando un rato después me senté en el árbol de la vez anterior y me quedé pensando un rato, ahora sí para mis
adentros...
-Hola, así que nos encontramos de nuevo, ¿eh?- y yo levanté la cabeza para ver quien era, aunque su voz era
inconfundible pero SI, era el chavo de la tarde anterior
BRIZIA- Uhm...hola...
- Qué ánimos, si quieres me voy...BRIZIA- No, no es por eso, pero no tengo otra voz
-Yo se que otra voz no, pero quizá otra forma de decir las cosasBRIZIA- Perdón si soné cortante esa no era mi intención
- Ok no te preocupes...... por cierto, a todo esto.... ¿cómo te llamas?
BRIZIA- Buena pregunta, ¿cierto? Me llamo Brizia, ¿y tú?
-Nickolas pero mis amigos me dicen Nick ¿Y qué haces por estos rumbos?BRIZIA- Una y yo te digo..? Y dos, pues si quieres me voy, ¿eh?
NICK- Uno, dime Nick porque espero que seamos amigos y dos, no era por eso si no que ya van dos días que te veo
aquí
BRIZIA- No pues entonces lo mismo te pregunto, yo vengo aquí porque este lugar me inspiro un no se qué
NICK- Nunca te había visto
BRIZIA- Pues somos chorrocientas mil personas en este mundo y si antes me llegaste a ver quizá no te fijaste, ¿no?
NICK- Uhm...
BRIZIA- No, de todas formas soy nueva por aquí
NICK- ¿Sí, de dónde eres?
BRIZIA- De Canadá, para ser mas exactos de Vancouver; pero hace unos días me mudé- y nos quedamos un gran rato
platicando, él era una persona que me inspiraba demasiada confianza, y creo que yo a él también le inspiré confianza.
No platicamos mucho de nuestra vida privada, platicamos algunas cosas superficiales; pero algo que sí le dije era que
me sentía medio fuera de órbita y que no encajaba, él me aconsejó algunas cosas y ya saben, como si en verdad
fuéramos amigos...
Después de un rato regresé a mi casa pero mi papá se había quedado dormido en la sala, supongo que su día fue muy
pesado. Yo subí directo a mi cuarto después de darle un beso en la frente, me sentía un tanto... tranquila y se podría
decir contenta, ese chavo en verdad me había caído muy bien...
La semana pasó de lo más tranquila, de repente iba a ‘mi lugar especial’ y ya no tuve otro encuentro con ‘Nick’; pero
bueno, a pesar de eso, ahora si empezaría una vida nueva, entraría a la escuela y todo tenía que ser digamos...’normal’.
Según mi papá tenía que socializar otra vez y hacerme de amigos, lo cual para mi resultaba un poco difícil ya que a los
que en verdad había considerado mis amigos se habían quedado en Canadá y mi best friend había.....
Ok me desvío mucho del tema, total que estaba tratando de prepararme psicológicamente para esa nueva etapa, la cuál
estaba resultando bastante difícil por las cosas que había pasado, pero según mi papá era hora de que disfrutara de
todos los pequeños detalles otra vez.... Así que llegó la hora de llegar a la que todo mundo llama ‘la segunda casa’ es
decir la escuela, ya saben llegué un poco tarde a la clase por eso de encontrarme perdida buscando el salón, y ya se
imaginaran no hicieron falta los comentarios estúpidos de los clásicos tipos que se creen paridos por los dioses, ni
tampoco las miradas que te barren de las chavas, sin embargo también se veían caras muy amables y otras un tanto
indiferentes...
Después de unas clases estaba recargada en la pared con los ojos cerrados tratando de asimilar qué tenía que hacer y
sobre todo COMO ADAPTARME lo cual me estaba resultando más difícil de lo que pensaba, ya que siempre había sido
una chica muy sociable; pero desde hacía un tiempo para esa fecha me había puesto una serie de muros que me
impedían la convivencia con las demás personas...
Pasó una semana y yo me encontraba totalmente sola, si cruzaba palabras con algunos compañeros y entablaba
conversaciones...superficiales. No había tenido tiempo de ir a mi lugar especial, así que estaba –como siempre- fuera de
órbita... Me estaba desesperando esa monotonía del colegio y de no tener un confidente más cercano que una estrella, o
de tener compañeros con los cuales sólo platicas de las cosas más ‘x’ en tu vida... Fue en esos momentos que encontré
a una persona que me apoyaría en muchos momentos, yo diría que hasta el último momento-claro además de otras
personas que siempre estarán en mi corazón-, iba caminando por los pasillos encerrada en mi mundo y como siempre
distraída sin darme cuenta de lo que pasaba a mi alrededor por lo cual choqué con una persona...
BRIZIA- Sorry, no me di cuenta
-Ah está bien, no te preocupes- me contestó con una sonrisa muy amable- ¡oye, yo te conozco!... ¿Estas en las mismas
clases que yo, cierto?
BRIZA- Uhm... supongo que si
-¿Cómo te llamas?BRIZIA- Ah pues me llamo Brizia, ¿y tú?- dije devolviendo una sonrisa
-Hola!, me llamo Sabrina, ¿y eres nueva o qué onda?- y así empezó una amistad, pasaron unos 3 meses y ella se había
vuelto mi confidente y yo su confidente, sabía de mi ‘hermanita mayor’ –Laura- y que ella todavía era muy importante
para mí porque nunca iba a dejar su recuerdo; y yo sabía muchas cosas de ella, tampoco su vida había sido fácil, ella
era hija única y Aurora (su mamá), era madre soltera (ya saben la clásica historia de que cuando su papá se enteró de
que Aurora estaba embarazada se esfumó)
Un día estábamos esperando para entrar al cine y nos estábamos comiendo un helado...
BRIZIA- Oye, ¿ese chavo va en la escuela?- dije señalando a un chavo que estaba dos mesas después de la nuestra
SABRINA- No manches, nunca lo había visto, pero esta guapísimo, y también el chavo que esta con él, ¿eh?
BRIZIA- ¿Y quién será esa chava eh? ¿Será novia de alguno?
SABRINA- Quién sabe, pero qué onda, ¿lo conoces o qué?
BRIZIA- Pues no se, se me hace conocido....ups...ya nos vio que lo estamos viendo, disimula
SABRINA- Se me hace que si se conocen porque se te quedó viendo
BRIZIA- No pues quien sabe, pero ya olvidemos el asunto y acabémonos nuestros helados que ya va a empezar la peli
para ir a la sala
Después de acabarnos nuestros helados nos fuimos a formar a la fila para entrar a la sala y atrás de nosotras se
formaron estos chavos...
-¡Ay ya pregúntale!- dijo la chava
-Pues si, no seas coyón Nick-dijo el otro chavo “Nick, ese nombre, es.. es... ¡ay si, ya me acordé, es el chavo del
parque!. Sí, tiene que ser él, ahora si lo recuerdo” pensé con una sonrisa (y ahora si era una sonrisa natural, después de
todo mi vida estaba volviendo a la normalidad... Después de un tiempo entre Sabrina, Aurora y mi papá me hicieron ver
que si yo decidía que Laura siguiera conmigo no tenía porque sentirme así y pues ya no me sentía tan sola a pesar de
que no la dejaba de extrañar, y pues no se, como que empezaba a entrar en órbita)
NICK- ¡Ok ya!- le dijo a sus acompañantes y se dirigió hacia donde estábamos Sabrina y yo- Oye... ¿te conozco, cierto?
BRIZIA- Sí, era lo mismo que me preguntaba, pero ahorita que dijeron tu nombre ya me acordé de ti... Por cierto, soy
Brizia
NICK- ¡Ah gracias! La verdad no recordaba tu nombre, pero si me acordaba de tu cara, se ve que te ha ido bien en este
tiempo, ¿no? Tienes un brillo hermoso en los ojos
BRIZIA- Ay gracias que lindo, y pues la verdad sí, como que ahora sí me siento parte de este mundo- dije riendo
NICK- ¡Qué bien, eh? Ah por cierto ... ¡CHICOS VENGAN!- llamó al chavo y la chava- Ellos son Efrén y Astrid y ellas son
Brizia y...- dijo viendo a Sabrina
-¡Sabrina!- contestó ella. Total que nos saludamos todos y entramos a ver la película, terminando nosotras nos fuimos a
mi casa porque teníamos que hacer un trabajo de literatura (=oS) así que nos despedimos y, como siempre, no
intercambiamos ni teléfono ni dirección ni nada... Pero no pasaron más de dos semanas antes de que me lo volviera a
encontrar, eso era bastante extraño, no se si fuera el destino o coincidencia, el caso es que esa vez me invitó a tomar un
café y como era una tarde de viernes y no tenía mayor cosa que hacer acepté, por lo menos era mejor a quedarme
sola...
NICK- Y bien, ¿qué me puedes contar, qué te has hecho?- pregunto ya mientras estábamos sentados en una mesa para
2 del lugar
BRIZIA- ¿Es gracioso, no?, porque cualquiera que nos viera pensaría que en verdad somos amigos de toda la vida
NICK- Bueno, quizá no lo somos, pero tal vez podríamos llegar a serlo, ¿no?
BRIZIA- Sí sería algo bueno, pero contestando tu pregunta... ¿qué te puedo contar? Mmm pues creo que nada del otro
mundo, en la escuela estudiando, y todo normal. ¿Y qué me he hecho? Pues tampoco nada, sólo creo que ya no me
siento tan frustrada o algo así
NICK- Eso es bueno, ¿no? La verdad tu mirada era bonita, sí, pero a la vez no demostraba nada más que un vacío y
ahora como que tiene una chispa muy bonita, y tu sonrisa ahora sí es natural
BRIZIA- Muchas gracias- dije toda apenada
NICK- Pero no te pongas roja, no te estoy coqueteando, simplemente te estoy siendo sincero
BRIZIA- Sí lo se, no te preocupes, pero es extraño que me lo digan...
NICK- Bueno así que eres feliz, ¿no?
BRIZIA- pues así que derramo felicidad, pues no; pero tampoco me la paso triste o x. Como que ya estoy viviendo una
vida digamos ‘normal’
NICK- Mmm no me agrada mucho tu respuesta, deberías de ser feliz, tienes todo a tu alrededor, no se que te falta
BRIZIA- Mira, quizá las personas que he perdido- dije bajando la mirada
NICK- No te pongas así Briz, las cosas tienen un por qué y recuerda que lo que no te mata te debe de hacer más fuerte.
Aparte si estás aquí es quizá porque tengas que dar algo a los demás, quizá tengas que demostrar quien eres y pues
sobre todo tienes que encontrar tu camino, ¿no crees?
BRIZIA- si Nick, lo sé, pero eso no quita que las cosas sean difíciles y que las pérdidas, hables de las que hables,
duelan. Si por mi fuera, yo no me pondría triste, créeme.
NICK- Entonces no lo hagas, ya te dije tienes todo, tienes un mundo por descubrir, mira a tu alrededor estas llena de
cosas maravillosas y tu dolor te impide apreciar su valor
BRIZIA- ¿Y cómo me quito este dolor Nick? Nada más dime eso
NICK- Acepta la realidad y vive el presente no el pasado, es lo que más te puedo decir, no te pido que te olvides de las
personas a las que te refieres, sólo te pido que vivas tu vida no la de ellas o un pasado. Recuerda que si lloras por la
puesta del sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas que han aparecido, ok?- dijo con una mirada muy tierna
BRIZIA- Gracias, lo intentaré- dije asimilando todo lo que había dicho
NICK- ¿Prometes que lo harás?
BRIZIA- Sip, te lo prometo- dije con una sonrisa la cual el me devolvió, desde esa platica empezamos a salir más juntos,
tenía razón en lo que me había dicho, estaba disfrutando de la vida, de las cosas sencillas tales como un atardecer, una
brisa fresca, el rocío en las flores, cualquier simpleza me era genial, pero siempre- o la mayoría de las veces- estábamos
juntos, nos habíamos vuelto mega amigos, y así de rápido se pasó un año sin darnos cuenta... Efrén y Sabrina
empezaron a salir, porque muchas veces que Nick y yo salíamos nos acompañaban ellos, así que como que surgió una
chispa entre ellos y se decidieron por intentarlo.
PAPA- ¡¡¡Voy!!!- gritó desde la sala ya que tocaban el timbre- Hola Nick, qué gusto, pasa...
NICK- No es necesario señor, muchas gracias, solo vine de rápido. ¿Está por aquí Briz?
PAPA- Sí, espérame tantito, pero insisto en que pases- Nick accedió y entró, mientras mi papá fue a llamarme, ese día
me había sentido sacada de onda sin razón, pero aún así bajé con mi mejor cara
BRIZIA- ¿Qué pasó niño guapo, qué haciendo?- dije saludándolo
NICK- Hola chaparrita- así me decía de cariño
BRIZIA- ¿Qué tienes, por qué esa cara de seriedad?
NICK- Pues vengo a decirte que quizá me vaya a LA por cuestiones de estudios y aparte puede que mi papá consiga un
mejor trabajo allá- yo me había quedado sin habla, él no se podía ir, no en ese momento que me sentía tan ‘FELIZ’- Sí,
en verdad era feliz- no pude responder- ¿Y bien qué piensas?
BRIZIA- ¿Qué pienso? ¡No puedo pensar!- dije sacadísima de onda- No Nick, no te vayas- dije a punto de llorar
NICK- No depende de mi, chaparrita- dijo abrazándome- Tú sabes que eres mi personita consentida y sabes que te
quiero mucho, pero no puedo hacer nada
BRIZIA- Ok, lo acepto, esto no va a ser un obstáculo, porque los obstáculos no son mares ni kilómetros, sólo nosotros
los podemos poner- dije haciéndome la fuerte aunque mi corazón se estuviera cayendo en mil pedazos dentro de mi
pecho
NICK- ¿Segura que vas a estar bien?- dijo con una chispa de preocupación en sus ojos, me conocía más de lo que yo
podía saber de mí
BRIZIA- ¡Claro!, tú no te preocupes, recuerda aprovecha todas tus oportunidades, yo seguiré aquí, ok?- dije con una
sonrisa más falsa que un elefante rosa
NICK- Entonces eso era todo, te habló después y te digo bien todo; pero necesitaba decirte eso en persona y créeme
que a mi también me duele...
BRIZIA- Ya te dije, no te preocupes, voy a estar muy bien como espero que tú estés. Después de todo, tú seguirás
siendo tan importante aquí o en China así que ya te dije, tu calma y si te tienes que ir, vete tranquilo- dije tratando de
demostrar lo que mis labios decían sin que mi corazón lo sintiera
NICK- Bueno, adiosito- se fue y al cerrar la puerta me puse a llorar como hacía bastante tiempo no lo hacía, llamé a
Sabrina para contarle y fue en seguida a mi casa
SABRINA- ¿Qué pasó, niña, qué tienes?
BRIZIA- Nick se va Sabri, se va a LA
SABRINA- ¿Pero por qué, cuándo?- dijo extrañadísima
BRIZIA- No sé, él me va a hablar para decirme bie;n pero no quiero que se vaya lo necesito, lo amo...- decía sin pensar
SABRINA- Wait, wait, wait!
BRIZIA- ¿Qué?- pregunté extrañada
SABRINA- ¿¿¿¿¿Lo amas?????
BRIZIA- No, jamás dije eso
SABRINA- Sí, dijiste que lo necesitabas y lo amabas
BRIZIA- ¡No!, bueno quizá lo ame como amigo, pero nada más
SABRINA- ¡MUJER DÍSELO!, NO PIERDAS MAS TIEMPO, VE A DECIRLE A SU CASA QUE NO SE VAYA QUE LO
AMAS
BRIZIA- ¡No Sabrina! No mal interpretes las cosas
SABRINA- Mírate nada más, estás destrozada porque Nick se va a LA... ¿Esa es una señal de qué...?
BRIZIA- ¿De que es mi amigo y no quiero que se vaya?
SABRINA- ¡NO! Bueno, de que no quieres que se vaya está claro, que es tu amigo... pues también; pero como que falta
un complemento... ¡ESTÁS PERDIDAMENTE ENAMORADA DE ÉL, AMIGA!
BRIZIA- No, no puede ser, Nick es solamente mi amigo, ok Sabri? No empieces con tus locuras que cero que ver
SABRINA- Bueno, yo ya te dije lo que pensaba, así que bueno- nos quedamos un rato platicando de Nick, ella
tratándome de convencer de que lo que sentía por él era amor y yo defendiendo mi postura como simplemente su
amiga...
“No quiero perderla, en verdad me siento muy bien cuando estoy con ella, es mi amiga, la quiero, y ahora que me alejo
siento que dejo una parte de mí con ella, a pesar de todo he pasado muchas cosas a su lado, un año no pasa tan fácil...o
si?...”- pensaba Nick y se quedó dormido...
Me habló al día siguiente y me informó que de irse sería en dos semanas, fue una noticia muy dura para mí, pero no
pensaba truncar sus oportunidades, así que seguí en mi postura de niña fuerte y optimista cuando estaba con él; pero
sola o con Sabrina me desbarataba. Llegó el día en que partió a LA y yo no fui capaz de decirle nada, es más no era
capaz ni de aceptar mi realidad... ¡LO AMABA!. Ahora si me sentía desahuciada, Nick se había marchado y en ese
momento mi corazón se quito la venda para aceptar lo que en verdad sentía, ¿por qué en ese momento que ya no
estaba conmigo?, ¿por qué se tenía que haber ido?
Fue muy difícil, pasaron 6 meses mega difíciles sin él, nos escribíamos cartas casi a diario y él iba a visitarme 1 vez al
mes y yo lo visitaba 1 vez al mes, así que no nos vimos mucho, pero no perdimos contacto... A su regreso fui la mujer
más feliz, pero seguí sin decirle lo que en verdad sentía... Un día estábamos Sabrina y yo en el café al que siempre
íbamos nosotros – todos los que podían ser nuestros amigos o conocidos- ...
BRIZIA- Ay Sabrina ya no aguanto, en verdad cada que se acerca siento un algo muy raro, pero es mega genial- decía
yo muy concentrada en mis pensamientos
SABRINA- Este...ah si...
BRIZIA- Es que Nick es tan especial, en verdad ahora que está aquí otra vez siento que no me hace falta nada, me la
pasé tan mal sin él- continué sin darle importancia a la respuesta tan ‘extraña’ de Sabrina
NICK- Uy que afortunado ese hombre del que hablas, ¿eh?- y yo volteé con miedo de toparme con su cara...- ¿Cómo
dices que se llama?- decía divertido mientras Sabrina se aguantaba la risa y yo mega roja- Bueno y qué mal que te haya
hecho sufrir, ¿eh? Eso no se lo voy a permitir, ¿cómo que alguien te hace sentir mal a ti, mi personita consentida?... Pero
me tendrás que presentar a esa persona tan ‘especial’ para ti, ¿eh?
BRIZIA- Nick, por favor- dije toda avergonzada
NICK- ¿Qué, no tengo derecho a saber a quien quieres tanto? Ya se, hagamos un pacto, tú me dices a quien quieres y
yo te digo quien es mi personita especial- dijo haciendo que mi corazón latiera a mil
BRIZIA- Nick basta- dije poniendo cara de seria en broma- ¡te amo!- dije viéndolo fijamente pero con una sonrisota
NICK- Pensé que nunca escucharía esas dos palabras de ti- y me dio un beso que me hizo volar (o al menos eso
parecía)
Desde ese momento pasaron 3 años de lo más felices, Sabrina y Efrén cortaban cada dos minutos; pero regresaban al
siguiente... Nick y yo teníamos nuestros altibajos que sabíamos superar, era una vida hermosa ‘demasiado perfecta diría
yo’, todo era genial. Una noche en el campo contemplando las estrellas al lado de la persona que amaba, una ida a
algún balneario con mis amigos...y sin falta de Nick –obviamente- y cada segundo, cada rosa, cada lágrima, cada
pequeño detalle, hasta el más insignificante tenía un valor impresionante al lado de Nick.
Los dos aprendimos muchas cosas el uno del otro, habíamos encontrado nuestro camino, por fin era feliz otra vez, no
sabía como era posible tanta felicidad. Una noche en el campo, estábamos platicando de lo más tierno -claro siempre
entre risas- pero el amor nos ganó y esa noche nos volvimos uno, simplemente se fundieron nuestras almas, corazones
y cuerpos, todo se dio en una atmósfera perfecta... Después de ese día – o mejor dicho noche- nos volvimos más
unidos, no se cómo podía mejorar las cosas. Todo era perfecto, y no se cómo se podía poner mejor, pero cada día nos
amábamos más, todo fue mucho mejor que perfecto durante dos meses a partir de ahí, siempre había sido lo máximo,
pero esos dos últimos meses fueron como miel sobre hojuelas... Una noche recibí una llamada de él...
NICK- Hola cielo, ¿puedes venir al parque? Ya sabes, en nuestro árbol- dijo con una voz que se escuchaba bastante
contenta
BRIZIA- Uhm... ¿ahorita? ¿Cuál es la prisa?
NICK- Sólo dime si puedes o no, si no puedes está bien, esperaré hasta mañana
BRIZIA- No, sí puedo, entonces ahorita voy, ¿sale? ¡No me tardo!
NICK- Me parece muy bien
BRIZIA- Nick, te amo
NICK- Yo también nena- y colgamos “la amo, cómo se puede amar tanto a una persona, no importa, sólo se que es
imprescindible en mi vida, y que estoy seguro de lo que voy a hacer... Sí, ahora sí estaremos juntos para siempre, ¡si!
Siempre unidos, no se como pasó a ser tan indispensable, solo se que sin ella moriría, bueno eso no va a pasar... hoy le
pediré matrimonio y seguiremos juntos por siempre...” pensaba Nick mientras yo me apuraba para llegar
-¡Oh Dios!, ¿qué pasó?- gritó una señora alterada y se empezó a acumular gente en la calle lo cuál llamó la atención de
Nick así que se acercó y no distinguía qué pasaba pero escuchaba comentarios como ‘ay pobre, un conductor ebrio la
atropelló’ ‘Sí, al parecer era muy joven’ y cosas por el estilo
NICK- ¿Qué pasó, a quién atropellaron?- preguntó bastante preocupado a un señor que se encontraba hasta adelante
-Al parecer a una chica con no más de 20 años- contestó el señor muy amable lo cual inquietó de más a Nick y se acercó
a ver el cuerpo inconsciente rodeado de personas
NICK- con permiso- decía mientras pasaba entre las personas para ver y se llevó una gran sorpresa al encontrar mi
cuerpo ahí. El conductor no se había fijado y quizá yo tampoco con la emoción de ver a mi niño- ¡Brizia!, nena por favor
reacciona...- decía mientras abrazaba mi cuerpo- ¿ya llamaron a la ambulancia?- preguntó a todos y asintieron. Al poco
tiempo llegó y Nick se fue conmigo al hospital, a mi me llevaron a urgencias y el se quedó en la sala de espera, él le
habló a mi papá a Sabrina y a Efrén los cuales fueron enseguida, pasó algún tiempo y salió un doctor
NICK- Buenas noches doctor, ¿cómo está Brizia?- preguntó muy alterado y tratando de ser fuerte
DOCTOR- Siento decirle esto, pero esta muy grave... Sólo pide por un Nick, ¿quién es el?
NICK- Soy yo doctor, ¿puedo verla?
DOCTOR- No creo que sea posible, intentaremos hacer lo necesario para salvarlos
SABRINA- ¿Salvarlos, a quiénes?
DOCTOR- ¿No lo saben? La paciente tiene 2 meses de embarazo- noticia que les cayó como balde de agua fría en esos
momentos tan críticos
PAPA- Doctor, haga lo que sea necesario, pero sálvelos
DOCTOR- Haremos lo necesario señor; pero sea como sea, será más difícil salvar la vida del bebé- en eso salió una
enfermera del cuarto y le dijo algo al doctor él asintió y ella se retiró- Nick hágame el favor de pasar al cuarto, por favor,
que no haga ningún esfuerzo
EFRÉN- Vamos hermano quita esa cara, a ella no le gustaría verte así- dijo dándole una palmada en la espalda- Ella
siempre ha sido fuerte, tienen que salir de esta juntos
SABRINA- ¡Dile que la queremos!
PAPA- Dale un beso de mi parte Nick, dile que siempre va a ser mi nena chiquita, y que luche por ese niño- Nick asintió
y se dirigió a mi cuarto, le fue muy difícil verme en ese estado, aún así se hizo el fuerte
NICK- Hola nena, ya estoy aquí- dijo acercándose y tomándome de la mano mientras yo hacía esfuerzos por hablarShhh calla nena, todo va a estar bien, no digas nada, ok? Ahorita no te tienes que esforzar, hazlo por nosotros, por
nuestro bebé, por ti y por mi... es más, mira esto era por lo que te pedí que fueras al parque- dijo sacando una cajita de
su chamarra, sacó el anillo y lo colocó en mi dedo anular- Te amo nena y esta es la muestra de que nuestro amor será
eterno y que siempre estaremos juntos....- dijo dándome un beso con temor a lastimarme
BRIZIA- Te amo- dije con mucho esfuerzo y apenas en un susurro- es decir te amamos- dije colocando nuestras manos
en mi vientre- Gracias por todo, por amarme, por enseñarme a ser feliz, y por darme este bebé; pero es mi hora de
partida- decía con los ojos llenos de lágrimas
NICK- No digas eso nena, nos queda una vida por delante, una vida como familia, allá afuera están Sabri, Efrén y tu
papá, todos te amamos y te necesitamos nena, se fuerte por favor, no me dejes ahora
BRIZIA- Nunca te voy a dejar, nunca, vive feliz...
NICK- Siempre seré feliz teniéndote a mi lado, no me dejes- decía con lágrimas en los ojos también
BRIZIA- No hagas esto más difícil- no se de dónde sacaba fuerzas para hablar, sentía como la vida se me iba sin yo
quererlo, quería aferrarme a Nick; pero me era imposible, la mayor parte de mí estaba al otro lado
NICK- Te amo, nena
BRIZIA- Yo más, nosotros más, ERES MI MUNDO, TE AMO- y me acerqué para darle un beso con lo último que me
quedaba de fuerza y en sus brazos mi vida se escapó, me la arrebataron
NICK- ¡NO! ¡BRIZ, POR FAVOR NO! NO NOS ABANDONES, NO AHORA , TE NECESITO NENA ¿QUÉ HAY DE
NUESTRA FAMILIA?- decía mal, llorando mientras me abrazaba, entraron las enfermeras y le pidieron que saliera, lo
cual fue bastante difícil. Les avisó a los demás y fue un golpe muy duro para todos... contándome a mi, a pesar que no
estaba ahí. Tener que renunciar a todo eso es bastante difícil... ¿pero qué podía hacer, cierto?. Prepararon el funeral y el
entierro, los días más difíciles; pero así pasó, Nick me dejó una rosa blanca- mi favorita- la cual besó antes de depositar
con un ‘te amo nena, siempre lo haré’ y también dejó una rosa rosa para el bebé que a pesar del poco tiempo era ya
‘NUESTRO’ hijo <=
“TODAVÍA LO AMO, ¿QUÉ PUEDO HACER?”- concluí mi historia entre lágrimas
Tal como lo dijiste nunca lo vas a abandonar, bueno ni tÚ ni este pequeño- dijo el ángel poniendo su mano en
mi vientre- su amor era un lazo muy fuerte, aún lo es, y no se va a romper ok? Me alegra que me hayas tenido la
confianza de contarme tu historia, pero desde aquí hasta que llegues con El Señor, tu recorrido va a ser guiado por
alguien que te alegrará encontrar- dijo con una cálida sonrisa
¿QUIEN?- pregunté un tanto emocionada
Se paciente, no te lo enseño Nick?- me preguntó risueño el ángel
¿CREES QUE SI LA PACIENCIA HUBIERA SIDO MI FUERTE ESTARIA AQUÍ?, SUPONGO QUE HUBIERA
SABIDO ESPERAR EL MOMENTO INDICADO PARA CRUZAR- dije cayendo en la realidad ¡MI NUEVA REALIDAD!
¡Hey todo pasa por algo!, pero bueno ya llegamos, aquí esta tu acompañante- dijo dejándome verte, estabas
envuelta de luz
LAURA- Hey pero bueno, aquí estamos, ¿no? Por cierto, escuche toda tu historia, fue lindo escuchar cómo te
expresabas, aunque nunca perdí ningún detalle, siempre seguí todo al pie del cañón
BRIZIA- ¡Te he extrañado!
LAURA- Yo también a ti loca. Oye, te conseguiste un buen partido, ¿eh?
BRIZIA- No cambias flaca, pero a pesar de que lo amo, lo perdí
LAURA- No llores ahora niña, ven, aquí lo puedes ver
BRIZIA- ¡Qué lindo es, cierto? Lo amo tanto, qué lindo se ve durmiendo... ¿no podría bajar a despedirme de él?
LAURA- Ya lo hiciste en el hospital, loca
BRIZIA- Por favor, necesito ir
LAURA- Ok, pero no te tardes, ¿eh?............. Bien, aquí estamos nena, despídete
BRIZIA- Hola amor, qué irónico estar tan cerca de ti y a la vez tan lejos, ¿ya te extraño, sabes? Pero espero siempre me
recuerdes y yo prometo siempre acompañarte, ni tu bebé ni yo te vamos a abandonar nunca, te amo, te amo, ¡¡¡TE
AMO!!!
LAURA- No grites, él te escucha, ok? Lo puedes despertar...
BRIZIA- No interrumpas, lo siento, bueno nene, recuerda que te amo y siempre vas a estar en el lugar preciso, recuerda
que todo tiene un por qué, ¿cierto? Tú ya me diste tu última muestra de amor, este anillo, y yo te dejo esta cadenita, ok?
Te amo, veo que tienes nuestra última foto, eh? Uhm... ya estamos los tres, fue de hace dos semanas. ¡Hey, yuju, una
pluma!... Qué bien, puedo escribir... a ver... ‘NENE SIEMPRE ESTARE CONTIGO ¡¡¡¡TE AMO!!!! BRIZ’ Ok, entonces
siempre me recuerdas, siempre me quedo contigo y tú sigues una vida, ¿vale?
LAURA- Ya loca, ya te tardaste, todavía tenemos un largo camino
BRIZIA- Sí lo siento, adiós Nick. Bueno no, hasta siempre, te amo Nick, gracias, te amo
LAURA- Ya, ahora sí, regresemos.......... Aquí estamos de regreso, ahora sí continuemos con nuestro camino
BRIZIA- ¿Cómo te transportas así?
LAURA- Con el tiempo lo aprenderás... Oye, ¿no fue muy atrevido de tu parte dejar una cadena y escribirle una nota?
BRIZIA- No, él lo entenderá... Oye, ¿él pudo sentir mi último beso?
LAURA- ¡Claro!, que ahora estés aquí no significa que no haya sentido el beso y que te haya escuchado decir ochenta
veces que lo amas, sólo que sentirá que fue un sueño, sólo que dejaste unas pistas de no serlo
BRIZIA- Es que lo amo....... ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡TE AMO NICK!!!!!!!!!!!
LAURA- No cambias
BRIZIA- NICK TE AMO... .POR FAVOR RECIBE ESTE BESO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ TE AMO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
“Un amor verdadero puede tener principio, pero no tiene final, no existen barreras ni limites, y esta es mi
historia, mi única historia, lo amo, esté donde esté lo amo y eso nunca va a cambiar por nada ni nadie”
FIN
Descargar

“Bueno que más que desearle toda la felicidad, si el me demostró a