ESTRUCTURAS PERIODÍSTICAS DE OPINIÓN
1. El artículo editorial
El editorialismo es una de las tres tareas o funciones principales del trabajo
periodístico: el reporterismo, la redacción y el editorialismo El periodista que lleva a efecto
esta función se llama editorialista y es el escritor encargado de dar forma y alcance a la
noticia conforme a la orientación del periódico. Los editorialistas son los hombres que
saben apreciar exactamente el valor general, tanto político como cultural del
acontecimiento, deduciéndolo de la emoción y sensación que cause. El editorial pretende
ser de alguna manera -y por supuesto, en diferente grado y medida- la conciencia del
periódico a través de la interpretación, el enjuiciamiento y el análisis de los hechos, con
objeto de orientar la inteligencia y la decisión de los lectores.
Estilo y técnica del editorial
El estilo propio del articulo editorial corresponde lógicamente al estilo de
solicitación o estilo editorializante. Actúa así, además, esa figura retórica llamada
antonomasia, en virtud de la cual el nombre propio se convierte en apelativo para otros
casos similares. El estilo editorializante no sólo es el propio y exclusivo del artículo
editorial sino que se aplica también a la mayor parte de los géneros periodísticos que se
denominan artículos.
Estilísticamente, el editorial ha de ser digno e incluso algo mayestático. Giros
desenfadados, toques humoristas o desgarrados que pueden tener cabida en un comentario,
un ensayo, una critica, etc., difícilmente pueden admitirse en el editorial. El editorial es repitámoslo una vez más- la manifestación de la conciencia del periódico acerca de un
problema particular, y si el periódico quiere mantener su prestigio y autoridad moral ante el
público debe presentar el editorial con esas notas exteriores y formales de dignidad y
seriedad lingüística.
En cuanto a la técnica de desarrollo -es decir, su estructura interna- existe
coincidencia entre los estudiosos en admitir el paralelismo entre el esquema de este tipo de
artículos y el esquema típico de las sentencias judiciales.
El orden de exposición sería el siguiente:
1 ) los hechos que dan pie al escrito y ofrecen la oportunidad de exponer un determinado
juicio orientador al servicio de la opinión pública
2) los principios generales aplicables al caso, las normas doctrinales y teóricas que arrojan
luz sobre el tema
3.) la conclusión correcta que debe emitirse a la vista de los principios generales y teóricos:
el fallo final de la sentencia. Algunos autores, sin embargo, prefieren un esquema diferente,
1
propio más bien de un silogismo lógico de la primera figura: premisa mayor general, caso
concreto, conclusión deducible .
2. EL COMENTARIO O COLUMNA
El comentario (o columna) es un artículo razonador, orientador, analítico,
enjuiciativo, valorativo -según los casos- con una finalidad idéntica a la del editorial. Se
diferencia básicamente en que el comentario es un artículo firmado y su responsabilidad se
liga tan sólo al autor del trabajo .Es una opinión individual que usa el periódico para
expresarse. Además, no siempre la columna tiene finalidad orientadora; el columnismo se
caracteriza por la variedad de contenidos: hay Columnas de humor, culturales , políticas ,
financieras , deportivas , religiosas y técnicas. El editorial es siempre de trascendencia
política, en el más amplio sentido de lo político. Todo lo que influye en las relaciones
mutuas de los hombres y de las sociedades requiere tratamiento editorial.
El columnista no es necesario que adopte siempre una posición ante los hechos; puede, sin
más, tratar de explicarlos. En todo caso, lo propio del comentario es el vaticinio más o
menos profético acerca del ulterior desarrollo de los acontecimientos. Diríamos que el
editorialista adopta posiciones ideológicas con vigencia actual, mientras que el
comentarista emite juicios para entender el curso futuro de los hechos. Desde un punto de
vista literario, el columnista tiene "mayor margen para expresarse sin la ampulosidad y
nobleza del editorial, utilizando giros y expresiones de tipo coloquial o incluso muy
emotivas , pero siempre en un tono decoroso.
3.) LA CRÍTICA
La crítica la podemos calificar como una obra marginal de creación .
La crítica lleva una firma. El periódico no responde de lo que se dice sobre esta firma, pero
si del firmante. Para G. Martín Vivaldi, la crítica es reseña valorativa de una obra humana literaria o artística-, de un espectáculo. Todo el periodismo interpretativo y valorativo artículos y comentarios-es eminentemente crítico; pero cuando se habla de crítica se
entiende la referida a los sectores del quehacer humano que, una vez expuestos al público,
requieren el oportuno juicio del experto que interpreta y valora.. En el periodismo moderno
son habituales las críticas de teatro, cine, libros, música, etc..
Algunas características de la crítica son :
a) Ha de ser fielmente informativa, como primera condición.
B) Ha de responder en sus juicios a una preceptiva o a un criterio elaborado del crítico de
manera que no queda a merced del impresionismo o del humor del momento.
C) Ha de ser positiva, ante todo, resaltando los valores de este orden, y después, por
contraste, los negativos.
d) Ha de ejercerse con ecuanimidad de tono y absoluto respeto a las personas y
desarrollarse con estilo preciso y ágil
2
Descargar

ESTRUCTURAS PERIODÍSTICAS DE OPINIÓN

1. Movimiento armónico simple

1. Movimiento armónico simple

HuygensFresnelReflexión y refracciónTipos y magnitudes de ondasInterferencias y coherenciaOscilación armónica simpleSnellPolarización

Los medios de comunicación social La prensa

Los medios de comunicación social La prensa

NoticiasInstrumentos de poderDifusión de la informaciónRadioInternetRevistasPeriódicosEdición digitalGéneros periodísticosTelevisiónFuncionesPeriodismoInfluencia de los mediosPrensa

SISTEMA PERIODICO artificialmente, creados por el hombre.

SISTEMA PERIODICO artificialmente, creados por el hombre.

Número atómicoTabla periódica MendeleyevFísicaValenciaElectronesQuímicaPropiedades periódicas