-¿Cómo nacieron las flores de Saint Germain, Neide?
-En 1990 hubo grandes cambios en mi vida. Yo era una artista plástica reconocida, con
premios internacionales en Roma, Mónaco…, y fue precisamente en la capital italiana
que descubrieron cómo la metafísica encarnaba en mis obras. También hacía trabajos de
arquitectura, además de diseño; resumiendo, tenía una vida tranquila, casada, con dos
hijos. Pero ocurrió un cambio difícil de entender, al menos para mí. Estaba con
proyectos muy importantes y lo dejé todo. Por primera vez había tomado flores de
Bach, y hallé en mí un aspecto de sintonizadora. Me vi trabajando con Clematis (una de
las flores del sistema terapéutico creado por Edward Bach). Entonces, a través de libros,
comencé a conectarme con la Fraternidad Blanca y otros grupos, para finalmente
encontrar lo que sería una “biblia” para mí: el Libro de Oro de Saint Germain.
-¿Ese cambio qué significó para Ud. concretamente?
-Dejé de comer carne de todo tipo, pasé dos y medio años limpiando y purificando el
cuerpo físico. Empecé a meditar tres veces por día, y a ser muy disciplinada. Todo
ocurría muy rápidamente. Así apareció la primera flor, la Unitatum. Tuvo que pasar
algún tiempo hasta que supe por qué inicié mi trabajo con ella: esta esencia es indicada
para aquellas personas que sufrieron un rechazo; yo fui la cuarta hija de un matrimonio
que esperaba un hijo varón, y quiero dejar claro que mi madre fue una buena
progenitora… Bien, a partir de esa esencia luego vinieron las demás, siempre a través de
una sintonización entre mí y los devas (ángeles).
-Cada flor tendrá una historia detrás, seguramente…
-Sí. Habitualmente, en la noche me venía información en sueños que posteriormente me
servía para elaborar las flores. Un domingo, a las 6 de la mañana, me levanté para
meditar y después tomé el péndulo para trabajar, como hacía siempre, pero en aquella
ocasión no funcionó. ¿Qué pasó? Pues una amiga que vivía en su quinta en el interior
del estado de San Pablo me llamó temprano. Quería que viera unas flores bellísimas
porque imaginaba que yo podía descubrir en ellas cualidades de sanación. Tenía razón,
y así surgió el Allium. Muchas de las flores que integran los sets provienen la Mata
Atlántica, Sierra de Mantiqueira y ciudades de los alrededores de San Pablo.
-¿Cuáles son las virtudes de estas esencias que ha concebido?
-Este sistema es el único que trabaja con los doce rayos (solares, de conciencia solar,
según la escuela de Saint Germain), mientras que otros sólo lo hacen con la
personalidad. Así como Jung hacía hincapié en el inconsciente, ahora damos un paso
más en el campo de la conciencia para el autoconocimiento, elevando al individuo al
mundo espiritual. No hay catarsis en quienes las toman y frecuentemente en un par de
días la persona ya se encuentra bien.
-¿Se complementan con otros sistemas?
-No hay que mezclarlas con otros tipos de esencias. Si usas otro, termina con ese
sistema y luego utiliza las de Saint Germain, solamente, porque es otra energía, más
elevada. No se necesita tampoco cambiar la alimentación, o practicar meditación. Yo sí
lo necesito para sintonizar y realizar mi trabajo. Y aún sigo con el mismo ritmo de vida
después de ese gran cambio que cité.
-¿Cómo es un día de su vida?
-Mi casa está en San Bernardo del Campo, muy cerca de la ciudad de San Pablo.
Estudio inglés, leo, escribo, en particular los libros que próximamente saldrán
publicados. En ellos hablaré de cinco nuevas esencias, y que en total son 21. Realizo
también muchas actividades en el laboratorio que funciona junto a mi casa, que en los
comienzos estaba en mi casa. Todo ha pasado muy rápido.
-Hay una fórmula que últimamente suscita gran interés entre quienes adhieren a
su sistema. ¿Cuál es?
-Sí, en Estados Unidos y otros muchos países, se está utilizando una flor que descubrí,
muy humilde, que crece entre la mata próxima a las ciudades, a través de los devas con
las energías de los valles. Es indicada para la mujer que cuando sabe que está
embarazada y que piensa que no quiere ese hijo, aunque dos segundos después cambie
de opinión. En esa pequeña fracción de tiempo ocurre un corte energético, por shock, en
el cuerpo etérico del niño. Para tratar estos casos, que luego se convertirán en niños
hiperactivos, se utiliza una fórmula con la Leucantha. La fórmula actúa en personas que
han sufrido ese rechazo inicial, que han tenido una crianza triste, y que incluso con el
tiempo no conocen su vocación, dudan de sus habilidades y no saben cuáles son sus
talentos. Me llega información de distintos terapeutas en todo el mundo que me
comentan la importancia de esta flor en el proceso de sanación del planeta. Ahora uno
de los puntos principales es la sanación de la relación madre-hijo.
Y no solo hablo de la madre física sino del arquetipo de la madre, y de la Gran Madre, o
Madre Universal.
-¿En su país ha logrado un reconocimiento oficial?
-La Seguridad Social reconoce las Flores de Saint Germain como terapia. Por otra parte,
también trabajo para la atención en el problema del sida y desde hace algún tiempo en
personas que han tenido trasplantes de órganos.
Mi hija Talita, colaboró en un hospital de Sao Pablo en la sección de transplantados y
consiguió mejorar mucho la calidad de vida de las personas trasplantadas con un
preparado compuesto por dos flores: lotus/magnolia, que consigue separar las energias
de la persona que recibe el trasplante con el donante por tanto no provocaba tanto
rechazo. Posteriormente con un equipo que consiguió en Rusia, y que saca imágenes de
los cuerpos sutiles, aura, etc, consiguió entender porqué, me explico cuando se hacia la
fotografía al trasplantado con la cámara rusa, la energía del donante se veía al lado de a
persona, después de tomar el remedio floral, esta energía desaparecía.
Con una fórmula, y mediante comprobación de un equipo que capta la energía sutil de
origen ruso, se provoca la separación de las energías de donante y receptor.
-Y en casos de autismo?
-Los casos de autismo están relacionados con metales pesados, Tengo dos florales que
remueven metales pesados, en México hay un trabajo muy interesante. La mujer tenía
muchos metales pesados en el embarazo, luego se vacuna con la triple que contiene
también metal pesado, mercurio, y esto afecta a los niños. Dos florales, canela y avena
salvaje se dedican a eliminar estos metales pesados.
-¿Está en contra de la vacunación? Solo digo que si se decide vacunar a un niño es
conveniente luego eliminar de su organismo los metales pesados que contienen estas
vacunas como el mercurio y existen dos florales que lo permiten, igual que existen
florales para eliminar los venenos químicos y las radiaciones de las ondas
electromagnéticas.
-Se utilizan las flores de Saint Germain también para el crecimiento espiritual?
Yo llegue a través de ese autoconocimiento al “conócete a ti mismo” que tantos sabios
han predicado e incluso el Dr Bach. Este conocimiento me lleva a darme cuenta y es
una enseñanza que debe ser básica para todos, que ya no es tiempo de maestros ni de
gurús, sino de un conocimiento pleno de uno mismo a través del corazón. Esta
autoconocimiento me entregó la comprensión de que mi alma viene siendo guiada,
modelada y forjada y que ahora en esta esfera terrenal me recuerdo siempre viviendo
con el ansia de liberarme de los conflictos creados por la materialidad y sus
consecuentes trampas.
-Cómo actúan las flores?
Ciertas flores que son muy elevadas energéticamente actúan en nosotros expandiendo la
consciencia, penetrando por los los chakras y también por medio de la mente. Las
personas comienzan a observar, crear y desarrollar su propio senso de valores,
valorizando lo más ideal y lo espiritual y no tanto lo material. Pasan a ver la materia, su
cuerpo y su personalidad, como instrumentos al servicio de la evolución de su propia
consciencia.
-Algo complicado en un mundo tan material?
Existen algunas flores que trabajan esto precisamente, la corrupción, una flor como
wedelia, o heliconia, que es una flor muy bella que nos enseña a valorar lo que llevamos
dentro por encima de nuestro aspecto exterior.
Pero hay otras, como populus panicum que se trabaja mucho en estos momentos, es un
floral que trabaja el miedo colectivo, cosas como miedo a una pandemia, miedo al
terrorismo, miedo a un desastre natural, objetivamente no son cosas que a priori nos
formen parte de nuestra vida cotidiana pero a través de los medios de comunicación nos
ponemos en contacto con ese egregor, es decir forma de pensamiento y caemos presa de
pánico, y el pánico se extiende….
-Respecto a las pandemias…
Es curioso pues tengo una fórmula para la gripe, y el año pasado pude crear una receta
para la gripe A y lo curioso es que la fórmula que en meditación cree para la gripe A no
tiene las flores que yo llamo antibióticas y que forman parte de los florales de Saint
Germain como allium (ajo) o limao (limón), esto me hizo pensar que era una gripe
creada, no era natural.
-Para finalizar, cual es la característica más esencial de los florales de este sistema?
Son florales que trabajan la metafísica, es decir los 12 rayos de la metafísica de Saint
Germain, así las flores se engloban en cada unos de estos rayos, a cada rayo le
corresponde un color, y el color forma la vibración de la planta, junto una característica
divina que puede ser por ejemplo: protección, pureza, belleza, perfección, etc.
Los terapeutas destacan tanto su gran nivel vibracional, su capacidad de sanación del al
ma y su fuerza para sanar en el físico. También su rapidez de acción.
Descargar

-¿Cómo nacieron las flores