ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
Evidencias de un Siddhi Yóguico
ANIMÂ
Visión remota de Partículas Subatómicas
Stephen M. Phillips
(BA – PhD)
Theosophical Publising House
Adyar, Chennai, 600 020, India – Wheaton, Illinois, USA
0
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
1
Prefacio
Las investigaciones clarividentes en la estructura de la materia llevadas a
cabo hace un siglo por Annie Besant (1847-1933) y Charles Webster
Leadbeater (1847-1934)1, se aplicaron por medio de uno de los ocho
Siddhis Yóguicos mencionados en los Sutras de Patanjali como “animâ”2.
Estas investigaciones durante largo tiempo fueron un rompecabezas. No
parecía posible reconciliar sus observaciones paranormales con la
descripción de la estructura atómica de la ciencia moderna en veloz
desarrollo en el nuevo siglo.
Por esta causa, los hallazgos de Besant-Leadbeater permanecieron
sepultados en las bibliotecas del mundo durante casi 80 años.
Durante la década del ’70, el Dr. Stephen Philips, un calificado “físico
teórico” (MA en la Cambridge University, UK, y Ph.D. en la UCLA) desarrolló
un detallado análisis de los estudios de Besant-Leadbeater y suministró
una lúcida explicación y reinterpretación de sus observaciones
clarividentes; reconciliándolos con la física actual. Aunque el análisis inicial
de Phillips se publicó por primera vez en 1980 en una obra titulada Extrasensory Percepción of Quarks (“Percepción Extrasensoria de los Quarks”),
aquellos que tuvimos la oportunidad de escrutar las observaciones
originales registradas por Besant y Leadbeater en su exhaustivo tratado
“Occult Chemistry” (“Química Oculta” – 1st. ed. 1908) y la destacada
interpretación del mismo tema en una conceptualización actualísima de la
física de partículas contemporánea, como la “Teoría de Supercadenas”
(“Superstring theory”) del Dr. Stephen Philips, no pudimos sino
sorprendernos por la minuciosidad y profundidad con la cual Besant y
Leadbeater parecen haber sido capaces de penetrar en la intrincada
estructura de la materia.
El soberbio y erudito análisis de estas observaciones “micro-psi”
desarrollado por el Dr. Phillips, llega a la conclusión de que el “Átomo Físico
Ultérrimo” (AFU) observado por estos investigadores considerado como la
unidad más pequeña de la materia, es en verdad un “subquark” cuya
existencia aún están por reconocer los físicos modernos. El Dr. Phillips
quedó fascinado cuando, siendo un estudiante encontró por primera vez el
trabajo “Química Oculta” de Annie Besant y C.W. Leadbeater y desde hace
dos décadas dedica toda su vida profesional al estudio del tema en
profundidad. Si no fuera por su devoto y laborioso trabajo, los
descubrimientos de Besant-Leadbeater habrían permanecido perdidos en el
mundo.
Para más detalles ver: “La historia de la Química Oculta”, de Elizabeth W. Preston, traducción de “El
Teósofo”, número especial, Febrero-Junio 1952, Vol.73: Nros. 4 al 9.
2
“Yoga Sutras, III-45”
1
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
2
En el mundo científico se celebró en 1995-6 el centenario del
descubrimiento del electrón, los rayos “x” y la radiactividad, identificados
con el origen de la Física Atómica. Coincidentemente, 1995 es también el
centenario de la primera observación y registro sistemático de Besant y
Leadbeater de la detallada estructura de los átomos de todos los elementos,
más allá del quark y hasta el nivel subquark. Estas investigaciones se
acreditan con la revelación de la existencia de isótopos en 1908 cinco años
antes de su descubrimiento oficial por la ciencia en 1912. ¡Es como si
hubieran decidido registrar para la posteridad la estructura ultérrima del
núcleo de todos y cada uno de los 92 elementos naturales existentes y sus
isótopos, hasta su ladrillo más pequeño, el subquark, justo en el momento
en que se fundaba la física nuclear!
Parece muy apropiado por ello que un siglo después de la primera
publicación de los estudios de Besant y Leadbeater en 1895, la
Theosophical Publishing House ofrezca esta obra para beneficio del
estudiante inquisitivo y del lector de mente científica; para introducirlos en
este tópico fascinante y avivar su curiosidad en el tema. Para mayor
información sobre estos estudios, el lector puede recurrir al nuevo libro del
Dr. Stephen Phillips, titulado “ESP of Quarks and Superstrings” (“PES de
Quarks y Supercadenas”) del que dispondremos en breve.
Munbai
16 de Septiembre de 1995.
Dr. M. Srinivasan
Director Asociado – Grupo de Física, Centro
de Investigación Atómica Bhabha
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
3
ABSTRACT
Hace 100 años, Annie Besant y C.W. Leadbeater, anteriores líderes de la
Sociedad Teosófica3, anunciaron que utilizaban uno de los ocho Siddhis
Yóguicos (animâ) para estudiar la estructura de los átomos de todos los
elementos. Esta obra examina si sus pretendidas observaciones
paranormales son consistentes con los hechos de la física atómica, nuclear
y de partículas. Se comenta que la hipótesis de trabajo de Besant y
Leadbeater de que observaban átomos es incorrecta, porque sus
descripciones de varios compuestos químicos no concuerdan con la química
y la tabla química periódica no da lugar a ciertos elementos cuyos átomos
creyeron haber detectado. Sin embargo, una reinterpretación hipotética de
sus observaciones, basadas en argumentos mecánicos quantum, conduce a
que surjan numerosas correlaciones cuantitativas y cualitativas entre las
observaciones y los hechos científicos en un grado de coincidencias que no
se explican sino con el ejercicio genuino por parte de Besant y
Leadbeater de la clarividencia de partículas subatómicas. Los tres tipos de
coincidencias en discusión son:
1. Proporcionalidad entre el número de constituyentes fundamentales
contados en cada “átomo” y el número de masa del (por lo general)
nucleolo más abundante de sus correspondientes elementos; siendo
la probabilidad menor al 5% que la exactitud lineal de datos se deba
al azar. Esto no tiene explicación racional, porque la noción del
número de masa se concibió recién después que Heisenberg propuso
en 1932 que el neutrón era un constituyente del núcleo atómico –es
decir, 24 años después que se publicaran la mayoría de los datos
clarividentes.
2. Alta y detallada coincidencia entre las descripciones clarividentes de
“átomos” de 48 elementos y la composición quark de sus núcleos.
Estas coincidencias indican que Besant y Leadbeater eran capaces de
distinguir entre los llamados “quarks altos” (up quarks) con carga
positiva y los “quarks bajos” (down quarks) con carga negativa. El
número de detalles observado correlativos con la predicción teórica
basada en hechos de física nuclear y la teoría quark es demasiado
para atribuirlo plausiblemente a la casualidad.
3. Lo mismo sucede entre el modelo cadena de la fuerza color que
confina quarks en partículas subatómicas y las descripciones de
“líneas de fuerza” engarzadas que Besant y Leadbeater consideraban
como los constituyentes fundamentales de la materia. Esta
coincidencia es demasiado precisa para deberse a la simple
casualidad.
3
La Dra. Besant fue Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica entre los años 1907 y 1933.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
4
Estas tres coincidencias no pueden explicarse como fabricaciones psíquicas
fraudulentas, porque la falta de información científica sobre los átomos y
sus constituyentes durante el período 1895-1908, en que se desarrollaron
la mayoría de las investigaciones, obviamente lo hace imposible. Las
alucinaciones causalmente desconectadas con los químicos supuestamente
examinados, no pudieron generar la Correlación 1, y los ejemplos de la
Correlación 2 son demasiado numerosos para que puedan explicarse de la
misma manera. La conclusión inevitable es que parecen haberse descrito
paranormalmente quarks en la materia, con uno de los Siddhis
tradicionales del yoga hace aproximadamente 70 años atrás, antes que los
físicos comenzaran a concebir estas partículas. Pero lo más importante de
esta obra sobre partículas físicas es que los quarks no son fundamentales,
sino en vez de esto, son estados encadenados de tres objetos aún más
básicos (llamados preones o subquarks) todavía no detectados por los
experimentos de alta energía de la física y cuyas estructuras en forma
encadenada registrada por Leadbeater sugiere ser aquello que los teóricos
llaman “supercadenas cerradas”.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
5
INTRODUCCIÓN
El problema enfrentado por los científicos para aceptar en general los
fenómenos paranormales, se fundamentan en que en su mayoría creen que
las habilidades psíquicas violan las leyes establecidas por la naturaleza, o
contradicen los propuestos científicos. Para los más escépticos, siempre
será más fácil dudar de la honestidad del investigador que registre los
fenómenos en controversia, que aceptar lo que parece incontestable
evidencia. ¿Qué pasaría si un psíquico hubiera anunciado ver objetos tan
pequeños que la ciencia no conocía ni contaba con la capacidad tecnológica
para estudiarlos? Supongamos que más tarde la ciencia verificaba muchas
de sus observaciones como plausibles de deberse a la casualidad; aunque
aplicaran rigurosos protocolos, si el psíquico hizo fraude o fabricó por sí
mismo los datos, igual no serían útiles para los creyentes o no creyentes en
lo paranormal en su argumentación, por que la falta de información
científica en el momento en que el psíquico pretendió verlos harían
impracticable el fraude. La demostración del conocimiento de algún aspecto
supersensorio del mundo, confirmado por los avances de la ciencia muchos
años después, sin duda significa el tipo más convincente de PES, porque
esta circunstancia permite que el escéptico no tenga lugar a dudas ni
explicaciones racionales si las correlaciones entre los hechos científicos y
las observaciones psíquicas son tan numerosas y precisas como para hacer
improbable en extremo el cuestionamiento. Esta obra examinará un raro
ejemplo de tal PES, en el cual descripciones paranormales ostensibles de
los átomos y las partículas subatómicas publicadas hace sólo un siglo se
han confirmado por los hechos de la física nuclear y de partículas.
INVESTIGACIONES MICRO-PSI
Los Vedas y los libros de Yoga, mencionan Siddhis o poderes psíquicos que
un yogui puede adquirir como resultado de la meditación, narcóticos,
encantamientos o austeridades (IV-1):
Janmausadhi-mantra-tapah-samâdhi jâh siddhayah
Los Yoga Sutras, la exposición más antigua del Yoga escrita por Patanjali
hacia el año 400 A.C.4, describe ocho Siddhis. En el aforismo III-26 de sus
sutras establece5 que un yogui puede adquirir:
Prâvrtty-âloka-nyâsât sûksma-vyavahita-viprakrsta-jñânam
Por proyección de la luz de la facultad superfísica, conocimiento de lo sutil,
lo lejano, lo escondido
4
5
Según el “Glosario Teosófico” existen datos que ubican a Patanjali hacia el 700 A.C.
Traducción de Iqbal K. Taimni.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
6
En términos parapsicológicos (Puhaff & Targ, 1979), la habilidad para
adquirir “conocimiento de lo sutil, lo lejano y lo escondido” es visión a
distancia a lo largo del mundo. La habilidad para obtener “conocimiento de
lo sutil” puede igualmente interpretarse como visión a distancia del mundo
microscópico. En sánscrito se llama Animâ, y los escritores de yoga la
definen como “pequeñez, el poder de hacerse tan pequeño como un átomo”
(Wood, 1965). Se le ha dado el nombre autoexplicativo de “micro-psi”
(Phillips, 1980).
Entre los pocos que han declarado poseer la habilidad micro-psi, se
encuentran Annie Besant (1847-1933) y C.W. Leadbeater (1847-1934), dos
antiguos líderes de la Sociedad Teosófica. Pasado un breve entrenamiento
en Kundalini Yoga, colaboraron intermitentemente en investigaciones
entre1895 y 1933 (Besant & Leadbeater, 1908, 1919, 1951) sobre la
estructura microscópica de la materia; ellos afirmaban hacer uso del siddhi
adquirido para el estudio micro-psi de los átomos de todos los elementos.
Leadbeater observó primero el oro, pero encontró su estructura demasiado
complicada, examinó el hidrógeno, el nitrógeno y el oxígeno atmosférico.
Durante las vacaciones de verano, visitó un museo en Dresden, Alemania,
donde se comenta utilizó su habilidad micro-psi para estudiar muchos de
los minerales allí expuestos. Besant y Leadbeater solicitaron al Sr. William
Crookes, el famoso químico, los proveyera de especimenes de algunos
elementos difíciles de obtener en estado puro. Hacia 1907 habían
examinado 59 elementos más; y notado variaciones en los supuestos
átomos de Neón, Argón, Criptón, Xenón y Platino, aunque los científicos ni
siquiera sospechaban en ese tiempo que un elemento pudiera tener más de
una clase de átomos. Por ejemplo, Besant y Leadbeater registraron en 1908
en la revista “The Theosophist” el descubrimiento de una variable del Neón.
Esto sucedía 5 años ante que el químico inglés Friederick Soddy diera el
nombre de isótopos al átomo de un elemento diferente en masa. Su colega,
Charles Jinarajadasa6, redactó ensayos y anotaciones durante las sesiones
de investigación; en 1943 (Jinarajadasa 1949) escribió al profesor F.W.
Aston, inventor del espectrógrafo de masa, informándole que Besant y
Leadbeater habían descubierto en 1907 el isótopo de Neón-22 por medios
psíquicos cinco años antes que los científicos lo hicieran y veinte años antes
que Aston mismo usara su nuevo invento para separarlo del isótopo del
Neón-20; (explicaremos luego cómo los dos teósofos identificaron los
isótopos) ¡Cómo era predecible, el científico simplemente respondió que no
estaba interesado en Teosofía!
Besant y Leadbeater, en su libro “Química Oculta”, publicado en 1908,
reseñan su búsqueda; pasado un año, observaron 20 elementos más, el
notablemente llamado “illinium”. Advirtieron que era el elemento 61º, e
indicaron que era el prometio, hallado por la ciencia en 1945. En 1919
aparece una segunda edición de “Química Oculta”, pero no incluye material
nuevo. En 1924, se publican significativas descripciones de las moléculas
6
Presidente Internacional de la S.T. (1946-1953)
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
7
de Benzol, Metano y otros compuestos químicos. Un año más tarde,
Leadbeater publica un modelo de la estructura atómica del diamante en
“The Theosophist”. En 1926, se describe correctamente la figura hexagonal
de los átomos de carbono en el grafito. En 1932 se publica más material,
con descripciones de los supuestos átomos del llamado “elemento 85”
(llamado astato por la ciencia en 1940), del elemento 87 (llamado francio en
1939) y del elemento 91 (aislado por la química en 1921 y llamado
protactinio). Besant y Leadbeater habían registrado en 1909 un elemento
que llamaron “masurium” y colocado al mismo correctamente en la Tabla
Periódica. Leadbeater lo describió nuevamente en 1932, cinco años antes de
ser detectado y llamado “tecnecio” por la ciencia.
Ese mismo año, Leadbeater registró (Besant & Leadbeater, 1951) átomos
hallados en un elemento con peso atómico 2. Los dos teósofos pensaron que
la ciencia lo desconocía y no lo identificaron como deuterium, el cual ya
habían descubierto Harold Urey y sus colegas el año anterior. Finalmente,
C. Jinarajadasa compiló el material acumulado de su búsqueda durante 38
años y lo publicó en 1951 en la 3ra. Edición aumentada de “Química
Oculta”; contenía significativas descripciones de 111 átomos, incluyendo 14
isótopos y las moléculas de 29 compuestos inorgánicos y 22 compuestos
orgánicos.
Fue realmente desafortunado que ninguna de las publicaciones de los dos
teósofos ofrecieran detalles sobre la naturaleza química de las muestras
examinadas, porque esto arrojaría luz sobre la cuestión de cómo podrían
haber detectado antes que la ciencia supuestos átomos de Prometio, Astato,
Francio y Tecnecio –elementos inestables que sólo ocurren en la naturaleza
como rastros diluidos de contaminantes7. Argumentar que su ineficacia
imposibilitaba la detección psíquica es sólo una excusa para no aceptar el
funcionamiento del micro-psi. Por ejemplo, quizás la descripción de los
elementos no se basó en observaciones simples y casuales, sino en
numerosos exámenes de las mismas muestras químicas, durante las cuales
se advirtieron estos raros átomos. Según la introducción de C. Jinarajadasa
a la 3ra. Edición de “Química Oculta”, Leadbeater visitó frecuentemente el
Museo de Dresden durante sus vacaciones en Alemania en 1907 y registró
imágenes mentales de los átomos de los minerales allí expuestos; más tarde
investigó las imágenes registradas en mayor detalle. Podría ser que utilizara
esta facilidad de reproducción para marcar átomos efímeros entre los
innumerables átomos registrados en imágenes. En ausencia de cualquier
información sobre el modus operandi del micro-psi, sería equivocado
prejuzgar su capacidad para detectar átomos de elementos raros y
radioactivados; por mas matemáticamente imposible que sea su
observación casual.
7
Puede que esto haya sido posible debido a la misma facultad de magnificar la estructura de la materia al punto
de poder encontrar cantidades despreciables “diluidas” en la atmósfera. (N del E)
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
8
Dado que, presumiblemente los dos teósofos conocían las brechas de la
Tabla Periódica que representaba estos elementos inestables, ¿cómo
podemos asegurar que sus observaciones registradas se basaran en objetos
reales y no fabricados según lo que los pequeños químicos conocían sobre
estos elementos no descubiertos?... Al saber a cuáles grupos de la Tabla
Periódica pertenecían Besant y Leadbeater podrían haber deducido la
estructura que estos átomos debían tener; habiendo decidido previamente
una regla para relacionar medidas atómicas para los grupos que contenían
esos elementos. Pero lo valores exactos de esos elementos eran
desconocidos para la ciencia en la época en que Besant y Leadbeater
publicaron sus estudios y hasta el número de peso (definido brevemente)
calculado coincidía con sus pesos atómicos dentro de una unidad. Es
altamente improbable que esta medida de acierto se debiera a la casualidad
en todos los casos. Además, el análisis (Phillips, 1994) de las partículas
observadas en los supuestos átomos de Prometio, Astato, Francio y Tecnecio,
revela un alto grado de exactitud con la teoría micro-psi del autor, que
utiliza sus números de masa –un parámetro nuclear desconocido para los
dos teósofos.
Ninguna invención deliberada, alucinación inducida por el conocimiento de
las brechas en la Tabla Periódica correspondiente a estos elementos, son
alternativas posibles y verdaderas para este descubrimiento científico
detectado paranormalmente. Estas realidades sugieren que las
descripciones -de los dos teósofos- de estos átomos raros, deben haberse
basado sobre objetos físicos, porque la cantidad de coincidencias no tiene
ninguna explicación posible.
ÁTOMOS MICRO-PSI
Besant y Leadbeater hallaron específicamente diferentes de un elemento
construido de objetos similares; pensando que eran átomos, los clasificaron
según sus unidades estructurales, según su forma en 7 grupos (ver
apéndice: figura 1): Espiga, Doblepesa, Tetraedro, Cubo, Octaedro, Barras,
Estrella. Afirmaron haber hallado, aparte de los metales alcalinos y
lantánidos, la forma de un átomo micro-psi (AMP), correlativo con la
posición de su elemento correspondiente en la Tabla Periódica; es decir, que
todos los elementos en el mismo grupo de la tabla (y por consiguiente, con
propiedades químicas similares) tenían AMPs con formas parecidas (Tabla
1). Por ejemplo, todos los Gases Inertes tienen AMPs en forma de Estrella,
ubicándolos en el grupo Estrella, mientras que los elementos divalentes,
aparte del Oxígeno, tenían AMPs Tetraédricos, colocándolos en el Grupo
Tetraédrico.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
9
Tabla 1: Clasificación micro-psi de los elementos
ESPIGA
DOBLE-
TETRAEDROS
CUBOS
OCTAEDROS
BARRAS
ESTRELLAS
IVB
Silicio
VIII
Hierro
0
Neón
IVB
Titanio
IVB
Germanio
VIII
Cobalto
0
Argón
IIIB
Galio
IVA
Zirconio
IVB
Tin
VIII
Niquel
0
Kriptón
VA
Vanadio
VB
Arsénico
Ln
Cerio
Ln
Terbio
VIII
Rutenio
0
Xenón
IIB
Cadmio
IIIA
Itrio
IIIB
Indio
IVB
Hafnio
IVB
Lead
VIII
Rodio
Kalón
VIA
Molibdeno
VIB
Telurio
VA
Nobio
VB
Antimonio
IVA
Torio
VIII
Paladio
0
Radón
IIA
Bario
Ln
Europium
IIIA
Lantanio
Ln
Gadolio
PESAS8
A
B
A
B
A
B
IA
Litio
IA
Sodio
IIA
Berilio
IIA
Magnesio
IIIB
Boro
IIIB
Aluminio
IVB
Carbono
VIIB
Fluor
VIIB
Cloro
VIB
(Oxigeno)
VIB
Azufre
VB
(Nitrogeno)
VB
Fosforo
IA
Potasio
IB
Cobre
IIA
Calcio
IIB
Zinc
IIIA
Scandium
VIIA
Manganeso
VIIB
Bromo
VIA
Cromo
VIB
Selenio
IA
Rubidio
IB
Plata
IIA
Stroncio
VIIA
Tecnecio
(Masurum)
VIIB
Iodo
IA
Cesio
Ln
Samarium
Ln
Prometio
(Illinium)
Ln
Erbio
Ln
Tulio
IB
Oro
Ln
Iterbio
IIB
Mercurio
Ln
Lutecio
IIIB
Talio
VIII
Iridio
VIIA
Rhenium
VIIB
Astatine
(“85”)
VIA
Tungsteno
VIB
Polonio
VA
Tantalio
VB
Bismuto
VIII
Platino
IA
Francio
(“87”)
Ln
Ln
Ln
Ln
Neodimium Holmium Praseodium Disprocio
IIA
Radio
IIIA
Actinio
VIA
Uranio
V
Protactinio
Elementos
X, Y, Z
VIII
Osmio
Esta correlación les permitió identificar AMPs o verificar cuáles elementos
les correspondían. El escéptico podrá argumentar que esta coincidencia no
es evidencia de la realidad física de los AMPs, porque podrían haber sabido
suficiente química para fabricar la correlatividad o influenciar la forma de
aquellos que eran totalmente imágenes alucinatorias. Sin embargo, si sus
percepciones se hubieran basado en su conocimiento de la Tabla Periódica
y solamente determinado las formas de los AMPs, todo el Grupo IIA de
elementos se encontraría colocado en el Grupo A Tetraédrico (ver Tabla 1),
en cambio, uno de esos elementos –Magnesio- se encuentra en el Grupo B
8
Es la forma parecida por su configuración a las doblepesas de los gimnasios, que en inglés se llaman dumbbell equivalente a cascabel mudo, porque, en efecto, las doblepesas de los gimnasios semejan un sonajero
como los de los niños, que no suena, y de aquí llamarle mudo. (Nota 45 –pag: 61.- 1ra edición española, 1990)
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
10
Tetraédrico; y sus AMPs tienen estructuras ligeramente distintas a las dl
Grupo A Tetraédrico. Además, todo el Grupo IIIB de elementos debiera estar
en el Grupo B Cúbico, mientras que uno de ellos –Boro-, está en el Grupo A
Cúbico; aunque todos los elementos del Grupo IVB debieran estar en el
Grupo B Octaédrico, aparecen en ambos subgrupos. El hecho de que haya
elementos en el mismo subgrupo de la Tabla Periódica que no aparezcan en
el mismo subgrupo de la versión micro-psi de esta Tabla, no es lo que se
esperaría si fuera verdad que los dos teósofos fueron influenciados por su
conocimiento de química, el que no podría haber provisto razones lógicas
para separar sus contenidos de esta forma irregular. La idea de la
alucinación es insostenible en este contexto, porque (como luego veremos)
no podrían haber ideado una relación lineal entre los números de los
constituyentes fundamentales de los AMPs y los números de masa de su
núcleo atómico correspondiente-, una información que los científicos
comenzaron a adquirir recién hacia 1930, a más de 20 años de la
publicación de la mayoría de los elementos de los AMPs.
El Hidrógeno, Helio, Nitrógeno y Oxígeno no se ajustaban a la clasificación
micro-psi. El AMP del Hidrógeno, según la observación consistía en seis
pequeños cuerpos contenidos en una forma “ahuevada”...
Fig. 2: Hidrógeno MPA
-
AFU
Tripletes
de Hidrogeno
-
Triangulo
de Hidrogeno
Rotaba con gran rapidez sobre su propio eje, vibrando al mismo tiempo; los
cuerpos internos desarrollaban rotaciones similares. El átomo todo gira y
palpita y debe estabilizarse antes que sea posible la observación exacta. Los
seis pequeños cuerpos se ordenan en dos conjuntos de tres, formando dos
triángulos no intercambiables (Besant y Leadbeater, 1951). Cada cuerpo
(llamado terceto de Hidrógeno) contiene tres puntos de luz en triángulo en
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
11
cuatro de los cuerpos y en línea en los otros dos. Una mayor amplificación
reveló que estos puntos son tridimensionales, como las imágenes de
partículas (Fig. 3).
Como éstos eran lo constituyentes básicos de todos los AMPs, Besant y
Leadbeater los llamaron”átomos físicos ultérrimos” (AFUs). El AFU consiste
en 10 curvas cerradas que no se tocan o “vórtices”, tres de los cuales
(“vórtices mayores”) se observan más gruesos y brillantes que los otros siete
“vórtices menores”. Los “vórtices ondulan a uno y otro lado dos veces y
media alrededor de una superficie esferoide, los mayores y menores
separándose en el extremo más bajo del AFU y espirillando hacia arriba y
hacia su extremo más ancho, mientras giran dos veces y media alrededor
de su eje central, cruzándose ambas bandas una sobre otra como la doble
hélice de la molécula de ADN.
Cada vórtice desarrolla así 5 revoluciones, los 10 vórtices del AFU se
tuercen alrededor de su eje 50 veces. La partícula en forma de corazón
pulsa y gira rápidamente sobre su eje, el que también se mueve y agita.
Besant y Leadbeater observaron dos tipos de AFU, uno como reflejo en el
espejo del otro: una variedad positiva en la cual todos los vórtices espirillan
en dirección de las agujas del reloj (apreciado desde el extremo más ancho)
y un tipo negativo con sus vórtices espirillando en dirección antihoraria.
Los AMPs se conforman con distintos tipos de partículas; cada uno, un
racimo de AFUs. En general, el mismo número de AFUs que constituye un
conjunto similar de partículas están presentes dentro de cada uno de los
cuatro túneles de un AMP perteneciente al Grupo Tetraedro, o cada uno de
los 6 brazos de un AMP en el Grupo Estrella. Muchos tipos de partículas
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
12
presentes en un AMP existen en otros AMPs. Estos dos rasgos de AMPs
simplificaron la tarea de Besant y Leadbeater para encontrar cuántos AFUs
contenía un AMP y no contar uno a uno. En su lugar, ellos simplemente
contaban cuántas partículas distintas con números conocidos de AFUs se
encontraban en un túnel del AMP, calculaban el número de sus AFUs y
multiplicaban esta figura por el número de túneles. Al comparar la
población de AMPs, hallaron que estos números eran aproximadamente
proporcionales a los pesos atómicos químicos de sus elementos
correspondientes. Por ejemplo, notaron que el AMP de Hidrógeno contiene
18 AFUs, el Helio (con peso atómico 4) contiene 72 AFUs, cuatro más que
veces el hidrógeno, el AMP de Carbono (con peso atómico 12) tiene 216
AFUs, doce veces el átomo de hidrógeno y el AMP de oxígeno (peso atómico
16) tiene 290 AFUs, casi 16 veces el átomo de hidrógeno. 39 de los 111
AFUs registrados, tenían poblaciones que eran exactamente un número
entero múltiplo de 18. Esta relación entre las poblaciones de AFUs y los
pesos atómicos era suficientemente exacta para permitir que Besant y
Leadbeater verificaran o acertaran la identidad del elemento
correspondiente a un AMP comparando su número de peso definido como
Número de peso= AFU población/18
con tablas científicas de pesos atómicos y seleccionar el elemento cuyo peso
atómico concordaba con esta figura calculada.
El hecho de que la coincidencia fuera solo aproximada es muy significativo,
porque la evidencia que Besant y Leadbeater no inventaron esta regla de
proporcionalidad para urdir una coincidencia impresionante con la
química. Los datos de población publicados para 57 elementos conocidos
por la ciencia y examinados con micro-psi hasta 1908, no admiten hipótesis
de fraude porque, si uno asume que hicieron la fórmula N= 18x para
fabricar poblaciones (N) con la ayuda de alguna lista de pesos atómicos (x)
dada en la Primera Edición de su libro, “Química Oculta”, se encuentra que
lo más cercano es
N= (18,055 ± 0,014)x
Sus datos se ajustan muy tímidamente a la fórmula N= 18x la hipótesis de
que eran fabricados debe rechazarse porque es demasiado improbable
(P<10-4).
PROBLEMAS CON LA CIENCIA
Besant y Leadbeater establecieron dos correlaciones entre sus
observaciones micro-psi y la química: (con ciertas excepciones) Los AMPs del
mismo grupo en la Tabla Periódica química tienen por lo general la misma
forma, y el mismo número de AFUs pertenecientes a un AMP es
aproximadamente proporcional al peso atómico de su elemento
correspondiente, la proporcionalidad constante, 18, siendo la misma para
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
13
todos los elementos. Pero éstos fueron casi los únicos descubrimientos que
hicieron que en apariencia no entraran en conflicto con la ciencia. Algunas
de las mayores son:
1) Al ser examinados los compuestos químicos, los distintos AMPs
se combinaban en unidades mayores, en igual número de los
átomos conocidos en sus moléculas; pero los AMPs a menudo
se quebraban y sus constituyentes se mezclaban con los de
otros AMPs –en total desacuerdo con lo conocido en química.
2) Los AMPs no se asemejaban al modelo del átomo RutherfordBohr. Podría perdonarse a Besant y Leadbeater por no advertir
los pequeños electrones atómicos –ya sea como discretas
partículas o como ondas- y enfocar su visión micro-psi
automáticamente sobre el núcleo atómico; la gran variedad de
partículas que registraron dentro de los AMPs no se ajusta a lo
establecido en 1932: que los núcleos atómicos son agregados
de sólo dos tipos de partículas llamadas protones y neutrones.
3) Cuando Leadbeater describió la molécula de Bencina de
alquitrán (Besant & Leadbeater, 1951) con formato de octaedro,
los químicos ya sabían que es chata y hexagonal. Describió la
molécula de metano como un octaedro, pero es un tetraedro.
Pero, aún, en vez de ver tres AMPs completos de oxígeno en la
molécula de ozono, Leadbeater registró que la unidad de ozono
consiste de tres partes, cada una de las cuales es una de las
dos mitades distintas de un AMP de oxígeno –es decir ¡1½
AMPs en total!
4) Colocado en la Tabla Periódica micro-psi entre los bloques de
elementos de transición (Rutenio, Rodio; Paladio) y (Osmio,
Iridio, Platino) y perteneciendo –como estos elementos- al grupo
de barras, hay elementos que Besant y Leadbeater llamaron
“x”, “y” y “z”, mientras que colocado entre el Xenón y el Radón
hay otro gas inerte que pertenece al Grupo Estrella que
llamaron “Kalón” en 1907, describiéndolo como muy raro en
comparación con los demás gases inertes. Estos cuatro AMPs
tienen respectivamente, números de peso 147.00, 148.55,
150.11 y 169.67, lo que se diferencia demasiado de los
números de masa de los isótopos de sus vecinos en el Grupo de
Barras para que se los identifique como tales. Pero, la Tabla
Periódica científica no tiene un lugar para tres elementos de
transición desconocidos y otro gas inerte; según la teoría
atómica, los elementos “x”, “y” y “z” y Kalón, que Besant y
Leadbeater pensaron que la ciencia descubriría, ¡no pueden
existir!
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
14
Estos problemas contribuyeron a sumar argumentos irrefutables contra las
interpretaciones de los teósofos sobre los AFUs como átomos. Ninguna clase
de argumentación en defensa del modelo del modus operandi micro-psi
puede resolver el conflicto entre los hechos científicamente establecidos y
su suposición errónea de que la facultad micro-psi les permitirá observar
átomos en estados no perturbados. Pero el micro-psi es una forma
interactiva de observación de partículas que requiere, según s propio
testimonio, el ejercicio de una forma especial de poder de voluntad
(psicokinesis) para moderar lo suficiente los movimientos de las partículas
para la imagen micro-psi discernible. Tal retardo inevitablemente alteraría
en forma drástica el estado del quantum de lo seleccionado para
observación. ¿Se excitará así quizás el núcleo atómico de los AMPs en
estados elevados a causa del proceso perturbativo de observación de sus
constituyentes mediante el micro-psi? El AMP de Hidrógeno ¿podría ser en
particular uno de los bariones que pertenecen a cualquiera de los dos
octetos SU(3) de Bariones de spin - o el décuplo SU(·) de Bariones de spin , formándose de uno de los dos protones en una molécula de Hidrógeno
observada al examinar el gas? No, porque estos bariones tienen vida del
orden de los 10¹º segundos, mientras que el hidrógeno se registró como
estable. Además, ¿Por qué dejaría Leadbeater de observar el otro protón en
una molécula de Hidrógeno que era del mismo orden de medida que las
moléculas de compuestos no descritas? Se afirma categóricamente (Besant
& Leadbeater, 1951) que los átomos de hidrógeno no se observaron
moviéndose en pares. Se admite que, la molécula de hidrógeno podría estar
disociada por un proceso suficientemente energético que acompañara la
observación micro-psi, dejando sólo un protón para enfocar. Pero, ¿por qué
no sucedió lo mismo cuando Leadbeater examinó agua, cuya molécula
contiene dos átomos de hidrógeno similarmente garantizados y que
describió correctamente como compuestos de dos AMPs de hidrógeno y un
AMP de oxígeno?
Esta clase de problemas hacen insostenible la idea de que los AMPs son
estados altamente excitados del núcleo atómico, que no contendría una
gran variedad de partículas registradas en AMPs. Pero ¿qué más pudieron
haber visto los dos teósofos?
Primero, si sus visiones no eran más que alucinaciones compartidas y
complejas extendidas internamente a lo largo de un período de 38 años
(increíble por sí mismo) ¿por qué la forma de un AMP tiene correlación con
la posición del elemento en la Tabla Periódica si no era un objeto real?
Argumentos posteriores refutan la escéptica respuesta de que la
coincidencia se debe a alucinaciones influenciadas por lo conocido de
química. Segundo, ¿cómo podrían las alucinaciones, cuya causa se
originaba totalmente en sus cerebros y no externamente ente los trillones
de átomos en los químicos observados, generar poblaciones de AFUs en
AMPs que siempre volvían a ser alrededor de 18 veces el peso atómico de
sus elementos? Esto es verdad, aún para elementos como el Francio y el
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
15
Astato, cuyos pesos atómicos exactos deben haber sido desconocidos para
Besant y Leadbeater, porque la ciencia lo descubrió en 1939 y 1940
respectivamente, aproximadamente 7 años después del fallecimiento de
ambos. ¿Cómo si los AMPs son sólo alucinaciones, podrían haber
anticipado en 1908 –cinco años antes de que los científicos sospecharan la
existencia de los isótopos- el hecho de que un elemento como el Neón
pudiera tener más de un tipo de átomos?; y además un AMP, cuyo número
de peso de 22,33 es consistente con su núcleo detectado paranormalmente,
el Neón-22, antes que el físico J.J. Thomson descubriera oficialmente este
isótopo en 1913. Para encontrar respuestas deberemos mirar hacia la física
de partículas.
MODELO QUARK
Sabemos que, interactuando poderosamente, las partículas subatómicas se
componen de 6 tipos de partículas de spin -½ llamadas quarks. Quarks
altos (a), bajos (b), talismán (t), extraño (e), cima (c) y fondo (f)9. El quark
más ligero es el quark alto; junto con su compañero, el quark bajo,
configura los protones y neutrones dentro del núcleo atómico. Un protón
consiste en dos quarks altos cargados positivamente y un quark bajo
cargado negativamente; y un neutrón consiste en un quark alto y dos
quarks bajos. Como el modelo standart no explica por qué razón existen
seis variedades de quarks, algunos físicos, incluyendo al autor (Phillips,
1979) proponen que los quarks no son fundamentales, sino compuestos por
partículas todavía más pequeñas e indivisibles. Aunque los físicos las
llaman preones o subquarks son aún entidades hipotéticas; por lo que nos
referiremos a ellas como subquarks, un término que no posibilita la falsa
suposición de que los leptones también estén compuestos de preones, como
suponen las teorías de los preones (Harasi, 1984).
Si los quarks consisten de 3 subquarks, los protones y neutrones, cada
uno, comprenden 9 subquarks:
Fig. 4:
PROTON
NEUTRON
(b)
(a)
(a)
9
En ingles: “up” (u), “down” (d), “charm” (c), “strange” (s), “top” (t) y “bottom” (b).
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
16
Compárese este dibujo con la figura 2 que muestra como Leadbeater dibujó
el AMP de hidrógeno en 1932. Un ovoide de forma de huevo que contiene
dos órdenes triangulares sobrepuestas (triángulos de hidrógeno) de 3 esferas
(tripletes de hidrógeno), cada uno encierra un grupo de tres AFUs.10 Besant
y Leadbeater distinguieron entre grupos de AFUs positivos y negativos
aunque nunca explicaron qué significaban con estos términos.11 Señalaron
esa diferencia en diagramas al describir grupos positivos de AFUs como
tripletes de hidrógeno con sus AFUs en forma de corazón señalando hacia
fuera del centro geométrico del estado límite y los tripletes negativos con
sus AFUs señalando hacia el centro. El triángulo inferior de hidrógeno en la
figura 2 contiene dos tripletes positivos y un terceto negativo. Comparemos
esto con el hecho de que el protón contiene dos quarks a, cargados
positivamente y un quark b cargado negativamente. El hidrógeno tiene una
molécula diatómica consistente en dos protones ligados juntos por su
atracción electroestática compartida con dos electrones. Supongamos
entonces, que el triángulo inferior de hidrógeno es un protón originado de
una molécula de hidrógeno bajo el examen de Leadbeater. Entonces, según
la teoría quark, cada terceto positivo sería un quark a cargado
positivamente y el terceto negativo sería un quark b cargado negativamente;
lo que implica que el AFU es un subquark.
El triángulo superior de hidrógeno contiene un terceto positivo (quark a) y
un terceto lineal de AFUs negativo (quark b) porque sus AFUs externos
señalan hacia adentro y un terceto lineal cuya polaridad (y por ello, tipo de
quark) no es inferible porque por alguna razón desconocida para este
terceto no se siguió el formalismo diagramático para describir tripletes12.
Esto significa que el triángulo superior de hidrógeno podría ser tanto un
protón como un neutrón. Según Besant y Leadbeater el AMP es estable.
Estas reglas excluyen al protón porque el diprotón se conoce inestable, pero
podría ser un neutrón si la intervención del observador micro-psi induce
por alguna razón una colisión inelástica (inelastic collision) entre los dos
protones en la molécula de hidrógeno original. Esto cambió a uno de ellos
en un deuterón, que es estable:
H + H → H +
10
+
El diagrama no es a escala.
Estos términos no pueden indicar simplemente que los estados ligados de AFUs consistan de más AFUs
positivos y negativos o más negativos que positivos, porque uno de los tripletes (+) en el triángulo inferior de
hidrógeno del AMP de hidrogeno tiene dos AFUs positivos y un AFU negativo, mientras que el otro triplete (+)
tiene dos AFUs negativos y uno positivo.
12
Este triplete se encuentra en la pag: 43 de la 1er. Edición (inglesa) de “Química Oculta”, no como un estado
ligado de AFUs sino como un conjunto de AFUs libres –un error obvio que Leadbeater no corrigió cuando reexaminó en 1932 los átomos de hidrógeno en una molécula de agua y que reapareció en la 3ra. Edición de su
colega C. Jinarajadasa, sin que éste último reconociera el error.
11
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
17
el pión vuela aparte y escapa a la observación. En vista del proceso de
formación de AMPs en breve hipótesis, esta posibilidad no es tan
relacionada como parece. Una observación compatible con el AMP de
hidrógeno como deuterón significa que cada uno de los tres grupos haciendo
medio de hidrógeno se eslabonan uno con otro en el espacio mediante líneas
de atracción. Esto simplemente podría ser la fuerza nuclear enlazando al
protón y neutrón en un deuterón. Leadbeater no podría haber observado al
deuterón en un extremo de una molécula diatómica HD o D2, porque por su
rareza, comparada con las moléculas H2 significa que hubiese visto sólo un
triángulo de hidrógeno siempre que examinara hidrógeno y registrado la
versión del AMP consistente en pares de triángulos de hidrógeno como
raros, así como hizo a veces al examinar variaciones isotópicas de otros
elementos. Tampoco podría representar el AMP de hidrógeno al extremo de
una molécula H2 porque entonces estaría observando solamente un
triángulo/protón de hidrógeno. No se configura una molécula de hidrógeno
completa porque los dos triángulos de hidrógeno se observaron
intersectándose uno al otro (como en la figura 2), mientras que la distancia
entre los dos protones y una molécula de hidrógeno es de un orden de
magnitud de 10-8 cm –alrededor de 100.000 veces de la medida
experimental de radio rms (0,81 x 10-13 cm) de la distribución de carga del
protón.
PRUEBA ESTADÍSTICA
La conclusión por lo tanto parece inevitable, los poderes psíquicos de
Besant y Leadbeater les permitieron observar un deuterón formado por la
colisión de pares de 1 núcleo del átomo simple de hidrógeno y no (como
ellos suponían) átomos simples de hidrógeno. Supongamos que esto fuera
cierto para todos los AMPs que observaron, es decir, el AMP de todos los
elementos se forma a partir de dos núcleos atómicos del elemento. Esta
generalización permite la siguiente predicción comprobable: si los quarks
contienen 3 subquarks, luego protones y neutrones, los cuales consisten de
3 subquarks, cada uno debe contener 9 subquarks. El número de protones
y neutrones es su número de masa A. Así que el número de subquarks en
un núcleo es 9A. La identificación de AFUs como subquarks implica que el
número de AFUs en un AMP formado por dos núcleos similares de un
nucleolo de masa número , es
N(A)= 18A
El número de peso se predice
N(A)/18= A
Esto explicaría por qué Besant y Leadbeater encontraron que su número de
peso calculado para un elemento era aproximadamente igual a su peso
atómico, porque la mayoría de los elementos tienen nucleolos estables con
números de masa dentro de una o dos unidades de la categoría de su peso
atómico. En realidad, 39 de los 111 AMPs registrados por Besant y
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
18
Leadbeater tienen números de peso iguale a los números de masa de los
núcleos (en general) más abundantes de su correspondiente elemento. En l
Primera Edición de su libro “Química Oculta”, figura una lista de pesos
atómicos publicados en la llamada “Lista Internacional” de 190513,
aparecida en un folleto científico que los dos teósofos atribuyeron a su
colaboración. Con excepción del hidrógeno, ninguno de estos pesos
atómicos es un número entero, apartando aquél múltiplo de 18. Esto
significa que no tenían razón para hacer números de población múltiplos de
18. Aunque tales múltiplos existen en una significativa fracción (33%) de
todos los AMPs. Si, en un intento de fraude, hubieran decidido por alguna
razón que el AMP de hidrógeno tendría 18 AFUs y –con el objetivo de
procurar un mejor arreglo entre pesos atómicos y sus números de pesoshubiesen concordado las medidas de población eligiendo números enteros
más cercanos al valor de fracción del producto de 18 y el peso atómico; es
sumamente improbable que hubiera resultado una proporción tan elevada
por azar de múltiplos de números enteros de 18. Sin duda en una relación
de proporcionalidad entre la medida de población N y el peso atómico X,
ofrece poca precisión de datos, hay menos de una posibilidad entre 10,000
que los datos se fabriquen con modalidad.
Aún suponiendo que Besant y Leadbeater conocieran la hipótesis Proust
(formulada a principios del siglo pasado y en ese momento muy
desacreditada por el descubrimiento de pesos atómicos fraccionarios) en
que los átomos se construyen de átomos de hidrógeno, y que diseñaron las
poblaciones del AFU como, en general, múltiplos de 18, con el objeto de
fomentar esta idea, habría sido más fácil y más consistente diseñar AMPs
compuestos de pares de triángulos de hidrógeno –AMPs de hidrógeno-, que
inventar docenas de tipos de constituyentes de AMPs en números que
hicieran a la población del AFU en una tercera parte múltiplo de 18.
¡Solamente uno (Helio) de los 111 AMPs registrados contiene un AMP de
Hidrógeno! Sin duda, la misma ausencia de éstos en otros AMPs y, en su
lugar la presencia de tantos tipos de partículas es evidencia incontrovertible
de que los AMPs no pueden ser núcleos atómicos. Además, ¿para qué, -si
intentaban fabricar observaciones que no contradijeran a la cienciahabrían construido datos apoyando una idea que cualquier libro de texto de
química de esa época hubiera descartado? El hecho de que los datos de
población se ajustan escasamente a la ecuación anterior (y mucho menos
exacta que la predicción (N= 18A) descarta la posibilidad de que la relación
lineal entre la población, peso y tamaño atómico fuera inventada.
La diferencia
e=N-N(A)
entre la población N del AFU y el número predecido N(A) de AFUs debe
necesariamente representar una gruesa discrepancia debida a uno o más
errores estadísticos de observación o –como suele ser el caso- al error
13
“Química Oculta” – “Editorial Humanitas” – p:45-.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
19
residual debido a la subestimación de AFUs en algunos componentes de un
AMP y sobreestimación en otros. La Tabla 2 muestra que las discrepancias
entre poblaciones contadas y predecidas son muy pequeñas (por lo general
menor al 1%) comparadas con las anteriores14.
Tres criterios determinan la elección del nucleolo que más probablemente
forma un AMP dado:
1) Abundancia. El nucleolo más inclinado a formar el AMP es
aquel que, entre todos los nucleolos del elemento tiene mayor
abundancia terrestre.
2) Estabilidad. Salvo que el elemento sea naturalmente radiactivo,
el nucleolo debe ser estable.
3) Plausibilidad de error observacional. La magnitud de e debe ser
compatible con la simetría geométrica del AMP. Esto se debe a
que como ya se explicó, Besant y Leadbeater no contaron todos
los AFUs en un AMP sino que, en vez de esto , calcularon el
número en un componente del AMP, usando números
establecidos para grupos individuales de AFUs, y luego,
multiplicaron este número por el número de componentes
idénticos; en consecuencia, amplificando cualquier error de
conteo de AFUs. Por ejemplo, un nucleolo no es un candidato
plausible si predice un error e=3 para un AMP consistente de
cuatro partes idénticas.
La Figura 5 demuestra que la data de población de la Tabla 2 se ajusta
mejor en un gráfico por la línea recta
N= (0.48±3.99) + (18.03±0.03)
Que confirma la predicción teórica N= 18A al nivel confiable del 5%. En el
caso de elementos con un solo nucleolo estable, no hay incertidumbre sobre
cual nucleolo formaba el AMP. Lo más ajustado se provee mediante una
muestra de 23 de esos elementos con nucleolos simples15
N= (18.042 ± 0.044)A
95 de los 111 AMPs registrados en la 3ra edición de “Química Oculta” están aquí enlistados. El resto son ya
sea AMPs a los que no puede asignarse ningún elemento y que solo pueden haberse formado de dos nucleolos
diferentes del mismo elemento, porque para ambos de ellos es inapropiada la fórmula N= 18A.
15
Estos son: berilio, fluor, sodio, aluminio, fósforo, scandio, manganeso, cobalto, arsénico, itrio, niobio, rodio,
yodo, cesio, prasedimio, terbio, holmio, tulio, oro, bismuto y torio. La muestra incluye hidrógeno y helio,
porque no existe incertidumbre sobre cual de sus núcleos forman sus AMPs; predecidos sin errores de
observación.
14
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
20
Su proporcional constante difiere de la predicción por menos uno de
desviación standart16. Los datos de población para elementos con un
isótopo estable fundamenta con fuerza la hipótesis de que sus AMPs se
formaron de dos núcleos atómicos de estos nucleolos.
Los errores esperados se deslizaron en las observaciones micro-psi porque
muchos AMPs contienen varios miles de AFUs. Ello testifica la exactitud de
Besant y Leadbeater al predecir que los errores de AFUs estimados en
partículas individuales deben haber sido aún menos a causa del método
para determinar las poblaciones de AFUs (en su mayoría, el trabajo
realizado por Leadbeater); primero, multiplicar los números de partículas
semejantes por sus números de AFUs; segundo, multiplicar estos productos
para cada componente estructural en el AMP por el número de tales
componentes, inflaba el efecto de cualquier conteo erróneo. Además, de
haber un error en el conteo de AFUs en una partícula la primera vez que se
observó, hacía que este error se repitiera para todos los elementos
examinados posteriormente cuyos AMPs contuvieran estas partículas; lo
que conducía a discrepancias entre la población contada y estimada aún
mayores a los errores originales en los AMPs dados.
El análisis de 51 AMPs revela (Phillips, 1995) varios ejemplos de esta
repetición de errores, los cuales, al tomarse en cuenta en el conteo y
estimación de AFUs y corregirlos, siempre aparecía la coincidencia exacta
entre las poblaciones de AFUs y la predicción. Para no recontar los AFUs en
las partículas observadas y en los AMPs, Besant y Leadbeater introdujeron
una suerte de error sistemático en su trabajo; aunque esta debilidad
metodológica es excusable en vista de la gigantesca tarea que habrían
enfrentado si hubieran decidido contar todos los posibles AFUs en un AMP.
EXÁMENES CUALITATIVOS
La hipótesis de que un AMP consiste en subquarks presentes (en
general9en dos núcleos atómicos similares de un elemento, se ha verificado
cualitativamente (Phillips, 1980) analizando 23 de los 26 AMPs descritos
por Besant y Leadbeater para los primeros 20 elementos de la Tabla
Periódica, incluyendo varios de sus isótopos. Por conveniencia, se utilizó un
modelo particular de subquark (Phillips, 1979). Pero, la única propiedad d
este modelo que efectivamente se usó y examinó, es la predicción de la
composición subquark de los subquarks a y b:
a= (X,X,Y), b= (X,Y,Y)
donde X es un subquark cargado positivamente (+5/9, en el modelo del
autor) y Y es un subquark de carga eléctrica negativa (-4/9, según su
16
“...by less than one standart deviation.” (N del E)
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
21
modelo). Usando sólo este modelo dependiente de predicción17, se logró un
alto nivel de acuerdo entre hechos elementales de física nuclear, el modelo
quark y casi todos los miles de detalles en esta muestra de AMPs. No sólo
concordaron las poblaciones de AFUs exactamente con lo predicho en un
porcentaje mayor al 50% (siendo las discrepancias plausibles como
pequeños errores de observación) sino también lo que es más significativo,
los tipos de partículas que ellos registraron positivas o negativas; además
los números de cada tipo eran consistentes con la hipótesis de que un AMP
se forma de dos núcleos atómicos de un elemento. Esta confirmación
detallada en extremo fue posible porque cerca de cada mitad de los 111
AMPs publicados en la 3ra. Edición del libro de Besant y Leadbeater,
“Química Oculta”, hay diagramas que describen cada partícula observada
en estos AMPs, así como los tripletes y pares de AFUs que los componen.
Estos AFUs se examinaron en estado libre cuando Besant desintegró los
estados confinados más complejos de AFUs en partículas de mayor
simplicidad. El formalismo de presentar estos diagramas en grupos
“positivos” y “negativos” de AFUs significó un resultado invaluable, porque
facilitó la demostración de la coincidencia entre la teoría y la observación en
el nivel subquark y el nivel quark.
No cabe duda que estos diagramas eliminaron completamente la libertad de
interpretación en la composición subquark de partículas en AMPs porque,
una vez interpretados los tripletes de hidrógeno positivos y negativos como
quarks a y b respectivamente, las composiciones de estos subquarks de la
Tabla 2 pueden de hecho inferirse (Phillips, 1995) y esta determinan la
composición subquark de cada partícula porque los diagramas que exponen
todos los tripletes y constituyentes de AFUs indican si son grupos positivos
o negativos.
Nuclide
Elemento
Hydrogen
Deuterium (Adyarium)
Helium (Occultum)
1
H
2
3
4
Lithium
Beryllium
Boron
Carbon
Oxygen
H
He
7
He
Li
9
Be
B
12C
16O
11
17
Fluorine
Neon
Neon (meta)
17
19
20
22
O
F
Ne
Ne
N
N(A)
Error
e
18
36
54
72
127
164
200
216
290
310
340
360
402
18
36
54
72
126
162
198
216
288
306
342
360
396
0
0
0
0
+1
+2
+2
0
+2
+4
-2
0
+6
La predicción de esta teoría del autor puede ser válida a pesar de la última predicción fallida del número de
generaciones quark y su incompatibilidad con la teoría de supercadenas, que predice un grupo unificado de
calibrado simétrico de rango inferior.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
Sodium
Magnesium
Aluminium
Silicon
Phosphorus
Sulphur
Chlorine
23
24
Mg
27
28
Al
Si
31
32
Cl
Cl
40
39
Ar
K
40
45
Ca
Sc
48
51
Ti
V
52
55
P
S
35
37
Argon
Potassium
Calcium
Scandium
Titanium
Vanadium
Chromium
Manganese
Iron
Cobalt
Nickel
Copper
Germanium
Arsenic
Bromine
Krypton
Krypton (meta)
Rubidium
Strontium
Yttrium
Zirconium
Niobium
Molybdenum
Technetium
Ruthenium
Rhodium
Palladium
Cadmium
Tin
Antimony
Lodine
Xenon
Xenon (meta)
Cæsium
Barium
Lanthanum
Cerium
Praseodymium
Neodymium
Promethium
Na
Cr
Mn
56
59
Fe
Co
60
63
Ni
Cu
72
75
Ge
As
79
82
Br
Kr
84
85
Kr
Rb
88
89
Sr
Y
90
93
Zr
Nb
97
99
Mo
Tc
102
103
Ru
Rh
106
112
Pd
Cd
118
121
Sn
Sb
127
129
130
133
Xe
Cs
136
139
Ba
La
140
141
Ce
Pr
143
147
I
Xe
Pm
Nd
418
432
486
520
558
576
639
667
714
701
720
792
864
918
936
992
1,008
1,036
1,064
1,139
1,300
1,350
1,439
1,464
1,506
1,530
1,568
1,606
1,624
1,719
1,746
1,802
1,848
1,876
1,904
2,016
2,124
2,169
2,287
2,298
2,340
2,376
2,455
2,482
2,511
2,527
2,575
2,640
22
414
432
486
504
558
576
630
666
720
702
720
810
864
918
936
990
1,008
1,062
1,080
1,134
1,296
1,350
1,422
1,476
1,512
1,530
1,584
1,602
1,620
1,674
1,746
1,782
1,836
1,854
1,908
2,016
2,124
2,178
2,286
2,322
2,340
2,394
2,448
2,502
2,520
2,538
2,574
2,646
+4
0
0
+16
0
0
+9
+1
-6
-1
0
-18
0
0
0
+2
0
-26
-16
+5
+4
0
+17
-12
-6
0
-16
+4
+4
+45
0
+20
+12
+22
-4
0
0
-9
+1
-24
0
-18
+7
-20
-9
-11
+1
-6
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
Promethium (meta)
Samarium
Europium
Gadolinium
Terbium
Dysprosium
Holmium
Erbium
Thulium
Ytterbium
Lutetium
Hafnium
Tantalium
Tungsten
Rhenium
Iridium
Platinum (A)
Platinum (B)
Gold
Mercury (A)
Mercury (B)
Thallium
Lead
Bismuth
Polonium
Astatine (“85”)
Emanation
Emanation (meta)
Francium (“87”)
Radium
Actinium
Thorium
Protatinium (“91”)
Uranium
151
154
Pm
Sm
153
160
Eu
Gd
159
164
Tb
Dy
165
168
Er
169
174
Ho
Tm
Yb
175
178
Lu
Hf
Ta
181
183
W
187
193
Re
Ir
194
196
Pt
197
199
Au
Hg
200
205
Hg
Ti
207
209
Pb
Bi
210
219
Po
At
222
220
Pt
Em
Em
223
226
Fr
Ra
232
228
Ac
234
Pa
Th
238
U
2,736
2,794
2,843
2,880
2,916
2,979
3,004
3,029
3,096
3,131
3,171
3,211
3,279
3,299
3,368
3,458
3,486
3,514
3,546
3,576
3,600
3,678
3,727
3,753
3,789
3,978
3,990
4,032
4,006
4,087
4,140
4,187
4,227
4,267
23
2,718
2,772
2,754
2,880
2,862
2,952
2,970
3,024
3,042
3,132
3,150
3,204
3,258
3,294
3,366
3,474
3,492
3,528
3,546
3,582
3,600
3,690
3,726
3,762
3,780
3,942
3,996
3,960
4,014
4,068
4,104
4,176
4,212
4,284
+18
+22
+89
0
+54
+27
+34
+5
+54
-1
+21
+7
+21
+5
+2
-16
-6
-14
0
-6
0
-12
+1
-9
+9
+36
-6
+72
-8
+19
+36
+11
+15
-17
Esto hace al análisis de AMPs completamente deductivo –todo lo que se
necesita aceptar es que los AMPs están formados por dos núcleos.
Posteriormente, se analizaron 28 AMPs más (Phillips, 1995) de manera
similar y coincidente. Estos eran los AMPs restantes con diagramas en
detallada coincidencia entre al teoría y la observación. Esto significa un
examen todavía más exigente de la hipótesis del autor (un AMP se forma
con dos núcleos) que los 23 AFUs previamente analizados; porque
contienen muchas más variedades de partículas, todas las cuales deben
identificarse de manera tal que no sólo se compatibilicen con la hipótesis
misma sino que coincidan con las identidades previamente establecidas
para estas partículas; además de las composiciones de los subquarks X e Y
indicados por los diagramas de sus constituyentes.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
24
Aparte de estas severas restricciones, se descubrió un perfecto acuerdo
entre la composición de partículas del subquark de estos diagramas y las
halladas para otros AMPs con estas partículas. Esta altísima categoría de
coincidencia no puede ser accidental por el amplio número de verificaciones
necesarias para una muestra de 51 AMPs, muchos de los cuales contenían
miles de AFUs.
Por ejemplo, el AMP del oro, que contiene 3546 AFUs, es el más poblado de
los AMPs de los elementos con diagramas que muestran constituyentes.
Cada detalle de sus diagramas puede ser coincidentemente verificado;
demostrado que este AMP concuerda exactamente con la hipótesis que
señala que fue formado de dos núcleos atómicos de Au-197, el único
nucleolo estable de este elemento. Si la hipótesis fuera errónea y/o si
alguna de las partículas del AMP del oro que aparecen también en los 23
AMPs analizados antes, se hubiesen interpretado erróneamente,
indefectiblemente habrían aparecido discrepancias entre la teoría y la
observación o entre los resultados anteriores y los análisis posteriores. El
hecho de que no apareciera ninguna, salvo la atribuible plausiblemente a
pequeños errores de observación, nos lleva a una sola conclusión: que
Besant y Leadbeater describieron con precisión por medio de PES cuasinuclear, sistemas encadenados de partículas subatómicas configuradas por
pares de núcleos atómicos como consecuencia física de la intervención de su
facultad psíquica.
La comparación de los AMPs de Aluminio y Arsénico provee un buen
ejemplo de cómo las observaciones micro-psi se relacionan con hechos de la
física nuclear y con el modelo quark. Ambos AMPs son una formación
central de 6 túneles (apéndice 1) de cada túnel contiene el mismo conjunto
de partículas; difiriendo en los dos AMPs que un túnel del AMP de Arsénico
contiene do filas de ocho de los llamados “N9” grupos de AFUs. El AMP del
Arsénico difiere del AMP del Aluminio porque tiene 96 N9 grupos, cada uno
de los cuales es un estado en cadena de tres tripletes de hidrógeno como los
del AMP de Hidrógeno. El grupo N9 se identificó como un neutrón en el
análisis del AMP de nitrógeno y como un protón en el análisis del AMP de
Cloro (Phillips, 1980, 1995) porque se le observó dos tripletes negativos
(quarks b) y un triplete positivo (quark a) en el primero. En el segundo, dos
tripletes positivos (quark a) y un triplete negativo (quark b).
De allí la diferencia entre los AMPs de Arsénico y Aluminio sumarían 96
nucleones. Los dos núcleos As-75 que hipotéticamente forman el AMP de
Arsénico, contienen 40 protones y 56 neutrones más que los dos núcleos
hipotéticos de Al-27 del AMP; es decir, 96 nucleones más (figura 7)
Fig. 7 (ver apéndice)
Estos dos AMPs proveen clara evidencia en apoyo de la hipótesis de que el
AMP de un elemento está formado de dos de sus núcleos.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
25
Cuando los dos teósofos enfocaron su visión micro-psi en átomos de un
elemento (ya sea en estado puro, o en un compuesto químico) se supone
que por alguna razón causaron que un par de núcleos atómicos de ese
elemento sufriera un cambio de estado en el cual sus subquarks y quarks
constituyentes se liberaran. Momentáneamente, las partículas de cada
núcleo se encharcaban como un plasma análogo al plasma quark glúcido o
quagma que se intenta crear por experimentación en el CERN mediante
colisiones de alta energía de iones pesados (Greiner & Stocker, 1985). Este
plasma, según se enfría, cristaliza nuevas formas del quark de materia e
interactúa fuertemente formando un sistema cuasi-nuclear de muchos
tipos constituyentes estables, encadenados por poderosas fuerzas
electromagnéticas para crear un AMP.
Los científicos sugieren que las formas estables del quark de materia
contiene quarks extraños por la interacción entre los quarks constituyentes
liberados de los dos núcleos atómicos y su presencia estabilice los estados
encadenados de multi-quarks en el AMP resultante. Esto no sería
inconsistente con la conclusión del autor de que dos tipos de subquark
constituyen los AMPs, porque estos tipos se refieren sólo a sus cargas
eléctricas, no a lo que los físicos de partículas llaman su estado definitivo.
PROBLEMAS RESUELTOS
Tal panorama significa que los conflictos con la ciencia sugeridos a raíz de
la interpretación de los dos teósofos los AMPs como átomos –como los
discutidos antes- desaparecen. Consideremos primero la característica
anómala de su descripción de las moléculas de compuestos químicos; la
dispersión en toda la molécula de partes de distintos AMPs. Supongamos
que, cuando examinaron las moléculas con micro-psi, las transformaciones
de los núcleos atómicos en los AMPs fueron más secuenciales que
simultáneas; tales transformaciones no sucederían en forma aislada,
porque en sólidos y líquidos los átomos de una molécula están cercanos a
los átomos de otras moléculas similares. Cuando la intervención
desestabilizante del observador induce un cambio de estado (de a vez) en
pares de núcleos similares, los procesos sucesivos de formación de AMPs de
pares de átomos de moléculas vecinas habrían interferido una con otra, con
algunas partes de un AMP anegado en otro; AMPs ya formados por fuerzas
más poderosas que las de ambos juntos. Lejos de ser un absurdo científico
la fisonomía de algunos AMPs parcialmente quebrados al ser observados en
un compuesto químico es en verdad lo que debiera esperarse si la
formación de un AMP se interrumpiera por fuerzas locales debidas a la
proximidad de AMPs o átomos que no sufran la observación.
Consideremos el problema de que los AMPs no se asemejan al modelo de
Bohr del átomo: esto es irrelevante si los AMPs no son átomos. Además,
desaparecen las discrepancias entre la química y la descripción de
Leadbeater de la bencina, metano y ozono, porque, como sistemas cuasinucleares los AMPs interactúan por la fuerza nuclear, lo que crearía
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
26
estados encadenados de AMPs con configuraciones bastante diferentes a las
de los átomos encadenados en una molécula por fuerzas electromagnéticas.
Finalmente, ¿qué sucede con los cuatro elementos imposibles “x”, “y”, “z” y
“Kalón” que no tienen ubicación en la Tabla Periódica? Si los AMPs se
forman de dos núcleos, aquellos correspondientes a elementos
desconocidos, sólo podrían existir en principio si se hubieran originado de
un núcleo de dos elementos diferentes (sin duda, ninguna teoría de AMPs
que los identifique como átomos o núcleos puede explicar estos AMPs
anómalos). Sus poblaciones del AFU apoyan esta idea, según demuestra el
ejemplo siguiente:
1) El AMP del elemento no existente “x” en el grupo de Barras de
elementos de transición contiene 2.646 AFUs18. Este es
precisamente el número que tendría si se hubiera formado del
núcleo de los isótopos Ru-102 y Os-192 de, respectivamente,
rutenio y osmio- elementos de transición cuyos componentes
debieran haber estado presentes simultáneamente en pruebas
examinadas por Besant y Leadbeater.
2) El AMP del gas inerte imposible Kalón, tiene 3.054 AFUs.
Podría haberse formado del núcleo del Xe-124 y Em-220 o Em222 todos isótopos, que contienen respectivamente 3.096 y
3.114 AFUs; lo que implica la posibilidad de observar siete o
diez de numerosos AFUs cuando se examina uno de los 6
brazos de la estrella del AMP estrellado.
Pero, si los AMPs se pueden formar del núcleo de dos elementos diferentes,
surge la pregunta de por qué tales híbridos se observan rara vez. Podemos
especular sobre las razones pero no lo haremos aquí.
CROMODINÁMICA QUANTUM19
Según la cromodinámica quantum (CDQ) –la teoría comúnmente aceptada
de la poderosa fuerza entre quarks- cada uno de los 6 tipos de quark existe
en tres estado quantum llamados color: “rojo”, “azul” y “verde”. Cada estado
color se caracteriza por su carga color –una propiedad como generalización
matemática del concepto de la carga eléctrica. Así como la primera es la
fuente del campo electromagnético transmitido por el fotón spin-1, la carga
color es la fuente de la poderosa fuerza que eslabona los quarks. Esta
fuerza color se transmite por medio de 8 partículas spin-1 llamadas
“gluones”. Dos quarks en estados de color diferentes interactúan
fuertemente intercambiando cualquiera de estos gluones; su emisión desde
un quark y su absorción en el otro resultan en sus estados cambiantes de
color. Según la CDQ, los bariones tales como el protón y el neutrón
En la página 40, de “Química Oculta” ed. Humanitas, aparece el elemento x con 2590 AFUs; la diferencia es
de 56 AFUs. (N del E)
19
En inglés: “Quantum Chromodynamics” (QCD) (N. del E).
18
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
27
consisten de 3 quarks en diferentes estados de color; mientras que los
mesones consisten de un quark coloreado y un antiquark en la contraparte
de antimateria del estado color de su pareja. La CDQ sólo permite tales
estados encadenados decolorados de quarks.
Se considera que la fuerza color crece sin limitaciones al separar los
quarks, confinándolos permanentemente en bariones y mesones. En
distancias cortas es tan débil que los quarks se mueven casi en libertad.
Con energías suficientemente elevadas o en densidades suficientemente
densas, se predice por comprensión (Satz, 1986) que el núcleo atómico
sufre una fase de transición en la cual los quarks cesan su confinación en
nucleones y se mueven libremente e interactúan uno con otro en todo el
volumen del núcleo intercambiando gluones. Este plasma quark glúcido o
quagma citado anteriormente se cree existió 10³ segundos después del Big
Bang. Poco se sabe cómo se reagrupan sus quarks en hadrones al caer ya
sea la densidad o temperatura del quagma por debajo el valor crítico.
Se especula (Greiner & Stocker, 1985) que los quarks –en vez de
arracimarse en los tres estados quark de bariones o estados quarkantiquark de mesones conocidos a los físicos de partículas, se condensan
fuera del quagma. Si los AFU son subquarks, los AMPs deben ser formas
exóticas de materia. ¿Representan los AMPs una fase sumamente excitada
de materia nuclear formada previamente a la observación micro-psi por la
colisión y fusión de dos núcleos atómicos? De ser así, ¿qué podría
estabilizar los estados encadenados exóticos multiquark y multisubquark
para no caer en los tres estados ligados más familiares a los físicos? El
problema radica en la explicación de cuántos tipos diferentes de partículas
pueden coexistir en AMPs y cuáles principios gobiernan la transformación
de materia nuclear en AMPs.
Más que formarse por colisión de alta energía de dos núcleos, los AMPs
podrían resultar de los constituyentes de estos núcleos dislocados en tal
medida que se mezclen e interactúen, como sugiere el siguiente argumento
quantum-mecánico: Besant y Leadbeater afirmaban ser capaces de ejercer
psicokinéticamente una fuerza de ruptura sobre el movimiento de
partículas mediante una forma especial de poder de voluntad. Si ese retraso
debido a fuerzas micro-psi sucedía en forma automática al enfocar ellos su
visión micro-psi sobre el átomo, esto quiere decir que al preparar un átomo
para la observación, ellos no sólo reducían su impulso debido a su
momentum térmico sino también el momento de partículas dentro de su
núcleo. Esto reduciría la incertidumbre ΔP en el momentum de cada
partícula nuclear según la aquietaba esta fuerza de quiebre; creando en
cada una un estado (cero) momentum conocido. Según el Principio de
Incertidumbre:
ΔXΔP ≥ ½ h
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
28
Esto incrementa la incertidumbre ΔX en su posición, estrechando su
probabilidad de paquete de onda en casi una onda plana de largo de onda
siempre creciente. Si la fuerza de quiebre era suficiente para reducir la
energía cinética de una partícula por un facto de 108, ΔX se amplificaría por
un factor de 10-4 de la escala de medidas nucleares de 10-12 cm con la
escala atómica de 10-8 cm, por ejemplo, cada partícula en el núcleo se
dislocaría en tal forma que habría tantas posibilidades de encontrarla cerca
de un núcleo atómico adyacente como en el muy reducido espacio ocupado
por un núcleo previo a su observación, su largo de onda de de-Broglie
asume dimensiones atómicas. Si todas las partículas en pares selectos del
núcleo se ralentizaran automáticamente antes de la observación, sus
funciones de onda se traslaparían significativamente, conducentes a la
posibilidad no-evanescente de su potente interacción mutua. El
acoplamiento de partículas casi estacionarias altamente dislocadas del
núcleo vecino y su agregación en estados mayores confinados haría incierto
su momentum; resultando en partículas otra vez localizadas dentro de un
dominio de medida nuclear, confinadas colectivamente por fuerzas cuasi
nucleares. Aunque no se explica porqué sólo pares de núcleos se
transforman en AMPs, tal escenario, en el cual estos núcleos sufren la
desintegración al prepararlos para la observación micro-psi, explicaría por
qué no hay rastros de núcleos atómicos intactos, o parte de ellos, en un
AMP; excepto muy pocas excepciones tales como el AMP de Hidrógeno, el
AMP de Arsénico que ya tratamos y el AMP de Nitrógeno cuyo análisis
indica (Phillips, 1980, 1995) que contiene una congregación de 7 neutrones
originados de uno de los dos núcleos parientes del Nitrógeno.
MODELO CADENA20
La descripción de la fuerza que enlaza a los AFUs provee otras evidencias
sorprendentes para el carácter objetivo de estas observaciones. Muchos
diagramas en “Química Oculta” describen grupos de AFUs ligados por
cadenas de líneas de fuerza. Este característica pertenece al modelo cadena,
una formulación d la CDQ. Este modelo será revisado y comparado con
alguno de los diagramas de “Química Oculta” coincidentes (ver más
ejemplos en Phillips, 1980).
En el efecto Meissner, el flujo magnético es casi expelido por completo desde
el interior de un superconductor cuando se le aplica un campo magnético.
Esto lo causa la formación mayoritaria en temperaturas inferiores al valor
crítico en gran número de pares flojos de electrones (Pares de Cooper), cuya
moción en el campo magnético externo produce un campo magnético local
que se opone y cancela efectivamente el campo aplicado en cualquier parte,
excepto de la superficie del material, resultante en una mínima penetración
de flujo en su interior.
20
String Model.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
29
En el tipo 1 de superconductores hay expulsión mayoritaria de flujo
magnético; en el tipo 2 de superconductores las regiones de conducción
normales del material segregan una formación de filamentos, ordenados en
paralelo al campo externo y rodeados por el material conducente restante.
Estos filamentos son paquetes extensos de líneas de flujo expelidos del
ambiente material superconducente del efecto Meissner, atrapados en
vórtices cilíndricos de electrones circulantes de densidad variable de
corriente. La cantidad de flujo en un vórtice se garantiza en múltiplos de
números enteros de la unidad Dirac hc/2e = 2x10-7 gauss cm2. El centro del
conducto de flujo contiene la mayoría del flujo, que se extiende con
exponencial decreciente en la región superconductora en una distancia
caracterizada por la “profundidad de penetración Londres” λL= (mc2/4ne2)14,
donde m es la masa del electrón, e es su carga eléctrica y n es la densidad
de electrones superconductores.
El efecto Meissner puede interpretarse como fotones que adquieren masa
dentro de superconductores; un ejemplo del llamado mecanismo Higgs, de
ruptura de simetría espontánea, en que los campos de calibre no-masa21 en este caso, el campo electromagnético- pueden adquirir masa; resultando
una interacción de corto alcance entre partículas originarias de estos
campos. Nielsen y Olesen señalaron en 1973 un destacado paralelismo
entre, por un lado, el Modelo Higgs y la teoría Lodon-Ginsberg de
superconductividad y, por el otro, las líneas de flujo en superconductores
del Tipo 2 y el modelo cadena dual de poderosas interacciones,
desarrollados para explicar cómo las propiedades de dispersión de los
hadrones de fuerte interacción con otros hadrones, variaban con la energía
y el momentum transferidos entre ellos. El modelo cadena de confinamiento
quark saca partido de esta analogía de la siguiente manera: se considera al
vacío como el estado base del campo Higgs, un tipo de superconductor 2 en
el cual los quarks se anidan como fuentes monopolares de la fuerza color.
Las líneas de flujo de un monopolo aislado de carga positiva en el espacio
vacío divergen en todas direcciones (Figura 8a).
Fig. 8
∞
a
b
21
“...massless gauge fields”
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
30
Sin embargo, en el vacío de Higgs, se apiñan como paquetes quantizados
dentro de un tubo de flujo estrecho e infinito (Figura 8b) que se expelen del
ambiente vacío superconductor por el efecto Meissner. El punto final de este
tubo de flujo es un monopolo-magnético ideal cuyo vórtice en el campo de
Higgs consiste de corriente de bosones Higgs de densidad variable que
circulan en el centro del vórtice en el cual se apiñan la mayoría de las líneas
de flujo. Las líneas de flujo emanan del monopolo si este tiene carga
positiva y convergen en él si tiene carga negativa. Como los estados ligados
de quark y antiquark, los mesones, se consideran en el modelo cadena
como tubos de flujo, o cadenas de largo infinito (Figura 9a)
Fig. 9
CIENTÍFICO
PSÍQUICO
c
a
MESÓN
Quark
Cuerda
Antiquark
d
AFU
BARIÓN
Líneas de fuerza
b
en un extremo de la cadena está el quark y en la otra el antiquark. Como
los estados ligados de 3 quarks, los bariones se dibujan por los teóricos de
cadenas ya sea como cadenas en forma de Y con terminaciones en
monopolos magnéticos o como cadenas circulares; dos cadenas emanan de
cada monopolo (Figura 9b). Ambos tipos de hadrones, están rodeados por
una nube de gluones virtuales, extendiendo una distancia Λ= h/mvc, donde
mv es la masa del gluon. Según el modelo cadena, los quark están ligados
permanentemente juntos porque la fuerza cadena se incrementa con el
largo de la cadena.
CONFIRMACIÓN MICRO-PSI DEL MODELO CADENA
Besant fue responsable de registrar como los AFUs se eslabonaban en
grupos individuales. En innumerables diagramas22 publicados en “Química
Oculta” registró AFUs ligados por líneas de fuerza de carácter magnético.
Entre estos, hay diagramas que muestran líneas de fuerza simples con un
AFU en cada extremo (Figura 9c); configuraciones en forma de Y de 3 líneas
de fuerza, cada una con un AFU en su extremo y configuraciones circulares
eslabonando los 3 AFUs (Figura 9d). Nótese su parecido con las figuras 9a y
9b. Esta sorprendente similitud facilita la interpretación de las líneas de
22
Los originales de estos diagramas se encuentran en los archivos de la biblioteca de la Sede Central de la
Sociedad Teosófica, en Adyar, Chennai, India.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
31
fuerza como cadenas o tubos de flujo. Estas dúadas o tripletes de AFUs se
registraron casi 70 años antes de que aparecieran diagramas parecidos (Tze
y Ezawa, 1975) en la literatura de investigación en la física de partículas.
Estos y muchos otros diagramas en “Química Oculta” que muestran líneas
simples de fuerza que terminan en AFUs exactamente de la misma manera
que el modelo cadena concibe los tubos color de flujo terminado en quarks,
constituye evidencia irrebatible del modelo cadena. Indican que los AFUs,
poseen una carga magnética, aunque de una clase más parecida a la
asociada con la fuerza color que con el magnetismo ordinario. Sin duda, los
tipos positivo y negativo de AFUs tienen polaridad magnética opuesta
(Phillips, 1980). Según Besant y Leadbeater en el primero sale la fuerza, en
el segundo desaparece. Esto se contempla con la idea elemental de los
polos magnéticos norte y sur como fuente y sumidero de campos
magnéticos.
Las dúadas, tripletes y otros grupos de AFUs se advirtieron al observar
superficies esféricas u ovoides; cuando se investigaron estas paredes
esféricas23 parecieron componerse de fuerzas que radiaban del centro, las
cuales, luego de viajar a cierta distancia, volvían hacia ese mismo centro.
Suponemos que estas fuerzas son simplemente el flujo color debido a la
nube de gluones virtuales, que se extienden a una distancia Λ desde el
centro de un tubo de flujo en el ambiente de vacío Higgs; los gluones
intercambiados se propagan a través de tubos de flujo que atraviesan los
centros de los estados confinados. La onda de función radial de 3 AFUs
confinados en un estado base de momento angular de órbita cero es
simétricamente esférica. La pared esférica de la figura 9d es el envoltorio de
la líneas color de flujo creadas por la simetría esférica de la probabilidad de
función de onda de los 3 AFUs confinados en un estado S. La superficie
ovoide que suele registrarse rodeando dúadas de AFUs (ver figura 9c) es la
superficie externa de la nube de gluon de corto alcance de medida Λ.
También se dice que cada AFU está rodeado por un campo; este podría ser
el campo Higgs cuyos quanta (Higgs bosones) circulan alrededor del centro
del tubo de flujo, emanando desde el monopolo del AFU.
La mayoría de los grupos de AFUs se muestran ligados por líneas de fuerza
que penetran el extremo acho y abandonan el extremo en punta del AFU de
forma de corazón (ver figura 3). Además, esta fuerza en su paso cambiaba
de carácter. Esto sugiere que el AFU es el monopolo fuente de dos tipos de
flujo color, cada uno exprimido en su propio tubo de flujo. Indica que la
fuerza color necesita generalizarse con un campo calibrador hipercolor; ocho
de cuyos quantas son los gluones que median la poderosa interacción entre
subquarks pertenecientes a diferentes quarks, los quantas restantes son
hipergluones que transmiten la fuerza, confinando subquarks del mismo
quark.
23
“Sphere-wall”
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
32
De la descripción de Besant sobre las líneas de fuerza que eslabonan AFUs
en el AMP de Hidrógeno se pueden sacar dos importantes conclusiones:
1) Tres subquarks se eslabonan juntos en los quarks a y b,
mediante una cadena en forma de Y; es decir, hay subquarks
confinados dentro de quarks por el mismo mecanismo (efecto
Meissner) que confina quarks dentro de bariones.
2) Cada uno de los subquarks que constituye un quark en un
protón es el punto extremo de una cadena mucho más larga en
forma de Y. En otras palabras, los 3 quarks en un protón se
mantienen unidos por tres cadenas concéntricas en forma de Y;
tres tubos de flujo emanan de cada quark. Para más detalles,
ver Phillips, 1980.
ESTRUCTURA DEL AFU
Según Leadbeater, quien desarrolló un estudio especial del AFU, cada uno
de sus 10 verticiclos es una espiral helicoidal (figura 10) que se enrosca
1680 veces alrededor de la superficie de una matriz; la Tercera Edición de
“Química Oculta” informa que ¡Leadbeater verificó este número contando
las vueltas en la espiral helicoidal de alrededor de 135 AFUs tomados de
diferentes AMPs!
Tal como se supone, era independiente del elemento en cuyo AMP fue
observado el AFU. Cada vuelta circular o así llamada espirilla de 1˚ orden es
otra espiral de 7 vueltas pequeñas o espirilla de 2˚ orden, enroscadas
alrededor de una matriz (figura 11). Cada una de estas espirillas de 2˚ orden
es otra helicoidal con 7 vueltas, o espirilla de 3˚ orden, etc. Hay 7 órdenes
de espirillas, cada una más refinada que la anterior, constituida de 7
vueltas que forman cada vuelta del orden próximo inferior de espirillado.
Cada espirilla se enrosca en un círculo cuyo plano está en ángulo resto con
la dirección en la cual el orden precedente de espirillado se enrosca en ese
punto (figura 12). El 7˚ orden de espirillado consiste en 7 burbujas esféricas
de igual medida espaciadas a lo largo de la circunferencia de un círculo.
Parece que Leadbeater en el mayor grado de su visión micro-psi alcanzó a
ver que el espacio mismo es un plenum y que el AFU consiste en última
instancia de burbujas o cavidades en esta substancia, la cual llamó Koilón,
una palabra griega que significa “hueco”.
SÚPER CADENAS
Ciertos problemas con el modelo cadena de hadrones, lo llevaron a su
abandono hacia mediados de los años 70. Primero, para ser consistente con
la mecánica quantum, sin giro, o bosónica , las cadenas debían tener 26
dimensiones, mientras que las cadenas de giro que representaba fermiones
sólo necesitaban 10 dimensiones. Los físicos no vieron forma de reconciliar
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
33
teorías que requerían distintas dimensiones de espacio-tiempo. Segundo, el
modelo cadena contenía partículas no-masa (massless) spin-1 y spin-2;
ninguno de sus hadrones se había descubierto. Aún cuando éstos últimos
fueran a gravitrón, la partícula que transmite la fuerza gravitacional –aparte
de por qué debiera esta partícula manifestarse en una teoría de fuerzas
poderosas- la teoría predecía que las cadenas debían ser de 20 órdenes de
magnitud más pequeñas que la medida típica de os hadrones, y tener
modos vibracionales de excitación del orden de magnitud 19, más pesados
que las masas típicas de resonancias del hadrón. Los físicos comenzaron
entonces a estudiar teorías de campos de partículas semejantes a puntos
que incorporaban supersimetría, es decir, una simetría matemática que
permitía registrar los fermiones y bosones como miembros de un
supercampo.
Schwuarz y Green (1981, 1982) generalizaron este estudio mediante la
investigación de las propiedades de las partículas supersimétricas,
partículas encadenadas o supercadenas. En 1984 hicieron el importante
descubrimiento de que las anomalías quantum (un problema técnico de
larga data en las teorías de campo de partículas catenarias) desaparecían si
la fuerza unificada de la supercadena se transmitía por bosones 496 spin-1.
Pero su trabajo no explicaba cómo surgían todas estas partículas. Freund
sugería (1985) que la supercadena podría resultar de la contracción en
escala infinitesimal de 16 de las dimensiones de la cadena original de 26
dimensiones predecida por la mecánica quantum de cadenas bosónicas.
Las simetrías de este espacio superior dimensional generarían estos
bosones. En el viejo modelo catenario los quarks y sus cargas se
identificaban con los extremos de cadenas abiertas (Fig. 13a). En el modelo
catenario heterótico desarrollado por Gross, Harvey, Martinec y Rohm
(1985, 1986) la supercadena se considera una cadena cerrada (Fig. 13b)
con modos de vibración independientes izquierda-derecha; las fuentes de
carga de los bosones arco desarrollados por Schwarz y Green se distribuyen
continuamente a lo largo de la cadena.
Fig. 13 a y b
COMPACTACIÓN
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
34
La teoría de las supercadenas requiere que seis de las nueve dimensiones
espaciales de espacio-tiempo se extinguen en una pequeña escala
infinitesimal; no son especificables la geometría y topología de este espacio
compactado de 6 dimensiones. Estas propiedades determinan cómo la
simetría exacta original de la fuerza supercadena en 10 espacio-tiempo
dimensionales se quiebra en las simetrías conocidas de las fuerzas electro
débiles. La simetría de la fuerza supercadena unificada es muy grande
comparada con esta última y hay muchas formas de quebrarla en estas
simetrías. Por ello, muchas clases de espacio compactado pueden coincidir
con el modelo standart de la física de partículas con 6 quarks, sus 18
estados color y seis leptones.
El espacio inicialmente considerado por los teóricos de cadenas por su
simplicidad, es la matriz (en forma de buñuelo). En este espacio, cada una
de las 6 dimensiones es un círculo de una dimensión; aquí la supercadena
se representa enrollándose varias veces alrededor de cada dimensión
circular, todas son perpendiculares entre sí y tienen -o no- el mismo radio.
El número de veces que se envuelven alrededor de una dimensión circular
dada se llama un número de torsión.
ESTADOS AFU Y SUBQUARK DE LA SUPERCADENA
Compararemos ahora la descripción de Leadbeater de las espirales en el
AFU con el dibujo de las supercadenas cerradas o cadenas bosónicas y con
los modelos de matriz de 6 dimensiones del espacio compactado de
supercadenas. Existen las siguientes similitudes entre los registros micropsi y teórico-catenarios de los constituyentes básicos de la materia:
ESPIRAL
1. Curva cerrada.
CADENA
1. Curva cerrada.
2. Orden (n+1) circular de torsión 2. Gira Nn veces alrededor de la
dimensión n circular (n= 1, 2, 3, 4, 5,
espirillada, alrededor de cada
orden-n circular de espirilla (n= 1,
6; Nn es número de torsión para
dimensión n compactada)
2, 3, 4, 5, 6).
3. Orden (n+1) de torsión espirillada 3. Matriz 6-d compactada tiene seis
en círculos cuyos planos son
dimensiones
circulares
ángulos rectos con el plano que
perpendiculares.
contiene el orden n circular de
espirilla (n= 1, 2, 3, 4, 5, 6)
Estas coincidencias sugieren:
1) Una espiral es una cadena cerrada bosónica de 26 dimensiones
(la presencia registrada de burbujas de Koilón esféricas en el
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
35
7mo orden de espirillado implica que las espirales se extienden
mas allá de la 6ta dimensión compactada; así que deben ser 26
y no 10 cadenas dimensionales)
2) Los 2do. Y 3er. Órdenes de espirillados son las espirales de una
cadena cerrada de 26 dimensiones sobre las 6 dimensiones
circulares de una matriz de 6 dimensiones; el número de
torsión Nn= 7 es independiente de la dimensión compactada n.
3) El AFU es un estado subquark de una supercadena compuesta
de 10 cadenas de 26 dimensiones; es decir, la supercadena es
en sí misma un objeto compuesto.
Anteriormente mostramos que la descripción micro-psi de la materia de
Besant y Leadbeater coincide con AFUs como subquarks. La naturaleza
catenaria registrada de las espirales en AFUs y su torsión en matriz de 6
órdenes superiores de espirillado, sugiere que los AFUs positivos y
negativos son estados subquark de supercadenas de quiralidad opuesta. Si
esta interpretación es correcta, una supercadena 10-d es el resultado de la
compactación de 16 dimensiones no de una cadena simple 26-d, como
piensan algunos teóricos, sino de un manojo de diez de esas cadenas. Para
algunos físicos, esta diferencia predecida parece demasiado radical para ser
sostenida; pero sería prematuro descartar la posibilidad, porque la teoría
supercadena todavía está en la infancia, no tiene formulación fundamental
y la conexión entre las supercadenas y las cadenas básicas aún no se ha
establecido en forma concluyente.
Leadbeater, al referirse a cada espiral del AFU como un alambre señala:
“Si uno de estos alambres se retiran del átomo,
y fuera estirada su peculiar forma de espiral
sobre una superficie plana, se advertirá que es
un círculo completo –una serpentina sin fin
reciamente retorcido. Esta serpentina es una
espiral que contiene 1680 vueltas; si se
desarrolla constituye un círculo mucho mayor.
En cada alambre hay 7 conjuntos de
serpentinas o espirillas, cada una más refinada
que la anterior, con la cual sus ejes están en
ángulo recto. Este proceso de desenrolle en
sucesión puede continuar hasta que quede sólo
un enorme círculo de los puntos más
infinitesimales posibles, como perlas sobre una
cadena invisible (Besant y Leadbeater, 1951)24
24
“Química Oculta” – Ed- Humanitas, 1990, pag: 201
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
36
Los puntos a que aquí se refiere son las burbujas de Koilón. En esta cita las
palabras subrayadas por el autor significan:
1) Las cadenas cerradas son -topológicamente hablando-,
círculos; así son, igualmente, las espirales.
2) Los ejes de órdenes sucesivos de espirillas son perpendiculares;
así son por igual las dimensiones de una matriz 6-d.
3) Leadbeater utilizó correctamente a misma metáfora cadena,
¡palabra que aparece corrientemente en las revistas de
investigación de física teórica!
Si Leadbeater hubiera mezclado su descripción paranormal de la unidad
fundamental de la materia, todas estas correspondencias serían obra de la
casualidad. Esto es demasiado improbable.
Los físicos descartaron la idea de compactación de matrices de 6
dimensiones, porque ello origina grupos de simetría calibrada no reales y
representaciones de materia en 4 dimensiones. Las investigaciones micropsi de Besant y Leadbeater indican sin embargo, que los quarks no son
fundamentales; así que lo no real en el nivel quark necesita ser así en el
nivel subquark, donde las representaciones de materia y grupos de simetría
calibrada que gobiernan las fuerzas subquark no necesitan ser compatibles
con el modelo standart fenomenológico, lo que se aplica a las fuerzas entre
quarks. El hecho, entonces, de que la estructura del espirillado de 3er.
Orden del AFU se conforme con una matriz de espacio compactado que los
teóricos de cadenas consideran irreal, no significa un problema, porque la
existencia de subquarks significaría que el modelo standart corriente y sus
grupos calibrados asociados no son más fundamentales que la teoría
original de Gell-Mann basada en tres de los 6 quarks del modelo standart.
A pesar de sus intentos, (Besant y Leadbeater, 1951) Leadbeater no tuvo
éxito al examinar el electrón con sus poderes micro-psi. Las posibles
razones para esto son, primero, que podría haber perdido fácilmente la
detección de electrones si éstos son órdenes de magnitud más pequeñas
que los subquarks y, segundo que aún suponiendo que hubiera enfocado
por casualidad electrones, los podría haber confundido con AFUs y haberlos
ignorado, como estados diferentes de una supercadena, tanto los electrones
como los subquarks consisten de espirales que a primera vista tienen una
disposición similar.
INVESTIGACIONES FUTURAS
La teoría de los AFUs aquí presentada puede examinarse mediante la
duplicación de algunas observaciones de AMPs de Besant y Leadbeater. Los
elementos útiles como muestras de examen serán aquellos cuyos AMPs
predigan pequeños errores de AFUs contados; éstos podrían examinarse
más fácilmente para establecer si los errores predecidos en sus poblaciones
de AMPs pueden ser confirmados.
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
37
El autor condujo pruebas ciegas preliminares en 1992 con un buddhista
clarividente (Phillips, 1992) que afirmaba poder utilizar el siddhi micro-psi;
estas pruebas mostraron que experimentaba muchas de las imágenes
micro-psi (AMPs, AFUs y líneas de fuerza) como las descritas en”Química
Oculta” y las características de algunos AMPs eran correlativas con lo
registrado por Besant y Leadbeater para sus elementos correspondientes.
Esto prueba que estaba activo el micro-psi o la telepatía entre el clarividente
y el autor. El autor realizará una versión duplicada de esta investigación
para eliminar la posibilidad de telepatía. También se desarrollará un
detallado estudio del AMP. El autor confía poder informar los resultados en
una conferencia futura.
CONCLUSIÓN
Esta obra ha presentado evidencias resumidas en la tabla 3 de cómo los
hechos de la Física Nuclear y de Partículas han confirmado las
descripciones físicas de las partículas subatómicas. Ello se debe a que
Besant y Leadbeater finalizaron sus observaciones muchos años antes que
el conocimiento científico pertinente estuviera disponible; su trabajo no
puede descartarse por presunto fraude. Sus observaciones tampoco pueden
verse como visiones precognitivas de ideas del futuro o descubrimientos
futuros de la física. Si este hubiera sido el caso, ellos habrían descrito los
átomos según los AMPs. Pero sus rasgos básicos no aparecen en sus
publicaciones. En vez de ser átomos o núcleos (lo que uno supondría si su
facultad micro-psi fuera en verdad precognición) los AMPs son mucho más
exóticos; los que como la figura 5 y el análisis de 51 AMPs prueban
(Phillips, 1995), tienen poblaciones de AFUs y composiciones que indican
que consisten de quarks y subquarks constituyentes de dos núcleos
atómicos de un elemento; ellos representan una nueva fase de materia
nuclear y se parecen a aquello (aunque no precisamente iguales) que los
físicos nucleares llaman núcleo compuesto creados por aceleradores de
partículas de alta energía mediante colisión y fusión de dos iones pesados
de movimiento veloz. El hecho de que la mayoría de sus descripciones de
AMPs se publicaran varios años antes que los físicos siquiera sospecharan
que los átomos tengan núcleo, excluye la posibilidad del uso fraudulento de
conocimiento científico sobre la estructura del núcleo de protones,
neutrones y números de masa, porque esa información no existía entonces.
Chadwick descubre el neutrón en 1932 –24 años después que se publicara
“Química Oculta”. No hay alternativa viable normal o explicación
paranormal de por qué sus añejas descripciones debieran coincidir con la
física moderna. Salvo que Besant y Leadbeater hayan usado PES genuina
para describir aspectos del mundo microscópico, alterándolo radicalmente
en el acto de la observación paranormal.
Tabla 3
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
Micro-psi
Ciencia
1895
Tripletes de hidrógeno positivos y
negativos observados en AMPs.
1964
1908
Meta-neón (peso atómico= 22,33)
ejes de AFUs observados en
alineación por campos eléctricos.
AFUs reunidos por líneas de fuerza
de naturaleza magnética. Algunos
AFUs muestran extremos de líneas
simples de fuerza. Configuraciones
en forma de Y de líneas de fuerza
finalizando en AFUs publicados.
Ilinio (número de peso= 146.66,)
Masario (número de peso= 100.11)
1912
1933
El modelo quark propone que el
núcleo se estructura con quarks
positivos a y negativos b.
Se descubre el Neón-22.
Monopolos magnéticos con posibles
momentos
eléctricos
dipolares;
discutido por Dirac.
Modelo de Cadena de hadrones. Se
consideran los quarks finales de
cadena o tubos de flujo.
1909
1924
1932
Moción precesional de triángulos de
hidrógeno (protones)
Elemento 85 (número de peso=
221,00)
Elemento 87 (número de peso=
222.55)
1970
1945
1937
Bariones en forma de cadenas en Y
con quarks en sus extremos.
Prometio-147; su descubrimiento.
Tecnecio-99; su descubrimiento.
1924
Spin del núcleo sugerido.
1940
Astato-223; su descubrimiento.
1939
Francio-223; su descubrimiento.
1975
38
Manganese
Chromium
Vanadium
Titanium
Sacndium
Calcium
Potassium
Argon
Chlorine
Sulphur
Phosphorus
Silicon
Aluminium
Magnesium
Sodium
Neon (meta)
Neon
Fluorine
Oxygen
Carbon
Boron
Beryllium
Lithium
Helium (Occultum)
Deuterium (Adyarium)
Hydrogen
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
39
FIGURA 1:
APENDICE
FIG.: 5
FIG. 6
Proporcionalidad entre números de AFUs y AMPs y el número de protones y neutrones
"científicos"
900
800
700
600
500
400
300
N
N(A)
200
100
0
Iron
Strontium
Protatinium (“91”)
Actinium
Francium (“87”)
Emanation
Polonium
Lead
Mercury (B)
Gold
Platinum (A)
Rhenium
Tantalium
Lutetium
Thulium
Holmium
Terbium
Europium
Promethium (meta)
Neodymium
Cerium
Barium
Xenon (meta)
Lodine
Tin
Palladium
Ruthenium
Molybdnum
3
Zirconium
3,5
Krypton (meta)
4
Bromine
Germanium
Nickel
Proporcionalidad entre números de AFUs y AMPs y el número de protones y
neutrones "científicos"
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
4,5
40
N
N(A)
2,5
2
1,5
1
0,5
0
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
Fig. 7:
ARSÉNICO
AMP
33
33p
AS 75
33
42n
42n
AS 75
33p
84n
28n
26p
4,8 (pn)
+
2[4(p-n)+4(n-n)]
13 Al 27
AMP
66p
Fig. 10 y 11: Espirillas.
56n
40p
41
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
Fig. 12:
42
ANIMÂ: VISIÓN REMOTA DE PARTÍCULAS SUBATÓMICAS
AFU tal como aparece en las primeras ediciones de “Química Oculta”
43
Descargar

Vision Remota De Particulas Subatomicas

1.− Introducción

1.− Introducción

Composición microscópica y atómicaÁtomo, partículas elementalesThomson, RutherfordFísicaQuímica

Componentes del núcleo. Modelo estándar

Componentes del núcleo. Modelo estándar

Teoría de campos y de supercuerdasPartículas elementalesQuarks, leptones, hadrones, bariones, mesonesBosones

ContaminaciónCondensaciónDurezaDestilaciónEstados: gaseoso, liquido y sólidoPartículas del átomoReacción químicaPotabilizaciónMoléculasFundamentos de estequiometríaPurificaciónDisoluciónÓsmosis inversa

Posibles Comunicaciones Interestelares

Posibles Comunicaciones Interestelares

Ondas de radioVelocidad de la luzViajes espacialesComunicaciónParadoja de Einstein-Podolsky-RosenEntrelazamiento Cuántico

Estados físicos de la materia

Estados físicos de la materia

LíquidosSólidosGaseososQuímicaPropiedades

MODULO DE FOL-2º CFGS “FACTORES DE RIESGO”

MODULO DE FOL-2º CFGS “FACTORES DE RIESGO”

HongosFactores: físicos, químicos, biológicos, ergológicos, mecánicos, eléctricos, humanosIluminación inadecuadaVirusCambios de temperaturaBacteriasRuidoMotivacionesCostumbresPRL (Prevención De Riesgos Laborales)VibracionesRadiacionesParásitos

Los átomos

Los átomos

HistoriaComposiciónDivisiones de la materiaAcelerador de partículasQuark topDesintegración radioactivaNeutrinoAntimateria