• EL PROBLEMA DE LA INFORMACIÓN.
• Introducción.
• Importancia del problema.
• La información que transmiten los precios.
• Los mercados de información.
• LA SELECCIÓN ADVERSA.
• Concepto.
• Consecuencias de la información imperfecta.
• Posibles soluciones al problema de la información imperfecta.
• Señales.
• Juzgar la calidad en función del precio.
• El equilibrio del mercado en información imperfecta.
• EL PROBLEMA DE LOS INCENTIVOS.
• Definición.
• Soluciones para resolver los problemas de incentivos en economía de mercado.
• Propiedad privada y precios.
• Contratos.
• Reputación.
• Como barrera de entrada.
• Compromiso y reputación.
• EL PROBLEMA DE LA BÚSQUEDA.
• Introducción y análisis gráfico.
• La búsqueda y la competencia imperfecta.
• La búsqueda y los intermediarios que proporcionan información.
• LA PUBLICIDAD.
• Clasificación.
• La publicidad y la competencia.
• La publicidad y los beneficios.
• La publicidad como señal.
• EL ESTADO Y LA INFORMACIÓN.
11. EL PROBLEMA DE LA INFORMACIÓNN
1.1 Introducción.− En el tema 2 hemos comentado la divergencia que existe entre supuestos que hacen el
modelo de competencia pura de considerar el estado de la tecnología como dado o constante y los que
observamos de la realidad, es decir, que hay cambios frecuentes en la tecnología.
Otro supuesto de dicho modelo es considerar que tanto los consumidores como las empresas tienen toda la
información sobre precios y características de los bienes y servicios del mercado. Se dice entonces que hay
información perfecta (si no es así se dice que hay información imperfecta). Con información perfecta los
consumidores tendrían que conocer, entre otras cosas:
• Todos los bienes que tienen a su disposición todas las tiendas y precios de venta.
• Todas las características de esos bienes: calidad, duración, etc.
• Además, conocerían todas sus preferencias, es decir, lo que les gusta cada bien.
Y las empresas conocerían:
• Todas las tecnologías existentes y cuál es la mejor.
• Cuál es la productividad de todos sus trabajadores e incluso la de todos los posibles a contratar.
• A qué precio pueden comprar los factores a cada uno de sus posibles proveedores, y todas las
1
características de sus proveedores.
• A qué precios pueden vender sus bienes no sólo hoy, sino en el futuro, etc.
1.2 Importancia del problema.− El supuesto de información perfecta no se da en la realidad. Pero eso no
implica que sean falsas todas las predicciones del modelo de competencia pura; por ejemplo, es
empíricamente contrastable que la introducción de una mayor competencia en el mercado disminuye los
precios y reduce los beneficios.
Por otro lado, aunque la información en los mercados sea imperfecta, hay mercados con un grado de
información mayor que otros. Por ejemplo, el mercado de valores se aproxima bastante a la información
perfecta que considera el modelo de competencia pura, ya que gracias a la informática se facilita la difusión
rápida y total de la información existente entre todos los participantes del mercado. Pero, incluso en este
mercado, sucede a veces que la información se difunde imperfectamente, como es el caso de que un individuo
consiga información privilegiada, es decir, antes que los demás.
En cambio, hay otros mercados en el que el grado de información es bajo, como es el caso del mercado del
trabajo.
1.3 La información que transmiten los precios.− En las economías capitalistas o de mercado, las decisiones
de producción y consumo se toman libremente por multitud de individuos a través del mercado. Esas
múltiples decisiones se coordinan a través del sistema de precios, cuyos principios son:
• Todo bien o servicio tiene un precio.
• Cuanto más se demanda un bien más sube su precio.
• Cuanto más se oferta un bien más baja su precio.
Los precios desempeñan un importante papel en la coordinación de la producción y en la transmisión de
información sobre escasez económica. Por ejemplo, la subida del precio de un bien es la información que
necesita la empresa para producir más de él, ya que es señal de que está escaseando porque ha aumentado la
demanda.
La empresa no necesita conocer detalladamente todo lo relacionado con los bienes que se intercambian en los
mercados. Por ejemplo, no necesita conocer los gustos de determinados consumidores, sino sólo el precio que
están dispuestos a pagar por cierto bien.
Sin embargo, existen algunos problemas de falta de información que los mercados no resuelven
satisfactoriamente, o a veces una información imperfecta les impide su correcto funcionamiento (como
veremos en este tema).
1.4 Los mercados de información.− La información es un bien escaso. Precisamente su escasez es lo que le
da valor. Las empresas y los consumidores están dispuestos a pagar por ella. Por tanto, podemos considerarla
como cualquier otro bien. Existe un mercado de información, y hay revistas que venden información
privilegiada sobre muchos bienes (automóviles, multimedia, etc.).
Los mercados de información son imperfectos. Una razón es que la información no es un bien como los
demás. Por ejemplo, cuando queremos comprar una silla, primero la examinamos, nos sentamos en ella, y si
no nos gusta no la compramos. Pero si compramos información, por ejemplo una revista especializada porque
estamos buscando un determinado bien, puede que no lo encontremos.
A veces es un problema de credibilidad. Por ejemplo, podemos pensar sobre la información que nos vende un
asesor de acciones en bolsa, para que compremos acciones de una empresa, que si él realmente cree que esas
acciones van a subir de cotización ¿Porqué no las compra él? ¿No será que no está seguro y prefiere arriesgar
2
nuestro dinero al suyo?
Examinaremos a continuación algunas consecuencias de la información imperfecta.
22. LA SELECCIÓN ADVERSAA
2.1 Concepto.− ¿Porqué un coche usado de pocos meses se vende por mucho menos que nuevo?. Hay una
explicación sencilla, basada en la información imperfecta.
El mercado de coches usados es un mercado con información perfecta asimétrica, ya que el vendedor sabe las
averías que ha tenido, frecuencia, etc., y el comprador no.
Aunque hay personas que les gusta conducir siempre coches nuevos y cambian de coche frecuentemente, el
caso más normal por el que se cambia de coche pronto es porque haya salido malo y se averíe mucho. El
comprador del coche no sabe si lo vende porque el anterior propietario es un caprichoso, o porque el coche es
un cacharro y se quiere deshacer de él. Si bajan los precios de los coches usados, las personas que seguirán
queriendo venderlos serán las que les hayan salido peores, mientras que los que tuvieran coches menos malos,
preferirán seguir con ellos antes de malvenderlos.
Eso significa que al bajar el precio empeora la calidad media de los que siguen ofreciéndose en el mercado.
Decimos que cuando baja el precio se produce el efecto de selección adversa, es decir, la proporción de
personas que deciden vender cambian negativamente a medida que baja el precio.
2.2 Consecuencias de la información imperfecta.− Los gráficos muestran las consecuencias de la
información imperfecta para el equilibrio del mercado de los coches usados.
En el gráfico de la izquierda se observa como a medida que aumenta el precio aumenta la calidad.
En el gráfico de la derecha aparece la curva de oferta, en la que a medida que aumenta el precio aumenta la
cantidad ofrecida (como cualquier curva de oferta). En cambio, la curva de demanda tiene una forma peculiar
con dos tramos: en el de pendiente negativa se comporta como una curva de demanda ordinaria, ya que al
bajar el precio aumenta la cantidad demandada de coches usados, pero cuando el precio desciende por debajo
de cierto nivel, esa curva de demanda pasa a tener pendiente positiva, es decir, a menor precio menor
demanda. Eso es debido a que la cantidad demandada depende, no sólo del precio, sino también de la
calidad. Si ésta se deteriora rápidamente a medida que baja el precio, la cantidad demandada
disminuye.
3
Los compradores saben que hay unos vendedores que venden el coche en buen estado, pero también hay otros
que los venden en mal estado. Y como no pueden saber si el coche es bueno o es malo, lo que hacen es que si
el precio es bajo no compran.
Una de las consecuencias de los mercados de información imperfecta asimétrica es que puede haber
relativamente pocos compradores y vendedores, muchos menos que si hubiera información perfecta; se
denominan que son mercados estrechos. En algunas ocasiones pueden ser tan estrechos que no existan; se
denominan, entonces, mercados incompletos.
2.3 Posibles soluciones al problema de la información imperfecta.− Vamos a ver dos tipos de soluciones:
2.3.1 Señales: Si un coche es bueno, el fabricante puede convencer a los posibles compradores de que lo es.
Afirmar que es bueno no es suficiente ¿porqué iban a creerlo?. Pero si el fabricante ofrece una garantía de 5
años y 100.000 Km, eso sí da confianza en el producto. Esta garantía produce dos efectos en el comprador:
• Reducir el riesgo de tener que gastar en reparaciones.
• Aumentar su confianza en la calidad del coche, ya que cree que el fabricante no lo ofrecería sino
fueran escasas las probabilidades de que los automóviles tuvieran defectos.
Se dice que éste tipo de prácticas transmiten una señal de que el producto tiene más calidad. Otro ejemplo
sería: si no queda satisfecho le devolvemos su dinero.
2.3.2 Juzgar la calidad en función del precio: Los compradores cuentan con otro elemento para juzgar la
calidad de lo que van a comprar, el precio.
Hacen deducciones sobre la calidad de los bienes según el precio que se cobra. Por ejemplo, volviendo a la
compra de un coche usado, piensan que si el precio es bajo, la probabilidad de comprar un cacharro es mayor.
Esa forma de pensar de los consumidores la conocen las empresas, por lo que tienen presente que bajar el
precio de sus productos puede no ser la mejor manera de convencer a sus clientes.
2.4 El equilibrio del mercado en información imperfecta.− Volviendo a la figura que relaciona la calidad
con el precio, lo que más preocupa a los consumidores es la relación calidad−precio, que vamos a llamar
valor.
Ese valor viene dado por la pendiente de la línea que va desde el origen a los diversos puntos de la curva,
obteniendo su máximo en
, donde esa línea es tangente a la curva.
Volviendo a la curva de demanda, la cantidad máxima demandada se obtendrá para ese precio
, ya que es el correspondiente al máximo valor. Las empresas no bajarán el precio por debajo de
(que es lo que sucedería si la curva de demanda fuese una curva de demanda ordinaria), ya que eso significaría
vender menos, dado que la demanda deja de tener pendiente negativa para precios menores a
(debido a la información imperfecta).
Y como para
la cantidad ofrecida
es mayor que la demandada
4
, resultará que se mantendrá una situación de exceso de oferta de bienes, es decir, cuando hay información
imperfecta, el equilibrio no se encuentra en la intersección de las curvas de oferta y demanda, en contra de lo
que sucede en el mercado competitivo básico (competencia pura).
33. EL PROBLEMA DE LOS INCENTIVOSS
3.1 Definición.− Este es uno de los problemas económicos clave. Una sociedad no puede progresar sino se
motiva adecuadamente a los individuos para que actúen correctamente en el plano económico.
Existe un problema de incentivo cuando una persona no es recompensada por lo que hace, o cuando no tiene
que pagar todos los costes de sus actos. Como ejemplos del caso tenemos:
• Si en una empresa nacionalizada todas las pérdidas las asume el Estado, sin ningún tipo de restricción,
sus gestores pueden tener pocos incentivos para reducir costes.
• El problema del riesgo moral en el campo de los seguros: normalmente una persona suele tener menos
cuidado si está asegurada que si tiene que asumir todas las pérdidas.
• El problema de los incentivos de los gestores a sueldo de empresas: puede suceder que ante la falta de
incentivos adecuados, los objetivos particulares de estos gestores no coincidan con los de los
propietarios de la empresa, que normalmente son maximizar beneficios, con lo que puede que no se
consiga.
• En los mercados de productos, las empresas deben tener incentivos para producir artículos de calidad.
Pero de nuevo aparece un problema de información. Si los clientes pudieran conocer la calidad de los
productos que reciben, las empresas que produjesen bienes de más calidad podrían cobrar un precio
más alto, y ninguna podría producir impunemente bienes de mala calidad.
3.2 Soluciones para resolver los problemas de incentivos en economía de mercado.− Vamos a ver tres
tipos de soluciones:
3.2.1 Propiedad privada y precios: En las transacciones sencillas, los problemas de incentivos pueden
resolverse por medio de castigos y recompensas. Por ejemplo, encargamos que nos mecanografíen un trabajo
para dentro de una semana en 50.000 ptas., pero acordamos las condiciones de que por cada día que se retrase
la entrega le descontamos 5.000 ptas., y por cada error mecanográfico le descontamos 500 ptas. El trabajo
tiene incentivos para ser entregado a tiempo y sin errores.
Pero la mayoría de las transacciones son más complicadas, y los problemas de incentivos más difíciles.
La propiedad privada, unida al sistema de precios, es una posible solución a éste problema. Por ejemplo, el
problema de la falta de incentivos de los gestores a sueldo de una empresa, anteriormente mencionada, podría
resolverse si se hace depender parte de su retribución a la consecución de los objetivos que le marquen los
propietarios.
Es decir, se trata de establecer una relación entre los resultados de su gestión y lo que gana.
Otro ejemplo es la retribución de los agentes de venta, que también tienen dos componentes: una fija y otra en
función de sus ventas.
3.2.2 Contratos: Intentan resolver el problema de los incentivos especificando lo que hará cada una de las
partes en cada situación. Normalmente tienen cláusulas de contingencia. Por ejemplo, si hay una huelga puede
posponerse la entrega del bien contratado. Pero es imposible prever todas las posibles contingencias, por muy
detallado que sea el contrato, por lo que muchos de ellos acaban en los tribunales.
5
La mayoría de los contratos permiten retrasos en la entrega, pero con una sanción, que es lo que da al
proveedor el incentivo necesario para entregar el producto puntualmente.
Algunos contratos contienen disposiciones que permiten a las partes rescindirlos a condición de pagar una
multa. Otras veces puede suceder que no contengan este tipo de disposiciones y que, por variar las
circunstancias, al proveedor no le interese cumplirlos y prefiera pagar la sanción que le impongan los
tribunales.
Los contratos, al gestionar lo que tienen que hacer las partes en cada circunstancia, contribuyen a resolver el
problema de incentivos, pero son incompletos y a veces de costosa aplicación, por lo que constituyen una
solución imperfecta al problema de los incentivos.
3.2.3 Reputación: Desempeña un papel muy importante en la creación de incentivos en las economías de
mercado. Constituye una especie de garantía, aunque no se trate de los del tipo le devolvemos su dinero si no
queda satisfecho. El incentivo de mantener la reputación es lo que da a las empresas aliciente para producir
bienes de calidad.
Para que la reputación sea un mecanismo eficaz, las empresas deben de perder algo si estos disminuyen (ese
algo son beneficios), ya que para que la reputación dé incentivos debe haber beneficios, es decir, los precios
ser superiores a los costes. Estos beneficios son rentas derivadas de la reputación, es decir, rendimientos que
obtiene la empresa por tener esa reputación.
En las industrias de bienes de consumo duradero (coches, electrodomésticos, etc.) la calidad es muy variable y
difícil de detectar antes de comprar el bien; en estas industrias las ventas derivadas de la reputación son muy
importantes. Se trata de bienes cuya marca suele ser importante.
En estos mercados la competencia no suele bajar los precios porque los consumidores saben que los precios
bajos suelen estar asociados a baja calidad, ya que las empresas no tienen incentivos a mantener su reputación
para precios bajos.
Luego en los mercados donde la información es imperfecta y donde la reputación es sinónimo de calidad, el
precio debe ser superior al coste marginal. En cambio, en los mercados de competencia pura, donde la
información es perfecta, la competencia reduce el precio al coste marginal. Vemos, pues, otra diferencia entre
los mercados en donde la información es imperfecta, y aquellos otros donde la información es perfecta.
Vamos a ver dos formas de reputación:
3.2.3.1 Como barrera de entrada.− La necesidad de ganarse una reputación constituye una importante
barrera de entrada y limita el grado de competencia en las industrias con mercados en los que la información
es imperfecta.
A la hora de elegir entre comprar un producto de una empresa con reputación o el de otra nueva, aunque tenga
el mismo precio, lo normal es elegir el conocido. La empresa nueva tendrá que rebajar mucho el precio, y tal
vez ofrecer algún tipo de garantía. Posiblemente tendría que emprender una campaña publicitaria; por todo
ello, la entrada le resultaría muy cara.
3.2.3.2 Compromiso y reputación.− La reputación desempeña un importante papel en la creación de
incentivos para cumplir compromisos. Si no se cumplen los compromisos disminuye la reputación y, por
consiguiente, disminuyen los clientes y los beneficios.
Por ejemplo, un contratista que se comprometa a entregar una casa para una fecha, aunque puedan surgir
contingencias que le impidan cumplir su compromiso, se entiende que hará todo lo posible para entregarla lo
6
más pronto posible. Él sabe que si sistemáticamente no cumple sus compromisos, su reputación peligra, y eso
le puede suponer serias dificultades para seguir contratando un trabajo.
44. EL PROBLEMA DE LA BÚSQUEDAD
4.1 Introducción y análisis gráfico.− Un problema básico de información es que tanto las economías
domésticas como las empresas necesitan averiguar cuáles son sus conjuntos de oportunidades. Así, las
economías domésticas deben conseguir información sobre los bienes que hay en el mercado, sus precios y
dónde se encuentran, que oportunidades de empleo hay, dónde invertir el dinero, etc. Las empresas deben
conseguir información sobre la demanda a la que se enfrentan, dónde y a qué precio pueden conseguir factores
productivos, etc.
En el modelo competitivo básico (competencia pura) un mismo bien se vende al mismo precio en todas partes.
Pero en la realidad, sabemos que en el mercado aparece una dispersión de precios para bienes esencialmente
iguales, aunque a veces la razón de la diferencia de precios se deba a que son de distinta calidad.
Si la búsqueda no tuviera costes, ninguno que cobrara precios superiores al más bajo tendría clientes.
La dispersión de precios, unida a las diferencias de calidad, obliga a las economías domésticas y a las
empresas a gastar energía en buscar los precios más bajos y los valores más altos. El proceso mediante el cual
se recoge este tipo de información se llama búsqueda.
La búsqueda es una actividad costosa, y como es costosa dejamos de buscar antes de disponer de toda la
información.
Supongamos que necesitamos comprar un ordenador, pero nos preocupa que si lo compramos en la primera
tienda posteriormente veamos que podíamos haberlo comprado más barato en otra tienda.
En la figura, en el eje de abscisas representamos la cantidad de búsqueda, medida por el tiempo dedicado a
ella, y en ordenadas el beneficio marginal esperado. Éste disminuye conforme aumenta la búsqueda, ya que en
general buscamos primero donde esperamos encontrar las mejores ofertas, y después lo hacemos donde
tenemos peores perspectivas.
El coste marginal de la búsqueda aumenta conforme aumenta ésta, simplemente por el hecho de que cuánto
más tiempo le dedicamos menos nos queda para dedicarnos a otras cosas. La cantidad de búsqueda elegida
será donde el beneficio marginal es igual al coste marginal, que supondría un tiempo
. Un aumento de la dispersión de precios (o de la calidad), normalmente eleva el rendimiento de la búsqueda.
7
Hay más probabilidades de encontrar una oferta mejor y que sea mayor la diferencia entre una compra buena
y una mala. Por lo tanto, la curva de beneficio marginal se desplaza hacia la derecha, aumentando el tiempo de
búsqueda a
.
4.2 La búsqueda y la competencia imperfecta.− Las empresas saben que la búsqueda es costosa y se
aprovechan de ella. Saben que no perderán a todos sus clientes si suben los precios y, por la misma razón, si
por ejemplo una tienda baja algo sus precios, tampoco atraerá a todos los clientes de las demás. Estos tienen
que enterarse y eso lleva tiempo. Además, incluso pueden preguntarse si la calidad es la misma o el tipo de
servicio, etc.
Por lo tanto, el hecho de que la búsqueda sea costosa significa que la curva de demanda a la que se enfrenta la
empresa tiene pendiente negativa, es decir, que puede subir algo el precio de su producto sin perder a todos
sus clientes. O sea, administra sus precios, o tiene cierto poder de mercado: la competencia es imperfecta.
Recordemos, en cambio, que en competencia pura la curva de demanda de una empresa era horizontal, ya que
no podía modificar el precio (era precio−aceptante):
4.3 La búsqueda y los intermediarios que proporcionan información.− Algunas empresas recogen
información y actúan de intermediarios entre productores y consumidores. Estas empresas forman parte del
mercado de información, y ahorran costes de búsqueda a sus clientes.
Seleccionan entre muchos productores, escogiendo las mejores ofertas y los tipos de bienes que más gustan a
sus clientes, los cuales aunque sigan teniendo problemas de búsqueda es mucho menor que si tuvieran que
escoger directamente entre los productores.
55. LA PUBLICIDADD
5.1 Clasificación.− Los consumidores disponen de información incompleta, las empresas lo saben y
suministran información a sus posibles clientes sobre las características de sus productos por medio de la
publicidad, en la que gastan un porcentaje de sus ingresos. Se suelen distinguir dos tipos de publicidad:
• Informativa.− Cuyo objetivo es suministrar a los consumidores información sobre los precios de los
bienes, características, etc.
− Persuasiva.− Cuyo objetivo suele ser convencer a los consumidores que el producto o marca X es el mejor,
y que se diferencia por sus características de los demás. Mas que informar, trata de inducir a los consumidores
de que hay diferencias entre los bienes, cuando puede que no la haya, por lo que a veces es engañosa. Otras
veces el objetivo es hacer que los consumidores midan el producto X con buenos ojos.
5.2 La publicidad y la competencia.− La publicidad es tanto una causa como una consecuencia de la
competencia imperfecta.
Es una causa porque la publicidad contribuye a crear una barrera de entrada. Recordemos en el tema 1º que la
publicidad aumentaba el volumen de producción que permitía a las empresas conseguir economías de escala,
dando así ventaja a las empresas que vendan mucho, frente a las que vendan poco, que serían las nuevas.
Es un efecto de la competencia imperfecta porque si tuviéramos una industria en competencia perfecta en
donde todas las empresas produjeran un bien idéntico, a ninguna se le ocurriría anunciarlo, ya que su gasto
beneficiaría a todas las demás. Por ejemplo, nunca hemos visto anuncios de trigo.
8
5.3 La publicidad y los beneficios.− El objetivo básico de la publicidad es desplazar la curva de demanda a
la derecha, con el propósito de aumentar los beneficios, captando clientes de empresas rivales o haciendo que
clientes de otros productos gasten más en ese bien.
La influencia de la publicidad en los beneficios puede representarse gráficamente.
Para simplificar supongamos que la curva de coste marginal es horizontal y, por lo tanto, igual al coste medio.
Supongamos que la empresa aumenta sus gastos de publicidad, consiguiendo que su curva de demanda inicial
se desplace hacia la derecha hasta
. Con ello el beneficio inicial, que es:
pasará a ser
A ese aumento de beneficios habrá que restarle el incremento de los gastos de publicidad, para obtener el
aumento neto de beneficios.
Hemos supuesto que sólo una empresa de esa industria aumenta sus gastos en publicidad, y las demás
mantienen la que tenían. El análisis se complica si tenemos en cuenta las reacciones de los rivales. En la
medida que las demás, también, aumentan sus gastos de publicidad puede suceder, incluso, que la curva de
demanda de cada empresa no varíe si los resultados de la publicidad son similares (una publicidad anula a
otra), y lo único que haya conseguido cada empresa es disminuir los beneficios por el aumento de los gastos
en publicidad, es decir, si las empresas en lugar de luchar hubieran acordado no hacer publicidad estarían
mejor.
5.4 La importancia de la información imperfecta.− A pesar de los avances de la informática, rara vez se
tiene toda la información deseable, por mucha que se tenga. Así los grandes establecimientos comerciales
tienen compradores que continuamente están buscando nuevos proveedores; los investigadores de mercado
tratan de determinar el mercado potencial de un nuevo producto, etc.
La información no solo es imperfecta sino que también es asimétrica. Así hemos visto que los vendedores de
coches usados saben más sobre el problema de los coches que venden que sus compradores; el trabajador que
9
solicita un empleo sabe más sobre sus puntos fuertes y débiles que las personas que la entrevista.
Los autores están de acuerdo de las imperfecciones de la información que modifican fundamentalmente el
comportamiento de los individuos y los mercados.
Las empresas y los individuos compensan la escasez de información. En muchos mercados en los que existen
problemas de selección adversa y riesgo moral, las empresas ajustan los precios para que transmitan el grado
de calidad. Las personas y las empresas pueden tratar de transmitir información sobre sus características y su
trabajo para labrarse una reputación.
66. EL ESTADO Y LA INFORMACIÓNN
Cuando los mercados no son competitivos no sólo hay una pérdida de eficiencia, sino que también puede
haber otros fallos del mercado como consecuencia de la información imperfecta.
Recordemos que fallo de mercado significa que el mejor resultado posible no ha ocurrido, como puede ser el
que no se hayan alcanzado ciertos objetivos sociales, como por ejemplo la protección del consumidor.
Los Estados aprueban leyes para defender a los consumidores de la desinformación. Así, en algunos países se
han declarado ilegales las prácticas comerciales engañosas, y se han creado organismos que velan. Por
ejemplo, para que la publicidad no sea falsa, o que no se engañen a los consumidores con lo que se indica en
los envases respecto a su contenido, o que se figure la fecha de caducidad, o que se advierta a los
consumidores del peligro por utilizar ciertos productos, como el tabaco, etc.
La prohibición de la publicidad engañosa plantea el problema de que es muy difícil trazar una frontera clara
entre lo que es persuasión y lo que es engaño, y entre lo que es publicidad informativa y no informativa.
3. LA INFORMACIÓN IMPERFECTA EN EL MERCADO DE PRODUCTO
33
10
11
Descargar

El mercado y la información

PublicidadInformaciónIncentivosSelección inversa