SAN MANUEL BUENO, MÁRTIR.
A) Génesis de la obra
Miguel de Unamuno escribe esta novela en noviembre de 1930. La 1ª edición se publica en 1931 en la
revista “La Novela de Hoy”. Hay que esperar hasta 1933 a la edición definitiva publicada en Espasa-Calpe
junto con tres otras historias: La novela de don Sandalio, jugador de ajedrez y Un pobre hombre rico o el
sentimiento cómico de la vida, más Una historia de amor.
La presente novela no es fruto de la espontaneidad; Unamuno llevaba algún tiempo pensando en
publicar una novela que girara entorno a un cura que había perdido la fe. Determinadas lecturas
(Nietzsche, Kirkegaard, …) y visitas a ciertos lugares le ayudan a dar un cuerpo novelesco a su obra.
En junio de 1930 Unamuno hace una excursión al lago de Sanabria (Zamora) donde se conserva la
leyenda de un lago y de un pueblo que se haya sumergido en el mismo: Valverde de Lucerna. Esta
leyenda, que también aparece en algunos textos medievales franceses, inspira de manera determinante
la que podemos denominar la novela más autobiográfica de Unamuno
B) Arte del relato. Aspectos técnicos. Estilo
i. Arte del relato
Hay que subrayar el arte del relato, la maestría, la firmeza de pulso con que Unamuno conduce la
narración. Durante la primera parte vamos asistiendo a una caracterización progresiva del personaje
central, mediante un hábil engarce anécdotas.
Pronto, sin embargo, comienza el autor a intrigarnos, a hacernos entrever algo oculto en el sacerdote.
Tras el nuevo impulso narrativo con que pasamos a la segunda parte, la intriga, la suspensión, va en
aumento; de una manera gradual – verdaderamente admirable – vamos acercándonos al secreto, cuyo
descubrimiento es el momento culminante del relato. Con la misma seguridad, y a través de diálogos
que ahondan en el problema, caminará la novela hacia su final.
ii. Personajes
De pasada hemos aludido a la caracterización del protagonista, de cómo progresivamente va
adquiriendo su talla humana, su fuerza inolvidable. Menos relieve tendrán los personajes de Ángela y
Lázaro, aunque también destacan ciertos rasgos interesantes. Es igualmente destacable el papel de
Blasillo.
Destaca el intencionado valor simbólico de los nombres de los personajes: el nombre de don Manuel,
coincide con uno de los nombres de Cristo: Emmanuel, que significa “Dios con nosotros”. Ángela
significa “mensajera” y tienen relación con la palabra “evangelista”. En cuanto a Lázaro, él mismo se
relaciona explícitamente con el “resucitado” del Evangeliio. Análogo simbolismo se transparenta en los
nombres de lugares: Valverde de Lucerna, Renada.
iii. Elementos del paisaje
Muy importante es la carga simbólica que adquieren ciertos elementos del paisaje: el nogal, la montaña,
el lago. Especialmente complejo es el de este último, que refleja el cielo a la vez que esconde una aldea
muerta, y que invita ora a elevarse hacia lo alto, ora a hundirse fatalmente en él.
iv. El diálogo y el estilo
El diálogo tiene una importancia fundamental como vehículo de las ideas, como exteriorización de los
conflictos ideológicos y de los dramas íntimos. Tienen igualmente una función narrativa: así, las
conversaciones en que Lázaro refiere a Ángela las tribulaciones de don Manuel. En relación con ello,
destaca un aspecto original: la aparición del diálogo dentro del diálogo.
En cuanto al estilo, la lectura nos permite comprobar los rasgos de la lengua literaria de Unamuno en
toda su madurez, la intensidad emocional, la densidad de ideas, el gusto por las paradojas… sin pasar
por alto el lirismo de ciertos momentos.
C) Temas. Alcance y sentido
La novela gira en torno a las grandes obsesiones unamunianas: la inmortalidad y la fe. Pero se
plantean ahora con un enfoque nuevo en él: la alternativa entre una verdad trágica y una felicidad
ilusoria. Y Unamuno parece optar ahora por la segunda; todo lo contrario de lo que harían
existencialistas como Sartre o Camus. Así, cuando Lázaro dice: “La verdad ante todo”, don Manuel
contesta: “Con mi verdad no vivirán”. Él quiere hacer a los hombres felices: “Que se sueñen
inmortales.” Y sólo las religiones, dice, “consuelan de haber tenido que nacer para morir”.
Incluso disuade a Lázaro de trabajar por una mejora social del pueblo, arguyéndole: “¿Y no crees
que del bienestar general surgirá más fuerte el tedio de la vida? Sí, ya sé que uno de esos caudillos de
la que llamn la revolución social ha dicho que la religión es el opio del pueblo. Opio… Opio… Opio, sí.
Démosle opio, y que duerma y que sueñe.”
Según esto, el autor estaría polarmente alejado no sólo de los ideales sociales de su juventud, sino
también de aquel Unamuno que quería “despertar las conciencias”, que había dicho que “la paz es
mentira”, que “la verdad es antes que la paz”.
Por otra parte, San Manuel es también la novela de la abnegación y del amor al prójimo. Paradoja
muy unamuniana: precisamente un hombre sin fe ni esperanza es quien se convierte en ejemplo de
caridad.
Por otra parte queda el problema de la salvación. El enfoque de la cuestión es complejo, por la
ambigüedad que introduce el desdoblamiento entre autor (Unamuno) y narrador (Ángela). Según
Ángela, “don Manuel y Lázaro se murieron creyendo no creer lo que más nos interesa; pero, sin creer
creerlo, creyéndolo…”. Tan paradójicas del personaje-narrador, ¿eran compartidas por el Unamunoautor? El interrogante queda abierto. Cierto es que Unamuno, en el epílogo toma la palabra y, en sus
reflexiones finales, podría verse una voluntariosa apuesta por la esperanza. Pero es un punto que
queda abierto a la discusión.
D) Estructura
i. Desdoblamiento entre autor y narrador
Destaca el recurso a la técnica del “manuscrito encontrado”, de estirpe cervantina. Este recurso le
permite a Unamuno poner una narradora entre él y el lector y todo nos llega desde el punto de vista
de Ángela.
ii. Estructura Externa
La novela está dividida en 25 fragmentos que llamaremos secuencias. Las 24 primeras secuencias
son el relato de Ángela, la última es una especie de epílogo del autor.
iii. Estructura interna
Si atendemos al desarrollo de la historia, cabe distinguir tres partes, seguidas de un epílogo del
autor.

Secuencias 1-8: son las noticias preliminares sobre don Manuel, que Ángela nos transmite de
oídas o partiendo de ciertas notas de su hermano.

Secuencias 9-20: Es el cuerpo central del relato, a partir del regreso de Ángela al pueblo,
primero, y de Lázaro, después. Con ello la narración recibe un nuevo impulso que nos lleva hasta el
descubrimiento del secreto del “santo”. Termina esta parte con la muerte del sacerdote.
Secuencias 21-24: Final del relato de Ángela
Secuencia 25: Epílogo del autor

Una cuestión particular dentro de la estructura interna es el tiempo. Al hilo de la lectura se irán
observando todas aquellas anotaciones con las que se nos da la idea del paso de los años, en
particular, las que se refieren a la edad de Ángela. Por lo demás, y entre otras cosas, es curioso
señalar la existencia de algunas elipsis narrativas o saltos en el tiempo.
D)Los símbolos
Patronímicos:
Manuel: Emmanuel, Dios con nosotros: Cristo
Ángela: Ángel, mensajero: narradora
Lázaro: la resurrección ( de la muerte a la fe)
Don Miguel (Aproximación fonética a Don Manuel)
Basilio : el bobo ( la fe ingenua)
Topónimos
Valverde de Lucerna: Valle verde: esperanza
Lucerna: Lámpara: luz.
Diócesis de Renada: Re-nada: "más que nada"
Símbolos metafóricos:
Montaña: con nieve: fe (la vida)
Lago con nieve: duda (la muerte)
Cielo (azul) / Ojos (azules como los de don Manuel)
Pueblo (monasterio o convento) / villa sumergida (y abadía cisterciense)
La vida (inmortal); la verdad, lo real, lo permanente
La muerte (mortal) la mentira, lo imaginario (lo transitorio)
Descargar

SAN MANUEL BUENO, MÁRTIR. ) Génesis de la obra A

San Manuel, bueno, martir; Miguel de Unamuno

San Manuel, bueno, martir; Miguel de Unamuno

BiografíaArgumentoNarrativaTemasEstructuraVocabularioNovelaGeneración del 98Literatura española contemporánea

Miguel de Unamuno: San Manuel Bueno, mártir.

Miguel de Unamuno: San Manuel Bueno, mártir.

PersonajesArgumentoEspacio y tiempoGeneración del 98Literatura española contemporánea

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS INTRODUCCIÓN MIGUEL DE UNAMUNO Editorial Cátedra. S.A., 1987 (Madrid)

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS INTRODUCCIÓN MIGUEL DE UNAMUNO Editorial Cátedra. S.A., 1987 (Madrid)

PersonajesDudas religiosasExistencialismoArgumentoLiteratura española contemporánea siglo XXNarrativa y novela unamuniana

SAN MANUEL BUENO, MARTIR

SAN MANUEL BUENO, MARTIR

PersonajesArgumentoTemasIdeas unamunianasNarrativa (novela)Generación del 98Literatura española contemporánea

Biografía: Miguel de Unamuno nació en la ciudad el 24 de... Crítica del problema

Biografía: Miguel de Unamuno nació en la ciudad el 24 de... Crítica del problema

Novela filosóficaNarrativaSiglo XXGeneración del 98Literatura española contemporánea

SAN MANUEL BUENO, MARTIR

SAN MANUEL BUENO, MARTIR

Narrativa filosóficaNovela moralistaCreencias y conflicto con la feTentaciones y suicidoLiteratura española contemporánea

SAN MANUEL BUENO, MÁRTIR MIGUEL DE UNAMUNO

SAN MANUEL BUENO, MÁRTIR MIGUEL DE UNAMUNO

PersonajesTemas: duda existencial y la verdadGeneración del 98Literatura española contemporánea

2− DON MANUEL BUENO. (Su personalidad; técnicas con que se... Valverde de Lucerna *

2− DON MANUEL BUENO. (Su personalidad; técnicas con que se... Valverde de Lucerna *

PersonajesArgumentoGeneración del 98Literatura española contemporánea

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN COMUNICATÍVA:

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN COMUNICATÍVA:

Filosofía unamunianaTemas San Manuel Bueno, mártirContexto ideológicoGeneración del 98Literatura española contemporánea