Quieren cobrar entrada a casinos y bingos para combatir la ludopatía
La iniciativa del presidente de la Comisión de Prevención de las adicciones de Diputados,
Fabián Peralta, establece esta medida con “carácter de política de salud pública” a fin de evitar
la ludopatía o el “juego compulsivo”. Lea el texto del proyecto.
La propuesta por el diputado del GEN obliga a los lugares donde se practiquen juegos de azar
al cobro de una entrada por persona equivalente al monto de una apuesta mínima de la mesa
de ruleta y, en caso de no poseer, a 50 veces a la apuesta menor de una maquina
tragamonedas.
Lo recaudado por las entradas no podrá ser canjeado por fichas utilizables en las salas de
juego sino que tendrán que ser asignados a programas de juego responsable que serán
utilizados en la misma jurisdicción de donde provengan.
“La adicción a los juegos es un trastorno del comportamiento humano que consiste en la
necesidad compulsiva de participar en juegos de azar”, explica Peralta.
Según el diputado, esta ley tiene como “intervenir para que estos perjuicios que el juego en
exceso trae aparejado puedan ser controlados. Diferenciando a su vez a aquellas personas
que convierten el placer en vicio de aquellas otras que practican estos juegos de manera
sensata y equilibrada”.
“Con este proyecto nos proponemos regular la actividad con un criterio de razonabilidad
atendiendo a que se encuentran en juego intereses trascendentales como la protección de la
salud de las personas que manifiestan tendencias hacia el juego compulsivo”, informó.
“Creemos que dada la creciente proliferación en nuestro país de imponentes casinos y bingos,
muchos de ellos inmersos en suntuosos complejos hoteleros que ofrecen servicio de estadía
pensado "para toda la familia" y que a su vez, se promocionan por los distintos medios de
comunicación con slogans tales como la "diversión asegurada" o "viví todo en un solo lugar";
hace necesario que se implementen medidas urgentes orientadas a proteger la salud del adicto
y por consecuencia, de su familia y entorno mas cercano”, advierte el diputado.
A continuación, el texto completo del proyecto.
El Senado y Cámara de Diputados,...
Artículo 1°: La presente Ley tiene por objeto establecer, con el carácter de política de salud
pública en todo el territorio de la Republica Argentina, acciones tendientes a la promoción del
juego responsable.
Artículo 2°: Se dispondrá la obligatoriedad del cobro de un valor por persona en concepto de
entrada en todos los establecimientos en donde se practiquen juegos de azar, equivalente al
importe de una apuesta minima de la mesa de ruleta y, en caso de no poseer, a 50 veces el
importe de una apuesta minima de una maquina tragamonedas. Los Fondos recaudados en
este concepto no podrán ser canjeados por fichas utilizables en las salas de juego sino que
tendrán que ser asignados a programas de juego responsable que serán utilizados en la misma
jurisdicción de donde provengan.
Artículo 3º: La Subsecretaria de Políticas, Regulación y Fiscalización dependiente del Ministerio
de Salud de la Nación, será la autoridad encargada de controlar que los fondos y el destino
mencionados en el artículo 2 sean efectivamente cumplidos.
Artículo 4º: El Poder ejecutivo reglamentará la presente Ley en los aspectos que resulten
necesarios dentro de los treinta (30) días de su promulgación, a efectos de su inmediata
aplicación.
Articulo 5º: Invítase a las Provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherir a la
presente ley.
Articulo 6º: Comuníquese al Poder Ejecutivo.
FUNDAMENTOS
Señor presidente:
La adicción a los juegos es un trastorno del comportamiento humano que consiste en la
necesidad compulsiva de participar en juegos de azar. Este trastorno llamado ludopatía alude a
una alteración progresiva de la conducta del individuo, el cual siente una incontrolable
necesidad de apostar, ignorando cualquier consecuencia negativa que dicha actividad pudiera
producirle. Por esta razón, el objetivo de toda política tendiente a fomentar la implementación
de programas destinados al juego responsable, es intervenir para que estos perjuicios que el
juego en exceso trae aparejado puedan ser controlados. Diferenciando a su vez a aquellas
personas que convierten el placer en vicio de aquellas otras que practican estos juegos de
manera sensata y equilibrada.
Consideramos esta problemática de la ludopatía como central, debido a que no solo afecta a la
persona que sufre la adicción sino también a su entorno más cercano. En la pagina de la
Lotería de la provincia de Buenos Aires (1) podemos observar una serie de recomendaciones
de cómo podría manifestarse el juego compulsivo en un individuo. Según allí se explica, se
puede notar en la persona la necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para
conseguir el grado de excitación deseado; inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o
detener el juego; la utilización del juego como estrategia para escapar de los problemas; la
práctica de reiteradas mentiras a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para
ocultar el grado de implicación con el juego, etc.
Dos de los grandes organismos centralizadores de juegos de azar como lo son la Lotería
Nacional y la Lotería de la Provincia de Buenos Aires reconocen esta problemática y en
su pagina web indican recomendaciones de juego responsable que implican: jugar solo para
entretenerse, no por las posibles "ganancias"; complementar el juego con otras actividades de
entretenimiento; jugar en grupo, no jugar solo; aceptar las perdidas económicas como parte del
juego; dedicar un monto de dinero para jugar y no gastar mas de lo previsto; no pedir prestado
dinero para jugar; ponerse un tiempo limite para jugar y respetarlo (2) .
Por esta razón, con este proyecto nos proponemos regular la actividad con un criterio de
razonabilidad atendiendo a que se encuentran en juego intereses trascendentales como la
protección de la salud de las personas que manifiestan tendencias hacia el juego compulsivo.
Creemos que dada la creciente proliferación en nuestro país de imponentes casinos y bingos,
muchos de ellos inmersos en suntuosos complejos hoteleros que ofrecen servicio de estadía
pensado "para toda la familia" y que a su vez, se promocionan por los distintos medios de
comunicación con slogans tales como la "diversión asegurada" o "viví todo en un solo lugar";
hace necesario que se implementen medidas urgentes orientadas a proteger la salud del adicto
y por consecuencia, de su familia y entorno mas cercano.
Pensamos que en tanto no se tomen medidas concretas que tengan que ver con la prevención
de esta creciente y poco difundida enfermedad, encontraremos cada vez más casos de
desintegración de familias, de problemas en el ámbito laboral, y angustias recurrentes por parte
de estos sujetos que no solo engañan a sus seres queridos sino que, quizás sin darse cuenta,
se engañan a ellos mismos.
Asimismo, consideramos que resulta imperiosa la necesidad de establecer un medio legal,
inexistente hasta el momento, por el cual se le obligue a los establecimientos de juegos de azar
a derivar parte de sus ingresos al tratamiento de políticas destinadas al juego responsable.
Esta necesidad surge de dos cuestiones fundamentales. Por un lado, para evitar que estas
impactantes gratuitas salas de juego, con sus luces y comodidades, atraigan a todas aquellas
personas que decidan visitarlas tan solo por el hecho de "pasar el tiempo" y como
consecuencia, terminen gastando dinero que estaba destinado a cubrir sus necesidades
básicas y de su familia. Y por el otro, teniendo en cuenta que la enfermedad de la ludopatía
esta creciendo cada vez más, el cobro de esta entrada podría generar los fondos necesarios
para que su prevención pueda ser tratada de manera más responsable y eficiente a lo largo y
ancho del territorio nacional.
Señores Diputados, por las razones aquí expresadas, y por las que se darán oportunamente,
es que se solicita la aprobación del presente Proyecto de Ley.
(1) http://pajc.loteria.gba.gov.ar/
(2) http://www.loterianacional.gov.ar/gxpsites/hgxpp001?2,29,72,O,S,0,MNU;E;2;8;MNU
Descargar

Quieren cobrar entrada a casinos y bingos para combatir la ludopatía