La fuga radiactiva de Ascó I
llegó más allá del recinto de la
central nuclear
El CSN afirma que la contaminación es escasa y Greenpeace dice lo
contrario
ORIOL AYMÍ - Tarragona - 07/04/2008
La zona que rodea el perímetro exterior de la central nuclear de Ascó (Ribera
d'Ebre) también ha resultado contaminada por la fuga de partículas radiactivas
detectada la pasada semana en el edificio del reactor Ascó I.
Greenpeace exige que se endurezcan las sanciones por los fallos de seguridad
De las 150 partículas que hasta ahora han localizado los equipos de la central y
los técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), 13 han sido halladas entre
el doble vallado que rodea la instalación y el límite de los terrenos propiedad de
la central, ya totalmente fuera del recinto industrial. Fuentes del CSN, autoridad
en materia nuclear, ven más que probable que alguna partícula haya ido más
allá empujada por el viento. El sábado la dirección de la central dijo que la
contaminación no había salido del recinto atómico.
La Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs (ANAV), integrada por Endesa e
Iberdrola y propietaria de los complejos nucleares de Ascó y Vandellòs, y el CSN
aseguran que si una sola persona hubiera ingerido todas las partículas
radiactivas halladas hasta ahora, no superaría los límites legales establecidos
para personal ajeno a la central, que son más restrictivos que para los
trabajadores profesionalmente expuestos a la radiactividad. Se trata, según
estas fuentes, de una fuga de escasa intensidad y sin riesgo para la salud de las
personas o el medio ambiente. No obstante, el suceso constituye un hecho sin
precedentes en la historia nuclear española.
Los equipos encargados de peinar la zona con medidores de radiactividad
dejaron ayer de buscar partículas en el exterior de la central. No hallaron
contaminación en los aledaños, aunque la tarea de localizar estas partículas es
muy compleja, hasta tal punto que un operario necesita acercar su medidor de
radiactividad a 20 centímetros de la partícula contaminada para que registre su
presencia. "Será imposible averiguar si hay partículas radiactivas que hayan
viajado algunos kilómetros", señalan fuentes del CSN. Los vientos dominantes
en la zona hacen que lo más probable sea que estas partículas hayan ido en
dirección al noreste de la central.
La mayoría de las 150 partículas halladas estaban en la misma zona, un lugar al
aire libre pero protegido del viento por los edificios de la instalación. Más
dispersas, los operarios han encontrado partículas diseminadas hasta el límite
de los terrenos de la central con el exterior, y junto a la vía del tren de la línea
Barcelona-Reus-Móra-Caspe, que discurre entre el río Ebro y el complejo
atómico.
El suceso motivará con toda probabilidad una sanción del Consejo de Seguridad
Nuclear. Así lo creen fuentes del organismo regulador, que explicaron lo
sucedido: en noviembre pasado, durante una recarga de combustible, una boca
de toma de aire de la ventilación del edificio donde se guarda en piscinas el
combustible quedó contaminada por agua altamente radiactiva. Se trata del
agua que durante la recarga cubre el reactor y los elementos de combustible
gastados mientras estos viajan desde el reactor hasta la piscina donde se
almacenan. Al finalizar este proceso, el agua se vacía con bombas, aunque
siempre queda una pequeña cantidad que en Ascó -no así en todas las centralesse extrae de forma manual con aspiradoras. Estas aspiradoras almacenan el
agua contaminada en un depósito de 50 litros, que luego se vierte en la piscina
de combustible. Una "maniobra poco ortodoxa", según estas fuentes, provocó
que parte de esta agua fuera a parar a la rejilla de captación de aire, situada a
nivel del suelo, seguramente por un fallo de diseño. De ahí, las partículas
contaminadas llegaron a los filtros del sistema de ventilación, que retienen el
99,95% de la contaminación, y las partículas que no quedaron atrapadas en los
filtros viajaron al exterior, hasta que el jueves los medidores de la central
detectaron la fuga.
La organización ecologista Greenpeace y Ecologistas en Acción arremetieron
ayer contra la seguridad de las nucleares catalanas. "Esperamos el resultado del
informe del CSN", señaló la portavoz en Cataluña de Greenpeace, Ana Rosa
Martínez, quien no descartó que la organización pueda emprender más acciones
contra la central.
Greenpeace añade que la contaminación emitida al exterior supera en
muchísimo la admitida por la central y pide un mapa completo de la difusión de
las partículas contaminadas.
Martínez exigió un régimen sancionador más severo y recordó que durante el
debate de reforma de la ley que regula el CSN "se perdió una oportunidad" y
quedó fuera del texto una propuesta de Joan Herrera (ICV) para sancionar a las
eléctricas con el doble de los beneficios que hayan obtenido operando con
niveles de seguridad sancionables.
Desde noviembre hasta el jueves
La causa de esta fuga radiactiva de baja intensidad se remonta al pasado
noviembre, cuando quedó contaminada una rejilla de captación de aire en el
interior de los edificios de la central, lo que no constituye un suceso que la central
deba notificar al CSN. Sin embargo, la central y el órgano regulador mantuvieron
contactos sobre esta contaminación hasta el mes de enero, cuando la planta
informó de que había limpiado por completo el sistema de ventilación. En ese
momento ninguna partícula nuclear había salido al exterior, según la central,
aunque el CSN cree que podrían haberse alojado en el tramo final del conducto de
ventilación y que, probablemente por el viento, el jueves pasado salieron al
exterior.
El viernes por la tarde la central avisó al CSN de que había detectado varias
partículas en el exterior de los edificios, lo que sí debe notificar por ley al órgano
regulador en un plazo máximo de 24 horas.
Greenpeace subrayó ayer que fueron los primeros en informar a la población sobre
el suceso a través de un comunicado de prensa. El CSN, que preparaba el suyo el
viernes por la tarde, lo hizo público el sábado, una hora después que la entidad
ecologista, y justificó este lapso de tiempo por la necesidad de analizar los datos
de que disponía.
Fuentes del CSN arremetieron ayer contra la dirección de Ascó por haber limpiado
a medias el sistema de ventilación. "Únicamente limpiaron desde la rejilla de
captación de aire hasta los filtros. Era muy fácil y muy rápido enviar a un operario a
descontaminar los filtros exteriores", indicaron estas fuentes, que no entendían por
qué la planta no hizo este segundo trabajo.
Descargar

La fuga radiactiva de Ascó I llegó más allá del recinto de la central

ContaminaciónCondensaciónDurezaDestilaciónEstados: gaseoso, liquido y sólidoPartículas del átomoReacción químicaPotabilizaciónMoléculasFundamentos de estequiometríaPurificaciónDisoluciónÓsmosis inversa

Posibles Comunicaciones Interestelares

Posibles Comunicaciones Interestelares

Ondas de radioVelocidad de la luzViajes espacialesComunicaciónParadoja de Einstein-Podolsky-RosenEntrelazamiento Cuántico

Estados físicos de la materia

Estados físicos de la materia

LíquidosSólidosGaseososQuímicaPropiedades

MODULO DE FOL-2º CFGS “FACTORES DE RIESGO”

MODULO DE FOL-2º CFGS “FACTORES DE RIESGO”

HongosFactores: físicos, químicos, biológicos, ergológicos, mecánicos, eléctricos, humanosIluminación inadecuadaVirusCambios de temperaturaBacteriasRuidoMotivacionesCostumbresPRL (Prevención De Riesgos Laborales)VibracionesRadiacionesParásitos

ENERGÍA Capacidad que tiene la materia para producir trabajo en forma... DEFINICIÓN •

ENERGÍA Capacidad que tiene la materia para producir trabajo en forma... DEFINICIÓN •

Producción energéticaElectricidadTipología energías