Artur Mas: ¿Dónde está mi dinero?
Pongamos que tiene un estilo Hammett en la trama; un toque Chandler en la narración;
personajes en la línea de la A. Christie y unos detectives aficionados a caballo entre
Montalbano y nuestro Pepe Carvalho. Aún así, el libro que tenéis en las manos no es
una novela negra sensu estricto. Estas 300 páginas, impresas gracias al crowdfunding,
son la narración valiente de una pareja de Blanes, la Marta y el Albano que, con su
revista comarcal (Cafèambllet) han dejado con el culo al aire a muchos gestores de la
sanidad catalana. Su vídeo: “El mayor robo de la historia de Cataluña”, rodado con
recursos y puesta en escena del cinéma vérité o del documental, denuncian la opacidad
y la corrupción de la sanidad de Cataluña. Aunque nadie ha desmentido todavía los
hechos que denuncian en el vídeo, fueron condenados a pagar una multa de 10.000
euros y a borrar el vídeo de las redes sociales. Y como no hay mejor defensa que un
contraataque, ellos escribieron este libro que cuenta todas las peripecias. Señor
Tarantino si este no es un buen guión, ya me dirá usted que entiende por un buen plot.
Piense que ya está todo escrito (sólo tiene que buscar en la hemeroteca del Washington
Post del uno de noviembre del 2012, el artículo de la periodista Olga Khazan, y, si lo
considera, visionar también el vídeo que hay adjuntado a la noticia: “Greatest Theft in
the history of Catalonia”) Con todo ese material ya tiene usted su película. Eso sí, antes
del inicio del film tendría que poner una voz en off para que diga aquello de “Esta
historia está basada en hechos reales”
Por cierto, el presidente Artur Mas, todavía no ha contestado a ninguna de las preguntas
que la Marta le hacía en el vídeo. Tampoco hay constancia de que haya leído el libro. Es
un dato.
Para los más curiosos hay que decir que existe una obra de teatro de la Agatha Christie
titulada “Café solo”. Es un referente, qué duda cabe. Pero no sé si esta pareja de Blanes
se inspiró en la autora de bestsellers a la hora de elegir el nombre de la revista. Poco
importa. La cuestión es que algunos aristócratas de la sanidad pública y la privada de
Cataluña, han dejado de tomar café con leche. Dicen las malas lenguas que incluso han
dejado de frecuentar las cafeterías, porque sólo oír el nombre de esta bebida, les da
arcadas. Lo entiendo. Si te llamas, por ejemplo (orden de aparición aleatorio de
diferentes personajes que salen en el libro, algunos con varios procesos judiciales
abiertos) Josep Prat, Carles Manté, Ramón Bagó, Nuria Constant, Xavier Conill, José
María Vía o Xavier Crespo, es más que probable que ahora tomes te. Es lo que tiene la
corrupción, que, tarde o temprano, siempre hay alguno, alguna, o, como en este caso,
una pareja que te amarga la bebida.
Ellos, la pareja, son Marta Sibina i Camps (enfermera quirúrgica) y Albano Dante
Fachin (algún día Licenciado en Filología Inglesa) Y escribo su ficha laboral para que
quede claro que no son periodista, aunque leyendo el trabajo que han hecho no les hace
mucha falta la titulación. Desde una modesta publicación gratuita de la comarca del
Maresme, Cafèambllet, y con los medios al alcance de cualquiera, han protagonizado
una investigación periodística sobre la corrupción en la sanidad catalana que pone la
piel de gallina. Y pensaran ustedes, seguro que han premiado su trabajo con alguna
distinción honorífica (por ejemplo la Creu de Sant Jordi). Pues se equivocan de medio a
medio. Lo que recibieron, en un sobre certificado, fue una denuncia por atentar contra el
honor del señor Vía, un asesor del presidente Mas. Un honor que valía 20.000 euros.
Para más inri la jueza Maria Millan Gisbert los condenó a pagar. Eso sí, con una
rebajita, sólo 10.000 euros. Y dirán ustedes, un caso así seguro que tuvo el apoyo de los
grandes medios de comunicación de Cataluña como TV3 i La Vanguardia. Pues erran
de nuevo, durante todo el proceso estos medios miraron para otro lado.
Suerte que también hay excepciones en la profesión, en concreto Antia Castedo y Oriol
Güell de El País, han colaborado con ellos y la suma de sus esfuerzos ha sido decisiva
para imputar a tanto gestor amigo de lo ajeno. Igualmente les han ofrecido soporte y
ayuda Violeta Camarasa y Olga Khaza, Ramon Serna del CATAC-CTS, Àngels y Toni
de Dempeus y muchos más colaboradores anónimos que han creído en su labor.
Cariño buscaremos ayuda
La aventura, que la pareja nos explica en el libro, comenzó una noche mientras veían un
anuncio de Asistencia Sanitaria Colegial (ASC) en TV3. Este fue el detonante.
Igual no recordáis el anuncio, tampoco importa tanto, baste saber que estaba hecho con
muy mala baba y que mentía intencionadamente sobre la carencia de servicios públicos
de urgencia, con la frase: Cariño, buscaremos ayuda. Un ayuda que ACS ofrecía, sólo a
los que se la pudieran pagar.
En su web, al día siguiente, escribieron su indignació, con estas palabras exactamente:
Este discurso de que la sanidad pública nos deja indefensos a las dos de la mañana es
falso e interesado...
Y recibieron una llamada del Jefe de Prensa de ASC. No se pierdan este capítulo,
porque marca un poco la serie de dificultades que se irán encontrando durante su
investigación y las trampas que les irán tendiendo: responsables de Prensa, de
Comunicación, gerentes, directores generales, alcaldes. Todos intentando disimular los
trapicheos que hacían con los dineros públicos. Y que en ocasiones, como descubrieron
en los Hospitales de Blanes y Calella, estos trapicheos permitían llenar los bolsillos de
los gestores. Aunque los directivos a esta práctica la denominan autonomía de gestión,
Los de Cafèambllet prefieren denominarlo simplemente robo.
En fin, como en las buenas novelas de intriga, a medida que avanza la lectura, vamos
descubriendo con ellos una gran trama de corrupción, una especie de Matrix Sanitaria
Catalana. Van apareciendo el caso Ramón Bagó (el amo del grupo SHERS que se
contrataba a si mismo) el caso Crespo, el de la Maratón de TV3. Y lo que comenzó
como un reto sencillo: informar del funcionamiento de los Hospitales de Blanes y
Calella en su revista, porque es la zona en la que ellos viven y donde han trabajado,
acaba convirtiéndose en una denuncia al sistema sanitario catalán, con documentos
contundentes y que nadie han desmentido.
Desaparecen 145.000 euros para investigación médica y no pasa nada
En la tercera parte del libro, donde hablan del escándalo de los medios de
comunicación, podemos leer como desaparecen 145.000 euros de la Maratón de TV3
que tendrían que haberse dedicado a la investigación médica. Y no pasa nada. Salvo a
Cafèambllet, este robo tampoco parece preocuparle a nadie. No se pierdan el cruce de
mails entre la responsable de Comunicación de la Maratón Begona García y Albano
porque es digno de figurar entre los mejores diálogos del Groucho Marx.
Suerte que Albano ya nos advierte de cómo funcionan algunos medios de comunicación
:”Durante estos dos años en que hemos intentado poner luz a nuestro opaco sistema
sanitario hemos podido comprobar constantemente como medios de comunicación
públicos y privados trabajan activamente para ocultar información y para beneficiar a
los poderes económicos que los sustentan”. Cuando uno dice estas cosas es que no tiene
pelos en la lengua, Y, para que nos vamos a engañar, es el tono de todo el libro.
Si lees las subvenciones que reciben de la Generalitat (seis millones, en el año 2011) los
7 principales grupos de comunicación, entiendes porque casos de corrupción como el
que han destapado los de Cafèambllet, no son recogidos en sus páginas o en sus
emisiones. Por cierto, la subvención a los medios fue de las pocas
partidas
presupuestarias que aumentaron un 40%.También son datos. Y se pueden
complementar, como la hacen ellos en su libro. Por ejemplo, si te dicen que el amo del
Grupo Godó (La Vanguardia), es también el vicepresidente segundo del consejo de
administración de La Caixa, y que esta entidad tiene importantes intereses en la sanidad
privada ( la aseguradora (Adeslas SegurCaixa) luego que no le pidas que informen de la
corrupción en sanidad. Pero si quieren más datos vayan al libro. No les defraudará.
Y una última recomendación, lean el capítulo dedicado al jardinero de Reus, David
Vidal, regidor de la CUP en esta localidad de Tarragona, con alegria. Este hombre puso
contra las cuerdas ( y en el cuartelillo ) a dos de los hombres más poderosos del sistema
sanitario catalán: Joseph Prat y Carles Manté. El juzgado número 3 de Reus tuvo este
honor. Y seguramente les dará mucho trabajo, porque la acusación no es baladí.
Estamos hablando de malversación de fondos públicos, estafa, tráfico de influencias,
negociaciones prohibidas, blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública.
De momento.
En el libro Artur Mas: ¿ Donde está mi dinero? Encontrarán el relato de una aventura
de “dos años apasionantes” según los autores. Ahí está su trabajo, sólo queda esperar
que la justicia actúe con contundencia. Sólo así conseguiremos que nos devuelvan
nuestro dinero y que estos aristócratas de las finanzas ajenas ingresen en la cárcel.
Y no puedo dejar este texto sin incluir unas frases de la canción de Joan Manuel Serrat
“Los Buenos Tiempos”(que se incluye en su trabajo “Sombras de la China”):”Corren
buenos tiempos para la bandada, de los que se amoldan a todo con tal de que no les
falte de nada...tiempos fabulosos para sacar tajada.... Buenos tiempos para los de toda
la vida, para los mismos de siempre”
Pues eso. Y mientras sigan tomando Caféambllet.
T.Pozuelo 5 juny 2013
Descargar

Watergate, gola profunda i hores d`Internet