Ensayo
Estadística Aplicada a la Función Policial
En la vida cotidiana se disponen de varios elementos que ayudan a hacer
más fácil la vida, elementos de los cuales no siempre se está consciente de
su valor e importancia que tienen éstos en ella, sino hasta que se hace una
concientización a detalle en torno a la cotidianidad y es cuando se percibe
dicha importancia.
Las estadísticas están presentes en la vida diaria, al igual que las
matemáticas, tal vez en una menor medida que las anteriores; pero tienen
su importancia sobre todo para facilitar la comprensión y entendimiento de la
realidad social.
Tal vez, al leer lo anterior se reflexione respecto al papel que tienen los
números, y al realizar dicha reflexión se cae en cuenta de cómo los números
y las matemáticas en sí, están presente en todo momento, desde el simple
acto de referirse al yo como un individuo, o el nosotros, al referirse a varios;
lo cual se hace desde el hecho de que la mente estructura una palabra hasta
una oración.
Como puede verse, en la cotidianidad existe una predominancia de los
números, todo la concepción que se tiene de la vida y las interacciones de
los individuos gira en torno a los números, así como al análisis que se hace
en base a ellos, lo cual ha llevado a una mayor especialización en esta área,
incluso a hacerla una herramienta útil de análisis en las investigaciones, en el
campo laboral y en el cumplimiento de funciones para la solución de
problemas.
En este orden de ideas, una herramienta que ha resultado muy útil para
las profesiones en las áreas sociales es la estadística, ya que ha contribuido
a la cientificidad de las ciencias, así como a que las investigaciones en el
ámbito laboral y profesional sean reforzadas e incluso comprobadas, ya no
sólo a través de los hechos sino también a través de instrumentos que sirven
para verificar y diagnosticar la realidad.
La estadística es una herramienta que sirve para analizar, diagnosticar e
interpretar el comportamiento de datos, ya sea para ayudar en la solución de
la toma de decisiones o para explicar condiciones regulares o irregulares de
algún fenómeno o estudio aplicado a un contexto determinado, el cual puede
ocurrir en forma aleatoria o condicional.
Así mismo, la estadística en la función policial, en particular, constituye
una importante herramienta para que dichos funcionarios puedan interpretar
la realidad de la comunidad o comunidades que asisten, así como para que
las decisiones que tomen puedan ser efectivas, pero sobre todo, la
estadística permite llevar a cabo este proceso con mayor rigurosidad,
objetividad y cientificidad.
La estadística se divide en dos grandes áreas: la estadística descriptiva y
la estadística inferencial. La primera se dedica sobre todo a usar métodos
relacionados con la recolección, descripción, visualización y resumen de
datos originados a partir de los fenómenos de estudio, en la cual, los datos a
los que se llegan pueden ser resumidos en forma numérica o gráfica, con
ejemplos de parámetros estadísticos como la media y la desviación estándar,
y en el caso de ejemplos gráficos se puede mencionar el histograma, el
gráfico circular y la pirámide poblacional.
En el caso de la estadística inferencial, ésta se dedica a la generación de
modelos, inferencias y predicciones asociadas a los fenómenos en cuestión,
teniendo en cuenta la aleatoriedad de las observaciones. En estas, las
inferencias toman o pueden llegar a tomar la forma de respuestas a
preguntas elaboradas, pronósticos sobre alguna situación social,
estimaciones, entre otras.
Para la función policial, el uso de la estadística viene a ser un instrumento
fundamental en las investigaciones realizadas tanto en un sector
determinado de la ciudad como de la ciudad misma. Al realizar dichas
investigaciones, desde un primer momento se pueden dar propuestas
tentativas a los fenómenos sociales para explicar la realidad de tal sector, las
cuales, siempre están encaminadas a dar una respuesta general a la
problemática antes planteada; como por ejemplo, incidencia de hechos
violentos intrafamiliares, hurto de vehículos, secuestros, robo de
pertenencias personales, entre otros.
Sin embargo, a pesar de contar con fundamentos teóricos probatorios y
técnicas que contribuyen a hacer efectiva la investigación policial, la
estadística es una herramienta que fortalece al estudio, sobre todo debido a
que se busca explicar o refrendar la posible respuesta, para tomar una
decisión pero a través de un sustento estadístico.
Los análisis e investigaciones en las cuales se utiliza la estadística
permiten al funcionario tener una mayor confianza de que su trabajo o
investigación realizada pueda ser aceptada y corroborada por otros
funcionarios superiores, e incluso en otras áreas de la comunidad que
atiende.
El realizar investigaciones en las comunidades resulta complicado, debido
a que éstas tienen como sujeto de estudio a los individuos, y quienes
realizan las investigaciones son los mismos, por lo que la intersubjetividad en
los trabajos de los funcionarios puede llegar a sesgar los resultados en las
investigaciones; sin embargo, al hacer inferencias estadísticas se puede
tener un respaldo concreto acerca de la respuesta y con ello rechazar o
aceptar una determinada hipótesis sobre algún hecho social irregular, lo cual
conllevará a tomar una decisión en particular para la solución a tal
problemática social
La estadística al igual que la probabilidad es una herramienta que sirve
para dar posibles resultados, en donde a raíz del comportamiento de un
pequeño grupo se puede inferir hacia donde estará inclinada la respuesta de
dicha investigación.
Los funcionarios policiales, como investigadores sociales, se encuentran
sujetos a una constante lucha por la validación de los resultados, así como
por mantener la objetividad en las investigaciones realizadas, pero con la
estadística, es posible realizar aseveraciones que tengan un respaldo
científico y ordenado, para que el estudio tenga rigurosidad, validez y
confiabilidad.
Una de las herramientas que más han ayudado a los investigadores
sociales en la realización de sus trabajos es el muestreo, ya que con éste y
las pruebas pilotos, se puede tener una respuesta tentativa al pensamiento
de los individuos así como a su comportamiento en algunas comunidades o
localidades que han sido sujeto de análisis. Con el muestreo, partir de la
elaboración de un cuestionario, se procede a la interpretación de los
resultados, para posteriormente comprobar o rechazar las hipótesis iniciales.
Así mismo, la estadística permite realizar muestreos y pruebas pilotos
para conocer hacia donde estarán encaminados los resultados. En el caso
del tema de la seguridad ciudadana y la prevención del delito, la estadística
permite calcular cifras y datos necesarios para explicar la realidad así como
conocer a qué se debe la incidencia en mayor o menor grado de un delito en
particular y en un determinado contexto social.
En el caso de la función policial y de los análisis policiales, la estadística
con las tablas de frecuencia o contingencia, es una herramienta vital para la
predicción o posible respuesta al comportamiento que se cree tiene la
población, una comunidad o un grupo de individuos, ya que en ella se toman
en cuenta variables que van desde la edad, el sexo, tendencias, situación
económica, para que a raíz de toda esa información se pueda abordar el
tema de la seguridad ciudadana y la toma de decisiones referidas a la
prevención del delito o a la resolución del mismo.
Como puede verse, la estadística es una ciencia muy rica en conceptos y
términos pero sobre todo en herramientas que contribuyen a darle un
carácter científico y válido a la función policial, como son las tasas de
crecimiento de delitos, tablas de distribución de hecho o muertes violentas,
medidas de tendencia central referidas a robos, de dispersión sobre
secuestros, para datos agrupados de hechos de violación, no agrupados de
extorsión, entre otros.
Sin embargo, el verdadero reto en la estadística no es el hecho de poder
solucionar un problema haciendo uso de las formulas o datos, sino que se
encuentra en que el individuo pueda interpretar los resultados a los que ha
llegado, aun cuando en la solución de un problema se sea muy cuidadoso en
el procedimiento, el punto central de esto será la interpretación que se haga
de los datos, ya que aunque los datos sean correctos, si se carece de una
buena interpretación, los datos perderán su sentido inicial.
En el caso particular del ejercicio de la función policial, la estadística
permitirá realizar análisis e interpretaciones de la realidad social, seguridad
ciudadana y el comportamiento delictivo desde otros ángulos, pues, además
de tener elementos teóricos para sustentar una posible respuesta a alguna
problemática de seguridad o delictiva, permitirá darle ese carácter riguroso al
método científico, pero desde la función policial.
Es importante mencionar, que antes de conocer a la estadística y su
utilidad dentro de la función policial, se puede decir (a título personal) que las
investigaciones carecían de una validez general, porque no siempre
resultaban aptas para responder en forma conjunta a las preguntas sobre
problemáticas de seguridad o prevención del delito, pero que al poseer
dichos conocimientos es posible dar una mejor interpretación de la realidad
social para dar respuestas efectivas y oportunas.
Como investigadores sociales, función propia de los prestadores de
servicio policial, son muy amplias y diversas las temáticas que podrían llegar
a ser objeto de análisis, por lo que el tomar a la estadística como un punto
básico en la realización e interpretación de los datos, permite ampliar aún
más el radio de acción de las funciones, pero al mismo tiempo, le otorga
mayor validez a tales funciones a través de técnicas bien fundamentadas y
transformadoras de la realidad social, en donde se ejerce la noble labor de
garantizar la seguridad a los ciudadanos y ciudadanas integrantes de la
comunidad o localidad que se atiende.
Conceptos, categorías de análisis, variables, tablas de frecuencia,
histogramas, gráficos circulares, entre otros, permiten reforzar el
conocimiento científico en la función policial, al igual que los instrumentos
con los que se cuentan sirvan para realizar estudios apegados a la realidad y
que en sus interpretaciones se reduzca el margen de error.
Es válido mencionar que la estadística, a pesar de ser un poco compleja
en cuanto a su comprensión, resulta ser una herramienta de suma
importancia en la interpretación de los resultados, lo cual viene a ser uno de
los retos principales del funcionario policial como investigador social, ya que
muchas veces, aunque se tienen los conocimientos, sino se hace una
correcta interpretación, éstos no contribuirán al desarrollo de un adecuado
estudio, sino al contrario, contaminarían a tal estudio y las decisiones que se
tomen a partir de él no serán confiables
La etapa de análisis de datos es una de las más importantes en el
proceso de investigación en la función policial, en virtud de que se procede a
dividir y pensar los datos colectados con el propósito de explicar las posibles
relaciones que expresan las variables de la realidad social estudiada. El
análisis e interpretación requiere del conocimiento de la estadística.
Ya para concluir, la estadística proporciona innumerables beneficios en el
desempeño y ejercicio de las funcionarias y los funcionarios policiales. Esta
disciplina aporta elementos estadísticos descriptivos ya que representan un
conjunto de procedimientos que permiten procesar y presentar la información
de manera organizada y resumida, tanto en materia de seguridad ciudadana,
y prevención del delito, como se plantea en este ensayo.