Titulo del Artículo: Los organismos interjurisdiccionales como instrumentos de
coordinación de la política ambiental. El COFEMA
Title: Interjurisdiccionales agencies as instruments for coordinating environmental
policy within the framework of federalism of cooperation.The case of COFEMA
Autor:
María Marta Cerro
Proyecto de Investigación CIUNT 26L/403: “Instrumentos de Política y Gestión
Ambiental y descentralización competencial en el NOA”, Facultad de Derecho y
Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Tucumán, 25 de Mayo 450, Tucumán,
Argentina
Autor para correspondencia:
María Marta Cerro
25 de mayo 799-5ª A
Teléfono. 00543814252103
Correo electrónico: [email protected]
Palabras claves: Federalismo- Cooperación- Participación-Ambiente- Acuerdo
Titulo Abreviado: Los organismos interjurisdiccionales
1
ABSTRACT
Objectives: Analyze mechanisms that promote intergovernmental cooperation to ensure
a balance in federal environmental management. This exercise of federalism imposes
the need for an alternative level of coordination of environmental policies, since the
environment does not allow individual actions.
Pose: It is necessary to find instruments for coordinating environmental policy within
the framework of cooperative federalism in Argentina. The enactment of environmental
law (25.675) creates an agency, COFEMA (Federal Council on the Environment) to
whom it attributes interjurisdictional coordination that does not preclude the power to
concrete assistance, cooperation and interjurisdictional participation (arts. 4, 5 and 8
Law 25,675). In the context of cooperative federalism, the functional development of
covenants and cooperating agencies are analyzed as much as their effectiveness.
Results: We found that after seven years since its creation, COFEMA presents a low
level of institutional consolidation.
Conclusion: It is a challenge for the federal state to consolidate in order to achieve an
efficient coordination of the state environmental management. We propose to reverse
the current situation through: the consolidation of its administrative, operational and
budgetary institutions, the political commitment of public and private sectors in the
conjunction of their respective interests, the achievement of efficient levels of
consultation and participation of civil society.
2
Resumen- Objetivos: Analizar mecanismos que favorezcan a la cooperación
intergubernamental a fin de asegurar el equilibrio federal en la gestión ambiental. Este
ejercicio del federalismo impone la necesidad de contar con un nivel alternativo de
coordinación de as políticas ambientales, ya que, el ambiente no permite acciones
aisladas.
Planteo: Es necesario encontrar instrumentos de coordinación de la política ambiental
en el marco del federalismo de cooperación en la Argentina. La sanción de la ley
ambiental (25.675) crea un organismo, el COFEMA (Consejo Federal de Medio
Ambiente) al que atribuye la coordinación interjurisdiccional ambiental sin excluir las
competencias para concretar relaciones de auxilio, de cooperación y de participación
interjurisdiccional. (arts. 4, 5 y 8 Ley 25.675). Se analiza en el contexto del
federalismo de cooperación el desarrollo funcional de los pactos y los organismos de
cooperación y su efectividad..
Resultados: A siete años de su creación el COFEMA presenta bajo nivel de
consolidación institucional.
Conclusión: Es un desafío del estado federal consolidar estos organismos para lograr
eficiencia en la coordinación de la `política ambiental estatal. Se propone revertir la
actual situación a través de: la consolidación de sus instituciones administrativas,
operativas y presupuestarias; el compromiso político de los sectores públicos y
privados en la concertación de sus respectivos intereses; la concreción de instancias
eficientes de consulta y participación de la sociedad civil.
I- INTRODUCCION
Los profundos cambios y las peculiaridades de las provincias argentinas desde que se
sancionó la Constitución del 53, pusieron de manifiesto la insuficiencia del modelo
1
adoptado por la misma, lo que llevó a la búsqueda de nuevos instrumentos que
posibiliten encauzar mejor la relación federal.
Los constituyentes de la Reforma de 1994 introdujeron el artículo ambiental en el
nuevo texto,( art. 41) y procuraron establecer los principios sustanciales que
determinaran no sólo una regulación específica respecto de las actividades de incidencia
ambiental, sino también, la necesidad de encaminarnos hacia la implementación del
desarrollo sustentable. Sin embargo, no aprovechó la posibilidad de reencauzar y de
constitucionalizar estos nuevos instrumentos que nacieron al amparo de las prácticas
federales. No hace falta solamente voluntad política para proteger los intereses
federales, hace falta también, mecanismos para conseguir el interés general, afianzando
los aspectos multilaterales de la cooperación, a través de técnicas que canalicen las
relaciones cooperativas.(Tajadura Tejada, 1996) Esta voluntad política sólo existirá si se
desarrolla una cultura política que busque la protección de los intereses comunes.
En el marco de lo expresado anteriormente, el presente trabajo hará un análisis del
COFEMA, desde la afirmación y la seguridad, que se trata de un mecanismo para
encauzar las relaciones provincias- Nación en materia medioambiental, dentro de la
perspectiva del federalismo de cooperación.(Croissat, 1996)
II. INSTRUMENTOS QUE POSIBILITAN LA RELACIÓN FEDERAL:
a- Acuerdos interjurisdiccionales: De manera espontánea, las provincias y la Nación,
comenzaron en Argentina, ante las necesidades de la realidad federal, a utilizar nuevos
instrumentos que permitan salir del federalismo dual, y pasar a un federalismo de
cooperación( acuerdos interjurisdiccionales, organismos interjurisdiccionales, regiones,
convenios, etc.) Para lograr la armonización de los intereses y conductas de los sujetos
federales es necesario una coordinación de políticas a tales efectos.(Lopez Aranguren,
2
1987) Por ello, que siendo la cooperación clave para la organización territorial del poder
político, sus instrumentos tienen decisiva influencia en el desarrollo de las provincias y
de la Nación. La Constitución no agota la necesidad de regulación de los múltiples
aspectos que engloba una relación federal. La implementación de instrumentos que , sin
contraponerse al texto constitucional, pero sí al margen de él, o empleados de distinta
manera de lo previsto, serán la manera de ir completando esos vacíos.
Tal coordinación debe ser hecha en primer lugar, a través de un acuerdo de voluntades,
para lo cual retornamos a la idea de “pactos”( Barrera Buteler,1996) que está en la
esencia de federalismo, y que responde a la concepción actual de entender el
federalismo como “proceso”( La Pérgola, 1994), y que invita, “a despertar al jurista de
un largo sueño dogmático” Este “retorno” a los pactos, nos pone en presencia de los
acuerdos interjurisdiccionales, a través de los cuales se crea un vínculo jurídico en base
al consentimiento recíproco, fijándose objetivos comunes y medios para conseguirlos,
en el ejercicio de sus atribuciones, lo que genera derechos y deberes para ambas partes,
como también para sus respectivos habitantes. Ese volver a los pactos, es “sumergirse
en la realidad argentina”.(Piombo, 1994)
Desde la primera presidencia de Perón, en el decreto ley 9316/46 sobre reciprocidad en
materia previsional, en 1947 sobre cooperación policial, y en 1953 sobre materia
impositiva; hasta la presidencia de Frondizi , donde los acuerdos interjurisdiccionales se
volvieron esenciales en la relación Nación-Provincias, los mismos se multiplicaron ,
convirtiéndose en una “verdadera explosión documental”(Frias,1980).
En el gobierno de Menem retornará con mayor fuerza este proceso pactista dentro del
federalismo argentino, a través de lo que se concoció, como “pactos Federales”. El
“Acuerdo de Reafirmación federal de Luján”(24/051984), el “Pacto Federal
Eléctrico”(24/11/1989), “Pacto Fiscal Federal”(12/08/1992), “Pacto federal para el
3
empleo, la producción y el crecimiento”(12/08/1993), “Pacto Federal Ambiental”
(5/07/1993), “Pacto Federal minero y “Pacto Federal Educativo”(11/09/1994), nos dan
la pauta de una nueva modalidad en la relación federal argentina. Más allá de un juicio
de valor sobre si son las políticas adecuadas para lograr los fines propuestos (Barrera
Buteler,1996) se trata de destacar su gran utilidad como instrumentos eficaces y
eficientes para realizar los postulados del federalismo de cooperación. En este sentido,
Pedro Frías enumera las bondades de los mismos, por los siguientes motivos: 1.- Los
convenios interjurisdiccionales son el instrumento más rico de reasignación de
funciones para conformarla a magnitudes mayores o lograr la integración de las
competencias. 2.- Es el instrumento sistémico que concilia la unidad en la diversidad.
3.- Crean un sistema modular de relaciones en la sociedad y en el poder superando el
inmovilismo normativo fundamental. 4.- La división vertical del poder del federalismo
dentro de ámbitos de concertación razonables, conserva todas sus ventajas en cuanto
posibilita la existencia de centros de poder, y subsana el ejercicio aislado o competitivo
de sus competencias. 5.- El convenio interjurisdiccional expresa paradigmáticamente
dos caracteres de todo sistema: la interrelación de las competencias y la falta de
subordinación o tutela del poder central.
Pese al protagonismo de los mismos, no tienen un adecuado marco regulatorio en el
ordenamiento jurídico argentino.
b - Organismos interjurisdiccionales: Los Pactos han tratado de completar el sistema de
reparto competencial, lo cual se logra articulando técnicas de colaboración adecuadas
para mejorar ese ejercicio, siempre, dentro del respeto a las autonomías
provinciales(Torno Mas, 1994). De aquí lo importante de destacar el especial interés por
la técnica de los organismos interjurisdiccionales. Son órganos permanentes que forman
parte de la administración Nacional y de las administraciones locales, que tienen como
4
fin jugar un papel importante en la integración y consolidación del Estado federal.
Ayudan a mejorar las relaciones de colaboración, coordinación o cooperación,
articulando las actuaciones de los diferentes niveles de la administración.
Esta manera de interactuar entre el gobierno federal y los estados provinciales empieza
en la década del 50, para tratar el tema de la coparticipación federal impositiva; mas
tarde se creará el Consejo Interprovincial de Ministros de Obras Públicas en San Juan
en 1965; luego comisiones o comités para el tratamiento de las cuencas hídricas (la del
Río Colorado en 1957, la 1977, la de 1985,etc.), y así fueron multiplicándose y
mostrando una gran variedad, tanto en lo que hace a su naturaleza jurídica como a sus
funciones.(Barrera Buteler,1996).
La creación y aparición de estos organismos se hacían sin “modelo previo”,(Frias, 1980)
por lo que nacían conformados por la realidad y sus elementos, sin previsión de
variables. Este déficit normativo y doctrinal afecta la seguridad jurídica y la confianza
en la vía cooperativa como articuladora de competencia.(Diaz Ricci, ,2005)
Comenzaron como simple reuniones casi informales de funcionarios, siguieron como
reuniones de ministros de obras públicas en 1967, en la que aprobaron una carta
orgánica, y continuaron con aquellos creados por acuerdos informales, tal el caso del
Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina, hasta
que surgieron los organismos creados por acuerdos interjurisdiccionales, que son la
mayoría.
En lo que a sus funciones se refiere, hay organismos que son solamente órganos que
asesoran, estudian, y coordinan tareas interjurisdiccionales- el Consejo de Seguridad
Interior, el Consejo Federal de Seguridad Vial; existiendo otros que asumen de manera
directa la ejecución de obras o estudios específicos de la materia a acordar – Comisión
5
Interprovincial del Atuel-. Y por último, aquellos que tienen asignadas facultades de
adoptar decisiones que obligan a la Nación y a las Provincias adheridas- Organismo
Fiscal Federal, siendo el único organismo que ha sido jerarquizado
constitucionalmente. (art.75,inc.2, Constitución Argentina)
Estos organismos, aunque tengan reconocimiento como sujetos de derecho, no por ello,
tiene la condición de sujetos de la relación federal (Barrera Buteler,1996), ya que siguen
siendo instrumentos que hacen posible la coordinación y cooperación para las gestiones
de intereses comunes. Este reconocimiento no les otorga, por lo tanto, personalidad
política, y por ende, sus funciones y facultades solamente se circunscriben al ámbito
administrativo, para algunos autores, mientras que para otros deberían estar normados
por el Derecho intrafederal.
La regulación de los organismos federales se encuentra en la ley o en el acuerdo que los
generó, y normalmente mencionan como objetivos de los mismos, concertar, coordinar,
cooperar las políticas interjurisdiccionales. El riesgo que corren es depender en demasía
de algún Ministerio de la Nación para determinar sus partidas presupuestarias y sus
funcionamientos. En estos caso, vemos la alteración que se produce frente al principio
de la igualdad y autonomía de las provincias.
Al respecto, y ante la falta de un marco jurídico regulador de este instrumento de
cooperación federal, sería necesario una instrumentación legal, tanto a nivel del Estado
Nacional, como provincial, para que no ocurra lo mencionado en líneas anteriores con
respecto a los pactos o acuerdos, en cuanto a la desconfianza que esto genera en la
cooperación intergubernamental. La gran diversidad en cuanto a composición
específica, regulación normativa, celebración de reuniones, régimen de adopción de
acuerdos, etc., permiten afirmar que la falta de un régimen jurídico claro, unitario y
seguro, es una asignatura pendiente en este tema.(Sabsay,2002)
6
III - LA LEGISLACIÓN EN ARGENTINA: CONSEJO FEDERAL DE MEDIO
AMBIENTE
a) Orígenes: Habiendo señalado que la cooperación, coordinación, concertación entre
los distintos niveles gubernativos responde a los postulados de nuestro sistema federal ,
en cuanto política de distribución territorial de competencias, se hace necesario en
materia ambiental, un organismo permanente para elaborar y concertar una política
coordinada entre los estados miembros.
Entender el federalismo de esta manera, trajo como consecuencia la creación del
COFEMA, como organismo para abordar los problemas y soluciones del medio
ambiente entre Nación y provincias.
El COFEMA es un organismo de derecho público con personería jurídica, que nació el
31 de agosto de 1990 en La Rioja, con el objetivo de coordinar la elaboración de la
política ambiental en Argentina. La iniciativa fue tomada por las provincias , en
atención a esa idea de posicionar a los temas del medio ambiente en la agenda del país.
El 5 de julio de 1993 el gobierno nacional reconoció en el Pacto Federal de Luján, al
“Consejo Federal de Medio Ambiente como un instrumento válido para la coordinación
de la política ambiental en la República Argentina”, consignando que era el “mejor y
mas moderno modelo de coordinación” entre jurisdicciones provinciales,(art. III 9
tomando como referencia los principio de la Agenda 21. En respuesta al artículo 41 de
la Constitución Reformada en 1994, se sancionó en el año 2002, la ley General del
Ambiente (Ley 25675), en la que se adopta el Acta Constitutiva del COFEMA,
colocándolo como eje del ordenamiento ambiental del país. El artículo 9 y el artículo 23
de la mencionada ley así lo establecen.
7
b) Funciones fundamentales: - La Ley General del Ambiente lo sitúa al COFEMA como
eje del ordenamiento ambiental.
- El COFEMA es la base del Sistema Ambiental Federal…
- La Educación Ambiental también tiene al COFEMA como eje articulador (art.15)
- La Información ambiental es otro elemento donde el COFEMA opera como
coordinador y canalizador.
- Ley 25.670, de PCBs (Bifenilos Policlorados) designa al COFEMA como ámbito de
coordinación
- Ley 25.916 de Residuos Domiciliarios designa al COFEMA ámbito de coordinación
Si nos atenemos a los principio elaborados doctrinariamente para significar los
mecanismos de articulación competencial, deberíamos a la luz de los mismos,
analizarlos para dilucidar si el COFEMA es un órgano de participación, coordinación y
cooperación, en virtud de sus funciones.
El aparato del Estado se articula en relaciones político-administrativas, las cuales
pueden ser de distinta naturaleza, según sean consideradas desde un análisis orgánico, o
desde un análisis funcional. Respecto a lo primero, no se encuentran ni en la doctrina, ni
en la legislación grandes dificultades, ya que responden a los mecanismos de
articulación de los órganos de poder o con órganos extrapoder.( responde a los
postulados del federalismo dual) En cambio, respecto a lo segundo, hay grandes
dificultades en esas relaciones funcionales para la articulación de las competencias, que
derivan de la distribución territorial del poder político del estado, y que significan
articulación de funciones de los tren niveles del estado federal, pero siempre dentro del
respeto a los principios constitucionales (federalismo de cooperación), buscando que en
8
la práctica, estos mecanismos no invadan ni anulen las competencias de los niveles
inferiores de gobierno.
Decíamos en párrafos anteriores, que una de las técnicas utilizadas para posibilitar esta
articulación de las competencias eran los organismos interjurisdiccionales. El
COFEMA, es por tanto, un organismo creado (en virtud de una necesidad funcional del
Estado) para convertirse en eje articulador de la política medioambiental en el sistema
federal argentino.
El segundo interrogante que debemos hacernos es respecto a la función que cumplirá
dentro de este mecanismo de articulación.
Sabemos que en las relaciones de ejercicio y función competencial, deben existir
relaciones de colaboración, considerándola como deber de auxilio, que se deben prestar
entre las instancias nacional y provincial, las provincias entre si, las provincias con sus
municipios, y los municipios entre si; relaciones de coordinación, entendida como la
función que da coherencia al sistema, y que puede ser facultativa ( por acuerdo de las
partes) u obligatoria (cuando es impuesta por un acuerdo, o por la ley); y relaciones de
cooperación, la cual es normalmente facultativa, definida como la función posibilitadora
para que dos instancias públicas ejerzan de manera mancomunada e interdependiente
sus respectivas atribuciones, debiendo existir igualdad entre los distintos niveles
territoriales, y no prohibición-por lo menos- de estos organismos, en los textos
constitucionales. (Nacional y provinciales)
El COFEMA, en virtud del Acta constitutiva, y de la ley 25675 está llamado a cumplir
funciones de auxilio, de coordinación y de cooperación. Tal afirmación, la podemos
hacer en base a los objetivos especificados en el artículo 2 de la mencionada Acta
(agosto de 1990), reiterado en el Pacto Federal de Luján (julio de 1993) y reafirmado en
9
los artículos 9 y 23 de la mencionada ley general del ambiente. Diversas leyes dictadas
con posterioridad, con el objetivo de reglamentar lo previsto en la ley 25675, también lo
sitúan al COFEMA, como organismo facilitador y articulador de la política ambiental.
mejorar si se cuenta con la colaboración de otros niveles de Administración, debiendo
entonces considerarse a los organismos interjurisdiccionales como el medio habitual y
normal, en términos de relación institucional, para articular las actuaciones de las
diversas Administraciones públicas. De ahí, entonces, la necesidad de superar las
“ambigüedades”(Diaz Ricci,2005) de los textos normativos, porque ellas provocan
inseguridad jurídica y desconfianza al momento de usar estas prácticas. Una eficiente
cooperación, supone un marco jurídico general regulador de “técnicas y mecanismos”
de concertación intergubernamental. ( Alberti Rovira, 1998)
IV- ANÁLISIS DE SU FUNCIONAMIENTO Y PROPUESTAS DE MEJORA
- en el marco de un análisis de los organismos interjurisdiccionales, se hace necesario,
en primer lugar:
a)reglamentación legislativa. Las prácticas en su uso llevaron a que se fueran
conformando por la realidad y sus elementos. Si creemos que los mismos son
instrumentos que permiten asegurar la necesaria coherencia de la actuación de los
poderes públicos y la imprescindible coordinación, más la consideración del principio
de cooperación como consustancial con el buen funcionamiento de un Estado federal,
los representantes políticos deben avanzar en un compromiso de determinar las pautas
que dinamicen y hagan efectivo su ejercicio. Este interés fijaría el compromiso de los
partidos `políticos de fomentar un comportamiento que posibilite la toma de decisiones
conjuntas en aquellos asuntos que afecten a competencias compartidas, y lograr una
actividad mas eficaz de las mismas. La práctica ha hecho evidente que las materias
competenciales no determinan casi nunca ámbitos de actuación separados, y que el
10
ejercicio de la respectiva competencia puede mejorar si se cuenta con la colaboración de
otros niveles de Administración, debiendo entonces considerarse a los organismos
interjurisdiccionales como el medio habitual y normal, en términos de relación
institucional, para articular las actuaciones de las diversas Administraciones públicas.
De ahí, entonces, la necesidad de superar las “ambigüedades” de los textos normativos,
porque ellas provocan inseguridad jurídica y desconfianza al momento de usar estas
prácticas. Una eficiente cooperación, supone un marco jurídico general regulador de
“técnicas y mecanismos” de concertación intergubernamental.
b) la implementación legislativa de determinadas técnicas, de acuerdo a lo arriba
planteado, exige del desarrollo en cada una de las provincias argentinas de un sólido
Derecho Publico Provincial, por un lado, como punto de apoyo y sostén doctrinario, lo
que aportan la solidez necesaria a toda régimen legislativo; y en segundo lugar, como
elemento de presión en el funcionamiento diario del sistema federal - la experiencia
vivida, nos muestra un pobre ejemplo en la lucha de cada provincia por lograr un justo
equilibrio en el desarrollo de la relación federal-, ya que el campo doctrinario es
siempre el hervidero desde donde brotan las ideas que cambian y fundamentan la
realidad. Todo desarrollo doctrinal en este sentido podría superar las deficiencias
conceptuales encontradas en nuestro derecho argentino entre colaboración,
coordinación, cooperación, lo que ayudará a dar seguridad, eficacia y confianza a los
organismos interjurisdiccionales.
c) Lo planteado en líneas anteriores, llevó a que se presente un proyecto de ley en la
Cámara de Diputados de la Nación,( Nº de expediente 6137-D-2006, Trámite
Parlamentario 170 del 13/10/2006) cuyo Programa tiene como misión principal la
elaboración de propuestas tendientes a organizar, sistematizar y modernizar el trabajo
desarrollado por los Consejos Federales de la República Argentina. La fundamentación
11
hecha en este proyecto, sin duda, es coincidente con lo arriba descrito, siendo entre
algunas argumentaciones, las siguientes: “esta situación nos demuestra que los Consejos
Federales de nuestro país atraviesan desde hace tiempo por una situación de
incertidumbre, poca transparencia y escasa capacidad de respuesta ante los nuevos
desafíos”,… “la creciente – y preocupante – supremacía del Poder Ejecutivo en el
diseño y la implementación de las políticas públicas nacionales ponen de manifiesto la
necesidad de revalorizar el rol de los Consejos Federales existentes”,... “en la práctica,
el Poder Ejecutivo Nacional, a través de sus Ministerios, Secretarías y otras
dependencias, y haciendo un uso discrecional de sus facultades, monopoliza
decididamente la elaboración de las política públicas”… “por ello, señor Presidente,
desde este Congreso, y también desde diferentes autoridades provinciales, surgió –
surge y surgirá siempre – la necesidad de incluir en los mecanismos de elaboración de
políticas públicas una real y efectiva perspectiva federal”… “no es objeto de este
proyecto de ley el de realizar un examen cualitativo de los Consejos Federales, sino el
de crear un ámbito adecuado para el urgente debate que esta cuestión necesita”... “en la
actualidad son numerosos y diversos los Consejos Federales vigentes, hasta el punto que
muchos de ellos funcionan de hecho, sin un marco institucional claro o específico”…
- En cuanto al funcionamiento del COFEMA, no puedo dejar de considerar, por un lado,
lo dicho respecto a los Consejos federales, en general. Y en particular, considero que su
avance en la búsqueda de indicadores ambientales regionales que acompañen a los
nacionales es loable, pero con un presupuesto actual muy escaso, y todavía hoy, con
muy poca vocación por parte de varias provincias por enfrentar seriamente las
responsabilidades ambientales- que van de la mano de los derechos que reclaman-.
Entre los desafíos del COFEMA se encuentran, entonces, su consolidación institucional
12
y la apertura de sus discursos a la sociedad que representa. De allí, las siguientes
recomendaciones:
a) fortalecer el COFEMA en los aspectos institucionales, administrativos, operativos y
presupuestarios para garantizar el cumplimiento efectivo de su rol.
b) obtener el compromiso político e institucional por parte de los estados provinciales
para que el COFEMA tenga esa jerarquía.
c) establecer canales de comunicación e interacción entre el COFEMA y otras
instituciones federales con competencias en materia de recursos naturales como el
consejo Federal minero, el Consejo federal de inversiones, el Consejo federal
pesquero, etc.
d) establecer instancias de consulta y participación de la sociedad civil en el proceso de
adopción de recomendaciones y resoluciones del COFEMA,
e) con relación a las leyes vigentes de Presupuesto mínimo de protección ambiental en
el COFEMA, existen aun áreas pendientes, ya que ha sido sumamente dificultoso en su
seno se propendan a consensos básicos entre Nación, provincias, y Ciudad autónoma de
Buenos Aires. Se trata de un tema que requiere de un accionar positivo de cada una de
las autoridades de los distintos niveles.( Di Paola, 2006)
V- CONCLUSIÓN
Sería positivo encaminarnos hacia una regulación de todos los mecanismos necesarios
para implementar la cooperación entre los sujetos de la relación federal Argentina.
Dentro de esta regulación, el COFEMA, es uno de los tantos organismos que operan a
favor de llegar a ese acuerdo. Su diseño adecuado, que creo que lo tiene, pero con una
convicción mas fuerte de sus ejecutores, que creo que le falta, posibilitaría cumplir su
13
función eficazmente y convertirse en una vía favorable dentro del federalismo de
cooperación para la implementación de la materia medioambiental.
VI- BIBLIOGRAFIA
Acta Constitutiva del COFEMA (La Rioja, 31 de agosto de 1990)
ALBERTI ROVIRA, E, 1988. “La planificación conjunta en el federalismo cooperativo”,
en Revista Jurídica de Navarra, N. 5, España.
Barrera Buteler, G. 1996 Nación y Provincias., Ediciones Ciudad Argentina, Buenos
Aires, Argentina.
Carta presentada a autoridades del COFEMA, 8 de mayo de 2008
Constitución de la Nación Argentina.1994. Kapelusz, Buenos Aires, Argentina.
CROISAT, M. 1995 El Federalismo en las democracias contemporáneas. Hacer,
Barcelona, España.
Di Paola, M . 2006 “El rol del COFEMA y las autoridades administrativas” en
Presupuestos mínimos de protección ambiental. II. AA VV, FARN, Buenos Aires,
Argentina
Diaz Ricci, R.2005 “La cooperación: una clave de la descentralización política y
administrativa del Estado democrático” en El Derecho. Buenos Aires, Argentina
Frias, Pedro. . El federalismo argentino, Introducción al Derecho Público Provincial.
Buenos Aires: Depalma, 1980
Frias, P. 1980. Introducción al Derecho Público Provinccial. Depalma, Buenos Aires,
Argentina
Friedrich, C.1975 Gobierno constitucional y democracia. Colección Ciencias Políticas,
Madrid, España.
http, www. ambiente.gov.ar/archivos/web/COFEMA
14
La Pérgola, A. 1994 Nuevos senderos del federalismo. Centro de Estudios
Constitucionales, Madrid, España
ley 25675
LOPEZ ARANGUREN, E. 1987 El federalismo americano: las relaciones entre poderes
en los Estados Unidos. Instituto de Estudios de Administración Local, Madrid, España
Mateo, R M., 1993 Tratado de Derecho Ambiental, Vol.I, Trivium, Madrid, España
Pacto Federal Ambiental, Luján, 1993
Piombo, H d., 1994. Teoría General y Derecho de los Tratados Interjurisdiccionales
Internos.: Depalma, Buenos Aires, Argentina
Sabsay, D2002, “El Federalismo y la Nueva Ley General del Ambiente” en Anales de
Legislación Argentina, Buenos Aires, Nº 32, argentina
TAJADURA TEJADA, J. 1998 “Instrumentos de cooperación entre la Administración
Central y las Administraciones Autonómicas” en XIX Jornadas de Estudio
“Constitución y el nuevo diseño de las Administraciones estatal y autonómica”
Civitas, Madrid, España.
Torno Mas, J. 1994 “Las Conferencias Sectoriales” en Administración y Constitución:
El Principio de Cooperación. Instituto Nac. de Administración Pública, nº 240,
octubre-diciembre , Madrid, España.
15
Descargar

Titulo del Artículo: Los organismos interjurisdiccionales como

Henri Brugmans

Henri Brugmans

Idea europeaEuropaConcepción federalistaPatriotismo

Federalismo

Federalismo

Poderes públicosMaquiaveloDerecho constitucionalFormas de gobiernoEstadoMéxicoSistema político federalistaCentralismoArtículo 124 contitucional

Artículos de la Constitución de Argentina

Artículos de la Constitución de Argentina

Derechos y libertadesGrado de cumplimiento: SanidadLibertad de expresiónSeguridad SocialExtranjerosVivienda