Utilización de la cebada en la remediación de suelos
contaminados con metales pesados
A.González* , J. Alonso, M.C. Lobo
Dpto. de Investigación Agroambiental. IMIDRA. 28800- Alcalá de Henares (Madrid)
* [email protected]
La contaminación de suelos por metales pesados es un serio problema para el medio
ambiente ya que la concentración excesiva de metales en el suelo supone riesgos
para la salud de las personas, animales y de las plantas. La habilidad de las plantas
terrestres para absorber contaminantes de la rizosfera y traslocarlos al tallo ha hecho
que las investigaciones encaminadas a la utilización de plantas superiores para
remediar suelos contaminados con metales pesados se halla incrementado en los
últimos años. El uso de cultivos para fitorremediación tiene la ventaja de su capacidad
para producir cantidades de biomasa altas y adaptabilidad a distintas condiciones
ambientales. Sin embargo, para ser eficaces deben ser tolerantes a los contaminantes
y acumular cantidades significativas de los elementos tóxicos en sus tejidos
La fitoextracción de metales es una técnica prometedora aplicable a suelos leve o
moderadamente contaminados y una alternativa a las técnicas de descontaminación
ex situ que son muy caras e inaceptables desde el punto de vista ecológico.
Con el fin de estudiar la capacidad de los cultivos para remediar suelos contaminados
por metales pesados se planteó un ensayo en invernadero con dos variedades de
cebada, Pedrezuela y Reinette, expuestas a distintas concentraciones de Zn, Cd y Cr.
Se midieron parámetros de crecimiento, contenido en clorofilas y fluorescencia de la
clorofila en los estados de hoja bandera, antesis y llenado del grano, así como la
concentración de metal acumulado en la parte aérea de la planta, en la raíz, en el
grano y en el suelo, una vez realizada la cosecha.
La cantidad de metal acumulado en la planta fue mayor al aumentar la concentración
del metal aplicado en las dos variedades y para los tres metales utilizados. La cantidad
de metal acumulada en la raíz fue mayor que la acumulada en la parte aérea.
El Zn y el Cd no afectaron prácticamente al crecimiento de las plantas, pero los
tratamientos de Cr si fueron muy tóxicos, disminuyendo el crecimiento de la planta por
encima del 50% a las concentraciones más altas.
El contenido en clorofilas, medido como valores SPAD, y la fluorescencia de la clorofila
como Fv/Fm, fueron más altos en los estados de hoja bandera y antesis que en el
llenado del grano en los tratamientos de Zn y Cd. En las plantas tratadas con Cr la
disminución se notó ya en antesis con un 32% menos en el contenido en clorofilas y
7% menos de fluorescencia para la variedad Pedrezuela y un 25% y 7% para Reinette.
La correlación encontrada entre contenido en clorofilas y fluorescencia fue alta
(P<0.001) y entre estos dos caracteres y la biomasa (P<0.01).
El contenido hídrico relativo para un potencial osmótico de -22 bares fue mayor en
Reinette (81%) que en Pedrezuela (76%). Estos resultados indican una mayor
tolerancia a la contaminación de estos metales de la variedad Reinette.
Descargar

La contaminación de suelos por metales pesados es un serio