Equipos de Anestesia
M.V. María José Caruso
Área anestesiología F.C.V- U.B.A
Durante muchos años la anestesia por inhalación se practicó sin los equipos como los que
usamos hoy en día, utilizándose solamente una mascarilla, éter o cloroformo. Por tal
motivo, no era posible controlar la concentración de anestésico enviada al paciente y los
vapores anestésicos quedaban en el ambiente. A partir del desarrollo de equipos de
anestesia más sofisticados, fue posible controlar no sólo las concentraciones de anestésico
que recibía el paciente, sino también la polución ambiental. Los equipos actuales
permiten administrar la concentración exacta del anestésico requerido por el paciente.
TODAS LOS EQUIPOS DE
COMPONENTES BASICOS:
ANESTESIA
INHALATORIA
TIENEN
DOS
1- Un sistema que envía oxígeno y vapores de anestesia.
2- Un circuito respiratorio para el paciente.
A continuación se describirá como están compuestos y como funcionan estos dos
componentes
SISTEMA DE ENVIO DE OXÍGENO Y VAPORES DE ANESTESIA.
Compuesto por:
a) Tubo de Oxígeno
b) Válvula Reductora de Presión
c) Manómetro
d) Flujímetro
e) Vaporizador
a) OXÍGENO
1
Se suministra comprimido dentro de tubos de acero o aluminio. Los tubos de oxígeno
tienen diferentes capacidades que van desde 0.5 m3 hasta 6 m3. El color con que
identifica en la mayoría de los países al O2 es el blanco (en EEUU se utiliza el verde).
CÓDIGOS DE COLORES PARA LOS TUBOS DE GASES EN USA Y EN OTROS PAÍSES
USA
ISO
VERDE
BLANCO
ÓXIDO NITROSO
AZUL
AZUL
AIRE MEDICINAL
AMARILLO
NEGRO Y
BLANCO
NEGRO
NEGRO
GRIS
GRIS
OXÍGENO
NITÓGENO
DIÓXIDO DE CARBONO
El tubo presenta en su parte superior una válvula con un robinete que permite abrir y
cerrar el paso de oxígeno. Debido a la alta presión que hay en su interior se requiere de
una válvula reductora de presión para su uso. Los tubos deben ser controlados cada 5
años, por medio de una prueba hidráulica obligatoria. La misma consiste en
someterlos a presiones superiores a las de su llenado habitual, midiendo simultáneamente
sus deformaciones. Los destinados al oxígeno están asegurados para soportar 150
atmósferas (kg/cm2) de presión interior (establecido por normas internacionales de
seguridad), valor con el que habitualmente se los distribuye, aunque algunas estaciones de
carga lo hacen a 120 atmósferas.
La indicación habitual es la de no colocar sustancias grasas en las roscas o mecanismos
internos de las válvulas reductoras de presión. Ello se fundamenta en el hecho, que al
abrir el robinete del cilindro, las altas presiones que se generan en esos puntos producen
la compresión brusca de los gases allí contenidos, elevando su temperatura. Este factor
sumado a la fácil combustibilidad de las sustancias orgánicas (grasas) en presencia de
oxígeno a alta presión, puede iniciar no sólo su ignición, sino también la del metal de las
válvulas produciendo una explosión.
En los centros de gran consumo como clínicas y hospitales de medicina humana, se
utilizan, como fuente de abastecimiento de oxígeno, cisternas contenedoras de oxígeno
líquido. No obstante las ventajas que ofrece el oxígeno líquido (comodidad, seguridad,
2
economía), existen circunstancias especiales en las cuales los cilindros son
irremplazables, como por ejemplo, en los equipos portátiles.
b) VÁLVULAS REDUCTORAS DE PRESIÓN
Los valores habituales de la presión a la que trabajan las máquinas de anestesia y los
respiradores, son ampliamente superados por la de los cilindros. En ellos, la presión no
sólo es alta, sino que además desciende progresivamente a medida que se agota el gas
comprimido. Para subsanar estos inconvenientes se utilizan válvulas reductoras, cuyas
funciones son:
1. Reducir la presión de salida del oxígeno a una presión compatible con los equipos
de anestesia, protegiendo sus partes y conexiones. Se ha convenido que la presión de
salida de las válvulas reductoras sea de 4 atmósferas.
2. Asegurar un flujo constante de salida independientemente de la cantidad de O2 que
quede en el tubo.
En los centros hospitalarios la provisión de oxígeno se brinda a partir de centrales de
oxígeno, desde donde se distribuye por medio de cañerías a pre-quirófanos, quirófanos y
salas de recuperación. La misma fuente provee además oxígeno a todas las áreas que
puedan necesitarlo, tales como terapia intensiva, unidades coronarias, etc.
En el caso de nuestro Hospital Escuela, la central de oxígeno cuenta con 2 baterías de
tubos. A su vez, cada batería cuenta con 2 tubos que convergen en una válvula
reductora central que reduce la presión a 10 atmósferas (presión compatible con las
cañerías de distribución de la central de oxígeno). En las bocas de expendio, prequirófanos, quirófanos, etc., se encuentra una segunda válvula reductora que reduce la
presión de salida a las 4 atmósferas compatibles con los equipos de anestesia. Una
palanca permite el funcionamiento de una de las dos baterías por vez. Cuando la batería 1
se agota, se cambia de posición la palanca y se abre al circuito la llave de paso de la
batería 2.
3
Fig 1
REDUCTORA BATERÍA 2
CON MANÓMETRO
REDUCTORA BATERÍA 1
CON MANÓMETRO
LLAVES DE PASO
BATERÍA 2
BATERÍA 1
Fig 2 VALVULA
REDUCTORA
EN BOCA DE EXPENDIO
4
c) MANÓMETRO
Indica la cantidad de oxígeno queda dentro del tubo. El manómetro mide la presión en
atmósferas (kg/cm2). Si al abrir el robinete del tubo, el manómetro marca 150 atmósferas
sabemos que está lleno. Si marca menos de 10 atmósferas, no tiene suficiente presión de
trabajo y debe ser cambiado.
El cálculo del volumen de O2 que quede dentro del cilindro se realiza multiplicando las
atmósferas que indica el manómetro por los litros que contiene el tubo.
V Final = P I (presión inicial) x V I (Volumen inicial)
V. Final = 30 atmósferas x 50 lts = 1500 lts
Esto nos permite calcular el tiempo de duración del tubo.
Si usamos un flujo de 2 lts/min
2 lts ---------- 1 minuto
1500 lts ------ x
x = 800 min (13 horas)
Fig 3 Válvula reductora en tubo de oxígeno con manómetro y flujímetro
5
d) FLUJÍMETRO
El flujímetro sirve para medir el flujo de oxígeno, pudiendo estar acoplado a la válvula
reductora, o separado de ella, ubicado en un soporte de la mesa de anestesia o en la pared.
Nos permite seleccionar el flujo de oxígeno en lts/min que le administramos al
paciente. ¿Por qué es importante esto?. Porque los requerimientos de oxígeno del paciente
(expresados en ml/kg/min) dependerán de su peso y del circuito anestésico que se utilice,
además del protocolo anestésico indicado para el mismo.
Existen distintos tipos de flujímetros. El más utilizado en la actualidad es el de
rotámetro, por ser el más exacto. Consta de un tubo de vidrio con una escala graduada
que va de 0 a 5 lts/ min., ó de 0 a 10 lts/min. Los primeros son de elección para el uso de
circuitos de anestesia inhalatoria y oxigenoterapia con sonda nasal, ya que en estos casos
se requieren bajos flujos de oxígeno (menos de 5 lts/min.). Los segundos son de elección
para oxigenoterapia con máscara, cámara de oxígeno, bolsa de nylon o collar isabelino,
donde se requieren flujos más altos.
El diámetro interno del tubo de vidrio va en aumento desde abajo hacia arriba. Dentro del
tubo una pieza cónica, con espiras y móvil, el rotor; es desplazado hacia arriba por la
fuerza del oxígeno que entra desde la base. La lectura de los lts/min. de O2 que se está
suministrando al paciente se realiza leyendo en una escala graduada la altura alcanzada
por el rotor en su borde superior. Los rotámetros vienen calibrados para un gas
determinado y no pueden intercambiarse. Es importante, para tener una lectura exacta,
que el tubo se encuentre en posición vertical
Fig.4
Rotámetro
6
El denominado “flumíter ó flowmeter”, no es más que otro flujímetro que funciona
de la misma manera; pero cuyo indicador es, en este caso, una esfera metálica o de
teflón. La lectura de los l/min de O2, se realiza leyendo en la escala graduada la altura
alcanzada por el centro de la esfera.
Fig. 5 Flumiter
e) VAPORIZADORES
7
La mayoría de los agentes anestésicos por inhalación son líquidos a temperatura
ambiente. Los vaporizadores son los encargados de transformar el líquido en gas dentro
de la cámara de vaporización cuando se hace pasar por ella una corriente de oxígeno. Así,
la mezcla de gases frescos (Oxígeno + Gas Anestésico), son enviados al circuito
respiratorio.
¿Cómo vaporizan?
Fig 6
VAPORIZADORES DE BURBUJA: En este
tipo de aparato pasa la corriente de oxígeno por
debajo de la superficie de un líquido volátil
(actúa por borboteo), produciendo burbujas y
liberando así la mezcla. El barboteador fue el
primer vaporizador utilizado.
DE SUPERFICIE
Vaporizan por arrastre al pasar la
corriente de oxígeno sobre la superficie
de un líquido volátil
Fig 7
VAPORIZADORES DE MECHA
Vaporizan al pasar la corriente de oxígeno por una
mecha embebida en el anestésico
Fig 8
8
Existen dos grupos fundamentales de vaporizadores: los de tipo “kettle” o de alto
rendimiento térmico y los con dial.
Vaporizadores tipo kettle:
Las concentraciones anestésicas se controlan mediante un flujímetro de gran precisión
para caudales bajos (0-500 ml) y que resultan del paso obligado de los gases que
penetran en la cámara de vaporización. En el interior de esa cámara, la presión de vapor
corresponde permanentemente a la de saturación para la temperatura del líquido; la que se
conoce a través del termómetro del vaporizador cuyo bulbo se encuentra sumergido en el
líquido anestésico.
El cálculo de las concentraciones anestésicas con los vaporizadores de alto rendimiento
térmico, está basado en el uso de tablas de cálculo diseñadas específicamente para tal fin.
En ellas se indica el valor del flujo de oxígeno que debe pasar por la cámara para
obtener la concentración deseada, tomando en cuenta el líquido anestésico a evaporar
y su temperatura.
Vaporizadores con dial
Con este tipo de vaporizador, la concentración de anestésico que se envía al paciente se
regula por medio de un dial. Éste va desde la posición OFF hasta el 4 - 5% (vaporización
máxima), con porcentajes de vaporización intermedios. El flujo de oxígeno que ingresa al
vaporizador pasará por las cámaras de vaporización y/o derivación según la posición del
dial. Cuando el dial marca OFF, todo el flujo de oxígeno que ingresa es desviado hacia la
cámara de derivación, con lo cual no hay vaporización de anestésico y se puede oxigenar
al paciente. Cuando el dial está abierto, parte del oxígeno que ingresa al vaporizador pasa
por la cámara de vaporización y el resto por la de derivación en una proporción acorde a
la posición del dial, alcanzándose en la salida una mezcla anestésica con el porcentaje
indicado.
Tanto los vaporizadores con dial o tipo kettle, son expuestos a funcionar en condiciones
extremas, como por ejemplo, los altos flujos requeridos para los sistemas semiabiertos,
los altos porcentajes requeridos durante el período de inducción y las presiones
9
fluctuantes que se retransmiten desde el circuito hasta el vaporizador con la ventilación
controlada. Estas situaciones alteran el correcto funcionamiento de la siguiente forma:
a) Con el pasaje del oxígeno frío se va enfriando el líquido anestésico, con lo cual el
porcentaje de vaporización es cada vez menor por caída de la presión de vapor.
b) El arrastre excesivo por altos flujos de oxígeno lleva al agotamiento del vapor de la
cámara de vaporización, sin posibilidad de ser restituido a tiempo, con la consecuente
caída del porcentaje de vaporización.
c) Aumento de la concentración de salida cuando se realiza ventilación a presión positiva,
ya que tiende a crear una presión de retorno dentro de la cámara de vaporización,
impulsando más vapor anestésico en el circuito respiratorio del paciente.
Es por ello que a estos vaporizadores se los denominó vaporizadores de Lectura
Indirecta, debido a que el anestesista debe tener en cuenta los cambios que ocurren en el
porcentaje de vaporización en las circunstancias mencionadas anteriormente. Presentan
las siguientes ventajas:
- Son económicos
- No necesitan calibración
- Pueden utilizarse con cualquier anestésico líquido
Fig 9
DIAL
SALE O2 + HALOTANO
ENTRA O2
10
Los vaporizadores más modernos son los llamados de Lectura Directa. Corrigen
automáticamente los fenómenos descriptos anteriormente y por esta razón se dice que son
termocompensados, flujocompensados y barocompensados.
Termocompensación: Se logra por el calentamiento del líquido a través de distintos
métodos; el más importante y sencillo consiste en colocar una camisa de cobre en la pared
de la cámara de vaporización. Esta actúa como una fuente de calor que transmite parte del
mismo al líquido, el que tiende a mantener constante la temperatura. Evita el enfriamiento
por la evaporación, pero no compensa el cambio térmico de origen ambiental a los que
pueda estar expuesto el vaporizador.
Flujocompensación: Los altos flujos de barrido de vapor son compensados aumentando
la superficie libre del líquido. La evaporación es proporcional a la extensión de la
superficie. Una forma práctica de crear un área mayor como se requiere en este caso
consiste en colocar sobre el líquido una mecha, la que al impregnarse lo expone a nuevas
zonas de contacto con el gas de arrastre. Otra forma consiste en hacer burbujear el gas a
través del líquido. Las burbujas que se forman, se cargan con vapor y ascienden hasta
abrirse en la cámara respectiva, liberando una mezcla saturada de gas anestésico.
Barocompensación: Se logra por medio del agregado de válvulas unidireccionales (no
son muy eficaces). Un buen método consiste en igualar los volúmenes de las cámaras de
vaporización y de derivación, de esta forma los gases de la cámara de derivación se
comprimen y descomprimen en relaciones iguales a los de la cámara de vaporización,
siendo igual el aporte de las dos cámaras en el flujo final de salida del vaporizador. (En
los que no son barocompensados la cámara de vaporización tiene mayor tamaño que la de
derivación)
11
Fig 10
Ventajas:
 El porcentaje de vaporización no se ve afectado por la temperatura, por el flujo de
oxígeno, ni por la presión de retorno.
 Son más seguros para utilizar Halotano, Isofluorano, Sevofluorano o Enfluorano
que tienen gran poder anestésico y se evaporan a temperatura ambiente a
concentraciones extremadamente altas.
Desventajas:
 Son más caros
 Necesitan calibración periódica (el tiempo lo indica el fabricante, aunque
usualmente es anual)
 Deben ser utilizados exclusivamente con el anestésico para el que vienen
preparados y calibrados.
Ej: Mark III (Fluotec para halotano)
Fluomatic
Vapomatic
12
Fig 11
Fig 12
Según su ubicación en el circuito de Anestesia tenemos:
1-Vaporizadores fuera del Circuito (VFC)
El agente anestésico es vaporizado por el flujo de gases frescos, que ingresan en la
cámara de vaporización, directamente desde el rotámetro. Permiten el uso de Óxido
Nitroso. Todos los Vaporizadores modernos de Lectura Directa se ubican fuera del
circuito respiratorio del paciente.
Fig 13
13
Reproducido de Soma, L.R y A.M. Klid: “Techniques and equipment for inhalation anesthesia in small
animals”, Journal of the American veterinary Medical Association,152 (1968),957
2- Vaporizadores dentro del circuito (VIC):
En este caso el vaporizador está interpuesto en el circuito respiratorio y la
vaporización del anestésico se realiza por la circulación de gases que moviliza el paciente
con sus movimientos respiratorios. Se emplean para esto los vaporizadores de lectura
indirecta. Fueron utilizados dentro del circuito para administrar éter y metoxifluorano. Ej.
Ohio 8
Los vaporizadores que se utilizan no son flujo compensado, con lo cual el porcentaje
de vaporización dependerá también del flujo de gases que en él ingrese. Se
produce así una autorregulación de la profundidad anestésica. Cuando está en un plano
superficial la ventilación es mayor (mayor frecuencia y mayor profundidad) ---- pasa más
gas por el vaporizador ---- se profundiza más ---- disminuye la ventilación ---- pasa
menos gas por el vaporizador ---- se superficializa y así sucesivamente.
Al ir apareciendo los nuevos anestésicos volátiles de características muy distintas
al éter, se abandonó la costumbre de ubicar al vaporizador en esta posición. Existen
motivos más que importantes para elegir los vaporizadores fuera del circuito. Los
vaporizadores dentro del circuito son peligrosos para ser usados con Halotano,
Isofluorano, Sevofluorano o Enfluorano ya que ofrecen márgenes relativamente estrechos
14
entre las concentraciones útiles y las que producen efectos indeseables, lo que obliga a
conocerlas en forma exacta.
En la actualidad con el uso de analizadores de gases y vapores resurge la idea de
emplear los vaporizadores dentro del circuito. Los nuevos anestésicos no sufren
enfriamientos tan marcados como el éter, siendo posible utilizarlos sin tener que ayudar a
mantener la temperatura con el calor de los gases exhalados.
Las resistencias internas de los vaporizadores modernos no permiten el paso de flujos
gaseosos con suficiente facilidad como para aplicarlos directamente a la vía respiratoria
de los circuitos.
Fig 14
Reproducido de Soma, L.R y A.M. Klid: “Techniques and equipment for inhalation anesthesia in small
animals”, Journal of the American veterinary Medical Association,152 (1968),957
En este caso el vaporizador está interpuesto en el circuito respiratorio y la
vaporización del anestésico se realiza por la circulación de gases que moviliza el paciente
con sus movimientos respiratorios.
CIRCUITOS DE ANESTESIA
La mezcla de gases frescos (O2 + Anestésico) que sale del vaporizador entra en el
Circuito Respiratorio del Paciente.
Clasificación de los Circuitos de Anestesia:
1) Abiertos --------- Goteo Abierto (en desuso) / Cámara Anestésica
15
2) Semiabiertos ---- Jackson Rees / Bain
3) Semicerrados ---- Circuito Circular
4) Cerrados ---------- Circuito Circular
Independientemente del circuito que utilicemos, debemos asegurar la eliminación
del CO2, para evitar que sea reinhalado por el paciente. Si el circuito falla, éste se
volverá progresivamente hipercápnico.
1) Circuitos Abiertos
a) Por Goteo: Fue el primer método empleado para administrar Éter o
Cloroformo. No se podía controlar la dosificación, motivo por el cual era riesgoso,
producía gran contaminación del ambiente y era antieconómico.
b) Cámara Anestésica: Es empleada para inducir la anestesia en gatos y otros
animales pequeños que pesen menos de 6-7 kg. Se coloca el paciente dentro de la cámara
y se cierra. A través de una tubuladura entran los gases frescos (O2 y Halotano) con un
flujo de 4 lts/min y una manguera de salida actúa como válvula de escape de los gases,
impidiendo el exceso de presión dentro de la misma.
Fig 15
Fig 16
2) Circuitos Semiabiertos
Son circuitos de no reinhalación. Esto significa que el paciente no vuelve a reinhalar los
gases exhalados. Es indispensable para eliminar el CO2 exhalado, trabajar con flujos de
16
gases frescos altos que van de 200 a 400 ml/kg/min. Son de elección en pacientes de
menos de 10 kg de peso. Si bien pueden ser utilizados en pacientes de más de 10 kg no se
prefieren en éstos casos debido al alto consumo de oxígeno y anestésico, además de la
alta contaminación ambiental.
Los circuitos más empleados son el Jackson Rees y el de Bain.
Circuito de Jackson Rees
No tiene válvulas, por lo tanto su baja resistencia al flujo de gases hace que sea de
elección para anestesiar animales de talla pequeña y recién nacidos (menos de 5 kg).
Requiere flujos de O2 que van de 150-400 ml/kg/min
Componentes.
1) El paciente intubado.
2) Pieza en T: Se adapta a la boquilla del tubo endotraqueal, conecta al paciente con el
tubo corrugado, próximo a la boca del paciente, se ubica la entrada de gases frescos.
3) Tubo corrugado: Ubicado entre la bolsa de reserva y la pieza en T.
4) Bolsa de Reserva: Cumple funciones de almacenamiento de oxígeno y gases
anestésicos. Éstos son necesarios en el momento de la inspiración, donde no alcanzan
solamente los gases frescos que ingresan. Sirve también para monitorear la ventilación y
asistirla o controlarla si es necesario.
5) Escape de Gases: Permite la eliminación del CO2 y de los gases excedentes.
Descripción:
La entrada de gases frescos se ubica próxima a la boca del paciente. El alto flujo permite
purgar el circuito de CO2 que será eliminado por el escape situado próximo a la bolsa de
reserva. Si no se respetan estos altos flujos de gases frescos el paciente entra en
hipercapnia
17
Fig 17
ENTRADA DE GASES FRESCOS de 200-400 ml/Kg/min. La salida del CO2 se ubica próximo a la
bolsa de reserva de gases
Existe otro modelo en el cual el escape de gases se realiza a través de una válvula
localizada en la bolsa de reserva de gases.
Fig 18
fig 19
Ventajas del Jackson Rees:
La baja resistencia al flujo de gases, lo hace apto para pacientes de bajo peso y recién
nacidos.
18
Desventajas:
Riesgo de hipotermia, debido al permanente ingreso de gases fríos cerca de la boca del
paciente.
Reseca las mucosas del tracto respiratorio superior porque no hay recirculación del vapor
de agua exhalado.
Los altos flujos de oxígeno y halotano que requieren lo hace antieconómico.
Circuito Bain
De elección en pacientes de 5-10 kgs, requiere flujos de O2 que van de 150-200
ml/kg/min
Componentes:
1)
2)
3)
4)
5)
El paciente
Tubo corrugado. Por dentro de éste pasa el tubo de envío de gases frescos.
Tubo de envío de gases frescos
Válvula de exhalación
Bolsa de Reserva
Descripción:
La entrada de gases frescos se sitúa lejos de la boca del paciente y llega a éste por un tubo
que circula por dentro del tubo corrugado. Los gases exhalados circulan por el tubo
corrugado, produciéndose un intercambio de temperatura entre ambos, que calienta los
gases frescos que ingresan. Esto es beneficioso ya que no hipotermiza tanto al paciente.
La eliminación del CO2 se efectúa por una válvula de exhalación ubicada al final del tubo
corrugado.
Fig 20
19
Fig 21
Ventajas:
Tiene poca resistencia respiratoria en pacientes de 5- 10 kg. En animales de menos de 5
kg es de elección el sistema de Jackson Rees, porque ofrece menos resistencia.
Desventajas:
Requiere altos flujos de oxígeno para eliminar el CO2. Esto lo hace antieconómico
Por ser un circuito de no reinhalación, reseca las mucosas.
En pacientes de menos de 5 kg produce más resistencia respiratoria que un Jackson Rees.
3) Circuitos Semicerrados y Cerrados: Circuito circular
Son circuitos de reinhalación. Esto significa que el paciente vuelve a inhalar lo que
exhala. Por esta razón se hace necesario incorporar un filtro de CO2. Se utilizan con flujos
de O2 más bajos que los circuitos semiabiertos, que van de los 10 a 40 ml/kg/min. Son
de elección en pacientes que pesan más de 10 kg, ya que en los de menor peso ofrece
mucha resistencia a la ventilación.
Vamos a describir el Circuito Circular que es el que se utiliza con mayor frecuencia y
se lo puede utilizar como Circuito Semicerrado o Cerrado.
Componentes:
1) El paciente
2) Canister con cal sodada:
20
Es el filtro del CO2. La cal sodada se presenta en forma de gránulos de color blanco
que absorben el CO2, produciéndose una reacción química que inactiva el CO2.
Cal Sodada
AGUA + CO2 ---------------- AGUA + CaCO3 + Na2CO3 + CALOR
Los gránulos tienen un indicador que vira al color azul cuando se agota la capacidad de
absorber CO2. Cuando un tercio o la mitad de los gránulos contenidos en un canister viran
al color azul, la cal sodada debe ser renovada. La producción de calor también puede
servir de indicador de la capacidad de absorción, ya que cuando se satura y no absorbe, el
canister está frío. Cuando se cambia la cal sodada no hay que llenar el canister hasta el
tope sino que deben quedar 1 a 2 cm libres en la parte superior del recipiente, para que el
aire circule libremente.
3) Entrada de gases frescos: Se ubica generalmente entre el filtro de CO2 y la válvula
inspiratoria
4) Bolsa de Reserva:
Funciones:
 Almacenamiento de Gases Frescos (Oxígeno+Anestésico) que serán utilizados
durante la inspiración. 2/3 de la bolsa deben permanecer llenos. Hay que tener
particular cuidado en que no se insufle demasiado, ya que podría provocar la muerte
del paciente en pocos minutos.

Permite monitorear la ventilación.
 Permite realizar ventilación Asistida o Controlada, si fuere necesario.
5) Válvulas Inspiratoria y Espiratoria:
Permiten la circulación de los gases en una sola dirección. La inspiratoria permite que
el paciente inhale gases frescos y la espiratoria asegura que los gases exhalados pasen
por el filtro de CO2 antes de ser reinhalados nuevamente.
6) Tubos corrugados:
Disminuyen la posibilidad de que se colapsen cuando se doblan.
7) Pieza en Y:
21
Conecta las mangueras corrugadas a la boquilla del tubo endotraqueal del paciente. Si
las válvulas funcionan adecuadamente, la pieza en Y es el único sector donde hay
espacio muerto. Por eso no importa la longitud de los tubos corrugados.
8) Válvula Espiratoria Regulable
Permite eliminar los excesos de presión dentro del circuito, ya que si permanentemente
ingresan gases frescos y continúan re-circulando, necesariamente debe haber una
válvula que elimine el excedente para que no aumente la presión dentro del mismo.
Este aumento de presión distiende cada vez más la bolsa de reserva. Cuando esto
ocurre se abre la válvula hasta una posición tal, que permita mantener la bolsa de
reserva llena en 2/3 de su capacidad.
El circuito circular nos permite trabajar con el Circuito Cerrado o Semicerrado. La
diferencia entre uno y otro se basa en la proporción de gases que permiten
reinhalar.
Fig 22 Circuito circular
Reproducido de Soma, L.R y A.M. Klid: “Techniques and equipment for inhalation anesthesia in small
animals”, Journal of the American veterinary Medical Association,152 (1968),957
22
Fig 23
Circuito circular semicerrado:
Se trabaja con flujos de oxígeno entre 10-40 ml/kg/min. Para que este ingreso constante
de gases frescos no produzca un aumento de presión dentro del circuito, se abre la válvula
espiratoria regulable tanto como sea necesario para que la bolsa de reserva permanezca
insuflada pero no en forma excesiva. De esta forma, una parte de los gases exhalados
serán reinhalados por el paciente y otra parte será eliminada hacia el exterior. En este caso
estaremos trabajando con el circuito semicerrado.
Circuito circular cerrado:
Para trabajar con el circuito circular cerrado, la válvula espiratoria regulable debe
permanecer cerrada totalmente. De esta forma, todos los gases exhalados serán
reinhalados por el paciente. Pero ¿cómo hacemos para que no aumente la presión dentro
del circuito? Reducimos el ingreso de gases frescos a un flujo que permita cubrir los
requerimientos metabólicos de oxígeno del paciente, que es de 4-6 ml/kg/min. De esta
forma no se eleva la presión dentro del circuito, ya que la cantidad de oxígeno que entra
23
es la misma que se consume. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los vaporizadores
no vaporizan correctamente con flujos tan bajos de O2, al menos que estén calibrados para
trabajar con bajos flujos.
Ventajas de los Circuitos Circulares (cerrados o semicerrados) sobre los semiabiertos:
- Económicos porque al haber recirculación de O2 y anestésicos, requieren flujos bajos de
reposición 10-40 ml/kg/min. (semicerrado), siendo el cerrado el más económico (4-6
ml/kg/min).
- Mantienen la temperatura, ya que hay recirculación del calor exhalados, siendo el
cerrado es el que más lo hace.
- No resecan las mucosas de tracto respiratorio, porque hay recirculación del vapor de
agua exhalado.
- Menor contaminación del quirófano, siendo el cerrado el menos contaminante.
Desventajas de los Circuitos Circulares:
- No deben ser utilizados en pacientes de menos de 10 kg, ya que la presencia de válvulas
aumenta la resistencia respiratoria del paciente, a excepción de los circuitos circulares
pediátricos.
CONTAMINACION POR LOS GASES ANESTESICOS DE DESHECHO
Los gases anestésicos de deshecho corresponden a la parte del gas suministrado por el
sistema anestésico que no es inhalada ni absorbida por el paciente.
La contaminación de los quirófanos se ha visto disminuida en los últimos años mediante
el uso de filtros de carbón activado acoplados al sistema de eliminación de gases (i.e.
Fair®) o de sistemas “scavenger”, que filtran los gases eliminados a la atmósfera,
tornándolos inocuos para la polución ambiental. Actualmente se realizan mediciones
periódicas en los grandes centros quirúrgicos para determinar la polución ambiental
determinando las partes por millón (ppm) de partículas anestésicas que hay en un
ambiente determinado. Existen estándares establecidos para saber cuantas ppm de la
mayoría de los anestésicos afectan negativamente un ambiente y poder así realizar la
“descontaminación” respectiva.
24
Cuando estos gases quedan en el ambiente causan contaminación y exposición del
personal ocasionando problemas en la salud. Los efectos adversos asociados con la
exposición crónica a niveles muy bajos de gases de deshecho son: aumento de la
incidencia de abortos espontáneos, defectos congénitos, neoplasias, enfermedad hepática
o renal, trastornos neurológicos, hematopoyéticos, esterilidad y prurito.
Existen disposiciones legales relacionadas con los niveles de gases anestésicos de
deshecho. El National Institute for Occupatinal Safery and Health ha establecido
niveles patrón para las concentraciones máximas permitidas. Los niveles aceptables
recomendados son:
Agentes volátiles solos: menos de 2 ppm
Agentes volátiles combinados con óxido nitroso: menos de 0,5 ppm
Óxido nitroso menos de 25 ppm
Eliminación de gases de deshecho
El sistema de vaciamiento desplaza los gases de desecho hasta una zona alejada para su
liberación.
Sistemas de vaciamiento pasivo:
a) Eliminación directa al exterior a través de una pared o ventana
b) A través de un sistema de ventilación sin recirculación.
c) A través de un dispositivo de adsorción
Son económicos y fáciles de instalar, pero ineficaces y con riesgo para el paciente de
resistencia a la exhalación.
Sistemas de vaciamiento activo:
Consiste en la conducción mecánica del flujo formado por un sistema de vacío central, un
ventilador o una bomba. La presión negativa producida necesita una interfase que protege
al circuito de respiración y al paciente de las presiones negativas exageradas.
Es más costoso pero más eficaz que los sistemas pasivos.
Sistemas de tubos para traslado:
25
Conectan los diferentes componentes del sistema. El sistema de tubos debe ser resistente
a los acodamientos y capaz de transportar flujos elevados. Los tubos para los sistemas
pasivos deben ser lo más cortos y anchos posibles.
BIBLIOGRAFÍA:
APARATOS ANESTESICOS Y SISTEMAS DE RESPIRACION. En: MUIR W.W:
Manual de Anestesia Veterinaria. 2ª Edición. Mosby, 1997: Cap.13: 191-208.
BRUGNA, E.: Física y Aparatos en Anestesia. 2ª Edición. Impreso en México, 1990: 47219
HARTSFIELD, S.M.: “Equipos y monitorización”. En: THURMON, John C.
Fundamentos de anestesia y analgesia en pequeños animales. Masson,S.A. 2003 Cap.6:
pg:177-228
HARTSFIELD, S.M.: Equipo de anestesia. En: PADDELFORD, R.: “Manual de
anestesia en pequeños animales”. 2ª Edición. Intermédica, 2000. Cap.5: Pg: 81-93.
WARREN, R.G. "Anestesia de los Animales Domésticos". Editorial Labor, 1986: 217261
26
Descargar

TEORICO DE ANESTESIOLOGIA II

OrganismosCitologíaEcosistemasTejidosMoléculasGradacciónSistema glandularAlimentosCélulas

Puerta AND

Puerta AND

ConmutadoresDispositivos electrónicosPuestas lógicasCircuitos eléctricosHardwareCircuitos de conmutación

PRACTICA 1 CIRCUITO LOGICO −Objetivos: Comprobar el funcionamiento de los circuitos lógicos.

PRACTICA 1 CIRCUITO LOGICO −Objetivos: Comprobar el funcionamiento de los circuitos lógicos.

ElectrónicaTabla de VerdadMaterialesPulsadoresEsquemasMétodo operativoInterruptoresOperaciones binariasSímbolosCronograma

Multiplexores

Multiplexores

Circuitos integradosTabla de VerdadCircuito integrado 74LS151, 74LS00Mapas de Karnaugh

Medidor de potencia

Medidor de potencia

ElectrónicaDiodosResistencias

Fórmulas de Electricidad y Electrónica

Fórmulas de Electricidad y Electrónica

Ley OhmElectromagnetismoCircuitos, circuito

Empaquetado de productos agrícolas

Empaquetado de productos agrícolas

Operaciones de selecciónEnvasado de frutasLimpieza de alimentos

Resistencia,

Resistencia,

Corriente eléctricaFlujo de calorCircuito eléctricoLey de Ohm

Laboratorio de electricidad y magnetismo Grupo: 29 LABORATORIO DE ELECTRICIDAD Y MAGNETISMO

Laboratorio de electricidad y magnetismo Grupo: 29 LABORATORIO DE ELECTRICIDAD Y MAGNETISMO

ElectrónicaCircuitoResistoresNodoRamaEnergía disipadaMalla