Medinat Israel cumple 63 años. Han pasado ya casi seis... de víspera de Shabat en ... OTROS ESTADOS JUDÍOS

advertisement
OTROS ESTADOS JUDÍOS
Guillermo Bronstein para la JTA Perú. Iyar 5761; Mayo 2011
Medinat Israel cumple 63 años. Han pasado ya casi seis décadas y media desde esa tarde
de víspera de Shabat en la que David ben Gurión leyó la Declaración de la
Independencia del primer Estado Judío en casi 2000 años.
En este Iom Haatzmaut queremos muy modestamente agregar a la celebración de la
medularidad de Medinat Israel en la historia y la realidad judías con algunos datos
curiosos. Decimos que el Estado nacido el 14 de mayo de 1948 a la par que las fuerzas
británicas se retiraban por Haifa (de paso, dejando los sitios fuertes en su inmensa
mayoría en manos árabes. La política exterior inglesa dictada por el Canciller Bevin era
pro árabe y anti sionista. Un dato que los denostadores del sionismo olvidan) es el
primer estado judío en 2000 años, pero es necesario aclarar que fu sí el 1er Estado
Judío, pero no de manera absoluta, sino en Eretz Israel. Porque a lo largo de esos casi
dos milenios que van desde el año 70 hasta el 48 del siglo XX, ha habido al menos
TRES Estados Judíos de diferente duración (muy corta por lo general) y en distintas
latitudes.
¿Alguien creería que cuando cayó Ierushalaim en el año 70 había un Estado Judío cerca
de Eretz Israel? Parece fantasía pero es la verdad. Estaba en la parte norte de la
Mesopotamia, en lo que antiguamente había sido el Imperio Asirio. El país se llamaba
Adiabene (que figura como Hadayb o Jadyab en el Talmud). Uno de sus reyes,
Monobaz I, casado con la princesa Helena, se convirtió la judaísmo. La Madre de
Monobaz, también llamada Helena, por su parte adoptó también la fe judía. Este
imperio hebreo en la alta mesopotamia se supone que tuvo vida judía entre más o menos
los años 15 y 113 de la Era Común. Como era integrante del imperio parto, terminó
siendo absorbido por éste en el aspecto político, y también en el religioso.
Unos 500 años después, en un lejano reino del sur de Yemen, denominado Hymiar, un
soberano de nombre Yusuf Asar Du Nuwas tomó al judaísmo como religión oficial de
su país. Reinó entre los años 515 y 525 más o menos.
Lo primero que hizo, viendo la difícil situación de los judíos en la Roma y en Bizancio,
(ya imperios cristianizados), fue decretar una persecución de los cristianos. Una
tradición establece que al ser derrotado en una batalla por tropas aliadas a los romanos,
Du Nuwas se arrojó con su caballo al Mar Rojo, donde murió devorado por las aguas
tempestuosas del mar.
Pero sin duda el Estado Judío más conocido de la antigüedad fue el reino de los
Khazares. Su popularidad entre generaciones de judíos se debe a que en el siglo XII el
gran poeta y pensador español Yehudá Haleví compuso una obra novedosa con alguna
tenue base en la historia de la conversión de un rey khazaro al judaísmo: El Cuzarí.
La de los khazaros era una tribu de origen tártaro o turco establecida sobre los montes
Urales en la parte noroeste del Mar Caspio. Uno de los protagonistas del libro de Haleví
es el rey, Bulán en los registros históricos. El otro es el sabio (javer), quien aclara al rey
principios doctrinales del judaísmo.
El reino khazaro duró más de 3 siglos. La conversión oficial de la familia real y los
nobles al judaísmo data de alrededor del año 750. Ya antes de esa fecha había
seguramente una vasta influencia judía en la región y en la corte. Cuando el Ducado de
Kiev bajo Vladimir adopta el cristianismo ortodoxo griego alrededor del año 990, los
khazares se ven rodeados por vecinos hostiles: Bizancio al sur y Kiev (Rusia) al oeste.
Esta hostilidad llevó al debilitamiento de los khazares, los que fueron perdiendo
territorio e influencia hasta casi desaparecer a mediados del siglo X.
Como vemos, a lo largo de la historia sobre todo en la temprana Edad Media sí han
existido Estados Judíos. No se conservan de ellos demasiados documentos. No
sabemos si alguno de estos 3 Estados fue una luz de saber en las tribulaciones del
Pueblo Judío en la oscuridad de la noche medieval. Tampoco sabemos si fueron un
puerto seguro para otros hermanos judíos que huyeran de persecuciones en otras
latitudes. (Esto NO significa que no lo hayan sido, solo que no existen documentos
históricos escritos que lo prueben).
La diferencia en esos 3 Estados Judíos y Medinat Israel es contundente: Puede que
hayan existido Estados Judíos a lo largo de la historia. Puede que éstos hayan servido de
refugio a otros judíos perseguidos. Puede que en alguno de ellos se haya gestado alguna
obra de calidad y sabiduría tradicional. Pero lo que es cierto más allá de cualquier
“puede que” es que Medinat Israel es el único Estado Judío en Eretz Israel. No en
Mesopotamia ni en Asia Menor ni en Uganda. Medinat Israel es el Estado Judío en la
Tierra de los judíos: Eretz Israel. No importa cuáles han sido, ni son ni cuáles podrán
ser sus límites geográficos definitivos. Lo que importa es que haya y que siga habiendo
por siempre un Estado Judío democrático, avanzado, solidario, moderno, igualitario
para todo el pueblo de Israel en Eretz Israel.-
Descargar