Definición:
Un insecticida es un compuesto químico utilizado para matar insectos, mediante la
inhibición de enzimas vitales. El origen etimológico de la palabra insecticida deriva del
latín y significa literalmente matar insectos. Es un tipo de biocida.
Los ácaros no son insectos y pueden ser inmunes a algunos insecticidas (se eliminan con
productos específico, los acaricidas).
Los insecticidas son los agrotóxicos, plaguicidas encargados de terminar no sólo con
microorganismos, bacterias y hongos, sino también de exterminar todo tipo de plagas.
Características de un insecticida ideal:
1. Gran especificidad. El producto solo afecta al organismo daña dejando indemnes al
resto de seres vivos y al medio ambiente.
2. Baja toxicidad en humanos. El producto reviste un riesgo bajo tanto para sufrir
intoxicaciones agudas como a exposiciones a bajas dosis.
3. Baja dosis letal. El insecticida es efectivo con poca cantidad.
4. Bajo coste. El producto tiene que ser barato de bajo costo.
5. De Característica latente El insecticida permanece en el lugar durante un período de
tiempo matando a todo lo que se cruza.
Obviamente estas características raramente están presentes en un mismo producto.
Utilización:
Los insecticidas se utilizan en los siguientes ámbitos:






agricultura
ganadería
construcción
veterinaria
medicina
control de plagas
Forma de actuación
Los insecticidas pueden hacer acción sobre uno o diferentes de los estados de desarrollo del
artrópodo y se pueden consideran ovicidas, larvicidas y adulticidas respectivamente si eliminan
los huevos, la larva o el adulto.
Los insecticidas pueden entrar en contacto con el insecto a través de la alimentación cuando
tocan al insecto o vuelan en aire contaminado, lo más habitual, de forma combinada. La forma
más moderna y efectiva de actuación, en caso de plantas, es la introducción del insecticida en
el interior de la planta y a través de los vasos conductores repartirse por toda la planta y la
convierten en venenosa para la plaga. Así tenemos:




Insecticidas de ingestión
Insecticidas de contacto
Insecticidas combinados de ingestión y contacto
Insecticida sistémico
La acción del insecticida sobre el organismo puede ser la muerte a corto o medio plazo. A
veces, provoca que dejen de comer o impiden la metamorfosis del insecto que a más largo
plazo implica la muerte.
Efectos secundarios en el ser humano:
Como todos sabemos, los plaguicidas están diseñados para destruir determinados seres vivos
que a la vez pueden ser organismos, siendo muchas veces no selectivos al cumplir su función,
pudiendo ocasionar efectos no deseados en otros seres vivos, incluyendo al ser humano.
Pueden contaminar tanto el aire, el agua, los alimentos, el suelo, como exterminar al resto de
los seres vivos, sean animales o plantas, además del dañar gravemente a los seres humanos.
Algunos son persistentes y yacen largos lapsos de tiempo en el ambiente antes de
desintegrarse, acumulándose en los tejidos de los organismos vivos, cuando estos respiran,
beben líquidos o ingieren alimentos. Algunos no se descomponen por los mecanismos
naturales de desintoxicación. No siempre permanecen donde fueron aplicados. Algunos
pueden viajar rápidamente largas distancias arrastrados por el viento y el agua, incluso a zonas
remotas del planeta. La forma usual de entrada al organismo de un plaguicida es por
contacto directo con la piel, pero también pueden entrar por los ojos, la boca
(especialmente en los niños) y por los pulmones. La exposición a agrotóxicos puede causar
irritación, dermatitis, cambios de coloración de piel, quemaduras, náuseas, vómitos, diarrea,
irritación, polipnea, edema pulmonar arritmias, falla cardiaca, edema pulmonar, mareos,
alteraciones de estado de conciencia. Los síntomas de intoxicación por plaguicidas pueden ser
confundidos con resfriados, gripes o alergias. Pueden aparecer horas, días o, muy rara vez,
semanas después de la exposición.
Se ha demostrado que el contacto extendido del ser humano con insecticidas puede producir
indigestión, dolores de cabeza, vómitos, manchas en la piel y dolor en los ojos. También puede
ocasionar reacciones alérgicas.
Clasificación
Los plaguicidas pueden clasificarse atendiendo a diversos aspectos:
Según el destino de su aplicación pueden considerarse:






Plaguicidas de uso fitosanitario, productos fitosanitarios: destinados a su utilización en
el ámbito de la sanidad vegetal o el control de vegetales.
Plaguicidas de uso ganadero: destinados a su utilización en el entorno de los animales
o en actividades relacionadas con su explotación.
Plaguicidas de uso en la industria alimentaria: destinados a tratamientos de productos
o dispositivos relacionados con la industria alimentaria.
Plaguicidas de uso ambiental: destinados al saneamiento de locales o establecimientos
públicos o privados.
Plaguicidas de uso en higiene personal: preparados útiles para la aplicación directa
sobre el ser humano.
Plaguicidas de uso doméstico: preparados destinados para aplicación por personas no
especialmente calificadas en viviendas o locales habitados, es el más peligroso, ya que
alrededor de 10 millones de personas mueren a causa de vectores.
Según su acción específica pueden considerarse:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
Insecticida
Acaricida
Fungicidas
Desinfectante y Bactericida
Herbicida
Fitorregulador y productos afines
Rodenticida y varios
Específicos post-cosecha y simientes
Protectores de maderas, fibras y derivados
Plaguicidas específicos varios
Según el estado de presentación o sistema utilizado en la aplicación:






Gases o gases licuados.
Fumigantes y aerosoles.
Polvos con diámetro de partícula inferior a 50 µm.
Sólidos, excepto los cebos y los preparados en forma de tabletas.
Líquidos.
Cebos y tabletas.
Según su constitución química, los plaguicidas pueden clasificarse en varios grupos, los más
importantes son:











Arsenicales.
Carbamatos.
Derivados de cumarina.
Derivados de urea.
Dinitrocompuestos.
Organoclorados.
Organofosforados.
Organometálicos.
Piretroides.
Tiocarbamatos.
Triazinas.
Algunos de estos grupos engloban varias estructuras diferenciadas, por lo que, en caso de
interés, es posible efectuar una subdivisión de los mismos.
Según su grado de peligrosidad para las personas, los plaguicidas se clasifican de la
siguiente forma:
1. De baja peligrosidad: los que por inhalación, ingestión o penetración cutánea no
entrañan riesgos apreciables.
2. Tóxicos: los que por inhalación, ingestión o penetración cutánea puedan entrañar
riesgos de gravedad limitada.
3. Nocivos: los que por inhalación, ingestión o penetración cutánea puedan entrañar
riesgos graves, agudos o crónicos, e incluso la muerte.
4. Muy tóxicos: los que por inhalación, ingestión o penetración cutánea puedan entrañar
riesgos extremadamente graves, agudos o crónicos, e incluso la muerte.
La clasificación toxicológica de los plaguicidas en las categorías de baja peligrosidad,
nocivos, tóxicos o muy tóxicos se realiza atendiendo básicamente a su toxicidad aguda,
expresada en DL50 (dosis letal al 50%) por vía oral o dérmica para la rata, o en CL 50
(concentración letal al 50%) por vía respiratoria para la rata, de acuerdo con una serie de
criterios que se especifican en las normas y leyes competentes, atendiendo principalmente a
las vías de acción más importantes de cada compuesto.
Insecticida biológico
También denominados bioinsecticidas, son productos de origen natural o incluso organismos
vivos que sirven también para el control de insectos. Se diferencian de los insecticidas
sintéticos en su origen natural, son menos agresivos contra el medio ambiente, no suelen ser
tóxicos para organismos superiores y plantas.
Los plaguicidas y el medio ambiente
Los plaguicidas son compuestos que se utilizan para prevenir, mitigar, repeler o controlar
alguna plaga de origen animal o vegetal. Se aplican durante la producción, el almacenamiento,
el transporte, la distribución y la elaboración de productos agrícolas y sus derivados.
La principal fuente de contaminación del ambiente por el uso de plaguicidas es el residuo que
resulta de su aplicación. Aunque su aplicacion se restinja a zonas determinadas, su dispersion
es universal. Se han encontrado restos de plagicidas incluso en locaciones tan remotas como
la Antártida.
El factor más importante que influye sobre la persistencia de un compuesto es la naturaleza
química del mismo. Estas propiedades son: solubilidad en agua, volatilidad, estabilidad química
y biológica.
Los insecticidas organoclorados, debido a su estructura química, resisten la degradación
química y bacteriana. Cuando son liberados permanecen inalterados por largo tiempo en el
ambiente. Como son sustancias poco solubles en agua se evaporan pasando al aire o
uniéndose a las partículas del suelo, como vapor o polvo. Pueden ser transportados grandes
distancias y nuevamente ser depositados a través de lluvias sobre la tierra o aguas
superficiales.
Desde las aguas superficiales, estas sustancias tienden a ser absorbidas por pequeños
organismos llamados plancton entrando de esta manera en los niveles más bajos de la cadena
alimentaria. Como los animales superiores y los peces comen a estos pequeños animales los
contaminantes pasan a lo más alto de la cadena trófica.
El último eslabón de la misma puede ser el hombre cuando se alimenta de peces
contaminados. Como estas sustancias se acumulan en las grasas de un organismo su
concentración va aumentando en cada etapa de la cadena.
El aumento de la concentración del contaminante en los tejidos animales en cada etapa de la
cadena se lo conoce como biomagnificación.
Efectos ambientales
El uso de pesticidas crea una serie de problemas para el medio ambiente. Más del 98% de los
insecticidas fumigados y del 95% de los herbicidas llegan a un destino diferente del buscado,
incluyendo especies vegetales y animales, aire, agua, sedimentos de ríos y mares y alimentos.
La deriva de pesticidas ocurre cuando las partículas de pesticidas suspendidas en el aire son
llevadas por el viento a otras áreas, pudiendo llegar a contaminarlas. Los pesticidas son una de
las causas principales de la contaminación del agua y ciertos pesticidas son contaminantes
orgánicos persistentes que contribuyen a la contaminación atmosférica.
En adición, el uso de pesticida reduce la biodiversidad, reduce la fijación de nitrógeno,
contribuye al declive de polinizadores (reducción de los polinizadores en muchos ecosistemas,
desde finales del siglo 20), destruye hábitats (especialmente para aves), y amenaza a especies
en peligro de extinción. También ocurre que algunas pestes se adaptan a los pesticidas y no
mueren. Lo que es llamado resistencia a pesticidas, para eliminar la descendencia de esta
peste, será necesario un nuevo pesticida o un aumento de la dosis de pesticida. Esto causara
un empeoramiento del problema de contaminación del ambiente.
Descargar

Insecticida biológico

Plaguicidas e insecticidas

Plaguicidas e insecticidas

ClasificaciónInsectosPlagasFumigantesToxicidadQuímicaVenenos

La capacidad de las malas hierbas a permanecer en un... Producción de semillas y larga vida. •

La capacidad de las malas hierbas a permanecer en un... Producción de semillas y larga vida. •

AbonoJardínCiclosAtomizadoresMalas hiervasNebulizadoresCultivoMétodos químicosEspacios verdesPulverizadoresDañosPlagasPlantasSubstanciasPlaguicidasFertilización

Seminario de titulo Primeros auxilios Expositor : Freddy Berrios

Seminario de titulo Primeros auxilios Expositor : Freddy Berrios

FracturasReanimación cardio pulmonarQuemadurasHemorragiasVías circulatoriasManiobra de HeimlichIntoxicacionesAtención médica prehospitalaria

Contaminación medio ambiente

Contaminación medio ambiente

ErosiónTalaSueloQuemaProblemas medioambientalesBiologíaDesertizaciónPlaguicidasPesticidas

Compuestos orgánicos persistentes

Compuestos orgánicos persistentes

ContaminantesEcología y Medio Ambiente AgrarioDaños ecológicos y alternativasPesticidas