CONSEJOS ÚTILES PARA
PLANTABOSQUES
LA IMPORTANCIA DE
LOS ÁRBOLES
¿ PORQUÉ HAY QUE
REFORESTAR?
Los árboles son imprescindibles
Por una parte, para recuperar y
Sin embargo
no les correspondemos de restaurar
igual modo, las masas vegetales
para la vida en
la tierra.
quemamos Sin embargo no les correspondemos de
Nos proporcionanigual
el modo,
oxígeno
que
autóctonas que en otros tiempos
quemamos
todos los seres vivos respiramos,
ocupaban un 80%
de
la
sus frutos sirven de alimento,
Península Ibérica. Por otra,
sujetan el suelo que pisamos,
para conservar y mejorar los
evitando que éste se erosione,
ecosistemas
que
estas
proporcionan sombra, sirven de
generan.
cobijo y refugio a numerosos
Con estas acciones, entre
animales, refrescan el entorno,
otras cosas, evitaremos la
retienen el agua de lluvia
desertización, contribuiremos
a modo de esponja
al enriquecimiento de los
evitando que ésta se
suelos, y al mismo tiempo
pierda en
estaremos creando conciencia
escorrentías,...
de la
importancia que
Sin embargo,
tienen para todos los árboles
no les correspondemos
y sus ecosistemas
de igual modo.
asociados, sin los
Quemamos los bosques,
que no sería posible
los talamos en masa,
la vida en la tierra.
roturamos el suelo,
Con este díptico queremos
evitando que vuelvan a rebrotar. Sin
mostrar algunas de las numerosas
darnos cuenta, que cuando el último de
técnicas existentes para acometer
ellos desaparezca, poco despues nos
futuras repoblaciones con el mayor
iremos con él.
éxito.
Los PLANTABOSQUES tan sólo
hemos de poner las semillas y plantas,
dejando a la naturaleza que haga el
resto.
Asociación para la Recuperación
del Bosque Autóctono.
Albergue Juvenil Richard Schirrmann
Casa de Campo s/n. 28011 Madrid
Tlf. 91 4796593.
E-mail: [email protected]
BOSQUES FRONDOSOS
El alcorque no ha de ser
muy grande, más bien pequeño,
así evitaremos una excesiva
evaporación. Más fuerte en este
caso al estar la tierra removida
y
sin
cubierta
vegetal
protectora.
Si
el
terreno
está
inclinado haz el alcorque en
forma de media luna, así
recogerá mayor cantidad de agua
de lluvia.
Es importante que al plantar el cuello de la
planta no quede por encima del nivel del suelo, para que
las raíces no se sequen.
Pon 3 ó 4 semillas en el
mismo hoyo, aumentando de este
modo la posibilidad de no
perderlo, aunque se malogre
alguna.
Los alcorques debemos
de rellenarlos con piedras (en
caso de poner plantas). Con
este método evitaremos una
rápida evaporación del agua,
recogiendo a su vez la de lluvia
y rocío.
Otro método consiste
en poner alrededor de la planta
y muy pegada a ella piedras
grandes, que además de
cumplir la misma función las
protegen más.
Si en la zona a repoblar
hay grandes piedras o arbustos
podemos plantar al lado de
estos. Mirando al norte para
que esté sombreada en los
primeros años de vida.
Las semillas se pueden
sembrar en el interior de
matorrales espinosos, con la
ayuda de un plantador, para
protegerlas de los posibles
consumidores.
También
podemos
utilizar protectores artificiales
como alambres, mayas, tubos
etc...
El hoyo tendrá de 10 a
20 cm, lo rellenaremos con
tierra removida y pondremos las
semillas a dos dedos de
profundidad.
No deberemos nunca
arrancar plantas vivas para
proteger las que hemos puesto.
Para
evitar
que
las
semillas y raíces de las plantas se
hielen durante el invierno, puedes
hacer un acolchado, cubriéndolas
con paja, hojas o hierba seca.
BOSQUE DE GALERÍA
La propagación de especies arbóreas por
estaquilla es un método fácil y sencillo de llevar a la
práctica; la única herramienta que necesitamos es una
tijera de podar.
Entre las especies que
mejor se reproducen por este
método destacan las de ribera:
chopos, sauces, tarajes,...
Las
estaquillas
las
recogeremos de vástagos o
chupones de uno o dos años de
edad, con un grosor de un dedo.
Estas
tendrán
una
longitud de 25 a 30 cm si son de
madera dura o leñosa, algo
menor si son de madera blanda
o semileñosa (zarzas, rosales..).
El corte superior se lo
daremos en bisel, hacia el lado
opuesto de la última yema y a 1
cm de ésta. El inferior puede ser
igual o recto. Si lo hacemos en
bisel,
la
clavaremos
más
fácilmente en la tierra, teniendo
cuidado de no confundirnos de
posición.
Rajar o golpear el
extremo inferior para provocar la
aparición de numerosas raicillas.
El lugar idóneo para
clavar las estaquillas son los
márgenes de ríos y arroyos,
donde la humedad es constante
todo el año.
DECÁLOGO DEL BUEN
PLANTABOSQUES
La primera premisa es hacer una siembra o plantación al año. Esta se
puede hacer individual, con la familia y amigos o participando en algunas de
las repoblaciones organizadas por los grupos conservacionistas y siempre con
especies propias de la zona.
¿Dónde haremos las siembras o las plantaciones de árboles?
* En terrenos comunales o de Ayuntamientos, que en definitiva al ser públicos son
también de todos. Aunque el terreno sea público, es conveniente solicitar permiso y averiguar
qué uso tiene (pastoreo, cortas, siembras…).
* En taludes o bordes de carreteras y en carreteras cortadas y abandonadas. El
objetivo de estas repoblaciones es tratar de suavizar el impacto de contaminación visual que
estas grandes obras ocasionan así como el evitar que con las primeras lluvias fuertes estos
cortados y terraplenes se vengan a bajo, con el consiguiente peligro que conlleva para los
usuarios de esas vías. Es necesario respetar los zanjas de desagües, por lo que la siembra se
debe de hacer en los márgenes. Si la pendiente es muy acusada es preferible usar semillas de
herbáceas o pequeños arbustos para sujetar primero el terreno, nunca con arboles, ya que
cuando estos crezcan se puede correr el riesgo de que caigan a la calzada. La obligación sería
que esta labor las hicieran las empresas constructoras, ya que para gastarse dos, tres, cinco
o diez millones más en un presupuesto de miles de millones es como si a
uno de nosotros se nos perdiera una moneda de cinco pesetas.
* En los bordes de caminos o entre parcelas y fincas. Con la
concentración parcelaria y el agrandamiento de caminos para
adecuarlos al paso de maquinaria de labranza se han destruidos muchos
y buenos sotos, recuperarlo sería importantísimo. Por una parte por
la importancia que para las aves y otros animales tienen, como
refugio y despensa de comida y por otra por efectos
paisajístico. Como es posible que durante el tórrido calor del
verano en plena faena del campo el labrador que la realiza no
tenga un mísero árbol donde poder descansar y tomar el fresco.
Nunca se ha de invadir terreno de labranza y si es necesario
pedir permiso a los dueños de las fincas colindantes para
que respeten los árboles y arbustos que vayan creciendo.
Muchas veces antes de realizar esta labor es necesario una
pequeña campaña para explicar la importancia que ésta va a tener.
* En los márgenes de los ríos, arroyos, canales y acequias desarbolados. Estos por
desgracias son numerosos en nuestra geografía. La mejor “canalización” no es el cemento, sino
la vegetación que aparte de sujetar la tierra de las orillas amortiguan la velocidad del agua en
las crecidas. Estéticamente es muy triste y penoso no discernir en el paisaje que nos indica
desde lejos la presencia de un curso de agua.
* En los parques públicos periféricos de las grandes ciudades. En su mayoría estos
parque se encuentran dejados por la desidia de los responsables municipales. En ellos la fauna,
sobre todo durante el invierno busca refugio, por lo que la plantación de algunas especies
autóctonas que den frutos, potenciaría la llegada de más especies, teniendo de esta forma la
naturaleza cerca de casa, dándonos la posibilidad de disfrutar con la contemplación de
especies que para verlas hay que desplazarse largas distancia, lo que no siempre es posible.
* En los “sembrados” o monocultivos de pinos u otras especies de alóctonas, con el
objetivo de crear lo que se ha dado en llamar bosques “mixtos”. Contribuyendo de este modo a
enriquecer la biodiversidad de esas masas.
* En laderas con cárcavas o incipiente erosión. Muchas de estas laderas se hallan
cercana a núcleos de población, ocasionando, cuando se producen fuertes aguaceros,
inundaciones y arrastres de piedras y lodos. En algunos casos con desgracias personales, por
lo que con nuestra acción estaremos contribuyendo a evitarlas.
*En jardines de casas o patios de colegios.
Descargar

ARBA. Folleto. Consejos útiles para plantabosques (Manual)